...

Contabilidad y concurso culpable

by user

on
Category: Documents
2

views

Report

Comments

Transcript

Contabilidad y concurso culpable
Contabilidad
Contabilidad y
concurso culpable
A la espera de que el Tribunal Supremo se pronuncie, los tribunales mercantiles
van creando jurisprudencia menor acerca de cuándo se puede considerar que una
irregularidad contable es tan relevante como para que derive en una posible condena a
los administradores sociales de la concursada a que paguen por ese déficit patrimonial.
Los tribunales consideran que se da un incumplimiento sustancial de la contabilidad
en una serie de supuestos que se detallan a continuación
Alberto Muñoz Villarreal
Socio de Muñoz Arribas Abogados
E
l deber contable de los empresarios
parte de lo previsto en el Código de
Comercio y en la legislación societaria.
El artículo 25.1 del Código de Comercio afirma que “todo empresario deberá llevar
una contabilidad ordenada, adecuada a la actividad de su empresa que permita un seguimiento cronológico de todas sus operaciones,
así como la elaboración periódica de balances e inventarios”.
Dicho deber contable se compone tanto
de una obligación formal (obligación de llevanza de determinados libros) como de una
obligación material (de tal forma que la misma muestre debidamente la imagen fiel del
patrimonio, de la situación financiera y de los
resultados de la empresa).
La Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal,
en su artículo 164.2.1 estipula como presun-
042_a_Muñoz_231.indd 42
ción irus et de iure para calificar el concurso
como culpable que “el deudor legalmente
obligado a la llevanza de contabilidad incumpliera sustancialmente esta obligación, llevara
doble contabilidad o hubiera cometido irregularidad relevante para la comprensión de su
situación patrimonial o financiera en la que
llevara”. Mientras que su artículo 165.3 presume, salvo prueba en contrario, que ha existido dolo o culpa grave cuando “el deudor obligado legalmente a la llevanza de contabilidad, no hubiera formulado las cuentas anuales, no las hubiera sometido a auditoría, debiendo hacerlo, o, una vez aprobadas, no las
hubiera depositado en el Registro Mercantil
en alguno de los tres últimos ejercicios anteriores a la declaración de concurso”.
Además, la doctrina considera que el fundamento de la calificación culpable del concurso es triple. Así, Díez Martínez (2009:37)
22/03/2011 19:47:06
CONSULTE
afirma que “en primer lugar, supone una obstaculización al normal desarrollo del procedimiento concursal, repercutiendo sobre el desempeño de las funciones de los órganos concursales (piénsese en las dificultades que se
proyectarían sobre la elaboración del informe
de la administración concursal, ex art. 75 LC).
En segundo, el incumplimiento sustancial de
los deberes contables puede ser causa de la
generación del estado de insolvencia o de su
agravación. La correcta llevanza de la contabilidad es esencial en la vida de la empresa, incidiendo en el juicio de oportunidad de las
operaciones comerciales, en la medida en que
el incumplimiento de la obligación y la deficiencia de información que supone puede
conllevar la realización de operaciones comerciales ruinosas o agravantes de la situación
de crisis. Finalmente, la contabilidad constituye (especialmente, en el caso del empresario)
una garantía de los intereses de quienes con
pd
042_a_Muñoz_231.indd 43
En www.
partidadoble.es, el
artículo "Enfoque
económico y jurídico
del proceso concursal".
FICHA RESUMEN
Autor: Alberto Muñoz Villarreal
Título: La contabilidad y el concurso culpable
Fuente: Partida Doble, núm. 231, abril 2011
Resumen: En la situación económica actual es frecuente ver cómo numerosas empresas se ven
abocadas al concurso de acreedores. En dicho procedimiento se puede llegar a calificar al
concurso como culpable, de manera que los socios (de hecho o de derecho) de dicha empresa
pueden verse obligados a hacer frente con sus bienes personales del déficit patrimonial. Es decir,
asumir la cuantía económica reconocida como créditos concursales que los acreedores dejen de
percibir, una vez se agote la masa del concurso. La contabilidad se muestra como una
herramienta básica para evitar la calificación del concurso, ya que la Ley 22/2003, de 9 de julio,
Concursal, opta por la culpabilidad si no se lleva contabilidad o en la misma hay irregularidades
relevantes.
