...

salon - Museo Nacional de Arte

by user

on
Category: Documents
3

views

Report

Comments

Transcript

salon - Museo Nacional de Arte
CRONOLOGÍA
SALONES
EN FRANCÉS, LA PALABRA SALON TAMBIÉN SE USA
PARA DESIGNAR UNA EXPOSICIÓN O EXHIBICIÓN.
SALÓN ES EL NOMBRE DADO A LA EXPOSICIÓN OFICIAL
DE LOS MIEMBROS DE LA ACADEMIA FRANCESA, LA
REAL ACADEMIA DE PINTURA Y ESCULTURA, FUNDADA
EN 1648; QUE DESDE 1663, ORGANIZARON UNA
EXPOSICIÓN PÚBLICA ANUAL DE PINTURA Y ESCULTURA.
PRIMER SALÓN DE 1664
Organizado por Jean-Baptiste Colbert, ministro del rey de Francia Luis XIV. Definido como una “exposición periódica de artistas vivos”, debe su nombre al hecho
de que se celebra en el Salon Carré del Louvre hasta 1848.
Orientada por su vocación, la Academia de Bellas Artes, define su propósito
partiendo de la defensa y promoviendo el desarrollo del patrimonio artístico francés. Se compone de miembros electos vitalicios, elegidos en general por su apego a la tradición. Parte de los académicos componen los jurados que controlan el
Salón, el Premio de Roma y la atribución de encargos públicos. En esta época las
exposiciones personales o privadas son raras.
SALÓN DE 1665
En este año surgieron algunas dificultades para celebrar una exposición anual, por
lo tanto, se decidió organizarla cada dos años.
SALÓN DE 1699
Tras un largo periodo de receso durante 25 años, la exposición fue restablecida, celebrándose en la actualidad en la Gran Galería del Louvre.
PRIMER SALÓN DE PARÍS DE 1725
Celebrado en el Palacio del Louvre, a partir de entonces, se conoció como el Salón de París. Continúa siendo la exposición de arte oficial de la Academia de Bellas Artes de París.
SALÓN DE PARÍS DE 1737
La idea de un Salón público se extendió, generalizándose y celebrándose en grandes
salones comerciales, a los cuales, el público accedía mediante el pago de su entrada.
SALÓN DE PARÍS DE 1748
Un jurado de selección es creado, integrado por artistas y maestros reconocidos;
entonces, los muros del salón estaban repletos de pinturas, colocadas desde el
suelo hasta el techo y sobre cualquier espacio disponible.
SALÓN DE PARÍS DE 1789
La Revolución francesa abrió la exposición a artistas extranjeros. En este año la
Real Academia de Pintura y Escultura se divide, por lo cual tuvieron que pasar seis
años para su restablecimiento de la exposición.
SALÓN DE PARÍS DE 1795
Surge la Academia de Bellas, asimilado la mayor parte de las funciones de la academia anterior.
SALÓN DE PARÍS DE 1844
Fundado por el Baron Taylor. Nace la “Asociación de artistas pintores, escultores,
arquitectos, grabadores y diseñadores”.
SALÓN DE PARÍS DE 1846
Los contenidos de las pinturas expuestas cambian, los temas religiosos son poco numerosos, las batallas disminuyen sensiblemente; lo que se conocía como cuadro de historia
va desapareciendo poco a poco.
Cronología salones
[1]
SALÓN DE PARÍS DE 1848
El número de obras rechazadas se redujo notablemente. La recién administración Republicana, tiene la voluntad de liberar los salones al prescindir del jurado. Prueba de ello es
la admisión del pintor Gustave Courbet, quien en años anteriores había sido rechazado.
En la segunda mitad del siglo xix, los criterios de selección para la admisión al Salón
son discutidos. Otros salones y otras exposiciones independientes se multiplican, al margen del Salón oficial (Pabellón del Realismo de Courbet). En los años 1830, las galerías
de arte de París ya montaban exposiciones privadas a pequeña escala, cuyos espacios
estaban abiertos a las obras rechazadas por los jurados del Salón.
SALÓN DE PARÍS DE 1853
Primer Salón del Segundo Imperio. Evoluciona la pintura de historia hacia el formato de la escena de género.
