...

La prensa y el análisis de contenido

by user

on
Category: Documents
4

views

Report

Comments

Transcript

La prensa y el análisis de contenido
Isidoro Guerson
La prensa y el análisis
de contenido*
Es curioso que l a materia p r i m a de l a h e m e r o g r a f í a , los documentos p e r i ó dicos y e s p e c í f i c a m e n t e l a prensa, no gocen en nuestro p a í s de tantos estudios s i s t e m á t i c o s c o m o s e r í a aconsejable, dada su i m p o r t a n c i a e incidencia
en la vida p o l í t i c a y social de M é x i c o .
¿ P o r q u é estudiar l a prensa? ¿Cuál es el papel que la prensa juega en
nuestro p a í s ? ¿ Q u é i m p o r t a n c i a t e ó r i c a tiene la prensa? Estas preguntas se
sitúan en la base de u n gran edificio que puede ser la t e o r í a de la prensa.
Pero, ¿ P o r q u é hacer t e o r í a de algo tan c o t i d i a n o c o m o l a prensa? L a teor í a explica y relaciona hechos; permite abordar s i s t e m á t i c a m e n t e u n problema y consiente la h i p ó t e s i s , la d u d a trascendente sobre cuestiones que
suelen ser absorbidas sin c r í t i c a p o r el lector no c i e n t í f i c o . L a t e o r í a se
construye a partir de preguntas que al responderse van formando conceptos, definiciones que al perfeccionarse van creando una e p i s t e m o l o g í a ; os
decir, los fundamentos de la ciencia. P o r eso es importante retornar a las
raíces t e ó r i c a s , a los estudios que explican la t e o r í a de la prensa, dentro de
un c o n t e x t o m á s amplio, que es el de l a t e o r í a de la c o m u n i c a c i ó n .
L a prensa c u m p l e en l a sociedad diversos papeles. Hace que las costumbres se conviertan en u n a nueva naturaleza y el hombre no puede y a pensar en c o n t r a de su costumbre. L e p r o p o r c i o n a modelos de c o m p o r t a m i e n tos y respuestas ante situaciones determinadas. Diversos estudiosos han
intentado explicar el papel de la prensa c o m o medio de d i f u s i ó n social.
Importa considerar estas generalizaciones t e ó r i c a s , porque m á s adelante
veremos que el análisis de c o n t e n i d o para tener validez necesita estar basado en una t e o r í a que explique el r o l del d o c u m e n t o analizado. A s i m i s m o ,
no puede ignorarse que l a libertad de i n f o r m a c i ó n consiste t a m b i é n en d i sipar algunos malos entendidos y dar una i n f o r m a c i ó n seria sobre los medios que difunden l a i n f o r m a c i ó n en la sociedad. N o se trata de evaluar o
de juzgar, se trata de ver las funciones de la prensa para entenderla mejor.
S e g ú n H a r l o d D . Lasswell, en una obra clásica y que necesariamente
* Conferencia sustentada por el autor en marzo de 1980 dentro del ciclo Análisis
Hemerográfico
promovido por los estudiantes de la práctica de campo hemerográfica
de la Facultad de Sociología de la U.V.
debe leer quien aspire a hacer análisis del c o n t e n i d o , me refiero a " E s t r u c tura y F u n c i ó n de la C o m u n i c a c i ó n en la S o c i e d a d " . S e g ú n d i c h o autor,
tres son los roles principales de los procesos de c o m u n i c a c i ó n en la sociedad que, mutatis mutandi, son los roles principales que juega la prensa. S i
consentimos que los medios de d i f u s i ó n son un m o m e n t o del proceso de
c o m u n i c a c i ó n , es decir, si estamos de acuerdo en que u n acto de c o m u n i c a c i ó n da lugar, algunas veces, a u n acto de d i f u s i ó n , y é s t e da c o m o resultado i n f o r m a c i ó n que a su vez sirve de infraestructura para un nuevo o renovado acto de c o m u n i c a c i ó n . S i estamos de acuerdo en esto, la prensa
tiene, según Lasswell, tres funciones: 1) S u p e r v i s i ó n del medio ambiente;
2) C o o r d i n a c i ó n de las diferentes partes de la sociedad en su respuesta al
medio ambiente y 3) T r a n s m i s i ó n de la herencia social de una g e n e r a c i ó n a
otra. E n otras palabras, l o que Lasswell nos dice es que la prensa juega el
papel 1) de c r í t i c o ; 2) de aglutinador o canalizador de opiniones (inmediatamente m á s abajo veremos que esta a s e v e r a c i ó n puede ser funcionalmente
correcta pero estructuralmente falsa) y 3) de educador.
