...

Las Fuentes de Inspiración Católica en Internet

by user

on
Category: Documents
6

views

Report

Comments

Transcript

Las Fuentes de Inspiración Católica en Internet
Universidad CEU San Pablo
Facultad de Humanidades y Ciencias de la Comunicación
Tesis Doctoral
Las Fuentes de Inspiración Católica en Internet:
concepto, análisis y utilidad para la elaboración
de una Información Religiosa de calidad
Doctorando: Fernando Jiménez
González
Director: Dr. D. Gabriel Galdón López
Departamento de Periodismo
Madrid, 2013
Índice
1. Introducción………………………………………………………………………...........1
1.1.
Estado de la cuestión y necesidad del estudio………………………..……....5
1.2.
Objetivos, metodología y estructura de la investigación…….........………….9
1.2.1. Objetivos………………………………………………………........………..10
1.2.2. Metodología………………………………………………….......………......14
1.2.3. Estructura…………………………………………………….......…………..16
1.3. Agradecimientos…………………………………………………….......…………..19
2. Primeras delimitaciones conceptuales……………………….……........………….21
2.1.
La Información Religiosa y la Información Religiosa
sobre el Catolicismo: conceptos y características……………....................23
2.2.
Concepto de Fuente de Inspiración Católica…..............…………………….30
2.3.
Información Religiosa y Calidad……………….............………………………38
2.3.1. Factores para una Información Religiosa de Calidad........…………...39
3. Las fuentes y la documentación como fundamento de la calidad
periodística…………………………………………………………………..........……...43
3.1.
Visión general de las fuentes de información……………………...........….…46
3.2.
Las fuentes y la información especializada sobre Catolicismo..........…...…..52
3.2.1. Tipología de las fuentes de información religiosa sobre el
Catolicismo…………………………………………………….........………...57
3.2.2. La relación del periodista de información religiosa sobre el Catolicismo con
las fuentes…………………………………....................................………...61
3.2.2.1. Las fuentes expertas y especializadas………….........……………....62
3.2.2.2. Tipos de fuentes expertas……………………….........………….….…66
3.2.3. La Información y las fuentes de Inspiración Católica........………………...69
3.3.
La documentación de calidad……………………………….........……………..74
i
3.3.1. Definición de Documentación………………………………........………...77
3.3.2. Aportaciones de la documentación a la calidad del Periodismo.............78
3.3.3. La documentación periodística y el mensaje: la verdad
informativa……………………………………………………………............83
3.3.4. La documentación periodística y los destinatario
de la información……………………………………………………............84
3.3.5. La documentación periodística y el profesional
de la información……………………………………………………............85
3.3.6. El uso periodístico de la documentación en Internet…………,,,,,,,,,,,,….85
4. Internet como recurso informativo y documental……………............……………91
4.1.
Breve resumen de las características generales de Internet como recurso
documental…………………………………………………...........................….92
4.1.1. Características generales técnicas de
Internet……….............................….……………............………………….99
4.1.2. Características conceptuales
de Internet…………………………………………………………………...102
4.1.3. Funciones y elementos comunicativos de Internet………...........………109
4.2.
La web como fuente informativa: elementos
fundamentales……....................................................………........................136
4.2.1. El soporte…………………………………………..........………………..137
4.2.2. Documentos y fuentes presentes en Internet...........……….………...140
4.2.3. Características de los documentos de Internet……...........…….…....141
4.2.4. Elementos y estructura de las fuentes……………………...........……143
4.2.5. Los contenidos y el lenguaje de Internet……………………...............145
4.2.5.1. El lenguaje de Internet……………………………….............145
4.2.5.2. Los contenidos……………………………………..................154
4.2.6. La configuración de las nuevas fuentes…………........………...….....167
ii
4.2.7. Tipología de las fuentes de Internet……………….........………..….…170
4.3. El periodismo y los periodistas en Internet: características y aportación
a la calidad de la Información digital…………………...………………………………..........173
4.3.1. Misión del periodista en el entorno digital…………………..........……176
4.3.2. Documentación y fuentes de información en la labor
del periodista de Internet………………………….........……………………………….….......181
4.3.2.1. Interrogantes y retos que plantea Internet
en relación con las fuentes……………………………………………………………..............182
4.3.2.2. Periodistas y documentalistas en el ámbito
digital……………………………………………………………………………………….............185
4.3.2.3. La formación de los periodistas de Internet………………..…..........187
5. La evaluación de la calidad de la información religiosa en Internet….............195
5.1.
Fuentes para el estudio de la calidad en Internet…………………….…....... 201
5.2.
Los objetivos de la evaluación……………………………...………….….........207
5.3.
Algunos modelos útiles de evaluación de la calidad
en la Red……………………………………………………............……..….....209
5.4.
Elementos fundamentales para el análisis web general…..………………....222
5.4.1. El aspecto técnico………………………………………………...…............222
5.4.2. Aspectos específicamente periodísticos…………………………………...232
6. Modelo para el análisis de las Fuentes de Inspiración Católica
en Internet…………………………………………………………………………...…..…….235
6.1. Propuesta de un método para el análisis de los recursos informativos y
documentales de las páginas web de contenido sobre el
Catolicismo………………………………………………………………………………...238
6.2.
Elementos específicos para el análisis documental de las fuentes
de información sobre el Catolicismo en
Internet…………………………………………………….…………..…….........244
6.2.1. La adaptación al lenguaje y la cultura de Internet…..……….…........244
iii
6.2.2. La fidelidad al Magisterio de la Iglesia………..………………..........250
6.3.
Aproximación a un modelo de análisis específico para sitios web de inspiración
católica…………………………………………...…………………….……......254
6.3.1. Modelo de ficha para el análisis específico de Fuentes de Inspiración
Católica………………………………………………..................….……...…..259
6.3.2. Otras formulaciones complementarias
del modelo de análisis……………………………………………………………..299
7. Clasificación de las Fuentes de Inspiración Católica
en Internet…………………………………………………………………….…....303
7.1. Contextualización de las Fuentes de Inspiración
Católica….............................................................................................……….308
7.1.1. Clasificación contextual…………………………….….….…...309
7.1.2. Clasificación conceptual…………………………….……..…..310
7.1.3. Clasificaciones funcionales……………………….….……..…312
7.2. Clasificación de las Fuentes de Inspiración Católica…….….……..….315
7.3. Análisis y casuística………………………………………….…….…..…319
7.3.1. Los portales………………………………………………....…..319
7.3.2. Páginas web propiamente dichas………………..……….…..330
7.3.3. Los blogs……………………………………………...…….......324
7.3.4. El caso de las agencias de noticias católicas……..…....…...330
7.3.5. Algunos problemas generales detectados…………………...332
7.4. Algunos ejemplos con vistas a la elaboración de una guía
de las Fuentes de Inspiración Católicas en Internet…………………...…...…..338
7.4.1. Instrumentos......... …………………………………………..……...…..338
7.4.2. Ejemplos de Fuentes de Información Católica de Calidad…..…......345
8. Conclusiones generales…………………………………………..…..…..…..395
9. Documentación utilizada............................................................................403
iv
9.1. Bibliografía………………………………………………………….….....405
9.2. Artículos .................…………………………………....………....….....419
9.3. Artículos en Internet.......... …………………....…………………….....422
9.4. Conferencias, ponencias y congresos………………………..…….....423
9.5. Algunas páginas web
y blogs de referencia..... …………….………………………..……………..424
v
1. Introducción
1
Al iniciar este trabajo, nos hemos preguntado qué papel juega Internet con
respecto a la Información Religiosa sobre el Catolicismo y si puede contribuir a la
mejora de su calidad, como medio de comunicación emergente (de hecho, no deja
de “emerger” con nuevas modalidades como la web 2.0. y 3.0.). Las características
de este medio le otorgan nuevas posibilidades para el tratamiento de la
información y el acceso al público. De este modo, nos hemos propuesto estudiar la
presencia de la Información Religiosa sobre el Catolicismo en Internet y hemos
tratado de esclarecer unos parámetros de calidad.
Así pues, esta tesis doctoral se sitúa dentro de los campos de la
documentación y las fuentes digitales. Pero también en el de la búsqueda de la
calidad informativa, ya que las labores para establecer criterios adecuados para el
análisis, estudiar y analizar las páginas de Internet y realizar un juicio valorativo
sobre su idoneidad para informar adecuadamente sobre la realidad del hecho
religioso católico, son tareas que están íntimamente relacionadas con la
construcción de una Información de calidad. Es decir, con aquella información que
cumple con el fin último del Periodismo, finalidad que, siguiendo una línea de
pensamiento humanístico, no es otra que la obtención y comunicación adecuada
de la verdad que el público necesita y tiene derecho a conocer.
Por lo tanto, nos hemos hecho conscientes de que un aspecto que a primera
vista, puede parecer de índole exclusivamente técnica, -como es la clasificación,
recuperación,
análisis
y
selección
de
documentos
en
Internet-,
tiene
necesariamente una vinculación esencial con la esencia del Periodismo. Vínculo
3
cuyo origen es de naturaleza ética, pues está orientado a la búsqueda y expresión
de la verdad cognoscible.
Con este trabajo queremos contribuir a un Periodismo de calidad, orientado
hacia el bien del Hombre. En las siguientes páginas, a través del estudio de un
caso práctico –la clasificación y análisis de páginas Web de inspiración católica-,
trataremos de llamar la atención sobre el vínculo entre un saber técnico de índole
documental y la obtención de esa calidad informativa exigida por la naturaleza
ética del Periodismo (su función de buscador de la Verdad).
Nos hemos fijado en Internet, un medio que, como todos sabemos, se halla en
constante desarrollo y expansión, y cuya aparición ha supuesto una auténtica
revolución en el mundo de la comunicación de masas. Pensamos que la Web tiene
mucho que aportar al mundo de la información religiosa y que, como medio de
comunicación humana que es, puede y debe abrirse a lo trascendente. Así lo ha
entendido la propia Iglesia Católica, que ha valorado positivamente sus recursos y
capacidades
en
los
documentos
que
el
Pontificio
Consejo
para
las
Comunicaciones Sociales ha publicado sobre este nuevo medio. Internet tiene sus
propios códigos y lenguaje y también ha llegado a influir en la propia configuración
de la comunicación entre personas. La aportación de este medio a la calidad de la
información sobre el Catolicismo nos parece fundamental. Sus dimensiones
hiperespaciales, junto con la combinación de lenguajes, lo convierten en un medio
único para la evangelización, a la vez que en un instrumento para la difusión y
discusión de ideas, capaz de llegar a personas de muy distinto nivel social y
cultural.
4
1.1. Estado de la cuestión y necesidad del estudio
La religión tiene unas implicaciones y dimensiones que exigen un tratamiento
especialmente cuidadoso por parte de los periodistas. Es característica de la
Información Religiosa tratar sobre cuestiones espirituales, trascendentes y sobre la
existencia de la Verdad y las consecuencias que se derivan de ella. Sin embargo,
la impronta positivista de buena parte del enfoque del Periodismo actual, dificulta
que los informadores puedan penetrar el sentido de los hechos que conforman la
Información Religiosa. La solución a este problema puede ser abordada desde
muy distintos ámbitos: por ejemplo, desde la mejora del lenguaje o la reforma del
actual sistema epistemológico y deontológico imperante en el Periodismo. Todos
ellos son aspectos interesantes que no deberían pasar por alto ni los periodistas, ni
los responsables de los medios, ni los investigadores.
Nosotros hemos decidido centrarnos en el problema de la selección de las
fuentes adecuadas de información religiosa, cuestión que, a nuestro entender, es
un elemento fundamental para lograr la calidad en la elaboración de la información.
En concreto, hemos elegido estudiar la problemática de las fuentes en el medio
Internet, pues se ha convertido en el más utilizado y, actualmente, ya resulta
accesible a casi todo tipo de usuarios, –tanto profesionales de la información como
público general-, para acceder o localizar posibles fuentes sobre los más diversos
temas (también los de índole religiosa). Así pues, el objeto de nuestro estudio lo
constituyen las fuentes de información religiosa sobre el Catolicismo accesibles en
Internet y, dentro de estas fuentes, aquellas que definiremos como de inspiración
católica.
5
Entendemos que para estudiar o divulgar los hechos relacionados con el
Catolicismo, se debe recurrir a fuentes adecuadas que no sólo ayuden al periodista
a conocer mejor determinados hechos o instituciones, sino que le ofrezcan un
trasfondo y contexto que le haga capaz de enmarcarlas y explicarlas, dando así
lugar a un auténtico Periodismo de calidad. Aunque el periodista recurra después a
otras fuentes y solicite otras opiniones como complemento, es absolutamente
necesario que seleccione y estudie las fuentes de inspiración católica que mejor le
ayuden a comprender, asimilar y exponer al público lo que realmente enseña,
practica y vive la Iglesia Católica.
Pensamos que la justificación de este estudio se halla en la necesidad cierta
de incrementar la calidad en la Información Religiosa sobre el Catolicismo, y en la
necesidad de que profesionales y público tengan los elementos necesarios para
poder establecer un juicio sobre la idoneidad de las fuentes sobre el Catolicismo
en Internet.
Existe abundante literatura en español sobre temas relacionados con la
información, el Periodismo e Internet (véase la bibliografía). Entre ellos, buenos
manuales y guías sobre el estudio y análisis de páginas web, como el de Ortiz
Repiso y Jiménez Piano sobre páginas científicas, y valiosas investigaciones,
como las de Idoia Salazar, sobre las posibilidades de los recursos que ofrece la
Red de redes. Resultan altamente interesantes y de imprescindible consulta los
estudios de Miriam Díez i Bosch, que ha estudiado en profundidad la comunicación
institucional en la Iglesia 1 y que tiene una amplia experiencia en la Red, ya que fue
1
Bosch, Miriam Diez. Hacia un modelo de política comunicativa de la Iglesia: La communicación
institucional en la Conferencia Episcopal Española. Pontificia Università Gregoriana, 2010.
6
una de las cofundadoras de H2O News y es directora de Expertos y
Documentación en Aleteia. También ha estado vinculada a la agencia Zenit.
Por otra parte, el sacerdote y estudioso de la comunicación José María La
Porte, tiene artículos y estudios referidos a la comunicación de la Iglesia2 , sobre
todo desde el punto de vista institucional.
Para el estudio general de la Iglesia Católica como objeto de información en los
medios de comunicación, destaca la obra de Diego Contreras La Iglesia en la
prensa 3 . En este libro, el autor aborda la tipología de la información sobre la Iglesia
que se vierte habitualmente en los medios de comunicación.
Respecto a la originalidad del tema, existe en inglés un buen estudio del
profesor Daniel Arasa sobre las sedes web diocesanas 4 . Este trabajo ha sido muy
orientador a la hora de elaborar esta tesis, aunque, como se ve, su objeto es
distinto. Este estudio fue completado en 2010 con una obra que aborda la
comunicación religiosa en Internet desde una perspectiva general: Religious
Internet Communication. Facts, Trends and Experiences in the Catholic Church 5
Sin embargo, no hemos encontrado una literatura sustanciosa –salvo algún
comentario dentro de obras compuestas por varios autores-, sobre los sitios web
de
información
católica,
especialmente
aquella
que
puede
considerarse
2
Vid., por ejemplo: La Porte, José María:- Introduzione alla Comunicazione Istituzionale della Chiesa
Edusc, Roma, 2009; La lógica informativa de las noticias sobre la Iglesia: diálogo entre oficinas de
prensa eclesiales y los profesionales de la comunicación. En Iglesia y sociedad de la comunicación. XII
Simposio de Historia de la Iglesia en España, Publicaciones de la Obra Social y Cultural de Caja Sur,
Sevilla. 2002. p. 113-125. Cfr.
3
Contreras, Diego: La Iglesia en la prensa. Eunsa. Pamplona, 2004.
4
Arasa, Daniel: Church Communications through Diocesan Websites. EDUSC. Roma, 2008.
5
Arasa, D.; Cantoni, L; Ruiz, L.A. (Eds.): Religious Internet Communication. Facts, Trends and
Experiences in the Catholic Church. Edusc. Roma, 2010.
7
información de inspiración católica. Por esta razón, consideramos humildemente
que este estudio puede abrir las puertas a una profundización en este campo
particular de la Información Religiosa y, de paso, enfocar su problemática desde la
necesidad de una renovación del actual paradigma periodístico.
Nos ha parecido interesante elaborar un método de análisis y clasificación
sistemática de dichas fuentes, ya que no existe en la actualidad un listado
acompañado de una criteriología que permita tanto a periodistas como al público
general, elaborarse un criterio para la búsqueda y selección de tales fuentes.
Pensamos que esta clasificación y análisis supone una modesta aportación al
incremento necesario de la calidad en la Información Religiosa, que como veremos,
es uno de los tipos de información más maleables, sobre todo dentro del actual
paradigma positivista en que se desenvuelve el Periodismo actual.
8
1.2. Objetivos, metodología y estructura de la investigación
El objeto de este estudio son las fuentes de inspiración católica en Internet.
Partimos de la hipótesis de que el incremento de la calidad en la Información
Religiosa sobre el Catolicismo, depende en buena medida de que el público
adquiera una visión exacta o, al menos, lo más aproximada posible, de lo que es el
Catolicismo: su esencia, el mensaje que quiere transmitir, sus características
fundamentales… Esto solo será posible en la medida en que se empleen estas
fuentes de inspiración católica, por las razones que explicaremos más adelante.
Nuestro interés es determinar qué fuentes pueden ser consideradas como de
inspiración católica, de tal manera que puedan ser empleadas como fuentes
óptimas para tratar la información sobre el Catolicismo. Nuestro estudio propone
que tales fuentes pueden ser detectadas mediante la aplicación de una serie de
criterios. Tales criterios giran en torno a dos grandes ejes:
El primero, los estudios sobre calidad. La razón es que toda fuente debe tener
una calidad mínima –sobre todo desde el punto de vista de la procedencia de la
información (fuentes) y de sus recursos documentales-. También, por tratarse de
una estructura informativa o documental digital, debe atenerse a unos parámetros
de utilidad básicos.
El segundo, la expresión de la fe católica, de manera explícita o implícita, de
manera que esta es la característica fundamental que ayudará a catalogar las
páginas web estudiadas como fuentes de inspiración católica.
9
Para empezar nuestro estudio, nos fijaremos primero en los conceptos de
Información Religiosa y de Información sobre el Catolicismo, de manera sucinta y
simplemente para delimitar el campo en el que nos moveremos. Después
trataremos sobre el concepto de calidad informativa, qué es lo que nosotros
entendemos por tal concepto y con qué parámetros lo aplicamos en esta
investigación.
1.2.1. Objetivos
El objetivo práctico y fundamental que perseguimos en este trabajo, es lograr
establecer un método de análisis y clasificación de los mejores sitios de
información de inspiración católica en Internet, de acuerdo con unos parámetros
establecidos. Con esta clasificación queremos contribuir a generar una información
religiosa de más calidad, ya que pensamos que la calidad se fundamenta en un
óptimo recurso a las fuentes adecuadas por parte de los periodistas.
Así, el trasfondo de este estudio es el tema de la calidad informativa, un
concepto que puede ser abarcado desde muchas perspectivas (técnica, ética,
deontológica…). Nosotros queremos relacionar el análisis de páginas web, una
cuestión que, aparentemente, solo tiene implicaciones técnicas, con la calidad
informativa contemplada en todas sus dimensiones, también la ética. El plano
elegido para realizar el estudio es el de la información religiosa sobre el
Catolicismo, un sector de la información que nos interesa especialmente porque
pone en juego la dimensión trascendente del hombre, planteando así un reto a la
10
práctica periodística actual, que se debate entre la búsqueda de la verdad y el
corsé que le impone la mentalidad positivista y relativista dominante.
Pretendemos llamar la atención sobre la necesidad de utilizar fuentes de
calidad para elaborar información de calidad, en la perspectiva de un periodismo
de trasfondo humanista, cuyo objetivo es acercar la realidad (y la verdad) lo más
posible al individuo concreto, para que así pueda tomar decisiones libres que
contribuyan a mejorar la sociedad en que vive y que le conduzcan a un actuar
responsable ante la realidad y la verdad. Precisamente, la información religiosa es
un lugar en el que la relación con la verdad es fundamental. El hecho religioso
puede causar perplejidad en un amplio sector periodístico que ha adquirido,
primero como método, y luego como razón de actuar, el paradigma de que no
existe la verdad o, al menos, esta no puede aprehenderse ni transmitirse.
En cualquier caso, la calidad en la información es uno de los retos a los que
se enfrenta actualmente el Periodismo, sobre todo con el desarrollo de los medios
digitales, entre los cuales el más importante y difundido es Internet. Las
condiciones particulares de este medio (o soporte mediático), hacen que el tema
de la calidad de los contenidos adquiera una relevancia aún mayor si cabe que en
los otros medios. La celeridad e incluso la simultaneidad de la información, su gran
volumen y cantidad, han supuesto la preocupación de numerosos autores
académicos y periodistas que ven en ciertos modos de trabajar con Internet una
seria amenaza para la calidad informativa.
La Información Religiosa sobre el Catolicismo, por sus peculiares
características, -fundamentalmente, por tratar de realidades muchas veces no
11
cuantificables o verificables, como por ejemplo, la fe-, se presta especialmente a la
confusión. En el panorama actual del Periodismo, dominado por un modelo
cientifista, relativista y objetivista, resulta difícil que la Información Religiosa sea
tratada de una manera adecuada, que contribuya verdaderamente al logro del fin
de toda información: que el público –el ciudadano, en definitiva-, comprenda las
realidades religiosas. Si a esta dificultad sumamos el papel preponderante que la
Red de redes está cobrando en nuestra época, con todas sus incertidumbres,
resulta evidente que es más necesario aún reivindicar la calidad y velar porque la
información que se transmite a través de Internet sea lo más cuidada posible.
Internet supone, en particular, un reto especial para los periodistas. De
repente, ha aparecido una cantidad ingente de fuentes que están al alcance de
unos pocos clics con el ratón. De un sistema en el que la búsqueda de las fuentes
de información era árido y laborioso, se ha pasado a otro en el que se puede
navegar por un mar de información aparentemente infinito, con numerosas y
suculentas propuestas para cualquiera que busque información prácticamente
sobre cualquier tema.
Esto replantea cuál es el papel del periodista o del comunicador ante esta
nueva realidad: ¿tiene sentido su labor, cuando cualquier usuario puede acceder a
cualquier página web sobre el tema que le interesa? ¿Cómo debe proceder ante la
realidad digital? Está claro que las empresas de comunicación están haciendo una
apuesta por la presencia en la Red, pues es ya una sentencia popular que “lo que
no está en Internet, no existe”; sin embargo, una cosa es que exista un periodista
digital que elabore contenidos para su difusión a través de Internet (para lo que
12
debe conocer bien el lenguaje digital y sus condicionantes), y otra que el propio
periodista se sirva de las fuentes de información alojadas en Internet.
Más aún, no puede obviarse que el papel del receptor está cambiando en el
entorno digital. Ya no es un ente pasivo que recibe la información y, como mucho,
la procesa tras pasarla por su tamiz racional e ideológico y responde al emisor por
unos cauces establecidos y más o menos rígidos: ahora, el receptor se ha
convertido en usuario y responde a la información casi instantáneamente, y pide
más información o exige modificaciones. De esta manera, el receptor modela
también los contenidos de los medios digitales e, incluso, se convierte él mismo en
emisor y, por lo tanto, puede llegar a ser (o aparentar ser) una fuente de
información.
En medio del marasmo digital, conviene que tanto profesionales de la
información como el público usuario de Internet, sepan buscar y seleccionar
siempre aquellas fuentes que son idóneas para el tema propuesto: estas serán las
fuentes de calidad. Por lo tanto, nuestro interés principal en este trabajo es
estudiar las fuentes de información de Internet sobre Catolicismo y seleccionar
aquellas que ofrecen una mayor calidad.
Hemos querido establecer una guía de las fuentes más idóneas para el
conocimiento de la realidad del Catolicismo, según unos criterios analíticos
establecidos y justificados. La razón última de este objetivo es prestar un servicio a
investigadores, profesionales de la comunicación y al público en general. A los
investigadores, para contribuir a estimular la investigación sobre Internet en el
marco de la Información Religiosa; a los periodistas para que tengan un buen
13
catálogo de fuentes electrónicas sobre el Catolicismo, catálogo que deberá ser
ampliado y revisado constantemente, en razón de la propia evolución de la Red y
para ayudarles a formar un criterio útil y razonado para la selección de fuentes en
Internet. Finalmente, también deseamos que este trabajo sea útil para el público en
general, que puede acceder directamente a Internet y que tiende a utilizarla como
fuente directa de información. Es importante que todos los usuarios, especialmente
los que buscan información para formar su opinión, sepan utilizar este medio de
comunicación con seriedad y responsabilidad: para ello es esencial la formación de
criterio. Eso es precisamente lo que pretendemos: establecer criterios válidos que
ayuden a discriminar el “trigo” de la “paja”, o sea, de la desinformación y de la
información inútil.
1.2.2. Metodología
Para cumplir con el objetivo que nos hemos propuesto, hemos seguido dos
líneas en la metodología de este trabajo.
-Por un lado, para cubrir el objetivo práctico, hemos recurrido a la
investigación bibliográfica y al trabajo de campo:
1)
La búsqueda y selección de una bibliografía adecuada sobre Internet
y el análisis de contenidos en la Red.
2)
Entrevistas con expertos en Internet: docentes y personas del mundo
de la empresa.
3)
La búsqueda de páginas web relacionadas con el Catolicismo.
4)
La elaboración de una ficha de clasificación y análisis, teniendo en
cuenta las aportaciones de la bibliografía estudiada, las entrevistas
con expertos y las experiencias de navegación por la Red.
14
5)
La criba de aquellas páginas relacionadas con el Catolicismo que
pueden considerarse de inspiración católica.
6)
Establecimiento de unos criterios de selección de los sitios web más
adecuados para obtener información veraz y necesaria para el
conocimiento adecuado, –desde el punto de vista profesional de la
Información-, del Catolicismo. Estos criterios se han elaborado
teniendo en cuenta la bibliografía consultada, las entrevistas, la
propia experiencia de navegación, que quedaron sintetizados en la
ficha.
7)
La selección razonada –según la criteriología a la que nos referimos
en el punto 6- de las mejores páginas y sitios de Internet de
inspiración católica.
8)
Extracción y exposición de unas conclusiones que nos permiten
esbozar los rasgos fundamentales de la situación documental del
Catolicismo en la Red: su realidad, sus necesidades… Esto nos
permitirá comprobar si existe una imagen fidedigna del Catolicismo
en Internet, si la realidad de la Iglesia, en todas sus dimensiones,
está suficientemente reflejada en este medio mediante una
información de calidad que pueda ser utilizada por los periodistas (y
por todo el que quiera acercarse a la realidad de la religión católica)
desde las exigencias del Periodismo de Calidad.
-Por otra parte, hemos contrastado bibliografía sobre los temas de
Documentación y calidad informativa, buscando especialmente en aquellos
autores que sabíamos han tocado de manera especial el vínculo entre ambos
conceptos.
15
1.2.3. Estructura
El presente trabajo se estructura en nueve capítulos: 1. Introducción, 2.
Primeras delimitaciones conceptuales, 3. Las fuentes y la documentación como
fundamento de la calidad, 4. Internet como recurso informativo y documental, 5: La
evaluación de la calidad en Internet, 6. Modelo para el análisis de las Fuentes de
Inspiración Católica en Internet, 7. Clasificación de las Fuentes de Inspiración
Católica, 8. Conclusiones generales, 9. Documentación utilizada.
Tras una primera parte dedicada a aspectos metodológicos y a delimitar los
objetivos de nuestro trabajo, (1. Introducción), nos adentraremos en el campo
específico de esta investigación. El capítulo 2. Primeras delimitaciones
conceptuales, pretende situar el estudio en el campo más amplio de la Información
Religiosa, de la cual la Información Religiosa sobre el Catolicismo es un área
particular e importante, sobre todo en un país como España, de secular tradición
católica. Aquí nos referimos al concepto de Fuentes de Inspiración Católica, a
partir del ámbito de la Información Religiosa sobre el Catolicismo.
En el mismo apartado nos referiremos a la necesidad de una Información
Religiosa sobre el Catolicismo de calidad y estableceremos un nexo entre la
calidad y el recurso a la Documentación Informativa como instrumento necesario
para lograr esa calidad. En este aspecto continuamos profundizando en el
apartado, 3. Las fuentes y la documentación como fundamento de la calidad. Aquí
vemos cómo las fuentes de información y la Documentación informativa, cuando
16
cumplen sus funciones adecuadamente, contribuyen directamente a incrementar la
calidad del producto periodístico.
En este marco de la Documentación Informativa vinculada a la información de
calidad, donde situamos a Internet como instrumento documental con un gran
potencial. En el capítulo 4. . Internet como recurso informativo y documental,
hacemos un recorrido por las características y recursos informativos y
documentales que este medio ofrece.
En el apartado 5: La evaluación de la calidad en Internet, exponemos algunos
de los estudios que han pretendido establecer métodos para la evaluación de la
calidad en la Red de redes. Veremos que afrontan la cuestión desde diversas
ópticas: los contenidos, el diseño… Es necesario conocer la tónica general de
estos trabajos para poder enmarcar un modelo de análisis, en el que aportar
aquellos rasgos concretos que afectan a la calidad de la Información Religiosa
sobre el Catolicismo.
El siguiente paso será la elaboración de un Modelo para el análisis (capítulo
6), en el que estudiaremos esos aspectos particulares que afectan a la Información
Religiosa y a su calidad. Esta propuesta de modelo culmina en la elaboración de
una ficha, cuyos parámetros de evaluación, que desgranamos y comentamos uno
a uno, están orientados específicamente al tipo de información al que dedicamos
este estudio.
Después de establecer el modelo de análisis, abordamos la clasificación de
las distintos tipos de Fuentes de Inspiración Católica y nos adentramos en el
17
análisis y la casuística, que culminan en la presentación de algunos ejemplos en
los que se aplica la ficha anterior, buscando sobre todo las mejores posibilidades
documentales.
Después del análisis, establecemos unas conclusiones generales deducidas
del mismo y, finalmente, ofrecemos un apartado titulado Documentación utilizada,
en el que se engloban tanto la bibliografía como otros documentos y recursos de
Internet utilizados.
18
1.3. Agradecimientos
Quiero agradecer su apoyo y colaboración a aquellas personas que, durante
tanto tiempo, han apoyado el trabajo realizado. Ante todo, gracias a mis padres,
sin los cuales nada sería posible, y a María Martínez, con quien he compartido
muchos momentos de ánimo y desánimo y que siempre me ha apoyado
incondicionalmente.
En primer lugar, todo mi agradecimiento al profesor Dr. D. Gabriel Galdón
López, quien ha sido para mi durante estos años no solo director de tesis, sino
maestro, amigo y compañero. A él, sobre todo, quiero dedicarle este estudio.
Quiero expresar también mi agradecimiento a la Universidad CEU-San Pablo;
en especial a la Dra. Dña. María Alcalá-Santaella y al Dr. D. José Francisco
Serrano Oceja, por su paciencia y ánimos. Al Dr. D. Alejandro Muñoz Alonso, que
muy amablemente aceptó leer el borrador final. A la Fundación San Pablo para la
Ayuda al Estudio, en especial a D. Patricio Herráez, a D. Santiago Morga y a la
Asociación Católica de Propagandistas; sin su ayuda no hubiera sido posible
acometer este estudio.
Quisiera mostrar mi agradecimiento de manera particular a D. Alejandro
Manuel Rodríguez de la Peña, que fue quien, en primer lugar, me animó a
emprender esta tarea, y al Rvdo. D. Luis Fernando de Prada. Solo Dios sabe lo
que les debo.
19
Y, por supuesto, a todos mis amigos y compañeros, en especial al Dr. D.
Francisco Glicerio Conde Mora, cuyo ejemplo humano y profesional ha sido
fundamental para mi y me ha ayudado a culminar con éxito este proyecto, y a
Pablo Muñoz Díaz, Juan Malpica y Laura González Alonso. Gracias de corazón.
20
2. Primeras delimitaciones conceptuales
21
2.1. La Información Religiosa y la Información Religiosa sobre el
Catolicismo: conceptos y características
En este trabajo nos referimos a dos realidades, que consideramos injertas en
el espectro más amplio de la especialización periodística que se denomina
Información religiosa: la Información sobre el Catolicismo y la Información de
inspiración católica.
Puede afrontarse la cuestión de la Información Religiosa desde diversas
perspectivas. La Unión Católica Internacional de la Prensa (UCIP) elaboró un
documento en 1998, en el que trató de aproximarse al concepto de información
religiosa. La definió como ‘substancialmente una información periodística como las
demás, donde la investigación, la selección, el tratamiento y la publicación giran en
torno al interés del público y no de una fuente de información. No todas las noticias
interesan a todos los públicos; esto queda a discreción del director y de su equipo
de redacción’ 6 . El documento añadía: ‘ Las informaciones religiosas son aquellas
que se refieren a diversas sociedades religiosas o a las relaciones entre estas y la
sociedad civil: tales noticias asumen lo religioso como un hecho social, ligado a la
historia de los hombres y no como un hecho profundo ligado a la historia del alma’ 7 .
En general, tradicionalmente se ha entendido por Información Religiosa a la
información que tiene por objeto los hechos noticiosos de índole religiosa. El
6
Unión Católica Internacional de la Prensa (UCIP): Documento ‘La religión en los Medios: un Desafío
Profesional’. Luxemburgo, 23 de marzo de 1998. Punto 4. Recogido en
http://es.catholic.net/comunicadorescatolicos/733/2284/articulo.php?id=36663
23
concepto puede referirse bien a las noticias relacionadas con la religión, en un
contexto generalista, o bien a un tipo de especialización periodística. Por las
circunstancias culturales e históricas de nuestro país, la Información Religiosa se
refiere, en España, sobre todo a la Iglesia Católica, si bien es cierto que los Medios
de Comunicación prestan cada vez mayor atención a la vida y problemática de
otras confesiones, en buena medida por el interés social que suscita la inmigración.
Sin embargo, existe otro prisma a través del cual se puede contemplar el
concepto de Información Religiosa. Ese prisma es el de la expresión de la propia
experiencia religiosa, de su esencia, naturaleza y matices y de su implicación en la
conformación de lo personal humano de la sociedad. Desde este aspecto,
podríamos considerar la Información Religiosa como un ejercicio de comunicación
desde la propia religión, pero desvinculando el término del significado institucional
que tiene hoy día. Es decir, la Información Religiosa –en nuestro caso, la referida
al Catolicismo-, puede referirse no sólo a hechos concretos y a pronunciamientos y
vida de las instituciones religiosas, sino también al dinamismo de la fe, a su
contenido, a la vivencia religiosa y a su transmisión. Es en este sentido en el que
se puede hablar plenamente de “Información Católica”.
Se puede alegar, y no infundadamente, que esta consideración de la
Información Religiosa no se atiene a los parámetros teóricos clásicos del
Periodismo, modelados según los criterios eminentemente positivistas. Esta
segunda modalidad de Información Religiosa no parece adecuarse a las normas
de objetividad y asepsia neutral que se exige a nivel teórico en la praxis
periodística actual, ya que la Información Religiosa, entendida como transmisión
7
Ibid. Pto. 5.
24
de la fe, se fundamenta en ciertos criterios (afirmación de una Verdad con
mayúsculas,
vivencia
espiritual
incuantificable,
elección
personal
libre
y
voluntaria...) que no tienen cabida en el actual sistema filosófico inmanentista,
materialista y relativista. Por lo que la consideran como mera propaganda, ajena a
la información periodística.
Sin embargo, consideramos que, precisamente, la motivación de difundir el
contenido religioso y su atención a lo espiritual, da validez a este tipo de
Información y convierte sus producciones en fuentes idóneas para que el
periodista pueda conocer la fe católica sin ambages, de manera clara, y pueda así
documentarse convenientemente. La razón es que dan cuenta de la dimensión
trascendental y espiritual que caracteriza el hecho religioso, dimensiones cuyo
extrañamiento acaba desvirtuando el resultado del trabajo del periodista, que no es
capaz de expresar el contexto y trasfondo de las noticias relacionadas con el tema
religioso 8 . En nuestra opinión, es necesario que los profesionales dedicados a la
Información Religiosa conozcan y tengan en cuenta este aspecto que, por otra
parte, es consustancial a la naturaleza misionera de la Iglesia Católica.