EXPOSICIÓN UNIVERSAL DE 1855
En la Exposición Universal de 1855, el edificio de la sección de Bellas Artes (pintura, grabado, litografía, escultura y medallas, arquitectura) recibe a 2176 artistas, entre
ellos 1072 franceses. Sus obras son vistas por un millón de visitantes. Los pintores
Eugène Delacroix, Dominique Ingres y Ernest Meissonier se cuentan entre los galardonados franceses; Gustave Courbet se aparta, exponiendo sus obras en el “Pabellón
del Realismo”, al margen de la exposición oficial.
Alfred Stevens participó con la obra:
Alfred Stevens, Ce quon appelle le vagabondage [Eso que se llama el vagabundeo],1854, Óleo sobre tela
130 × 165 cm. Museo de Orsay
Steven centra su trabajo en torno al contexto del París del Segundo Imperio y la
Tercera República. Este cuadro es representativo de la primera etapa de su carrera,
durante la cual trata de representar la miseria de los tiempos a través de composiciones realistas.
Los soldados llevan a la prisión por el delito de vagancia a una madre y sus niños;
mientras una señora elegante intercede por ellos ante los soldados, un trabajador de
edad mira con desesperanza la escena. Los diversos grupos sociales que conviven en
la escena urbana, refuerzan el contraste del tema, cuyo objetivo es exponer la miseria
y el trato cruel contra los pobres.
El mensaje resuena, aunque deformado, en Napoleón III, quien declaró ante este
cuadro durante la Exposición Universal de 1855: “Esto no sucederá nunca más.” Por
consecuencia, el Emperador ordena que los vagabundos sean trasladados a la conserjería con discreción, en un coche cerrado, y no a pie.
SALÓN DE PARÍS DE 1857.
El realismo era considerado un peligro; en la inauguración del Salón de París de 1857,
el secretario de Estado francés invitó a los artistas a permanecer “fieles a las tradiciones de sus ilustres maestros”. Las espigadoras y El Ángelus de Millet, son exhibidas.
PRIMER SALÓN DE LA SOCIEDAD NACIONAL DE
BELLAS ARTES DE 1861
Fundada por Louis Martinet, este organismo fue un precursor de corta duración de la
última sociedad que lleva el mismo nombre.
EL SALÓN DE PARÍS DE 1863
Este año el Salón rechaza alrededor de 3000 obras, exponiéndose sólo 1.915 piezas,
de las 5000 presentadas originalmente.
PRIMER SALÓN DE LOS RECHAZADOS DE 1863
Tras el rechazo del jurado en el Salón, surgieron protestas, particularmente de los
expositores individuales rechazados. “Deseando que el público juzgue la legitimidad
de estas quejas”, dijo una nota oficial; tratando de demostrar que los Salones eran
democráticos, Napoleón III instituyó el Salon des Refusés (Salón de los Rechazados),
donde los artista rechazados podrían exponer sus obras en un anexo al Palacio Indus-
Cronología salones
[2]
trial, próximo al Salón oficial. Este salón resultó un desastre, acabando por ser un mero
espectáculo para la burla pública. El jurado determinó que era “incompatible con la
dignidad del arte”, por lo que nunca más volvió a celebrarse tal vergüenza.
SALÓN DE PARÍS DE 1865
Sorprendentemente aceptan el estudio Olimpia de Manet, provocando estallidos de
indignación por el atrevimiento de la pintura.
SALÓN DE PARÍS DE 1872
Acepta 2067obras.
SEGUNDO SALÓN DE LOS RECHAZADOS DE 1873
Incluyo una muestra de las obras del grupo de los futuros impresionistas, aunque
nuevamente se enfrentaron a la ridiculización de la prensa y el público. El Salón de los
Rechazados se celebró en 1874, 1875, y 1886 en París; el prestigio y la influencia del
Salón de París estaban en decadencia.
1874: PRIMERA EXPOSICIÓN IMPRESIONISTA.
Animados por Manet, los impresionistas expusieron sus obras con éxito al margen
del Salón desde 1874. A partir de este momento, los impresionistas celebraron sus
propias “exposiciones impresionistas” en 1874, 1876, 1877, 1879, 1880, 1881, 1882 y
1886. Renoir, Monet, Degas, Pissarro, Sisley, Morisot, Cézanne, entre otros, decidieron
organizar su propia exposición. Dicha exposición fue celebrada el 15 de abril, en un
apartamento ubicado en Boulevard des Capuchines, prestado por el fotógrafo Nadar,
con 31 expositores. Contó con 3,500 asistentes, frente a 400,000 del Salón oficial.