1. Ciertamente, l a prensa al informar c o n f o r m a opiniones y es responsable de corrientes de o p i n i ó n , que a la postre vigilan, supervisan, critican
y, en ocasiones, ejecutan sentencias. A s í , la prensa juega el papel de i m p u l sor de cambios al criticar el medio ambiente. S ó l o u n ejemplo de esto,
t o m a d o del l i b r o " D e la prensa, p o r la prensa, para la prensa " y algo m á s "
que e d i t ó el Washington Post, c o m o una especie de a u t o c r í t i c a . Dice R i chard H a r w o o d , en el a r t í c u l o " E l E n f o q u e de los H e c h o s " . " L o s errores
m á s difíciles de arreglar son aquellos que surgen de nuestra s e l e c c i ó n y definición de noticias. C o n frecuencia no nos damos cuenta de la equivocac i ó n hasta que ha pasado m u c h o t i e m p o y se ha ocasionado m u c h o d a ñ o .
E n retrospecto, parece obvio que el f e n ó m e n o destructivo llamado " M c C a r t i s m o " , la c a c e r í a de brujas, chivos expiatorios y traidores en los a ñ o s
cincuenta, fue p r o d u c t o de esa clase de error.
Joseph M c C a r t y , un senador oscuro y mediocre de Wisconsin fue transformado en el G R A N I N Q U I S I D O R p o r la p u b l i c i d a d . Y , posteriormente,
n o h u b o forma en que los p e r i ó d i c o s en N o r t e a m é r i c a pudieran reparar el
d a ñ o ; no fue posible decir a la m a ñ a n a siguiente " L a m e n t a m o s el error".
2. L a estructura de las empresas de prensa en el m u n d o y m u y especialmente en nuestro p a í s , no reflejan o no dan voz a la corriente o tendencia
de o p i n i ó n , p o r la sencilla r a z ó n de que la prensa a d e m á s de ser vocero de
grupos de p r e s i ó n —es decir, de aquellos conjuntos de gente que buscan
influir en las decisiones políticas—, en M é x i c o , especialmente, escasean los
estudios tendientes a conocer en forma s i s t e m á t i c a la o p i n i ó n p ú b l i c a en
t o m o a tal o cual asunto.
3. E l papel de educador de la prensa es relativamente fácil de entender,
pues al relatar la historia d í a c o n d í a , configura la i n f o r m a c i ó n que los lectores tradicionales tienen de l o que pasa en el m u n d o y en nuestro p a í s .
S i consideramos que las funciones de la prensa según el texto de Lasswell, está basada en una i n t e r p r e t a c i ó n que supone a la prensa c o m o
subconjunto de la c o m u n i c a c i ó n en la sociedad, el p r i m e r o en hablar espec í f i c a m e n t e de las funciones de la prensa, a d e m á s de la de difundir, fue
Jean S t o é t z e l , en u n a r t í c u l o t i t u l a d o , precisamente, " F u n c i o n e s de la
prensa: al lado de l a de i n f o r m a c i ó n " . Este autor nos s e ñ a l a , p o r p r i n c i p i o
y l o cual c o n s t i t u y e u n p r i n c i p i o , que la prensa es u n a i n s t i t u c i ó n social,
un rasgo c u l t u r a l integrado a u n cierto t i p o de civilización. Es u n a instituc i ó n social c o m o l o es l a familia o la escuela. Es u n a i n s t i t u c i ó n social
porque su existencia es necesaria para el desenvolvimiento de l a sociedad.
Es una i n s t i t u c i ó n social, tiene reglas e x p l í c i t a s obligatorias, a s í c o m o órganos y funciones definidas. S i n embargo, c o m o sucede c o n otras instituciones, estudios coyunturales revelan que ademas de las funciones e x p l í citas tienen otras i m p l í c i t a s , p o r ejemplo, l a escuela al lado de su f u n c i ó n
e x p l í c i t a de transmitir l a herencia social, c u m p l e c o n la f u n c i ó n de c o n t r o l
social que se manifiesta en l a forma de transmitir d i c h a herencia social.
Así, es natural, y y a se advierte cuando se habla del p e r i ó d i c o c o m o el
gran organizador, l a prensa c u m p l e otras funciones al lado de la de informar. Estas son s e g ú n S t o é t z e l : a) L a prensa c o m o instrumento de pertenencia social; b) l a f u n c i ó n recreativa de l a prensa y c) l a f u n c i ó n p s i c o t e r a p é u tica de la m i s m a .
a) L a prensa c o m o instrumento de pertenencia social. E s t a a f i r m a c i ó n
se fundamenta en que " l a lectura de la prensa produce u n a i d e n t i f i c a c i ó n
del p ú b l i c o en su c o n j u n t o " . L a lectura de u n p e r i ó d i c o determinado nos
hace creer que c o m p a r t i m o s l a misma i n f o r m a c i ó n que otros c o n quienes
conversamos, que formamos u n grupo social de lectores o cuando menos
que pertenecemos a u n a sociedad invisible de lectores de tal o cual p e r i ó d i co. De a h í que c o n bastante frecuencia los estudiantes de Ciencias P o l í t i c a s
y Sociales se pasean c o n su E x c é l s i o r o U n o m á s U n o , bajo el brazo, en actitud de i d e n t i f i c a c i ó n de pertenecer a ese reducido grupo que lee la prensa.
