...

Luces de Bohemia

by user

on
Category: Documents
1

views

Report

Comments

Transcript

Luces de Bohemia
COMENTARIO DE TEXTO PAU
II.3. Literatura: Luces de bohemia.
1 LUCES DE BOHEMIA: CUESTIONES
• 
Evolución de la obra de Valle-Inclán. Justifica la inclusión de
Luces de bohemia en la etapa que le corresponda. (2 veces)
• 
Luces de bohemia en el contexto histórico y literario de su
época. (1 vez)
• 
Características del esperpento y su reflejo en Luces de bohemia.
(3 veces)
• 
Luces de Bohemia y la realidad política y social. (0 veces)
• 
Modernismo y 98 en Luces de bohemia. (1 vez)
• 
Los personajes de Max Estrella y D. Latino en Luces de bohemia.
(2 veces)
2 Luces de bohemia y la realidad política y social.
[A modo de introducción/presentación] Con Luces de bohemia, Valle-Inclán pone sus espejos
deformantes ante los más variados aspectos de la realidad
española. Era una España deforme, injusta, opresiva, absurda.
3 Luces de bohemia y la realidad política y social.
La obra constituye una crítica mordaz y sin concesiones de
la sociedad de la España de principios del s. XX. Sin
embargo, es difícil situar el año en que transcurre la trama
de Luces de bohemia. Y es que la obra acumula de
manera intencionada hechos y referencias históricas en un
confuso anacronismo, lo cual nos impide ubicar la acción
de esta pieza teatral en un momento histórico concreto.
4 Luces de bohemia y la realidad política y social.
Por ejemplo, la referencia en la Escena VI a la “Ley de fugas” situaría
la acción forzosamente a partir de 1921. Sin embargo, el preso
catalán dice que «existen las Colonias Españolas de América». De
esta forma, la alusión a las últimas colonias españolas (1898), la
mención a la Semana Trágica de Barcelona (1909), los comentarios
sobre la Revolución rusa (1917)… serían sucesos temporalmente
anacrónicos que servirían a Valle-Inclán para producir el efecto
deformador que pretende. Esta confusión cronológica no es casual,
sino que permite explicar todo un periodo, desvelar la esencia de
una sociedad.
5 Luces de bohemia y la realidad política y social.
De esta manera, Valle nos ofrece una visión condensada de los conflictos que marcan la vida de su España.
6 Luces de bohemia y la realidad política y social.
[Referencias a la clase polí=ca] Tal visión incluye referencias a algunos de los protagonistas de la clase
política española, especialmente el conservador Maura ⎯el más
citado⎯. Antonio Maura aparece varias veces en Luces de bohemia y es
ferozmente criticado: «charlatán» o «rey del camelo» (Escena VII) son
algunos de los epítetos que se le dedican. Maura fue un personaje
tremendamente impopular a partir de la llamada Semana Trágica, en julio
de 1909. El grito de «¡Muera Maura!» o las alusiones a su supuesta
filiación judía son frecuentes en la obra.
7 Luces de bohemia y la realidad política y social.
A propósito de la Semana Trágica: fue un levantamiento espontáneo en
Barcelona contra el embarque de tropas para la guerra de Marruecos. En
aquellos años, sólo iban a la guerra, o cumplían el servicio militar, quienes
no podían pagar «la cuota». Como decían los agitadores de la época: se
derramaba la sangre de los obreros, y los burgueses se quedaban en
casa. En la Escena VI, el obrero catalán dice: «No quise dejar el telar por
ir a la guerra y levanté un motín en la fábrica. Me denunció el patrón...».
Precisamente otra de las figuras citadas es el conde de Romanones,
gobernante, terrateniente, financiero y hombre de negocios, que obtuvo
grandes beneficios con las minas de hierro en Marruecos, cuyo control
exigió la guerra con los marroquíes.
8 Luces de bohemia y la realidad política y social.
Tampoco el rey Alfonso XIII se libra de las ironías. Se arremete de
diversos modos contra el mal gobierno (así, se habla del
Ministerio de la «Desgobernación») y contra la corrupción (ante
un policía furioso porque a un Ministro se le equipare con un
«golfo», Max replica: «Usted desconoce la Historia Moderna»).
9 Luces de bohemia y la realidad política y social.
[Referencias a las clases populares/los trabajadores] Hemos hablado de la clase política, pero ¿qué le ocurría al
trabajador? El cuadro era bastante negro tanto para los
trabajadores de la industria como para los agricultores; para
éstos era, incluso, peor: situaciones claramente feudales en lo
que se refiere a las condiciones laborales, los derechos de los
trabajadores del campo y la enorme concentración de la
propiedad en unas pocas familias.
10 Luces de bohemia y la realidad política y social.
Desde el final de la Guerra europea (1918), hubo en España un
aumento de precios sustancial y continuado hasta 1921, lo que
afectó gravemente a los económicamente más débiles. Esta situación
va a provocar episodios de violencia reprimidos duramente por la
autoridad, tal como sucedió durante la Semana Trágica de Barcelona
en 1909. Los trabajadores inician su proceso de organización
alrededor de dos polos ideológicos: el anarquismo de la CNT y el
socialismo, simbolizado por las Casas del Pueblo del PSOE. En este