Édouard Manet nunca expuso con los impresionistas, pensaba que sólo a través
del propio Salón podría alcanzar el reconocimiento. Monet al verse presionado a
entregar una lista de títulos en vísperas de la exposición, sugirió que simplemente
a cada una se diera el nombre de “Impresión”. Este término fue retomado posteriormente por un crítico sarcástico, quien bautizó a todo el grupo como “los impresionistas”. Este evento fue todavía más desastroso que el Salón de los Rechazados.
Los pintores impresionistas exponen juntos, denunciando la discriminación de la que
eran objetos por parte de la Academia, eludiendo los canales oficiales. Desde mediados
de la década de 1860, Monet, Pissarro, Renior, Sisley, Degas, Cezanne y Bazille intentan
franquear los obstáculos dispuestos por el Salón, a través del Jurado, pues estos últimos
consideran a los artistas demasiado innovadores. Ser seleccionado por el Salón significaba
sacrificar la obra, cuya vista se perdía en una masa de obras expuestas, colgando fuera del
alcance de las miradas. Cansados de las negativas que no permiten dar a conocer el quehacer artístico a los críticos y amantes del arte, desde 1867 los artistas rechazados pretenden
organizar una exposición común independiente, como antes lo habían hecho Courbet y
Manet, siguiendo el ejemplo de Greuze y David. Sin embargo, este proyecto no se pondrá
en marcha hasta 1874, tras el traumatismo de la guerra y la Comuna de París (1870-1871).
La exposición fundadora tuvo lugar el 15 de abril de 1874 en la antigua dirección del
fotógrafo Nadar, boulevard de Capucines, a cargo de la Sociedad Anónima de Artistas-pintores, Escultores y Grabadores, creada en 1873. La sociedad se había constituido
como una “sociedad anónima” (una sociedad de responsabilidad limitada) abierta a
cualquier persona dispuesta a pagar 60 francos al año. Cada artista tiene derecho a exhibir dos cuadros - aunque esta regla no se respetó. Todos los miembros tienen los mismos derechos y pueden participar en la elección de la comisión de quince miembros.
Un tramo de escaleras conducía directamente desde la calle a las habitaciones,
cuyas paredes estaban cubiertas de rojo. La entrada cuesta 1 franco, y el catálogo
(editado por el hermano de Edmond Renoir) 50 céntimos. La exposición, que se
desarrolló del 15 de abril al 15 de mayo, estaba abierta, no sólo durante el día, pero,
como un gesto hacia las clases trabajadoras, de 8.00 a 10.00 de la noche.
El modelo de asociación de artistas y de exposiciones independientes experimentados por los impresionistas, a los que pronto se suma el marchante Paul Durand-Ruel, se imponen poco a poco al Estado y a la mayor parte de los artistas desde
1881, posibilitando el desarrollo de todos los movimientos próximos. No obstante,
Manet considerado el líder del movimiento, nunca se asoció a las exposiciones de
amigos. Cezanne, por su parte, expuso únicamente dos veces (1874 y 1877) con los
impresionistas y se separo muy pronto del grupo. Renoir (en 1879) y Monet (en 1880)
prefirieron asociarse por un tiempo a las exhibiciones del salón .
SALÓN DE PARÍS DE 1875
Alexandre Falguière participa con la obra:
Desde el año 1870 Falguière persigue simultáneamente una carrera como pintor y escultor, siendo
Luchadores su primera gran composición que logra
capturar la atención de la crítica, valiéndole una medalla de segunda clase en el Salón de 1875.
La obra divide a la crítica de la época, entre los
que desprecian la “pintura de un escultor”, y aquellos, más numerosos, que reconocen en el autor el
talento de un verdadero pintor. Los debates giran
en torno a la cuestión del realismo; algunos críticos,
adeptos de la antigüedad, abuchean la trivialidad
del tema, y tan solo ven en él, simples luchadores
de feria. Los defensores del realismo; sin embargo,
se muestran entusiasmados por la modernidad del
tema y la ausencia de idealización.
Cronología salones
[3]
SALÓN DE PARÍS DE 1874
Son incluidas 3657 obras.
SEGUNDA EXPOSICIÓN IMPRESIONISTA DE 1876
Los resultados fueron similares a los obtenidos en la primera exposición. Los artistas
fueron nuevamente criticados por exponer cuadros de colores brillantes e inusuales,
ofendiendo la sensibilidad de los críticos: “las manchas verdes y violetas” en los tonos
carne de Renoir “revelan el estado de completa putrefacción de un cadáver”.
