...

Cuentos fantásticos

by user

on
Category: Documents
6

views

Report

Comments

Transcript

Cuentos fantásticos
| Cod. Int. 2020579
Clásicos de Siempre | Guía de Lectura | por Liliana Pazo
Actividades
1- Observen con atención el comienzo de todos los cuentos. ¿Cómo se denomina ese tipo
de estructura? ¿Cuáles son sus características? Citen ejemplos de otras obras que utilicen
Cuentos fantásticos
el mismo recurso.
Guy de Maupassant
respuestas con citas.
2- En el cuento “Sobre el agua” ¿Cómo son presentados el río y el mar? Fundamenten sus
3- En la pág. 24, continuando con el análisis del cuento anterior, el narrador se refiere a “los
dos seres” que hay en cada uno de nosotros. ¿Cuál es el sentido de esa afirmación? ¿Cuál es
su relación con el género fantástico? ¿Pasaron por alguna situación semejante?
4- ¿Cómo describe el narrador el miedo en el cuento “Aparición”? Diferencien miedo y
pánico.
5- En el cuento anterior, el protagonista tiene una prueba de que la aparición fue real ¿Cuál
es?
6- En el cuento “El Horla”, al comienzo se cita que “El doctor Marrande, el más ilustre de
los alienistas, sin lugar a dudas, dirigía una casa de salud” ¿Qué es un alienista? ¿Cuál es
su relación con la historia?
7- En el cuento anterior, al final, en la pág. 64, aparece un recorte de diario. ¿Cuál es la tra-
ma y la función del lenguaje que predominan en esta noticia? ¿Qué aporta su contenido
a la historia?
8- En el cuento “El miedo” se cuentan varias historias de miedo. ¿Cuál les parece la mejor
y por qué?
El autor
1
Guy de Maupassant nació en 1850, en Castillo de Miromesnil (Francia), cerca de
Tourville-sur-Arques, en el Sena marítimo; y falleció en París, en 1893. Fue discípulo de Flaubert, quien le enseñó el modo de dar forma literaria a la observación
inmediata. Aunque nunca le regateó enseñanzas, Flaubert no fue indulgente con
su pupilo, porque para él la literatura era algo muy serio, la religión absoluta. Fue
severo y lo exhortaba a que deje de perder el tiempo con futilidades.
Su primer cuento publicado fue “La mano momificada”, en 1875. Pero su verdadero debut literario tuvo lugar en 1880, cuando, junto a otros jóvenes literatos,
revoloteó en torno al carisma de Emile Zola. Ellos publicaron un manifiesto naturalista llamado “Las veladas de Merán”. La parte más bella de ese manifiesto es
“Bola de sebo”, una auténtica obra maestra de Maupassant, como casi todos los
relatos que escribió sobre la guerra franco-prusiana.
Su producción consta de seis novelas y unas 200 narraciones y relatos breves.
Se trata de obras naturalistas de un transfondo esencialmente pesimista, en las
que se profundiza en la descripción del medio y en el análisis psicológico; el autor
y la angustia por la muerte van pasando, progresivamente, al primer plano.
9- ¿Cómo se define el miedo en el cuento anterior?
10- En el cuento “La cabellera” el protagonista es un loco. ¿Cómo se lo describe? ¿Cuál era
su locura? ¿Por qué su locura se define como “erótica y macabra”?
11- En el cuento anterior, se define la tentación. Transcriban la cita y coméntenla.
12- En el cuento “La madre de los monstruos” la protagonista es llamada Diabla. ¿Por qué?
¿Cuál es su relación con el mal? ¿Qué provoca miedo en ella?
13- En el cuento anterior, en la pág. 98, uno de los personajes dice textualmente “Me estre-
mecí hasta la médula” ¿Qué recurso de estilo usó y para qué?
14- ¿Qué es el miedo para ustedes? ¿Cuál es el cuento que más los asustó?
4
símbolos y los que tratan de sus fantasmas. Entre los primeros se destacan el agua,
los cambios en la naturaleza, los espejos. Entre los segundos encontramos la enfermedad, la neurosis, la obsesión por la soledad, el miedo, el suicidio, las mudanzas
del estado de ánimo, la locura y el temor a la pérdida de la identidad.
En la mayoría de sus relatos, el autor se dirige al lector en primera persona: el
protagonista del cuento es el medio por el que habla él mismo, y así el lector se
convierte en un confidente de sus preocupaciones. La narración es una confesión
del autor al lector.