En cuanto a situar este tipo de informaciones en el terreno de la Propaganda,
pensamos que nada tiene que ver la publicidad de ideas con la expresión de una
vivencia espiritual que configura la vida de las personas con más profundidad que
otros factores de índole económico, social, político, ideológico, y que influye en los
hechos noticiosos de los que se ocupa el Periodismo Religioso (o sea, que es un
hecho humano que no puede quedar al margen de los Medios de Comunicación y
que debe ser contemplado por los estudiosos de la ciencia periodística).
25
No vamos a profundizar en este punto, ya que consideramos que la noción de
información religiosa, al menos de una manera intuitiva, está suficientemente clara.
Otra cosa es que este tipo de información no haya suscitado el interés de buena
parte de los teóricos e investigadores del ámbito académico y profesional del
Periodismo, tal y como se desprende de la no excesiva abundancia de estudios
sobre su naturaleza y características.
Hay que reconocer que la Información Religiosa muchas veces ha sido poco
atendida por algunos de los principales estudiosos del Periodismo. En España, por
ejemplo, tiende a considerarse una subsección dentro de la más amplia de
Sociedad. En el libro de Francisco Esteve Ramírez y Javier Fernández del Moral:
Áreas de especialización periodística, escrito en 1999, aún no aparecía ninguna
alusión a la Información Religiosa como un área de especialización del Periodismo,
(Estos autores entienden por área de especialización el ‘conjunto de parcelas
informativas interrelacionadas por unos mismos contenidos y con unos intereses
similares’) 9 .No sería hasta más tarde, ya en 2004, en que en un libro coordinado
por el profesor Fernández del Moral, titulado Periodismo especializado, apareciera
un capítulo dedicado a la Información Religiosa en su obra Periodismo
especializado, en un capítulo elaborado por José Francisco Serrano Oceja, uno de
los periodistas y estudiosos que ha prestado mayor atención a esta área 10 .
8
Este extrañamiento de la dimensión sobrenatural, al informar sobre asuntos religiosos, hace que sea
frecuente que en los Medios la realidad religiosa se interprete exclusivamente según parámetros
inmanentes (políticos, sociales...), desvirtuándola y alejando al público de la verdadera realidad.
9
Esteve Ramírez, Francisco y Fernández del Moral, Javier: Áreas de especialización periodística. Fragua.
Madrid, 1999. P. 15.
10
Vid. Serrano Oceja, José Francisco: Información religiosa especializada. En: Fernández del Moral,
Javier: Periodismo especializado.Ariel. Barcelona, 2004. Pp. 397-418.
26
Las áreas de especialización se ven cubiertas en los medios ordinariamente
mediante dos modos:
-Por un lado, su inclusión en secciones específicas en los medios de
información general. En nuestro caso concreto, la Información Religiosa suele
aparecer como subsección o, sin mayor consideración, directamente incluida en
una sección más amplia, según el interés del propio medio.
-Por el otro, en publicaciones especializadas. Es en este campo donde más
se ha desarrollado la Información Religiosa en España, si exceptuamos casos
importantes pero aislados en la prensa nacional, como son el del mítico diario Ya,
con una ideología católica explícita, o los actuales diarios ABC y La Razón, en los
que no siempre aparece como sección independiente.
Acontecimientos como la muerte del Papa Juan Pablo II o las Jornadas
Mundiales de la Juventud, han demostrado, no obstante, la relevancia de este tipo
de información y el interés que suscita en el público. Un interés que muchas veces
no se corresponde con el espacio que dedican a la Información Religiosa
específica los medios de comunicación convencionales, ya que estos suelen
prestar atención a estos eventos, -incluso de manera intensiva-, durante el tiempo
de su duración. Lo normal es que se aproximen a esta área de la información
situándola como parte de la información de Sociedad, cuando no la tratan en las
secciones de Nacional, Internacional o Cultural, según los casos.
Por otra parte, en vista del tema escogido para esta tesis, puede convenir
establecer una subcatalogación dentro de la información religiosa. Nos referimos a
27
la información religiosa sobre el Catolicismo. Entendemos que la que trata sobre la
religión católica es una parcela dentro de la información religiosa en general. Esta
puede abarcar la información sobre todas las religiones y fenómenos religiosos –
incluida la problemática de las sectas y los nuevos movimientos religiosos, (NMR)-.
Sin embargo, la información religiosa sobre el Catolicismo es un tipo de
información religiosa preponderante:
1-Se refiere a un sector muy amplio dentro de la propia información religiosa
(la Iglesia Católica es, hasta la fecha, la mayor confesión y organización religiosa
de la Humanidad).
2-Este tipo de información tiene una gran amplitud en los medios de
comunicación (por ejemplo, cuando informan de viajes papales, etc.), si bien esta
amplitud no es constante.
3-Se trata de una información con un alto grado de especificidad, ya que la
religión católica tiene unas características muy acentuadas y diferenciadas con
respecto a las demás religiones y sistemas de creencias.
Por lo tanto, podemos definir la información religiosa sobre el Catolicismo
como aquella parcela de la información religiosa que tiene como objeto la Iglesia
Católica como institución y todo lo que tiene que ver con la vivencia del
Catolicismo
11
. Desde una perspectiva católica, Galdón considera que la
Información Religiosa es:
11
Para obtener un panorama más completo de la Información Religiosa, sobre su contenido, tipología,
características y enfoque epistemológico, debe consultarse: Serrano Oceja, José Francisco: Información
religiosa especializada. En: Fernández del Moral, J: Op. Cit. Pp. 397-418.
28
“La comunicación adecuada, haciendo interesante y bello lo bueno, de la Vida
de Cristo en Su Iglesia, de los contenidos perennes de la doctrina y de las virtudes
cristianas, y de su puesta en práctica por los cristianos en sus múltiples
manifestaciones biográficas y sociales” 12
12
Galdón López, Gabriel: Teoría, pragmática y pedagogía de la Información Religiosa. En Papeles de
Información Religiosa, nº1. CEU Ediciones. Madrid, 2006. P. 12.
29
2.2. Concepto de Fuente de Inspiración Católica:
Una vez vistos, sucintamente, los conceptos de información religiosa e
información religiosa sobre el Catolicismo, debemos definir lo que entendemos por
fuente de inspiración católica. Para ello, lo primero que hemos de tener en cuenta
es que este tipo de fuentes se sitúan dentro de las fuentes generales de la
información religiosa -que veremos con más detalle más adelante-. Sin embargo,
no todas tienen por qué ser explícitamente religiosas. Así, puede darse el caso de
una fuente que no trate específicamente sobre asuntos religiosos, pero que su
cariz e incluso su intencionalidad, sea ofrecer criterios católicos. Esta sería, si
guarda las debidas condiciones de calidad, una fuente de inspiración católica tan
buena como aquella que versara sobre noticias directamente vinculadas a la
actividad institucional de la Iglesia.
Partimos de una de las acepciones que el Diccionario de la Real Academia
Española da al término “inspiración”:
“Acción o efecto de inspirar o inspirarse” 13 .
O sea, de:
“Infundir o hacer nacer en el ánimo o la mente afectos, ideas,
designios” 14 .
30
Otra cuestión que es necesario aclarar es qué queremos decir con el adjetivo
católica, aplicado a la expresión fuente de información. Esto es importante, ya que
se trata del elemento esencial para nuestro estudio. No vamos a entrar en
disquisiciones
sobre el origen etimológico de esta palabra, aunque sería
15
. Aceptamos el significado que habitualmente, de manera
interesante
consuetudinaria, se da al término, en el contexto cultural y social actual: referido a
la Iglesia Católica 16 ., que profesa la religión católica.
Nos encontramos aquí con una dificultad: quién y cómo avala la condición de
católico. Como explica Serrano Oceja, la realidad de la Iglesia Católica:
“es rica en manifestaciones, y eso dificulta en muchos casos la
propia percepción de la misma” 17 .
Pueden darse varias respuestas a este problema: desde una óptica que
podríamos
denominar
“clerical”,
representada
por
quienes
consideran
imprescindible la titularidad eclesiástica de la institución o medio en cuestión 18 ,
hasta una visión más difusa, que aplicaría el adjetivo de manera laxa a todo
aquello que tuviera que ver con información sobre la experiencia religiosa de
personas católicas, aunque estas estuvieran lejos de la Iglesia. Entre estos dos
polos podemos tratar de encontrar un punto medio, que admitiría la catolicidad de
13
Voz: Inspiración. DRAE: 22ª edición.
Voz: Inspirarse. DRAE: 22ª edición.
15
Del latín catholcus, derivado del griego ‫( ܟ‬universal). Cfr. Voz: católico, en DRAE, 22ª
edición.
16
“Congregación de los fieles cristianos regida por el Papa como vicario de Cristo en la Tierra”. Voz
Iglesia Católica. En DRAE 22ª edición. Cfr. Catecismo de la Iglesia Católica, nº 830.
17
Cantavella, Juan y Serrano Oceja, José Francisco: Católicos en la prensa. Libros Libres. Madrid, 2004.
p. 290.
18
Se trataría de un problema similar al que supone definir qué se entiende por prensa o medios de
comunicación católicos. Puede hallarse una exposición sobre esta problemática en Cantavella, Juan y
Serrano Oceja, José Francisco: Católicos en la prensa. Libros Libres. Madrid, 2004. pp. 308-317.
14
31
una fuente en tanto en cuanto esta respondiera en su planteamiento, ideas y
contenidos, a la doctrina oficial de la Iglesia Católica, emanada de su Magisterio,
pero sin tener necesariamente participación institucional de la Iglesia. Esta opción
contemplaría a los medios de comunicación, fuentes y recursos que, sin ser
“oficialmente” católicos, sí que lo son en su fondo y contenido.
Sin querer entrar en el campo de la teología o del Derecho Canónico, -ajenos
a los objetivos de este estudio y cuya consideración alargaría demasiado la
exposición-, consideramos que la voz más autorizada para tratar de discernir qué
es lo católico es la de la propia Iglesia Católica. Para la Iglesia, el calificativo
católico está directamente relacionado con la propia naturaleza y misión de la
Iglesia.
Para el Concilio Vaticano II:
La “prensa verdaderamente católica (…) -promovida y
dependiente directamente, ya de la misma autoridad eclesiástica,
ya de los católicos- se publique con la intención manifiesta de
formar, consolidar y promover una opinión pública en consonancia
con el derecho natural y con los preceptos y las doctrinas católicas,
así como de divulgar y exponer adecuadamente los hechos
relacionados con la vida de la Iglesia” 19 .
Por lo tanto, la Iglesia reconoce la catolicidad de un medio de comunicación
no solo en función de su titularidad o vinculación oficial con la institución
32
eclesiástica, sino también con la libre iniciativa de los católicos. Siempre y cuando,
claro está, asuman el uso que la iglesia quiere dar a estos medios, como altavoces
de la Verdad e instrumentos de evangelización, obviamente en comunión con la
Jerarquía y el Magisterio.
Una vez aclarado este punto, podemos extrapolar esta doctrina, referida en
un primer momento a los medios de comunicación, a las fuentes, ya que estas, en
buena medida, estarán compuestas por medios de comunicación y por otras
indicativas privadas de fieles, inspiradas por la doctrina católica, pero sin una
pertenencia institucional a la Iglesia.
Así pues, entendemos por fuente de inspiración católica aquella fuente que
se inspira (toma como referencia) en el pensamiento, sentir y obrar católico, y lo
transmite sin añadiduras, adulteraciones y sin la intervención de cualesquiera
factores
que
distraigan,
confundan
o
interpreten
tendenciosamente
ese
pensamiento, sentir y obrar, alejándolo de su marco principal de referencia, que es
el Magisterio de la Iglesia.
En otras palabras: una Fuente de Inspiración Católica es aquella que, por su
temática y contenido, expone la esencia del pensamiento y la interpretación
católicas de la realidad y que, por lo tanto, sirve para que el público que accede a
ella, se halle bien informado sobre cuál es la visión católica sobre los asuntos y
problemas de la realidad.
19
Decreto del Concilio Vaticano II Inter mirifica, sobre los Medios de Comunicación Social. En
http://www.vatican.va/archive/hist_councils/ii_vatican_council/documents/vatii_decree_19631204_inter-mirifica_sp.html
33
Así pues, ha de hacerse una distinción previa entre las fuentes de inspiración
católica y las simples fuentes de Información Religiosa, ya que esencialmente
guardan una gran diferencia. Las simples fuentes de Información Religiosa no
tendrían más cometido que informar de una manera aséptica sobre las cuestiones
relacionadas con las manifestaciones sociales de la religión. Sin embargo, las
Fuentes de Inspiración Católica, son aquellas que tratan de transmitir el
pensamiento católico, su influjo en la vida comunitaria, social e individual, y la
propia fe.
De manera que no se trata de fuentes y recursos generales, que solamente
informan y valoran la especificidad religiosa católica de manera circunstancial. Por
otro lado, no nos referimos a las fuentes oficiales (Santa Sede, Conferencia
Episcopal, diócesis…), que ya tienen su función delimitada y bien perfilada en la
agenda de los periodistas y profesionales de la comunicación, en las que se tiene
acceso a fuentes primarias y a documentos oficiales. Nos referimos a aquellos
productos que, sin una vinculación oficial (al menos, explícita), sirven como
referente al informador que desea conocer de primera mano, sin el prejuicio que
pudiera tener hacia “lo oficial”, qué es el Catolicismo, qué enseña y postula, qué
posturas se generan en su seno, qué pensamiento y experiencias vitales surgen
de su actividad.
Proponemos que es necesario identificar este tipo de fuentes para la
elaboración de un periodismo de calidad, nos situamos en el entorno de Internet,
para preguntarnos qué es una fuente de inspiración católica en Internet.
34
Una vez hecha una aproximación genérica a las Fuentes de Inspiración
Católica, debemos concretar el objeto de nuestro estudio, -los sitios web de
inspiración católica-, que definimos como todo aquel sistema coherente que
funcione en Internet, que permita la intercomunicación con el lector (interactividad),
en el que se alberguen contenidos –informativos, documentales, o de otra índole-,
relacionados con la fe católica y que por su credibilidad sirva como fuente
adecuada para el conocimiento del Catolicismo, según las pautas de la anterior
definición conceptual.
De esta definición se desprenden algunas ideas fundamentales:
Primera, que para que un sitio web sirva como fuente o recurso de utilidad
sobre el Catolicismo, primeramente tiene que ser una fuente web adecuada, esto
es, que cumpla con los requisitos técnicos y conceptuales mínimos para que sea
considerada un sitio válido en Internet. Es decir, partimos de la base de que las
fuentes cumplen un mínimo requisito de comunicabilidad en Internet: en otras
palabras, que sus contenidos sean comprensibles y asimilables.
Segunda, que las fuentes presenten una morfología múltiple y, por ende,
múltiple finalidad: pueden hallarse portales, páginas singulares, bitácoras, revistas,
periódicos digitales, etc.; cada uno de estas modalidades con su propia finalidad y
público objetivo.
Tercera, que debe presentar unos requisitos fundamentales en cuanto al
contenido, que le concedan la credibilidad suficiente como para ser considerara
35
una fuente de “autoridad” sobre el Catolicismo. Analizaremos detenidamente esos
criterios. En general, pueden resumirse en:
a) Claridad expositiva
b) Filiación al Magisterio de la Iglesia y relevancia que se le otorga en los
contenidos
c) Distinción clara entre la doctrina de la Iglesia e interpretaciones
personales
En
resumen,
podremos
considerar
que
un
sitio
de
Internet
es
verdaderamente de inspiración católica cuando exponga la doctrina, la moral y la
praxis religiosa católica tal cual es, de manera inteligible (para lo que deberá
cumplir los requisitos de una buena adecuación comunicativa), clara y sin
ambigüedades. Como la referencia última y decisiva para conocer la doctrina, la
moral y la praxis católicas, es el Magisterio de la Iglesia –ordinario y extraordinario-,
la relación de la fuente con éste será fundamental.
En la parte analítica, pues, trataremos sobre el modo de estudiar estos sitios
de Internet y estableceremos una clasificación de estas fuentes. Expondremos y
analizaremos los distintos elementos que constituyen este tipo de fuentes, los
cuales son esenciales para discernir la calidad de la fuente y si una se trata de una
auténtica fuente de inspiración católica. Estas, por sus características y contenido,
ofrecen los recursos adecuados para que el lector pueda adquirir un conocimiento
certero de la fe y praxis de la religión católica. Al fin y al cabo, la aplicación eficaz
de esos elementos supone la obtención de una fuente de calidad, imprescindible
para lograr una información de calidad.
36
Las fuentes de información de inspiración católica, también pueden definirse
por su “militancia” o su intencionalidad expositiva o clarificadora de la doctrina
cristiana católica, quedando invalidadas como tales fuentes todas aquellas que, o
son anticatólicas, o son falsamente católicas, ya que introducen un elemento
perturbador en el lector, que puede alejarle sustancialmente de la realidad que
intenta conocer.
37
2.3. Información Religiosa y Calidad
Partimos para este trabajo de un concepto humanista del periodismo, que
surge de la idea de que el periodismo es una actividad con sentido, vinculada a la
propia esencia de la persona como ser libre y responsable, comprometida con los
demás seres humanos y con el fin último al que ha sido llamado. Es decir, partimos
desde una concepción teleológica 20 del periodismo, actividad que tendrá sentido
en tanto en cuanto ayude al hombre a conseguir su fin último.
Esta concepción, basada en la que entendemos es una tradición filosófica y
ética más que reputada 21 , choca con la actitud positivista, que ha generado un tipo
de periodismo pesimista con respecto a la posibilidad de aprehender y transmitir la
verdad 22 . Este periodismo, que ha generado un tipo de relación del hombre con la
información basada en un sistema de pesos y contrapesos para lograr una
pretendida objetividad (objetivismo), en el fondo ha acabado sustituyendo el fin
natural del periodismo (buscar y comunicar la verdad), por un afán de neutralidad
que bloquea el acceso de los públicos a la verdad. Este modo de hacer periodismo,
ampliamente difundido, y sus consecuencias, han sido ya convenientemente
analizados de manera crítica por autores como Gaye Tuchman 23 , Luka Brajnovic 24 ,
Bernard Roshco 25 , Gabriel Galdón 26 , Theodore Glasser 27 , Norberto González
20
Galdón, Gabriel: Desinformación. Método, aspectos y soluciones. EUNSA. Pamplona, 1999. P. Cfr.:
Galdón López, Gabriel: Teoría, pragmática y pedagogía... Pp. 15-16.
21
Vid., por ejemplo: Aristóteles: Ética a Nicómaco. Libro I.
22
Martín Algarra, Manuel: Claves para una ética integral de la comunicación. En Agejas, José Ángel y
Serrano Oceja, José Francisco: Ética de la Comunicación y de la Información. Ariel Comunicación.
Barcelona, 2002. Pp.: 280-283.
23
Tuchman, Gaye: Objectivity as strategic ritual: An examination on Newsmen Notions on Objectivity.
En American Journal on Sociology. Vol. 77, nº4. Enero de 1972.
24
Vid. Brajnovic, Luka: Deontología periodística. Pamplona, Eunsa, 1978
25
Roshco, Bernard: Newsmaking. Chicago: University of Chicago Press. Chicago, 1975.
38
Gaitano 28 , Muñoz Torres 29 , Bettetini y Fumagalli 30 , Núñez Ladevéze 31 , Marcelo
López Cambronero 32 , y otros 33 .
El profesor Galdón ha profundizado en el estudio de cómo afecta el
paradigma objetivista, derivado de la mentalidad positivista, a la Información
Religiosa en particular 34 . En general, y de acuerdo con las conclusiones de su
estudio, podemos resumir esas consecuencias en una patente falta de calidad, que
también ha sido detectada por otros investigadores 35 y que, fundamentalmente,
consiste en un reduccionismo y simplificación excesivos, así como en una falta de
adecuación de los procesos inherentes al paradigma periodístico positivista con la
naturaleza, características y requerimientos de la Información Religiosa.
2.3.1. Factores para una Información Religiosa de calidad
Ante el problema fundamental de la falta de calidad en la Información
Religiosa, la pregunta que se nos plantea es: ¿cómo se puede aumentar la calidad
26
Galdón, Gabriel: Desinformación…. Cfr. Galdón López, Gabriel: Teoría y pragmática…. y: Galdón
López, Gabriel (coord.): Introducción a la comunicación y a la información. Ariel, 2001. Pp. 80-87.
27
Glasser, Theodore: Objectivity Precludes Responsability. En The Quill. 1984.
28
González Gaitano, Norberto: Hechos y valores en la narración periodística informativa. En
Comunicación y Sociedad. Vol II. Nº2. 1989. Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra. P.
40. Cfr. Serrano Oceja, José Francisco: Naturaleza ética de la información periodística: horizontes
interpretativos. En José Ángel y Serrano Oceja, José Francisco: Op. Cit.. Pp.: 39-53, especialmente pp. 40
y 41.
29
Muñoz Torres, Juan Ramón: Objetivismo, subjetivismo y realismo como posturas epistemológicas
sobre la actividad informativa. En Comunicación y sociedad. Vol VIII, Nº2, 1995. p. 141-171.
30
Vid. Bettetini, Gianfranco y Fumagalli, Armando: Lo que queda de los medios: ideas para una ética de
la comunicación. EUNSA. Pamplona, 2001.
EUNSA; Año de publicación: 2001
31
Vid. Núñez Ladevéze, Luis: Sobre el manido tema de la imparcialidad informativa. En
Cuadernos de Periodistas, nº10. Abril de 2007.
32
López Cambronero, Marcelo: Desinformación e información falsa. En Agejas, José Ángel y Serrano
Oceja, José Francisco: Op. Cit.. Pp.: 77-94.
33
Como, por ejemplo: Fl. Mott, Neale Copple o R. Kapuscinsky.
34
Vid. Galdón, Gabriel: Teoría y pragmática…
35
Bru Alonso, Manuel María: La información religiosa en España, en Ciudad Nueva, nº11. Pp.: 38-39.
Cfr.: Pou Amérigo, María José: El hecho religioso y su tratamiento periodístico: limitaciones y
dificultades. En Estudios sobre el mensaje periodístico. Nº14. 2008.
39
de este ámbito de especialización? Son los mismos autores que denuncian los
estragos del periodismo objetivista quienes aportan soluciones generales que
pueden asumirse como válidas para el ámbito de la Información Religiosa.
Tomamos como guía y, en cierto modo, representante de todos ellos, a Gabriel
Galdón, que establece una sistematización de esas soluciones, partiendo de la
naturaleza teleológica del Periodismo 36 . De esa sistematización hemos extraído
algunas ideas, que sintetizamos y reformulamos a continuación:
En primer lugar, el comunicador debe tener clara esa naturaleza teleológica
del Periodismo. Si no se parte de este presupuesto, difícilmente se podrá hacer un
Periodismo plenamente humano, ya que se estará negando la propia esencia de la
comunicación: transmitir la realidad, en la medida de lo posible, para bien de los
hombres. Por lo tanto, el periodista debe hacer el esfuerzo de tratar de conocer e
interpretar la realidad:
“Tal actitud, que exige esfuerzo, no sería posible si no hubiese por parte de
unos y de otros una cierta pasión por la verdad, que fundamenta la libertad y es
siempre solidaria, y una confianza en que, en la medida de lo posible, es posible
alcanzarla” 37 .
Esto implica una capacitación del comunicador, que debe contar con una
base antropológica y ética proclive a esa búsqueda de la verdad.
En segundo lugar, el profesional de la comunicación debe ser consciente de
la complejidad del mundo y de que, dada esa complejidad, debe ser capaz de
36
37
Galdón López, Gabriel (coord.): Introducción a la comunicación… Pp. 48-54.
Ibid. P. 49.
40
realizar un análisis profundo de la realidad, que no se quede en lo superficial, sino
que trate de ahondar en la naturaleza y raíz de las cosas:
“Sin prejuicios reduccionistas, causados por intereses o ideologías parciales o
por la comodidad, el conformismo o la simpleza” 38 .
De igual manera, hay que adecuar el análisis a la naturaleza propia de la
realidad que se analiza, algo que afecta directamente a la Información Religiosa:
“No se puede conocer una realidad moral o espiritual con el mero método
empírico” 39 .
En otras palabras: es necesario que el comunicador tenga en cuenta la
idiosincrasia propia de cada aspecto de la realidad que analiza 40 . En el caso de la
Información Religiosa, este es un asunto clave, ya que de la percepción y
comprensión que tenga el periodista del hecho religioso, dependerá qué imagen
transmite de él. Como resulta notorio, esta imagen se halla en la actualidad
sometida a una deformación constante en buena parte de los medios de
comunicación, que presentan un reflejo estereotipado, muchas veces grotesco, de
la fe y de la vida religiosa.
En definitiva, de lo que se trata es de que el periodista sea capaz de
comunicar adecuadamente la realidad de la religión católica, su trascendencia,
38
Ibid.
Ibid. P. 50.
40
Vid. el estudio de Contreras, Diego: La Iglesia católica en la prensa. Eunsa. Pamplona, 2004, en el que
trata a fondo las peculiaridades de la Iglesia como objeto de información. Son especialmente relevantes
para este tema las páginas 332 a 338.
39
41
vida y dinamismo, “de manera contextualizada, explicada y con sentido”41 . Para
ello, no solo debe contar con el presupuesto esencial (que quiera de verdad contar
la verdad) y el bagaje adecuado de formación, sino también una serie de
instrumentos y recursos que le ayuden en su misión de analizar la realidad y
explicarla según su sentido.
Como han demostrado otras investigaciones de Gabriel Galdón 42 (pionero del
estudio sistemático de la Documentación Informativa en España), al que luego han
seguido muchos otros), el principal de esos recursos es la documentación, que
permite al profesional de la información adquirir los datos, el contexto y también los
elementos de análisis necesarios para presentar una información de calidad.
Es en esta perspectiva analítica y documental donde tienen un papel
relevante las Fuentes de Información Católicas, ya que permiten al periodista
contemplar la realidad del Catolicismo desde sí mismo y le permiten acceder a
aquellos datos, explicaciones y matices que no percibiría, desde una perspectiva
generalista.
41
Ibid.
Galdón, Gabriel: El servicio de documentación de prensa: funciones y métodos. Mitre. Colección
Ciencias de la Comunicación. Barcelona, 1986; Perfil histórico de la documentación en la prensa de
información general (1845-1984). Eunsa. Pamplona, 1986; Principios operativos de la documentación
periodística. Dossat. Madrid, 1989; Teoría y práctica de la documentación informativa. Ariel. Barcelona,
2002; (Coordinador ) Introducción a la comunicación y a la información. Ariel. Barcelona, 2001.
42
42
3. Las fuentes y la documentación como fundamento
de la calidad periodística
43
Como hemos visto más arriba, la Información Religiosa sobre Catolicismo, bien enfocada como parte de la información general, bien como especialización-,
también adolece de los problemas derivados de la actual praxis general del
Periodismo. Estos problemas acaban perfilando una información deficitaria en
calidad. En el apartado anterior veíamos cómo uno de los puntos más necesarios
para subsanar las deficiencias del estado actual del Periodismo y lograr así la
calidad en la información, es una mayor atención por parte de los periodistas al
adecuado manejo de las Fuentes y recursos informativos y documentales.
Las fuentes de información y recursos documentales pueden ayudar a
mejorar la calidad de la Información Religiosa sobre Catolicismo. Como ya hemos
señalado, en este trabajo, en concreto, vamos a fijarnos en las fuentes y recursos
de Internet sobre Información Católica y, dentro de estas, analizaremos el campo
de las fuentes de inspiración católica, que definimos un poco más abajo. Aún así,
debemos establecer un marco general sobre las fuentes de información en la
Información Religiosa sobre Catolicismo, antes de descender a la arena más
concreta de Internet.
45
3.1. Visión general de las fuentes de información
Como hemos visto, “la verdad moral, [es] aquella a la que el periodista aspira
en conciencia, y por la que pone a prueba los procedimientos estratégicos más
rigurosos y eficaces, consciente como es de sus limitaciones a la hora de
aprehenderla y representarla” 43 . En otras palabras, para llegar a esa verdad moral
–culmen y motivo de la calidad informativa-, el profesional de la información debe
poner en juego toda su pericia y recursos. Pero como es imposible, muchas veces,
que el periodista domine de primera mano todos los resortes necesarios que le
permitan llegar lo más cerca posible de esa verdad, debe recurrir a la ayuda de las
fuentes de información y, dentro de estas, a aquellos tipos de fuentes que le
puedan servir para entender mejor los hechos y la realidad.
Por tanto, la razón de la necesidad del recurso a las fuentes por parte de los
periodistas, hay que buscarla en las limitaciones naturales que estos tienen para
conocer la verdad “que se esconde en los hechos de actualidad” 44 , a su necesidad
de interpretarlos y de analizarlos. Esta interpretación y análisis son las bases,
como hemos apuntado, para construir un nuevo paradigma periodístico más en
consonancia con las necesidades reales y profundas del público; en definitiva, esto
es el Periodismo de calidad. Y esto requiere una actitud de humildad por parte del
periodista, que debe ser consciente de sus limitaciones y asumirlas en el momento
de aprehender y transmitir la realidad. 45 Al profesional de la información no le
queda más remedio que asumir que no es quien primero ha interpretado la
43
Álvarez Pousa, Luis: Los expertos en el proceso de producción periodística especializada. En Losada
Vázquez, Ángel y Esteve Ramírez, Francisco (eds.): El Periodismo de Fuente. Universidad Pontificia de
Salamanca. Salamanca, 2003. P. 58.
44
Ibid. P. 56.
46
realidad y la ha comunicado, sino que, como dice el profesor Borrat, “es narrador
de una ‘realidad’ previamente narrada por otros” 46 .
No faltan obras e investigaciones académicas sobre el tema de las Fuentes
de Información en el Periodismo. El problema de la relación de los periodistas con
las fuentes es fundamental para poder calibrar la salud de la práctica periodística,
por sus graves y decisivas implicaciones éticas, tal y como han señalado
numerosos autores. En el caso de la Información Especializada, las Fuentes
adquieren una importancia decisiva, ya que este tipo de información, por su
naturaleza temática concreta, requiere una mayor atención a las fuentes. En
cualquier caso, hay concordancia entre numerosos académicos en afirmar que la
Fuente debe ser tratada de un modo “peculiar y específico” desde el prisma de la
Información Especializada 47 . Para el profesor Fernández del Moral, “el mismo
concepto de fuente informativa está unido al ámbito de los especialistas” 48 .
Por Fuente Informativa entendemos “el origen de una noticia, conocimiento o
información” 49 . Aunque hay quien afirme que a las fuentes se las puede considerar
prueba o garantía de la verdad” 50 , esto dependerá del tipo de fuente, de su
fiabilidad y de la confianza del periodista con ella.
45
Ibid.
Borrat, Héctor: Las relaciones noticiables-fuentes-autores. En Losada Vázquez, Ángel y Esteve
Ramírez, Francisco (eds.): El Periodismo de Fuente. Universidad Pontificia de Salamanca. Salamanca,
2003. P.77.
47
Fernández del Moral, Javier: El periodismo de fuente en el marco de la especialización periodística. En
Losada Vázquez, Ángel y Esteve Ramírez, Francisco (eds.): El Periodismo de Fuente. Universidad
Pontificia de Salamanca. Salamanca, 2003. P. 26.
48
Ibid.
49
Rico Jerez, Marta. En Arroyas Langa et alii: El Comunicador Digital. En Monografías de de Ciencias
Sociales y de la Comunicación. Fundación Universitaria San Antonio. 1ª ed. Murcia, 2004. P. 87.
50
Ibid. P. 88.
46
47
Por Fuente Documental se define “al origen de la información que se pone a
disposición de los usuarios de un servicio de documentación como a los
documentos que se utilizan para analizarla. Son aquellas que proporcionan
información a los centros de documentación” 51 .
Las fuentes son aquel “eslabón intermedio y, a la vez, insoslayable en el ciclo
informativo que comienza por aquella interacción [entre la fuente y el hecho
notíciale] y culmina con la recepción del relato mediático por cada lector” 52 .
Existen varias clasificaciones convencionales de las Fuentes de Información.
Estas pueden agruparse, según el criterio de los estudiosos, en varias
catalogaciones según el uso que de ellas se haga, en:
-Según la relación del periodista la fuente:
a) Fuentes primarias: las implicadas directamente en un hecho noticiable.
Pueden ser noticiables –causantes de la noticia- o testigos.
b) Fuentes secundarias: aquellas que testimonian lo que han hecho las
fuentes primarias o los sucesos en que estas se han visto implicadas.
-Según el origen de la información:
a) Fuentes de origen: que actúan ellas mismas como generadoras de
información.
51
Ibid.
Borrat, Héctor: Las relaciones noticiables-fuentes-autores. En Losada Vázquez, Ángel y Esteve
Ramírez, Francisco (eds.): El Periodismo de Fuente. Universidad Pontificia de Salamanca. Salamanca,
2003. P. 76.
52
48
b) Fuentes complementarias: ayudan a los periodistas a complementar la
información de origen.
-Según su procedencia:
a) Fuentes oficiales o institucionales: las que pueden considerarse
representativas tanto de entes públicos como privados (gobiernos,
administración pública, empresas...
b) Fuentes no oficiales: son las no clasificables como oficiales. Son las no
representativas de los organismos anteriores.
Una clasificación sencilla pero ilustrativa es la que distingue las fuentes en
tres tipos: documentales, expertas e implicadas. Tal tipología, que recoge el
profesor Luis Álvarez Pousa 53 en un trabajo sobre las fuentes expertas, nos parece
muy interesante para el campo de Internet que pretendemos estudiar, por su
simplicidad y porque pensamos que se adaptan perfectamente a la realidad que
podemos encontrar en la Red. Más adelante hablaremos de las fuentes
explicativas, categoría que estudiaremos con detenimiento en lo que se refiere a
Internet.
Existen otros esfuerzos por clasificar las fuentes de información periodísticas,
como por ejemplo: según la frecuencia del contacto (fuentes estables y
temporales); según su identificación (públicas y anónimas), según su posición en
53
Álvarez Pousa, Luis: Los expertos en el proceso de producción periodística especializada. En Losada
Vázquez, Ángel y Esteve Ramírez, Francisco (eds.): El Periodismo de Fuente. Universidad Pontificia de
Salamanca. Salamanca, 2003. P. 59.
49
una situación de conflicto (alineadas con un actor noticiable 54 y no alineadas),
según de dónde parta la iniciativa de contacto (activas y reactivas), según sus
capacidades para la comunicación periodística (profesionales y no profesionales),
según la manera en que aparezcan reflejadas en el producto periodístico final
(omitidas, identificadas, veladas)... y muchos otros 55 . Puede notarse que cada una
de estas clasificaciones no agota a las demás, sino que más bien señala rasgos y
matices que pueden converger en una misma fuente. Así pues, nos
encontraríamos ante una intersección de conjuntos, más que con una tipología
cerrada.
Conviene advertir que en no pocas ocasiones, la práctica profesional, el día a
día de los periodistas, hace que los departamentos estancos fijados por la
mentalidad académica se abran y entremezclen en numerosas ocasiones, y que
los periodistas hallen nuevas formas de relacionarse con las fuentes.
Por otra parte, las relaciones entre los periodistas y las fuentes han sido
estudiadas y puestas en cuestión desde diversos aspectos y ámbitos. Nosotros
nos aproximaremos a este tema desde la perspectiva de Internet, en apartados
siguientes de este trabajo. Para profundizar en los procesos de relación y
negociación de los periodistas y las fuentes, puede consultarse al profesor
Valbuena de la Fuente en “La comunicación como negociación” 56 . Cabe decir,
como referencia general, que la fuente transforma el Emisor del proceso de
54
Borrat, Héctor: Las relaciones noticiables-fuentes-autores. En Losada Vázquez, Ángel y Esteve
Ramírez, Francisco (eds.): El Periodismo de Fuente. Universidad Pontificia de Salamanca. Salamanca,
2003. P. 69.
55
Vid. Borrat, Héctor: Las relaciones noticiables-fuentes-autores. En Losada Vázquez, Ángel y Esteve
Ramírez, Francisco (eds.): El Periodismo de Fuente. Universidad Pontificia de Salamanca. Salamanca,
2003. Pp. 68-73, para una catalogación exhaustiva de las fuentes.
56
Valbuena de la Fuente, F.: La comunicación como negociación. En VV.AA.: Manual de Periodismo.