Palabras clave: Contabilidad. Concurso de acreedores. Empresa.
Abstract: In the current economic situation is common to see how many companies are forced
to bankruptcy. In this procedure you can get to qualify for the competition as the culprit, so that
the partners (de facto or de jure) of the company may be forced to deal with their personal assets
of the deficit. That is, assuming the economic value recognized as bankruptcy claims that
creditors perceive stop once the dough runs out of the competition. The accounts are shown as a
basic tool to avoid the characterization of the contest, as the Law 22/2003 of July 9, Bankruptcy,
opt for unless there is guilt or accounting irregularities it is relevant.
Keywords: Accounting. Creditor’s meeting. Company.
pág
www.partidadoble.es
43
22/03/2011 19:47:07
contabilidad
nº 231
abril 2011
La contabilidad funciona como medio de
prueba de la insolvencia del que se puede
servir el deudor para calificar el concurso
como culpable y como presunción de que
ha existido dolo o culpa grave
él se relacionan y evita que sea imposible, en
caso necesario, conocer su verdadera situación económica (SSTS 2 de febrero y 9 de
octubre 1976, 18 de febrero de 1977).
La contabilidad, en el concurso de acreedores, funciona como uno de los medios de
prueba de la insolvencia de los que debe servirse el deudor solicitante, como presunción
irus et de iure, para calificar el concurso como
culpable, y como presunción iuris tantum de
que ha existido dolo o culpa grave. Esto denota la importancia que tiene la contabilidad
en el seno del concurso de acreedores.
De las dos presunciones citadas, destaca
aquella que, sin prueba en contrario, calificará
el concurso como culpable cuando hayan
existido “irregularidades contables relevantes”. Así, la ley exige que la regularidad no
sea de escasa importancia sino relevante pero, al no estar definida legalmente, hay que
utilizar algún criterio que otorgue seguridad
jurídica y evite que cualquier error, omisión o
irregularidad determine la grave consecuencia de calificar el concurso como culpable.
Por lo tanto, se debe tratar de irregularidades con tal entidad que dificulten o incluso imposibiliten la comprensión de la real y efectiva
situación patrimonial o financiera de la concursada (Audiencia Provincial de Barcelona
(Sección 15ª), sentencia núm. 305/2009 de
14 septiembre).
A este respecto, señala Enrique Sanjuán
Muñoz, en el Fundamento de Derecho Tercero de la Sentencia de 13 febrero 2009, del
Juzgado de lo Mercantil núm. 1 de Málaga:
“El incumplimiento sustancial de dicha llevanza debe determinarse en función de dos elementos: por un lado en cuanto impida realizar
un seguimiento de las operaciones societarias; por otro en cuanto a la imagen fiel de la
pág
44
042_a_Muñoz_231.indd 44
sociedad como característica cualitativa de
los estados financieros por cuanto debe reflejarse la situación societaria bajo los criterios
técnicos y formales pero también en tanto en
cuanto la información dada y que se debe dar
debe toda aquella que cumpla los siguientes:
a) Comprensible dentro de la complejidad del
mundo económico y empresarial. b) Relevante sin llegar al exceso de información. c) Fiable en tanto no debe contener errores significativos. d) Comparable por cuanto parte de
una situación uniforme en el tiempo en dicha
empresa en relación a las demás. e) Oportuna en cuanto a la utilidad de la información
suministrada”.
