...

la búsqueda del absoluto en la obra de ernesto sábato

by user

on
Category: Documents
1

views

Report

Comments

Transcript

la búsqueda del absoluto en la obra de ernesto sábato
LA BÚSQUEDA DEL ABSOLUTO EN LA OBRA DE
ERNESTO SÁBATO
MONCALVILLO: ¿Entonces, sus
novelas son religiosas?
SÁBATO: Casi puedo decirle que su
substancia esencial es la búsqueda de
lo Absoluto.
(Entrevista de MONCALVILLO, M., “El buscador
de secretos”: Humor, 1981, En CONSTENLA, J.,
Medio siglo con Sábato. Entrevistas., Textos
Libres, Argentina 2000, p.274-275.)
INTRODUCCIÓN
En la cita que abre esta investigación Sábato habla de la búsqueda de lo Absoluto,
mientras que en el título de la tesis proponemos “la búsqueda del Absoluto”. No es ningún
error, ni tampoco un asunto indiferente, sino justo el meollo del tema que queremos tratar.
El término “absoluto” tiene su propia entrada en el Diccionario de filosofía de José Ferrater
Mora1 y en el Diccionario de Pensamiento Contemporáneo de Mariano Moreno Villa2 y
un sinfín de pensadores a lo largo de los siglos han intentado definir la expresión y
averiguar la naturaleza de lo Absoluto. Una tarea difícil como lo confiesa uno de los
escritores más conocidos de Inglaterra, C. S. Lewis: “Un tutor debe aclarar las cosas, y yo
no podía explicar el Absoluto de Hegel. ¿Te refieres a nadie-sabe-que o te refieres a una
mente sobrehumana, por tanto (también podemos admitirlo), a una persona?”3 Nosotros,
para un mejor entendimiento del planteamiento, distinguiremos entre los siguientes
términos: absoluto, lo absoluto o lo Absoluto, el absoluto y el Absoluto.
Los primeros tres, el adjetivo “absoluto” y el sustantivado “lo absoluto/lo
Absoluto”, se consideran desde el punto de vista puramente filosófico, desde la perspectiva
de la razón y, en cambio el cuarto y el quinto, el absoluto/Absoluto, se explican únicamente
desde la perspectiva de la fe. Los cinco se pueden analizar desde distintas vertientes:
ontológica, axiológica, lógica o religiosa, y cambiar el significado de la palabra. En el
orden ontológico el término “absoluto” habla de la realidad o del ser que funda todas las
realidades, en el lógico, del criterio último de lo verdadero o falso y si se le estudia en el
orden axiológico la palabra se refiere al valor superior a cualquier otro. Finalmente,
considerado en el campo de la religión sería la realidad divina que se sobrepone a todo lo
demás.4
El adjetivo “absoluto” en la tradición filosófica de Occidente se refiere a aquello
que es por sí mismo, independiente, incondicional y se le contrasta con lo relativo,
dependiente y condicionado. Es una palabra vaciada de trascendencia, una disolución del
concepto y se utiliza muchas veces cuando la contingencia se presenta como absoluto. El
1
FERRATER MORA, J. Diccionario de filosofía,, Editorial Ariel, Barcelona 1994, pp. 23-25.
MORENO VILLA, M., Diccionario de Pensamiento Contemporáneo, San Pablo, Madrid 1997, pp. 25-29.
3
AYLLON, J. R., 10 ateos cambian de autobús, Palabra, Madrid 2009, p. 75. (136p)
4
Hemos establecido la distinción entre los términos con la ayuda del diccionario de Moreno Villa, op.cit.
2
2
término sustantivado “el absoluto”, “lo absoluto” o “lo Absoluto” significa la plenitud del
sentido, y cuando es entendido como un ser perfecto en cualquier aspecto, se le identifica
con la divinidad. “El Absoluto”, sustantivado, precedido por el artículo definido masculino
y en mayúscula, se equipara directamente con Dios, y en el mundo hispanohablante, que es
el que interesa en función de esta tesis, la mayoría de las veces con el Dios cristiano.
absoluto (adjetivo;
respecto a otra cosa)
Punto de vista
filosófico,
perspectiva de la
razón
el absoluto/ lo absoluto /
lo Absoluto
(el término sustantivado)
Perspectiva de la fe
El Absoluto
En la tradición filosófica de
Occidente:

aquello que es por sí
mismo

independiente,
incondicional
≠relativo, dependiente,
condicionado
Vacío de trascendencia, la
contingencia que se presenta
como absoluto, realmente es
una disolución del concepto
del/ de lo absoluto.

plenitud del sentido

cuando es entendido
como un ser perfecto en
cualquier aspecto se le
identifica con la
divinidad.