Entre los artistas más renombrados exponen: Claude Monet, Pierre-Auguste Renoir,
Alfred Sisley, Gustave Caillebotte, y Edgar Degas.
Los desacuerdos con respecto al Salón ocasionaron ciertas tensiones. El manifiesto del crítico Edmond Duranty, La Nouvelle Peinture, publicado en ocasión de
la segunda exposición del grupo en 1876, desveló la existencia de dos vertientes
principales del impresionismo que coinciden y se superponen: de un lado, la pintura al aire libre, y del otro, la vida moderna.
TERCERA EXPOSICIÓN IMPRESIONISTA DE 1877
Entre los artistas más notables expusieron: Monet, Renoir, Degas, Pissarro y Armand Guillaumin.
El grupo de los impresionistas, y los que les sucedieron, no tenían en cuenta las
prescripciones del arte convencional, ni el instinto conservador del público o los
críticos. Las reglas que aplicaban se orientaban por su propia invención.*
SALÓN DE PARÍS DE 1879
Pasan de 3657 a 5895 pinturas aceptadas.
CUARTA EXPOSICIÓN IMPRESIONISTA DE 1879
Entre los artistas más sobresalientes expusieron: Monet, Degas, Pisarro y
Gustave Caillebotte.
Uno de los asistentes fue Georges Seurat, quien entonces era estudiante de
la Ecolé des Beaux-Arts; le entusiasmo tanto la muestra que decidió abandonar la
institución para trabajar por su cuenta.
QUINTA EXPOSICIÓN IMPRESIONISTA DE 1880
En los carteles, Los expositores se autodescribieron como “un grupo de artistas independientes”, aunque en el catálogo aparecían como “Quinta exposición impresionista…”.
Entre los artistas más conocidos exponen: Degas Félix Bracquemond, Armand
Guillaumin, Berthe Morisot, y Henri Rouart.
SALÓN DE LA SOCIEDAD DE ARTISTAS FRANCESES
DE 1881
El 17 de enero 1881 Edmond Turquet, Subsecretario de Estado para las Bellas Artes, anunció la decisión del gobierno de retirar el patrocinio oficial del Salón anual.
Por tal motivo, un grupo de artistas organizaron la Société des Artistes Français,
haciéndose cargo de las exposiciones anuales. Mientras que el Estado realizaría
exhibiciones entre largos intervalos de tiempo.
De 1882 a 1892 se organizó en París, la Exposition des arts incohérents, burlándose del Salón oficial, publicando catálogos ilustrados que parodiaban las exposiciones.
SALÓN DE LA SOCIEDAD DE ARTISTAS
FRANCESES DE 1884
Bashkirtseff participó con la obra:
La obra El Meeting, pintada
en París en 1884 y expuesta
en el Salón del mismo año,
es una de las últimas creaciones realizadas por esta
joven pintora rusa. La adquisición de esta pieza por
parte del Estado contribuyó
para que se convirtierá en la
obra más famosa de la pintora. Se expuso en el Salón
de los Artistas Franceses de
1884; la acogida del público
y la prensa es elogiosa. Este
éxito está lejos de satisfacer
a Marie Bashkirtseff, quien
se enfurece por no recibir
ninguna medalla. Segura de
su talento, denuncia lo que
parece ser una injusticia.
Marie Bashkirtseff, Un meeting [Un mítin], 1884. Óleo sobre tela.
195 x 177 cm. Museo de Orsay
Cronología salones
[4]
PRIMER SALÓN DE LOS INDEPENDIENTES 1884
En este año, los artistas “independientes” provenientes del circulo original de los
impresionistas fundaron el “Grupo de artistas Independientes”.
En 1884 aquellos artistas “independientes” que habían surgido del círculo original de los impresionistas fundaron el Groupe (más tarde la Societé) des Artistes
Indépendants, una fundación formalizada para apoyarse mutuamente.
“En este año se crea en París el Salón de los Independientes, que será uno de
los soportes más sólidos de los movimientos de vanguardia y en el que se revela, en
aquella ocasión, la primera rama separada del tronco del impresionismo: el neoimpresionismo, que rebasa el programa de aquél”.
SALÓN DE LA SOCIEDAD DE ARTISTAS
FRANCESES DE 1886
La exhibición alcanza un nivel record, aceptando 3957 obras de 7289.