L a prensa juega indiscutiblemente u n papel de pertenencia social porque
a d e m á s u n p e r i ó d i c o define a sus lectores y estos quedan de alguna manera
definidos por el p e r i ó d i c o que leen. A s í veremos m á s adelante que el análisis c o n t e n i d o permite hacer inferencias sobre las c a r a c t e r í s t i c a s del p ú b l i c o
que a c t ú a sobre los documentos.
b) L a f u n c i ó n de r e c r e a c i ó n de la prensa casi n i requiere e x p l i c a c i ó n ,
pues es obvio que algunas secciones, p o r ejemplo, la B y l a D en E x c é l s i o r
buscan, al menos, i m p l í c i t a m e n t e , l a r e c r e a c i ó n . E l análisis de c o n t e n i d o
de estas p á g i n a s nos d a r í a i n d i c i o sobre los valores que los editores consideran deben estar en segundo plano, pues o p o n e n las p á g i n a s de i n f o r m a c i ó n general, entregada p o r rubros: l o m á s i m p o r t a n t e en p r i m e r a plana, l o
internacional en 2 y 3 ; lo nacional relevante en la 4 y 5; editoriales, a r t í c u los de o p i n i ó n y caricaturas en l a 6 y 7; a veces, la i n f o r m a c i ó n e c o n ó m i c a
está en las p á g i n a s 20 y 21 o 26 y 27 pero siempre dentro de la l l a m a d a
s e c c i ó n A . E n contraste c o n la r e c r e a c i ó n que siempre e s t á en B o D y a
veces en E .
c) Para explicar la f u n c i ó n p s i c o t e r a p é u t i c a de l a prensa, S t o é t z e l afirma:. " L a s condiciones de existencia en l a sociedades de masas tienden a
m u l t i p l i c a r las frustraciones individuales. P r o d u c e n entre los hombres relaciones abstractas, fragmentarias, funcionales, totalmente desprovistas de
i n t i m i d a d . L a s i t u a c i ó n es tanto m á s penosa que el aprendizaje de la vida
social se hace en familia, en donde las relaciones presentan caracteres opuestos y han canalizado en ese sentido las tendencias a la s o c i a l i z a c i ó n : cuando llegamos a l a edad adulta tenemos necesidad de ser tratados c o m o personas y no somos casi m á s que n ú m e r o s intercambiables. Hace falta mostrar c o m o se desarrolla el sentimiento de inseguridad y la ansiedad, insistir
en las contradicciones de nuestra cultura, aquellas que oponen la n o r m a
social de la concurrencia a la p r e d i c a c i ó n del amor fraternal, l a e s t i m u l a c i ó n
constante de nuestras necesidades por la d e m o s t r a c i ó n , por la i m i t a c i ó n
del otro; a la l i m i t a c i ó n de hecho de nuestras posibilidades financieras, a
las libertades de derecho a las trabas de hecho. Intencionalmente y consciente o no, la prensa interviene en estas dificultades para en cierta medida
aligerarlas".
A l lado de las funciones de vigilancia, de e d u c a c i ó n , de pertenencia social, de entretenimiento y de terapia; la prensa cumple una f u n c i ó n p o l í t i c a
esencial: organiza en t o r n o a una idea o varias ideas. A l seleccionarlos temas expresa una i n t e n c i ó n , que puede enunciarse m á s o menos a s í : M i
deseo consciente o inconsciente es que los lectores se percaten de que l o
m á s importante que a c o n t e c i ó ayer, en M é x i c o y en el m u n d o , es esto: lo
que les presento en primera plana y los temas de que se tratan mis editoriales, a r t í c u l o s de o p i n i ó n y caricaturas. E l p e r i ó d i c o es el p r o d u c t o p o r
excelencia de las instituciones de prensa; c o m o producto institucional
jerarquizado, normado por reglas de la novedad y la objetividad que no
existen. A s í , un estudio de prensa que se hizo c o n m o t i v o de un p r é s t a m o
del B a n c o Interamericano de Desarrollo a M é x i c o se e n c o n t r ó que la noticia fue ampliamente " e x p l o t a d a " ; casi o r d e ñ a d a , pues durante varios d í a s
se p u b l i c a r o n a r t í c u l o s sobre el particular, provocando la i m p r e s i ó n de que
se h a b í a n recibido diez p r é s t a m o s diferentes.