Dios cristiano
ORDEN LÓGICO – el
criterio último de la
verdad
ORDEN AXIOLÓGICO
– el valor preferible a
cualquier otro
ORDEN ONTOLÓGICO
La realidad o ser que
funda todas las realidades
ORDEN RELIGIOSO –
la realidad divina que
trasciende todo lo demás
Tabla 1 : Esquema personal.
La mayoría de los libros de Sábato oscilan entre los dos primeros niveles, al escritor
le interesan las cosas absolutas y lo absoluto. Sin embargo cambia el enfoque y, los
primeros ensayos se centran más en el orden lógico y axiológico y en las novelas hay una
fuerte presencia del orden ontológico y religioso. El ser humano coherente en su búsqueda
se da cuenta de que una pobre articulación entre lo absoluto y lo relativo no es suficiente,
buscar las certezas, y no lo absoluto, no puede saciar el espíritu humano. Sábato busca las
cosas absolutas, un suelo firme y estable que sirva como base donde edificar la
construcción de su vida, pero mientras pasan los años investiga cada vez más la naturaleza
y la esencia de lo Absoluto, se aventura más allá de la senda de la razón, siente que más allá
de esta razón ordenadora del mundo se encuentra lo inasible. En sus dos últimos libros
Sábato pregunta por el Absoluto pero desde la perspectiva de lo Absoluto, desde el nivel
anterior. No se ve capaz de subir ahí, o no le interesa, o no lo cree con suficiente
convicción, pero lo reconoce y lo encuentra tentador. Por eso, en la entrevista del año 1981,
3
citada al comienzo de este texto, Sábato habla todavía de lo Absoluto pero teniendo en
cuenta toda su trayectoria literaria el título de la presente investigación es más que
justificado.
La metodología que sigue esta tesis se rige por orden cronológico dividiendo el
volumen en cuatro capítulos. Tal división permite aprovechar el primer capítulo para la
presentación del estado actual de los estudios específicos sobre Sábato que se ocupan del
tema de la búsqueda. Los siguientes tres se centran en el tema principal de la tesis y reúnen
nuestra investigación sobre la evolución en la búsqueda del Absoluto en la obra del escritor.
Sostenemos que la vida y obra del autor argentino se pueden dividir en periodos claramente
distinguibles, marcados por los acontecimientos y experiencias reales, en los cuales nacen
obras como fruto y consecuencia de lo vivido. Dice Correa que Sábato “en los momentos
cruciales de su vida, parece haber necesitado recurrir a la novela para explicitar (o
explicitarse) su visión del mundo.” 5 Como indica Silvia Sauter en el artículo “Sábato:
Independencia y compromiso” se puede hablar de la mutua incidencia entre vida y obra del
escritor, donde las dos se amalgaman en una búsqueda auténtica.6
Hemos desechado la división según los géneros literarios, reuniendo en el mismo
capítulo las novelas, ensayos, ponencias y entrevistas de la época tratada. La división
tradicional nos ha parecido artificial en función de la tesis presente, dado que en numerosas
ocasiones es difícil distinguir entre una forma literaria y otra en los escritos de Ernesto
Sábato. Sus novelas contienen párrafos que perfectamente se podrían publicar aparte como
una colección de ensayos sin perder su coherencia o impacto literario. Como dice Nicasio
Urbina tanto “ensayo como novela, en el caso de Sábato, se confunden en forma tal, que es
casi imposible delimitarlos” y su obra es un terreno apropiado para desafiar la teoría de los
géneros.7 También Oberhelman se encuentra “reacio a divorciar en el caso de Sábato el
ensayo y la novela dado que su novela frecuentemente presenta las tendencias marcadas del
ensayo. Hasta una consideración separada de dos novelas le causa al crítico numerosos
5
CORREA, María Angélica, Genio y figura de Ernesto Sábato, Eudeba, Buenos Aires, 1971, p. 88.
SAUTER, S., “Sábato: Independencia y compromiso” en Los 90 años de Ernesto Sábato. Proa, Buenos
Aires, Nº 52 (Mayo/Junio 2001), p. 124.
7
URBINA, N. “Ensayo y novela en Ernesto Sábato”, Los 90 años de Ernesto Sábato. Proa, Buenos Aires, Nº
52 (Mayo/Junio 2001), pp. 29 -32.
