...

Comunicado de la Policia Local de Navalcarnero

by user

on
Category: Documents
2

views

Report

Comments

Transcript

Comunicado de la Policia Local de Navalcarnero
COMUNICADO DE LA POLICIA LOCAL DE NAVALCARNERO
Tras muchos rumores, mentiras y verdades a sesgadas, el 100 % de los miembros de
Policía Local de Navalcarnero (excepto el sargento jefe y el sargento en prácticas) han dicho
basta.
Basta ya de callarnos para que los ciudadanos de Navalcarnero, a los cuales les
ofrecemos nuestros servicios y la seguridad que deben tener, no sepan que tal seguridad y
servicios en la mayoría de los casos es deficiente, por falta de recursos humanos y medios para
llevarla a cabo en su justa medida.
El ciudadano de Navalcarnero no es consciente de los numerosos días que ha estado el
municipio con tan solo una patrulla (compuesta por dos agentes) e incluso un único agente, el
cual por motivos obvios de seguridad no puede salir a la calle y se tiene que limitar a quedarse
en las dependencias policiales para simplemente atender todo tipo de llamadas, aparentando
que los ciudadanos de Navalcarnero están seguros y atendidos con su Policía Local.
El Ayuntamiento lleva poniendo a prueba a sus agentes y mandos, hasta límites
incomprensibles a todos los niveles que uno puede analizar: condiciones laborales, condiciones
de seguridad, condiciones de salud, medios, falta de respeto a sus derechos,…
Llevan años reclamando lo que su propio Alcalde firmó en consonancia con los
representantes para establecer una serie de condiciones laborales que han de cumplirse por la
especial significación que es el servicio de la Policía. Como consecuencia de ello los policías
llegaron al límite de solicitar legalmente aquellas condiciones incumplidas reiteradamente sin
justificación ni explicación alguna. Como respuesta siguiente, por parte de Concejales del
Ayuntamiento se vulneraron derechos fundamentales de uno de los representantes de los
policías, al cual se le destituyó de su cargo de jefe de servicio por no callar ni agachar la cabeza.
Suerte tuvo de poder demostrarlo ante la justicia y así ganar un juicio al propio Ayuntamiento
el cual con todo su dolor tuvo que readmitirle en su cargo e indemnizarle económicamente.
Pero los policías no sólo no agacharon la cabeza sino que todas sus peticiones formales
y legales de condiciones incumplidas se centraron en un único objetivo: respeto. Respeto al
trabajador, respeto a los derechos, respeto a la ley y por supuesto respeto a la persona.
Los policías de Navalcarnero se encuentran sin medios adecuados de trabajo: coches
con deficiencias graves de seguridad, años sin calefacción ni aire acondicionado, calzado con
más de dos años de antigüedad e inadecuado para determinadas condiciones meteorológicas,
falta de medios informáticos, …
Al parecer para nuestro gobierno local no le es de ningún interés ni la seguridad de sus
agentes ni la de su pueblo, ya que no sólo estamos muy por debajo de la media de policías por
habitantes en la Comunidad de Madrid, sino que se permite el lujo de no cubrir plazas
vacantes de Agentes BESCAM que tiene (subvencionadas económicamente por la Comunidad
de Madrid), ya que al parecer esos chicos “que han metido en los trasteros de Ronda de San
Juan” no interesan porque por ley tienen que ser funcionarios de carrera y eso supone que no
tienen que agachar la cabeza ni callar muchas cosas que por desgracia otros compañeros del
Ayuntamiento tienen que callar por miedo a que les pase lo que ha empezado a pasar,
despidos con dudosa justificación objetiva.
En las últimas fechas, a raíz de una concentración que tuvieron los Policías de
Navalcarnero, el pueblo empezó a hablar. Muchos piensan que los policías pedimos dinero,
como al parecer ha querido la corporación municipal rápidamente difundir para echarnos a
