...

Rescataron a otros dos cadáveres del micro que cayó

by user

on
Category: Documents
1

views

Report

Comments

Transcript

Rescataron a otros dos cadáveres del micro que cayó
24 POLICIALES
La Plata, martes 19 de enero de 1999
SUMAN SEIS LOS MUERTOS
Rescataron a otros dos cadáveres del
micro que cayó al río desde un puente
El rastrillaje de los buzos tácticos permitió rescatar otros dos cuerpos con el río crecido y soportando un fuerte temporal de lluvia
y viento. Hasta última hora trataron de sacar la grúa y el micro, pero finalmente no se pudo pese a los denodados esfuerzos
Con grandes dificultades por la
crecida del río Colastiné y el mal
tiempo, efectivos de Prefectura continuaron ayer con la tareas de
rescate del chofer y los pasajeros del
micro que cayó a ese curso de agua
luego de chocar con un automóvil.
El rastrillaje de los buzos tácticos
permitió rescatar los cadáveres de
otros dos pasajeros, con lo cual
suman seis los muertos y quedan
entre tres y cinco desaparecidos,
informaron fuentes policiales.
Paralelamente, con la ayuda de
una grúa flotante los efectivos de
Prefectura trataron de rescatar el
ómnibus de la empresa Etacer y la
grúa que el domingo se cayó al
agua.
La tarea se veía dificultada por la
intensa lluvia que se registró ayer a
la madrugada y que hizo subir el
nivel del río, que presenta una
fuerte correntada.
El accidente se produjo a las 3 de
la madrugada sobre la ruta 186,
cuando el colectivo chocó con un
Peugeot 504, rompió la baranda de
contención del puente y cayó al río,
que en ese sector tiene entre 10 y 14
metros de profundidad.
El conductor del auto, identificado como Francisco Abasto, de 38
años, resultó gravemente herido y
fue conducido al hospital Trullen,
de Santa Fe, donde murió.
De las aproximadamente 12 personas que viajaban en el colectivo,
que realizaba el recorrido entre la
ciudad de Santa Fe y Paraná, sólo
dos sobrevivieron: Mariela
Calarraga, de 25 años, y Andrés
Bouchet, de 28, ambos pasajeros.
Si bien no sabían nadar, se amarraron a un bolso y permanecieron
varios minutos flotando en al agua
hasta que fueron rescatados por dos
pescadores con un bote.
Tres de los restantes pasajeros
fueron encontrados muertos dentro
del micro. Los cuerpos correspon-
den a tres mujeres, dos de ellas
identificadas como María Alejandra
Rivero, de 24 años, y a Ramona
Dionisia Calveiro de Luna, de 50.
Ayer al mediodía, al reanudarse
la búsqueda, se halló a otros dos
cadáveres, uno de los cuales es el de
Cristian Biaggini, de 26 años,
esposo de la sobreviviente
Calarraga.
El otro corresponde a un hombre
de entre 40 y 50 años de edad,
quien fue hallado flotando a unos
5.000 metros aguas abajo de donde
se produjo el accidente.
El subprefecto Alejandro
Anichini, a cargo de los buzos tácticos que efectuaron una inspección
subacuática en la zona, dijo que las
condiciones climáticas dificultan los
trabajos y que la fuerte correntada
podría haber arrastrado los cuerpos.
Agregó que “es prematuro determinar cuánto tiempo llevará extraer
los cuerpos del río en virtud de las
malas condiciones climáticas, de la
turbiedad y la profundidad de las
aguas en la zona”.
Buzos especializados demarcaron
con boyas el sector donde se hallan
ubicados en el lecho del río tanto el
ómnibus siniestrado como la grúa
perteneciente a la empresa provincial de la Energía.
La enorme grúa fue trasladada en
navegación desde las inmediaciones
del Túnel Subfluvial Hernandarias
por el río Paraná.
Se trata de un pontón flotante
que en la parte central contiene los
sistemas que permiten desplegar las
‘plumas’ con una capacidad de izamiento y soporte de unas 80
toneladas.
Fuentes de la Prefectura Naval
consultadas por indicaron que “las
operaciones se completarán en la
jornada de ayer, para lo cual personal de la empresa provincial de la
energía iluminó especialmente el
sector”.
La grúa flotante llegó ayer para sacar a la otra grúa y al micro del agua
Falló el primer intento por sacar la grúa