6
4
problemas debido a que los temas se entretejen”.8 Por lo tanto, en la presente tesis hemos
optado por el orden cronológico, el cual subraya la evolución lógica de las ideas de Sábato
y el avance en la búsqueda, mostrando cómo las siguientes obras emergen de las
producciones anteriores sin saltos inesperados o desviaciones sorprendentes.
Dado que se trata de una búsqueda que se efectúa en la vida personal del escritor y
tiene su reflejo en las páginas de sus libros, cada capítulo se abre con una introducción
biográfica que vincula los sucesos reales con las expresiones literarias. Hemos optado por
dividir la biografía en tramos correspondientes a cada época literaria del escritor, en vez de
escribir un capítulo aparte, por la innegable unión entre la vida y las obras de Sábato. 9 Se
intenta demostrar cómo los momentos y acontecimientos decisivos y transcendentales
generaron los cambios en la escritura. Somos conscientes de que cada división y
temporalización es subjetiva y puede resultar artificial, sin embargo, creemos que a pesar
de las dificultades, se pueden definir etapas fundamentales en la vida de Sábato 10. Para
redactar esta parte ha sido de gran utilidad La cronología anotada de Ernesto Sábato de
Gabriel Fabry que nos ha servido de estructura y guía11, y cuatro biografías: una de las
primeras escrita por María Angélica Correa Genio y figura de Ernesto Sábato del año 1971,
la que la siguió de Joaquín Neyra Ernesto Sábato del año 1973 y dos más recientes, una de
Carlos Catania, Genio y figura de Ernesto Sábato del año 1987 ( el mismo título y la misma
editorial que de Correa) y la última de Julia Constenla del año 1997. Para reunir los datos
biográficos de la última década hemos tenido que acudir a los artículos y entrevistas
publicados en varios periódicos y revistas y al libro de Sábato España en los diarios de mi
vejez del año 2004.
De la misma forma que cada capítulo se abre con una introducción biográfica, se
cierra con la sección Sábato Oral que incluye conferencias y entrevistas realizadas en el
8
OBERHALM, H., D., Ernesto Sábato, Twayne, Nueva York, 1970, p. 28. [Orig.: The critic is loath to
divorce the essay and the novel in the case of Sábato since the latter frequently displays marked tendencies of
the former. Even a separate consideration of the two novels offers the critic numerous problems due to the
interweaving of themes. Trad. personal.]
9
“¿hay diferencia en este caso entre una y otra” se preguntaba Arnoldo Liberman cuando le hablaron de un
número de Cuadernos Hispanoamericanos que se iba a dedicar a la obra y persona de Ernesto Sábato.
LIBERMAN, H. “Palabras a un maestro”, en Homenaje a Ernesto Sábato, Cuadernos Hispanoamericanos,
Madrid, Vol. CXXXI, Nº 391-393, (Enero-Marzo), p. 801.
10
Esta opinión la compartimos con Matilde, véase: CATANIA, C., Genio y figura de Ernesto Sábato, 2ª ed
actualizada., Colección Eudeba, Buenos Aires 1997, p. 46. y también CATANIA, C. Retrato de Ernesto
Sábato, Galaxia Gutenberg. Círculo de lectores, Barcelona, 1994, p. 37.
11
FABRY, G., Cronología anotada de Ernesto Sabato, CAM, Buenos Aires 2001, sn.
5
periodo tratado. Este testimonio personal y directo junto con los datos biográficos encuadra
en cada capítulo la producción literaria. Con este marco biográfico se pretende demostrar
que la búsqueda del Absoluto se ha efectuado tanto en la vida real de Sábato como en las
cartas de sus ensayos y también en la vida de sus personajes, “entes que realizan por
nosotros, y de algún modo en nosotros, destinos que la única vida nos vedó”,12 dejando
constancia de esta obstinada persecución en las conferencias y entrevistas concedidas.
El primer capítulo El comienzo de la búsqueda y la confusión inicial abarca el periodo
entre los años 1945 y 1961 que coinciden con el rechazo paulatino del universo científico.
Los primeros libros, Uno y el universo, El túnel, Hombres y engranajes y Heterodoxia, son
primeras intuiciones de la deshumanización que surgen a base de los acontecimientos