muchos vecinos que lo están pasando realmente mal. Pero no es así, hemos perdido un poder
adquisitivo muy grande, más del 11 % de nuestras retribuciones anuales en menos de dos
años, y ninguno de nosotros ha dicho nada a la corporación sobre ello, asumiendo lo
legalmente establecido en ese aspecto. Pero otra de las leyes de reestructuración que ha
establecido el Gobierno Central para todos los funcionarios, es la ampliación de la jornada
laboral. En el precepto legal que se establece para tal, se referencia claramente que dicha
jornada se aplicará de forma específica en aquellas situaciones o jornadas especiales (como es
la de los Policías). Nuestra jornada es especial porque trabajamos fines de semana, festivos,
días de especial significación (Nochebuena, Nochevieja, Semana Santa,….), además de noches
y todo ello con turnos rotativos, lo que deja difícil una normal conciliación de la vida familiar
para los policías. Dicha jornada especial está regulada para establecer unos índices correctores
en relación a las jornadas festivas y las jornadas nocturnas que se realicen. De esta forma las
horas trabajadas un sábado por la noche o un día de Nochebuena, no es lo mismo que trabajar
de lunes a viernes de mañana como la mayoría de los funcionarios de las administraciones
publicas.
Nuestra corporación municipal impuso la nueva jornada a todos los policías, sin aplicar
índice corrector alguno, sin escuchar alternativas a su aplicación y desarrollando las leyes a su
antojo (cuando la administración local no tiene bajo ningún concepto la competencia de
desarrollo de ninguna ley). Esto supone que los policías no sólo tienen que hacer frente a unos
turnos de trabajo de difícil conciliación familiar y desgaste personal, sino que los obliga a
trabajar más de 20 días al año de más, sin poder descansar lo necesario o estar con sus
familias.
Los policías ya en el límite, por las numerosas irregularidades e incumplimientos
recibidos en los últimos años, deciden no negociar nada más hasta que no se cumpla lo
legalmente establecido en su jornada laboral, sin imposiciones traicioneras. Por ello nuestro
Alcalde, en vez de escucharnos, decide imponernos trabajar obligatoriamente a toda la
plantilla durante las Fiestas Patronales en nuestro tiempo libre, lo hace por decreto, sin
negociación y sin fundamento legal ni veraz alguno.
Ante tanta presión a base de imposiciones e irregularidades, los policías de
Navalcarnero han decidido salir a la calle a manifestar su malestar e indignación a la vez que
han iniciado las correspondientes acciones legales ante lo que consideramos una vulneración
continua de nuestras condiciones y derechos laborales. Por ello tristemente informamos que
ya se han tramitado alrededor de 40 demandas en el juzgado contencioso administrativo y se
ha iniciado el procedimiento para otras 120 demandas más. Lo peor de todo esto no es lo que
tengamos nosotros que esperar para que se nos reconozcan los derechos que se nos plasman
en los correspondientes acuerdos o en las correspondientes leyes, sino que el Ayuntamiento
va a ir asumiendo todos los gastos que estos contenciosos pueden y van a generar como:
condena a costas procesales y gastos (incomprensibles pero ya se han dado varios casos) de
defensa jurídica por parte de bufetes externos. Gastos que pagan los ciudadanos de
Navalcarnero y dudamos sean conscientes de ello.
Lo que sí está claro es que todos, absolutamente todos los policías de nuestro pueblo
(excepto alguno muy concreto que parece que debe algo) están más unidos que nunca, y no es
casualidad, no piden nada más que una única cosa: RESPETO. Y no van a parar de pedirlo y
mucho menos a bajar la cabeza.
SEGUIREMOS SIRVIENDO A LOS CIUDADANOS DE NAVALCARNERO TODO LO MEJOR QUE
PODAMOS, PORQUE UNA COSA QUE NOS DIFERENCIA (UNA DE MUCHAS) DE LOS POLITICOS
QUE LO GOBIERNAN ES NUESTRO COMPROMISO.
Fly UP