El primer intento por retirar la grúa que el
domingo cayó a las aguas del río Colinté fracasó
anoche porque se desprendió su tren trasero,
desde el cual era arrastrada, informaron fuentes de
Prefectura.
La grúa era arrastrada por otra de gran porte
que está operando desde un pontón flotante cuando se le desprendió el tren trasero -dos ruedas y
partes de chasis-, que fue lo único que pudo ser
retirado del agua.
Los buzos tácticos y el personal especializado
de Prefectura debieron entonces comenzar nuevamente a ligar la otra parte de la grúa, la carcaza y
la pluma, que cayó sobre el micro.
El objetivo es retirar la grúa para dejar liberado
el colectivo, cuya estructura fue ligada, mediante
cuerdas de acero, al tercer pilote del puente y a
estacas colocadas en la costa este.
La inestabilidad del tiempo y la fuerte correntada conspiran para el desarrollo de los trabajos que
están siendo llevados adelante por buzos tácticos
y el personal especializado que arribó desde la
Capital Federal.
La idea de liberar el micro de la grúa que
tienen encima es facilitar la tarea de los cuerpos
que aún permanecen en el interior.
Fuentes de prefectura informaron que las tareas de rescate continuarán hoy a primera hora,
siempre cuando las condiciones climáticas lo
permitan.
Muere joven ciclista tras ser atropellado Sacaron otro cuerpo en el Cabra Corral
Un joven de alrededor de 20 años se
convirtió en una nueva víctima fatal de
conductores irresponsables. El muchacho
murió tras ser atropellado por una
camioneta. El desgraciado accidente
sucedió cerca de la una de la tarde en la
calle 454 entre 148 y 147 de City Bell.
Según informaron fuentes policiales, la
camioneta Ford F 100 roja transitaba a
gran velocidad. Impulsada por razones que
aún se tratan de establecer, se desvió del
carril por el cual circulaba e invadió el carril contrario. En la maniobra, embistió a
un joven que se dirigía en bicicleta en sentido opuesto.
Declaraciones de testigos indicaron que
era tal la velocidad que llevaba la camioneta, que el conductor no pudo detenerse y
arrastró a la víctima con él. El automóvil se
subió a la vereda e ingresó 25 metros en el
terreno de una casaquinta de la cuadra.
Como consecuencia del tremendo
golpe, el joven murió en el acto. En el
lugar se presentaron efectivos de la comisaría 10ma. de City Bell y de Bomberos de
Villa Elisa. Según se informó, el joven se
encontraba indocumentado y su edad
oscilaría entre los 18 y 20 años. Por otra
parte, en la camioneta patente AAO 183
sólo viajaría el conductor, un hombre de
alrededor de 40 años identificado como
Juan Damielo.
La causa fue caratulada como “homicidio culposo” y quedó a disposición de los
fiscales penales en turno Javier Carlos
Guzmán y Claudia Cendoya.
Efectivos de la División Lacustre lograron
rescatar ayer al segundo de los tres cuerpos de
las víctimas del naufragio que se produjo en la
madrugada del domingo, cuando un catamarán que transportaba a 26 pescadores se
hundió en las aguas del dique salteño Cabra
Corral.
El rescate del cadáver de Mario Pascual
Alvarez, de 26 años, se produjo cerca del
mediodía, mientras que continúan las tareas
de buceo y patrullaje en el lago, tendientes a
ubicar el cuerpo de Eduardo Rufino, de 36.
El cuerpo de Alvarez se encontraba en el
interior del habitáculo del catamarán ‘Salto
San Jorge’, que yace hundido a 35 metros de
profundidad, desde la madrugada del pasado
domingo, poco después de salir en excursión
de pesca.
De los 26 pasajeros que transportaba la
embarcación, que era guiada por el timonel
Ricardo Daniel Bazán, Rufino, Alvarez y José
Ismael Liendro, cuyo cuerpo fue hallado ayer,
fueron las víctimas mortales del naufragio.
En tanto, un grupo de especialistas trabajan en las pericias necesarias para establecer
los motivos por los qué la nave, que
pertenecía a Enrique Del Frari, se hundió en
escasos segundos, a mil metros aguas adentro.
El resto de los pasajeros llegó nadando o