Sus novelas son: Una vida (1883); Bel Ami (1885); Mont-Oriol (1887); Pierre et Jean
(1888); Fuerte como la muerte (1889), y Nuestro corazón (1890). Entre sus relatos
cortos y cuentos, se destacan: La casa Tellier (1881); Mademoiselle F ifi (1883); Miss
Harnet (1884); Cuentos de día y de noche (1885); El Horla (1887); La belleza inútil
(1890), y ¿Quién sabe? (1890).
Maupassant y los relatos fantásticos
Lo fantástico es la vacilación que experimenta un ser que solo conoce las leyes natu-
rales, ante un acontecimiento al parecer sobrenatural (…). Hay un fenómeno extraño
Propuesta metodológica
les. La posibilidad de vacilar entre ambas crea el efecto fantástico. (…) Lo fantástico
La obra se trabajará en tres etapas: lectura-debate, comprensión y producción.
abandona lo fantástico para entrar en un género vecino: lo extraño o lo maravilloso.
Lectura-debate: los temas de los cuentos se agrupan en dos clasificaciones: los
centrados en símbolos y los que tratan sobre sus fantasmas. Luego de la lectura
del libro, los alumnos deberán agrupar los cuentos de acuerdo con estas dos clasificaciones y justificarlo con citas.
que se puede explicar de dos maneras, por tipos de causas naturales y sobrenaturaocupa el tiempo de esta incertidumbre; en cuanto se elige una respuesta u otra, se
(…) La vacilación del lector es por lo tanto la primera condición de lo fantástico (…).
Tzvetan Todorov, Introducción a la literatura fantástica. Buenos Aires, Paidós:
2006.
2
Maupassant funda sus relatos en el borde de la alienación. Su obra pesimista, o
casi siempre construida para llegar al infierno, representa muchas de nuestras
más secretas angustias. El estilo de sus relatos fantásticos es sobrio, lineal, con el
agregado de la herencia naturalista que tenía el autor: “Solo existe una palabra
para expresarlo, un verbo para animarlo y un adjetivo para calificarlo”. En ellos se
ven la pasión por el análisis y por el género narrativo breve, en la forma de los relatos
detectivescos; asimismo, una atmósfera y una noción de que lo inquietante convive
con lo cotidiano, aunque escape a la razón.
Su realismo presenta una atmósfera aséptica, saturada e irrespirable hecha de
micro organismos, que parecen inventariar mundos que piden ser narrados con minucia. La alteración es el camino por donde esa realidad, que no precisa de decorados
sobrenaturales, se interna en los ancestrales dominios del sueño y de la pesadilla.
A mayor irrupción de lo fantástico, más reparos temporales y espaciales presenta el texto para colocarnos en el umbral donde la precisión y la vaguedad se
funden y producen el abismo. Lo fantástico, que urge en los bordes de lo real, es
la falta cognitiva con el mundo conocido; falla que puede surgir de un objeto o de
acontecimientos y sucesos que se muestran como de este mundo pero que pertenecen a otro que sería dificultoso y torpe definir.
Con un estilo personal, Maupassant queda sumergido en los límites donde la
enfermedad y la salud se confunden, dejando emerger no solo lo marginal y lo prohibido, sino también el tabú y el morbo. La escritura se presenta como una especie
de exorcismo donde el escritor enfermo y alterado, o rematadamente loco, vence
la grieta que se abre entre el mundo conocido y el íntimo horror; la senda donde la
mente se pierde y se torna espejo deformado y vuelto contra uno mismo.
Su escritura se mezcla con las indagaciones del naturalismo y respira ese espíritu muy fin-de-siècle que no quiere desentenderse de la asimilación de los avances
científicos, pero que también responde a la seducción de lo fantástico. De esta
manera, en sus deseos contrapuestos, el mundo es un equívoco donde el juicio no
ayuda, y donde la relación entre el hombre y su realidad es diferente.
Los temas de sus cuentos se agrupan en dos clasificaciones: los centrados en
Comprensión: se analizarán las siguientes categorías del cuento:
yy Marco: personajes, lugar y tiempo.
yy Conflicto.
yy Resolución.
yy Historia y discurso.
yy Autor y narrador. Tipo de narrador.
Producción: los alumnos tomarán alguna anécdota de sus vidas personales y
