...

La cooperación es además suerte

by user

on
Category: Documents
1

views

Report

Comments

Transcript

La cooperación es además suerte
PROGRAMA DE COLABORACIÓN ENTRE LA BPM ÁNGEL GONZÁLEZ Y LA
ASOCIACIÓN DE VECINOS DE ALUCHE: LA COOPERACIÓN ES ADEMÁS UNA
SUERTE
La Biblioteca Ángel González ha mantenido desde sus orígenes en julio de 2010
una clara y manifiesta vinculación con la Asociación de Vecinos de Aluche (AVA.).
Esta cooperación es además una suerte.
Como cualquier bien avenida familia española todas las Navidades la
Asociación de Vecinos de Aluche regala un décimo de lotería para todos los
trabajadores de la Biblioteca, hasta este momento la suerte no nos ha sonreído pero
deseamos y esperamos que en un año venidero nuestro número sea agraciado con el
gordo de Navidad y podamos afirmar sin genero de duda que “La cooperación es
además una suerte”
Vamos a poner de manifiesto la relación existente entre la Biblioteca y la
Asociación de Vecinos de Aluche, dos instituciones condenadas a entenderse ya que
comparten un fin común: mejorar las condiciones culturales de las personas de su
entorno, fomentando al mismo tiempo la integración social y la participación ciudadana.
PRESENTACIÓN DEL BARRIO DE ALUCHE
Personalmente y en nombre de la Asociación que represento, nos sentimos muy
orgullosos de servir de ejemplo de colaboración continuada, desde hace ya cinco años,
con el equipo humano de la Biblioteca Ángel González. Se trata de una relación
bidireccional en la cual ambas partes promocionamos las actividades comunes y
específicas de cada entidad. Son hechos, ya que mañana mismo fallamos los premios,
en la Biblioteca, de la décima edición del concurso de relato breve “José Luis Gallego”.
Para saber cómo hemos llegado a esta estrecha colaboración, es necesario hacer
un poco de historia situando primero a Aluche y a su Asociación de Vecinos.
Aluche (Madrid) se fundó hace unos 50 años como un “barrio dormitorio”, sin
colegios, sin equipamientos y sin espacios dotacionales… como una colmena. Es uno
de los siete barrios que componen el alargado distrito de Latina, con 250.000 habitantes.
Su nombre viene derivado del arroyo “Luche” (vamos a luche), afluente del
Manzanares que regaba extensas huertas de este lugar y que pasaba por donde
actualmente transcurre el riachuelo artificial del Parque Aluche. En 1971 quedó
conformado el actual barrio y, para confusión de los visitantes, sus calles apenas tienen
diez nombres, todas de localidades toledanas: Quero, Valmojado, Camarena, Illescas,
Maqueda, Escalona, Tembleque, Seseña…
El suburbano se inauguró en 1961, a pesar de que todavía no existían viviendas.
Esa vía de comunicación facilitó la revalorización del suelo y el Plan Parcial de la
Ciudad Parque Aluche, que teóricamente estaba enfocado a ser un núcleo de viviendas
con sus correspondientes dotaciones; por contra se convirtió en una gran operación
especulativa de ejecución privada, con el único objetivo de construir el mayor número
de viviendas posible. Se sobrepasaron las normas urbanísticas, dándose una
masificación de viviendas que carecían de los espacios para los equipamientos
necesarios para atender a tanta población. Existieron numerosos engaños y estafas,
siendo este motivo unido a la falta de equipamientos y derechos sociales, el caldo de
cultivo del asociacionismo.
Aluche nació siendo el barrio más poblado de Madrid, y en la actualidad es uno
de los más envejecidos. Un 28 % de los habitantes del barrio tienen más de 64 años,
mientras que un 14% de la población tiene menos de 25 años.
El barrio presenta una dotación de empleo muy baja y una economía basada casi
exclusivamente en servicios al consumo. Los habitantes deben salir del barrio a buscar
empleo. El acceso a la cultura, a la educación y a la sanidad nos sitúa también en una
posición deficiente en ratio por población.
Aluche posee una belleza difícil de explicar: su arte y sus “monumentos” son
enormes torres de alta tensión, cables y antenas, grafitis y barreras arquitectónicas.
También contamos con el gran solar de la antigua cárcel de Carabanchel, un enorme y
deteriorado espacio vacío, que está pidiendo a gritos un hospital de referencia para los