OCTAVA EXPOSICIÓN IMPRESIONISTA DE 1886
Exponen artistas notables como: Edgar Degas, Gauguin, Pisasarro, Seurat y Signac.
EXPOSICIÓN UNIVERSAL DE 1889
La Exposición Universal de París de 1889 contó con una Galería de Máquinas, construida de acuerdo con el proyecto del arquitecto Louis Dutert (1845-1906) y del
ingeniero Contamin (1840-1893). El edificio despertó una expectación similar a la
que suscitó el pabellón de Paxton de Nueva York. Esta exposición conmemoraría el
centenario de la Revolución francesa, donde Eiffel hace gala de la nueva arquitectura. Se trata de la famosa torre que retomó su nombre, una obra que sorprendió y
desató entonces toda suerte de reacciones, la mayoría de ellas negativas.
Edouard Manet, Clair de lune sur le port de Boulogne [Luz de luna en el puerto de Buologne], 1869
Óleo sobre tela. 81. 5 x 101 cm. Museo de Orsay
Motivo de uno de los viajes que solía hacer Manet en el verano de Boulogne-sur-Mer.
La pintura representa el regreso de un barco de pesca en la noche; mientras las mujeres esperan a los marineros, bajo la luz lechosa de la luna.
La burguesía parisina disfrutaba de sus vacaciones estivales en la localidad costera de Boulogne-sur-Mer. Manet se dedicó a realizar diferentes escenas en donde
los barcos y el puerto son los protagonistas. Su forma de trabajar es muy rápida, a
través de trazos muy poco detallados y el color aplicado de manera muy libre. La
gama cromática es bastante limitada, utilizando básicamente tonos oscuros asociados al Realismo.
PRIMER SALÓN DE LA SOCIEDAD NACIONAL DE
BELLAS ARTES DE 1890
En diciembre de 1890, el líder de la Sociedad de Artistas Franceses, William-Adolphe Bouguereau propagó la idea de que el Salón debía ser una exposición de artistas jóvenes, aún no premiados. Los artistas Ernest Meissonier, Puvis de Chavannes,
Auguste Rodin y otros rechazaron su propuesta y se dividieron, creando la Sociedad
Nacional de Bellas Artes (Société Nationale des Beaux-Arts) y su propia exposición
fue llamada oficialmente el Salón de la Sociedad Nacional de Bellas Artes, conocida
por su abreviatura como Salon du Champs de Mars.
1892-1897 SALON DE LA ROSE - CROIX
Joséphin Péladan organizó una serie de seis salones de arte y música en París
en 1890. El Salón de la Rose - Croix surgió de la Péladan Orden Mística de la
Rose - Croix, un movimiento de culto religioso que el mismo Péladan estableció
en París. Fue vital en la promoción de obras del movimiento simbolista, dando a
conocer la música de Erik Satie , a los pintores Arnold Böcklin, Fernando Khnopff
, Ferdinand Hodler , Jan Toorop, Previati Gaetano , Carlos Schwabe y Filiger
Charles, quienes basaban su arte en lo indefinible, atrayendo a artistas como
Gauguin, Mallarmé y Verlaine.
Cronología salones
[5]
1895-1896 SALON DE L’ART NOUVEAU.
Se presentaron dos salones.
SALÓN DE LOS INDEPENDIENTES DE 1900
Pierre Bonard participó con la obra L’après-midi bourgeoise [Tarde burguesa], 1900.
EXPOSICIÓN UNIVERSAL DE 1900
Creación del Petit y del Grand Palais, de las estaciones de Lyon y de Orsay.
SALÓN DE LA SOCIEDAD NACIONAL DE BELLAS
ARTES DE 1902
Léon Frédéric participó con el tríptico L’âge d’or [La edad de oro], 1901.
SALÓN DE LA SOCIEDAD DE ARTISTAS
FRANCESES DE 1902
André Devambez participó con la obra La charge, ca. [La carga], 1902.
PRIMER SALÓN DE OTOÑO DE 1903
Muchos artistas de la época sentían que los Salones celebrados, no dejaban de
ser una organización burocrática y conservadora. Un grupo de pintores y escultores liderados por Pierre-Auguste Renoir y Auguste Rodin, organizaron el Salón de
Otoño (Salon d’Automne) en 1903, organizado por la Société du Salon d’Automne.
