...

Negro, ¿tú eres sueco?

by user

on
Category: Documents
1

views

Report

Comments

Transcript

Negro, ¿tú eres sueco?
Domingo
Marzo 27 / 2016
ELÍAS
ARGUDÍN
SÁNCHEZ
Negro, ¿tú eres sueco?
ace apenas unos días, La Habana fue
escenario, sin lugar a dudas, de una de las
noticias más importantes en mucho tiempo. El
presidente de Estados Unidos visitó la capital de
las Mayor de las Antillas para encontrarse con
su homólogo cubano y su pueblo, lo cual —por
inusual e incluso improbable hasta hace
relativamente poco tiempo—, califica como
acontecimiento histórico, llamado a marcar un
antes y un después en las relaciones entre dos
naciones protagonistas de un largo y enconado
diferendo, e incluso, del devenir a escala
planetaria.
Obama vino, vio, pero desafortunadamente, con
el pretendido gesto de tender la mano, también
quiso vencer. Nadie, en su condición de inquilino
de la Casa Blanca, ha hecho tanto como él en
busca del acercamiento, normalización de los
vínculos, y levantamiento del bloqueo; un gran
mérito que mucho se agradece, pero todavía en el
orden práctico significa poco, con la añadidura de
haber condicionado el avance a peticiones que
laceran la soberanía, en cuestiones que solo a los
del patio atañen.
Durante su estancia, elogió, ahora bien, sin
importarle la acogida de los anfitriones y su
condición de invitado, mucho más allá del
reconocimiento, optó por criticar y sugerir, con
sutilezas, en una velada, pero a la vez
inconfundible, incitación a la rebeldía y el
desorden, sin preocuparle estar en morada ajena.
No cabe dudas, a Obama se le fue la mano. No
puedo menos que decirle —al estilo de Virulo—
“¡Pero Negro, ¿tú eres sueco?!”
Fuimos muy corteses, incluso al punto de
dejarle hablar a solas (y a sus anchas) con los
enemigos dentro de la propia casa, a fin de
cuentas, está en contra del inhumano y cruel
bloqueo; es una lástima que viniera a darse
cuenta cuando ya está por finalizar su segundo
mandato, y no tiene chance para otra reelección.
Como ha dicho el propio Obama, levantar el
bloqueo resulta la mejor manera de ayudar a los
cubanos, sin embargo sigue vigente, y si bien el
Presidente norteamericano no puede abolirlo sin
la anuencia del Congreso, sí puede vaciar —en
buena medida— su contenido, con solo hacer
valer sus facultades ejecutivas.
CHELSEA
DEL SOL
Orgullo habanero
os capitalinos vivimos absortos en
el ajetreado bullicio de la ciudad,
con sinfonías de almendrones y
guaguas de turismo, posando fachadas
recién pintadas y calles sin precipicios
de una Habana con colorete.
No sabría por dónde empezar a
cuestionarme dónde fallamos o el
porqué de la apatía de algunos hacia
la revolución de desarrollo cultural de
la Cuba del siglo XXI, con
oportunidades que los más jóvenes
soñaron muchas veces delante de la
pantalla chica.
No comprendo el enfoque negativo
sobre acciones constructivas ni a
quienes inspeccionan con lupa para
detectar las manchas de los esfuerzos
y expectativas, en vez de impulsar
con loas y agradecimientos las
acciones de aquellos preocupados por
L
H
¿Gestos? ¿Cuáles? No es Cuba quien tiende
un cerco económico en torno a Estados Unidos,
tampoco le agrede o ejerce presiones
financieras. ¿Asumir un modelo democrático al
estilo yanqui que le es ajeno? ¿Libertades?
¿Cuáles? ¿La que disfrutan los (policías)
blancos para masacrar a mansalva a cualquier
afrodescendiente?
En cambio, si de verdad existe interés de
lograr la normalización, el bloqueo y la
ocupación de una porción de Guantánamo, son
inadmisibles.
En ambos casos, es decir el levantamiento y la
devolución, es lo que corresponde hacer desde el
punto de vista legal, amén de que el bloqueo
además es cruel, inhumano, genocida, “antiONU, anti-Derecho Internacional”; el retorno de
la porción usurpada, gesto de bravuconería,
alarde de fuerza. Estados Unidos no debería
perder la oportunidad de reparar tamaños
desprestigios y actuar en correspondencia con el
discurso de su mandatario.
ALEXANDER
A. RICARDO
El calcañal
de Trajiles
Trajiles lo apodaron el “patas
locas”. No quiere ir a Roma y
por eso traza su propio camino. Como
entrenamiento realiza la Ruta de la
Seda. El recorrido es un poco largo,
pero suave desde el mismo principio,
agradable a los calcañales. Este sí
tiene los pies bien puestos en la tierra.
Va de un sitio a otro mientras libra