Todo ello plantea la cuestión de la irregularidad contable relevante, y así la Sentencia
núm. 230/2007 de 26 abril del Juzgado de lo
Mercantil de Bilbo (Vizcaya), núm. 1, afirma
que: “Ciertamente la norma ha exigido que la
irregularidad no sea de escasa importancia,
sino relevante. Al utilizar el concepto jurídico
“irregularidad relevante”, que no define legalmente, hay que utilizar algún criterio que otorgue seguridad jurídica y evite que cualquier
error, omisión o irregularidad determine la
grave consecuencia de calificar el concurso
como culpable. Para hacerlo hay que partir de
que el concepto irregularidad ya supone reproche, pues al referirse a la contabilidad, denota que no es común o permisible, que no
se acomoda al patrón medio que el empresario diligente aplicaría al reflejar su situación
patrimonial. Irregular es lo que no es común o
habitual, lo que se sale de la norma. Incluso
la tercera acepción de la Real Academia Española refleja su sentido peyorativo, pues se
identifica con “malversación, desfalco, cohecho u otra inmoralidad en la gestión o administración pública, o en la privada”.
Como se afirmó en la Tercera Mesa Redonda del II Congreso de Derecho Mercantil,
en relación a la cuestión aquí planteada, “en
todo caso no es posible determinar reglas a
priori, al tratarse de una cuestión de hecho
que debe examinarse en cada caso concreto”.
CASOS DE INCUMPLIMIENTO
SUSTANCIAL
Los tribunales mercantiles, a la hora de
analizar la contabilidad de la concursada, han
considerado que se da un incumplimiento
sustancial de la contabilidad en los siguientes
supuestos:
pd
22/03/2011 19:47:08
Contabilidad y
concurso culpable
1.- Cuando existe una ausencia total de contabilidad, siendo muchos los casos en que
esta se produce(1), y a este respecto cabe
destacar lo siguiente:
–
Por una parte, que la falta de actualización de la contabilidad es equiparable a la falta de llevanza de la misma
(Jmer Madrid, núm. 5, sentencia núm.
116/2006 de 5 diciembre), si bien en
base a la anterior legislación la legalización tardía de los libros contables
suponía un defecto insuficiente para
calificar la quiebra como culpable (Audiencia Provincial de Barcelona (Sección 15ª), sentencia núm. 478/2008 de
18 diciembre).
–
Por otra parte, no es equiparable a la
llevanza de la contabilidad el simple y
acumulativo depósito de facturas y
otros documentos que, per se, no conforman contabilidad sino, en su caso,
su base documental (Audiencia Provincial de Alicante (Sección 8ª), sentencia de 23 septiembre 2008).
2.- Existencia de doble contabilidad (Audiencia Provincial de Madrid (Sección 28ª),
sentencia núm. 175/2009 de 26 junio).
3.- Cuando existe un incumplimiento de la llevanza de la contabilidad, entendiendo por
tal incumplimiento que existan irregularidades tales como:
–
cio de adquisición: la administración
concursal duda acerca de la valoración dada a los derechos de cobro registrados; d) principio de devengo: no
se han periodificado determinados
gastos, como las pagas extraordinarias del personal, y no se ha registrado
ningún gasto en concepto de dotaciones a la amortización del inmovilizado;
e) principio de correlación de ingresos
y gastos: el volumen de ingresos reflejado en concepto de ventas resulta
desproporcionado respecto a la cifra
de aprovisionamientos de ese mismo
ejercicio; f) principio de no compensación: la contabilidad de la concursada
no refleja la deuda con entidades financieras como consecuencia del descuento de efectos pendientes de vencimiento (Juzgado de lo Mercantil de
Oviedo (Asturias), núm. 1, sentencia
núm. 130/2007 de 2 junio).
Cuando en las cuentas formuladas se
conculcan los principios de contabilidad generalmente aceptados; a saber:
a) principio de prudencia: el valor de
los activos reflejados en la contabilidad es superior al valor realizable de
los mismos; b) principio de registro: en
determinados casos la correlación en
la numeración de los asientos no se
corresponde con las fecha de los
apuntes relativos; c) principio de pre-
(1) Juzgado de lo Mercantil de Palma de Mallorca (Islas Baleares), núm. 1, sentencia núm. 1/2008 de 10 enero; AP
Barcelona (Sección 15ª), auto núm. 136/2008 de 25 marzo;
AP Jaén (Sección 1ª), sentencia núm. 189/2009 de 25 septiembre; JMerc Palma de Mallorca (Islas Baleares), núm. 1,
sentencia núm. 154/2007 de 11 junio; JMerc Oviedo (Asturias), núm. 1, sentencia núm. 142/2007 de 3 septiembre; AP
Barcelona (Sección 15ª), sentencia núm. 16/2009 de 15
enero; AP Pontevedra (Sección 1ª), sentencia núm.