SALÓN DE OTOÑO DE 1904
Paul Cézanne participó con la obra:
Paul Cézanne, Baigneurs [Bañistas], 1890. Óleo sobre tela. 60 x 82 cm. Museo de Orsay.
SALÓN DE OTOÑO 1905
Expone Henri Matisse; en este año se reconoce el comienzo del fauvismo.
SALÓN DE LOS INDEPENDIENTES DE 1906
Henri-Edmond Cross, La fuite des nymphes, ca. [La huida de las ninfas], 1906. Óleo sobre tela.
73 x 92 cm. Museo de Orsay.
Cronología salones
[6]
SALÓN OFICIAL 1906
Se presenta la obra Volupté del artista mexicano Enrique Guerra.
Enrique Guerra (1871-1934), Volupté ( El Beso), 1906. Yeso patinado. 50 x 54 x 34 cm. Sala 25
“Evoca una ambigua e interminable Liebestod wagneriana. Escultura torturada y
claustrofílica, la de Guerra representa de modo ejemplar la sensibilidad exquisita
y enfermiza del “espíritu decadente”, ávido de apresar sutiles estados de ánimo e
ideas mediante formas inéditas en ámbito mexicano.
Es evidente aquí el influjo del “impresionismo simbolista” de Auguste Rodin
y, en general, de la moderna escultura europea. Ya Jesús Contreras acusaba claramente en su óbrale impacto del rodinismo, que habría de ser la corriente dominante
aquí hasta finalizar la década del siglo xx”. Fausto Ramírez, Modernización y modernismo en el
Arte Mexicano, Instituto de Investigaciones Estéticas, Universidad Autónoma de México, México, 2008, p. 26
SALÓN DE LOS INDEPENDIENTES 1910
SALÓN DE OTOÑO 1910
Participa Diego Rivera, presentando seis óleos en el Salón de primavera, tales
como: Casa sobre el puente.
Diego Rivera (1886-1957), La casa sobre el puente, 1909. Óleo sobre tela. 147 x 121 cm. Sala 28
“Ocupa la parte superior de la obra una de las fachadas de la Casa Arents, hoy
Museo Brangwyn, que se desplanta, mediante un puente, sobre las aguas del canal Reie de la ciudad de Brujas. Dos líneas diagonales que convergen debajo
del puente dan profundidad a la obra y ambas delimitan el canal. Sobre el lado
izquierdo, una serie de casas de fachadas enmohecidas flanquean el cauce del
agua, mientras en la parte superior, las ramas de un gran árbol, sobresalen de un
muro grueso y obscuro. Con una paleta de sienas sepias y rojos Rivera aplicó,
sobre todo en el reflejo de agua, una pincelada rápida trabajada con apariencia
de manchones y escurrimientos que pierde los contornos lineales y definidos”. Pilar
García en: Una ventana al Arte mexicano, Museo Nacional de Arte, CD ROM, 1997.
Cronología salones
[7]
SALÓN DE OTOÑO 1911
Participa Ángel Zágarra, con la pieza La dádiva y San Sebastián. Su trabajo fue
tan alabado por la crítica artística, por lo cual fue elegido miembro y jurado de la
Sección de Pintura desde 1912, en el mismo Salón.
Ángel Zárraga (1886-1946), Ex voto [San Sebastián], 1912. Óleo sobre tela. 185 x 134.5 cm. Sala 25
San Sebastián, obra simbolista por excelencia, presenta una mujer arrodillada ante
un hombre cuya desnudez y rostro evocan una fuerte sensualidad, se trata del santo que fue flechado. La obra también se conoce como Ex voto debido a la cartela
que está al fondo, en la parte inferior, y por la actitud y posición de los personajes.
El artista pintó a la mujer en una tonalidad oscura, a diferencia del santo, donde
los efectos de luz son visibles y equilibran la composición. Esta obra, más ligada a
un mundo literario y filosófico, evoca una atmósfera poética melancólica en la cual
conviven virtudes y valores humanos. A su regreso a Francia en 1911, Zárraga fijó
su residencia definitiva en París. Fue un año fructífero ya que presentó La dádiva
y el San Sebastián en el Salón de Otoño. Su trabajo fue más que alabado por la
crítica artística, por lo cual fue elegido miembro y jurado de la Sección de Pintura
desde 1912, en el mismo salón”. Ana Ortíz Islas en: Guía del Museo Nacional de Arte, México, Museo Nacional de Arte, 2006, p. 177
Cronología salones
[8]
Fly UP