históricos y sociales, las preguntas a las que ni la filosofía, ni la ciencia, ni los movimientos
sociales o políticos pudieron dar respuesta al escritor. No por casualidad, la única novela
que se incluye en esta sección fue tachada por la mayoría de los críticos como pesimista y
sin salida. Sin embargo, nosotros no estamos de acuerdo con dichas opiniones y se
demostrará que tanto en los primeros ensayos como en El túnel ya se puede percibir el ansia
del Absoluto y debajo del aparente pesimismo se vislumbra una esperanza salvadora. Sin
duda, la primera novela abre caminos a la etapa siguiente.
El capítulo El punto de inflexión y la salida del túnel corresponde a los años 1961 y
1979 e incluye las otras dos novelas de Sábato, Sobre Héroes y Tumbas y Abaddón, el
exterminador. El hilo novelístico, lo acompañan dos de los libros de ensayos más
conocidos de Sábato: El escritor y sus fantasmas y Apologías y rechazos. La segunda
novela inicia la etapa de la esperanza y aunque no cambie el rumbo de la búsqueda, cambia
su carácter, la persecución se vuelve cada vez más personal y más metafísica. En su
primera novela Sábato dio fe de su visión pesimista, nihilista y catastrófica de la sociedad y
del ser humano en general. Aunque ya en esa etapa era obvia una significativa sensibilidad
ética y humanística en su denuncia de la parte oscura del alma humana. Sin embargo, el
escritor no proponía a los lectores ningún camino de superación de esta situación dramática.
En su segunda creación literaria la situación cambia, o para mayor exactitud, evoluciona.
Hay algo que hace estas páginas distintas de las de El Túnel. En el último capítulo, con un
título significativo “Un Dios desconocido” por fin vienen los primeros, claros atisbos de
12
SÁBATO, E., El escritor y sus fantasmas, Aguilar, Buenos Aires, 1967.
6
esperanza después de que se toque el fondo de la desesperación, del delirio y de la
oscuridad. Se oyen las primeras, tímidas voces que se atreven a considerar la existencia de
un sentido, de un destino. El Abaddón aparentemente no aporta mucha novedad al tema que
vamos a tratar. Sin embargo, por sus elementos autobiográficos, nos permite vincular aún
más la búsqueda del Absoluto que aparece en las novelas con la vida personal de Sábato, y
por lo mismo adquiere una importancia mayúscula en cuanto al desarrollo de este trabajo.
La última parte: Mirando hacia el fin: la pregunta por el Absoluto. 1979-2010 abarca la
producción más personal de Sábato. El escritor ya goza de fama mundial, con sus tres
novelas, una profusión de ensayos y miles de entrevistas. No necesita demostrar nada a
nadie. En 1979 su oculista le advierte que debería elegir entre seguir escribiendo o la
ceguera y Sábato opta por dejar la literatura. En 1990 se casa con su mujer por la Iglesia,
hecho llamativo en cuanto a su relación con el Dios cristiano. También, en este periodo el
escritor pierde a las personas más cercanas: a su hijo y a su esposa lo que influye de una
manera muy visible en su manera de escribir. La búsqueda se vuelve desesperada,
desgarradora, se sale de los marcos literarios. No debe de extrañar que en esta época, más
sincera de Sábato, marcada por las muertes de los seres queridos, no quepan las novelas.
Sábato decide comunicarse con los lectores a través de sus ensayos, cartas y las páginas de
su diario.
Las obras de Sábato, escogidas para formar la base de esta investigación son las
siguientes: Uno y el universo, El túnel, Hombres y engranajes, Heterodoxia, Sobre héroes y
tumbas, El escritor y sus fantasmas, Abaddón el exterminador, Apologías y rechazos, Antes
del fin, La resistencia y España en los diarios de mi vejez. Tal selección no significa que en
el curso del trabajo no se haga mención de otros textos del autor cuya introducción
accidental ha permitido completar la tesis presentada. Las obras mencionadas
esporádicamente, u omitidas, se ocupan menos del tema de la búsqueda del Absoluto y por
lo tanto no consideramos relevante dedicarles mayor atención.
7
Fly UP