...

sólo es el principio

by user

on
Category: Documents
1

views

Report

Comments

Transcript

sólo es el principio
(Ce n’est qu’un debut)
DIR. PIERRE BAROUGIER Y JEAN-PIERRE POZZI
SINOPSIS
“Sólo es el principio” es una película documental sobre clases de Filosofía para Niños, captada con calidez y sensibilidad, en
la senda de “Ser y tener” de Nicolas Philibert, que promueve a la
reflexión sobre nuestra capacidad ética, social y humana, y sobre
la importancia de una buena educación desde la infancia.
Los expresivos y vitales protagonistas se llaman Azouaou,
Abderhamène, Louise, Shana, Kyria o Yanis. Tienen entre 3 y 4
años cuando, juntos, exponen libremente, con sus emociones y
contradicciones, sus ideas sobre el amor, la libertad, el liderazgo,
la inteligencia, la muerte... A lo largo de un curso, sentados en un
círculo alrededor de una vela encendida, con ayuda de su maestra
Pascaline, aprenden a expresarse, a escucharse mutuamente y a
conocerse mejor.
Entre todos hacen filosofía, reflexionan sobre temas importantes, a menudo olvidados en nuestra sociedad. No hay estudiantes buenos ni malos: lo fundamental es pensar por sí mismos. Los
niños hablan con sus propias palabras, llenas de espontaneidad, humor, lógica y poesía; cargadas en muchas ocasiones de un increíble
y envidiable sentido tolerante y cívico. Ellos son nuestro futuro.
FICHA ARTÍSTICA
Con los niños de la guardería Jacques Prévert de Le Mée-sur-Seine, la directora del centro Isabelle Duflocq y la maestra Pascaline
Dogliani.
FICHA TÉCNICA
Directores ............................................... JEAN PIERRE-POZZI,
................................................................. PIERRE BAROUGIER
Productores Ejecutivos .................. FRÉDÉRIQUE ALBRECHT,
....................... ISABELLE GRIPON, JONATHAN MARTINOT,
.................................. LAURENCE HIRIBARRONDO PALMER
Productora delegada ............................................. CILVY AUPIN
Director de Fotografía ............................ JEAN-PIERRE POZZI,
................................................................ PIERRE BAROUGIER,
............................................................ MATTHIEU NORMAND,
.................................................................. ANDRÉS MENDOZA
Montaje ................................................................ JEAN CONDÉ
Sonido ............. FLORENT RAVALEC, STÉPHANE AUPETIT,
........................................... ANDRÉ BONIN, OLIVER CUINAT,
...................................... BENOÎT HENAFF, DIDIER LECLERC
Mezclas ...................................................... JEAN GUY VÉRAN
Música Original ............................... ANOUAR BRAHEM TRIO
Distribuidora ........................................................ GOOD FILMS
Aspect ratio ........................................................ HD-2D - 1:1´85
Idioma .................................... Francés subtitulado en castellano
Duración ........................................................................... 98 min.
Nacionalidad .................................................................... Francia
Año de producción ................................................................ 2010
LOS DIRECTORES: PIERRE BAROUGIER Y J. PIERRE POZZI
PIERRE BAROUGIER
Filmografía
2009 Nous resterons sur terre (Documental)
2010 Sólo es el principio (Ce n´est qu´un début)
JEAN-PIERRE POZZI
Filmografía
1993 Dressing Room (Cortometraje)
2010 Sólo es el principio (Ce n´est qu´un début)
ENTREVISTA A LOS DIRECTORES
PIERRE BAROUGIER Y JEAN-PIERRE POZZI
Entrevista realizada por Lucie Calet y Marie-Elisabeth Rouchy para Le Nouvel Observateur.
El rodaje y el montaje de “Solo es el principio” han durado tres
años.
Jean-Pierre Pozzi: Cilvy Aupin estaba empeñada en seguir
los talleres, pero no tenía un marco definido. De hecho, es la
coautora de la película. Pasamos mucho tiempo trazando las bases
del proyecto, pero sin saber realmente hacia dónde íbamos o si el
proyecto acabaría siendo una película. Nos dimos cuenta desde el
principio de que el contexto sociológico de los talleres nos permitía ir más allá de la experiencia pedagógica. ¿Cómo ven los niños
el país donde viven?
¿Cómo son sus relaciones?
Pierre Barougier: Comprendimos rápidamente que era
indispensable seguir la experiencia a largo plazo. Solo el cine
comercial podía proporcionarnos ese lujo. Una vez tomada la
decisión, avanzamos por etapas.
Háblennos de su encuentro con Pascaline, la maestra
Jean-Pierre Pozzi: Cilvy Aupin tuvo la idea genial de filmarla cuando se vieron por primera vez. Por eso supimos que era
ideal en términos cinematográficos. Tiene personalidad, es generosa y entusiasta.