distritos de Latina y Carabanchel (500.000 habitantes).
El concepto Aluche es muy reconocido, como el de Carabanchel y Vallecas,
pero casi siempre está asociado a algo no positivo en los medios de comunicación
“enorme socavón en Aluche casi se traga a un autobús”. Como ejemplo:
La escultura “Esperanza Caminando” o “la niña que lee” que es como la
conocemos los vecinos, pues no tiene placa, la realizó Julio López sobre su hija y al
menos dos iguales fueron fundidas a la vez. La de Aluche es la hermana pobre y centro
de encuentro de vecinos y vecinas, un sitio “de quedar”, la pintan y visten ya sea de
hawaiana o de chulapa. La hermana rica está en Oviedo pero colocada frente a las
puertas del teatro Campoamor, sede de los premios Princesa de Asturias. Allí la cuidan
y dan brillo y esplendor y es tradición hacerse fotos con ella.
Sin embargo y al igual que en otras barriadas populares, existe un orgullo innato
de pertenencia al barrio, ya que realmente el mayor valor que tenemos aquí son sus
gentes.
ASOCIACIONISMO Y AVA
AVA ha sido y es una asociación muy combativa, la razón fundamental es que
siempre hemos tenido que pelear para conseguir nuestros equipamientos. Desde las
primeras movilizaciones por las estafas de los pisos, para conseguir colegios e
institutos, pasando por el Centro Cultural Fernando de los Ríos, el enterramiento de los
cables, el centro de salud de Los Yébenes y el de Maqueda, la lucha eterna por
conseguir un hospital de referencia en los terrenos de la cárcel… etc. Realmente en este
barrio lo conseguido ha sido fruto de la reivindicación y de la unión de los vecinos para
mejorar nuestro entorno.
La Asociación de Vecinos de Aluche se creó en el año 1974, tardando dos años
en ser legalizada. Actualmente tenemos cerca de 1.000 socios que representan unidades
de familias del barrio.
Cuando arrancó la democracia se inició un proceso prometedor que llevó a la
descentralización municipal en medianas y grandes ciudades, dando mayor
protagonismo a las Juntas Municipales y a los vecinos y vecinas, durante los años 90 la
descentralización sufrió una tremenda regresión, dejándose de lado la voz vecinal y,
quitando paulatinamente competencias y presupuestos a las Juntas Municipales. Los
ayuntamientos se burocratizaron creando una gran estructura técnica y gerencial que
vació la capacidad política de los distritos.
La voz de las asociaciones dejó de escucharse, en nuestro caso pudimos superar
la crisis en gran medida por el relevo generacional que conseguimos al facilitar el
cumplimiento de la objeción militar a muchos jóvenes del barrio, algunos de los cuales
continúan actualmente formando parte de AVA.
Otra de las razones de nuestro mantenimiento como asociación ha sido ser
independientes económicamente, haciéndonos ganar el respeto entre los vecinos por
nuestro carácter reivindicativo y voluntarioso, lo cual nos ha llevado unas veces a perder
y otras a ganar numerosas batallas vecinales.
Por otro lado fuimos pioneros en el uso de las nuevas tecnologías y la
comunicación digital, amplificándose el nombre de AVA y sirviendo de ejemplo
tecnológico para otras entidades.
Otra de las facetas que nos caracterizan es emprender acciones reivindicativas
creativas, que van más allá de una simple manifestación, como por ejemplo colocar
placas y piedras sobre los terrenos, hacer como que arreglamos baches, o construyendo
portadas de hospitales de arquitectura perecedera (nos adelantamos varios años a
nuestros representantes políticos en su afán inaugurador).
ACTIVIDADES CULTURALES
Uno de los mayores esfuerzos del A.V.A., ha sido y es en el campo de la cultura.
Aluche, como todo barrio nuevo de Madrid, carecía de tradición y costumbres. Por ello,
desde el principio, se trabajó para que el barrio tuviera su personalidad desarrollando
sus propias fiestas, carnavales, cabalgata de Reyes, Feria del Libro, concursos literarios,
fiestas de niños, etc.
Durante los años 70 y 80, junto a otras asociaciones y entidades vecinales,
organizamos las fiestas y carnavales del barrio, siendo el Ayuntamiento simple
colaborador y facilitador. Desde hace ya varios años la Junta organiza Las Fiestas,