batallas réplicas. Parece un personaje
de La Liada de Romero. Erra con ese
cigarro y corre por los rieles del
ferrocarril. Sin brújula, mapa, ni
astrolabio. Su lema es aquello de José
Mota cuando dice: “Si hay que ir se
va…”. La meta está en empatar un
lugar con otro, viajar destino tras
destino para conformar el suyo. Toma
A
Secuelas de lo mal hecho
A CARGO DE YELENA RODRÍGUEZ
VELÁZQUEZ
[email protected]
irginio Antonio Nuchita Moreno vive
en avenida 29 No.12816 entre 128 A y
130 Zamora, municipio de Marianao y
escribió hace unos años atrás refiriéndose al
deterioro en que se encontraba el
supermercado, ubicado en avenida 33,
esquina A, calle 130. En aquel entonces se
realizó una reparación al inmueble,
V
precaviendo su deterioro total. Sin embargo,
tan solo a cinco años del resarcimiento, el
mercado padece nuevos estragos como
resultado del mal trabajo realizado.
Según nos cuenta este señor, la premura
del arreglo dejó el local muy bonito a
primera vista, pero con serios problemas:
“La segunda capa del material impermeable
de la cubierta no fue colocada completa, por
tales motivos ahora aparecen filtraciones
que están afectando la prestación de
servicios. Los días lluviosos paralizan el
trabajo y conducen al progresivo deterioro
del establecimiento”.
Virginio, agradecido, insta se le preste
atención al lugar porque este es uno de los
más solicitados por la población para
adquirir la canasta básica y los productos
liberados, debido a que los otros mercados
el bienestar, esparcimiento y la sana
recreación del pueblo.
Cuba está de moda, se ha dicho
varias veces, pero es necesario
concientizar sobre el significado de
todas esas personalidades famosas a
nivel mundial, interesados por visitar
el suelo patrio y demostrando amor
hacia nuestra Isla.
Los problemas e interioridades (los
trapos sucios) se lavan en casa y
hagámosle justicia a esa forma de ser
de los cubanos: joviales, amables y
excelentes anfitriones.
Ellos, entre otros, nos prestigian con
su visita: Rihanna, Usher, Katy Perry,
Major Lazer, Rolling Stones
(encargados del primer concierto al
aire libre de una banda de rock
británica en el país)… y nosotros solo
podemos sentir orgullo habanero.
se encuentran ubicados en la arteria
comercial, mucho más alejados.
MÁS TIEMPO… Y MALES PEORES
Una representación de vecinos, residentes
en Clavel entre San Pedro y Domínguez,
municipo del Cerro, escriben para
comunicar su agravio con la “culminación”
de una obra constructiva, la cual duró más
de un año para ejecutarse y, aunque parecía
que un mayor tiempo de trabajo conferiría
un edificio de lujo, el inmueble se
encuentra prácticamente inhabitable y lleno
de imperfecciones.
Según nos cuentan los remitentes, la
inauguración de la obra está totalmente
alejada de la realidad.
“Durante todo este tiempo de
construcción pasaron cuatro brigadas, las
atajos, desvíos, y caminos cortos con
lobos y caperucitas incluidos. En la
“anatomía griega” Trajiles aparece
como hijo de Peloteo y Descalza.
Rompe su relación con Protocolo por
motivos etéreos-sexuales y anda ahora
a lo Vin Diesel más rápido y furioso.
Parte rumbo a la acrópolis de Trota
guiado por una flecha traicionera y
con doble sentido. Si se salva de esta
es por un Pelida. Mira desesperado
con el rabito del ojo. Tiene detrás a
Milcíades, un corredor de Kenya y los
cordales. Aprieta el cuerpo, pero
siente un ardor mortal. Cae al suelo y
en su calcañal derecho lleva la marca
de una colilla arrojada por uno ahí en
París.
cuales hicieron malabares con los
materiales de la construcción e
incumplieron con el trabajo asignado.
Producto a estas contrariedades algunos
apartamentos presentan humedad en las
paredes, aleros no terminados, puertas y
picaportes no instalados.
“Otros no tienen tragantes ni
tomacorrientes y no le han hecho las
instalaciones hidrosanitarias”.
El año 2015 estuvo cargado de reclamos
referidos a las incorrecciones de las
viviendas recién cimentadas, declaradas
como habitables. En el transcurso de 2016,
vuelve otra vez a incidir este factor como
uno de los más demandados.
Realizar esta labor con exigencia y
calidad no es solo una forma de satisfacer
a la población y hacer meritorio nuestro
trabajo, sino también una manera de
preservar recursos que tanto esfuerzo y
presupuesto cuestan conquistar.
Fly UP