L a f u n c i ó n p o l í t i c a de la prensa se nutre esencialmente de la informac i ó n , al grado de que hace falta u n estudio de conjunto, de p o r ejemplo,
t o d a la prensa capitalina, para descubrirla. L a f u n c i ó n p o l í t i c a de la prensa
se confunde con su f u n c i ó n informativa: A n a l i z a r los temas que durante
u n cierto p e r í o d o la prensa p u b l i c ó , nos da la tendencia de la i n t e n c i ó n del
editor - tendencia consciente o inconsciente— para conformar una visión
del m u n d o : ¿ N u e s t r o m u n d o se reduce a c a t á s t r o f e s ? o ¿ E s t á lleno de negociaciones del p e t r ó l e o ? o ¿ D e movimientos insurreccionales? Evidentemente en el m u n d o existe todo eso, pero el editor, al escoger lo que nos
d a r á en su c o r t o espacio, cumple una función p o l í t i c a . Es m á s , é s t a se da
desde la forma en que busca la n o t i c i a y las fuentes a las que acude. Tener
en mente esto a la hora del análisis puede resultar f r u c t í f e r o . Supongamos
que escogemos un tema de análisis y delimitamos nuestro universo de est u d i o ; nuestras c a t e g o r í a s de análisis s e r á n presente/ausente y si presente
favorable/neutro/desfavorable. C o m o resultado encontramos que de los 12
columnistas p o l í t i c o s analizados; 6 coincidetr en el tema y lo tratan de
igual manera. E s t o abre la posibilidad de afirmar: E l tema es tan importante que reclama la a t e n c i ó n del 50% de los columnistas. S i n embargo, inmediatamente debemos abrir nuevas h i p ó t e s i s de trabajo, p o r ejemplo: si el
editorial es la o p i n i ó n del diario, cuáles instituciones de prensa c o m p a r t e n
la i m p o r t a n c i a y tratamiento del tema. O bien puede uno preguntarse
l e g í t i m a m e n t e : los 6 columnistas tuvieron la misma fuente de i n f o r m a c i ó n
y, si se trata de asuntos netamente p o l í t i c o s , q u é grupo está d e t r á s y apoya
o está en contra de tal grupo. E n fin, considerar la f u n c i ó n p o l í t i c a de la
prensa permite d e s e n t r a ñ a r el aspecto p o l í t i c o de la misma; a m é n que es
una p r o p o s i c i ó n f e c u n d í s i m a para el desarrollo de la ciencia de la c o m u n i c a c i ó n y el c o n o c i m i e n t o de los modelos de control p o l í t i c o ; pues no olvidemos que la c o m u n i c a c i ó n es el nervio fundamental del gobierno y que el
arte de gobernar no es sino otra cosa que la toma de decisiones, la cual
puede ser ayudada ampliamente si es una toma de decisiones informada.
De hecho la decisión s ó l o es un m o m e n t o en el sistema de c o m u n i c a c i ó n .
U n m o m e n t o con facultad de cambiar el r u m b o , s í , pero un m o m e n t o que
dependa de la i n f o r m a c i ó n . ¿ C u á n t a s veces no hemos visto desplegados,
a r t í c u l o s , diciendo S e ñ o r Presidente no le han informado bien? o ¿ C u á n t a s
veces articulistas, columnistas y caricaturistas no exponen de tal manera
que parecen decir: respetuosamente para i n f o r m a c i ó n del s e ñ o r Presidente?
E n otras palabras, el análisis, estudio, examen de la prensa en M é x i c o
está a c a d é m i c a y p o l í t i c a m e n t e hablando, en espera de ser m á s útil en las
decisiones: tanto en las de la c o n s t r u c c i ó n de una ciencia, que explique
mejor el f e n ó m e n o difusivo en M é x i c o ; c o m o en las decisiones p o l í t i c a s
c o m o aportador de i n f o r m a c i ó n , pues c o m o lo descubrieron desde 19-11,
Lazarsfeld, Berelson y Gaudet "Comparativamente al resto do la poblac i ó n , se ha c o m p r o b a d o que los l í d e r e s de o p i n i ó n a p a r e c í a n m á s frecuentemente en la radio, p e r i ó d i c o s y revistas". De a h í el deseo de muchos
p o l í t i c o s por ser nombrados en la prensa, favorablemente si se puede, si no
aunque sea ser nombrados. Pero c o m o señala Evely P. Stevens, en su libro,
Protesta y respuesta en México:
" L a importancia del estilo de comunicación c o m o u n indicador de las preferencias de valor en una sociedad está
comenzando a ser apreciada, pero y a es obvio que una investigación m a y o r
siguiendo estas l í n e a s p r o y e c t a r á nueva l u z sobre el c o m p o r t a m i e n t o político".
Regresemos a la rigurosidad del análisis a c a d é m i c o de la prensa, que no
a la aridez t e ó r i c a . Hemos visto la i m p o r t a n c i a de la prensa con r e l a c i ó n a
sus funciones. A h o r a es necesario verla c o m o objeto de análisis, L a h e u r í s tica, el arte de descubrir c i e n t í f i c a m e n t e , en la prensa es lo que nos ofrece
la t é c n i c a del análisis de contenido. A n t e s de entrar de lleno a q u é es el
análisis de c o n t e n i d o ; es conveniente decir algo de la prensa c o m o documento; es decir, cuáles son sus c a r a c t e r í s t i c a s en tanto es lo que es, en tanto
documento; es decir, pues ya hablamos de ella c o m o i n s t i t u c i ó n social. L a
prensa es un d o c u m e n t o ¿ Q u é queremos exactamente decir con esto? Por
principio s e ñ a l a m o s lo que no deseamos expresar. C u a n d o se habla de un
documento, cuando a algo se le etiqueta de d o c u m e n t o . Este adquiere propiedades mágicas y entra forzosamente en alguna de las cuatro clasificaciones que da Jaques Berguier en su libro " E l espionaje c i e n t í f i c o " . Dice el
autor que los documentos, en orden descendiente de importancia, se etiquetan " T o p secret. Secret; C o n f i d e n t i a l y F o r official use o n l y " . Esta
sacralización del documento, idea p o r d e m á s extendida, pues cuando alguien te demanda tus documentos se infiere que te pide papeles oficiales.