siendo las entidades meros agentes colaborativos de carácter obligatorio, si queremos
tener derecho a una caseta durante las mismas (si no presentamos grupos musicales a
“coste cero”, no obtenemos derecho a dicha caseta). Se ha usurpado el nombre, fecha y
lugar de las fiestas de Aluche, para llamarlas del Distrito de Latina y con esa reforma se
ha conseguido eliminar las demás fiestas de los barrios del distrito y bajar el nivel de
actuaciones musicales y por tanto de interés popular.
Nuestro esfuerzo y trabajo personal en la caseta, nos proporciona, junto a las
cuotas de los socios (10 euros al año), los ingresos suficientes para pagar el alquiler de
nuestro local y, para invertir en actividades culturales, algo que por desgracia es muy
poco frecuente. Gracias a los minis de cerveza y a los bocadillos de panceta, pudimos
realizar, con la fuerza de la ignorancia, actividades culturales de primer orden, que
destacan en un desierto cultural como es nuestro distrito de 250.000 habitantes.
Nuestro proyecto lo denominamos “Una Mirada de Barrio” y tiene por objetivo
dotar al barrio de elementos culturales propios, que se anclen, y que sirvan para
reconocer y mejorar la imagen de marca de ALUCHE; para ello tenemos la fuerza y la
suerte de poder contar con la colaboración desinteresada de muchas personas, que
aportan su trabajo y experiencia al compartir nuestro objetivo final.
Actualmente el proyecto combina exposiciones; concursos de relatos, videos y
fotografía; los premios “Ciudadano de Aluche” y la edición de revistas y libros sobre el
barrio.
Todas estas acciones son ya reconocidas dentro y fuera de Aluche, pero nos
costó mucho esfuerzo iniciarlas, en parte por nuestra inexperiencia y en parte por no
recibir apenas ayuda de las instituciones públicas. Dos de ellas fueron el detonante para
lo que ahora denominamos “Una Mirada de Barrio”.
En el 2008 y tras contactar con los autores de las mejores fotos del recinto de la
cárcel cerrada desde el 2008, realizamos la exposición “Cárcel de Carabanchel: de la
represión al olvido”, para reclamar en un principio equipamientos sociales,
especialmente un hospital. En la inauguración de la exposición acudieron muchas
personalidades políticas, e incluso se nos prometió ante las cámaras un hospital en
dichos terrenos, que no llegó a hacerse. Esta exposición ha recorrido ya más de 20 salas,
siendo hoy en día todo un referente gráfico sobre dicha prisión. Actualmente sólo
permanece en pie el hospital penitenciario, que cubierto por estructuras metálicas y
pintado, redecorado, es el Centro de Internamiento de Extranjeros de Aluche, otro
estigma del barrio en el que se vulneran los derechos fundamentales de las personas día
a día.
En el 2009 hicimos durante las fiestas el primer Fotomaratón de Aluche, todo un
éxito de participación. Tras cinco convocatorias el proyecto está paralizado. El alto
coste económico de su dotación en premios para hacerlo atractivo y la falta de
colaboración del Ayuntamiento, al eliminar la caseta cultural que pagábamos los
vecinos y donde realizábamos el concurso, nos impide desarrollar el evento, al aire libre
como debe ser y con la participación de los vecinos para dar su voto a sus fotos
favoritas.
Cuando a mediados del 2010, la Biblioteca abrió sus puertas, también abrió
nuestros corazones. Allí nos sentimos como en casa, sinceramente. La Biblioteca se nos
ha convertido en una segunda residencia que es todo un palacio comparado con nuestro
local; allí nunca se nos ponen pegas, se facilita y fomenta nuestro trabajo en un
verdadero espíritu colaborativo. Nuestro agradecimiento a todo el equipo humano y
especial para su primera directora Lidia Teira Serrano, a la actual directora María Sierra
Gómez-Díaz Ortiz y a Natividad Mena Macias, Ángela Cabello Briones y Alicia
Sánchez Piris.
Muchas gracias
COLABORACIÓN Y MEMORIA DE ACTIVIDADES
La Biblioteca Ángel González fue una de esas batallas vecinales de la
Asociación contra el absurdo, se realizaron multitud de actos para acelerar la apertura
del Centro como por ejemplo la lectura de poemas del autor de quien la Biblioteca toma
su nombre.
