...

En una empresa familiar, las diferencias se superan con el

by user

on
Category: Documents
2

views

Report

Comments

Transcript

En una empresa familiar, las diferencias se superan con el
NEWSLETTER NOVIEMBRE 2014
INVITADOS DEL CLUB
Cena-coloquio con Ramón Agenjo (30/09/2014)
“En una empresa familiar, las diferencias se superan con el diálogo”
“En
una
empresa
familiar,
las
diferencias se superan con el diálogo.
En cuanto alguien se preocupe de que
haya un mínimo de diálogo, las cosas
funcionan”, afirmó Ramón Agenjo,
miembro de la cuarta generación y
consejero del Grupo Damm, durante la
cena-coloquio organizada por el Club
Empresa Familiar ESADE Alumni y
patrocinada por Konsac.
El Grupo Damm es una empresa con más de 130 años de historia en la que, desde
hace cuatro generaciones, conviven varias familias fundadoras. Es por ello que cabe
destacar la importancia del diálogo, puesto que las diferencias en las expectativas y
las visiones de los accionistas muchas veces suelen poner en peligro la
supervivencia de la empresa.
En el caso de Damm, eso no sucede, entre otras
cosas, porque “son pioneros en la toma de
decisiones”, como subrayó Joaquín Uriach,
presidente del Club Empresa Familiar ESADE
Alumni durante la presentación del ponente
invitado. Algo que durante su intervención
también acentuó Agenjo: “no somos innovadores
solamente en los productos, sino también en la
toma de decisiones. Nos conocemos desde hace mucho tiempo y muchas
generaciones, pero cuando nos sentamos a hablar de la empresa, el gorro de la
familia se queda en el coche.”
“En una empresa familiar, las
diferencias se superan con el
diálogo. En cuanto alguien se
preocupe de que haya un mínimo
de diálogo, las cosas funcionan.”
Además, el Grupo Damm también es uno de los pioneros en el tema de la
profesionalización de la gestión de la empresa familiar. En los tiempos en los que lo
más habitual era ver que los puestos de gestión eran ocupados por los miembros
de la familia (no solamente en Cataluña, sino en toda Europa), en Damm
contrataron a un director general externo. Corría el año 1910 y coincidía con el
período en que en Estados Unidos aparecía una nueva clase de profesionales,
separados de la propiedad y formados para llevar nuevas áreas de gestión, según
la tesis de Alfred D. Chandler.
Ramón Agenjo nació en Barcelona en el año 1957. Está casado y es padre de tres
hijas. Es licenciado en Economía por la Universitat Abat Oliva y miembro de la
cuarta generación de la empresa familiar: es el bisnieto del fundador del Grupo
Damm. Ocupa los cargos, entre otros, de consejero delegado de la SA Damm y de
consejero y secretario del Grupo Cacaolat.
NEWSLETTER NOVIEMBRE 2014
Lo que sobre todo cabe destacar de su completo currículum es su labor filantrópica.
Tanto Ramón Agenjo como el Grupo Damm destacan por su labor social, altruista.
Están muy comprometidos con la sociedad y participan en diversas obras benéficas.
Ramón es director y patrono de la Fundación Damm, una institución sin ánimo de
lucro financiada exclusivamente por los propietarios del Grupo Damm. De lo que
más se enorgullece, sin embargo, es del Club de Futbol Damm: una iniciativa que
forma a 250 niños y que ya tiene varios jugadores en las primeras divisiones del
futbol español.
Mientras el camarero va sirviendo el vino,
Ramón amablemente pide tomar una cerveza.
“Hacer cerveza es tremendamente complicado”,
explica. Sus primeros días en la empresa fueron
durante sus años de adolescencia, cuando un
verano regresó a casa tras los estudios y le
propusieron trabajar por la mañana y tener para
él las tardes y la casa. Igual que a cualquier
adolescente, le parecía un plan fenomenal poder
organizar fiestas sin la supervisión de los
mayores durante todo el verano. Pero luego
entendió que no había nada regalado. El primer
día en la empresa le asignaron una mesa y le
dieron encargos por terminar. Cuando llegaron las tres y estaba a punto de
marcharse, le dijeron: “¡Ah no! Los “enchufados” no se van a las tres, se van
cuando se acaba el trabajo”. Ese primer día llegó a casa a las once de la noche,
pero antes de marcharse le avisaron de que los “enchufados” no entraban a las
ocho, sino a las siete. “Así me pasé todo el verano, y cuando me marché me
preguntaron si volvería el verano siguiente, y dije que ni hablar”. Pero no tardó
mucho en volver y, desde entonces, pasó por muchos departamentos.
“Pensaban más grande y
decidieron hacer algo que en
esos tiempos en Cataluña era
poco habitual: juntar a tres
empresas locales en una grande.
Era muy poco catalán juntar a
tres compañías competidoras de
propietarios distintos. Pero lo
consiguieron y construyeron una
gran fábrica.”
Con la soltura y la convicción que se desprenden de su naturalidad, Agenjo cautivó
a todos los asistentes interesados en conocer la historia de esta emblemática
empresa familiar. Sobre la identidad del Grupo Damm, lo tiene muy claro: “Damm
es una empresa de Barcelona, muy catalana y también muy española”, aclaró.
La empresa la fundaron sus antepasados, llegados de Alsacia. Huían de la guerra
que en 1873 se desató entre Francia y Prusia, y se asentaron en Barcelona. La
primera generación fundó el negocio, pero fue la segunda la que le dio el gran
empuje. “Vinieron con una mentalidad y una visión diferentes”, recuerda Agenjo.
“Pensaban más grande y decidieron hacer algo que en esos tiempos en Cataluña
era poco habitual: juntar a tres empresas locales en una grande. Era muy poco
catalán juntar a tres compañías competidoras de propietarios distintos. Pero lo
consiguieron y construyeron una gran fábrica”. A pesar de que cada uno de los
socios tenía una marca propia de cerveza, la marca más fuerte en ese momento era
Damm, y por eso se conservó el nombre.
De aquellos tiempos parte la organización y el reparto de los puestos en el Consejo
de Administración. Se estableció como norma tener como mínimo un 5 % de
acciones para tener a un representante en el Consejo.
NEWSLETTER NOVIEMBRE 2014
Actualmente son nueve consejeros, que representan en su mayoría a familias
catalanas y también alemanas. No obstante, lo más importante es el hecho de que
la mayoría de las familias se conocen desde hace cinco generaciones y “nos
llevamos muy bien”, subraya Agenjo.
Durante una animada y larga serie de preguntas, Agenjo también explicó que, en
general, cada miembro del Consejo de Administración tiene su propio consejo de
familia, y aclaró que la sede de la compañía se quedará en Barcelona. Referente a
la tecnología de producción de la cerveza, afirmó que “España es el país número 1”,
y que los pilares de la estrategia de Damm se basan en asegurar el liderazgo en
Cataluña y aumentar las exportaciones.
Actualmente el Grupo Damm factura alrededor de 1.000 millones de euros, y tiene
un beneficio que se sitúa entre los 80 y los 100 millones de euros. Emplea a más de
3.000 personas y en el mercado español es considerada “la más pequeña de las
tres grandes”.
Autor: Boris Matijas, FAMILY BUSINESS TRANSFORMATION
Fly UP