...

No oigo, no oigo soy de palo, tengo orejas de pescado

by user

on
Category: Documents
1

views

Report

Comments

Transcript

No oigo, no oigo soy de palo, tengo orejas de pescado
No oigo, no oigo soy de palo, tengo orejas de pescado
{include_intro 481 0}
¿Te acuerdas en tu época de colegio si usabas esta frase? ¿Por qué crees que la usan los
niños?
Hace poco escuché esta frase y me hizo mucho sentido, ¡es la forma en que los niños
empiezan la vida y jugando aprenden a
poner límites
a los otros niños!
¿Te das cuenta de la importancia de estos juegos? Son los primeros ensayos para decirle a
alguien necio que deje de hablar o que aunque lo haga, sus palabras no tendrán ningún
impacto, porque al tener orejas de pescado no estás dispuesto a permitir que lo que te dice
entre en ti.
Está diciendo:
decido no escucharte.
Es una importante declaración de independencia, pedir ser respetado, marcar los límites
y cuidar de sí mismo con la autoprotección ante palabras hirientes e inaceptables.
Ya no suena tan infantil... ¿o sí?
Qué tal esta otra: Lero, lero, candelero, calzón de cuero... Creo que, si mal no recuerdo esta
frase era para comunicar algo así como,
intentaste hacerme daño pero me pude proteger de ti, no me alcanzaste, fui más rápido,
más astuto, no me hiciste daño y fui muy bueno en cuidarme
. Mis límites sí sirven y estoy bien. Ah, y no lo vuelvas a intentar porque te va a ir igual de mal.
Es un límite importante que, tristemente, con los años olvidamos.
Espejito-espejito: Recuerdo perfectamente que en el colegio, cuando alguien nos decía algo
que venía con una carga ofensiva poníamos la mano frente a nuestra cara con la palma abierta
hacia el ofensor y al repetir esto le devolvíamos su ofensa y le daba en la cara. Todo lo que
decía le rebotaba y regresaba.
El límite y el mensaje era: todo lo feo que
tú me digas a mí es algo que te desagrada a ti de ti y debes lidiar con ello, a mí no me
hace sentido y no lo recibo
. Llévate tus
ofensas contigo. O como dicen también... "Ver la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio".
1/2
No oigo, no oigo soy de palo, tengo orejas de pescado
Algunas nuevas que me parecen muy divertidas y son las que algunas niñas modernas usan
son algunas como cómprate un bosque y piérdete, haciendo alusión a que no se metan en
mi vida y mejor concéntrense en su propia vida
. Un límite muy claro y una forma de marcar su territorio, cuando la otra persona no entiende
que está sobrepasando las fronteras establecidas por ti. El viejo y conocido dicho: "vive y deja
vivir".
Cómprate la casa de Barbie y hazte una vida es la forma de decirle a alguien que enfoque
sus energías en su propia vida y deje de ver la de los otros de la forma imprudente en que lo
está haciendo.
Cuando la gente está
aburrida con su vida, tiende a meterse en la de los demás.
Recuerdo muy bien cuando alguna pobre niña era mensajera de dos que se comunicaban mal,
hasta que le decía alguno: Andá y decile a ... que los mensajeros son tontos y salía feliz
con el mensaje hasta que a medio camino le cambiaba la carita....
El mensaje o límite es que no te metas en los problemas de otros, la comunicación mala
o buena de otros no te incumbe
. Consejo sano: Si no pasa por los tres filtros (es verdadero, beneficia a alguien, me consta),
¡no lo digas! Ah, ¡y si tú no tienes vela en ese entierro, no te metas!
No estoy a favor o en contra con la forma de decir las cosas, simplemente quiero invitarlos a
pensar en esa época cuando eran niños, en que fueron capaces de defenderse, de poner
límites, a la vez, pueden intentar identificar o recordar cuándo fue que en el camino hacia
la adultez perdieron ese permiso de defenderse y de poner a los otros en su lugar y/o a
ustedes mismos en un lugar de protección.
2/2
Fly UP