...

El poder del querer

by user

on
Category: Documents
1

views

Report

Comments

Transcript

El poder del querer
FORTALEZA: EL PODER DEL QUERER
Fortaleza, del latín fortis, más eza= cualidad, estado
Virtud que invita o enardece el apetito irascible, o que se irrita
fácilmente, influyendo en la voluntad para que la persona no desista o renuncie en
conseguir el bien arduo o difícil, ni siquiera por el máximo peligro. Es decir, nos
invita a permanecer firmes en el bien, aún cuando se presente la dificultad y los
problemas.
Toda virtus, de vir, es fuerza, y por eso la fortaleza está presente en cada
virtud. Conlleva o soporta serenidad para aceptar las cosas que no se pueden
cambiar, valor para cambiar aquello que se puede, inteligencia para distinguir la
diferencia.
Sin la sabiduría el esfuerzo es ciego, pero sin el esfuerzo la sabiduría es
impotente; si falta conocimiento no hay voluntad, sino instinto, tendencias y
pulsiones, pero si falta la voluntad el conocimiento es inútil. Sin fortaleza sólo
queda pesimismo, del L. pesimus= superlativo de malo; ismo= conformidad con.
Es decir, quien estime inmodificable una realidad será un simple pesimista
disfrazado de realista. No se trata de la acción por la acción, del mero activismo,
pues lo que se hace sin formar una mentalidad carece de sentido y no hace nada.
La vida diaria de toda persona debe convertirse en animosidad, valor y
esfuerzo, coraje; valor para afrontar o hacer algo; constancia, firmeza de algo en
las resoluciones y en los propósitos, ánimo o intención de hacer o de no hacer
todo aquello que me engrandece y, valentía, ánimo o intención en hacer cosas
extraordinarias emprendiendo acciones difíciles y sobrellevando las penas.
En suma, es la capacidad de respuesta que da la persona para hacer siempre
algún bien y, hacer de las pequeñas cosas de cada día una suma de esfuerzos
que sean algo grande porque se realizan con amor.
La virtud de la fortaleza es propia de los adolescentes porque por naturaleza
son jóvenes de grandes ideales y esperanzas puestas en el futuro. Pero, si estos
jóvenes no encuentran causas o razones para canalizar sus inquietudes, porque
sus padres y maestros no les proponen unas metas y proyectos con fines
adecuados y, no les ayudan a asimilar unos criterios, reglas o razones rectas y
verdaderas, esta energía latente en ellos puede dirigirse hacia la destrucción de lo
que nosotros no fuimos capaces de sembrar a tiempo en su persona.
1
La fortaleza tiene dos actos.
·
·
Atacar. La vida del hombre sobre la tierra es una milicia o una
batalla en la que hay que combatir todos los días a fin de aprender a
atacar para la defensa del bien, exterminando a los impugnadores o
combatientes.
Resistir. Con firmeza los asaltos de todo aquello que nos pueda
hacer retroceder un paso en el camino emprendido de la plenificación
del bien.
La educación de la fortaleza
Como dice Cervantes “espíritu de superación no quiere decir ambición,
codicia, sino deseo de hacer las cosas cada vez mejor, de perfeccionarse, de
progresar y de practicar el bien”.
La persona que no quiere mejorar, que es egoísta, que busca nada más que el
placer, no tiene motivos para desarrollar la virtud de la fortaleza porque es
indiferente a practicar el bien.
Precisamente por eso se podría decir que la virtud de la fortaleza es muy
propia de los adolescentes porque, por naturaleza, son personas jóvenes de
grandes ideales que quieren cambiar el mundo. Si estos jóvenes no encuentran
causas para estas inquietudes porque sus padres y maestros no les proponen
unas metas, propósitos y proyectos con fines adecuados y, no les ayudan a
asimilar unos criterios rectos y verdaderos, ésta energía latente puede dirigirse
hacia la destrucción de lo que nosotros hemos sembrado.
Concretamente, si educamos a nuestros hijos y alumnos a esforzarse y a
dominarse, pero no les enseñamos lo que es bueno, pueden acabar buscando lo
malo con una gran eficacia.
Principios para orientar la fortaleza.
1. Resistir
Empecemos por considerar lo que significa el concepto: “se refiere a resistir las
influencias nocivas y soportar las molestias”.
Así pues el desarrollo de la fortaleza en los hijos y discípulos les ayuda a
vencer el temor cuando esta es gobernada por la prudencia, de lo contrario, si la
fortaleza no está gobernada por la prudencia se puede caer en el vicio de la
osadía atrevimiento, temeridad, descaro y arrojo, que desprecia los dictámenes de
la prudencia saliendo al encuentro del peligro influenciando perjudicialmente en su
conducta.
2
Como ejemplo vamos a considerar el temor a la oscuridad. Por una parte se