Universidad de Las Palmas-Prensa Ibérica. Las Palmas, 1995.
50
comunicación periodística, en a su vez Receptor. La diferencia entre el Receptor
final de la información y este Emisor/Receptor que es el periodista, es que este
actúa como codificador/decodificador entre la fuente y el público (receptor final).
Por eso puede afirmarse que la calidad y claridad con que el mensaje (información)
llegue al receptor final (público), depende en gran medida de cómo sea la relación
entre el periodista y la fuente y de cómo aquel haya sido capaz de valorarla y
tratarla.
51
3.2. Las fuentes y la Información especializada sobre Catolicismo:
Al tratar sobre Información Religiosa como especialización informativa y
sobre el tema de las fuentes periodísticas, surge inevitablemente una cuestión: ¿el
periodista, al afrontar la Información Religiosa, se encuentra en un ambiente de
Periodismo especializado y de Fuente?
Información periodística especializada es, según Salaverría:
La “estructura informativa que penetra y analiza la realidad de una
determinada área de la actualidad a través de las distintas
especialidades del saber, profundiza en sus motivaciones, la coloca en
un contexto amplio y elabora un mensaje periodístico que acomoda el
código al nivel propio de la audiencia 57 ”.
Traemos a colación aquí esta definición porque pensamos que no sólo define
el concepto de Información especializada, sino que, además, demarca muy
claramente los rasgos esenciales de calidad que debe tener toda información
especializada, en el marco de lo que ya hemos dicho sobre calidad informativa.
En primer lugar, cabe aclarar que el Periodismo sobre Información Religiosa
en general y, en particular, el que versa sobre el Catolicismo, puede ser afrontado
desde dos perspectivas: la del periodista generalista que, ocasionalmente, tiene
57
Salaverría, Ramón (coord.): Cibermedios. El impacto de Internet en los medios de comunicación en
España. Comunicación Social y publicaciones. Sevilla, 2005. pp. 48-49.
52
que realizar informaciones sobre asuntos religiosos y el que se halla especializado
en este tema.
En cualquier caso, sea desde una perspectiva generalista, o bien desde una
especializada, lo cierto es que todo periodismo sobre un tema específico tiene lo
que podríamos llamar un campo de fuentes. Entendemos por tal el conjunto de las
fuentes que pueden suministrar información a los periodistas sobre un determinado
tema. Puede distinguirse entre:
a)
El campo de fuentes reales a las que el periodista puede recurrir, al
menos en teoría, para documentarse convenientemente sobre
cualquier aspecto de la temática que investiga..
b)
El campo de fuentes de referencia, que viene dado por aquellas
fuentes a las que recurre regularmente el informador.
Naturalmente, la pericia de un buen profesional de la información le llevará a
ampliar considerablemente el campo de las fuentes de referencia, explorando
aquellas fuentes que quizás sean ignoradas por otros. A esto contribuirá su
formación específica sobre el tema a tratar y sobre qué otros periodistas y expertos
lo han tratado antes. Esta capacidad supone una aportación fundamental a la
calidad periodística. Además, será virtud del comunicador no dejarse llevar por los
vientos que imponen determinadas fuentes que pretenden convertirse casi en
fuentes de referencia exclusiva.
Por otra parte, nos hemos planteado si el Periodismo religioso puede ser
considerado dentro de los parámetros y dinámicas de lo que algunos denominan
53
Periodismo de Fuente. Se entiende por tal “la actividad que se realiza en el seno
de las empresas y de las instituciones por los periodistas para dar a conocer a los
medios toda la realidad de la empresa o de la institución que tenga interés
informativo”. 58 Esta pregunta es pertinente porque buena parte de las fuentes que
integran el campo de referencia al que recurren los periodistas para tratar sobre
informaciones de temática especializada o específica (como es el caso de la
Información Religiosa), lo conforman gabinetes de prensa institucionales. La
respuesta no puede ser sino negativa. La razón es que la realidad institucional de
la Iglesia, las organizaciones e instituciones católicas, etc. no agotan el mundo de
la Información Religiosa. Otros muchos aspectos –desde manifestaciones
culturales hasta testimonios personales-, también son parte integrante de la
Información Religiosa. Por lo tanto, sería muy simplista reducir la Información
Religiosa sobre Catolicismo a la dimensión institucional eclesial.
No obstante, al revisar la bibliografía existente sobre el tema, se detecta una
fuerte vinculación del concepto de Periodismo de Fuente (es decir, el elaborado
con el fin de servir como fuente a los periodistas generalistas o especializados, por
parte de gabinetes de comunicación institucionales, de empresas...) con el de
especialización periodística. 59 También se tiende a relacionar la problemática de
las Fuentes con el Periodismo de Investigación.
Pero lo cierto es que ni el Periodismo de Fuente ni el de Investigación tienen
por qué equivaler a Periodismo Especializado. Es verdad que existe una clara
58
Fernández del Moral, Javier: El periodismo de fuente en el marco de la especialización periodística. En
Losada Vázquez, Ángel y Esteve Ramírez, Francisco: El Periodismo de Fuente. Servicio de
Publicaciones de la Universidad Pontificia de Salamanca. Salamanca, 2003. P. 27.
59
Chimeno Rabanillo, Serafín: Formación y especialización en el Periodismo de Fuentes. En Losada
Vázquez, Ángel y Esteve Ramírez, Francisco: El Periodismo de Fuente. P. 142. Cfr. Fernández del Moral,
Javier: El periodismo de fuente en el marco de la especializacion periodística, en la misma obra, p. 27.
54
relación entre estos tres conceptos: el Periodismo Especializado tiene un especial
vínculo con una serie de fuentes de información particulares que se mueven en el
ámbito de ese periodismo. También el Periodismo Especializado es un campo
propicio para promover ejercicios de Periodismo de Investigación, ya que permite
una mayor versatilidad a los profesionales para prestar una especial atención e
investigar aspectos concretos y determinados que pueden pasarse por alto en una
perspectiva más generalista. Pero, en nuestra opinión, el Periodismo Especializado
no se agota en los modelos del Periodismo de Investigación, aunque a veces
derive por sus meandros. La función del Periodismo Especializado es simplemente
informar sobre una materia concreta; por lo tanto, es un instrumento al servicio del
fin general del Periodismo, y no debe pretender cumplir una función distinta y con
tintes pseudo mesiánicos. Cuando sea necesario, el periodista especializado
recurrirá a la investigación profunda, si un tema verdaderamente lo requiere para la
consecución de la finalidad del Periodismo, pero no debe ser un objetivo del
periodista especializado buscar “justificaciones” en su especialización para
lanzarse por las sendas del Periodismo de Investigación: se trata de conceptos
distintos.
Por otra parte, en cuanto a la vinculación con el Periodismo de Fuente 60 , el
periodista especializado tampoco debería ser esclavo de unas fuentes
determinadas a las que recurrir siempre. Volvemos a lo que ya decía el profesor
Chimeno Rabanillo 61 : el profesional de la Información Especializada no puede
quedarse en una especie de “técnico” que use siempre los mismos términos y
recurra mecánicamente a las mismas fuentes, sino que debe emplearse a fondo en
60
En palabras del profesor Ángel Losada, el Periodismo de Fuente es “el proceso de recreación
significativa de la actualidad realizado por las organizaciones que producen conocimiento”. Vid. Op. cit.,
p. 21.
55
la comprensión de las noticias y en hacer comprensibles los contenidos en la
transmisión (o sea, darles formato periodístico). Su manejo de las fuentes de
información y recursos de documentación debe ser tal que sea capaz de ir más
allá de lo obvio, de explorar nuevas fuentes, de buscar allí donde están las claves
de la noticia.
En cualquier caso, insistimos, no nos parece adecuado hablar de la
Información Religiosa –y, en concreto, sobre el Catolicismo-, como un Periodismo
de Fuente. Esto correspondería a una visión simplista de la Información Religiosa y
sobre el Catolicismo, que solamente sabría ver la dimensión institucional y
meramente humana de la Iglesia, cuando la realidad religiosa va mucho más allá,
como ya hemos explicado más arriba. Ver en la Información Religiosa un
periodismo de fuente no hace sino encorsetar una realidad más amplia.
Pero no sólo el periodista especializado debe profundizar en su relación con
las fuentes y la documentación: todo periodista, también el generalista que puede
que pocas veces se dedica a un tema concreto en exclusiva, debe estar
mínimamente preparado para afrontar lidiar con cualquier tipo de información. Por
supuesto, también con la Información Religiosa. Debe saber ubicar la información
en su contexto adecuado y conocer las fuentes primarias que, quizás, le de claves
y abran las puertas para una profundización superior, de la mano de otras fuentes
menos a mano. También, debe contar con la humildad necesaria para dejarse
guiar por quienes, por especialización, pueden servirle como referente en su
búsqueda y selección de las fuentes, si bien debe tener lo suficientemente formado
el criterio como para poder realizar esa aproximación preliminar al tema. En
61
Vid. Chimeno Rabanillo, Serafín: Formación y especialización en el Periodismo de Fuentes. En:
Losada Vázquez, Ángel, op. cit. pp. 136-149.
56
conclusión, ningún periodista puede sustraerse del estudio de las Fuentes y debe
cuestionarse continuamente, en el ejercicio de su actividad profesional, cuál es su
relación con las Fuentes y qué uso hace de ellas.
Es necesario aclarar que, por Fuentes de Información no sólo entendemos
aquellas primarias o secundarias que son origen de informaciones necesarias y
útiles para los periodistas. También incluimos las llamadas Fuentes Documentales,
que permiten el establecimiento de un trasfondo (background) que capacitan a los
periodistas para efectuar el análisis y la comprensión más verdadera y profunda de
las noticias. La adecuada comprensión y el recto manejo de ambos tipos de
fuentes, son absolutamente necesarios para la obtención de una información de
calidad.
3.2.1.
Tipología
de
las
fuentes
de
Información
Religiosa
sobre Catolicismo
No podemos profundizar en un análisis pormenorizado de las fuentes y en la
relación del informador religioso con ellas, por exceder los objetivos marcados para
este trabajo; sin embargo, debemos detenernos un poco, para contextualizar, en la
pormenorización y tipología de estas fuentes, en lo que se refiere a la Información
Religiosa y, más concretamente, a la Información Religiosa sobre Catolicismo.
Dentro de la Información Religiosa nos encontramos con la parcela específica
que se dedica a la Información sobre el Catolicismo y la Iglesia. En esta parcela es
posible elaborar una tipología de las Fuentes, según varios criterios: el uso
periodístico que de ellas se hace, su naturaleza y utilidad… La clasificación que
57
proponemos queremos que sea sencilla y útil, y se basa en la consideración de la
Iglesia Católica como una realidad institucional pero con implicaciones más
profundas, de índole espiritual y trascendente.
Para tratar de catalogar las fuentes de información religiosa sobre el
catolicismo, cabe atender a diversos criterios. El profesor Serrano propuso en 2009
una tipología de las fuentes de información religiosa 62 , basada en dos criterios:
según los soportes y el carácter técnico. En el primer grupo, Serrano distingue
entre fuentes materiales y personales. Las primeras se refieren a la documentación
generada por las instituciones de la Iglesia, y las segundas a personalidades 63 . Al
hablar del carácter técnico, el autor se refiere a los servicios profesionales de
información y documentación, que se encuentran a nivel diocesano y nacional
(Conferencia Episcopal Española), así como en las instituciones y órdenes
religiosas.
De acuerdo con su naturaleza práctica a la hora de servir al trabajo del
periodista, podemos considerar que existen varios tipos de fuentes de Información
Religiosa sobre Catolicismo:
a) Fuentes magisteriales: el Papa y los Obispos.
b) Fuentes institucionales: son aquellas que se corresponden a instituciones
de la propia Iglesia, desde jerárquicas (la Santa Sede y organismos
dependientes, diócesis e instituciones diocesanas, órdenes religiosas,
institutos de vida consagrada, movimientos…)
62
Serrano Oceja, José Francisco: Una Iglesia que no informa, no es Iglesia. En Cabildos, 5. 2007. P. 7074.
63
El profesor Serrano alude también en esta catalogación a las fuentes que tienen un comportamiento
abusivo en su relación con los medios. Fuentes que pensamos que son de índole personal.
58
c) Fuentes documentales: son aquellas que contienen documentos –bien
textuales, bien sonoros o audiovisuales-, en los que han quedado reflejadas
intervenciones, pronunciamientos de fuentes institucionales, documentos
fundamentales...
d) Fuentes extrainstitucionales: son las que no pueden encuadrarse como
fuentes institucionales ni magisteriales. Suelen corresponder a personas o
grupos privados, sin un reconocimiento oficial por parte de la Iglesia. De
ellas pueden formar parte, tanto el blog de un sacerdote como el de
cualquier fiel o persona que escriba sobre algún asunto relacionado con el
Catolicismo.
e) Fuentes expertas y especializadas: Se trata de los especialistas: estudiosos,
académicos, investigadores, e incluso otros periodistas, que pueden
encontrarse en cualquier apartado de la clasificación que proponemos y
dan un valor añadido a la fuente.
f) Fuentes fundamentales: las que contienen la información básica y
fundamental sobre la situación noticiosa, bien por haber sido agentes en
esa situación bien por su condición de experto absoluto.
g) Fuentes explicativas: son aquellas que consisten en explicaciones sobre un
hecho o situación determinada que debe ser reportada por el periodista.
Por su carácter, podemos encontrarnos con Fuentes de Información Católicas
de difusión privada o de difusión pública:
a)
Fuentes de Información Católicas de difusión privada: son aquellos
documentos que no han sido concebidos, al menos en origen, para
su circulación pública y cuyo contenido puede o no ser reservado. Ni
59
qué decir tiene que el profesional de la Información atenderá, ante
este tipo de fuentes, a las reglas básicas del Periodismo para estos
casos.
b)
Fuentes de Información Católicas de difusión pública: son aquellas
fuentes que han sido concebidas para su circulación pública, a través
de los Medios de Comunicación. Nosotros vamos a centrarnos
exclusivamente en las fuentes de este tipo que se dan en Internet. La
elección de este medio queda explicada en la sección Objeto y
objetivos, de la Introducción General.
Nótese que evitamos referirnos, a pesar de la consagración del término, a
“fuentes oficiales”, terminología ambigua que hace pensar que en la Iglesia existe
una visión “oficial” de la religión católica, contrapuesta a otra “extraoficial”.
Por otra parte, consideramos las que denominamos “Fuentes magisteriales”,
que segregamos de las institucionales. Lo hacemos así precisamente para tomar
en cuenta la dimensión trascendental de la Iglesia y porque por encima de
estructuras institucionales se ha de tener en cuenta que la Iglesia es una realidad
trascendente, en la que juega un papel preponderante el Magisterio de lo
sucesores de Pedro y de los Apóstoles: el Papa y los Obispos. Ninguna otra
realidad oficial e institucional puede tener más peso, para el cronista de
Información Religiosa, como fuente definitiva sobre el verdadero sentir y
enseñanzas de la Iglesia, por razón de su naturaleza trascendente. Por tanto, todo
pronunciamiento de cualquier persona e institución sobre contenidos de la fe o la
moral católicas, debe ser contrastado por el informador que da cuenta de él con las
fuentes magisteriales.
60
Respecto a las Fuentes Documentales y Extrainstitucionales, se ha de tener
en cuenta lo que acabamos de explicar: los documentos emanados del Magisterio
–ordinario y extraordinario- de la Iglesia, tienen por sí mismos un peso específico
que los periodistas no pueden equiparar a opiniones de teólogos ni a otros
documentos aunque sean de altas instituciones de la propia Iglesia. Solamente
siendo fieles a estas premisas, se servirá al público una auténtica visión de la
religión católica, sin deformarla. Por supuesto que será necesario a veces
comentar lo que ha dicho tal o cual teólogo o institución, pero no se deberá
confundir al público presentando esas voces al mismo nivel que las del Papa y los
Obispos.
Cuando estudiemos las fuentes religiosas en Internet, matizaremos estas
clasificaciones de acuerdo con el material que veamos en la Red, pues las
características de Internet matizan las clasificaciones tradicionales y matizan la
naturaleza de las fuentes.
3.2.2. La relación del periodista de Información Religiosa con las fuentes
sobre el Catolicismo
Un poco más arriba hemos hablado del concepto de campo aplicado a las
fuentes. Lo definíamos como el conjunto de las fuentes que pueden suministrar
información a los periodistas sobre un determinado tema. Dentro de este rango,
hallábamos el campo de fuentes reales y el de las de referencia. Como hemos
dicho, una de las principales aportaciones que el periodista puede hacer a la
calidad de su trabajo es expandir el campo de las fuentes de referencia. En este
61
sentido, una de las primeras misiones que ha de tener el profesional de la
información es conocer a las fuentes y procurar descubrir nuevas fuentes válidas.
El periodista que trabaja Información Religiosa, bien ocasionalmente bien
regularmente, debe conocer adecuadamente todos los campos fontales posibles,
su idoneidad, etc. Por ejemplo, puede haber fuentes que sean idóneas para
realizar ciertos tipos de consulta pero que no sirvan para otros (un teólogo puede
servirnos para explicar cuáles son las razones de la actitud disidente de algunos
teólogos dentro de la Iglesia, pero puede ser una nulidad en bioética o en moral
sexual 64 ).
3.2.2.1. Las Fuentes expertas y especializadas
Los expertos o especialistas, como en otras áreas del Periodismo
Especializado, también juegan un papel destacado en la Información Religiosa
sobre Catolicismo. Se caracterizan, esencialmente, por la autoridad que se les
supone y que hace que este tipo de fuentes sea considerado como “un
salvoconducto de credibilidad informativa, de prestigio y, en definitiva, de
legitimidad social” 65 . Sirven como un apoyo –muchas veces absolutamente
necesario-, al periodista, para fundamentar la información y explicar el contenido.
En este sentido, indica el profesor Chimeno Rabanillo 66 , que los expertos son
necesarios para comprobar la propia calidad de la información y el uso de estas
64
Esto suele pasar con cierta frecuencia cuando se cita a teólogos disidentes como Hans Küng, al que se
da una autoridad casi omnímoda en ciertos medios de comunicación.
65
Álvarez Pousa, Luis. Los expertos en el proceso de producción periodística especializada.En Losada
Vázquez, Ángel y Esteve Ramírez, Francisco: El Periodismo de Fuente. Servicio de Publicaciones de la
Universidad Pontificia de Salamanca. Salamanca, 2003. P. 50.
66
Chimeno Rabanillo, Serafín: Formación y especialización en el Periodismo de Fuentes. En Losada
Vázquez, Ángel y Esteve Ramírez, Francisco: El Periodismo de Fuente. Servicio de Publicaciones de la
Universidad Pontificia de Salamanca. Salamanca, 2003. P. 136 y ss.
62
fuentes ayudan a obtener “un modelo de periodismo más creativo e intenso,
menos vulnerable y participativo, más democrático en definitiva”. 67
El buen uso de las fuentes expertas y de los especialistas es condición
indispensable para la obtención de la calidad informativa: “El emisor necesita, pues,
de los expertos para que esa representación narrativa de la realidad –en la que se
sustantivan sus propias limitaciones- se acerque lo más posible a la verdad y se
aleje también lo más posible de lo verosímil, coproduciendo sentido durante todas
y cada una de las fases del proceso de producción y comunicación periodística” 68 .
Sin embargo, el recurso a este tipo de fuentes supone también algunos
problemas que el profesional de la información no puede dejar de plantearse y
considerar seriamente:
-Por un lado, se he producido una sobreexplotación de las fuentes expertas, a
las que, por su autoridad, se les ha hado un valor absoluto en las informaciones.
-Esa sobrevaloración ha supuesto una especie de descargo de los periodistas,
que pueden atribuir a la fuente lo sustancial de la noticia, despreocupándose de
verificarlo más profundamente.
-En muchas ocasiones, se utliza a las fuentes como refuerzo de la propia
opinión o postura del periodista, que recurre a ella de manera tendenciosa. Así,
“existe el riesgo de que los medios acaben limitando su elección de expertos a
67
68
Álvarez Pousa, Luis: Op. Cit. P. 51.
Ibid. P. 57.
63
aquellos que son homologables con su línea editorial”. 69 El periodista no debe
depender absolutamente de estas fuentes, ni mucho menos utilizarlas para
transcribir literalmente sus impresiones.
-Cuando los periodistas tienden a elegir y utilizar las fuentes más cercanas a
su postura, se produce una reiteración en el recurso a las mismas fuentes, que
destruyen la calidad informativa y agotan al público: “El medio en cuestión reitera y
repite las mismas fuentes hasta la saciedad, lo que redundará en detrimento de su
credibilidad y de la de sus expertos”. 70
-El profesional debe contemplar que los expertos a los que recurre pueden
tener también sus propios intereses inconfesados. Hay que tener en cuenta que
cuando los expertos “aparecen en él [el proceso informativo] de modo espontáneo,
muy probablemente lo hacen por algún interés poco asimilable al interés general y
si lo hacen a instancias del periodista o del medio, se suelen producir unos
notables fallos de comunicación, aportando en ambos casos numerosos,
complejos y difíciles de salvar, ruidos al proceso”. 71 Especialmente importante es
que el profesional de la información tenga en cuenta, –sobre todo en determinados
casos-, que hay expertos que están en la esfera de grupos de presión o de think
tanks o bien tienen intereses económicos (por necesidades de patrocinio en el
terreno científico y la investigación, por ejemplo), que siempre van a utilizar las
69
Álvarez Pousa, Luis: Los expertos en el proceso de producción periodística especializada.En Losada
Vázquez, Ángel y Esteve Ramírez, Francisco: El Periodismo de Fuente. Servicio de Publicaciones de la
Universidad Pontificia de Salamanca. Salamanca, 2003. P. 51.
70
Ibid.
71
Fernández del Moral, Javier: El periodismo de fuente en el marco de la especialización periodística. En
Losada Vázquez, Ángel y Esteve Ramírez, Francisco: El Periodismo de Fuente. Servicio de
Publicaciones de la Universidad Pontificia de Salamanca. Salamanca, 2003. P. 29.
64
fuentes como “manipuladores persuasivos” 72 . En otras palabras: el periodista debe
cultivar siempre una sana desconfianza hacia los intereses de la fuente, y debe
procurar hacer llegar su mensaje al público de manera periodística –esto es, de
forma clara y comprensible-.
-El periodista debe tener claro que es él quien tiene que explicar lo que dice
la fuente, no la fuente lo que cuenta el periodista (el problema del lenguaje técnico
o peculiar de los expertos, a veces, es fundamental).
-En la medida en que los medios de comunicación han asumido en la
sociedad actual un papel de liderazgo en la formación de la opinión pública,
algunos expertos que antes eran los que contribuían a conformar esa opinión,
tienden a querer aparecer en esos medios para mantener su estatus de
reconocimiento social. Esto no tiene por qué generar problemas, pero lo cierto es
que algunos académicos advierten de que este tipo de fuentes puede empeñarse
en asumir funciones propias del emisor, al que tratan de reemplazar en sus
atribuciones como selector y productor de los contenidos informativos y como
intérprete de la realidad 73 . Esto sucede frecuentemente en el terreno de la
Información Religiosa sobre Catolicismo, cuando ciertos teólogos u “opinadores”
habituales copan las páginas de ciertos diarios o tienen cada vez más huecos
destacados en Internet (ya profundizaremos en esta cuestión al tratar de los blogs
y bitácoras digitales, donde este problema se hace más explícito), con el fin de
generar controversias y polarizar ciertos temas, asumiendo las funciones
72
Álvarez Pousa, Luis: Los expertos en el proceso de producción periodística especializada.En Losada
Vázquez, Ángel y Esteve Ramírez, Francisco: El Periodismo de Fuente. Servicio de Publicaciones de la
Universidad Pontificia de Salamanca. Salamanca, 2003. P. 63.
73
Álvarez Pousa, Luis: Los expertos en el proceso de producción periodística especializada.En Losada
Vázquez, Ángel y Esteve Ramírez, Francisco: El Periodismo de Fuente. Servicio de Publicaciones de la
Universidad Pontificia de Salamanca. Salamanca, 2003. P. 58.
65
interpretativa y explicativa de los periodistas. No quiere decir esto que los expertos
no deban publicar comentarios, columnas... simplemente, que los responsables de
los medios y los periodistas deben estar en guardia para evitar que sean ellos los
que marquen la agenda y los contenidos. Excede a los propósitos de este trabajo
hacer un estudio pormenorizado de este hecho, pero en los siguientes apartados,
cuando hablemos más específicamente de Internet, profundizaremos en ello 74 .
-A veces los periodistas recurren a unos pocos expertos fijos, en una pobre
utilización del campo de referencia. Generalmente distintos medios recurren, por
comodidad o interés, sólo a dos o tres expertos en un tema, que pueden ser
también periodistas, que copan casi todas las intervenciones sobre ese tema
concreto en los medios de comunicación. También sucede, sobre todo en géneros
como la tertulia de radio o televisión, que unos pocos expertos (insistimos, muchas
veces periodistas metidos a expertos), opinan sobre los más variados temas que
pueden hallarse en las antípodas de su especialización
75
. Estos defectos
contribuyen a relativizar el objeto mismo del Periodismo: la verdad y, en definitiva,
desorientan al público.
3.2.2.2. Tipos de fuentes expertas:
Para empezar, cabe decir que hay una tendencia a identificar a expertos con
científicos y técnicos. Hemos encontrado esta vinculación en casi todos los autores
consultados. Esto significa que existe una tendencia a identificar el Periodismo
Especializado con los contenidos científicos, quizás por el afán cuantificador y
74
Ver más sobre la actuación de los expertos como “portales” de la información en Fernández del Moral,
Javier y Esteve Ramírez, Francisco: Fundamentos de la Información Periodística especializada. Síntesis.
Madrid, 1993. p. 165.
66
cientificista del actual paradigma objetivista que impera en el Periodismo. Esto
puede provoca una cierta sospecha ante materias no cuantificables, como son las
que afectan a la vida religiosa y espiritual. Lo que puede causar, en el caso de la
Información Religiosa, dos reacciones:
-Por un lado, la minusvaloración de este tipo de información y su catalogación
como “no periodística”, cuando no se refiera a actos meramente institucionales de
la Iglesia o a declaraciones y reacciones a a declaraciones.
-Por otro, recurrir a las fuentes de manera ciega y mecánica, sin que el
periodista establezca una crítica del contenido que ofrecen, ya que se trata de un
campo “hostil” para él, al escapar de la mentalidad que interpreta la realidad de
acuerdo con lo mensurable y que, como mucho, llega a establecer dos
interpretaciones opuestas sobre el mismo problema.
-Otra consecuencia es que los periodistas caigan en el sensacionalismo,
sobre todo cuando hay en lid asuntos de teología, moral o disciplina, buscando
puntos de discusión y polémica. Los informadores pueden pensar que, como la
Información Religiosa muchas veces no tratará de datos concretos, sus contenidos
están totalmente expuestos a la discusión.
El profesor Álvarez Pousa distingue a los expertos de especialistas. Los
primeros serían los científicos, o “expertos de precisión en temas no
75
·Sánchez-Tabernero, Alfonso: Los contenidos de los medios de comunicación. Calidad, rentabilidad y
competencia. Ediciones Deusto. Barcelona, 2008. p. 8.
67
necesariamente ligados a la actualidad” 76 . Estos no tienen por qué conocer los
métodos y técnicas de las Ciencias de la Información. Suponen un elemento de
legitimación del medio. Por su parte, los especialistas, serían otro tipo de fuentes,
con conocimientos temáticos y a la vez conocedores “de las técnicas periodísticas
y de los instrumentos comunicativos”
77
; estos incluirían, pues, a los propios
periodistas especializados. Por otro lado estarían los “intelectuales y/o líderes de
opinión” 78 . Estos suman a su cualificación especializada “en el ámbito de la cultura
científica y/o humanística” 79 , el reconocimiento social por ello. Este tipo de fuentes
suele carecer de un adecuado conocimiento sobre la técnica de la comunicación.
Acabamos de ver que los periodistas especializados –o especialistastambién pueden ser considerados legítimamente como una fuente periodística
válida. Según la nomenclatura de Álvarez Pousa, formarían parte de los
especialistas, dentro del grupo que hemos denominado Fuentes expertas.
Efectivamente, no son pocos los profesionales de la información que, bien a título
personal, bien como parte integrante de un medio de comunicación, pueden actuar
como fuente de información para otros periodistas. Un vistazo al día a día de los
medios de comunicación permite constatar que las fuentes más consultadas por
los periodistas son otros medios de comunicación. Situación que viene de lejos,
como atestiguan algunos estudios 80 . Hoy en día, la posibilidad de la construcción
de sencillas bitácoras digitales (al modo de blogs), permite que todo experto tenga
una “salida” que puede ser aprovechada por otros. Algunos de estos expertos
76
Álvarez Pousa, Luis: Los expertos en el proceso de producción periodística especializada. En Losada
Vázquez, Ángel y Esteve Ramírez, Francisco: El Periodismo de Fuente. Servicio de Publicaciones de la
Universidad Pontificia de Salamanca. Salamanca, 2003. P.53.
77
Ibid.
78
Ibid. P. 53-54.
79
Ibid. p. 53.
80
Vid. Tuchman, Gaye: La producción de la noticia. Estudio sobre la construcción social de la realidad.
Gustavo Gili. Barcelona, 1983.
68
incluso establecen sus propias páginas o portales de información en Internet,
generando así un medio-fuente. En Información Religiosa es el caso de Religión
Digital [www.religiondigital.com], dirigida por el periodista José Manuel Vidal,
periodista que se presenta como especialista en Información Religiosa, cuya
página traemos a tenor simplemente ilustrativo de lo que acabamos de decir, ya
que, como explicaremos más adelante, Religión Digital no puede considerarse,
precisamente, una fuente de calidad sobre Catolicismo.
3.2.3. La Información y las fuentes de Inspiración Católica
En el capítulo segundo hacíamos la distinción entre Información Religiosa e
Información sobre el Catolicismo. Sin embargo, al hablar de las fuentes sobre el
Catolicismo, podemos añadir que, dentro de la Información Religiosa, y más
concretamente dentro de la Información sobre Catolicismo, también existe un
subtipo que podríamos denominar Información “de inspiración católica” –que
también llamaremos indistintamente, de ahora en adelante, “Información religiosa
católica” o, simplemente “Información Católica”-. Aquí es donde más hemos de
detenernos.
¿En qué se diferenciaría este tipo de Información de la Información sobre el
Catolicismo? En que no consiste exclusivamente en informar sobre hechos
acaecidos o propiciados en el seno del Catolicismo, sino en informar sobre
aspectos que tienen que ver con el Catolicismo, o bien ofrecer información
generalista, desde una perspectiva católica. También consiste en la información
servida desde las propias personas o instituciones católicas con el fin de dar a
conocer el Catolicismo en sus distintas estructuras, manifestaciones y puntos de
69
vista. Es en esta variante de la Información en la que vamos a fijarnos en nuestro
estudio de las páginas web de inspiración católica, pues este subtipo informativo
puede servir de fuente adecuada para que los periodistas e informadores que
deben afrontar trabajos sobre el Catolicismo (en muchas ocasiones puede que sin
una adecuada formación previa), conozcan verdaderamente qué es lo que enseña
la Iglesia Católica y cuáles son las posturas del Catolicismo.
Así pues, la “Información de inspiración católica” abarca varias vertientes,
aunque a primera vista, pueda ser confundida con la Información Institucional de la
Iglesia Católica o de cualquier organización e institución religiosa que se halle en
su seno, se extiende a muchos más ámbitos (doctrina, moral, costumbres, liturgia,
testimonio y vivencia de la fe, apologética...)
La Información de inspiración católica comparte la función general de la
Información: informar sobre la realidad que el público tiene derecho a conocer,
para posibilitarle llegar a la verdad sobre el Catolicismo; y puede considerarse que
también su función específica: concretar esa información en el campo de lo
religioso católico. Sin embargo, añade a ésta un matiz especial: no sólo pretende
informar sobre la realidad católica, sino informar “desde” esa realidad. Su objetivo
no es sólo ofrecer hechos noticiosos generados por la vivencia de la religión
católica, sino ofrecer una “visión católica” de esos hechos - o bien, de la realidad
en general-. Es decir, interpretar y explicar esos hechos y esa realidad desde el
punto de vista católico.
Esta característica da una relevancia especial a la Información de inspiración
católica, pues la hace óptima para quien pretenda acceder a un conocimiento no
70
superficial del Catolicismo. Por lo tanto, conviene a los periodistas y profesionales
de la Información que tengan que informar sobre cualquier asunto relacionado con
el Catolicismo, conocer y usar adecuadamente estas fuentes. La gran ventaja que
pueden obtener de ellas, es que en estas fuentes queda reflejada la auto
comprensión que de sí misma tiene la Iglesia, -entendida no en un sentido
meramente institucional, sino vital-, su dimensión trascendente y sobrenatural. Es
necesario que quien transmita una información sobre una realidad, tenga en
cuanta todos los factores y dimensiones que atañen a esa realidad. La Iglesia
Católica y la fe transmitida y derivada de ella, afecta directamente a la dimensión
trascendente del Hombre, dimensión que, por no ser inmediatamente cuantificable
con criterios científicos, muchas veces es ignorada en el ámbito del Periodismo y
de la Información, ya que supondría un compromiso de quiebra del principio
paradigmático de la neutralidad informativa.
Así pues, sostenemos que, para elaborar una buena información sobre el
Catolicismo, es necesario que el periodista conozca bien las fuentes de
información y recursos documentales generados por los propios católicos, en los
que queda reflejada la propia visión que el Catolicismo y la Iglesia tienen de sí
mismos, sin adulteraciones por otras razones y causas. Después, el informador
podrá tener en cuenta otros factores humanos, otras teorías, recurrir a otras
fuentes… pero sin dejar de consultar estas Fuentes de Inspiración Católica y de
conocer el reflejo que ellas dan de la vida de la Iglesia, reflejo que alude y contiene
la propia visión sobrenatural de la Iglesia.
Por lo tanto, por resumir y concretar algunas ideas, y abrir el camino hacia el
meollo de este trabajo, a continuación exponemos los rasgos que consideramos
71
que debe tener una información o documento para que pueda considerarse
Información de Inspiración católica:
-Que el contenido sea fiel a la ortodoxia católica, doctrinal y moral,
manifestada por el Magisterio de la Iglesia, condición sine qua non para que pueda
ser considerada Fuente de Inspiración Católica 81 .
-Que, implícita o explícitamente, tenga como objetivo la manifestación de las
ideas derivadas de la doctrina católica.
Para que una información de inspiración católica pueda ser utilizada por un
periodista –o por una persona que pretenda informarse sobre el Catolicismo con
rectitud de intención-, consideramos que debe cumplir, junto con las dos
condiciones que acabamos de establecer, estos requisitos:
-Que se proponga transmitir información de inspiración católica.
-Que sea claro en su naturaleza: que no mezcle elementos exógenos –
políticos, ideológicos- en su enfoque.
-Que sea claro en su autoría. Esta es una condición sine qua non para poder
identificar una fuente válida.
-Que la información que se ofrezca en esa fuente sea de calidad. Este
aspecto, la valoración de la calidad de la fuente debe ser una de las tareas
81
Se define como “católico” todo aquel que profesa la doctrina católica y, por lo tanto, se halla en
comunión doctrinal con el Magisterio vivo de la Iglesia.
72
fundamentales para los informadores. El tiempo y el esfuerzo invertidos en esta
tarea nunca deben ser considerados estériles, pues de la selección de las mejores
fuentes por parte de los periodistas depende la calidad de la información y, por
tanto, el cumplimiento de la finalidad social y personal del Periodismo. Pero,
¿cómo puede el profesional discernir, con un criterio más o menos cierto, la
calidad de la fuente? La respuesta se presenta compleja y con múltiples variantes
y matices, pues dependerá del medio en el que trabaje el periodista, el tipo de
información que se requiera o del público al que se dirija. Con este trabajo
pretendemos hacer un esfuerzo para incoar una respuesta adecuada a esta
pregunta, centrándonos en las Fuentes de Inspiración Católica en Internet.