¿Cómo fueron los primeros contactos con la escuela?
Pierre Barougier: No nos preocupaba mucho el efecto de la
cámara en los niños. Pero no pasaba lo mismo con la percha. El
sonido era primordial, toda la película se basa en la palabra.
Jean-Pierre Pozzi: Enseguida nos volvimos transparentes.
Los niños no se olvidaron de nuestra presencia; de hecho, en la
película demuestran que son conscientes de que estamos allí, pero
la dinámica de los talleres era mucho más importante para ellos.
¿Con qué frecuencia rodaron a los niños?
Jean-Pierre Pozzi: Íbamos unas dos veces al mes, a veces
más, cuando se celebraba un taller.
Pierre Barougier: Poco a poco, la puesta en escena evolucionó. Al principio, los niños estaban sentados frente a Pascaline, lo
que dificultaba el posicionamiento de las cámaras. Le hicimos
sugerencias en función de nuestras necesidades y de las suyas y,
al final, sentábamos a la clase. En general, en semicírculo.
Jean-Pierre Pozzi: La percha, que tanto nos asustaba al principio, acabó por tener un papel.
La maestra nombraba a un niño, la percha iba hacia él y toma(Sigue al dorso)
ba la palabra.
PROYECCIÓN EN ALTA DEFINICIÓN: 2.000.000 DE PÍXELS, CROMA 2000:1
CINES VERDI MADRID 5 SALAS (C/. BRAVO MURILLO, 28). TEL. 91 447 39 30 – METRO CANAL Y METRO QUEVEDO – 28015 MADRID – www.cines-verdi.com
CINEMES VERDI 5 SALES (C/. VERDI, 32) – VERDI PARK 4 SALES (C/. TORRIJOS, 49). TEL. 93 238 79 90 – METRO FONTANA – 08012 BARCELONA – www.cines-verdi.com
SÓLO ES EL PRINCIPIO
Puede decirse que la película es un “work in progress”.
Jean-Pierre Pozzi: Desde luego. Pascaline quería saber nuestra opinión.
Compartíamos las dudas, las desilusiones, los entusiasmos. Fue una especie
de carrera de fondo.
¿Cuánto tiempo duraba cada taller?
Jean-Pierre Pozzi: Cada vez duraban más. Algunos duraron tres cuartos de hora, pero el taller acerca de la libertad duró una hora y media.
¿Y el más corto?
Jean-Pierre Pozzi: Diez minutos. En la película hay uno donde no ocurre nada. Y fueron diez minutos de nada.
La película deja claro que el taller de filosofía sigue fuera de la escuela,
en casa…
Pierre Barougier: Fue la parte más complicada de la película. Hubo
que explicarles por qué queríamos rodar en su casa y por qué tenía que ver
con los talleres. Una vez conseguido eso, los niños fueron los que dirigieron las escenas.
Es apasionante ver cómo evolucionan durante esos dos años.
Jean-Pierre Pozzi: Rodamos a personajes auténticos con sus historias de
amor, enemistades, problemas de liderazgo. Algunos niños que sobresalieron
el primer año, se apagaron el segundo, dejando paso a otras personalidades.
Pierre Barougier: Al principio se trata de una yuxtaposición de testimonios; solo hablan con la maestra y la única evolución en el razonamiento se ve impulsada por Pascaline, que intenta llevarles desde un punto A
hasta un punto B. Luego empiezan a fijarse en lo que dice el otro. Pascaline
solo actúa de moderadora, para encauzar el debate cuando hace falta, pero
hablan entre sí. Esperan a que el otro acabe de hablar para apoyarle o contestar. Es un auténtico aprendizaje de la escucha.
Vemos que almacenan ideas en la memoria, reflexiones que no vienen
a cuento en ese momento y que dirán después. Son capaces de contestar a
lo que dice el otro y, posteriormente, de volver a pedir la palabra para
comentar algo que se les había ocurrido antes. Por ejemplo, N’Dikou, la
niña senegalesa que dice sentirse más libre en Senegal que en Francia.
Pascaline había dado por terminado el taller, pero pide la palabra y hace
referencia a algo que se había dicho antes: “Alguien ha dicho antes que en
África van desnudos y son pobres. Pues quiero decir que allí tenemos una
casa y criadas”. Había esperado el momento oportuno para hablar.
Jean-Pierre Pozzi: Visto desde fuera, es fácil creer que los talleres son
una sucesión de genialidades, pero no es así. Hay una auténtica construcción lógica del razonamiento que se hace en el momento.
Pierre Barougier: Nos quedamos sorprendidos durante el montaje.
Según avanzábamos en el tiempo, se hacía más difícil separar la construcción de los talleres del razonamiento. Bastaba con perderse una escena para
no saber por dónde iban los niños.
También sorprende el lenguaje corporal.
Pierre Barougier: Hay niños a los que les cuesta hablar. Se mueven
mucho, no se están quietos, pero a medida que pasa el tiempo, empiezan a
relajarse. El trabajo también sirve para los niños que solo escuchan, como
Rosemay, por ejemplo. Su madre nos dijo: “Rosemay se desespera porque
no participa en los talleres, pero cuando llega a casa, nos los repite íntegramente”.
Luego, hay auténticas estrellas, como Azuaou, un rey del monólogo
cómico. O Louise, cuyo lenguaje corporal es fascinante. Lo mejor de este