escribirán un relato de tipo fantástico.
3
símbolos y los que tratan de sus fantasmas. Entre los primeros se destacan el agua,
los cambios en la naturaleza, los espejos. Entre los segundos encontramos la enfermedad, la neurosis, la obsesión por la soledad, el miedo, el suicidio, las mudanzas
del estado de ánimo, la locura y el temor a la pérdida de la identidad.
En la mayoría de sus relatos, el autor se dirige al lector en primera persona: el
protagonista del cuento es el medio por el que habla él mismo, y así el lector se
convierte en un confidente de sus preocupaciones. La narración es una confesión
del autor al lector.
Sus novelas son: Una vida (1883); Bel Ami (1885); Mont-Oriol (1887); Pierre et Jean
(1888); Fuerte como la muerte (1889), y Nuestro corazón (1890). Entre sus relatos
cortos y cuentos, se destacan: La casa Tellier (1881); Mademoiselle F ifi (1883); Miss
Harnet (1884); Cuentos de día y de noche (1885); El Horla (1887); La belleza inútil
(1890), y ¿Quién sabe? (1890).
Maupassant y los relatos fantásticos
Lo fantástico es la vacilación que experimenta un ser que solo conoce las leyes natu-
rales, ante un acontecimiento al parecer sobrenatural (…). Hay un fenómeno extraño
Propuesta metodológica
les. La posibilidad de vacilar entre ambas crea el efecto fantástico. (…) Lo fantástico
La obra se trabajará en tres etapas: lectura-debate, comprensión y producción.
abandona lo fantástico para entrar en un género vecino: lo extraño o lo maravilloso.
Lectura-debate: los temas de los cuentos se agrupan en dos clasificaciones: los
centrados en símbolos y los que tratan sobre sus fantasmas. Luego de la lectura
del libro, los alumnos deberán agrupar los cuentos de acuerdo con estas dos clasificaciones y justificarlo con citas.
que se puede explicar de dos maneras, por tipos de causas naturales y sobrenaturaocupa el tiempo de esta incertidumbre; en cuanto se elige una respuesta u otra, se
(…) La vacilación del lector es por lo tanto la primera condición de lo fantástico (…).
Tzvetan Todorov, Introducción a la literatura fantástica. Buenos Aires, Paidós:
2006.
2
Maupassant funda sus relatos en el borde de la alienación. Su obra pesimista, o
casi siempre construida para llegar al infierno, representa muchas de nuestras
más secretas angustias. El estilo de sus relatos fantásticos es sobrio, lineal, con el
agregado de la herencia naturalista que tenía el autor: “Solo existe una palabra
para expresarlo, un verbo para animarlo y un adjetivo para calificarlo”. En ellos se
ven la pasión por el análisis y por el género narrativo breve, en la forma de los relatos
detectivescos; asimismo, una atmósfera y una noción de que lo inquietante convive
con lo cotidiano, aunque escape a la razón.
Su realismo presenta una atmósfera aséptica, saturada e irrespirable hecha de
micro organismos, que parecen inventariar mundos que piden ser narrados con minucia. La alteración es el camino por donde esa realidad, que no precisa de decorados
sobrenaturales, se interna en los ancestrales dominios del sueño y de la pesadilla.
A mayor irrupción de lo fantástico, más reparos temporales y espaciales presenta el texto para colocarnos en el umbral donde la precisión y la vaguedad se
funden y producen el abismo. Lo fantástico, que urge en los bordes de lo real, es
la falta cognitiva con el mundo conocido; falla que puede surgir de un objeto o de
acontecimientos y sucesos que se muestran como de este mundo pero que pertenecen a otro que sería dificultoso y torpe definir.
Con un estilo personal, Maupassant queda sumergido en los límites donde la
enfermedad y la salud se confunden, dejando emerger no solo lo marginal y lo prohibido, sino también el tabú y el morbo. La escritura se presenta como una especie
de exorcismo donde el escritor enfermo y alterado, o rematadamente loco, vence
la grieta que se abre entre el mundo conocido y el íntimo horror; la senda donde la
mente se pierde y se torna espejo deformado y vuelto contra uno mismo.