Si se cumplen estas condiciones, puede hablarse de Fuentes de Inspiración
Católica (Fuentes de Información Católicas, para abreviar).
73
3.3. La documentación de calidad
En cuanto a la Documentación Informativa, resulta obvio que, al igual que
hablamos de una información de calidad, también debemos abogar por una
documentación de calidad, siendo conscientes de que aquella no es posible sin
esta. Sólo de así se conseguirá elaborar comunicaciones que se atengan a los
parámetros de la calidad informativa; es decir, que cumplan con la razón
teleológica del Periodismo. Por eso, consideramos que el campo de la
Documentación Periodística debe estar iluminado tanto por la eficiencia técnica
como por un sentido ético y trascendente.
Puede considerarse que la documentación es “la información de la
información, al mismo tiempo que parte necesaria de la información periodística” 82 .
Un uso adecuado de la documentación por parte de los periodistas es, quizás, uno
de los aspectos más importantes que pueden contribuir a solucionar los graves
daños que el paradigma objetivista ha infringido al Periodismo, pues la perspectiva
que ofrece la documentación ayuda a encuadrar la noticia en su verdadera
dimensión y ayuda a entenderla en su contexto, causas y consecuencias. .
El profesor Alfonso González Quesada señala la importancia de la
documentación como instrumento para lograr el fin natural del Periodismo, al
afirmar que:
82
Gabriel Galdón: Principios operativos de la Documentación Periodística. Editorial Dossat. Madrid,
1989.
74
“Si la documentación alcanzó una auténtica proyección tras la
segunda Guerra Mundial, se debió a la consideración por la cual la
información interpretativa satisfacía mejor las necesidades de los
lectores” 83
Las necesidades del público, su correcta aprehensión de las cosas que
pasan, su interpretación en un contexto adecuado, son los motivos que hacen a la
Documentación Periodística un elemento esencial para el buen desarrollo del
trabajo periodístico y también desde el punto de vista de la Ética de la Información.
Se quiera aceptar o no, es un hecho que la Documentación cuestionó, ya
desde el comienzo de su desarrollo y aplicación al Periodismo, la primacía y la
eficacia del objetivismo en la praxis periodística. Da testimonio de ello el mismo
profesor González Quesada, cuando dice que la aplicación de la Documentación al
Periodismo, motivó una “revisión de los conceptos de objetividad e interpretación.
La objetividad de viejo cuño, entendida como el relato factual y escueto de la
noticia, dejó paso a una objetividad fundamentada en la idea de que el periodista
debía ser capaz de reflejar todas las implicaciones que rodean al hecho noticiable
y enmarcarlas en su contexto, mostrando su pleno significado para hacerlas
comprensibles al lector” 84 Este cuestionamiento supuso una apertura en la
mentalidad de los profesionales, que se dieron cuenta de que su relación con la
Información no podía ser la de un escueto y mecánico transmisor: la gente pedía
más, necesitaba no sólo que le contaran que había ocurrido algo, sino también el
contexto, las causas y circunstancias que le ayudaran a entender el qué más
profundo, a interpretar la realidad: “La interpretación se entendía como una
83
Alfons González Quesada: La evolución histórica de la documentación periodística. En Mª Eulalia
Fuentes i Pujol: Manual de Documentación Periodística.P. 27.
75
consecuencia obligada por la práctica documental puesto que implicaba investigar
y verificar. (…) En definitiva, puede afirmarse que la generalización de la
interpretación trajo consigo la generalización de las prácticas documentales en la
labor periodística”” 85 .
Sin embargo, como el propio González Quesada nos da cuenta, esto no
supuso la superación del paradigma objetivista. Simplemente, se promovió la
interpretación, pero todavía sujeta a los cánones positivistas: “La tarea periodística
debía conjugar, a través de la documentación, la interpretación y la objetividad,
para ello se requerían medios un profundo cambio de mentalidad” 86 . De modo que,
por un lado, en los años posteriores a la Segunda Guerra Mundial, gracias al
desarrollo de la documentación se dio un avance sustancial, en cuanto a la
percepción de la labor periodística como algo más que una exposición
pretendidamente aséptica de suceso. Pero todavía seguía –y ha continuadoguiando los esfuerzos de los periodistas la creencia de que la objetividad,
entendida en un sentido positivista, es la norma fundamental y el corazón del
Periodismo.
El profesional o quien quiera acceder a una información de calidad sobre la
realidad del catolicismo, debe ser capaz de utilizar la Documentación disponible
siguiendo unos criterios técnicos alumbrados por un sentido axiológico. El primero
y más importante de estos criterios sería el de la formación de un espíritu crítico,
es decir, la capacidad de segregar unos documentos de otros de acuerdo con su
idoneidad para documentar sobre una determinada realidad.
84
85
Alfons González Quesada. Op. Cit. p. 28.
Ibid.
76
Explica el profesor Galdón, que abrió en España la senda de la investigación
sobre Documentación informativa: “El sentido crítico fundado en rigurosos
planteamientos intelectuales es cualidad que debe poseer el documentalista al
realizar la labor valorativa de la información y elaborada, y lleve a su depuración,
eligiendo sólo aquella que sea verdadera y de calidad” 87 .
Está claro que los periodistas necesitan tener una formación técnica
adecuada para ser capaces de hacer esa criba, en virtud de su función mediadora
entre la realidad y el público. Pero también el público general, a la hora de
enfrentarse a Internet como medio de comunicación, debe ser capaz de realizar
esa selección.
Ya hemos visto que uno de las bases fundamentales para una información de
calidad, según apuntan los estudiosos de este tema citados a lo largo de todo este
apartado, es la fundamentación de la información en la valoración y el análisis,
algo que solamente puede hacerse contando con una de las herramientas
tradicionales del Periodismo: la documentación.
3.3.1. Definición de documentación
Nos interesa el concepto de documentación en relación con el periodismo, en
la medida en que aquella puede ayudar a este a cumplir su finalidad, en se decir,
en la medida en que contribuya a la elaboración de un periodismo de calidad.
86
Ibid.
77
Según Gabriel Galdón, la documentación es “la realización en el seno de la
empresa periodística de una labor organizada de valoración, archivo y
recuperación de informaciones ya elaboradas, tendentes a informar a los
redactores con el bagaje informativo general de actualidad”. 88 Además, es “un
saber práctico que tiene por objeto la valoración, selección, clasificación y archivo
de los textos y referencias que, una vez recuperados, sirven para elaborar una
información periodística verdadera, inteligible y adecuada y/o difundir información
de base periodística”.
89
En estas consideraciones puede notarse claramente la relación entre
documentación
informativa
y
periodismo
de
calidad
(aquel
que
ofrece
informaciones periodísticas de manera verdadera, inteligible y adecuada).
3.3.2. Aportaciones de la documentación a la calidad del periodismo
La concreción de la ayuda que presta la documentación a la consecución de un
periodismo de calidad que supere el patrón positivista, puede vislumbrarse en la
sintética afirmación de Roger Riviere, que apunta a que la documentación tiene
una misión más trascendental que el mero archivo y conservación de documentos:
también “valora el documento, investiga sobre él (…), utiliza sus datos y puede
facilitar una información activa, selecta, adecuada y orientadora”. 90
87
Galdón, Gabriel: Principios operativos de la Documentación Periodística. Editorial Dossat. Madrid,
1989.
88
Galdón, Gabriel: Perfil histórico de la documentación en la prensa de información general. Eunsa.
Pamplona, marzo de 2000. (1ª ed.: febrero de 1996) P. 20.
89
Galdón, Gabriel: Teoría y práctica de la documentación informativa. P. 35.
90
Roger Riviere, Juan: El centro de documentación. Concepto y organización general. Ejemplar
mimeografiado. Madrid, 1977. Cit. por Galdón, Gabriel: “Perfil histórico...” p. 20.
78
Ya al concluir la segunda guerra mundial, se fue imponiendo la idea de que era
la información interpretativa y documentada la que satisfacía las necesidades de
los lectores. 91 Esto se vio ya en ese contexto, por parte de algunos estudiosos,
como por ejemplo Erwin D. Cahham 92 , como un posible choque contra la noción
de objetividad: se temía una editorialización en las noticias, si se tendía a valorar
demasiado la interpretación. Sin embargo, ese temor se atajó poniendo como
fundamento de esa labor interpretativa la documentación. Tal idea irá
cristalizándose en el desarrollo del periodismo explicativo desde mediados de los
años 1950 y en el surgimiento de la radio y la televisión, que provocó un mayor uso
de la interpretación en la prensa escrita.
En definitiva, la evolución de los estudios sobre periodismo han dejado en
evidencia que las nociones de interpretación y documentación se han ido haciendo
imprescindibles para el desarrollo del periodismo, desvelándose así también que el
periodismo es un acto humano con fines y modos de realizarse dentro de una
perspectiva humanista que lo aleja de la fría pretensión objetivista.
El profesor Galdón afirma que “la documentación es un elemento necesario en
la elaboración de la información periodística (y el hábito de la documentación una
de las cualidades básicas del informador), como una de sus partes constitutivas y
fundamentales”. 93 En otras palabras, si es imposible separar información de
calidad, también lo es desligar la calidad en la información del uso de la
documentación.
91
Galdón, Gabriel: Perfil histórico.... p. 101.
Citado por Galdón, Gabriel: Perfil histórico... p. 104.
93
Galdón, Gabriel: Teoría y Práctica de la documentacición informativa. P. 21.
92
79
De todo esto, se deduce que la documentación es el método principal e
ineludible para lograr un pleno desarrollo del periodismo. Pero, ¿cómo, o por qué
razones, puede considerarse así? Veámoslo en síntesis, recogiendo ideas del
profesor Galdón 94 :
a) La documentación actúa como memoria.
b) Posibilita la intelección del mensaje por el destinatario (Brajnovic)
c) El conocimiento crítico del pasado permite cribar lo nuevo y eliminar lo trivial.
d) Facilita la continua actualización requerida del periodista (Galdón recuerda
que Kapuscinski escribió que “el segundo elemento de nuestra profesión
[periodística] es la constante profundización en nuestros conocimientos”.
95
Todas estas razones confirman que la documentación contribuye al
cumplimiento de los requisitos constitutivos de la información (“realizar la síntesis
significativa de un saber al servicio de la sociedad”). 96
García Villada resume el papel de la documentación respecto al periodismo.
Para esta autor, no se puede conocer la realidad histórica si no se estudian las
relaciones que tienen los hechos entre sí, que pueden ser de causa, de efecto, de
ocasión... Para Villada, no es suficiente considerar los hechos en sí mismos y
aisladamente,
sino
que
es
necesario
investigar
encadenamiento. 97
3. Funciones de la documentación informativa:
94
Ibid. Pp. 19-21.
Citado por Galdón, Gabriel: Teoría y práctica... p. 21.
96
Ibid, p. 21.
97
Ibid, p. 23.
95
80
sus
causas,
unión
y
Las funciones de la documentación que permiten obtener una información de
calidad han sido estudiadas en profundidad por el profesor Gabriel Galdón. 98 Pero
para poder situar correctamente comprender esas funciones, conviene atender a
unos principios básicos y operativos que configuran la documentación como
actividad informativa, pare integrante e indispensables del ejercicio periodístico.
Resumimos la doctrina del profesor Galdón con un sencillo esquema. 99
1. Principios teleológicos: para elaborar una información periodística verdadera,
inteligible y orientadora.
1.1. Principio verificativo: búsqueda de la verdad informativa por la
comprobación de la veracidad de los textos y referencias. Requiere la formación de
un criterio de veracidad por el que pueda establecerse un juicio válido sobre la
verdad o falsedad, exactitud o inexactitud, parcialidad integridad de los textos que
se analizan. Este criterio deberá atender a diversos parámetros de valoración,
según se trate de hechos, juicios, opiniones e ideas. Valorar la autoridad y
credibilidad de las fuentes según las realidades específicas que contienen
(importante tener en cuenta, por ejemplo, la naturaleza específica de la
información religiosa).
1.2. Principio explicativo: la documentación debe procurar también la
intelección por parte del público, de los hechos previamente verificados. “La
proyección de la documentación en la información periodística consiste en hacer
posible, además de un relato verdadero de la realidad, la exposición de su
98
Ibid. pp. 67-88.
81
significado histórico y sus repercusiones en el actuar concreto del destinatario,
adecuándolo a su capacidad cultural e intelectual”.
100
1.3. Principio editorial: en él entra en juego la ideología e intereses del
medio de comunicación. Este principio orienta “a dar una explicación de la verdad
informativa desde la perspectiva particular de análisis marcada por los principios
editoriales de la publicación propia”. 101 No debe estar en colisión con los principios
verificativo y explicativo. Para ello, “los principios editoriales de la publicación que
edita la empresa periodística a la que pertenece un centro de documentación
deberán contemplar la existencia de verdades objetivas”. 102
2. Principios formales y circunstanciales.
2.1. De perdurabilidad: fija la utilidad futura y el grado de permanencia de
las fuentes en la elaboración de la información periodística.
2.2. De adecuación funcional: tener en cuenta el tratamiento específico que
precisa cada tarea y medio documental, según su naturaleza y con la función que
realiza.
2.3. Limitativo: se refiere al conjunto de circunstancias reales de la actividad
documental periodística que limitan su ejercicio y la utilización de medios.
99
Para una justificación en profundidad de estos principios, véase Galdón, Gabriel: Teoría y práctica….
pp. 39-59.
100
Ibid. p. 44.
101
Ibid. p. 47.
102
Ibid.
82
En cuanto a las funciones específicas de la documentación informativa, pueden
señalarse, con el profesor Galdón 103 :
a) Función previsora
b) Preparatoria
c) Crítico-verificadora
d) Completiva
e) Lingüístico-clarificadora
f) Modélico-narrativa
g) informativa propia
h) Orientadora
i) Profesional
j) Rectificadora
3. Relaciones entre documentación y agentes de la información
Consideramos ahora la relación entre los agentes fundamentales la información,
es decir, los actores básicos que intervienen en ella, desde el punto de vista de su
elaboración.
En
general,
podemos
distinguir
cuatro:
el
mensaje,
los
documentalistas, los periodistas y los destinatarios.
3.3.3. La documentación periodística y el mensaje: la verdad informativa
Es imprescindible que el mensaje sea inteligible y el significante se adecue al
verdadero significado. Pero esta es una cuestión técnica que queda en manos casi
exclusivamente del redactor de la noticia. Antes incluso que esta condición tan
P
103
Ibid.
83
básica, ha de considerarse algo sobre lo que muchas veces obvia y que resulta
fundamental: la veracidad. “Si la información no es veraz, o si carece de la mayor
exactitud posible, no es información”. 104 López Yepes habla de las causas ético
jurídicas de la documentación informativa, mientras que Desantes asegura que “el
informador necesita conseguir una aprehensión lo más exacta y precisa (…) del
objeto”. 105 Vemos, pues, que la verdad es el elemento fundamental del periodismo.
Más aún, la tarea del periodista es tan fundamental e importante como llevar esa
verdad al público. Como llegar y aprehender la verdad puede entrañar dificultades,
es preciso que el periodista haga todo los posible por conseguirla –no siempre
podrá, al menos, plenamente-. Por ello es importante el concepto de la verificación,
que sería el proceso por el que el periodista pone en juego todos los recursos a su
alcance para aproximarse a la verdad. Dentro de este proceso de verificación, es
esencial la documentación.
Como hemos visto, el verificativo es uno de los principios primordiales de la
documentación.
3.3.4. La documentación periodística y los destinatarios de la información:
La documentación periodística es un medio mediante el cual los periodistas
hacen inteligible el significado de los hechos al público (función explicativa o
intelectiva). Ayuda al profesional de la información:
-A situar el objeto informativo en el adecuado contexto espacio-temporal.
104
105
84
Ibid. P. 27.
Ibid.
-A adecuar el mensaje informativo a la situación y capacidad cultural e
intelectual del destinatario.
3.3.5. La documentación periodística y el profesional de la información:
El documentalista debe tener una capacitación técnica suficiente y adecuada
para realizar adecuadamente las tareas de selección, clasificación, valoración y
análisis de la información y almacenamiento y conservación. Esas capacidades
técnicas han sido tratadas por las numerosas obras al respecto y no vamos a
entrar en detalle en este tema.
Sí diremos que los documentalistas deben tener muy en cuenta los principios
enumerados en el apartado anterior.
3.3.6. El uso periodístico de la documentación en Internet
Hemos comentado que las nuevas tecnologías digitales están provocando que
los periodistas recurran cada vez más, por su propia iniciativa, a documentarse por
sí mismos. Es indudable que este hecho puede ser considerado muy ventajoso, al
poner al periodista frente a frente con numerosas e importantes fuentes.
Sin embargo, no podemos olvidar que el periodista no es un documentalista. Es
decir: mientras que el documentalista tiene unos conocimientos específicos para el
tratamiento de las fuentes, las habilidades del periodista tienen más que ver con el
arte de presentar y transmitir la información elaborada a partir de los documentos
facilitados por el documentalista.
85
Además, el documentalista dispone de tiempo suficiente para realizar una
adecuada selección y análisis de las fuentes, mientras que el periodista debe
también pensar en elaborar la información.
Algún autor, como Galdón, hace notar que el principal problema que tiene
Internet, es que es una vastísima base de datos y, como ha demostrado la
práctica 106 , la conexión directa de los periodistas con las bases de datos, sin pasar
por el filtro del servicio de documentación, ofrece más inconvenientes que ventajas.
Las principales razones de que esto sea así, son dos:
-Por un lado, el factor tiempo, al que ya hemos aludido. Los periodistas, de
ordinario, no pueden gastar mucho tiempo en una tarea que otra persona, quizás
con más capacitación técnica, puede realizar por ellos. El rito de la redacción de
cualquier medio de comunicación hace que tal pretensión sea una quimera.
-Por otro lado, como estamos viendo, son precisos unos conocimientos
determinados para poder seleccionar, clasificar y almacenar los mejores
documentos. Los periodistas y redactores no tienen por qué estar familiarizados
con esas técnicas en profundidad. Esto se hace más notorio en el caso de la red
Internet, en donde hay que conocer cómo funcionan los buscadores, los tipos de
soportes (páginas web, portales, Internet 2.0…), cómo acceder a los bancos de
datos correctos 107 , y cómo ser capaz de cribar los mejores resultados sin perder el
tiempo con las miles de posibilidades que ofrece cualquier opción de búsqueda.
106
107
86
Galdón, Englert, Uckel-Marx... Ver Galdón, Gabriel: Teoría y práctica..., p. 61 y 62,
Galdón, Gabriel: Teoría y práctica… p. 61.
En definitiva, la pretensión de que el periodista se convierta en un
autodocumentado al completo, gracias a una conexión a Internet y que prescinda
absolutamente del centro de documentación, es comparable a pretender que el
público se “autoforme” prescindiendo de los profesionales de los medios de
comunicación.
Entonces, ¿cómo debe ser la relación entre periodistas e Internet? ¿Cuál será
el papel de los documentalistas en el proceso informativo que ya usa la red de
redes como una herramienta básica y fundamental?
Lo que parece evidente, y así opinan autores como Gabriel Galdón y
documentalistas de prestigio, es que Internet jamás puede sustituir al servicio de
documentación, que siempre será necesario para orientar a los periodistas,
asesorarles y realizar esas tareas de criba y análisis que quizás los profesionales
de la información tardarían demasiado tiempo en hacer. “Conviene advertir que el
uso exclusivo de recursos web no es el método ortodoxo de trabajo, solamente se
trata de un paso más a dar en la investigación
o en la adquisición de
conocimiento” 108 , asegura el profesor Malalana.
El centro de documentación puede hacer la selección necesaria de sitios web
referidos a los temas que interesen al redactor y luego ofrecérselos para que sea
él quien haga un último análisis y elección.
No obstante, lo dicho no significa que el periodista no pueda usar la red para
documentarse de primera mano. Sería absurdo no beneficiarse de las
108
Malalana, Antonio: “La documentación en publicidad”. En: Galdón-López, Gabriel: Teoría y práctica
de la documentación informativa. Barcelona: Ariel, 2002. P. 137.
87
posibilidades que ofrece Internet. Pero debe tener muy claro que el uso de la web
debe ser una ayuda, cuya eficacia vendrá determinada por el recurso a otros
factores
complementarios,
como
la
compenetración
con
el
centro
de
documentación y el manejo de otras fuentes.
En cualquier caso, resulta necesaria una formación adecuada que enseñe al
periodista a usar las posibilidades de Internet en su justa medida, de manera que
le ayude a ganar tiempo y le evite perderlo.
Por su parte, es deseable que el público tenga también una formación suficiente
que le haga conformarse un sentido crítico, que le permita discernir si la
información que llega a sus manos es de calidad o no. Naturalmente, la formación
que debe recibir el público no puede ser igual ni abarcar los mismos parámetros
que la de los profesionales. Ero debe ser suficiente para poner en guardia a los
destinatarios de la información frente al fenómeno de la manipulación informativa.
También debe posibilitar a los públicos la capacidad de acceder a los mejores
medios de comunicación que alberga la red, dando unos criterios mínimos que les
permitan cribar los medios que consultan como hacen con la televisión la radio y la
prensa tradicional.
***
En relación con esta necesidad de periodistas y público, sobre todo en lo
concerniente a la información religiosa, surge la necesidad de estudiar Internet
como suministrador de fuentes, ya que es un recurso sumamente accesible y
manejable tanto para profesionales como para el público en general. Por eso es
incluso urgente conocer en qué medida puede contribuir a la calidad documental e
88
informativa sobre el Catolicismo. Antes de entrar en el campo concreto de las
fuentes de inspiración católica en Internet, echaremos un vistazo al medio en
general y a sus implicaciones periodísticas y documentales.
89
4. Internet como recurso informativo y documental
91
En este apartado estudiaremos Internet como soporte de la Información Religiosa
sobre el Catolicismo y albergador de las fuentes de información e inspiración
católica.
Atenderemos
a
las
características
generales
de
este
medio,
especialmente en la medida en que puedan afectar a la Información Religiosa
sobre el Catolicismo.
4.1. Breve resumen de las características generales de Internet como recurso
documental
Internet, ese nuevo medio o amalgamador de medios de comunicación, es un
auténtico campo de batalla en la lucha por la calidad. La Red es un cajón de sastre
en el que caben todo tipo de contenidos y, sus peculiares rasgos como continente,
influyen de manera más o menos decisiva en cómo es presentada allí la
información. La cuestión de la calidad es fundamental en Internet. Para algunos
estudiosos, lo que los medios persiguen, con la mediamorfosis (proceso de cambio
de los medios hacia lo digital) es, ante todo, la calidad 109 .
Desde el punto de vista de la Información Religiosa sobre el Catolicismo y de
la Información Católica, Internet es un escenario importante, ya que se ha
convertido en un medio decisivo de transmisión de la información, las ideas y los
valores. Su capacidad de llegar a todo tipo de públicos –y estratos sociales, una
vez que se van solventando jurídica y políticamente los problemas que causaron la
llamada brecha digital-, y de traspasar fronteras y culturas, es, y será, decisiva
para entender el mundo de la comunicación en el futuro (ya lo es en el presente).
93
Dado el desarrollo y la importancia creciente de Internet, de la calidad de la
información que se transmita en la Web dependerá el cumplimiento del fin natural
del Periodismo, de la consecución de la verdad a favor de la dignidad humana. Por
eso es preciso estudiar este nuevo medio desde el punto de vista de la calidad
informativa y de sus posibilidades respecto a la Información Religiosa sobre el
Catolicismo y Católica, que tanto afectan a la consecución de esa dignidad.
Por eso nos parece conveniente enmarcar un estudio de clasificación y
análisis de sitios web en el contexto de la primera parte de este estudio,
relacionándolo con la noción de calidad informativa y la necesidad de una nueva
ética en el mundo periodístico. Fuera de este marco, el intento de clasificación y
análisis de las mejores páginas de inspiración católica de Internet, no sería más
que otra mera propuesta, si se quiere técnica, pero vacía de fundamentación y
contenido. Así, al menos, pretendemos llamar la atención sobre la necesidad de
fundamentar la calidad informativa, también en Internet, sobre las bases de una
cultura periodística más humanista y más acorde con la búsqueda de la verdad.
Comenzamos nuestra aproximación a la calidad informativa en Internet,
diciendo que es necesaria una formación específica para el discernimiento y
selección de los mejores recursos, en dos niveles: formación para periodistas
(capacitación para la selección de fuentes) y para los usuarios (mediante el
desarrollo de iniciativas en la propia red, publicaciones, conferencias, obras de
divulgación...).
109
94
Flores Vivar, Jesús y Arruti, Alberto Miguel: Ciberperiodismo... P. 115.
Resulta necesario ayudar al público a seleccionar la mejor información en
Internet, para que no se vea arrastrado por la corriente de datos y de solicitación
de atención que supone el acceso a la web. El profesor Serrano Oceja, siguiendo a
Wolton, advierte de que existe una:
“Inflación de la información, dentro de un sistema de polución comunicativa
en donde todo el mundo se expresa, tiene algo que decir, afirmar, aportar, produce
que el público tenga dificultades a la hora de la criba, a la hora de establecer los
criterios que definan a la información y los efectos de la información” 110 . Esta
situación provoca, a la postre, “un oscurecimiento de la información y del valor que
de la información para el receptor” 111 .
Aquí se ve la necesidad de una figura mediadora entre el público y el medio
Internet, que actúe como guía y que sepa, más que seleccionar los contenidos,
orientar al público para que sea él mismo quien adquiera y maneje los criterios
oportunos para efectuar esa selección. ¿Es este el papel de los documentalistas
especializados en Internet? Sin duda que es necesaria una obra de educación del
público llevada a cabo por los documentalistas. Pero los periodistas también tienen
una función y una responsabilidad muy importante: en su modo de elaborar las
informaciones en Internet, deben hacerlo de tal manera que, por un lado,
aprovechen todos los recursos documentales y favorables al análisis que tiene la
Red y, por el otro, sepan hacerlo de tal manera que resulte positivo para que el
público pueda acceder a la información de manera sencilla y eficaz. Es decir, el
periodista digital tiene una función que ya tenía el periodista tradicional pero que
110
Serrano Oceja, Francisco José: Naturaleza ética de la Información... En Agejas, José Ángel y Serrano
Oceja, Francisco José: Op. Cit. P. 41. Vid. Wolton, Dominique.: Sobre la comunicación. Acento. Madrid,
1999.
111
Ibid.
95
ahora queda amplificada gracias a Internet: debe ser como un “hilo de Ariadna”
que vaya orientando al lector a través de las muchas posibilidades informativas y
documentales que se pueden presentar sobre un tema. Para ello, obviamente,
deberá estar capacitado para la selección y criba de esos recursos y además
deberá saber cómo hacérselos llegar con una significación adecuada al usuario.
Para esta tarea, necesitará la ayuda del documentalista, si bien él mismo deberá
tener conocimientos sobre documentación en Internet.
Es con esta perspectiva que hablamos de la necesidad de establecer unos
criterios de estudio de las páginas web católicas, y de presentar una selección de
aquellas que pueden considerarse de “inspiración católica”, como un recurso válido
para mejorar la calidad de la Información Religiosa sobre Catolicismo en Internet.
Antes, debemos conocer cómo funciona Internet desde el punto de vista de la
Documentación y de las Fuentes de Información y qué elementos la conforman.
Así, podremos sugerir criterios y elementos para efectuar el análisis de la calidad
informativa de los sitios web de inspiración católica.
En cualquier caso, conviene tener en cuenta lo que afirma el profesor
Aumente: “La adaptación de las nuevas tecnologías requiere un examen de los
valores y la ética que implican, y no solamente de las herramientas. El modo en
que los profesionales manejan esas herramientas y el impacto que ello tiene sobre
la condición humana –tanto de los comunicadores como de los que dependen de
una información precisa y completa en su vida diaria- requiere de mayor
atención” 112 . La fuerza de la calidad en la Información Religiosa (y generalista) en
112
Aumente, Jerome, en Arroyos Langa et alii: El Comunicador Digital. En Monografías de Ciencias
Sociales y de la Comunicación. Fundación Universitaria San Antonio. 1ª ed. Murcia, 2004.
96
Internet, estará en un replanteamiento ético profundo y no sólo en la asunción de
medidas técnicas y formativas concretas.
Internet se ha convertido en un fenómeno sociocultural cada vez más
influyente, en “una nueva forma de entender las comunicaciones que están
transformando el mundo”. Gracias a Internet, millones de personas pueden
acceder a “la mayor fuente de información que jamás ha existido”
113
,
produciéndose así un inacabable flujo comunicativo impensable en los otros
medios. La Red es parte integrante principal, e incluso podría hablarse de que
actualmente es el motor, de la denominada Sociedad de la Información,
concepto que W. Melody define como el tipo de sociedad que “ha llegado a
depender de unas complejas redes electrónicas de información y comunicación
y que asigna una parte principal de recursos a actividades de información y
comunicación” 114 .
La Sociedad de la Información se caracteriza por la revolución digital, que
según Escobar de la Serna, “no sólo permite multiplicar la cantidad, la calidad y
la velocidad de lo que transmite, sino que aumenta la capacidad de
comprensión y permite manejar cada vez más información en menos espacio, lo
que la convierte en un fabuloso mecanismo de distribución del poder” 115 . En
definitiva, Internet se ha convertido en “un instrumento básico de aceleración del
proceso de globalización” 116 . La información, gracias a Internet, se produce y
distribuye de forma mucho más rápido, contribuyendo al crecimiento constante
113
Flores y Arruti (2001). P. 45.
Citado por Serrano Oceja, Francisco José, en: Naturaleza ética de la Información Periodística:
horizontes interpretativos. En Aguejas, José Ángel y Serrano Oceja, Francisco José: Ética de la
Comunicación y de la Información. Ariel Comunicación. Barcelona, 2002. p. 40.
115
Luis Escobar de la Serna: Prólogo a Flores y Arruti (2001). P. XI.
116
Ibid.
114
97
de la información que caracteriza a este nuevo tipo de sociedad y que repercute
en una saturación de los contenidos que llegan al público, que no puede
incrementar su demanda al mismo nivel que la oferta 117 .
Como se ha escrito mucho sobre la aparición y el desarrollo de Internet y no
queremos sobrecargar este trabajo con datos históricos 118 , pasamos ya a
analizar sus características.
La Red es un “nuevo canal de comunicación de masas” 119 . Para los
profesores Jesús Flores y Alberto de Miguel Arruti, Internet es “una colección de
miles de ordenadores, conocida también como “superautopistas de la
información”. 120
Para Beatriz Correyero, se trata de "un sistema de información
automatizado e interactivo dotado de un gran potencial comunicativo que abre
un abanico ilimitado de oportunidades de acceso a la información y a la
cultura” 121 .
Mariano Cebrián la define como una nueva plataforma de la información, de
la política, de la economía, de la vida social, de la cultura que se ha convertido
en el paradigma de la nueva sociedad lo mismo que anteriormente lo fue el
campo respecto de la sociedad agraria, o las fábricas respecto de la sociedad
117
Serrano Oceja, Francisco José. Op. Cit. P. 40.
Cfr., entre otros: Flores y Arruti: Op. Cit.; Correvero Ruiz, Beatriz. En Arroyos Langa et alii: El
Comunicador Digital. En Monografías de Ciencias Sociales y de la Comunicación. Fundación
Universitaria San Antonio. 1ª ed. Murcia, 2004;
119
Flores y Arruti (2001). P. 45.
120
Ibid.
121
Correvero Ruiz, Beatriz. En Arroyos Langa et alii: El Comunicador Digital. En Monografías de
Ciencias Sociales y de la Comunicación. Fundación Universitaria San Antonio. 1ª ed. Murcia, 2004. P. 22.
118
98
industrial 122 .
Actualmente, existe discusión sobre si la Red de redes debe considerarse
como un medio de comunicación, como una tecnología o como un soporte 123 .
4.1.1. Características generales técnicas de Internet
Matizando a los profesores Flores y De Miguel y completando su
enumeración con otros autores, podemos señalar, de modo general, estas ocho
características técnicas generales de Internet:
a) Descentralización
Se refiere a la ausencia de un “controlador” oficial y único.
Internet es un conjunto de pequeñas redes dispersas por todo
el mundo, sin una administración central única.
b) Extensa difusión
La tecnología que hace posible Internet está cada vez más
extendida, lo que permite que un medio de comunicación
tenga una audiencia potencial de vastísimas dimensiones,
como antes era impensable, y al mínimo coste, ya que no son
122
123
Cebrián Herreros, Mariano: La radio en la convergencia multimedia. Gedisa. Barcelona, 2001. p. 21.
Correvero Ruiz, Beatriz. En Arroyos Langa et alii: Op. Cit. P. 24.
99
necesarios gastos de envío del producto, que antes suponían
cifras importantes en las cuentas de la prensa escrita, por
ejemplo. 124
c) Gran tamaño
Es el mayor conjunto de ordenadores interconectados de todo el mundo,
una auténtica “red” (en inglés, net)
d) Adaptabilidad
Internet tiene la habilidad de adaptarse continuamente a
nuevas circunstancias y necesidades del público y del
mercado.
e) Diversidad
La Red es un cajón de sastre en el que caben todo tipo de
emisores, receptores o usuarios, productores, equipos, etc.
una auténtica “red” (en inglés, net), con una audiencia
potencial que crece cada día, a medida que, en virtud de los
programas estatales e internacionales, se va superando el
fenómeno de la “brecha digital” y otros inconvenientes de tipo
técnico, social y económico.
f) Integración multimedia
Internet no sólo puede ofrecer contenidos y estructuras
diversas, sino que es capaz de integrarlas y convertirlas en un
124
Canga Larequi, Jesús; Coca García, César et alii: Diarios digitales. Apuntes sobre un Nuevo Medio.
Servicio Editorial de la Universidad del País Vasco. Bilbao, 2000. p. 21.
100
producto único y vivo. También es capaz de integrar a los
otros medios de comunicación (radio, televisión, prensa...) 125 .
g) Velocidad
El acceso a información reciente en Internet es mucho más
rápido que en cualquier otro medio, ya que la tecnología
permite la actualización constante de las páginas. Todo
depende de la voluntad del editor y de la capacidad del público
para localizar esa información. Este hecho fue notorio cuando
se desarrollaron los diarios digitales (tanto los ya existentes en
prensa escrita, como los surgidos específicamente en la Red),
que podían ofrecer un plus de actualidad al que no llegaban
los tradicionales. 126
h)
Gran espacio de almacenamiento 127 , casi inimaginable para los medios
anteriores.
Desde el punto de vista conceptual, la Red presenta también unos
rasgos revolucionarios: Internet tiene unas características propias que la
convierten, a los ojos de los estudiosos de la comunicación, en un nuevo
medio. A pesar de ser a veces un mero “contenedor” de otros ya existentes
(versiones digitales de publicaciones de prensa escrita, por ejemplo) y
125
Arasa, Daniel. Church Communications through Diocesan Websites. A Model of Analysis.Edusc.
Roma, 2008. p. 128.
126
Canga Larequi, Jesús; Coca García, César et alii: Diarios digitales. Apuntes sobre un Nuevo Medio.
Servicio Editorial de la Universidad del País Vasco. Bilbao, 2000. p.21.
127
Zamora, Rocío y García, Leonarda. En Arroyas Langa. Op. Cit. Pp. 196-197.
101
pudiera parecer un simple cambio de soporte
128
, su estructura
características y posibilidades hacen que la información llegue de manera
distinta a los destinatarios de cómo llegaba a través de los medios
tradicionales.
129
De este hecho deben ser conscientes los propios
periodistas y el público. Ambos grupos deben ser formados para utilizar
adecuadamente este medio.
Es responsabilidad de los dirigentes de las empresas periodísticas y de
los emprendedores en este campo, explorar y utilizar todos los recursos
que tiene la Red y que potencian sus capacidades. Especialmente
interesantes están siendo los desarrollos en cuanto a las posibilidades de
la interactividad, rasgo esencial de este nuevo medio.
4.1.2. Características conceptuales de Internet
Los rasgos y características conceptuales de la Red son aquellas que
constituyen a la Red en un nuevo medio y modo de comunicación y
pueden condensarse en los siguientes puntos:
1. Configuración de una nueva percepción e interpretación del mundo
“Los web-sites, que no sólo hablan sobre ciertos hechos y
situaciones, sino que contribuyen a la imagen general del mundo,
y a delinear el, en parte, nuevo paisaje de experiencias y de
128
129
Canga Larequi, Jesús; Coca García, César et alii: Op. Cit.. p. 16.