con la ayuda de los miembros de otra nave
que estaba cerca y de la Policía Lacustre hasta
la zona de la costa, desde donde fueron
trasladados al hospital de la localidad de
Coronel Moldes, ubicada a 67 kilómetros de
esta ciudad, para la correspondiente atención
médica.
POLICIALES
La Plata, martes 19 de enero de 1999
25
¿ASESINO AL VOLANTE?
En pocos días un chofer de micros
protagonizó dos accidentes fatales
Un hombre, cuya esposa había muerto en el primer accidente, denunció que continuaba manejando micros en la línea 214.
Un mes después participó de otro choque. Murió uno de sus pasajeros al golpear la cabeza contra la máquina expendedora
“Si todavía no hay un fallo judicial, que por lo menos deje de
manejar por respeto”, había dicho
Oscar Alberto Marzano, cuya pareja murió el 3 de diciembre último
en un trágico accidente de tránsito
mientras manejaba un ciclomotor y
fue embestida por el conductor de
un colectivo de la línea 214. En
aquella oportunidad, decía que el
chofer continuaba manejando.
Ayer, este medio pudo comprobar
que sus afirmaciones eran ciertas y,
además, que el 8 de enero había
participado de otro choque en el
que también murió una persona.
“Chocaron dos colectivos y un
auto a metros de 1 y 44”, informó
“Hoy” el sábado 9 de enero. Del
accidente participaron un Ford
Taunus, un micro de la empresa
Transportes Automotores La Plata
(TALP) y un 214, cuyo conductor
fue identificado por la policía como
Manuel Solís. El mismo chofer que
30 días antes había chocado contra
el ciclomotor conducido por Ester
Zulema Piaggi, la esposa de
Marzano murió en el acto.
El día que se produjo el accidente de 1 y 44 una tenue llovizna
que caía sobre La Plata había mojado el asfalto, que estaba resbaladizo.
La triple colisión, según los testigos
que hablaron con los medios que se
hicieron presentes en el lugar, se
produjo luego de que el Ford
Taunus -B 1705105-, conducido
por Mauricio Brignoli, frenara para
evitar atropellar a un motociclista
que se había cruzado en su camino.
Detrás del auto se desplazaba un
micro de media distancia de la
empresa TALP -SZR 506- que era
manejado por Edgardo Erico
Rodríguez. Y más atrás aún Manuel
Solís conducía el interno 41 -AIL
194- de la línea 214.
Ocho personas resultaron con
heridas como consecuencia del
fuerte impacto. Varias ambulancias
las trasladaron a los hospitales San
Martín y Gutiérrez, en donde la
mayoría fue dada de alta el mismo
día.
Uno de los pacientes, sin embargo, fue trasladado desde el San
Martín a IPENSA por la gravedad de
sus heridas. Viajaba en el micro 214
y por el choque se había golpeado
la cabeza con la máquina expendedora de boletos. Sufrió la fractura
de la columna cervical y falleció el
viernes 15 de enero. Su nombre era
Carlos Escobio y tenía 65 años.
Marzano había llegado el último
viernes a la redacción del “Hoy”
indignado porque el chofer del
micro que había participado del
accidente en el que perdió la vida
Ester Piaggi continuaba manejando
diferentes internos de la línea 214.
Aunque sólo era su palabra contra la de los empleados de la empresa, quienes telefónicamente
negaron que Solís haya trabajado en
el último mes, Marzano podía
explicar los días y los horarios en
los que se había cruzado con
alguno de los micros que manejaba
el chofer que se llevó por delante a
su mujer.
Desgraciadamente, no hizo falta
que la memoria del hombre funcionara a la perfección porque Solís
volvió a ser noticia el 9 de enero.
Ese día fue partícipe de un triple
choque en la esquina de 1 y 44. Y
siete días después uno de sus
pasajeros perdió la vida como consecuencia de las heridas que le produjo el accidente.
El micro de la línea 214 era conducido por un chofer que había participado de un accidente fatal hacía 30 días
Pero mientras Escobio disputaba
su pelea entre la vida y la muerte,
en la empresa “despidieron a Solís
porque había chocado dos micros y
les salía muy caro”, contó una
fuente que prefirió mantener su
identidad en reserva.
Marzano investigaba desde la