espera de los hijos pongan algo de su parte, pero de acuerdo con sus
posibilidades, esto mismo sucede cuando los niños y jóvenes entran a la escuela
el primer día por el temor a lo desconocido. Por tanto, no se trata de protegerlos
para que no lleguen a tener contacto con el objeto de su temor, sino de graduar el
contacto, ofreciendo la ayuda necesaria para que logren superarlo. Es decir,
significa mostrar confianza en el hijo y el alumno, apoyarles con cariño, explicarles
la situación real y hacerles esforzarse gradualmente para que resistan y superen
el temor que tienen. Así, si el niño está acostumbrado a dormir con la luz
encendida se podría apagar esa luz, pero dejar la luz encendida del pasillo con la
puerta abierta; luego apagar esa luz, pero estar en un lugar donde el niño oye la
voz de sus padres. En la escuela vencerán ese temor explicándoles bien lo que
tienen que hacer y lo que se espera de ellos.
Por otra parte, está claro que quejarse o permitir a los hijos y alumnos que se
quejen es crear un ambiente y una mala costumbre que va en contra del sentido
de la fortaleza que supone un esfuerzo continuo y bien intencionado.
2. Indiferencia:
La indiferencia es además del temor y la osadía el tercer vicio contra la
fortaleza. La indiferencia es causa de un exceso de temor, es decir, se trata de
las personas que, por no reconocer su deber de mejorar o por no reconocer o
querer enterarse de las influencias perjudiciales, adoptan una actitud pasiva,
cómoda o perezosa.
Está claro que los jóvenes que adoptan esta condición no hacen más que
recibir lo que encuentran y les ofrecen sin ningún esfuerzo de su parte en deliberar
y, nos interesa como educadores, porque existe una tendencia en algunos padres
y maestros a proteger y sustituirles en los esfuerzos que deberían realizar ellos, de
tal modo que solo aprenden a recibir y al enfrentarse con algo desconocido, sin la
ayuda de sus tutores no sabrán responder por sí mismos haciendo inoperante e
ineficaz su desarrollo personal.
Una vida cómoda acaba siendo un ejercicio de egoísmo. El egoísta cuando
consigue lo que le apetece encuentra una “satisfacción superficial” y, cuando no lo
encuentra se derrumba o busca cualquier tipo de evasión con lo que tenga a la
mano. Para que los hijos y alumnos no lleguen a ser indiferentes en la vida, habrá
que exigirles esfuerzo desde muy pequeños; esfuerzo en resistir para formarles el
valor de lo recio y varonil sin miedo al dolor; jóvenes que saben sufrir callando y no
lo comunican para que no los compadezcan; sin miedo al sacrificio ni a la lucha
porque no se acobardan ni se asustan ante las dificultades que les presenta la
vida diaria.
3
3. Acometer:
Para emprender alguna acción que supone un esfuerzo prolongado hace falta
fuerza física y fuerza moral. Así, podemos ver por qué los deportes siempre han
estado relacionados con la virtud de la fortaleza. Esta disciplina requiere dominar
la fatiga, el cansancio, la flaqueza prepara a la persona para emprender
actuaciones que repercuten directamente en el bien de los demás. El deporte
presenta unas posibilidades especialmente propicias, porque existe una
motivación muy inmediata en alcanzar la cumbre de la montaña, ganar el partido,
terminar la carrera, mejorar el record personal, no defraudar a los compañeros
etcétera, lo que implica educar y fortalecer la firmeza en el hogar.
Así pues, si los hijos y los alumnos no tienen educados y desarrollados los
hábitos en relación con la fortaleza, aunque quieran mejorar y emprender acciones
en función de algún bien reconocido, no les será fácil aguantar las dificultades. El
desarrollo de esta virtud apoya el desarrollo de todas las demás virtudes y la
mejora personal de nuestros hijos y alumnos al llenarlos de fuerza interior
reconocerán sus posibilidades para resistir y acometer haciendo de sus vidas algo
noble, grande y viril.
4
Actividad: Virtud Fortaleza
1.
Define, ¿qué es la virtud de la fortaleza?________________________________
______________________________________________________________________
______________________________________________________________________
______________________________________________________________________
2.
Describe con dos ejemplos, ¿por qué la fortaleza está presente en cada
virtud?_________________________________________________________________
______________________________________________________________________
______________________________________________________________________
______________________________________________________________________
______________________________________________________________________
______________________________________________________________________
3.