Ibid. p. 13.
102
valores dentro de los cuales nos movemos” 130 .
2. Diversificación: ya hemos aludido a este factor en las características
técnicas, pero obviamente tiene unas repercusiones conceptuales
muy importantes. Las audiencias –cada persona individual-, puede
elegir los contenidos que más convengan a sus intereses. Esto tiene
implicaciones novedosas en lo que se refiere a la atención que deben
poner los directivos de los media a los verdaderos intereses del
público, que también deben tener en cuenta que “casi siempre las
posibilidades de la tecnología van más allá del uso que se hace de
ella” 131
3.
Especialización: el público puede seleccionar los contenidos que
necesita de una manera más plural e individualizada. Para el profesor
Sánchez-Tabernero,
las
causas
fundamentales
de
esta
especialización, son: el desarrollo tecnológico (que, por otra parte,
también se está produciendo en otros medios, como la televisión
digital “a la carta”, por ejemplo) y el aumento de la competencia 132 , y,
desde luego, a la demanda del público 133 . Como expresa este autor,
“parece que definitivamente, hemos pasado del menú del día –la
misma oferta para todos, con escasas variaciones- a comer a la
carta” 134 . No obstante, el propio Sánchez-Tabernero constata que
existen bastantes productos generalistas que siguen resultando muy
130
Gianfranco Bettetini y Armado Fumagalli. Lo que queda de los medios. Eunsa, 2001.
Sánchez-Tabernero. Op. Cit. P. 17.
132
Sánchez-Tabernero, Alfonso: Los contenidos de los medios de comunicación. Calidad, rentabilidad y
competencia. Ediciones Deusto. Barcelona, 2008. P. 16 y 20.
133
Ibid. P. 20.
134
Ibid. P. 17.
131
103
atractivos para el público, algo que resulta notorio en Internet, donde
se hallan “millones” de productos especializados, “pero el 1% de los
portales más visitados y de los buscadores más empleados canaliza
más del 90% del tráfico en la red, y en cada país las versiones on-line
de
los
medios
generalistas
líderes
han
alcanzado
gran
popularidad” 135 . Por su parte, Rocío Zamora y Leonarda García
destacan la especialización informativa como una de las grandes
ventajas de Internet 136 .
2. Nuevo modo de expresión-lenguaje
El lenguaje y la codificación, son decisivos para que los medios
cumplan su función. Con Internet se ha producido el desarrollo del
lenguaje digital y del “hiperlenguaje”. Si, como expresan Bettetini y
Fumagalli, “el lenguaje es ya una forma de virtualización; la escritura
es ya una tecnología” 137 , Internet ha supuesto una vuelta de tuerca
en la capacidad “tecnológica” expresiva del hombre: Mientras que,
en general, los otros medios de comunicación masivos han tomado
como referencia inequívoca el lenguaje corriente, “de la calle”, si
acaso adaptándolo a sus circunstancias técnicas (como la radio, por
ejemplo), la Red está haciendo surgir nuevos modos de lenguaje
que integran a otros y se relacionan entre sí (hiperlenguaje). A este
respecto, Internet supone un reto a la codificación tradicional de los
medios por su vertiente audiovisual y las peculiares características
135
Ibid. P. 20. Cfr. Veloso, Claudio: Producción y edición de contenidos online. Prentice Hall, Buenos
Aires.
136
Arroyas Langa, Enrique: Op. Cit. Pp. 196-197.
137
ídem. 110.
104
del hipertexto, sistema de enlaces (hipervínculos), que abre a los
usuarios capacidades informativas y documentales impensables en
los media tradicionales, “democratizando” o popularizando la
documentación y las fuentes.
En definitiva, podemos decir que con Internet han surgido nuevas
posibilidades comunicativas, que resumimos a continuación:
i.
Actualización constante de los contenidos: esta
característica es una de las mayores ventajas de la
Red, desde el punto de vista comunicacional. Es el
cumplimiento de una vieja quimera de los medios de
comunicación, la simultaneidad de la información que
se ofrece con la realidad que la produce. Internet
ofrece los recursos técnicos necesarios y suficientes
para que, desde cualquier página o sitio web, pueda
realizarse una actualización de los contenidos en
cuestión de minutos. De esta manera, se produce un
hecho novedoso: la información queda abierta a
ulteriores ampliaciones por parte de los periodistas,
correcciones y enfoques, alterándose así el esquema
rígido de las informaciones de prensa, radio y
televisión, que quedan prefijadas una vez producidas.
ii.
Interactividad: esta vez, una quimera más bien de las
audiencias, que siempre han deseado tener una
105
comunicación directa y rápida con los redactores y
responsables de los medios, sobre todo para
comentar las noticias y ejercen el derecho de réplica.
Esa posibilidad, que hasta ahora se daba de manera
más lenta y unívoca, se convierte gracias a la Red en
un auténtico diálogo. Las informaciones pueden ser
comentadas al instante y obtener respuesta inmediata.
Esto no sólo afecta al derecho de réplica, sino que
puede ayudar a matizar la información, a ampliarla y
mejorarla, convirtiendo a su vez a los comentarios en
pistas indicativas para el redactor, si no en auténticas
fuentes. Según algunos autores, la interactividad
tiende a generar un tipo de usuario más informado y
más exigente, superadas las antiguas categorías de
lectores, oyentes o espectadores, forjadas durante la
existencia
de
la
comunicación
de
masas
unidireccional: “hoy, estos usuarios son capaces de
emitir sus quejas aún más fuerte, demandar más, y
transmitir su propia información de manera global a
millones de personas vía Internet” 138 . Esta capacidad
de ínter actuación supone una “cada vez menor
preocupación por el tiempo y el espacio, como indica
el mismo profesor Aumente: “la creencia de que
Internet es un lugar infinito de tiempo y espacio
ilimitados es un mito recordado regularmente por los
138
Aumente, Jerome. En Arroyos Langa et alii: El Comunicador Digital. En Monografías de Ciencias
Sociales y de la Comunicación. Fundación Universitaria San Antonio. 1ª ed. Murcia, 2004. P. 14.
106
usuarios
cuando
rechazan
los
sitios
web
139
. Esta
excesivamente cargados o voluminosos”
dimensión interactiva da a Internet un carácter abierto
y se basa en la información horizontal, permite que
sea el ciudadano quien tome las riendas de la
información dejando de ser un sujeto pasivo
140
.
Haremos algunas otras consideraciones sobre la
Interactividad al tratar de los elementos para el
análisis de páginas web.
iii.
Generación de un lenguaje propio, el digital, que
permite a los comunicadores establecer una relación
nueva
con
el
público,
al
que
pueden
servir
información de más calidad gracias a recursos como
el hipertexto, que abre posibilidades documentales
prometedoras.
La
integración
de
contenidos
audiovisuales con textuales y la interacción entre esos
elementos contribuye también a moldear un nuevo
tipo de relación del público con el medio, a través de
este nuevo modo de lenguaje, en el que se funden la
información, la funcionalidad y el atractivo estético.
iv.
Permite una gran diversificación en los contenidos
(por ejemplo, en un periódico digital: información,
servicios del tipo reserva de entradas, etc.) y otros,
139
140
Ibid. P. 14.
Arroyas Langa, Enrique. En Arroyos Langa et alii: Op. Cit. P. 36.
107
con el objetivo de captar a nuevos colectivos de
audiencia. Esto, que en los medios tradicionales
suponía un coste más o menos elevado, en la Red se
abarata considerablemente. 141
5.
-Capacidad de profundización, de alcanzar una mayor amplitud en el
análisis informativo 142 .
6.
Concisión.
7. Asistencia permanente de expertos o consultores.
A todas estas características, técnicas y comunicacionales, hay que
añadir una constante que subyace en ellas: el abaratamiento de los costes.
Es este un elemento decisivo que puede ayudar a las empresas de medios
de comunicación a decidirse a volcarse en Internet, aunque mantengan
sus productos en otros soportes. 143
Como
conclusión,
transcribimos
unas
líneas
del
profesor
estadounidense Aumente, que resumen muy sumaria pero elocuentemente,
las características y capacidades de Internet: “Internet se parece a un árbol
gigante con un sinfín de ramas que brotan en cada nación de nuestra tierra,
afectando profundamente a las formas de comunicación humana y a la
manera en la que los seres humanos recopilan, almacenan y diseminan la
141
Canga Larequi, Jesús; Coca García, Santiago et alii. Diarios digitales. Apuntes sobre un Nuevo Medio.
Servicio Editorial de la Universidad del País Vasco. Bilbao, 2000. P. 21.
142
Zmora, Rocío y García, Leonarda. En Arroyas Langa, Enrique. En Arroyos Langa et alii: Op. Cit. Pp.
196-197.
143
Canga Larequi, Jesús; Coca García, Santiago et alii. Diarios digitales. Apuntes sobre un Nuevo Medio.
Servicio Editorial de la Universidad del País Vasco. Bilbao, 2000. P. 22.
108
información” 144 .
4.1.3. Funciones y elementos comunicativos de Internet
Entre las distintas funciones comunicativas que ofrece la Red, pueden
señalarse:
a) Telnet
Es un servicio –hoy muy superado por el www, que permite la conexión
remota a Internet des un ordenador (A) a otro remoto (B). Permite hacer llegar
al ordenador A información, recursos informáticos y aplicaciones de B. Se suele
utilizar para consultar bancos de datos, como bibliotecas.
b) El correo electrónico o e-mail
Es la aplicación más difundida en la Red. Permite el envío de mensajes
(hoy día, textuales y audiovisuales) de una terminal a otra, de manera
prácticamente instantánea, mediante la aplicación de un sencillo protocolo
formado por el nombre del buzón receptor, el símbolo @ (que se lee arroba y
que equivale a la preposición inglesa at, “hacia”, “con destino a”); el nombre del
servidor en que se aloja el buzón y el dominio del país, institución, etc. Ejemplo:
[email protected] (dirección electrónica del servicio de Información del
Arzobispado de Madrid, donde infomadrid es el nombre del buzón destinatario;
@ indica que se trata de un mensaje hacia ese buzón virtual; planalfa indica el
144
Aumente, Jerome. En Arroyos Langa et alii: El Comunicador Digital. En Monografías de Ciencias
Sociales y de la Comunicación. Fundación Universitaria San Antonio. Murcia, 2004. P. 7
109
servidor en el que se aloja tal buzón y .es quiere decir el ámbito o domino en el
que se halla –en este caso, España-).
c) Los servicios de noticias y foros
Se trata de mecanismos de distribución de mensajes una fuente A una
multitud de usuarios interconectados. Estos tienen la posibilidad de
responder a A y de debatir entre todos. Los estudiaremos más a fondo en la
segunda parte de este trabajo.
d) El sistema de información World Wide Web (www), con sus estructuras
informativas fundamentales 145 :
-Páginas web.
-Sitios web.
-Portales.
e) Los servicios FTP
File Transfer Protocol (Protocolo de Transferencia de Archivos-FTP)
designa una serie de aplicaciones que posibilitan la transferencia de archivos
en la Red. Los clientes alojan datos en un servidor remoto.
f) Las listas de distribución
145
Veremos ampliamente estos elementos en el apartado: B-Internet como fuente documental: la Red y la
calidad informativa.
110
Posibilitan la distribución de contenidos entre los miembros de grupos o
suscriptores, generalmente vía e-mail.
g) Los recursos de búsqueda y recuperación de la información (buscadores,
directorios...)
En cuanto a la recuperación de la información, Internet ofrece amplias
posibilidades al profesional de la información: puede ser un recurso de
búsqueda, un medio para comunicarse con personas e instituciones,
actuar como soporte para la información (es decir, convertirse ella misma
en medio de comunicación)... también puede servir al periodista para
tomar el pulso de la opinión y del sentir de los públicos a través de foros y
otros instrumentos participativos. Vamos a analizar cada uno de éstos
aspectos.
Desde el punto de vista de la Documentación, con Internet el espacio ya
no es un límite. La Red permite que, tanto el acceso como la localización se
efectúen de un modo muy sencillo (al menos en teoría). Los medios digitales
ofrecen una oferta global de bases de datos, información y recuperación de
documentos, al menos en apariencia
146
. Decimos que, al menos en
apariencia, porque existe una Internet oculta, compuesta por datos no
indexados en buscadores (por ejemplo, por estar alojados en sitos web de
acceso restringido), que cuyo conocimiento puede resultar sumamente
interesante tanto para documentalistas como para periodistas. Conocer y
146
Aumente, Jerome. En Arroyas Langa, Enrieque: Op. Cit. P. 16.
111
manejar esa red entra dentro de la habilidad, el tiempo y los recursos de que
disponga el profesional 147 .
Sistemas de recuperación de la información
Una de las principales ventajas de Internet es que permite a los usuarios
acceder a una gran cantidad de información. Pero esto genera un problema
importante: el acceso a una parcela determinada de esa información. En
definitiva, lo sistemas de recuperación de la información –los recursos
documentales- resultan decisivos.
Para los profesores Flores y Arruti, lo interesante al estudiar los sistemas de
recuperación de información que ofrece la Red, es ver “cómo una información
recuperada se transforma en verdadero conocimiento” 148 .
Internet es, pues, un sistema de información que está caracterizado por los
procesos de recuperación y gestión de esa información, que determinan
absolutamente su funcionalidad. Dependerá de esos procesos el éxito o el
fracaso de la utilidad de Internet. No sucedía así necesariamente con los medios
tradicionales: cuando leemos un periódico o escuchamos la radio no
necesariamente seleccionamos los contenidos de acuerdo con algún dato o
información concreta que deseemos hallar. Pero en Internet, casi todas las
visitas que se efectúan a páginas web, o son redireccionadas desde un
buscador o bien lo han sido en un primer acceso.
147
Salazar García, Idoia: Internet como fuente de información. análisis de la Red profunda y su utilidad
periodística. Tesis doctoral. USP-CEU. 26-06-03. Cfr. Salazar García, Idoia: Las profundidades de
Internet. Trea. Gijón, 2005.
148
Flores y Miguel Arruti (2001). P. XVI.
112
Antes de detenernos más en los sistemas de recuperación de datos que
posibilita Internet, debemos aclarar el marco general: el sistema de información
(SI). Siguiendo a los profesores, Flores y De Miguel Arruti, comprendemos que
un SI es “un conjunto de procesos que permiten ejecutar una transferencia de
información a los usuarios” que recurren a ella” 149 . Para Amando de Miguel 150 ,
un SI es “un conjunto de elementos, ordenadamente relacionados entre sí, que
aporta al sistema objeto, es decir, a la organización a la cual sirve y le marca
directrices de funcionamiento, la información necesaria para el cumplimiento de
sus fines, para lo cual tendrá que recoger, procesar y almacenar la información,
facilitando la recuperación de la misma”.
De estas definiciones deducimos algunas características que son aplicables a
todo SI, pero especialmente a Internet:
1ª) Un SI –y, por lo tanto, Internet-, no es un fin en sí mismo, sino que se trata
de un instrumento cuya finalidad es transmitir información útil a los usuarios y
tendrá sentido sólo si cumple con este objetivo.
2ª) Se constituye de una serie de elementos que interactúan y en algunos
casos son interdependientes: es decir, un SI no es un ente monolítico y aislado
y tiene siempre múltiples variables (aplicación a Internet: los variados elementos
que la posibilitan, como por ejemplo, el software, hardware, otros elementos
técnicos y de diseño, el lenguaje, la codificación, etc. 151 . Esta pluralidad de
componentes supone una necesidad de integración y coordinación de los
149
150
Ibid. P. 4.
Amando de Miguel: Derecho a la información frente al derecho a la intimidad. I.N.E. Madrid, 1983.
113
mismos 152 .
3ª) Para cumplir ese objetivo de transmitir información útil a los usuarios,
deberá poner en juego todos los elementos que integran el sistema y que
acabamos de reseñar, de manera que la recuperación de la información se haga
de manera eficaz. Este es, precisamente, la piedra miliar de Internet: la Red es
un vasto espacio en el que campan datos de todo tipo. Que el sistema sea
capaz de cribar esos datos y presentar al usuario sólo aquellos que le resulten
auténticamente útiles es uno de los retos más importantes de Internet.
El gran potencial que tiene Internet para crear información, almacenarla y
distribuirla “no estará completo sin el soporte de potentes herramientas para la
búsqueda, localización y acceso a dicha información” 153 .
Modos generales de recuperación de la información
Existen dos modos o tipos básicos y generales de recuperación de la
información 154 :
a) Estructurada:
Aquella que se basa en concatenaciones lógicas a través de un lenguaje
artificial con sintaxis, vocabularios restringidos y claves. Este tipo de recursos de
151
Las máquinas (hardware y software), los procesos, las personas y los documentos, son los cuatro
bloques de elementos que tiene siempre un sistema de información, según el profesor de la escuela de
negocios Evade, Alfons Cornellá. Cit. en Flores y De Miguel Arruti (2001).
152
Adolfo Santodomingo Garachana: Las empresas en el mercado de la información. En la revista Telos,
nº 23. Fundesco. Madrid, 1995.
153
Flores y De Miguel Arruti (2001). P. 9.
114
búsqueda suelen ser muy concretos y se aplican a campos muy especializados.
Los términos utilizados para efectuar la búsqueda son considerados literalmente,
sin ningún tipo de alteración. Este tipo de sistemas de búsqueda suele estar
limitado a los datos de categoría alfanumérica.
Este tipo de búsquedas nacen del principio matemático booleano (se
caracterizan porque dan a cada palabra un tratamiento numérico) y eran las que
tradicionalmente se venían aplicando en los SRI. Vamos a ver algunos de sus
inconvenientes, sobre todo teniendo en cuenta las características de Internet y
de su público, que explican Flores y De Miguel Arruti 155 :
-Su uso no es intuitivo ni sencillo, dos requisitos que buscan cada vez más
los usuarios de la Red.
-Son sistemas incapaces de ofrecer listas según el orden de relevancia de los
resultados.
-Los usuarios tienen que conocer los términos exactos que buscan, cosa que
no siempre sucede.
-No se tiene en cuenta el fenómeno de la polisemia en el término buscado, lo
que puede alterar sustancialmente la corrección de los resultados ofrecidos.
b) Sistemas de Acceso Inteligentes:
154
155
Ibid. P. 12.
Ibid. P. 15.
115
Estos sistemas emplean un lenguaje natural, no condicionado por la
literalidad y establecen relaciones inductivas entre diferentes datos. Es cierto
que es una búsqueda indeterminada, parcial e incompleta, como dicen Flores y
De Miguel, y puede conducir a errores. Sin embargo es mucho más versátil y
ofrece posibilidades a la hora de mostrar resultados que las búsquedas
estructuradas no pueden exponer. Son los más empleados en Internet. Van más
allá de las palabras como meros elementos aislados que se van concatenando:
consideran su papel en la “construcción principal de bloques de significado” 156 .
Se basan también, en su mayoría, en principios estadísticos y de probabilidad.
Vamos a verlos más a fondo a continuación.
“El rápido crecimiento de la World Wide Web ha introducido un amplio
abanico de “maquinarias de búsqueda”, difícilmente diferenciales, aparición de
índices Webs y Directorios, que lo único que han logrado es confundir más el
mercado de acceso a la información.
En ese sentido, se hace necesaria una comprensión casi exacta de las
capacidades y limitaciones del espectro de técnicas de recuperación existentes,
y que, cada vez más, se hacen necesarias en muchos sectores empresariales,
pero sobre todo en el entorno de los medios de comunicación, como primeros
fabricantes de información” 157 .
La primera gran posibilidad que ofrece Internet a los periodistas y,
probablemente, su faceta más empleada por éstos, es su uso como fuente
documental. La red dispone de una cantidad ingente de información contenida
156
157
Ibid. P. 16.
Ibid. P. 10.
116
en servidores, sitios web, páginas, portales, etc. Todos estos datos se
encuentran dispersos en el ciberespacio pero es posible acceder a ellos de una
manera relativamente ordenada.
Con tal fin existen lo que convenimos en llamar recursos de búsqueda. Éstos
permiten al internauta acceder a los sitios, páginas, etc. que contienen
información
relacionada
con
un
tema
determinado.
Dentro
de
ellos
distinguiremos varios tipos, atendiendo sobre todo, a la manera que tienen de
exponer los contenidos a que se refieren y a su capacidad de indización.
Recursos de búsqueda en Internet
En primer lugar, debemos atender a la clase de datos que estamos buscando.
Si se trata de información general, o concreta pero de ámbito público, nos
bastará con los recursos generales o habituales: tales son los motores de
búsqueda (buscadores, directorios...) con los que se accede a archivos abiertos
en el ciberespacio. Pero si lo que deseamos es acceder a informaciones muy
específicas o de un ámbito concreto y delimitado, cuyo acceso está restringido
al público general, tendremos que entrar en las bases de datos de instituciones
y organismos (recursos delimitados). Sin embargo es muy posible que para
lograr ese acceso tengamos que emplear los recursos generales o habituales
(por ejemplo, podríamos tener que localizar esa institución en un buscador para
ponernos en contacto con ella). Como la solicitud de recursos delimitados será
muy circunstancial y no muy frecuente, vamos a centrarnos en los recursos
generales o habituales.
117
No obstante, antes de pasar a ver los recursos de búsqueda en la Red,
tenemos que decir unas palabras sobre la búsqueda por deducción 158 . Este
método quizás sea el más sencillo de practicar y explicar pero está al alcance
de internautas que tienen ya práctica en el manejo de Internet. Consiste en ir
probando distintas marcaciones en el registro http, para ver si damos con la
página adecuada. Por ejemplo, si buscamos una institución oficial (el Ministerio
de Economía de España, v.gr.), podemos deducir que la terminación del sitio
será .es o .gov, que son los dominios correspondientes a España y a los
gobiernos. Para obtener el nombre del sitio, aplicaremos la deducción.
Motores de búsqueda
Los primeros instrumentos de búsqueda en Internet a disposición del gran
público nacen a principios de los años 90 del siglo XX. Eran los llamados
crawlers o worms (gusanos). El año 1994 supuso un hito en la historia de
Internet, ya que apareció Yahoo, un gran directorio que contenía por aquel
entonces más de 200.000 páginas web, ordenadas en forma de índice 159 .
El poder documental de Internet está catalizado, actualmente, por los
motores de búsqueda. Éstos son sistemas informáticos que indizan los archivos
que están almacenados en los servidores. El sistema de indización se basa en
palabras clave, que provocan como resultado una lista de enlaces a sitios web
que contienen esos términos. Son sistemas que resultan útiles cuando no se
sabe con exactitud dónde hallar tal o cual información 160 y para hacer
búsquedas mezclando conceptos (por ejemplo: libros+medicina+corazón).
158
159
Ibid. Pp. 66-67.
Ibid. P. 16.
118
Prestan atención a las posibilidades semánticas de una formulación, lo que
aumenta las posibilidades de relevancia al exponer resultados.
A pesar de su base común, puede hacerse la siguiente distinción entre los
motores de búsqueda:
1. Buscadores
Son robots que desarrollan diferentes funciones y tareas de tipo
documental, como organizar una base de datos con los contenidos colgantes
del ciberespacio, almacenarlos y clasificarlos según su relevancia. Se utilizan
cuando no se tiene una idea clara de dónde hallar la información deseada 161 .
Hay varios tipos:
a) Buscadores jerárquicos, genéricos o Spiders: se basan en un
programa de tipo spider (inglés: araña), que exploran los sitios web. Con la
información recopilada por esta araña, otro programa construye la base de
datos, mientras que el usuario accede a la gestión de esa base de datos
(protocolos de búsqueda) a través de otro software al que accede vía Internet
desde su unidad computerizada.
Lo específico de estos buscadores es el sistema spider, que recopila
información sobre los contenidos de las páginas que están colgadas en la red.
Cuando el usuario introduce una o varias palabras clave en la pantalla del
160
161
Ibid. P. 66.
Ibid. P. 66.
119
buscador, se produce una consulta a la base de datos mediante el programa de
gestión, que produce una lista de resultados (todos ellos hiperenlaces),
ordenada según su relevancia (adecuación porcentual del dato hallado con el
dato solicitado). Los buscadores, según su capacidad, pueden almacenar bien
sólo la página de entrada o portada o bien todas las páginas del sitio web. El
papel del programa araña es revisar cada cierto tiempo el ciberespacio, con el
fin de actualizar la base de datos del buscador, tarea de la que se encargará el
programa de gestión de la misma. Ésta es la razón de que en muchas
ocasiones los resultados que ofrecen los buscadores no estén actualizados.
Hay que tener en cuenta que este tipo de buscadores (en el que se enmarcan
los más populares y utilizados por el público, como Google, MSN Search,
Altavista...) ofrece un modo de publicidad que le permite continuar siendo un
servicio gratuito: ofrecen un bono que permite al cliente aparecer en las
primeras páginas de resultados (obviamente, siempre que la relevancia sea lo
suficientemente elevada).
b) Buscadores verticales: son buscadores especializados en un
sector concreto de la información (p. ej.: religión). Su gran ventaja con respecto
a los buscadores generales o jerárquicos es que permite analizar la información
más a fondo, disponer de resultados más actualizados por tener que indexar un
número menor de datos y ofrecer al usuario herramientas de búsqueda más
sofisticadas y acordes con las características del sector específico en el que el
internauta se mueve.
120
En realidad, estos buscadores también utilizan un programa del tipo spider,
pero ciñen su exploración de la red a un número más limitado de páginas sobre
un tema concreto, lo que ayuda a generar un índice especializado.
c) Metabuscadores: un metabuscador es un 'buscador de
buscadores'. Es un motor de búsqueda como los anteriores pero con la
particularidad de que utiliza como base de datos las de los otros buscadores. Es
un buscador compuesto por varios motores de búsqueda e incluso índices 162 . El
resultado del protocolo de búsqueda en esta modalidad de motor será una
combinación de las páginas con más relevancia que suministra cada buscador
en los que rastrea este programa. El número de resultados ofrecido será mucho
mayor que en el caso de los buscadores comunes y además cuentan con la
ventaja de mostrar la posición de relevancia de cada página en los buscadores
en los que se ha explorado con un índice numérico, dato que no tiene por qué
coincidir de un buscador a otro, dando así lugar a que el periodista o usuario
pueda cotejar distintas visiones en la exposición de resultados.
No obstante las ventajas de los metabuscadores, éstos tienen algún
inconveniente, sobre todo en el campo sintáctico, ya que no distinguen entre los
diferentes modos de expresión aplicados al protocolo de búsqueda empleados
por cada buscador. Esto puede dar lugar a errores y omisiones. A veces resulta
dudoso el criterio de ordenación de los resultados aplicado por los
metabuscadores y suelen tardar más tiempo que los motores normales, al tener
que explorar varias listas de datos.
Ejemplos
de
metabuscadores:
www.vivisimo.com,
www.ixquick.com,
121
www.buscamultiple.com (en español); www.search.com, www.metacrawler.
d) Buscadores de portal: son los motores de búsqueda desarrollados
para encontrar información dentro de un sitio específico, portal o página de
Internet. Son programas gestores de información (bases de datos) pero mucho
más sencillos que los demás buscadores. Sólo trabajan en su ámbito específico
del ciberespacio.
Muchas páginas web y sitios suelen incorporar, junto con su propio buscador
de portal, otro para explorar la red, que es siempre un enlace a alguno de los
buscadores genéricos o metabuscadores.
2. Directorios
Los directorios son estructuras simples de gestión de datos. No se apoyan en
programas spider. Se trata de simples bases de datos que trabajan con
algoritmos mucho más sencillos que los buscadores; no exploran el
ciberespacio ni almacenan y clasifican páginas web. Trabajan con la información
que se les ha suministrado por parte de los sitios colgados en la red en el
momento de su registro.
Una característica principal de los directorios es que la información aparece
clasificada según categorías, lo que facilita la búsqueda de datos sobre temas
determinados (política, cultura, religión, deporte, ocio...) Por lo tanto, más que
atender a los datos concretos contenidos en una página, establece las páginas
162
P
Flores y Arruti (2001) P. 66.
122
según su determinada temática. Se estructuran, pues, como “árboles de
información”, como los índices analíticos de los libros, donde las clasificaciones
genéricas se dividen en otras más específicas 163 . Los directorios no suponen un
gran desembolso en recursos técnicos e informáticos, aunque sí necesitan
atención y mantenimiento humanos. Sus contenidos son revisados por equipos
humanos y su tecnología es barata y sencilla. Requieren una “solicitud activa”
por parte de los propietarios de los sitios web que quieren aparecer reflejados
en él 164 .
Ejemplos de directorios son: www.buscarportal.com, los antiguos directorios
de Terra (Olé) y Yahoo (actualmente son buscadores jerárquicos, aunque
Yahoo
mantiene,
además,
su
viejo
directorio),
www.cuervoblanco.com,
www.historiasiglo20.org...
3. Sistemas híbridos
Es el caso que apuntábamos con Yahoo y Terra. Se trata de motores de
búsqueda genéricos pero que presentan también directorios con catalogación
de
páginas
web
según
temas.
Ejemplo:
www.yahoo.com
(español:
www.yahoo.es).
Junto a la anterior clasificación, también conviene tener en cuenta los
principios fundamentales que están guiando el diseño de los motores en la
industria y que podemos resumir a estos dos:
163
164
Flores y De Miguel Arruti (2001). P. 16-17.
Ibid. P. 17.
123
Principio estadístico y principio del conocimiento como base.
Principio estadístico:
Es la utilización de análisis de términos y sus relaciones para la confección
de listas de documentos. Es un sistema que se ha desarrollado bastante en la
actualidad.
Dentro de este método suelen darse prácticas diversas:
a.1.) Frecuencia:
Consiste en medir la frecuencia con que se repite un término. En lenguaje
técnico se denomina recuperación asociativa 165 .
a.2.) Criterios de distancia y posición:
Medición de la distancia entre las palabras de la posición que ocupa dentro
de un documento.
a.3.) Concurrencia:
Este método se fija en el contexto en el que se halla el término o los términos
consultados. Busca palabras relacionadas estadísticamente con las del origen
de la consulta.
124
a.4.) Generación de perfiles o vectores de documentos o consultas:
Es un método más complicado que combina secuencias de palabras y
caracteres y calcula similitudes.
Para resumir las ventajas y limitaciones de estos métodos de recuperación de
la información, transcribimos un párrafo de la obra de Flores y Arruti (2001):
“Las metodologías de búsqueda estadística han aumentado nuevas
e importantes capacidades a los sistemas de recuperación textual y
libera a los usuarios de los impedimentos del lenguaje de consulta
formal y de las relaciones de cadenas de caracteres booleanas exactas.
La mayoría de los métodos estadísticos dirigen la recuperación textual
a un nivel de palabra, y algunos métodos estadísticos complejos
pueden también introducir un factor contextual dentro de la ecuación de
la recuperación. Es importante entender que las relaciones estadísticas
entre palabras no son, en ellas mismas, relaciones conceptuales.
Aunque un análisis estadístico es un importante avance en la tecnología
de acceso a la información, no es suficiente para manejarse con toda la
riqueza y ambigüedad inherente en el lenguaje humano” 166 .
b) Principio del conocimiento como base:
La aplicación de este principio busca información relevante mediante la
relación de referencias externas con los términos de la ecuación (por ejemplo,
sinónimos).
165
166
Flores y Arruti (2001). P. 18.
Ídem. P. 19.
125
Dentro de estos métodos existe la posibilidad de que los propios usuarios
relacionen los términos de la ecuación de búsqueda con otros que aparecerán
desde ese momento cuando se vuelva a repetir la misma búsqueda.
Criterios de evaluación de los Sistemas de Recuperación de Información (SRI)
La literatura técnica sobre los SRI y su eficacia es abundante pero, en
general, consiste en un material muy abstracto y tecnificado o bien se halla
estancado en un marco teórico y subjetivo, resultando a la postre muy poco útil
e incluso confuso para los usuarios de Internet 167 . Para solucionar esta situación,
los profesores Flores y De Miguel Arruti proponen afrontar el tema desde dos
enfoques:
Evaluación de las necesidades reales que ha de afrontar un SRI
1. Análisis del entorno en el que debe operar el sistema para determinar si se
ha de emplear una recuperación de datos estructurada o de tipo inteligente.
2. Estudio de las necesidades del público para ver los tipos de búsqueda que
le interesan.
Análisis de los procesos de ejecución del SRI.
Aquí habrá que tener en cuenta factores como el tiempo de respuesta desde
que se pide una búsqueda hasta que se da la solución, la capacidad de tener en
126
cuenta datos de todo tipo (textuales, alfanuméricos, visuales, audiovisuales y
combinados), la forma en que se ofrece la respuesta y su relevancia (precisión
de la respuesta).
Uno de los problemas más importantes a la hora de acceder y consultar en
Internet es el de la ‘intranet oculta’, es decir, el magno universo de datos,
contenidos, y elementos que no se hallan indexados en ningún buscador. Esto
puede darse por varias razones:
-Bien porque quienes elaboran las páginas que ofrecen los datos no han
solicitado su indización a los buscadores.
-Bien porque se trata de datos que aparecen dentro de secciones
secundarias de páginas sí indexadas.
-Bien por la incapacidad del buscador o porque se hallan bloqueados por los
responsables del sistema de recuperación de información.
Sobre este problema, es especialmente interesante el estudio llevado a cabo
por Idoia Salazar en su tesis doctoral: Internet como fuente de información.
Análisis de la Red profunda y su utilidad periodística, posteriormente editada
como libro con el título: Las profundidades de Internet 168 . En este trabajo, la
autora estudia lo que denomina esa “red profunda” o el “Internet invisible” 169 .
Salazar ofrece un manual claro y sencillo para entender esa parte de la Red y
aprender a utilizarla como instrumento documental.
167
168
Flore y De Miguel Arruti: (2001). P. 11.
Idoia Salazar: Las profundidades de Internet. Trea. Gijón, 2005.
127
Los programas de tipo spider tienen el inconveniente de que no registran
toda la web, sino sólo aquella parte que está guardada en las bases de datos de
esos programas. 170 Precisamente, la rapidez con que los programas spider y los
demás buscadores al uso en Internet ofrecen sus datos, es una señal de que no
son capaces de rastrear toda la Red, pues si lo hicieran, tal búsqueda supondría
una inversión de tiempo mucho mayor. 171
Además, las arañas y los demás motores de búsqueda tienen otro
inconveniente: están diseñados para indexar texto simple, de manera que
cuando se buscan datos fuera de este formato, pueden ser presentar
dificultades. Los profesores Flores y De Miguel Arruti recuerdan que buena parte
de la información que actualmente se encuentra en Internet es de tipo visual
(imágenes fijas) o audiovisual (vídeos) y que incluso pueden darse
frecuentemente combinaciones de todos estos tipos de datos, por lo que los
motores de búsqueda pueden llegar a dar resultados infructuosos. 172 .
Un elemento fundamental: la relevancia
Existe en la ciencia de la documentación y en los sistemas de recuperación
de información un concepto importantísimo: el de la relevancia. Este concepto
se refiere a la adecuación entre los resultados vertidos por un SRI y la
necesidad real de información del usuario solicitante de esa información.
169
Ibid. Pp. 63-88.
Ibid: P. 47.
171
Ibid. P. 59.
172
Ibid. P. 11. Cfr. Salazar, Idoia: Op. Cit. Pp. 59-60.
170
128
En general, se distinguen dos tipos de relevancia 173 :
Relevancia formal: cuando los resultados ofrecidos se corresponden con la
ecuación de búsqueda planteada.
Relevancia conceptual o semántica: cuando hay una correspondencia de
significado entre el dato solicitado y la información recuperada y presentada por
el sistema.
En realidad, lo que se plantea es un problema real para la funcionalidad de
Internet. Un problema que, como veremos, hace necesaria la mediación del
periodista, cuando de lo que se trata es de obtener información sobre los
hechos y acontecimientos de la realidad.