contexto, los obreros recurrirán en ocasiones a la violencia para
luchar por sus derechos.
11 Luces de bohemia y la realidad política y social.
ESCENA II:
«¡Está buena España!», exclama el librero Zaratustra tras el paso de «un retén de
polizontes [...] con un nombre maniatado».
ESCENA III:
⎯ EL REY DE PORTUGAL: ¡Huelga de proletarios!
⎯  EL BORRACHO: Anoche lo hemos decidido por votación en la Casa del Pueblo.
«¡Hay carreras por las calles!» ⎯exclama a su vez El Chico de la Taberna, que «entra
con azorado sofoco, atado a la frente un pañuelo con roeles de sangre».
12 Luces de bohemia y la realidad política y social.
Cataluña y Madrid vivirán en 1919 varias huelgas
reprimidas con dureza por las tropas, unas movilizaciones
que también se trasladan al campo. Y es que la Revolución
Rusa de 1917 había dado a los trabajadores de todo el
mundo el impulso moral para luchar por sus derechos.
13 Luces de bohemia y la realidad política y social.
Pero si había lucha y organización obrera, también la había
empresarial. Los patronos catalanes acusaron al gobierno de
debilidad y, aliados con el ejército (que compartía la tesis de
mano dura frente a los huelguistas), decidieron emplear la
violencia. Es el llamado pistolerismo blanco. Obreros destacados
y dirigentes sindicales fueron eliminados por asesinos
contratados (sicarios): «Barcelona alimenta una hoguera de
odio...», como dice el preso catalán.
14 Luces de bohemia y la realidad política y social.
El movimiento anarquista no dudó en responder, y los atentados,
las bombas, se hicieron cada vez más frecuentes.
Por su parte, la represión adoptó diversas formas. Por un lado, los
patronos crearon asociaciones seudocívicas como la Acción
Ciudadana (aparece aludida en varias ocasiones en la obra), que
colaboraba con la en la represión de los manifestantes.
15 Luces de bohemia y la realidad política y social.
Acción Ciudadana era una organización paraestatal que colaboraba con la
policía en la represión de huelgas y manifestaciones. Ante el ataque de una
miembro de Acción Ciudadana a El Chico de la Taberna (Escena III), Pica
Lagartos nos aclara la procedencia de los miembros de esa asociación: «La
Acción Ciudadana está integrada por patronos de todas circunstancias y por
los miembros varones de sus familias».
16 Luces de bohemia y la realidad política y social.
Y, finalmente, se aprobó, la ”Ley de fugas”, que permitía a las
fuerzas del orden fusilar a cualquier preso con la excusa del
intento de fuga. Así muere el obrero anarquista, compañero de
Max en prisión en la Escena VI, que fue añadida por el
dramaturgo en 1924.
17 Luces de bohemia y la realidad política y social.
Pues bien, si consideramos la situación social y política, frases
como «Todos los días un patrono muerto, algunas veces, dos» o
«Una buena cacería puede encarecer la piel de patrono catalán»
tienen un significado y una profundidad mucho mayor que la de
unas palabras ingeniosas. Detrás de ellas late una enorme
injusticia y una espeluznante violencia. Se ataca, pues, al
capitalismo y al conformismo burgués, y se presenta, en
contraste, el hambre y las miserias del pueblo, pero sin
idealizarlos con enfoques populistas, sino mostrando también su
embrutecimiento, su ignorancia, su degradación moral.
18 Luces de bohemia y la realidad política y social.
[Visión crí=ca de la religiosidad] Pero la conflictividad social no es la única referencia a la realidad
en Luces de bohemia. También podemos hallar menciones
religiosas. Es cierto que apenas hay críticas directas a la jerarquía
y su papel de cómplice de la clase política, pero Max clama por
una “religión nueva” que debe regenerar España. Tal vez por eso
bautiza al preso catalán —que se llama Mateo (por Mateo Morral,
el anarquista que atentó contra Alfonso XIII)— como Saulo (el
apóstol San Pablo, piedra fundamental en la expansión de la
Iglesia primitiva).
19 Luces de bohemia y la realidad política y social.
ESCENA II:
⎯ MAX: La miseria del pueblo español, la gran miseria moral, está en su
chabacana sensibilidad ante los enigmas de la vida y de la muerte.
La religión aparece como culpable en buena parte de la ingenuidad y el
atraso español.
⎯ MAX: España, en su concepción religiosa es un país del Centro de
África.
[...]
⎯ MAX: La miseria del pueblo español, la gran miseria moral, está en su
chabacana sensibilidad ante los enigmas de la vida y de la muerte.
20 Luces de bohemia y la realidad política y social.
En síntesis, Luces de bohemia manifiesta una honda disconformidad con
la España de la época y contiene un duro ataque a la realidad española.
Nadie se libra de la crítica: gobierno, empresarios, fuerzas del orden e
incluso obreros (exceptuando, quizá, el preso catalán y la madre del niño
muerto) son retratados como una masa brutal, inculta e incapaz, en
consecuencia, de producir la anhelada regeneración de la sociedad
española. No en vano, todo ello parece remitirnos a las palabras de Max
Estrella: "España es una deformación grotesca de la civilización
Europea".
21 
Fly UP