Explica el significado de la siguiente sentencia: “Sin la sabiduría es esfuerzo
ciego, pero sin el esfuerzo la sabiduría es impotente o infecunda.”
______________________________________________________________________
______________________________________________________________________
______________________________________________________________________
______________________________________________________________________
______________________________________________________________________
______________________________________________________________________
4.
Los actos de la fortaleza son:____________________ y ___________________
El primero, ¿en qué aspectos de la vida lo puedes aplicar?_______________________
______________________________________________________________________
______________________________________________________________________
5
Y el segundo en:________________________________________________________
______________________________________________________________________
______________________________________________________________________
______________________________________________________________________
5.
Si la fortaleza no está gobernada por la prudencia se puede caer en el vicio
de:________________ , ________________ , _______________o ________________
Que desprecia los_______________________________________________________
y_____________________________________________________________________
______________________________________________________________________
6.
Los tres vicios contra la fortaleza son:
____________________, ________________________ y _______________________
7.
Describe, ¿en qué consiste el tercer vicio?_______________________________
______________________________________________________________________
______________________________________________________________________
______________________________________________________________________
______________________________________________________________________
______________________________________________________________________
8. ¿Qué propones para que las personas crezcan y desarrollen esta virtud?
______________________________________________________________________
______________________________________________________________________
______________________________________________________________________
______________________________________________________________________
______________________________________________________________________
______________________________________________________________________
______________________________________________________________________
______________________________________________________________________
6
VIRTUD: FORTALEZA
R Si me hacen enojar me controlo.
R Permanezco sentado en mi lugar.
R
Hago un propósito y lo cumplo.
R Hoy dejo de tomar refrescos.
R Levanto la mano para hablar.
R Me abstengo de ver malos programas en la TV.
R Sé cuidar mi vocabulario.
R Convivo sin pelear.
R Intento las cosas hasta que resultan bien hechas.
R Logro mis metas.
R Animo a mis compañeros.
7
R Si algo no está bien, yo no lo hago.
R Presto atención a mis mayores.
R Escucho sin criticar.
R Cumplo lo que prometo.
R Ofrezco algo que me cueste mucho.
R Dejo de comer lo que me gusta.
R Soy constante en mis virtudes.
R Me quedo sin ver TV toda la semana.
R M e esfuerzo en lo que más se me dificulta.
_____________________________________________________________
R Acepto lo que deciden mis papás.
_____________________________________________________________
R Reconozco cuando pierdo.
_____________________________________________________________
R No participo en cosas que afectan a otros.
_____________________________________________________________
R Escucho con paciencia a mis compañeros.
____________________________________________________________
8
Indicaciones.
Sobre la base de la lectura “Virtud: fortaleza” realiza la siguiente actividad:
Autoevaluación
MUY
BUENA
personal
BUENA
REGULAR
M
1.
¿Por qué crees que mereces esa calificación?
2.
Lo que más me cuesta cumplir como maestro es:
3.
¿En que debo y puedo mejorar?
COMPROMISO DEL MAESTRO
____________________________________
en__________________________________________
____________________________________________
____________________________________________
____________________________________________
Voy ayudar a
9
10
Fly UP