Según los profesores Flores y De Miguel Arruti, existe un desfase entre las
necesidades reales de información que tienen los públicos que acceden a la
Red y los resultados ofrecidos por los recursos de búsqueda que en ella se
alojan:
“Los internautas van a ir descubriendo (…) que lo que consiguen es,
frecuentemente, también irrelevante semánticamente, es decir que no
les sirve para resolver la necesidad de información que tenían, porque
confunden la información de lo que desean obtener con lo que
realmente preguntan. Los grandes depósitos de información que
constituyen Internet no sirven de nada si no se les interroga
adecuadamente, pero tampoco sirven de nada si quien pregunta no
P
173
Ibid. P. 20-21.g
129
sabe realmente cuál es el problema que quiere resolver buscando
información”. (…) Ninguna de las dos relevancias garantiza que el
documento en cuestión responda al problema real del usuario que, por
otra parte, puede que incluso no conozca bien”.
174
Después de leer atentamente el anterior texto, deducimos algunas razones
de la incapacidad de los usuarios para recuperar correctamente la información
pueden ser:
1-
La falta de cultura general.
2-
El desconocimiento técnico sobre los SRI y la falta de práctica en su
uso.
3-
El desconocimiento de lo que realmente se busca.
4-
El desconocimiento de la formulación léxica adecuada de la
ecuación de búsqueda.
5-
La incapacidad de seleccionar un resultado entre los miles que llega
a ofrecer un buscador, de acuerdo con su relevancia (adecuación a la petición
original).
Donde no llegan los buscadores: la Red oculta 175
Tal y como explican las profesoras Jiménez Piano y Ortiz Repiso 176 , en la Red
pueden encontrarse diversos servicios especializados útiles para acceder a ciertos
174
Flores y De Miguel Arruti: (2001). P. 21.
Ver Jiménez Piano, Marina y Ortiz-Repiso Jiménez, Virginia: Evaluación y calidad de sedes web.
Ediciones Trea. Gijón, 2007. P. 110-114. Cfr. Salazar García, Idoia: Internet como fuente de información.
175
130
tipos de documentos o protocolos: por ejemplo, en la búsqueda de personas o
instituciones, empresas, datos de contacto como teléfonos, e-mails..., o en
software y ficheros 177 .
La web invisible o de profundidad se constituye con estos elementos. Jill
Ellsworth denominó “invisible” la parte de Internet que no es accesible a los
motores de búsqueda convencionales 178 . Por su parte, Bergman 179 prefiere
referirse a ella como “web de profundidad”. Según este autor, esta porción de la
Red de redes es 500 veces mayor que la web de superficie: contiene 550 billones
de documentos individuales (la Internet de superficie tendía “solo” un billón) y
200.000 sitios web, aproximadamente. Además, su crecimiento es más rápido que
la de superficie.
Según, Codina 180 , hay varias razones que explican la existencia de estos
contenidos ocultos. El primero tiene que ver con la configuración de los motores,
que fueron diseñados para leer e identificar exclusivamente formatos HTML, por lo
que no pueden rastrear el resto. No obstante, según ha aumentado la demanda de
los usuarios, los motores están cada vez más capacitados para recuperar un
mayor número de formatos.
análisis de la Red profunda y su utilidad periodística. Tesis doctoral. USP-CEU. 26-06-03 y Las
profundidades de Internet. Trea. Gijón, 2005.
176
Jiménez Piano, Marina y Ortiz-Repiso Jiménez, Virginia: Op. Cit. P. 110.
177
Algunos ejemplos:: www.nedsite.nl/search/people.htm; www.e-mailgids.net;
www.whowhere.lycos.com; www.anywho.com.
178
Ellsworth, Jill: Education on the Internet: A Hands-on Book of Ideas, Resources, Projects, and Advice.
Sams Indianapolis, IN, USA. 1994. Cit.: Jiménez Piano, Marina y Ortiz-Repiso, Virginia: Op. Cit. P. 112
179
Bergman, Michael K.: White Paper: The Deep Web: Surfacing Hidden Value. En: The Journal of
Electronic Publishing. Volume 7, Issue 1, August, 2001. Accesible en:
http://quod.lib.umich.edu/cgi/t/text/idx/j/jep/3336451.0007.104/--white-paper-the-deep-web-surfacinghidden-value?rgn=main;view=fulltext
180
Codina, Lluís: Internet invisible y web semántica: ¿el futuro de los sistemas de información en
línea?.En: Revista Tradumàtica
131
La segunda razón es que muchas páginas contienen referencias recabadas
de bases de datos, pero en su portada no enlazan con esas bases de datos, que
quedan ocultas. Otro motivo es que los creadores de esas páginas no desean su
indización y disponen de sistemas para eludir el rastro de los motores de búsqueda.
Por otra parte, también pueden existir múltiples tipos de barreras técnicas que
impiden que esos sitios de Internet puedan ser localizados. Así, Sherman y Price
afirman que se trata de:
“Páginas textuales, ficheros u otra información fidedigna, a menudo de alta
calidad, disponible en el World Wide Web, que los motores de búsqueda no
pueden, debido a limitaciones técnicas, o no podrán, por elección deliberada,
añadir a sus índices de páginas web” 181 .
Jiménez Piano y Ortiz-Repiso hablan de distintos modos de invisibilidad:
“-web opaca, debida a la falta de profundidad de la indización, a la frecuencia
de esta o a la posibilidad de que la URL esté desconectada.
-web privada, la protegida por contraseñas, con protocolos de exclusión de
robots o etiquetas noindex que impiden indizar el cuerpo del documento.
Traducció i Technologies de la Informació i la Comunicació Número 2 : La Documentació : Novembre
2003.
.181 Sherman, Chris y Price, Gary: The invisible web : uncovering sources search engines can't see. En
Library Trends, 2003, v. 52, no 2, Pp. 282-298. Cfr.·Jiménez Piano, Marina y Ortiz-Repiso Jiménez,
Virginia: Op. Cit. P. 142.
132
-verdadera web invisible, que incluye desde otros formatos (PDF, postscript,
etc.), a los ficheros comprimidos, las imágenes o las bases de datos” 182 .
Sherman y Price, por su parte, distinguen cuatro tipos de invisibilidad: web
opaca, web privada, web propietaria y web propiamente invisible 183 , mientras que
Bergman establece la siguiente tipología 184 :
-Bases de datos temáticas, como las bases de datos médicas o los registros
de patentes.
-Sedes internas, bases de datos de páginas internas de grandes sedes
creadas dinámicamente.
-publicaciones, bases de datos de los artículos en curso o archivados.
-ventas y subastas
-clasificados
-portales, sedes genéricas que incluyen más de una de estas categorías en
bases de datos.
-bibliotecas, fondos internos recuperables, sobre todo de bibliotecas
universitarias.
-páginas amarillas y blancas, guías de empresas y personas
-calculadoras que pueden incluir datos componentes para calcular resultados
(hipotecas, los diccionarios o los traductores de lenguas).
-Empleo, motor de búsqueda de empleo.
-mensajes o chats
182
Jiménez Piano, Marina y Ortiz-Repiso Jiménez, Virginia: Op. Cit. P.: 113.
133
-búsqueda general, motores de búsqueda más relevantes.
Conclusión
Como conclusión a todo este apartado referido a los Sistemas de
Recuperación de Información en Internet, citamos unas palabras de los
profesores Alberto de Miguel Arruti y Jesús Flores Vivar: “El mayor valor
añadido que aportan los motores a la hora de buscar consiste probablemente en
hacerlo utilizando un lenguaje natural. Lo que los usuarios quieren por encima
de todo, a la hora de efectuar una búsqueda, es poder teclear en lenguaje
normal, de uso diario y corriente. No se quiere oír hablar de los operadores
booleanos” 185 . En definitiva, lo que buscan tanto profesionales como público es
la sencillez y la claridad, algo que no siempre son capaces de ofrecer los
actuales sistemas de recuperación de la información.
No vamos a prestar más atención a Internet como recurso de recuperación
de información, ya que nuestro trabajo se centra en el análisis de las páginas
web
De todas formas, observamos que los buscadores ni son perfectos ni muchas
veces pueden responder eficazmente al cien por cien a las peticiones de los
usuarios. Esto denota la conveniencia de que exista quien sea capaz de ayudar a
los públicos a acceder a la información que es de su interés y apunta a la figura del
periodista y comunicador como mediador capacitado entre esa información
contenida en la Red y el público receptor. En cualquier caso, resulta necesaria la
183
184
Sherman, Chris y Price, Gary: Op. Cit. Pp. 282-298.
Bergman, Michael K.: Op. Cit.
134
formación, tanto de profesionales como de público, para que puedan hacer frente a
estos sistemas de búsqueda, cada cual según sus necesidades particulares.
185
Ídem. P. 17.
135
4.2. La web como fuente informativa: elementos fundamentales
Para la realización del estudio de los sitios web católicos, lo primero que
debemos tener en cuenta es identificar los diversos elementos que conforman y
entran en juego en Internet, y seleccionar aquellos que se den en los sitios web de
información católica. Esto supone desechar, de entrada, toda forma de
comunicación de tipo personal y exclusivo, como el correo electrónico y las
comunicaciones privadas mediante Internet. Estas formas pueden ser muy útiles
como medio de comunicación entre la fuente y el periodista, pero no atiende al tipo
de relación que establecen las páginas y sitios web; no pueden ser considerados
documentos de referencia y no entran, pues, en nuestro estudio.
Lo primero que habrá de tenerse en cuenta es que no podemos centrarnos
en todos los elementos ni prestar a todos la misma atención, pues nos desviaría de
nuestro propósito y haría difuso nuestro estudio Así pues, trataremos, sobre todo,
de aquellos que, a nuestro juicio, más tienen que ver con la calidad informativa y
documental, aunque nos refiramos, de pasada, a otros aspectos.
Los elementos que hemos de estudiar se pueden agrupar en tres bloques: el
soporte que supone Internet y el ordenador para la información; los tipos de
documentos a los que podemos acceder a través de la Red y los componentes
principales que conforman estos documentos. Tras este análisis, estaremos en
disposición de elaborar criterios, que plasmaremos en una ficha, para acometer
136
un estudio detallado de los sitios de inspiración católica en Internet y seleccionar
los más adecuados para la consulta por parte de informadores y usuarios.
En definitiva, se trata de fijarse en los elementos con que nos encontramos
en Internet y cómo interactúan. Una vez hecho esto, podremos observar
detenidamente cómo se dan esos elementos e interacciones en los sitios web
católicos.
4.2.1. El soporte
En primer lugar, hemos de considerar el soporte de Internet. Este soporte
tiene dos niveles: uno, el físico, es el ordenador. El otro, se trata de lo que
denominamos “marco digital”.
a) El soporte físico de Internet
El ordenador es el elemento primordial en que se basa Internet. Su desarrollo
y el de programas cada vez más capaces, han sido las claves del desarrollo de la
Red. Este medio e instrumento electrónico se convierte también en un medio de
comunicación, desde que es la terminal de consulta de los contenidos informativos
y documentales de Internet. Se trata de un medio a la vez semejante y distinto de
los soportes tradicionales y tiene características comunes con ellos, a la vez que
peculiaridades específicas:
137
-El ordenador tiene la capacidad de actuar como los soportes tradicionales:
es capaz de reproducir textos, imágenes y audio, al modo de la prensa escrita, la
radio y la televisión.
-Pero al mismo tiempo, se distingue de los medios tradicionales en que puede
integrar todos esos soportes e interrelacionarlos, gracias al desarrollo del software
que, además es sumamente versátil, gratuito y fácil de obtener y de utilizar. Puede
parecer que el medio con el que el ordenador puede tener más características
comunes es la televisión, sobre todo porque pueden hallarse correspondencias en
cuanto al modo y lenguaje de la comunicación que se establece entre emisor y
receptor. Efectivamente, en ambos medios, el modo de acceso a los contenidos es
visual, a través de una pantalla. Sin embargo, las posibilidades comunicativas del
ordenador, realizadas y potenciadas por los programas informáticos, sobrepasan a
todas las aspiraciones de la televisión convencional; y si es verdad que la
televisión interactiva puede asemejarse en sus prestaciones a los ordenadores, es
porque aquella se basa en los principios tecnológicos y conceptuales que primero
se han realizado en estos.
-Por otra parte, el ordenador y el software disponible para Internet cambian
sustancialmente la naturaleza del receptor de la información 186 , que pasa de ser un
elemento pasivo, como en los medios tradicionales, a convertirse en un agente
implicado directamente en el proceso informativo, con capacidad de respuesta
inmediata (feedback) o para interactuar con el emisor en la misma información. Los
internautas utilizan los recursos de hardware (teclado, ratón) y de software
(programas) para realizar esta interacción con el emisor. De hecho, este cambio en
186
Gómez Diago, Gloria: tres criterios para evaluar la calidad informativa en Internet: credibilidad,
cobertura, novedad. Artículo en Global Media Journal Edición Iberoamericana. Vol. 2, nº 4. p.1.
138
el receptor también supone un cambio en el emisor, que se ve obligado a
componer las informaciones de un modo diferente al tradicional, teniendo en
cuenta dos cosas: una, que lo que está haciendo con su exposición es abrir un
diálogo y no una narración unilateral; y dos, que el tipo de redacción debe
adaptarse al lenguaje hipertextual, con sus características y exigencias.
b) El “marco digital” virtual
Entendemos por “marco” o “entorno” digital” virtual el escenario virtual en el
que se producen las operaciones e interacción entre el medio emisor y el receptor.
Es, en definitiva, lo que el usuario “ve” en la pantalla de su ordenador y abarca los
sitios web, su estructura y diseño. Es el soporte virtual que transmite la información
y permite la interacción entre el usuario y los distintos elementos de la página.
Dependiendo de su diseño y recursos, la calidad informativa se verá afectada
positiva o negativamente. Es en este campo donde se juega algo tan importante
como la idoneidad y calidad de la página como recurso documental, en la medida
en que la disposición de los distintos elementos, hiperenlaces, etc.
Gracias al desarrollo del software, este entorno digital es el que posibilita la
exposición de elementos tanto textuales como audiovisuales y su interrelación,
combinación, integración y mixtura. Los diseñadores web deben prestar especial
atención a cómo son presentados los accesos a los distintos recursos, para que
sean claros, fáciles de manejar y eficaces. Estos accesos, sobre todo cuando se
trata de hiperenlaces, juegan un papel fundamental en la capacidad documental
del sitio web. Por ello, los responsables de los medios digitales deben también
prestar una especial atención a la supervisión del diseño de su sitio web.
139
El estudio de este marco digital es, pues, necesario para calibrar la utilidad de
una página de Internet como fuente informativa.
4.2.2. Documentos y fuentes presentes en Internet
Por otro lado, tenemos que considerar los distintos tipos de documentos que
vamos a encontrarnos en Internet. Por “documento” entendemos toda unidad de
información coherente, comprensible (esto es, expresada en un lenguaje natural),
acotada y registrada en un soporte válido 187 .
En nuestra opinión, son las funciones comunicativas de Internet (que
veíamos en el apartado anterior) las que generan los documentos web factibles de
ser considerados como fuentes informativas o documentales (técnicamente,
hablaríamos de “soporte” de las fuentes). La razón es general y obvia: todo
documento que se genera en y para Internet contiene información. 188 Todos los
documentos vertidos en Internet son posibles fuentes informativas, con el común
denominador de su constitución digital, marcada por el soporte, que les da unas
características especiales, como hemos visto al tratar del soporte.
187
El Diccionario de la Real Academia Española (DRAE) define “documento” como el “diploma, carta,
relación u otro escrito que ilustra acerca de algún hecho, principalmente de los históricos”, y como
“escrito en que constan datos fidedignos o susceptibles de ser empleados como tales para probar algo”. En
nuestra opinión, estas dos definiciones apuntan ya a una concepción del documento como fuente
informativa.
188
Excluimos de nuestra noción de “documento” a los que generan los programas para gestión de la Red,
que contienen exclusivamente códigos para su procesamiento por el ordenador o por el programador o
técnico.
140
4.2.3. Características de los documentos de Internet
Podemos condensar las características típicas de los documentos digitales en
las siguientes:
-Virtualidad
-Versatilidad y flexibilidad: los documentos no son rígidos, permiten cambios
rápidos dentro de ellos mismos y pasar de un documento a otro, mediante los
hiperenlaces. El texto puede combinarse y dar paso a la imagen fija o en
movimiento.
-Interconexión: podría considerarse que, en realidad, Internet es un gran
documento compuesto por una infinitud de documentos interconectados. Esta
visión, no obstante, puede ser algo simplista, ya que no existe una interconexión
absoluta entre todos los documentos que residen en la Red por lo que
mencionamos anteriormente de la web, si bien recoge el testimonio de la gran
capacidad de interconexión que tiene el medio.
Pero también hay entre los documentos, al margen de sus características
comunes, numerosas diferencias que pueden determinar su tipología como fuentes.
Por ejemplo, La naturaleza del documento (privada o pública) afectará a sus
características como fuente de información:
a) Documentos de naturaleza privada:
141
Son todos aquellos que no están abiertos a la consulta pública. Pueden ser de dos
tipos:
a.1.-Comunicaciones privadas entre un usuario emisor y otro un receptor
Son aquellos documentos que contienen información restringida entre un
usuario emisor y otro receptor. Es el caso de las cuentas de correo electrónico
(correo-e, traducción del anglicismo técnico e-mail) y otros recursos como la
mensajería instantánea entre dos ordenadores conectados en red (si bien este
último recurso no puede considerarse de Internet). Este tipo de relación, sobre
todo mediante correo-e puede darse entre el periodista y una fuente de confianza y
puede servir también para introducir nuevas fuentes que el periodista deberá
comprobar adecuadamente.
a.2.-Documentos restringidos a unos pocos usuarios receptores
Son aquellos que están protegidos mediante claves y, por tanto, dirigidos
a un público muy restringido. Pueden ser documentos alojados en organismos
estatales, empresariales, etc., a los que el periodista puede acceder en virtud
de acuerdos previos con la fuente en cuestión.
b) Documentos de naturaleza pública
Se trata de los que son expuestos en la Red de manera pública. Esta
categoría documental puede dar lugar a una amplísima tipología de fuentes:
oficiales y no oficiales, fuentes compiladoras, indizadoras y enciclopédicas...
142
Generalmente, están al alcance de los periodistas y del público en general,
aunque los informadores debieran conocer estos documentos de manera
amplia y ser capaces de acceder a ellos y discriminar los mejores.
Asimismo, nos encontramos con otras tipologías que pueden ser
aplicadas a los documentos de la Red y que coinciden con las diversas
clasificaciones que se han dado para las fuentes informativas y documentales,
que no pasamos a detallar por habernos referido antes a ellas.
4.2.4. Elementos y estructura de las fuentes
Pueden destacarse diversos elementos que componen los documentos de
Internet.
A- Elementos visuales: son todos aquellos que consisten en imágenes fijas o
en movimiento, signos y símbolos, elementos gráficos y de diseño, etc.
B- Elementos textuales: los textos que pueden leerse en la página web, bien
como contenido específico, bien como información referente a la propia
página.
C- Elementos hipertextuales: es el hipertexto propiamente dicho. Lo
segregamos de los elementos textuales ya que su naturaleza,
características y función lo hacen intrínsecamente diferente.
143
Estructura
Para Canga y Coca, los disquetes y el CD ROM no pueden ser considerados
antecedentes de los periódicos digitales, pues son simples cambios de soporte,
pero en los que se mantiene el mismo formato que en la edición impresa 189 . De
aquí deducimos un primer rasgo o criterio para el análisis de las fuentes accesibles
desde Internet: el formato. Este, ¿presenta innovaciones considerables,
aprovecha las posibilidades técnicas y estéticas del medio Internet o, por el
contrario, no es más que un mero volcado de contenidos? Del formato dependen
otros rasgos fundamentales de las fuentes de Internet, como son la utilidad y la
funcionalidad, la estética, etc.
El formato de Internet -permite personalizar los contenidos de manera muy
concreta e individualizada, mediante el hipertexto, herramienta que permite leer de
forma lineal y a la vez recurrir a información colateral, ampliada, etc., mediante
enlaces virtuales por palabras o expresiones que actúan como palabras clave. Así
pues, el hipertexto abre posibilidades inauditas para el lector de Internet , desde el
punto de vista documental y abre también un campo inmenso para los periodistas
y todo aquel que necesite documentación sobre un tema. El hipertexto es como
una puerta que conduce a otras puertas, en un circuito de información de
dimensiones vastísimas. Sus posibilidades superan con creces a la oferta
informativa que podían dar los medios de comunicación convencionales (prensa,
radio y televisión y cine), ya que permite ampliar la información casi ad infinitud y
enlazar unos medios con otros. “La existencia del hipertexto, si se explota
189 189
Canga Larequi, Jesús; Coca García, César et alii: Diarios digitales. Apuntos sobre un Nuevo Medio.
Servicio Editorial de la Universidad del País Vasco. P. 24.
144
debidamente en todas sus posibilidades, debe alterar la forma de escribir para este
nuevo medio que ha surgido en la red”. 190 -
4.2.5. Los contenidos y el lenguaje de Internet
Bettetini y Fumagalli han estudiado a fondo la cuestión de los contenidos en
Internet 191 .
Junto con todas las características que hemos visto, conviene detenerse a
considerar el nuevo medio y lenguaje que Internet está aportando al mundo de la
comunicación.
4.2.5.1. El lenguaje de Internet
Hay un elemento que es esencial a la comunicación periodística: el texto. Sea
en la prensa escrita, sea en los medios audiovisuales, siempre es necesario
referirse al texto como base fundamental sobre el que se construye el mensaje.
Esto es así incluso en la televisión y el cine, en los cuales el referente textual es
también esencial, incluso en aquellas producciones experimentales que quisieran
deshacerse absolutamente de la palabra, ya que se necesitará, al menos, elaborar
un guión literario y técnico un guión. Puede decirse que la escritura es la base
para todos los desarrollos posteriores de la comunicación 192 .
El profesor Martínez Albertos afirma que:
190
Ibid. P. 26.
Bettetini, Gianfranco y Fumagalli, A.: Lo que queda de los medios. Ideas para una ética de la
comunicación. EUNSA. Pamplona, 2001. Pp. 29-41.
191
145
“A medida que se profesionalizó el oficio de periodista, los
emisores fueron creando las normas para la elaboración de unos
mensajes en los que estuviera desterrada la ambigüedad. La lucha
secular de los periodistas por conseguir sus propias señas de identidad
estilística en el campo literario es, en realidad, la lucha por la conquista
del mensaje semántico; es decir, el mensaje en el que los signos están
perfectamente normalizados y se combinan entre sí de acuerdo con una
sintaxis rígidamente establecida” 193 .
Por su parte, Concepción Edo, explica que el lenguaje periodístico nació
como un subproducto literario que:
“Pasa después por una serie de cambios que le irán otorgando las
singularidades que mantiene ahora –que no son exactas a las del
pasado, ni tampoco a las del futuro próximo- y que todavía no se han
cerrado ni se llegarán a cerrar” 194 .
Partiendo de estas ideas, resulta interesante contemplar la Historia y
evolución del Periodismo teniendo en cuenta el lenguaje textual y cotejar cómo se
ha desarrollado este a lo largo de esa historia. Cada medio de comunicación ha
supuesto un estadio nuevo en ese desarrollo, adaptándolo según sus
características y necesidades propias, pero manteniéndose fiel a la esencia del
mismo. La aparición sucesiva de la prensa escrita, la radio y la televisión ha
generado una evolución en la tipología de la comunicación verbal periodística. Así,
192
Moreno Martín (2001). P. 86, pár. 6.
José Luis Martínez Albertos. El periodismo en el siglo XXI: más allá del rumor y por encima del
caos”, en Estudios sobre el mensaje periodístico, nº 5, Universidad Complutense de Madrid, 1999.
194
Concha Edo (2000). P. 15.
193
146
la mayoría de los autores diferencian el periodismo escrito del radiofónico y del
televisivo, cada uno con su propio lenguaje particular 195 . Queda pues patente la
influencia que los soportes han ejercido siempre en los contenidos. Pero es que
incluso la aparición y desarrollo de los soportes se ha producido por influencia de
los contenidos –así piensa, v.gr., el periodista de la Agencia EFE Fernando
Moreno Martín 196 - en la búsqueda de nuevos medios que ayudaran mejor a que
llegara el mensaje.
Nosotros nos inclinamos por la idea de que el lenguaje periodístico es, en
esencia, uno solo pero tiene múltiples modalidades; pensamos así porque creemos
que hay un sustrato base o común denominador en la manera de comunicar de
todos los medios de comunicación, sean del tipo que sean; unas reglas básicas
basadas en algunos criterios que se consideran comunes a todo tipo de
periodismo, tales como la claridad, la concisión, la corrección y ciertos niveles de
expresividad. Estos elementos se van clarificando con el desarrollo de la prensa
escrita 197 y pasarán también a la radiofónica y televisual.
Pues si las ondas y las pantallas de televisión motivaron sendas
adaptaciones del lenguaje periodístico –que no vamos a tratar ahora porque tal
cuestión ocuparía demasiado espacio- 198 , las pantallas de los PCs y los cables de
fibra óptica han supuesto una auténtica revolución. Internet ha traído la gran
novedad del hipertexto, con las grandes posibilidades que se derivan de él y,
además, tiene la capacidad de unificar los distintos lenguajes periodísticos –escrito,
195
Cocha Edo (2000). P. 18.
Moreno Martín, Fernando. El tratamiento de la información en el medio digital. En: García Jiménez,
Antonio y Rupérez Rubio, Paloma (2007). P. 86, pár. 2.
197
José Luis Martínez Albertos (1991 a), p. 203.
198
Puede consultarse una impresión general sobre los subtipos del lenguaje periodístico en Concha Edo
(2000), pp. 19-32.
196
147
radiofónico y audiovisual- en uno sólo. El desarrollo técnico posibilita la
convergencia de todos los elementos –escritura, reproducción de sonidos e
imágenes en movimiento- en un mismo soporte, lo que supone el surgimiento de
un multi medio de comunicación con su propio lenguaje “plural, unificador y
multimedia, que va a ser imprescindible para un elevado porcentaje de periodistas
en todo el mundo”. 199 En el medio digital, la influencia es enorme sobre el
contenido y el mensaje gracias a sus características (que enumeramos más abajo):
“Las técnicas digitales han supuesto una completa revolución en la producción,
transmisión y almacenamiento de la información” 200 .
Precisamente, el papel de los periodistas en la configuración del nuevo
lenguaje multimedia va a ser fundamental, si quieren aprovechar este nuevo medio
y establecerse como los necesarios intermediarios que posibiliten el acceso de los
públicos a la información a través de Internet. Así lo entiende la profesora Edo:
“En estos momentos de cambios tecnológicos es especialmente
importante delimitar las dimensiones de este lenguaje y las señas de
identidad
del
periodismo,
para
contrarrestar
la
invasión
de
informaciones –sucedáneos de la información periodística- que no
están hechas por los profesionales de la prensa y que llenan cada día
tantos portales y páginas web en las pantallas del ordenador, del
teléfono móvil y, muy pronto, de la televisión”. 201
En definitiva, queremos poner de manifiesto la capacidad unificadora de los
distintos lenguajes de la comunicación que posee Internet, dando lugar incluso a
199
200
Concha Edo (2000). P. 18.
Díaz Noci, Javier (2001), citado en Moreno Martín (2001). P. 86, pár. 5.
148
un nuevo metalenguaje que deben dominar necesariamente los profesionales de la
comunicación, si quieren ser protagonistas de los procesos comunicativos e
informativos en el nuevo medio.
Ahora bien, cabe preguntarse: ¿este nuevo lenguaje que ha generado la Red,
es simplemente la suma de los demás lenguajes periodísticos, o supone la
aparición y desarrollo de un lenguaje auténticamente nuevo? Para la profesora
Edo, la base sobre la que se establecen todos los demás tipos de lenguaje
periodístico es el lenguaje del periodismo escrito. . 202
Este lenguaje, según
Eduardo Verón, el lenguaje de la prensa escrita se basa en la codificación
mediante series visuales:
-“La serie visual lingüística, es decir el habla en transcripción gráfica
(lenguaje escrito).
-La serie visual paralingüística, que comprende un conjunto de
variaciones que cumplen, en los medios masivos impresos, un papel
análogo a las variaciones sonoras paralingüísticas en la comunicación
interpersonal: la bastardilla, que indica énfasis, los titulares y su tamaño, la
disposición espacial, etc., son recursos gráficos para dar importancia y en
general cualifican un texto de muy diversa manera, al modo que en el tono
de voz, el volumen del timbre, etc., cualifican los mensajes verbales.
201
202
Concha Edo (2000). P. 16.
Concha Edo (2000). P. 20.
149
-Las series visuales no-lingüísticas, a saber, imágenes, fotografías,
dibujos, color, etc. 203
Por el desarrollo actual de Internet, sus características y posibilidades, así
como por la esencia eminentemente visual del tipo de cultura en el que nos
desenvolvemos hoy día, pudiera parecer que son los contenidos audio-gráficovisuales los que logran captar principal y primeramente la atención de los usuarios.
Sin embargo, resulta curioso constatar que lo primero a lo que recurren quienes
consultan contenidos informativos en Internet es a los llamados textos noticiosos,
esto es, a titulares, sumarios, lids). Solamente después de recurrir a estas
estructuras escritas acceden a los contenidos gráficos, fotográficos y audiovisuales.
Curiosamente, parece que la atención en Internet se capta más por el texto que
por los demás elementos audio-gráfico-visuales. Justo al contrario de lo que
sucede en la prensa escrita 204 .
Esto nos debe hacer pensar sobre lo que ya hemos dicho: el lenguaje
periodístico es uno sólo, aunque es verdad que mutable según el medio. Además,
ese lenguaje tiene –y creemos que siempre tendrá- como base el lenguaje escrito,
pues es la expresión visual y el código de la expresión mental racional del ser
humano. Dejando claro este aspecto, podemos abordar la cuestión antes
esbozada: ¿es el lenguaje de Internet una nueva evolución del lenguaje
periodístico o no es más que la suma y combinación de los anteriores lenguajes?
203
204
Eduardo Verón (1969). Pp. 146-147.
Concha Edo (2000). P. 14.
150
Vamos a ver las características y elementos del lenguaje digital y modo de
comunicar, para poder verificar su novedad y alcance 205 :
A-Características:
1) Las posibilidades que ofrece el hipertexto.
2) La unificación de los otros lenguajes periodísticos en uno sólo.
3) Uso de todos los soportes existentes, hecho que posibilita esa
unificación.
4) Profundidad.
5) Multilateralidad.
6) Interactividad.
7) Inmediatez.
8) Posibilidad de alteración del mensaje sobre la marcha.
B-elementos:
a) El hipertexto:
Puede decirse que esta es la base de la comunicación en Internet. Por un
lado, se corresponde con la formulación y codificación del lenguaje escrito pero,
por otro, establece un nuevo modo de relacionarse con el texto. No es secuencial,
se basa en el establecimiento de relaciones: mediante enlaces (links) incluidos en
el texto principal, en el que aparecen marcados aunque con la codificación oculta,
es posible acceder a archivos interconectados que están almacenados por
205
En esta clasificación, como en la que sigue, seguimos a la profesora Concha Edo (2000). P. 18 y a
Moreno Martín (2001). P. 86, pár. 4.
151
separado, de manera inmediata, sin tener que someterse a las eternas némesis
del Periodismo: la falta de espacio y de tiempo 206 .
Podemos definir el hiperexto como un tipo de texto electrónico y un modo de
edición, que suponen una lectura no secuencial. Se trata de un conjunto de textos
conectados entre sí mediante vínculos que permiten la elección del orden de
lectura por parte del usuario. Según Isidro Canals 207 , es un sistema cuya esencia
es la capacidad asociativa entre piezas de información, por lo que algunos autores
lo han llamado AIMS: Associative Information Management Systems.
La web se define sustancialmente como un sistema hipertexto multimedia,
nacido de la confluencia de la teoría sobre el hipertexto y las redes de ordenadores.
(…) la web no habría sido posible sin la existencia de los lenguajes de marcado de
documentos, que permitieron de un modo muy sencillo la relación entre las partes
de un mismo documento y entre distintos documentos.
Como explica Enrique Arroyas, realmente el hipertexto no tiene entidad si no
es en relación con la actitud del lector, que puede usarlo o no, y de una manera u
otra: “es el resultado de una serie de decisiones que toma el lector. Un texto se
convierte en virtual cuando gracias a un soporte digital su lectura es creativa, se
bifurca en múltiples senderos según las decisiones de un lector concreto (…). La
hipertextualización, esencia de la comunicación digital, multiplica los significados y
enriquece la lectura. (…) De este modo, el lector estructura los elementos de la
pantalla, actualiza los recorridos, interviene en el proceso comunicativo. La lectura
206
Concha Edo (2000). Pp. 28 y 29.
Canals, Isidro: Significado y tendencias de los sistemas hipertextos. En Encuentros sobre bases de
datos en administración pública. Ministerio para las Administraciones Públicas. Madrid, 1992.
207
152
se convierte en escritura 208 . En definitiva, como el propio profesor Arroyas expone,
“es el hombre y no la máquina quien da forma a la cultura a partir de la experiencia
vital. Por eso el hipertexto digital (un verdadero sistema interactivo que conecta
todas las formas de expresión humana) está en la mente del hombre antes que en
el ordenador” 209 .
Por lo tanto, el hipertexto depende de la capacidad y voluntad del lector digita,
que gracias a él puede adquirir profundidad en su información y formación, e
incluso responder, gracias a la interactividad creciente del medio. Como también
explica el profesor Arroyas, “Internet es una zona de producción intelectual. El
receptor se convierte en autor de contenidos 210 ”. Esto, a la postre, redunda en una
mayor calidad en la información y, como resultado, en el vínculo social de los
receptores: “Puesto que tiene más información a su alcance, el ciudadano tiene
menos motivos para desentenderse de ella y menos excusas para no enterarse de
lo que pasa” 211 .
Especialmente relevante es que el hipertexto ofrece grandes posibilidades
para integrar información y documentación. Se produce el fenómeno de la
interrelación de datos e incluso de noticias enteras y se crea un background que
ayuda al periodista y al usuario profano a contextualizar los datos de primer
acceso 212 .
208
En Arroyas Langa et alii: El Comunicador Digital. En Monografías de Ciencias Sociales y de la
Comunicación. Fundación Universitaria San Antonio. 1ª ed. Murcia, 2004. P. 55.
209
Ibid. P. 59.
210
Ibid. P. 56.
211
Ibi.
212
Aquellos que están disponibles primero en el sitio web (en portada o primeras páginas).
153
La clave para que el hipertexto funcione adecuadamente y cumpla su objeto
es el enlace. Los enlaces “deben estar integrados en una secuencia lógica y
accesible, jerarquizada o basada en la asociación de ideas, que invite a completar
el recorrido previamente estructurado por el periodista con todas las facetas que se
conocen hasta ese momento del acontecimiento relatado, y con referencias
visibles al índice general para poder elegir el aspecto en el que se desea
profundizar” 213 .
Concluimos que puede considerarse que, en realidad, el de Internet es un
lenguaje múltiple pero que se fusiona y cuyos varios elementos se interrelacionan
e interactúan. Por eso, puede hablarse de un nuevo tipo de lenguaje, en la medida
en que supone una nueva codificación, un modo diferente de llegar a la audiencia,
que establece una nueva relación entre la actualidad, la noticia –e incluso el autor
de la misma, por la interactividad- y el público.
4.2.5.2. Los contenidos
El origen de los contenidos –su procedencia- en Internet puede ser variado y
tiene mucha importancia a la hora de seleccionar las fuentes más adecuadas,
como veremos más adelante.
En un principio, en los comienzos del ciberperiodismo, los contenidos que se
volcaban en la red procedían, en su mayoría, de publicaciones previamente
213
Concha Edo (2000). P. 32, pár. 1.
154
existentes en papel 214 . Sin embargo, a medida que se han ido desarrollando los
cibermedios y los empresarios de la comunicación han apostado por los formatos
de Internet, los contenidos han pasado a ser elaborados específicamente para el
nuevo medio.
Así, pues, actualmente podemos encontrarnos contenidos de diferente
procedencia en la Red:
-Contenidos de elaboración propia
-Los que proceden de otros medios de comunicación como especialización
de un determinado producto informativo o de entretenimiento 215 .