E s t a aureola que rodea y encubre el concepto de d o c u m e n t o h a sido destruida por la t e o r í a de la c o m u n i c a c i ó n , la cual s i t ú a en p r i m e r í s i m o plano
el d o c u m e n t o escrito, tal c o m o la prensa y los libros; en una palabra las
ediciones. Pero no reserva la palabra d o c u m e n t o a documentos p o r antonomasia.
B i e n ¿ Q u é entiende la t e o r í a de la c o m u n i c a c i ó n p o r d o c u m e n t o ? U n gran
t e ó r i c o y eminente p r á c t i c o del periodismo, pues lleva casi 30 a ñ o s de escribir en el p e r i ó d i c o L e M o n d e , diariamente, nos señala que d o c u m e n t o
es " u n objeto informativo visible o palpable, dotado de una doble independencia c o n relación al t i e m p o " : es d i a c r ó n i c o y estable. C o n esta definic i ó n R o b e r t Escarpint nos dice en principio que el d o c u m e n t o no tiene
porque ser necesariamente escrito, aunque —y esto lo agregamos nosotros— lo escrito constituye el grado cero de la c o m u n i c a c i ó n , y a que p o r
él pasarán necesariamente las informaciones destinadas a trascender intenc i o n a l m e n t e s u á m b i t o , generalmente estrecho, de c r e a c i ó n . Efectivamente,
el documento puede ser sonoro o dentro de otra t a x o n o m í a m ó v ü o estático.
E l d o c u m e n t o —explica Escarpit— determina su lectura y establece un
acoplamiento c o n el tiempo al ser soporte, s o s t é n de signos. M u l t i p l i c i d a d
y y u x t a p o s i c i ó n de signos se encuentran soportados en u n d o c u m e n t o . E l
documento puede guardarse, pero debe leerse. S u lectura i m p o n e disciplina y esta disciplina dio lugar a t é c n i c a s de lectura. L a lectura profunda y
atenta requiere a t e n c i ó n , i n t e r é s , c o n c e n t r a c i ó n y cierta s e n s a c i ó n placentera. E n c a m b i o , la lectura t é c n i c a , c o n t é c n i c a , requiere algo m á s ; exige
conocimientos.
E n 1926, M a l c o l m Wiley hace p ú b l i c a una c o m p i l a c i ó n de estudios de
prensa. L a lectura del d o c u m e n t o prensa era sometida al cuidadoso trabaj o de una t é c n i c a , que de acuerdo a casos particulares le hace las precisiones necesarias al m é t o d o c i e n t í f i c o . L o s estudios de prensa comenzaban a
ser prospectivas e incluso se usaron c o m o pruebas en juicios.
L a reflexión sobre los estudios de prensa c o m e n z ó a delinear el c a m p o
del análisis de contenido, que una vez definido —cualquier d e f i n i c i ó n de él
que se acepte sirvió igual para su diversificación—. L a d e f i n i c i ó n de análisis
de contenido que m á s fortuna ha tenido y que ha dado la vuelta al m u n d o
es la de Bernard Berelson, frecuentemente citada en forma i n c o m p l e t a en
e s p a ñ o l . Berelson dijo: E l análisis de contenido es una t é c n i c a de investig a c i ó n para la d e s c r i p c i ó n objetiva, s i s t e m á t i c a y cuantitativa del contenido manifiesto de la c o m u n i c a c i ó n . E n m i trabajo de tesis de licenciatura
s e ñ a l o que los errores fundamentales de esta d e f i n i c i ó n de Berelson son:
a) que introduce lo definido en la c o m u n i c a c i ó n ; b) que s e ñ a l a c a r a c t e r í s ticas o requisitos tan amplios que cualquier t é c n i c a los puede c u m p l i r a
un t i e m p o ; c) es restrictiva y p o l é m i c a en cuanto a eso de cuantitativo y
manifiesto.
L o s requisitos de objetividad y sistematicidad son normas que t o d o
análisis de c o n t e n i d o debe c u m p l i r en tanto cuanto aspira y logra ser u n a he-
rramienta c i e n t í f i c a . Precisemos lo que entendemos p o r objetivo y sistemático. L a objetividad se refiere, no a una limitante, sino a que dadas determinadas c a t e g o r í a s de análisis y definidas las unidades del m i s m o , dos
observadores o analistas registren los mismos hechos. M u c h a a t e n c i ó n , es
importante observar que se trata del registro de los mismos hechos y no de
la i n t e r p r e t a c i ó n , la cual se hace c o n base en una t e o r í a dada o, lo que es
m á s frecuente, c o n base en h i p ó t e s i s de trabajo, las cuales para ser válidas
debieron emanar de conocimientos t e ó r i c o s .