Su escritura se mezcla con las indagaciones del naturalismo y respira ese espíritu muy fin-de-siècle que no quiere desentenderse de la asimilación de los avances
científicos, pero que también responde a la seducción de lo fantástico. De esta
manera, en sus deseos contrapuestos, el mundo es un equívoco donde el juicio no
ayuda, y donde la relación entre el hombre y su realidad es diferente.
Los temas de sus cuentos se agrupan en dos clasificaciones: los centrados en
Comprensión: se analizarán las siguientes categorías del cuento:
yy Marco: personajes, lugar y tiempo.
yy Conflicto.
yy Resolución.
yy Historia y discurso.
yy Autor y narrador. Tipo de narrador.
Producción: los alumnos tomarán alguna anécdota de sus vidas personales y
escribirán un relato de tipo fantástico.
3
| Cod. Int. 20205879
Clásicos de Siempre | Guía de Lectura | por Liliana Pazo
Actividades
1- Observen con atención el comienzo de todos los cuentos. ¿Cómo se denomina ese tipo
de estructura? ¿Cuáles son sus características? Citen ejemplos de otras obras que utilicen
Cuentos fantásticos
el mismo recurso.
Guy de Maupassant
respuestas con citas.
2- En el cuento “Sobre el agua” ¿Cómo son presentados el río y el mar? Fundamenten sus
3- En la pág. 24, continuando con el análisis del cuento anterior, el narrador se refiere a “los
dos seres” que hay en cada uno de nosotros. ¿Cuál es el sentido de esa afirmación? ¿Cuál es
su relación con el género fantástico? ¿Pasaron por alguna situación semejante?
4- ¿Cómo describe el narrador el miedo en el cuento “Aparición”? Diferencien miedo y
pánico.
5- En el cuento anterior, el protagonista tiene una prueba de que la aparición fue real ¿Cuál
es?
6- En el cuento “El Horla”, al comienzo se cita que “El doctor Marrande, el más ilustre de
los alienistas, sin lugar a dudas, dirigía una casa de salud” ¿Qué es un alienista? ¿Cuál es
su relación con la historia?
7- En el cuento anterior, al final, en la pág. 64, aparece un recorte de diario. ¿Cuál es la tra-
ma y la función del lenguaje que predominan en esta noticia? ¿Qué aporta su contenido
a la historia?
8- En el cuento “El miedo” se cuentan varias historias de miedo. ¿Cuál les parece la mejor
y por qué?
El autor
1
Guy de Maupassant nació en 1850, en Castillo de Miromesnil (Francia), cerca de
Tourville-sur-Arques, en el Sena marítimo; y falleció en París, en 1893. Fue discípulo de Flaubert, quien le enseñó el modo de dar forma literaria a la observación
inmediata. Aunque nunca le regateó enseñanzas, Flaubert no fue indulgente con
su pupilo, porque para él la literatura era algo muy serio, la religión absoluta. Fue
severo y lo exhortaba a que deje de perder el tiempo con futilidades.
Su primer cuento publicado fue “La mano momificada”, en 1875. Pero su verdadero debut literario tuvo lugar en 1880, cuando, junto a otros jóvenes literatos,
revoloteó en torno al carisma de Emile Zola. Ellos publicaron un manifiesto naturalista llamado “Las veladas de Merán”. La parte más bella de ese manifiesto es
“Bola de sebo”, una auténtica obra maestra de Maupassant, como casi todos los
relatos que escribió sobre la guerra franco-prusiana.
Su producción consta de seis novelas y unas 200 narraciones y relatos breves.
Se trata de obras naturalistas de un transfondo esencialmente pesimista, en las
que se profundiza en la descripción del medio y en el análisis psicológico; el autor
y la angustia por la muerte van pasando, progresivamente, al primer plano.
9- ¿Cómo se define el miedo en el cuento anterior?
10- En el cuento “La cabellera” el protagonista es un loco. ¿Cómo se lo describe? ¿Cuál era
su locura? ¿Por qué su locura se define como “erótica y macabra”?
11- En el cuento anterior, se define la tentación. Transcriban la cita y coméntenla.
12- En el cuento “La madre de los monstruos” la protagonista es llamada Diabla. ¿Por qué?
¿Cuál es su relación con el mal? ¿Qué provoca miedo en ella?
13- En el cuento anterior, en la pág. 98, uno de los personajes dice textualmente “Me estre-
mecí hasta la médula” ¿Qué recurso de estilo usó y para qué?
14- ¿Qué es el miedo para ustedes? ¿Cuál es el cuento que más los asustó?
4
Fly UP