Las páginas y sitios web:
Existe una discusión sobre la conveniencia de denominar sitios, páginas o
sedes web a la unidad más común de contenido que se puede hallar en Internet. 216
No vamos a detenernos en este punto, ya que nos parece fuera de lugar respecto
al tema de nuestro estudio, si bien diremos que nosotros tomaremos los tres
términos indistintamente, por más que algunos autores encuentren matices y
diferencias entre una denominación u otra.
En definitiva, un sitio web o de Internet, es la unidad mínima de contenido
coherente que puede hallarse en la Red. Es el campo de integración de los
214
Salaverría, Ramón (coord.): Cibermedios. El impacto de internet en los medios de comunicación en
España. Comunicación Social, ediciones y publicaciones. Sevilla, 2005. P. 43.
215
Sánchez-Tabernero, Alfonso: Op. Cit. P. 24.
216
Vid. Jiménez Piano, Marina y Ortiz-Repiso Jiménez, Virginia: Evaluación y calidad de sedes web.
Ediciones Trea. Gijón, 2007.
155
distintos elementos (texto, audiovisuales, hipertextuales), con un propósito
unificador. Las páginas web suelen tener una temática única o guía y se componen
de varias pantallas (también se puede decir que un sitio web se compone de varias
páginas, si tomamos el primer término para definir un conjunto de pantallas
relacionadas entre sí.)
En cuanto a la tipología de las sedes, páginas o sitios web, existe una gran
pluralidad, ya que los recursos técnicos permiten su configuración según criterios y
necesidades personales. Así, pueden hallarse en la Red páginas personales,
institucionales, pertenecientes a medios de comunicación on-line (cibermedios)...
No obstante, pensamos que se puede distinguir fácilmente entre tres subtipos de
formato claramente diferenciados y en los que se dan casi todas las temáticas:
sitios convencionales, cibermedios, portales y bitácoras (weblogs).
Por sitios web convencionales entendemos las páginas web unitarias, bien
personales, bien temáticas, que se gestionan a través de un webmaster, a las que
se accede a través de una dirección web (www.ejemplo.com).
Los portales:
Por otra parte, nos encontramos con páginas web que, en realidad, son un
“almacén” de otras webs y que contienen enlaces a recursos y sitios externos: son
los portales de Internet. Podemos definirlos de una manera sencilla como la
concentración de servicios y productos en una misma página web, dando al
156
usuario “los servicios más comunes en Internet en un solo lugar”217 . Aparecen para
hacer frente a la dispersión de la “selva digital”. 218 Intentan facilitar la búsqueda de
información ofreciéndola de forma más ordenada y lógica. Son una concentración
de productos y servicios diversos en una misma página web, ofreciendo al usuario
las mayores posibilidades de satisfacción a sus necesidades. Ofrecen servicios
diversos y variados. Diferencia entre páginas web y portal: este ofrece los mismos
servicios de las webs tradicionales (contenidos, herramientas, etc.), de forma
integrada, personalizada e interactiva.
Los portales son los nuevos “gate-keepers” a través de los cuales se filtran y
seleccionan los contenidos informativos ofrecidos por la Red. Son los sites [sic] de
paso casi obligatorio para poder acceder a potentes buscadores y a informaciones
y servicios de especial relevancia. También son los hipermercados virtuales a
donde acude el usuario para abastecerse de aquellos productos y servicios que
precisa para sus principales necesidades profesionales o personales.
Pero la razón fundamental de que se haya apostado por esta “organización
de la información” es, sobre todo, económica: la generación de tráfico y visitas se
traduce inmediatamente en inversión publicitaria, 219 ). De hecho, los portales
surgieron en EEUU hacia mediados de la década de los 90 como una estrategia
empresarial para la captación de clientes y publicidad, con el ofrecimiento de unos
productos y servicios que garanticen la fidelización de los usuarios 220 . No en vano,
como en otros aspectos de la vida económica y empresarial, en las sociedades
217
Pérez, Ricardo: Los portales de Internet. Abc. 8 de noviembre de 1998. Citado en Flores Vivar y
Arruti, Alberto Miguel: Op. Cit. P. 146.
218
Esteve Ramírez, Francisco: Los portales verticales: nuevas fuentes de información especializada. En
Losada Vázquez, Ángel y Esteve Ramírez (eds.): Las relaciones noticiables-fuentes-autores. Servicio de
Publicaciones de la Universidad Pontificia de Salamanca. Salamanca, 2003. P. 100.
219
Cfr. Flores Vivar y Arruti, Alberto Miguel: Op. Cit. p. 146.
157
desarrolladas se ha dado una especialización de las ofertas y, como consecuencia,
una fragmentación del consumo
221
(aunque la segmentación de la oferta,
pensamos, tiene su leit motiv en los estudios de marketing que detectaron las
preferencias “fragmentadas” de las audiencias). Su origen ha de buscarse en los
motores de búsqueda que facilitaban la navegación por la red, los pioneros fueron
Yahoo, Altavista y Netscape 222 .
Su objetivo fundamental es fidelizar el mayor número de visitantes para
captar amplias cuotas de publicidad que generen importantes recursos
económicos a través de compras virtuales. 223 El funcionamiento de los portales
viene dado por un desarrollo tecnológico que, unido a la competencia creciente
entre los media y a un mayor hábito y capacidad de elección por parte de los
públicos, han propiciado la máxima especialización y segmentación de los
medios 224 .
Objetivos de los portales 225 :
a)
Ofrecer una amplia gama de servicios que satisfaga el mayor
número de necesidades de los usuarios, logrando una mayor
cuota de visitantes.
220
Jiménez Piano, Marina y Ortiz-Repiso Jiménez, Virginia: Op. Cit. 100-101.
Sánchez Tabernero, Alfonso. Op. Cit. p. 14.
222
Flores Vivar y Arrute, Alberto Miguel: Op. Cit. p. 146.
223
Esteve Ramírez, Francisco: Los portales verticales: nuevas fuentes de información especializada. En
Losada Vázquez, Ángel y Esteve Ramírez (eds.): Las relaciones noticiables-fuentes-autores. Servicio de
Publicaciones de la Universidad Pontificia de Salamanca. Salamanca, 2003. P.102.
224
Sánchez Tabernero, Alfonso. Op. Cit. p. 16.
225
Ibid.
221
158
b)
Conseguir un alto grado de fidelización de sus usuarios,
haciendo casi necesario el paso por el portal, de manera que
este sea el medio ordinario de entrada en Internet.
c)
Captar la mayor cuota de publicidad mediante banners.
d)
Canalizar a través del portal el mayor número de compras
virtuales
Tipología:
a) Generalistas (horizontales): fueron los primeros. Ofrecían una amplia
gama de contenidos para una generalidad de usuarios. Se han mantenido
con éxito a pesar de la aparición y desarrollo de los temáticos.
226
De
hecho, existe una simbiosis entre los dos tipos de portales. Es previsible
que los portales generalistas se conviertan en canales de distribución de
los especializados: los primeros controlarán a los usuarios y los segundos
los contenidos y servicios.
227
b) Temáticos o especializados (verticales o vortales 228 ): son la segunda
generación de portales en Internet. Informan y ofertan productos por
sectores especializados. 229 Se caracterizan por la segmentación de la
audiencia según temas concretos 230 . Este tipo de portales son los que
más nos interesan para nuestro propósito. Los portales verticales
226
Arroyo, Marta: artículo en El Mundo, 19 de junio de 2000, p. 72. Cit. por Esteve Ramírez, Francisco:
Los portales verticales…. En Losada Vázquez, Ángel y Esteve Ramírez, Francisco (eds.): Op. Cit..p. 102.
227
Pérez, Javier: El ‘síndrome del portal’. En El Mundo/Nueva Economía. Nº 7.500. (2000) p. 29. Cit en
Esteve Ramírez, Francisco: Los portales verticales…. En Losada Vázquez, Ángel y Esteve Ramírez,
Francisco (eds). Op. Cit.. p. 104.
228
Esteve Ramírez, Francisco: Los portales verticales…. En Losada Vázquez, Ángel y Esteve Ramírez,
Francisco (eds.): Op. Cit.p. 105.
229
Ibid. P. 103.
159
surgieron con una clara finalidad empresarial: “servir de instrumento de
intercomunicación entre las principales empresas de determinados
sectores de la producción”. 231 Esto es, estaban orientados al business to
business (B2B). Se desarrollaron por la búsqueda de un mercado estable
y de la hegemonía de una publicidad sectorial 232 . Pueden señalarse tres
rasgos necesarios para el buen funcionamiento de un vortal: la
segmentación de la información, servicios y contenidos por contenidos
temáticos y especializados, la captación y fidelización de numerosos
usuarios agrupados por intereses y lograr la vinculación de los usuarios
entre sí y con el portal, mediante elementos interactivos 233 .
c) Personales: los autores los denominan pertales (de personalized
portals). Son portales temáticos a la medida de cada usuario. Basan su
funcionamiento en pequeños programas que permiten analizar al usuario y
establecer sus gustos y preferencias, según él mismo lo haya solicitado y
especificado. 234 Ciertos autores señalan que esta personalización de la
información
ha
convertido
al
usuario,
-que
era
tradicionalmente
considerado como receptor-, en protagonista y pieza principal del proceso
comunicativo. 235 En otras palabras: el emisor empieza a “conocer” 236 al
usuario y viceversa y a interactuar constantemente con él.
230
Ramírez, Francisco: Los portales verticales…. En Losada Vázquez, Ángel y Esteve Ramírez,
Francisco (eds). Op. Cit.. p. 103-104.
231
Ibid. 103.
232
Ibid, P. 104.
233
Ibid. P.. 106.
234
Ibid. P. 107.
235
Ibid. p. 106.
236
Ibid.
160
La fragmentación de los contenidos propiciada por los portales verticales y
personales, supondrá la necesidad de reorganizar la información que se ofrece en
la Red y supondrá el desarrollo de nuevas capacidades de navegación y software,
así como un cambio en los sistemas de recuperación, que tenderán más a basarse
en la imagen (al estilo de los “iconos” de Windows), en lugar de en sucesivas
capas de tipo “árbol jerárquico”. 237 Los portales especializados y personalizados
son, en definitiva, un “medio de comunicación interactiva y personalizada con una
atención especial hacia las necesidades reales de los receptores”. 238
Las comunidades virtuales
Como hemos visto, Internet posibilita la relación entre los receptores y entre
emisores y receptores. Las comunidades virtuales permiten que esa interacción
sea casi absoluta. Son consecuencia de la evolución de los portales, “espacios de
comunicación interactiva en tiempo real en los que la audiencia se convierte en
emisora y receptora al mismo tiempo”. 239 Agrupan a personas con intereses
comunes (profesionales, aficiones) a las que permiten compartir comunicaciones,
documentación y recursos. Su origen se halla en las comunidades científicas 240 .
Se estructuran mediante foros, chats, etc.
Como puede comprobarse al observar los elementos básicos que integran
Internet, el camino que se ha seguido es el de la especialización en los contenidos
237
Ibid. P. 107.
Ibid.
239
Cantilla, David, en E.comm, nº de mayo de 2000, p. 106. En 239 Esteve Ramímerz, Francisco: Los
portales verticales: nuevas fuentes de información especializada. En Losada Vázquez, Ángel y Esteve
Ramírez, Francisco, op. Cit., p. 108.
240
Esteve Ramírez, Francisco: Los portales verticales: nuevas fuentes de información especializada. En
Losada Vázquez, Ángel y Esteve Ramírez, Francisco (eds.): El Periodismo de Fuente. Servicio de
Publicaciones de la Universidad Pontificia de Salamanca. Salamanca, 2003. p. 108-109
238
161
–desde los sitios web y portales más generalistas, hasta los más tematizados-.
Esto supone una gran aportación a la búsqueda de la calidad, porque ayuda a
centrarse en medio del marasmo que puede parecer la Red y se evita el “efecto
mosaico”, o sea, la conjunción de numerosas informaciones de temáticas que nada
tienen que ver entre sí. Este camino se ha ido trazando por la predisposición de
Internet a ello, desde el punto de vista tecnológico como conceptual: “la “cultura de
gratuidad y de creación de comunidades” en la red favorece aún más el desarrollo
de servicios de información, educación y entretenimiento hiperespecializados” 241 .
Se recordará que la “especialización” era una de las características conceptuales
que señalábamos de Internet.
Los cibermedios
Distinguimos entre páginas web y cibermedios porque consideramos que
estos tienen unas características peculiares que los distinguen de una página web
“normal”. Por Cibermedio podemos entender el medio de comunicación que se
distribuye a través de Internet. Por lo tanto, se distingue de un sitio web
“convencional” por su finalidad (difusión empresarial de un proyecto periodístico),
por sus contenidos, altamente profesionalizados y por su funcionamiento, como
medio de comunicación. Puede tratarse de la edición digital de un medio ajeno a la
Red, o bien, ser un medio específico on-line.
El profesor Ramón Salaverría define Cibermedio como “aquel emisor de
contenidos que tiene voluntad de mediación entre hechos y público, utiliza
fundamentalmente criterios y técnicas periodísticas, usa el lenguaje multimedia, es
241
Sánchez Tabernero, Alfonso: Op. Cit. P. 25.
162
interactivo e hipertextual, se actualiza y se publica en la red Internet” 242 . Según el
mismo profesor, los cibermedios no pueden considerarse como medios de masas
tradicionales, pues no se dirigen a una audiencia homogénea, sino que buscan
satisfacer necesidades particulares 243 . Nos encontramos, así pues, ante una
revolución en el campo de la comunicación y un auténtico nuevo medio y forma
para la información.
Los profesores Jaime Alonso, Lourdes Martínez y Ramón Salaverría 244 ,
establecen una tipología de cibermedios, según sus características y contenidos,
que podemos resumir así:
a) Propiamente informativos: presentan información de
actualidad.
b) De servicios de información, comerciales (o de gestión)
y de entretenimiento: están orientados a satisfacer
cualquier necesidad de los usuarios.
c) De comunicación o relacionales: construidos en torno a
la relación o comunicación con y entre los usuarios,
gracias a herramientas como el chat, los foros, el correo
electrónico...
d) De información o intermediación: los que ejercen de
intermediarios entre contenidos, mediante servicios de
búsqueda.
242
Salaverría, Ramón: Cibermedios: El impacto de internet en los medios de comunicación en España.
Comunicación Social, ediciones y publicaciones. Sevilla, 2005. P. 40.
243
Ibid. p. 42.
244
Alonso, Jaime y Martínez, Lourdes: Medios interactivos: características y contenidos. Pp. 276-279.
Cfr. Salaverría, Ramón: Op. Cit. Pp. 40-41.
163
Por otro lado, dentro de los cibermedios dedicados a la información, cabe
hablar de especialización: “El cibermedio (…) se ha de adaptar también a una
fragmentación cognitiva que resulta especialmente de ayuda en el soporte
telemático” 245 Dentro de los cibermedios especializados, Salaverría 246 establece
las siguientes áreas:
-Información económica
-Información Social
-Científica, sanitaria, técnica.
-Sobre nuevas tecnologías
-Deportiva
-Sobre servicios
-Nuevas tendencias sociales
-Sobre ocio y turismo
-Información jurídica
-Información religiosa
-Sobre educación e infancia
-Sobre comunicación y mass media.
Estos cibermedios especializados tienen unas características comunes:
a) Poseen coherencia temática.
b) Están interrelacionados por contenidos e intereses similares.
c) Se definen por la especificidad de sus textos, sus fuentes, su audiencia y
sus periodistas.
d) Se subdividen en bloques informativos o subáreas de especialización.
245
246
Ibid. p. 49.
Salaverría, Ramón: Op. Cit. Pp. 54-55.
164
Las bitácoras de Internet: weblogs y blogs
El fenómeno de las bitácoras, weblogs o blogs es uno de los más recientes
fenómenos que se están produciendo en la Red y está suscitando mucha literatura,
sobre todo en la propia Red de Redes. Básicamente, los blogs 247 (del inglés
web=red y log=diario), son páginas web de estructura muy simple –aunque, a
medida que avanza la técnica y se universaliza su acceso a través de programas
gratuitos en Internet, su diseño se vuelve más complejo-, periódicamente
actualizadas, que permiten la máxima libertad al bloguero –dentro de unas normas
de comportamiento mínimas y generales impuestas por la compañía que alberga el
producto.
Existe división de opiniones, dado que muchos de sus escritores los utilizan
como confidenciales, en los que no queda reflejada de manera clara la identidad
de las fuentes. Proponemos que, ara el caso de los blogs, debe procederse de la
misma manera que con cualquier otro tipo de confidenciales: serán el propio
prestigio del autor y su índice de aciertos los signos que nos permitan considerar a
los blogs como fuentes óptimas.
En general, pueden entresacarse unos rasgos comunes de los weblogs:
-Gran sentido de comunidad.
247
En realidad, la nomenclatura más adecuada sería la de b.logs: con este nombre se empezaron a
divulgar en EEUU. Posteriormente, en España y en otros países, por simplificar y por una cierta inercia
del lenguaje, se pasó a hablar de blogs.
165
-Relación recelosa mutua con otros medios: lo que Ramón Salaverría
denomina “tensión soterrada” 248 . La prensa tradicional los mira con recelo, pero,
según analistas como Salaverría, no suponen una amenaza para los medios
tradicionales 249 . Por su parte, los blogueros recelan del poderío empresarial de los
medios.
-No operan a escala masiva, sino social o comunitaria.
Cabe matizar que los weblogs pueden ser soporte de periodismo, pero no
todo lo que aparece publicado en ese formato es periodismo. Evidentemente, los
comentarios personales de muchos blogueros no pueden pasar más que de eso:
simples comentarios de aficionados.
Los tipos de weblogs pueden catalogarse en la siguiente lista, confeccionada
tras consultar a Salaverría 250 y a navegantes habituales:
a) De particulares, sobre temas de actualidad
b) Personales de periodistas
c) Institucionales de medios
d) Sobre medios de comunicación
e) De activismo
f) De políticos
g) De eventos o acontecimientos recientes
h) De coberturas mediáticas (corresponsales de guerra, etc.)
i) De lectores
248
249
Salaverría, Ramón. Op. Cit. p. 72.
Ibid.
166
j) Como fuente regular de contenidos y opinión
Muchas veces los blogs aparecen como parte de otras páginas.
No obstante, dentro del fenómeno de los blogs, hallamos un grupo
interesante: el de los confidenciales. Estos suelen comenzar como blogs aunque,
según su desarrollo, pueden convertirse en páginas más complejas y participadas.
Se puede hablar del “confidencial” como de un género periodístico próximo a
la crónica, de carácter político o económico, sobre todo, aunque como veremos
existen buenos confidenciales de información religiosa. En ellos, el periodista
asume la condición de fuente, “dando cobertura merced a su credibilidad y
prestigio, a las fuentes originales que desean permanecer ocultas” 251
4.2.6. La configuración de las nuevas fuentes
Acabamos de ver los elementos básicos que sostienen los contenidos en
Internet y cuya naturaleza y estructura han moldeado a las fuentes que ofrece la
Red. Más aún, los autores coinciden en que Internet ha supuesto la aparición de
un nuevo tipo de fuentes de información, con una estructura y características
totalmente novedosas. 252 Podemos hablar de varias fases en la configuración de
los contenidos –y por tanto, de las fuentes- en Internet, según se han ido
incorporando a estos medios nuevos tipos de fuentes.
250
251
Ibid.
Ibid.
167
1) En primer lugar, los servicios: Acceso a páginas web, correo electrónico,
informaciones puntuales (bolsa, finanzas...), compras, gestiones... 253 .
Destacan los buscadores y los primeros portales.
2) En segundo lugar, se fueron incorporando al nuevo soporte los medios de
comunicación existentes: ediciones digitales de periódicos, televisiones, radios, etc.
Hay divergencia entre los autores a la hora de establecer el momento concreto de
la aparición de los periódicos en la red, porque existen antecedentes como el
audiotex o ciertas redes comerciales 254 . Puede marcarse mediados de los años 80
como el inicio de una serie de experiencias que llevarían a la aparición de los
periódicos digitales, tal y como hoy los conocemos, en los 90 255 . No obstante,
algunos autores señalan el año 1993 como el punto exacto de partida. La razón de
esta colonización del medio digital, primero de la prensa y más tarde de la radio y
televisión, fue el sentimiento de los responsables de los medios convencionales de
que debían “estar y aprender” 256 en el nuevo medio que había surgido, para evitar
perder la oportunidad frente a la competencia. Opción que, no obstante, no estuvo
exenta de un cierto temor a dar pasos en falso. 257 Se va así produciendo en los
medios tradicionales el fenómeno de la “mediamorfosis”, que consiste en un
“proceso gradual de cambios que los medios de comunicación gestan en su
252
Esteve Ramírez, Francisco: Los portales verticales: nuevas fuetnes de información especializada.En
Losada Vázquez, Ángel y Esteve Ramírez, Francisco (eds.): El Periodismo de Fuente. Servicio de
Publicaciones de la Universidad Pontificia de Salamanca. Salamanca, 2003. p. 99.
253
Ibid.
254
Canga Larequi, Jesús; Coca García, César et alii: Diarios digitales. Apuntes sobre un Nuevo Medio.
Servicio Editorial de la Universidad del País Vasco. Bilbao, 2000. pp. 23-24.
255
Ibid, p. 24.
256
Ibid. P. 22.
257
Ibid.
168
interior con la incorporación de los sistemas de información para el tratamiento de
la propia información que producen tanto en formato analógico como digital” 258 .
3) Paralelamente, fue surgiendo la prensa exclusivamente digital, como La
Estrella Digital [http://www.estrelladigital.es], o el decano de la prensa
electrónica española, Hispanidad [http://www.hispanidad.com/]; o, en su día,
El Periódico Digital o Prensa Digital. Tanto el trasvase de medios
convencionales a Internet como estos nuevos medios exclusivamente
digitales, plantearon la cuestión de si la Red iba a convertirse en un medio
fagocitador que acabaría destruyendo a los demás (esta cuestión se planteó,
en los años 1990, referida sobre todo a la prensa escrita). En febrero de 2000,
varios profesores de la Universidad del País Vasco afirmaban rotundamente
que habrá una convivencia entre Internet y los medios preexistentes: Internet
“no parece [un medio] que esté llamado a ser el gran medio de comunicación
que devore a los existentes: convivirá con todos ellos, porque tiene
innegables ventajas y también no pocos inconvenientes” 259 .
4) Posteriormente han surgido recursos elaborados por periodistas con el fin
de funcionar como fuentes per se.
[www.periodistadigital.com],
260
Por ejemplo, Periodista Digital
www.enlaprensa.com
o
www.journalistexpress.com.
258
Flores y De Miguel Arruti (2001). P. XVI.
Canga Larequi, Jesús; Coca García, César et alii: Diarios digitales. Apuntos sobre un Nuevo Medio.
Servicio Editorial de la Universidad del País Vasco.
260
Esteve Ramírez, Francisco: Los portales verticales: nuevas fuetnes de información especializada.En
Losada Vázquez, Ángel y Esteve Ramírez, Francisco (eds.): El Periodismo de Fuente. Servicio de
Publicaciones de la Universidad Pontificia de Salamanca. Salamanca, 2003. p. 99.
259
169
5) Aparecen portales especializados con amplios recursos. A medida que el
software va desarrollándose y liberalizándose, 261 el medio va cambiando y los
contenidos se integran en un soporte multifacético, audio-scripto-visual.
6) En los últimos años han surgido otro tipo de fuentes caracterizadas por la
interactividad, la sencillez tecnológica y la capacidad para integrar diversos
soportes: los blogs. Este tipo de
4.2.7. Tipología de las fuentes de Internet
Como hemos visto, la Red ejerce un efecto multiplicador de las fuentes de
información 262 .
De esta evolución pueden entresacarse los distintos tipos de fuentes
generales de información que se albergan en la Red, que pasamos a describir con
más detalle:
1.
Fuentes de acceso personal: las que brotan de una relación directa
entre periodista y fuente. Son las que se transmiten mediante el
correo electrónico y llegan directamente al periodista. Suelen ser
fuentes de confianza o bien con las cuales el profesional de la
información ya mantiene una relación. Cuando no sea así, sino que
se trate de fuentes desconocidas, el periodista deberá esmerarse en
comprobar esas fuentes, ya que puede que el motivo de la
261
Vid. Idoia Salazar: Internet como fuente de información. análisis de la Red profunda y su utilidad
periodística. Tesis doctoral. USP-CEU. 26-06-03..
262
Arroyas Langa: Op. Cit. P. 37.
170
comunicación se halle en determinados intereses de la propia fuente
que quizás procuren una intoxicación informativa.
2.
Medios de comunicación procedentes de otros soportes: como hemos
dicho, un primer paso en la constitución de las fuentes informativas en
Internet, fue el “trasvase” de los medios ya existentes a este nuevo
medio. Así, sobre todo, en un primer momento, la prensa escrita,
fueron instalándose en la Red las ediciones digitales de los medios
tradicionales, bien conocidos por el público y fácilmente identificables.
De esta manera, los propios medios de comunicación, que ya eran
considerados como fuente informativa entre sí, se convierten en una
fuente manejable y al alcance de la mano para públicos y periodistas.
3.
Medios exclusivamente digitales: son aquellos de edición digital única.
Nacen por y para Internet y, por lo tanto, son quizás los que más se
han atrevido a romper moldes y a explorar las posibilidades de la Red.
Dentro de estos medios podemos distinguir:
a) Portales periodísticos: elaborados con el fin de ser fuentes de
referencia para los informadores y el público en general. A veces,
estos medios funcionan como las agencias, con el fin de ser ellos
mismos los primeros intermediarios entre las fuentes directas y los
demás periodistas: generan ellos mismos la información o
profundizan en informaciones ajenas, manejando a su vez fuentes
propias.
b) blogs (popularmente conocidos como blogs): son una evolución de
las páginas personales. La evolución de los recursos de Internet y
la integración de distintos softwares de manera sencilla han
171
permitido la simplificación del proceso para crear una página
personal. En general, se busca lo sencillo y los blogs han
demostrado que en el público que accede a Internet y que está
dispuesto a usar sus recursos como medio de expresión, existe
una primacía del contenido al que se supedita la estética y la
técnica.
c) Sitios web especializados sobre temas concretos, que ofrecen
información, documentación, acceso a recursos y enlaces con
otras fuentes.
172
4.3. El periodismo y los periodistas en Internet: características y
aportación a la calidad de la Información Digital
Puede definirse como periodismo digital o de Internet aquel que tiene como
soporte y escenario la Red. Los distintos autores lo han denominado de diferentes
maneras: periodismo digital, periodismo electrónico, telemático, de tercera
generación, del nuevo milenio, ciberperiodismo, entre otros 263 . En un comienzo, no
existían diferencias sustanciales entre el periodista digital y el habitual que
trabajaba en los medios tradicionales. Mejor dicho, no existía tal periodismo o
periodista digitales, sino en el sentido de que los contenidos elaborados para los
medios convencionales eran luego volcados en la página web del medio. Sin
embargo, eso ha cambiado radicalmente en los últimos años, en que los medios
exclusivamente digitales se han adueñado de Internet.
Las tecnologías que han ido apareciendo en la Historia del Periodismo, hasta
ahora, nunca han alterado el proceso de recogida de noticias. Pero actualmente,
en la medida en que la información se ha trasladado desde el formato papel al
formato electrónico, “los ordenadores se han convertido en algo más que
máquinas de escribir sofisticadas” 264 . Son unos elementos para recoger y analizar
información, un soporte para rastrear y buscar la información.
263
264
Flores Vivar; Jesús y Arruti, Alberto Miguel: Op. Cit. P. 131.
Ibid. p. 190.
173
En cuanto al contenido, las noticias en la Red se han hecho cada vez más
temáticas y el periodista ya no es un mero informador de los hechos 265 . Esta es la
aportación específica y más interesante de la Red a la calidad en el Periodismo,
según los parámetros que hemos visto: la necesidad de un Periodismo más allá
del objetivismo “factualista”. (factualiasmo). Esta tendencia la avala un estudio de
la Universidad de Columbia sobre la incidencia de Internet en los hábitos del
Periodismo, tomando como muestra The New York Times, Los Angeles Times,
Time y Newsweek, en el periodo entre 1977 y 1997 266 .
La edición digital puede contribuir a mejorar la calidad del Periodismo, ya que
tiene recursos para proporcionar una visión más profunda de los acontecimientos,
no sólo de críticas, entrevistas, columnas, artículos y análisis, sino también porque
facilita a una gama más amplia de fuentes y documentos 267 . Además, como afirma
Ramón Salaverría 268 , el descenso del coste y de la complejidad de la fase
productiva de la información, permite a los periodistas participar de principio a fin
en la configuración del cibermedio sin intermediarios, con modificaciones más
inmediatas.
Por otra parte, expertos como Cornellá, Fdez., Terceiro, Negroponte piensan
que Internet está dando a luz un periodismo peculiar que tiene como distintivo la
información en tiempo real (real time), es decir, un periodismo ejercido por la
sinergia de los “profesionales clásicos y por los miles de nuevos emisores
265
Ibid. p. 132.
Ibid.
267
Ibid. pp. 133-134.
268
Salaverría, Ramón: Cibermedios: El impacto de internet en los medios de comunicación en España.
Comunicación Social, ediciones y publicaciones. Sevilla, 2005. P. 205.
266
174
amparados bajo un paraguas tecnológico, especializado en dinamizar el nuevo
proceso de la información, que está dando un giro de 360 grados” 269 .
Para Flores Arruti, “esta nueva era de la información nos coloca ante el fenómeno
único desde la revolución industrial de tener que comprender, diseminar y procesar
información por nosotros mismos y no de que nuestras decisiones estén
necesariamente influidas por las interpretaciones, opiniones y prioridades de otras
personas” 270 .
En definitiva, podemos decir, con Arruti y Flores, que “los periodistas, los
profesores de periodismo y los estudiantes de periodismo se enfrentaban –y se
vienen enfrentando- con un nuevo paradigma, una revolución tecnológica que les
obliga a repensar formas de trabajo” 271 .
Ya hemos comentado que es necesaria una figura mediadora que ayude a
los públicos en su utilización de Internet. Entre los propios profesionales de la
Comunicación y el Periodismo, ha ido surgiendo la noción del comunicador y del
periodista digital. Sin embargo, a la hora de constatar la existencia y el
funcionamiento de esta figura, los autores dejan entrever bastantes claroscuros.:
¿se trata de un nuevo tipo de periodista, con unas características diferentes de las
que hasta ahora tenían quienes desempeñaban esta profesión? ¿O, más bien, es
un periodista en el sentido tradicional, si bien especialmente formado para trabajar
en y con la Red?
269
Flores Vivar; Jesús y Arruti, Alberto Miguel: Op. Cit. p. 137.
Ibid. p. 138.
271
Arruti y Flores: Op. Cit. p. 181.
270
175
En opinión del profesor de New Jersey Jerome Aumente, a pesar de los
muchos cambios que está propiciando el desarrollo de Internet y de las Nuevas
Tecnologías, “el impacto de la comunicación online todavía no ha propiciado un
profesional universal y homogéneo, sino algunas subcategorías del profesional
tradicional que mantienen su propia manera de trabajar”. Para este investigador,
por el momento no existe una especie única y nueva de comunicador online” 272 ,
sino que, como él mismo dice, simplemente los profesionales tradicionales están
actuando en la Red de manera similar a como lo hacían en sus medios de origen.
El debate, actualmente, se encuentra abierto y resulta difícil saber en qué
sentido evolucionará el medio. Es cierto que, por un lado, Internet ha creado un
lenguaje nuevo y propio, un metalenguaje que aúna elementos hipertextuales con
audiovisuales, lo que supone que los periodistas que usan y transmiten
información en y a través de Internet, deben poseer unas habilidades específicas.
Es cierto que Internet brinda una oportunidad para mejorar la forma de hacer
periodismo y que ha desarrollado nuevos géneros periodísticos para una nueva
audiencia, ya no homogénea de masas sino segmentada 273 .
4.3.1. Misión del Periodista en el entorno digital
Con todo, el fondo de su quehacer no puede ser sustancialmente distinto del
que han tenido tradicionalmente los periodistas, pues si no, no serían periodistas.
Existen en la actualidad buenos manuales para el tratamiento digital de la
información desde el punto de vista redaccional y periodístico. Recordaremos aquí
al profesor de Redacción Periodística Rodríguez Vilamor, quien desde un primero
272
273
Arroyos Langa et alii: Op. Cit. P. 12.
Arroyos Langa, Enrique. En Arroyos Langa, Enrique et alii: Op. Cit. Pp. 35-36.
176
momento, prestó atención a las implicaciones lingüísticas y redaccionales del
nuevo medio. A sus estudios nos remitimos 274 , así como a los de Javier Díaz Noci,
Jaime Estévez, David Parra Valcarce, Flores Vivar, Alberto de Miguel Arruti o
Ramón Salaverría 275 . En ellos quedan patentes los usos que, según sus autores,
deben desempeñar los periodistas en Internet. Escuetamente, diremos, siguiendo
la síntesis de los profesores Arruti y Flores, algo obvio: que la forma de escritura
tradicional en Periodismo, no sirve para el medio digital, que comprende unas
características diferentes de los otros escenarios (prensa escrita, radio o
televisión) 276 .
En cualquier caso, lo que es evidente, es que tanto los periodistas en activo,
como los profesores y los estudiantes de Periodismo tienen que afrontar un “nuevo
paradigma, una revolución tecnológica que les obliga a repensar formas de
trabajo”. 277
Ante la revolución que ha supuesto el desarrollo del Periodismo en Internet,
cabe preguntarse si, realmente, el periodista digital es sustancialmente distinto del
tradicional. No pensamos que sea así. Es cierto que, el periodista que trabaja en
un entorno digital, tiene que hacer frente a un medio nuevo, con características,
dimensiones y posibilidades a veces muy diferentes de las de los medios
convencionales, y que además están en constante evolución. Sin embargo,
consideramos que, a pesar de las necesarias adaptaciones técnicas y de
mentalidad, el periodista sigue conservando su función primordial de búsqueda de
la verdad. Lo único que tendrá que hacer es adaptar el lenguaje con el que
274
Rodríguez Vilamor, José: Redacción periodística para la generación digital. Universitas. Madrid,
2000; Cómo escribir en internet. Uuniversitas. Madrid, 2001 et alii:. Ver bibliografía.
275
Consultar bibliografía.
276
Arruti y Flores: Op. Cit. pp. 141-142.
177
comunica esa verdad a las nuevas circunstancias técnicas; pero siempre,
atendiendo a la finalidad esencial del Periodismo y cuidando la relación con las
fuentes y la documentación. En otras palabras, buscando la calidad informativa,
que como hemos sugerido en la primera parte de este trabajo, consiste en la
adecuación de la actividad periodística al fin primordial del Periodismo (de origen
ético): la propagación de la verdad para mejorar al ser humano y la sociedad.
Por otro lado, es cierto que Internet está cambiando el modo de aprehender la
realidad de las personas. La transmisión de datos y conocimiento no lineal puede
cambiar el modo de pensar y adquirir conocimiento de las personas. El periodista
debe, ciertamente, adaptarse a estos nuevos modos de captación de la realidad,
pero deberá seguir cumpliendo con su tarea fundamental: la propia transmisión, en
la medida de lo posible, de esa realidad. En este sentido, puede decirse que el
periodista digital no existe como un ente diferenciado del tradicional o nueva
modalidad, sino que se trata del mismo periodista que se mueve en el medio digital.
No avanzamos en esta interesante polémica, por exceder los objetivos que nos
hemos marcado. Tan sólo mencionaremos que nosotros nos inclinamos más por el
término –quizás menos atractivo y más simple- de “periodista de Internet” o
“periodismo en Internet” o en la red.
Se ha cuestionado cuál es el papel del periodista en un mundo en el que se ha
producido una “democratización” de la información, en virtud de la cual
prácticamente todos los datos y conocimiento están al alcance de todos los
públicos con unos pocos clicks. Arruti y Flores constatan que los periodistas han
tenido hasta el desarrollo de Internet, el “privilegio de disponer de la información
277
Ibid. P. 181.
178
antes que nadie y de transmitirla a los demás” 278 . Este hecho supone, como
constatan Arruti y Flores, que el periodista debe tratar de aportar un valor añadido
a la información. 279 . Quizás estos dos autores dan en el clavo al señalar el que
puede ser uno de los rasgos distintivos del desarrollo del Periodismo en Internet,
que precisamente enfatizan esa labor del periodista como filtro e intérprete de esos
datos, para facilitar su comprensión y “digestión” por parte de la audiencia.