Durante estos años en el barrio, se han producido cambios, han desaparecido
bibliotecas como la de Caja Madrid, u otras han permanecido cerradas por obras como
la BPM de Aluche por todo ello la biblioteca “Ángel González” se ha convertido en
referente cultural del barrio siendo ese punto de encuentro, ese llamado “tercer espacio”
a donde acercarse por el mero placer de estar: para trabajar, para relacionarse, para
estudiar, para quedar a ver una exposición, una charla o un encuentro con un autor que
además y casualmente es tu vecino del quinto.
En este quehacer diario la Biblioteca ha contado con la cooperación inestimable
de la Asociación de Vecinos de Aluche quedando fielmente reflejada en esta:
Memoria de actividades conjuntas
La biblioteca ha sido la sede natural, en palabras del AVA, del Concurso de
relato breve “José Luis Gallego” durante estas últimas cinco ediciones y participa
activamente en el mismo como parte del jurado en la persona de Alicia Sánchez Piris,
bibliotecaria de Ángel González.
- Encuentros con autores tanto de talla internacional como de autores del barrio.
. Charla-homenaje al poeta Ángel González, que da nombre a la biblioteca, a cargo
de su gran amigo y Premio Nacional de Poesía, Luís García Montero.
. Presentación del libro de Marcos Ana “Vale la pena luchar” que a sus 93 años nos
conmovió con su conocimiento, espíritu juvenil y lucha por la libertad.
. Almudena Grandes, presentó su último libro, "Las tres bodas de Manolita" que era
el más vendido del momento.
. Luz González, escritora y profesora de IES Parque Aluche
. Octavio Cacho
- Presentaciones de las publicaciones de la Asociación
. Libro del Concurso de relato breve “José Luis Gallego” selección 2011-2013. Su
edición partió una idea de la Biblioteca al encuadernar en espiral los relatos ganadores
del concurso para así ofrecérselos a los usuarios.
. Presentación de la revista gráfica sobre las distintas ediciones del Fotomaraton de
Aluche titulado “Una Mirada de Barrio”
- Exposiciones
. Cárcel de Carabanchel: de la represión al olvido.
. “Fotomaratón de Aluche”. Fueron varias las exposiciones ya que la Asociación
cuenta con un fondo muy importante que no podía ser expuesto en una sola vez.
-Talleres
. “Mejora tus fotos”
. “Conoce tu cámara” desde el Club de Fotografía del AVA se ofrecieron dichas
clases magistrales.
- Charlas culturales sobre Arte, Historia u otros aspectos de interés como las
relaciones de España y Alemania.
CONCLUSIONES
Para finalizar nos gustaría saber la opinión de Francisco sobre los beneficios o
posibles inconvenientes de nuestra cooperación a lo largo de este lustro.
- La colaboración se interpreta por la parte pública como apropiación. Se hace censura
previa de actividades. Se debe hacer mucho papeleo y los tiempos de espera son largos,
todo muy burocratizado, no existiendo una vía de comunicación natural entre las partes
(incluso se habla a través de secretarios o secretarias) se considera el espacio público
“en propiedad”.
No ha sido el caso del personal de la Biblioteca, pero si lo ha sido de la Junta
Municipal.
- Como beneficios desde el punto de vista de la Asociación el usar un espacio muy bien
dotado y multifunción ha sido un lujo, también hemos compartido información y redes
sociales para los eventos comunes y de cada uno de nosotros. Siempre con el respeto a
la imagen del AVA
Decir que para nosotros los beneficios son evidentes. La Asociación ha aportado a la
Biblioteca un gran conocimiento sobre el barrio donde se ubica y lo que es más
importante nos han posibilitado acercarnos a sus vecinos, autores, docentes y
profesionales que desean compartir sus conocimientos y habilidades con otras personas
pudiendo de esta manera ser ese punto donde el encuentro se hace factible y surge el
intercambio. Aunque la Biblioteca también colabora con otras asociaciones del barrio la
Asociación de Vecinos de Aluche es nuestro numero uno. Nos encanta que seamos
también ese sitio de encuentro de los pocos jóvenes de este barrio ya bastante
envejecido. La simbiosis es perfecta, y si me lo permiten, similar a la que disfrutan el
cangrejo ermitaño y la anémona en los mares de coral.
Muchas gracias a todos por su atención.
Fly UP