649/2008 de 20 noviembre; JMerc Barcelona, núm. 2, auto
de 5 mayo 2005; AP La Rioja (Sección 1ª), sentencia núm.
289/2008 de 17 octubre.
pd
042_a_Muñoz_231.indd 45
–
Existencia de ventas fraudulentas (Audiencia Provincial de Álava (Sección
pág
www.partidadoble.es
45
22/03/2011 19:47:08
contabilidad
nº 231
abril 2011
diencia Provincial de León (Sección
3ª), sentencia núm. 327/2000 de 20
octubre).
–
No se han llevado la contabilidad en la
forma y con todos los requisitos esenciales e indispensables que se prescriben en el Título III del Libro I del Código de Comercio y, entre ellos, la legalización que ordena el artículo 27 (Audiencia Provincial de Madrid (Sección
28ª), sentencia núm. 227/2009 de 24
septiembre).
–
Inclusión a sabiendas en el balance de
una factura de cuantía muy elevada que
no responde en realidad a un legítimo
derecho de crédito (Audiencia Provincial
de Barcelona (Sección 15ª), sentencia
núm. 305/2009 de 14 septiembre).
–
Existencia de ventas fraudulentas no
contabilizadas (Audiencia Provincial
de Álava (Sección 1ª), sentencia núm.
349/2007 de 27 noviembre).
–
La falta de aportación del Libro Diario
de dos ejercicio y de todos los libros
de otro ejercicio necesarios para conocer con precisión cuál era la situación
patrimonial de la sociedad (Audiencia
Provincial de Barcelona (Sección 15ª),
sentencia núm. 314/2008 de 16 septiembre).
–
Letras de peloteo, cuenta no contabilizad y anómalas transferencias de las
cuentas societarias a las privadas del
socio y apoderado general (Audiencia
Provincial de Zaragoza (Sección 5ª),
sentencia núm. 474/2008 de 10 septiembre).
–
No haber contabilizado unas liquidaciones tributarias procedentes de actas de inspección de los impuestos de
IVA e impuesto de sociedades y aparecer como activos créditos comerciales impagados, que deberían haberse
provisionado (Sentencia de la Audiencia Provincial de Alicante (s. 8ª) de 18
de diciembre de 2009).
–
Cuando estando obligado a ello, la mercantil muestra una absoluta dejación y
pasividad en su obligación de auditar
las cuentas (Audiencia Provincial de
1ª), sentencia núm. 349/2007 de 27
noviembre).
–
No se efectúan la amortizaciones de
manera adecuada (Audiencia Provincial de Pontevedra (Sección 1ª) Sentencia núm. 240/2009 de 27 mayo).
–
Ausencia de corrección valorativa de
las existencias en la contabilidad del
ejercicio que distorsionaba la imagen
real de la sociedad hasta el punto de
alterar sustancialmente la situación de
fondos propios de la empresa que, declarados positivos, eran realmente negativos (Audiencia Provincial de Madrid (Sección 28ª), sentencia núm.
298/2009 de 4 diciembre).
–
pág
46
042_a_Muñoz_231.indd 46
No inclusión de saldos existentes y
venta de casa por los concursados
por precio notoriamente inferior al
de mercado y falta de ingreso del precio recibido en su contabilidad (Au-
pd
22/03/2011 19:47:09
Contabilidad y
concurso culpable
Murcia (Sección 4ª), sentencia núm.
410/2009 de 16 julio).