L o s i s t e m á t i c o del análisis de contenido, es una c a r a c t e r í s t i c a - r e q u i s i t o
universal de la ciencia. ¿ U s t e d puede comenzar a comerse u n p l á t a n o sin
antes pelarlo? N o , ¿ v e r d a d , que no se puede? A s í los pasos del análisis de
c o n t e n i d o tienen que seguir u n camino, u n m é t o d o m á s o menos general;
cuyos eslabones son verdaderas piezas de un sistema. Por cierto, que el vocablo sistema, bien entendido, facilita el análisis de contenido.
E n cuanto a los problemas, primero de c u a n t i f i c a c i ó n y luego de manifiesto. S ó l o dos palabras. L a m u l t i p l i c i d a d de la obra escrita del hombre,
lo escrito, s i n c r ó n i c a m e n t e hablando, es u n a y u x t a p o s i c i ó n de signos y
s í m b o l o s que pueden o no ser cuantificados. P o r la t e o r í a de la redundancia
sabemos que existen signos y s í m b o l o s adrede repetidos para fijar mejor la
idea, de a h í que la c u a n t i f i c a c i ó n , aunque sea gruesa es conveniente, pero
no insustituible.
E n cuanto a l o manifiesto, es necesario s e ñ a l a r que los vocablos poseen diversos valores; el que p o d r í a m o s llamar su valor p a t r ó n que está
dado por el d i c c i o n a r i o . Su valor de uso c o n t e x t u a l , es decir, el valor que
adquieren y el rol que juegan en u n escrito determinado, el cual está profundamente ligado a su valor de cambio o de intercambio significativo de
los valores entre sí (la sinonimia). Estas precisiones a la d e f i n i c i ó n de Berolson m á s el análisis de las que dieron H o l s t i y Barcus, me llevaron a proponer, en el trabajo ya citado, una d e f i n i c i ó n de análisis de contenido, que
reuniera realmente la p r á c t i c a del análisis de contenido y que a la vez
fuera l o menos p o l é m i c a posible.
De esta suerte, " e l análisis de contenido es una t é c n i c a que permite
a t r a v é s del desglose de los mensajes de c o m u n i c a c i ó n y c o n base en una
t e o r í a dada— hacer inferencias del mensaje, del emisor, del destino y de
los canales dentro del marco de una investigación c i e n t í f i c a " .
U n a vez definido y explicado el análisis de contenido, estamos en cond i c i ó n de hablar r á p i d a m e n t e de su p r á c t i c a o tipos de análisis. Curiosamente, p o r ser donde menos se le emplea en M é x i c o , el m a y o r auge y la
m a y o r p r o d u c c i ó n del análisis de contenido es en el terreno p o l í t i c o . L a
ciencia p o l í t i c a y la p s i c o l o g í a social son las disciplinas que m á s se han beneficiado del análisis de contenido. Claro está que la ciencia de la c o m u n i c a c i ó n está en espera de u n trabajo de r e c o p i l a c i ó n , s í n t e s i s y clasificación
de los estudios de análisis de contenido, para formar c o n ellos un apartado
m e t o d o l ó g i c o i m p o r t a n t í s i m o en la c o n s t r u c c i ó n de dicha disciplina.
Algunos de los trabajos originales de análisis de contenido se concretaban a describir la m o r f o l o g í a del p e r i ó d i c o o revistas; de esta manera, mediante la j e r a r q u i z a c i ó n dada por la simple superficie ocupada se encontra-
ban las preocupaciones e intenciones de los editores p o r guiar a la o p i n i ó n
p ú b l i c a hacia determinados asuntos. L a cosa era bastante sencilla, pero de
gran importancia, pues basados en la t e o r í a de la prensa que esbozamos,
podemos concluir que la m o r f o l o g í a de los p e r i ó d i c o s y revistas revela una
parte m u y importante de las preocupaciones de los grupos de p r e s i ó n que
e s t á n en la base d é l a empresa p e r i o d í s t i c a . E l p r o c e d i m i e n t o de los análisis
m o r f o l ó g i c o s es bastante simple: a) se e l a b o r a r á n c a t e g o r í a s de análisis, es
decir, se definen las celdillas o moldes que van a ser aplicados al p e r i ó d i c o
y que una vez encontrados b) se procede a medirlos en c m ; de a h í la operación a porcentajes es m u y simple. Las c a t e g o r í a s de análisis en un estudio m o r f o l ó g i c o siempre son t e m á t i c a s . P o r ejemplo, supongamos que
queremos estudiar la prensa nacional a través de sus primeras planas, editoriales, caricaturas y a r t í c u l o s de o p i n i ó n . L a estructura o r g á n i c a de la adm i n i s t r a c i ó n p ú b l i c a federal nos ofrece una excelente primera aproximación al problema: que es hacer c a t e g o r í a s de análisis. A s í tenemos en primer instancia 9 sectores que pueden ser las primeras nueve c a t e g o r í a s ; las
cuales pueden ser completadas c o n las c a t e g o r í a s de sindicatos y organismos c ú p u l a de la iniciativa privada; a s í c o m o asuntos internacionales, que
pueden estar subdivididos por regiones g e o p o l í t i c a s . U n a vez listadas y
definidas las c a t e g o r í a s de análisis, debemos asegurarnos que los analistas
las comprenden, que todos entienden lo m i s m o , esto es precisamente la
objetividad. L a unidad de registro será lo escrito que contenga la c a t e g o r í a
de análisis (y la imagen en caso de que haya f o t o g r a f í a y / o caricatura). L a
unidad de medida será el c m . groso m o d o , el análisis m o r f o l ó g i c o sirve
para determinar pesos e s p e c í f i c o s de temas de i n t e r é s de un diario o revista
y la c o m p a r a c i ó n entre ellos.