impotencia, en un intento desesperado para mitigar su dolor, el
choque por el que había perdido la
vida la mujer que había sido su
pareja por más de 20 años. El hombre se preguntaba si tenía que morir
otra persona para que la empresa de
micros encontrara otra función para
Solís. En ese instante moría Carlos
Escobio, tras una semana de agonía.
En la empresa no contestan
11.20: atiende una persona que se
identifica como un empleado. Dice
que no puede dar los datos requeridos por el cronista del “Diario Hoy”
e informa que el jefe de personal
está en una reunión.
11.35: no se encuentran ni el jefe
de personal ni los directivos de la
empresa. “Llamaron hace un rato y
ya les dije que estaban en una
reunión”, afirmó el empleado que
atendió el teléfono.
11.50: “tovavía están reunidos”, se
informó. Los cronistas de este medio
El triple choque y la muerte de un pasajero del micro
Carlos Escobio, de 65 años,
viajaba en el interno 47 de la línea
214 el día que el micro participó
de un triple choque.
Al volante iba Manuel Solís,
quien un mes antes y con otro
coche había participado del accidente por el cual había perdido la
vida Ester Zulema Piaggi.
Escobio murió una semana
después del incidente como consecuencia de las heridas que había
sufrido.
El hombre se había golpeado la
cabeza contra la máquina expendora de boletos. Sufrió la fractura
de la columna cervical y fue
trasladado rápidamente al hospital San Martín y más tarde a IPENSA, por la gravedad de sus heridas. Murió a las 18.20 horas del
viernes 15 de enero, una semana
después, a pesar del esfuerzo de
algunos pasajeros. Entre ellos se
los médicos.
El accidente que finalmente le encontraban Liliana Barros,
causó la muerte a Escobio se pro- Adriana Domínguez, ambas
dujo poco después de las 17.00 oriundas de la localidad de
horas del viernes 8 de enero en Berazategui; Juana Todavo, María
avenida 1 entre calles 44 y 45.
del Carmen Salemi, Martín
Fue un múltiple choque pro- Frezzini y Aníbal Ibañez, todos
tagonizado por
ellos de Berisso.
un Ford Taunus, Escobio murió una semana
En tanto, al hospital San Martín
un micro de
T r a n s p o r t e s después del choque como con- fue derivado con
Automotores La secuencia de sus heridas. Se p o l i t r a u m a Plata (TALP) y había fracturado la columna tismos varios y
fractura
de
un colectivo de
columna cervila línea 214,
cuyo chofer era justamente cal el pasajero Carlos Escobio.
Manuel Solís.
Por la gravedad de sus heridas
Hubo varios heridos. Al hospi- debió ser trasladado poco más
tal Ricardo Gutiérrez fueron tarde a Instituto Privado Clínico
trasladados con politraumatismos Quirúrgico de diagnóstico y
y heridas cortantes causadas por Tratamiento (IPENSA) para un
los vidrios de los micros que se mejor tratamiento, aunque fallehicieron añicos con el impacto ció el viernes 15 de enero.
El fiscal Mariano Lasarte
requirió una inmediata operación
de autopsia y placas fotográficas.
Las mismas se realizaron ayer
en la morgue del cementerio de
La Plata, por los médicos forenses
Miguel Angel Miñones y Viviana
Sansone.
Posteriormente, el hijo de la
víctima, de igual nombre, reclamó
el cadáver al fiscal para cremarlo.
Fuentes de tribunales informaron que la instrucción de los
dos accidentes contó con
numerosos testigos que acreditarían la responsabilidad del
chofer del colectivo.
En ese sentido, voceros judiciales remarcaron que “en este
tipo de accidentes fatales no sólo
importa la responsabilidad del
conductor sino también de quien
tenía el deber de controlarlo”.
informaron que volerían a llamar y
dejaron un número de teléfono para
que los directivos puedan comunicarse a esta redacción.
12.15: el teléfono está ocupado.
12.20: el teléfono está ocupado.
12:35: “No hay nadie, se fueron a
las 12.10”, contestó otro empleado.
Además, explicó que comenzó
a trabajar después de las 12.00
horas, por lo que no había
atendido ninguno de los llamados
anteriores y desconocía que se
habían hecho.
Fly UP