tipo de pedagogía es la confianza en sí mismos que adquieren los niños sin
darse cuenta.
Durante el rodaje, ¿pensaron alguna vez en Ser y tener?
Pierre Barougier: Era imposible no compararnos a Ser y tener, y también a La clase. Pero la primera película describe una clase de primaria, y
la segunda, de instituto.
En “Solo es el principio” estamos en la educación infantil, era un poco
como la tercera entrega del tríptico.
Jean-Pierre Pozzi: Son comparaciones un poco apabullantes. Además,
el contexto de la película es totalmente diferente.
El contexto sociológico de “Solo es el principio” está bastante próximo al
de La clase.
Pierre Barougier: Sí, y muy lejano al de Ser y tener. “Solo es el principio” quizá podría ser una respuesta a las dificultades que debe superar el
profesor de La clase.
Enseña cómo es Francia actualmente y lo que conocen la mayoría de
franceses, una Francia de barrios periféricos, multicultural y, al contrario de
la idea popularizada por los medios, relativamente tranquila.
¿Qué espera del estreno de la película?
Jean-Pierre Pozzi: Durante el rodaje sabíamos que andábamos por un
terreno minado. En Francia, la educación es un tema sensible. La película
podía dar lugar, en el mejor de los casos, a debates, y en el peor, a una polémica. Por ejemplo, nos han dicho que no tiene nada que ver con la filosofía. Pero será mejor que lo decidan los expertos.
Pierre Barougier: No somos educadores ni filósofos. La película no es
libro de instrucciones.
Solo tenemos la esperanza de haber contribuido a abrir una ventana al
futuro.
LA MAESTRA: PASCALINE DOGLIANI
Después de estudiar Artes Plásticas y Artes Aplicadas, Pascaline Dogliani
ingresó en el IUFM de Melun en 1998. Se licenció en 1999 y empezó a trabajar en la educación infantil hace 11 años. En 2005 consiguió un puesto de
maestra-formadora en la escuela Jacques Prévert, donde un año después organizó los primeros talleres de filosofía para alumnos de preescolar (3 a 4 años).
Dos años de rodaje
Los talleres se celebran dos o tres veces al mes y todo está planeado de
antemano. Además de los “café-filosofía” con las familias, Pascaline prepara animaciones que empiezan desde primera hora. La mañana se divide en
sesiones de dibujo, lectura de historias, un espectáculo de marionetas e
incluso una puesta en escena teatral. El recorrido lleva tranquilamente a los
niños hasta el momento esperado en que se enciende la vela y se abre la
sesión de filosofía. “En preescolar, los rituales son muy importantes, tranquilizan a los niños y estructuran las jornadas”, explica Pascaline. “Quería
que los talleres de filosofía fueran diferentes. Por eso busqué un ritual que
simbolizara el tiempo y subrayara el paso a una situación especial”. La vela
anuncia el principio de un nuevo taller, pero la llegada del equipo de rodaje despierta el entusiasmo de los pequeños alumnos. “En cuanto nos veían
aparcar, empezaban a gritar: ‘¡Ha llegado la filosofía!’. Las cámaras se convirtieron en sinónimo de Filosofía, y cuando la maestra organizaba sesiones
sin nosotros, los niños preguntaban dónde estábamos”, cuenta Pierre
Barougier.
LA CRÍTICA OPINA
“Precioso documental (...) Tremendamente
enternecedora y divertida (...) Pero sobre todo es
un homenaje a esos dos derechos de los que
podemos ir olvidándonos: la educación y el pensamiento. Sin ellos nunca nos preguntaremos
para qué y tragaremos con todo.”
Andrea G. Bermejo, Cinemanía
“Película sensible y muy cálida. Es el pequeño mundo de la diversidad de las aulas de la
mayoría de las escuelas occidentales del siglo
XXI donde, si escucháramos atentamente podríamos aprender más de una lección de civismo y
tolerancia.”
Mercedes Arancibia,
Periodistas en español
“Educativa, entretenida y sobre todo moralmente necesaria en esta sociedad actual.”
Cines
Alberto Quintanilla,
Verdi
Revista Geo
Premio
“Una hermosa lección de vida.”
Boris Tampigny, Metro
al Mejor
Cine Europeo
del año 2002
Europa
Cinemas
“Una película muy reveladora y edificante (...) Solo es
el principio resulta de
obligado visionado.”
Paula Arantzazu Ruiz,
Sensacine
“Profunda, divertida, conmovedora.”
Marie Sauvion, Le Parisien
“Fascinante.”
Laurent Dijan,
Studiociné Live
“El éxito de la película es el valor de la transmisión y el despertar del pensamiento crítico”.
Thierry sociedad en miniatura.” Méranger,
Cahiers du Cinéma
“Solo es el principio tiene el mismo encanto
que Ser y tener, documental que robó nuestros
corazones hace diez años.”
Constant Hoogenbosch, Movie Machine
“Un auténtico proyecto pedagógico.”
Isabelle Danel,
Première
“Los directores de esta obra nos recuerdan el
importante papel del maestro en el corazón de la
ciudad.”
Laetitia Mikles,
Positif
Fly UP