E l análisis de c o n t e n i d o de la forma —lo cual ni es un c o n t r a d i c h o n i
una a b e r r a c i ó n - pues en este caso forma es estructura, en el sentido de la
Gestalt (literalmente c o n f i g u r a c i ó n ) , "nos da una de las claves posibles para la c a p t a c i ó n del dato". R e p i t o , el análisis de c o n t e n i d o de la forma es
sumamente productivo en los terrenos: Primero, ce la t e o r í a de la c o m u n i c a c i ó n : nos expresa las diferentes escrituras de las empresas de prensa; segundo, en el terreno de la s o c i o l o g í a de la c o m u n i c a c i ó n : revela intereses
y d i s t r i b u c i ó n de intereses; y tercero, en el terreno p o l í t i c o , y a que al hacer
d i a c r ó n i c o un análisis m o r f o l ó g i c o , que es por esencia s i n c r ó n i c o , nos entrega un t e r m ó m e t r o útil de la realidad nacional, el cual correlacionado
con la ficha t é c n i c a básica del medio analizado, obtenemos h i p ó t e s i s inter e s a n t í s i m a s . U n estudio hecho en M é x i c o sobre el tratamiento de algunas
noticias, p e r m i t i ó entre otros, c o m p r o b a r que los p e r i ó d i c o s a c t ú a n c o m o
voceros de grupos de p r e s i ó n .
Antes de continuar c o n otros tipos de análisis de c o n t e n i d o es fundamental volver a hacer m e n c i ó n que este tiene validez p o r s í solo (cuando
se refiere o tiene c o m o referente a la t e o r í a de prensa) y tiene validez
t a n b i é n t uando es posible cruzarlo c o n aspectos esenciales del emisor
(hecho que queda apuntado c o n la ficha t é c n i c a b á s i c a ) ; del medio de d i fusión (sobre todo su grado de vulnerabilidad) y sobre c a r a c t e r í s t i c a s del
p ú b l i c o (como se recibe el mensaje
a q u í existe la t e o r í a del doble flujo
2
2
de la c o m u n i c a c i ó n , que p o r cierto a ú n no ha sido c o m p r o b a d a en México—
q u i é n lo recibe y que uso le da).
E l análisis de contenido m o r f o l ó g i c o y todos los d e m á s tipos de análisis de c o n t e n i d o pueden prescindir de los datos t e ó r i c o s c o n e x o s ; sin embargo, para hacer algo m á s que un trabajo escolar laborioso y estéril para
el avance c i e n t í f i c o , es conveniente fichar el d o c u m e n t o a analizar.
L a ficha t é c n i c a debe contener cuando menos los siguientes datos:
1. N o m b r e del p e r i ó d i c o .
2. L e m a .
3. D o m i c i l i o de sus oficinas y talleres.
4. P e r i o d i c i d a d .
5. M o m e n t o de a p a r i c i ó n .
6. Z o n a principal de d i s t r i b u c i ó n .
7. T i r a d a .
8. Precio.
9. F o r m a t o .
10. R a z ó n social de la empresa.
11. C o m p o s i c i ó n de los d u e ñ o s .
12. L í n e a p o l í t i c a (supuesta).
Esta ficha t é c n i c a c u m p l e la f u n c i ó n de detener y contener los aspectos
esenciales del emisor, pues al encontrar un resultado mediante el análisis
de c o n t e n i d o , se puede correlacionarlo c o n la c o m p o s i c i ó n de los d u e ñ o s
de inferir el c o m p o r t a m i e n t o probable de los lectores. L o cual y a es de una
singular i m p o r t a n c i a s o c i o p o l í t i c a .
Es en el d o m i n i o p o l í t i c o y sobre el tema de s í m b o l o s p o l í t i c o s que se
han hecho interesantes trabajos de análisis de c o n t e n i d o . L a m e c á n i c a de
este análisis t a m b i é n es simple: Se escoge u n tema: el federalismo, y se l i mita un universo espacio temporal de estudio, que pueden ser i 1 diarios
capitalinos y tres revistas de i n f o r m a c i ó n p o l í t i c a , durante 1979. Se selecciona el material que contenga el s í m b o l o . Se clasifica d i c h o material y se
e f e c t ú a el análisis. E l cual puede ser m u y rico pues admite diversas variantes.
1. Puede hacerse u n listado, de acuerdo a la clasificación de las palabras
asociadas al s í m b o l o . E s t o revela origen e i d e n t i f i c a c i ó n de grupos en
lo esencial del s í m b o l o . T a m b i é n informa sobre lo que en ese m o m e n to se entiende por el s í m b o l o .