–
Capital en tesorería no justificado (Audiencia Provincial de Granada (Sección
3ª), sentencia núm. 421/2008 de 14
octubre).
–
No haber reflejado en la memoria la
existencia de garantías (Juzgado de lo
Mercantil de Madrid, núm. 7, sentencia
de 11 abril 2008).
–
Falsa representación del inmovilizado
al reflejar la cancelación de deuda con
otra sociedad vinculada a la concursada, mediante transmisión de los derechos de arrendamiento sobre una nave que no pertenecía a esta sociedad:
contabilización de venta no realizada
efectivamente (Audiencia Provincial de
Zaragoza (Sección 5ª), sentencia núm.
569/2008 de 21 octubre).
–
Inclusión a sabiendas en el balance de
una factura de cuantía muy elevada
que no responde en realidad a un legítimo derecho de crédito (Audiencia Provincial Barcelona (Sección 15ª), sentencia núm. 305/2009 de 14 septiembre).
–
Falta de legalización de los Libros Diarios de los ejercicios y la falta de transcripción en el Libro de Inventarios y
Cuentas Anuales de los inventarios y
las cuentas de los ejercicios (Audiencia Provincial de Alicante (Sección 8ª),
sentencia núm. 37/2009 de 27 enero,
Audiencia Provincial de Barcelona
(Sección 15ª), sentencia núm.
314/2008 de 16 septiembre).
–
El uso de activos ficticios, no ajustados al Plan General de Contabilidad
(Juzgado de lo Mercantil de Oviedo
(Asturias), núm. 1, sentencia núm.
219/2007 de 29 octubre).
Los tribunales consideran que se da
incumplimiento sustancial de la
contabilidad cuando hay incumplimiento
de la llevanza o doble contabilidad
Sin olvidar que aunque la contabilidad la
lleven otros la responsabilidad es del empresario, que es el obligado a su llevanza (Audiencia Provincial de Tarragona (Sección 1ª),
sentencia núm. 386/2008 de 15 octubre) y que
la integración de la sociedad en una Unión
Temporal de Empresas (UTE) no supone extinción de su personalidad jurídica: persiste
respecto de ellas la obligación de llevar contabilidad: perjuicio a los acreedores (Audiencia
Provincial de Navarra (Sección 3ª), sentencia
núm. 188/2008 de 18 noviembre).
Y un largo etcétera, de tal manera que, a
la espera de que se pronuncie el Tribunal Supremo, los tribunales mercantiles van creando
jurisprudencia menor acerca de cuándo se
puede considerar que una irregularidad contable es relevante. Tan relevante como para
abrir la pieza de calificación y derivar en una
posible condena a los administradores sociales de la concursada, y cómplices, a pagar el
déficit patrimonial. Es decir, tendrían que asumir el pago de la parte proporcional de los
créditos contra la masa y concúrsales (una
vez aplicada la quita si se ha llegado a un
convenio) que los acreedores hayan dejado
de cobrar, una vez agotada la masa. 
COMENTEESTEARTÍCULO
En www. partidadoble.es
BIBLIOGRAFÍA
–
Inclusión de cuentas inexistentes (Juzgado de lo Mercantil de Madrid, núm.
5, sentencia núm. 7/2007 de 18 enero).
–
No incluir en la contabilidad las diversas sentencias que condenaban a la
sociedad concursada a pagos dinerarios (Juzgado de lo Mercantil núm. 1
de Bilbao (Provincia de Vizcaya).
pd
042_a_Muñoz_231.indd 47
Díaz Martínez Manuel y Gómez Soler, Eduardo.
2009. La calificación del concurso de acreedores. Valencia: Tirant lo Blanch.
Fernández del Pozo, Luis. 2006. La contabilidad
en el concurso de acreedores. Anuario de derecho concursal nº 8 pgs 49-96.
Gómez Martín, Fernando. 2009. Problemática
contable, tributaria y de la TGSS, en sede
concursal. Valencia: Tirant lo Blanch.
pág
www.partidadoble.es
47
22/03/2011 19:47:10
Fly UP