2 . A s i m i s m o , se puede obtener posiciones (individuales y de grupo) favorables, neutras y desfavorables al s í m b o l o .
Usar el análisis de c o n t e n i d o para buscar s í m b o l o s , en forma totalmente h e u r í s t i c a , es decir, p a i a encontrar temas de investigación, nos d a r í a un
inventario interesante de las preocupaciones s i m b ó l i c a s de una é p o c a o de
un personaje. A s í , podemos decir que, h i p o t é t i c a m e n t e , casi todos los discursos p o l í t i c o s nacionales e internos hacen referencia a cualquiera de
estos cuatro s í m b o l o s : R e f o r m a P o l í t i c a , A l i a n z a para la P r o d u c c i ó n , Reforma A d m i n i s t r a t i v a y R e f o r m a Fiscal.
E l s í m b o l o t a m b i é n puede ser una i n s t i t u c i ó n y de esta manera es factible obtener la imagen p ú b l i c a de ella. C o n el análisis de c o n t e n i d o es
factible mostrar como la prensa hace el asunto. R e c o r d e m o s el caso M c C a r t h y y a citado.
A l g o que no quiero dejar de citar es l a lectura i d e o l ó g i c a de textos, l a
cual la oponen muchas veces al análisis de c o n t e n i d o ; no creo que exista
esa p o s i c i ó n , a menos que no se abandonen absurdas posiciones de clase y
de ciencia revolucionaria vs ciencia burguesa. A m b a s expresiones son u n
contradicho que lo ú n i c o que hacen es desviar recursos e c o n ó m i c o s hacia una estéril d i s c u s i ó n . L a lectura i d e o l ó g i c a de los textos presupone categ o r í a s de análisis; por ejemplo, el l i b r o de Mattelart " P a r a leer al pato
D o n a l d " , emplea sin mencionarlas, c a t e g o r í a s de análisis, c o m o sexo y
parentesco. D e c í a , la lectura i d e o l ó g i c a de los textos presupone c a t e g o r í a s
de análisis, aunque éstas no e s t é n definidas claramente, lo cual hace que
los resultados se puedan discutir desde el punto de vista m e t o d o l ó g i c o ; pero a un tiempo expresan c o n claridad el mensaje i d e o l ó g i c o o latente. E s t a
lectura, al despojarse de las exigencias de objetividad y sistematicidad, elabora resultados flexibles, sujetos a diversas interpretaciones que incluso
pueden llegar, en el l í m i t e , a contradecir las primeras metas alcanzadas.
E l análisis i d e o l ó g i c o tiene la dificultad de su difícil t r a n s m i s i ó n . Es
decir, el saber hacer análisis i d e o l ó g i c o no es fácil de e n s e ñ a r : se requieren
metas agudas, que pesquen literalmente el s í m b o l o y elaboren asociaciones
m á s o menos libres alrededor de él.
E x i s t e n otros muchos tipos de análisis de c o n t e n i d o , s ó l o m e n c i o n a r é
una m á s y en una a c e p c i ó n restringida: el estudio del diferencial s e m á n t i c o
para e v a l u a c i ó n de difusión.
Supongamos que somos encargados de difundir la imagen de la Universidad Veracruzana. A p a r t e de pensar en medios de d i f u s i ó n , tenemos que
pensar en contenidos: ¿ C o n q u é s í m b o l o s queremos que la Universidad
sea asociada? P o r ejemplo:
1. A l t o nivel a c a d é m i c o .
2. L i b e r t a d de c á t e d r a .
3. V i d a cultural intensa.
4. Importante actividad editorial.
Para nuestro ejemplo h i p o t é t i c o bastan estos cuatro valores s e m á n t i cos, que son por otro lado todos positivos. A c o n t i n u a c i ó n elaboramos el
otro extremo de la escala, es decir, los aspectos negativos:
1. Bajo nivel a c a d é m i c o .
2. Censura absoluta de c á t e d r a s .
3. P o c a vida cultural.
4. Incipiente actividad editorial.
C o n los extremos buscamos los otros eslabones. E j e m p l o :
E x t r e m o Positivo
A l t o Nivel A c a d é m i c o
A q u í la palabra es A L T O en el extremo negativo e s t á B A J O ; pero entre alto y bajo puede incluirse varios eslabones: v.gr.; medio alto; medio
m e d i o y medio bajo. E s t o nos da u n a escala s e m á n t i c a , que puede ser aplicada, d e s p u é s de su conveniente d e f i n i c i ó n , a lo que se publique sobre la
Universidad.
E l análisis de contenido no puede aplicarse c o m o una receta de cocina,
cada caso requiere i m a g i n a c i ó n y c o m o en alguna o c a s i ó n escribiera el viejo Berelson: N a d a reemplaza a una buena idea en t r a t á n d o s e de análisis
de c o n t e n i d o .
C o m o ocurre c o n muchas otras nociones, la de análisis de contenido
no i n d i c a una realidad inmediata que se impone p o r sí misma a cualquier
observador, sino que traduce una manera de leer la realidad, de recordarla,
de o r g a n i z a r í a y cuestionarla.
Fly UP