Por otra parte, el acceso del público a Internet no es total y absoluto: como
Idioia Salazar y otros autores han demostrado, existen en la Red grandes
cantidades de datos que no están al alcance del ciudadano medio y que son sólo
accesibles mediante suscripción o bien a través de búsquedas complejas. Por esta
razón, aunque la labor de mediador que desarrolla el periodista de Internet es,
quizás, su distintivo principal, no podemos desligar a esta figura de su tarea como
buscador de fuentes y de datos que no están disponibles de primera mano.
Por lo tanto, consideramos que es clave el aspecto de la relación del periodista
con sus fuentes en Internet. La Red puede ser un suministrador de fuentes de
información de gran potencial, con tal de que el profesional de la comunicación
sepa buscar esas fuentes, cribarlas y utilizarlas debidamente, para transmitir al
público la esencia de lo que pasa y los criterios y claves adecuados para
interpretar la realidad. Esta es, precisamente, la tarea que los periodistas llevaban
desarrollando desde los albores de su actividad, sea en el medio que sea. Internet,
simplemente, ha amplificado la necesidad de esta función, ante el marasmo
interminable de datos y posibilidades informativas que ofrece.
278
279
Arruti y Flores: Op. Cit. P. 150.
Arruti y Flores : Op. Cit.. P. 131.
179
Cabe también hacer notar que la Red no es solamente un útil proporcionador
de fuentes de información para los periodistas que trabajan en ella. También los
que se dedican a los otros medios de comunicación pueden hacer uso de sus
posibilidades y recursos; más aún, a medida que la implantación de Internet se va
generalizando, esta se va convirtiendo en un recurso básico de primera mano. Ni
qué decir tiene que, también en este caso, es imprescindible una buena formación
“digital” que permita a estos profesionales tratar con la Red y sus fuentes
informativas de manera adecuada y eficaz, según sus necesidades.
No obstante, al margen de la problemática de las fuentes, debido a Internet se
da un hecho puntal que no puede ser ignorado por los profesionales de la
información: si en los medios de comunicación convencionales el periodista
disponía del poder de decidir qué era de interés y fijar la agenda, ahora son en
mayor medida los receptores quienes deciden qué les interesa. Este cambio de
papeles se ha debido, a decir de Arruti y Flores 280 , a la fragmentación de la
demanda de información. “La audiencia interactiva son el grupo que conforman el
público más irreverente para los informadores, en relación con el grupo de la
audiencia pasiva que no van exigir a la profesión más de lo que ya reciben por los
medios tradicionales... El periodista debe aprender a estar a la altura de sus
exigencias. Los interactivos son los internautas (activos)”, dicen los autores que
acabamos de citar 281 .
Como vemos, la nueva mentalidad que engendra Internet, la complejidad
tecnológica que la acompaña, la supuesta “democratización” de la información en
la Red y la fijación de la agenda de contenidos por las audiencias, son retos que
280
281
Arruti y Flores: Op. Cit. p. 150.
Ibid.
180
deben afrontar los periodistas que trabajan en el medio Internet, pero opinamos
que no supondrán la desaparición del periodista como tal. Este, según Arruti y
Flores, “será el profesional más necesario que nunca de la sociedad de la
información” 282 . Ahora bien, es cierto que esto supondrá un esfuerzo para
adaptarse
al
nuevo
entorno,
si
los
periodistas
desean
seguir
siendo
imprescindibles en la relación del público con la información.
4.3.2. Documentación y fuentes de información en la labor del periodista de
Internet
Desde el punto de vista documental y de las fuentes de información, Internet
tiene dos niveles:
El primer nivel puede denominarse “de acceso” y consiste en el uso
generalizado de la amalgama de documentos que existen colgados en la web: “En
un primer nivel, abierto a todos, despliega ante ellos un inmenso sistema de
fuentes de información 283 . “La Red ofrece a los periodistas –como a los demás
cibernautas- la posibilidad de consultar un interminable elenco de fuentes de
información” 284 .
Pero existe un segundo nivel, más concreto, que es el que transforma a los
propios periodistas –y cibernautas-, en fuentes informativas: “En un segundo nivel,
transforma a algunos de ellos en “periodistas digitales” o “ciberperiodistas”” 285 .
282
Ibid.
Borrat, Héctor: Las relaciones noticiables-fuentes-autores. En Losada Vázquez, Ángel y Esteve
Ramírez (eds.): Las relaciones noticiables-fuentes-autores. Servicio de Publicaciones de la Universidad
Pontificia de Salamanca. Salamanca, 2003. P. 79.
284
Ibid.
285
Ibid.
283
181
Vista la importancia que deben tener para un periodista la búsqueda y manejo
de las fuentes en Internet, a continuación exponemos algunos aspectos positivos y
retos que ofrece la Red para los profesionales de la información, en cuanto a la
relación de estos con las fuentes:
Aspectos positivos de la Red en relación con las fuentes:
-
Más accesibilidad a las fuentes tradicionales: “El periodista encuentra en
la Red casi todos los tipos de fuentes que ya conocía antes de entrar en
ella” 286 .
-
Más comodidad en la relación con las fuentes: las fuentes activas –que
entran en contacto con el periodista por iniciativa propia-, llegan a él
mediante el correo electrónico. Para localizar el resto de fuentes, puede
hacerlo de manera sencilla y cómoda mediante los portales, buscadores,
etc. 287
- Por otro lado, esta disponibilidad de fuentes potencia los recursos del autor,
ya que “investigar online conduce hacia una ampliación temática del
horizonte de la búsqueda”. 288
4.3.2.1. Interrogantes y retos que plantea Internet en relación con las fuentes:
-Internet es un cajón de sastre en el que se hallan diseminados, a un mismo
nivel y con similares posibilidades de recuperación, datos y contenidos de todo tipo,
286
287
Ibid.
Ibid.
182
tanto frívolos como serios, ciertos como falseados. ¿Cómo diferenciarlos? “Más
que en cualquier otro ámbito, en la Red se vuelve borrosa la frontera entre la
realidad y la ficción”, escribe el profesor Borrat 289 . Este problema planta la
necesidad de estudiar los sistemas de recuperación de información en la Red: su
fiabilidad, precisión, utilidad...
-Existe un gran número y dispersión de fuentes y contenidos dificulta el rápido
y eficaz acceso a la información. La caleidoscópica cohabitación de multitud de
ofertas y servicios dificulta el uso racional y ordenado de este medio 290 , que como
vemos está más expuesto que los demás al “ruido” informativo (en 2003 existían
casi mil millones de páginas web, cantidad que aumenta en una proporción de diez
mil páginas por día. 291 Como consecuencia de esta cantidad aparentemente
ilimitada de recursos y de su acentuada dispersión, el profesional de la información
“necesita crearse reflejos rápidos para saber detenerse en el momento oportuno,
para no quedar desbordado por una avalancha interminable de datos que no
tendría tiempo de procesar” 292 .
-Surge y agrava el problema de la credibilidad: ¿cómo evaluarla? ¿Cómo
contrastar los datos que ofrecen las webs? 293 El gran número de fuentes y
recursos que el periodista tiene a su disposición hace imposible que pueda adquirir
un conocimiento profundo de ellas ya que carece habitualmente del tiempo
oportuno para analizarlas convenientemente. Así, algún autor advierte de la
288
Ibid.
Ibid. P. 80.
290
Esteve Ramírez, Francisco: Los portales verticales: nuevas fuentes de información especializada. En
Losada Vázquez, Ángel y Esteve Ramírez (eds.): Las relaciones noticiables-fuentes-autores. Servicio de
Publicaciones de la Universidad Pontificia de Salamanca. Salamanca, 2003. P. 100.
291
Ibid. P. 100.
292
Borrat, Héctor: Las relaciones noticiables-fuentes-autores. En Losada Vázquez, Ángel y Esteve
Ramírez (eds.): Las relaciones noticiables-fuentes-autores. Servicio de Publicaciones de la Universidad
Pontificia de Salamanca. Salamanca, 2003. P. 80.
289
183
necesidad de una “sospecha” previa al recurrir a las fuentes de la Red, al afirmar
contundentemente que “las informaciones investigadas online son menos creíbles,
menos auténticas o fidedignas que las buscadas por los caminos clásicos”. 294
-El periodista no puede encontrar fuentes exclusivas, pues casi todas las
fuentes están abiertas a todos los profesionales de la información 295 . Existen sitios
con contenidos restringidos que pueden ser consultados mediante suscripción,
pero nunca se llega a la exclusividad absoluta. Obviamente, sí cabe la relación
exclusiva con una fuente ya conocida a través de recursos de Internet, como el
correo electrónico.
-Existe una necesidad real y una exigencia de formación técnica específica y
continuada para el periodista que utiliza Internet: “El periodista tiene que saber
navegar por la Red y hacer el uso debido de los formidables recursos que aportan
la interactividad, la hipertextualidad, la actualización de la información, la
personalización de los contenidos, lo multimediático” 296 . “A los profesionales de la
información, Internet les exige una renovación de sus conocimientos y destrezas
más drástica, incluso, que la que años atrás marcó (...) la sustitución de la máquina
de escribir por el ordenador” 297 . Esa formación también debe capacitar al
periodista para que el uso que haga de la Red sea “racional, controlado, eficaz y
fructífero” 298
293
Borrat, Héctor: Op. Cit.. P. 79.
Ibid. P. 81.
295
Ibid. P. 79.
296
Ibid. P. 80.
297
Ibid. P. 79.
298
P. 80.
294
184
También podemos añadir que Internet ayuda a plantear cuestiones
fundamentales sobre el manejo de las fuentes por parte de los periodistas y el
papel del concepto de “objetividad”, tal y como se considera hoy día 299 .
Es dudoso el estatus que muchas veces atribuyen los profesionales a las
fuentes de Internet. Los periodistas, en muchas ocasiones, necesitan alternar el
trabajo con las fuentes de la Red con sus fuentes habituales y tradicionales. Esto
puede suponer un problema para los profesionales, que necesitan más tiempo
para atender a ambos tipos de fuentes 300 . Hasta hace poco, los periodistas han
tenido que arrostrar la dificultad de la escasa posibilidad de interactividad que
hasta hace poco imperaba en la Red, que se componía de páginas estáticas que
ofrecen pocas alternativas para que el usuario pueda introducir sus propias
informaciones o comentarios, algo que está siendo solventado por los
estableciendo un “feedback” continuo y permanente 301 .
4.3.2.2. Periodistas y documentalistas en el ámbito digital
El óptimo uso de las fuentes da al periodista de Internet la capacidad de
acceder a numerosas fuentes documentales, que debe procesar adecuadamente
para utilizarlas en su trabajo o hacerlas llegar al público. Esta tarea implica que el
periodista debe asumir tareas que, quizás, antes se encontraban en la esfera del
documentalista. No obstante, la figura del documentalista seguirá siendo igual de
esencial que hasta ahora, si bien la coordinación entre periodistas y
299
300
Ibid.
Ibid.
185
documentalistas, debido a Internet, debe ser mucho más intensa. En concreto, el
documentalista ayudará al informador a valorar mejor la documentación a la que
accede y a catalogarla, según las necesidades de utilización.
-Por un lado, el documentalista es quien está al tanto de las necesidades del
periodista; quien debe servirle de sostén y ayuda cuando éste requiera acciones
de búsqueda que excedan sus tareas habituales de investigación periodística. El
documentalista es indispensable, también en lo que se refiere a Internet, ya que es
capaz de recuperar, procesar y almacenar los recursos informativos, de manera
que sea fácil recuperarlos de nuevo en otra ocasión. El documentalista es quien
tiene las habilidades necesarias para orientar al periodista y para procesar una
cantidad y serie de datos que el profesional de la redacción no tiene. Por lo tanto,
su función es indispensable en cualquier medio de comunicación, también –y
sobre todo-, los de índole digital.
.-Por otra parte, los periodistas deben tener a su alcance los recursos
mínimos que ofrece la Red para buscar información de primera mano (que luego
ha de ser contrastada y ampliada con ayuda del documentalista). No debe
exigírseles que sean expertos en búsquedas profundas y en la Internet oculta, pero
sí que sean capaces de seleccionar aquellas fuentes que resulten válidas frente a
otras que no lo son.
Respecto a la relación con el público, como venimos apuntando, el periodista
digital tiene una función mediadora, que consiste en hacerle llegar la mejor
información y los recursos adecuados, actuar como hilo de Ariadna que le ayude a
301
Esteve Ramírez, Francisco: Los portales verticales: nuevas fuentes de información especializada. En
Losada Vázquez, Ángel y Esteve Ramírez (eds.): Las relaciones noticiables-fuentes-autores. Servicio de
186
sumergirse en la información disponible en Internet que le interesa sobre un
determinado tema. Tiene pues, el periodista digital, una función educadora del
público, que no puede cumplir el documentalista, ya que este se mueve en un
ambiente técnico. El documentalista es quien ayuda y asesora al periodista,
mientras que este es quien presenta al público las referencias oportunas, previa
selección y comprobación junto con el documentalista.
4.3.2.3. La formación de los periodistas de Internet
A continuación, diremos algo sobre a la formación de los periodistas para el
medio digital. Respecto a este tema, los expertos aseguran que, los valores que
deben perdurar en la formación de los comunicadores digitales son los de:
precisión, equilibrio, conocimiento experto sobre áreas de especialización,
habilidad para analizar y priorizar el flujo masivo de información y noticias... en
definitiva, los mismos que se supone han sido el referente tradicional del
Periodismo 302 .
Sin embargo, algunos autores denuncian que en los planes de estudio de las
licenciaturas y postgrados de Ciencias de la Comunicación en las universidades
españolas, priman las enseñanzas meramente técnicas frente a una enseñanza
teórica que permita también comprender los nuevos medios 303 .
Siguiendo a Juan Pedro Gómez, pueden señalarse las siguientes
características del Periodista Digital 304 :
Publicaciones de la Universidad Pontificia de Salamanca. Salamanca, 2003. P. 101.
302
Aumente, Jerome. En Arroyas Langa et alii: Op. Cit. P. 15.
303
Ibid.
304
Gómez, Juan Pedro. En Arroyas Langa et alii: Op. Cit. P. 154-165.
187
1º. Erudición: cultura enciclopédica y especialización; cultura humanística;
La inmediatez y la relación personalizada también suponen exigencias
intelectuales.
La fiabilidad del mensaje va a depender cada vez más de la calidad del
mismo. Convertir la información en conocimiento real es un desafío importante e
inexcusable.
A la universidad le corresponde, en teoría, la formación cultural genérica y
especializada de los estudiantes, aunque esto no suele ser una realidad fácilmente
constatable. La especialización escueta y desprovista de relaciones, es algo
habitual que deprecia la calidad del conocimiento. La universidad tiene una
obligación trascendente, con un plus de responsabilidad, en la formación de estos
nuevos periodistas.
La visión generalista y la especializada no tienen por qué ser ahora
divergentes ni opuestas. El comunicador digital, formado y cultivado, deberá
capacitarse para una elección continua de perspectivas en el tablero de una
exigencia siempre ascendente. De ninguna manera se puede renunciar al papel
reflexivo, profundizador y crítico de las universidades tradicionales.
2º. Aptitud e idoneidad: creatividad.
3º. Interés y actitud: curiosidad;
4º. Capacitación y adiestramiento: dominio de los códigos comunicativos del
medio y de sus registros; dominio de la búsqueda, organización y selección
documental; dominio de idiomas. Dominio de la lengua natural, audiovisual y
188
documental. 162 El comunicador digital tiene que armonizar el conocimiento sólido
con la forma de exponerlo y transmitirlo. No puede, por la velocidad ni la prisa,
renunciar al esfuerzo que supone la realización de una escritura cuidada, como
tampoco puede desatender otras manifestaciones semióticas de carácter
audiovisual que confluyen en el texto. El carácter icónico de la pantalla y el
añadido acústico condicionan el diseño de los comunicados que, de manera
integrada, serán tratados informáticamente y recibidos como un todo en un entorno
también informático. Pero en el nuevo escenario, los receptores no tienen por qué
establecer una relación de complicidad unilineal con el periodista, y la valoración
del texto íntegro o total va a depender tanto de su aceptabilidad inmediata como de
su disponibilidad para ser modificado e interaccionado, de forma que los
receptores, todos y cada uno de ellos, rescriban el texto con las posibilidades que
ofrecen la escritura y la lectura hipertextual.
Movido por las necesidades de los receptores y consciente del caos
informativo que aporta a la red el hipertexto, el periodista digital dispondrá la
documentación de forma que en el acceso se diferencien los distintos grados de
actualidad y pertinencia. Está claro que “los medios interactivos permiten al usuario
hurgar, preguntar, interpelar, exigir y reclamar”
305
, pero para que estas
operaciones se lleven a cabo en un marco de normalidad comunicativa, se
requiere una labor documental de esmerada eficiencia.
La interactividad y la hipertextualidad exigen un diseño particularizado en el
escenario más amplio y abierto de la diversidad. La figura del “usuario replicante”
estimula la retroalimentación y rompe la unidireccionalidad tradicional, lo que lo
305
Terceiro, José B. Sociedad digital. Del homo sapiens al homo digitalis. Alianza Editorial. Madrid,
1996.
189
sitúa en un plano ventajoso respecto al “autor-emisor” de la información, que se
verá forzado cada vez más a una alimentación intensiva de su propia credibilidad
con aportaciones bien escogidas, bien sintetizadas y bien valoradas, a la vez que
situadas en un marco de posibles relaciones hipertextuales.
También, cultura humanística y trascendencia:
Frente a la mundaneidad del hombre contemporáneo, que paraliza su
proyección histórica, hay otra realidad trascendente que surge como alternativa
metafísica.
El apremio y la urgencia de la vida cotidiana se proyectan, sin duda, en una
comunicación mucho más rápida y fugaz que la tradicional. Sin proyecto vital, la
“diaconía de la verdad” 306 se ve mermada; (…) el comunicador puede llegar a
perder toda dimensión de objetividad para interpretar el devenir de la historia,
desembocando en la sinrazón en la parcialidad y en la denigración personal.
Frente a la posibilidad de banalización y a la falta de credibilidad, el periodista
digital deberá esforzarse por potenciar su espiritualidad. La soledad del
comunicador en la vastedad de la red, su independencia y autonomía exigen, por
el contrario, un mayor compromiso que lo valide y autentifique en su relación con el
grupo.
La competencia entre informadores tendrá que radicar en el prestigio
otorgado por la calidad de la información, elegida, comentada y relacionada sobre
una base de conocimientos bien cimentados, siempre con el refrendo de una
190
concepción humanística de la vida, a veces contracultural, valiente, convencida y
sobre todo ética.
En cuanto a la formación de los Periodistas de Internet, Ricardo VizcaínoLaorga está de acuerdo con Vázquez Freire en que la formación de los futuros
profesionales de la comunicación, dentro del panorama tecnológico, no debe
reducirse “a un simple adiestramiento técnico” 307 , porque el quid de la cuestión no
es, precisamente, el aprendizaje de una tecnología determinada, sino todo lo que
ella trae consigo. De hecho, y siguiendo a Cebrián Herreros, los investigadores
parecen estar de acuerdo en que no se trata ni de viejas ni de nuevas tecnologías,
sino de una integración de la que surgen, eso sí, nuevos medios.
Se debe plantear una búsqueda, adopción y re-elaboración de estos modelos
que orienten la educomunicación no sólo en lo puramente técnico, ni en lo
puramente práctico ni analítico, sino en una comprensión de los nuevos medios,
con todo lo que ello supone. (…) El comunicado de hoy es ya el del futuro, y la
universidad, verdadera formadora de estos profesionales, debe hacerse eco de
esa realidad.
Según Ramón Salaverría 308 , existen dos modelos en la formación de los
periodistas actualmente:
306
Morandé, Pedro: Un nuevo humanismo para la vida de la universidad”. En Humanitas, 20. 2000.
Vázquez Freire: Cuadernos de Pedagogía. Monográfico. Nº 297. 2000. pp. 256-261
308
Salaverría, Ramón: Criterios para la formación de periodistas en la era digital. Ponencia presentada
en el I Congreso Nacional de Periodismo Digital. Huesca, 14-15 de enero de 2000. Consultado en:
http://www.unav.es/fcom/mmlab/mmlab/investig/crite.thm
307
191
1.
Formación de periodistas para los nuevos medios digitales 309 : supone
una capacitación instrumental (crear una página web o retocar una
fotografía), “desintegrado de la formación para otros medios
tradicionales”.
2.
Formación de periodistas para la era digital: “integrar el empleo de los
recursos digitales como una parte connatural a la práctica periodística,
sea cual sea su soporte final (medios tradicionales o digitales) y en
cualquiera de sus fases de producción”.
Estamos de acuerdo con el profesor Salaverría en que el primer modelo es
que hasta ahora se viene tratando con mayor intensidad, aunque el segundo sería
el más deseable. 310
El profesor Vizcaíno-Laorga concluye, después de analizar la formación
digital que se oferta en las universidades españolas, que:
1.
La presencia explícita de referentes en lo que respecta a la formación
del futuro comunicador se da, ante todo, en asignaturas optativas.
2.
las asignaturas que contemplan aspectos de la formación del
cibercomunicador no aparecen en los programas de todas las
Universidades españolas, lo cual induce a pensar que algunas de
ellas no se mueven en torno a dichos parámetros.
3.
en general, la formación es más técnica que teórico-crítica durante la
licenciatura y sólo en los cursos de postgrado es donde se aprecia
una orientación fundamentalmente crítica, aunque la oferta educativa,
en este sentido, se limita a sólo algunas universidades.
192
4.
Parece producirse un choque entre las pretensiones del perfil del
egresado y el plan de estudios que efectivamente se imparte.
En este sentido, una iniciativa que pretende responder a las necesidades de
capacitación digital de los profesionales de la información, es el grado en
Comunicación Digital puesto en marcha por la Facultad de Humanidades y
Ciencias de la Comunicación, de la Universidad CEU San Pablo. Este Grado es
una experiencia pionera en el ámbito universitario español, que pretende dotar a
los comunicadores de los conocimientos y de las habilidades técnicas que requiere
una vivencia social de la comunicación basada en la tecnología, dentro de una
visión generalista e integral de las tecnologías de la comunicación.
La experiencia del Grado en Comunicación Digital de la Universidad CEUSan Pablo se enmarca dentro de otro proyecto pionero: la de la Facultad 3.0., que
pretende integrar las Nuevas Tecnologías de la Información y de la Comunicación
(TIC) en los procesos comunicativos, de enseñanza y aprendizaje y en la vida de
la Facultad 311 .
310
Salaverría, Ramón. Op. Cit. p. 170.
Torrecillas Lacave, Teresa y Cabezuelo Lorenzo, Francisco: Las redes sociales y las nuevas
herramientas digitales al serivicio de la innovación docente en la enseñanza-aprendizaje de las Ciencias
de la Comunicación. Proyecto de Innovación Docente. Universidad CEU-San Pablo. Julio de 2012. P. 2.
311
193
5. La evaluación de la calidad de la Información Religiosa
en Internet
195
Las profesoras Jiménez Piano y Ortiz Repiso dan cuenta de un hecho: La mayor
parte de la bibliografía sobre evaluación de sedes web se halla disponible en
Internet o en revistas de documentación y comunicación. El ámbito en el que más
se
encuentra
información
sobre
el
tema
es
el
de
las
universidades
norteamericanas, si bien también hay ejemplos en Europa y España 312 .
En la primera parte de este estudio, hemos visto que la cuestión fundamental
es recuperar la calidad en la Información Religiosa. Para ello, si el informador que
quiere elaborar una información de calidad, deberá ser selectivo en las webs que
visita y tener los conocimientos básicos para segregar las que tienen una calidad
adecuada de las que no la tienen.
Las empresas de Internet hacen énfasis en la calidad de los servicios que
ofrecen, pues son la clave para fidelizar a los usuarios, y para ganar nueva
audiencia. Con este fin, los medios digitales implementan una serie de estrategias,
que abarcan aspectos tecnológicos y de aproximación del producto al
navegante 313 .
La calidad, en general, puede definirse como el conjunto de propiedades y
características de un producto o servicio que le confieren su aptitud para satisfacer
las necesidades expresadas o implícitas (UNE 2012/1, que equivale a la norma
312
313
Jiménez Piano y Ortiz-Repiso: Op. Cit. P. 73.
Flores y Arruti: Op. Cit. pp. 116-117.
197
ISO 8402:1994) 314 . Los métodos para medir la calidad se denominan ‘evaluación
de calidad’. Se habla de evaluación directa si mide cuantitativamente los aspectos
meramente materiales o formales, mientras que de evaluación indirecta cuando se
miden cualitativamente los aspectos no materiales o menos cuantificables.
Mediante la evaluación indirecta, según señala Elías Sanz Casado 315 , se pretende
determinar los criterios que sería necesario aplicar para conocer la calidad de la
información que están utilizando los usuarios, con el fin de resolver sus
necesidades. En este sentido la información religiosa sobre el catolicismo se
mueve entre estos dos métodos, ya que en ella están en juego tanto aspectos
formales
(tipo
de
lenguaje,
formatos
adecuados…),
como
conceptuales
(credibilidad según la fidelidad al Magisterio…)
En cualquier caso, se aplique el método que se aplique, puede definirse la
información de calidad como aquella que responde exactamente a las necesidades
de un usuario o cliente que la demanda 316 Así, al margen de considerar otros
aspectos técnicos e incluso estilísticos, podríamos afirmar que una fuente de
Internet será útil y adecuada si ayuda a satisfacer las preguntas que el periodista
se ha hecho previamente. Según este criterio, sitios web que se hallan en niveles
bajos de calidad formal, si logran expresar de manera fidedigna –con autoridad y
credibilidad- aquello que busca el periodista, puede ser considerada una fuente
adecuada. En el caso de la información religiosa sobre el catolicismo, si el sitio
web aclara ciertas dudas sobre, por ejemplo, un punto doctrinal o moral, aunque
no cumpla otros requisitos de calidad, puede ser tenida en cuenta, de manera
legítima por el periodista, una vez comprobado el criterio de ‘credibilidad’ al que ya
314
Marina Jiménez Piano y a Virginia Ortiz-Repiso Jiménez : Evaluación y calidad de sedes web.
Ediciones Trea. Gijón, 2007. p. 53.
315
Sanz Casado, E.: Manual de estudios de usuarios. Fundación Germán Sánchez Ruipérez. Pirámide.
Madrid, 1994.
198
nos hemos referido en el apartado anterior. De acuerdo con esto, lo realmente
importante es el contenido de la fuente. Pero este tipo de fuentes deben ser
utilizadas por el profesional, aunque nunca sugeridas al público sin especificar
antes sus deficiencias, ya que en Internet, más que en otro medio, el continente
llega a identificarse íntimamente con el contenido.
Según la anterior definición de calidad, que tiene como clave las necesidades
concretas de cada usuario, no habría ningún criterio objetivo para considerar una
determinada información como de buena o mala calidad per se. Sin embargo, esta
visión puede sugerir la idea de que la calidad es algo relativo, muy en la línea de la
corriente positivista y relativista de pensamiento cuya crítica hemos realizado en la
primera parte de este trabajo. La prueba de la existencia o necesidad de al menos
unas normas mínimas de calidad, es que se pueden detectar en diversos autores
un consenso sobre aquellos rasgos que tendría una información servida falta de
calidad (no solo en el ámbito periodístico, sino también en el técnico y el científico):
-Aquella que sea escasa o incompleta.
-Errónea o engañosa-la que sea confusa en su exposición
-incomprensible
-la que sea dada por un lego en la materia
-aquella a la que es difícil acceder o resulta imposible hacerlo.
Estos rasgos pueden ser transformados en positivos 317 . Así, se puede
considerar una información de calidad, -considerando aparte el grado de
satisfacción que de al usuario-, aquella que:
316
317
Norma ISO 9000, 2002.
Vid. Jiménez Piano y Ortiz-Repiso: Op. Cit.
199
-Es completa respecto al tema en cuestión, sin lagunas ni falta de actualidad.
-La que evite los errores de todo tipo y cualquier sesgo ideológico o partidista.
-la que provenga de una fuente autorizada, es decir, de una persona entidad
experta en el tema.
-aquella a la que se pueda acceder fácilmente.
Estos son los criterios básicos sobre los que empezar a construir un modelo
para el análisis de páginas web. Entendemos que hay aquí una base para
establecer el criterio de ‘credibilidad’, basado fundamentalmente en el tercer rasgo:
que provenga de fuente autorizada, pero en el que también influye el primero (que
no tenga lagunas ni falta de actualidad) y el segundo (que se recurra a la
verdadera y legítima autoridad en vez de dar pábulo a teorizadores de los más
diversos ámbitos, por ejemplo, teólogos disidentes, cuya opinión, obviamente,
puede ser citada, pero nunca comparada ni situada en el mismo nivel que la voz
del Magisterio, si lo que se quiere exponer es lo que enseña la Iglesia Católica).
Por continuar viendo distintas aportaciones sobre el tema de la calidad en
general, que consideramos aplicables a Internet, cabe decir que los autores
anglosajones 318 suelen coincidir generalmente en cinco criterios muy enraizados
en la evaluación de las colecciones bibliográficas: el objetivo o propósito, la
autoridad, la cobertura del tema, la audiencia y el formato. Criterios que, de una
forma u otra, tomamos como referencia para elaborar el análisis de las fuentes
católicas en Internet. En esta tendencia anglosajona vemos que se considera
como pieza clave para la calidad el soporte. Si bien creemos que lo más relevante,
desde el punto de vista del periodista que va a utilizar la web como fuente, es el
contenido, y puede parecer que la evaluación de la información no depende, en
200
principio, del soporte en el que esté contenida, es evidente que determinados
soportes imponen ciertas características que necesariamente influyen en los
criterios de evaluación. Obviamente, este es el caso de Internet, que con la
combinación de elementos audiovisuales e interactivos, condiciona la transmisión
del mensaje de manera decisiva, configurando incluso la manera en que este es
percibido por el receptor.
318
Ibid.
201
5.1. Fuentes para el estudio de la calidad en Internet
Dentro ya del campo más concreto de los estudios sobre la calidad
específicamente en Internet, existen varios intentos de establecer modelos de
calidad para sitios web. Como es natural, antes de iniciar nuestro análisis, hemos
comparado estos modelos. Especialmente interesantes son aquellos que se
centran en el estudio de las fuentes a las que recurren los sitios de Internet. El
primer dato con que nos encontramos, es que existen modelos endógenos y
exógenos: los primeros son aquellos que han sido elaborados por agentes dentro
de la propia Red, generalmente sitios de reconocido prestigio; los segundos,
aquellos que están elaborados por elementos ajenos a las webs: profesores,
estudiosos, equipos de investigación… 319
Para el profesor Borrat,
“Sería de enorme interés contar con una evaluación bien
estructurada y fiable de otros subsistemas de fuentes disponibles en la
Red. Como los que configuran, precisamente, los propios sitios
derivados de los periódicos, emisoras radiofónicas y canales de
televisión y los sitios mediáticos autónomos nacidos con y en la propia
Red”. 320
319
Borrat, Héctor: Las relaciones noticiables-fuentes-autores. En Losada Vázquez, Ángel y Esteve
Ramírez (eds.): Las relaciones noticiables-fuentes-autores. Servicio de Publicaciones de la Universidad
Pontificia de Salamanca. Salamanca, 2003. P. 81.
320
Ibid.
202
Con esta afirmación, el profesor Borrat pone en evidencia la necesidad de un
estudio sistemático de las fuentes en Internet, la búsqueda y elaboración de
criterios sólidos y la conveniencia de elaborar propuestas para la formación de
profesionales y público en el uso de los recursos digitales. Como es natural, una
evaluación total de la red Internet es una tarea draconiana, que debe ser abordada
desde distintos ámbitos. Pero la aspiración del profesor Borrat puede tener
cumplimiento, en parte, con la creación de observatorios de la información en
Internet. Nosotros queremos aportar nuestro pequeño granito de arena,
centrándonos en las páginas web de contenido católico, para presentar aquellas
que pueden considerarse como las mejores de inspiración católica.
Las documentalistas Jiménez Piano y Ortiz-Repiso han efectuado un amplio
estudio sobre la literatura acerca del tema de la calidad en Internet 321 . En él,
enumeran varios estudios sobre calidad en la Red, o en otros medios pero que
ellas consideran aplicables a la Red. Efectivamente, a tenor de lo expuesto por
estas autoras, parece que los criterios básicos de calidad en cuanto al contenido (e
incluso aspectos básicos de forma), que se venían aplicando a los medios de
comunicación convencionales, también resultan aplicables a Internet. Mejor dicho:
esos criterios tradicionales pueden funcionar como base para el análisis de las
fuentes web. Por ejemplo, Jiménez y Ortiz citan y comentan los criterios de análisis
de calidad web de James Rettig 322 , basados en el análisis de prensa escrita pero,
a su vez, aplicados al análisis de sitios de Internet 323 . Entre esos criterios destacan
la exactitud, la posibilidad de verificación, la vigencia del contenido… componentes
321
Jiménez Piano, Marina y Ortiz-Repiso Jiménez, Virginia: Evaluación y calidad de sedes web.
Ediciones Trea. Gijón, 2007.
322
Rettig, James: Beyond cool: analog models for reviewing digital resouces. En Online:
http://www.onlineinc.com/onlinemag/SeptOL/rettig9html
323
Jiménez Piano, Marina y Ortiz-Repiso Jiménez, Virginia: Op. Cit. P. 60-88.
203
universales de cualquier valoración sobre la calidad y efectividad de los medios de
comunicación.
Sin embargo, estas autoras 324 , advierten sobre las peculiaridades del formato
en Internet y su influencia sobre el producto final. La forma y el diseño influyen de
manera determinante en este medio y aspectos como la interactividad o la rápida
actualización condicionan la efectividad del mensaje de manera decisiva. En
definitiva, a pesar de su dependencia inicial de los modelos de análisis de calidad
en los mass media tradicionales, el desarrollo de Internet y del espacio digital ha
provocado una revolución en los criterios de evaluación de los sistemas de
comunicación.
En general, las ideas que se repiten de manera constante en los estudios
sobre calidad, como elementos son: Exactitud, adaptación a la audiencia,
organización adecuada al tema, criterios para web, autoridad del autor, editor;
enlaces adecuados a la audiencia y funcionando, comparación con obras similares,
exhaustividad, distinción/atributo especial, documentación/explicación de las
fuentes empleadas, fácil de usar, bien organizado, material audiográfico, motor de
búsqueda
con
suficiente
flexibilidad
y
robustez,
fiabilidad,
revisiones
(mantenimiento regular, vigilancia y puesta al día de los enlaces), exclusividad
(contenido superior, propósito, diseño gráfico o combinación de estos lo pueden
convertir en un recurso único) 325 .
Otro tema recurrente al que se da gran importancia, es el problema de la
seguridad, en la doble vertiente de seguridad para los autores de que sus obras no
324
325
Ibid. p. 60.
Ibid.
204
serán modificadas, y de seguridad para los usuarios de que realmente la
información que reciben es auténtica y procede la fuente que dice proceder 326 .
Necesidad de los estudios de evaluación de calidad en Internet
Existe una auténtica necesidad de la evaluación de las sedes web, por
múltiples motivos 327 :
1) En muchos casos es necesario comprobar su autenticidad.
2) En la web no se suele tener constancia de qué controles ha sufrido una
publicación que aparece en ella
3) La facilidad para editar en Internet, en la que existen dominios donde
cualquiera puede publicar contenidos web de forma gratuita. Esto constituye
una inabarcable fuente de información, pues nada impide que queden
recogidas aquí investigaciones científicas de primer orden o todo el saber hacer
de un experto humano en cualquier ciencia, arte o técnica. Pero esto permite
también la inclusión de páginas descuidadas, con contenidos escasos o
erróneos, tendenciosos o simplemente insustanciales.
4) Debido a su génesis y a la ausencia de organización centralizada, los
contenidos más diversos se encuentran totalmente mezclados y sin clasificar.
Desbrozar toda esa maraña requiere una evaluación o valoración de las sedes
web, para evitar tomar como información científica aquello que no lo es.
5) En ocasiones los usuarios descartan la información de una determinada página
porque no consta la fecha de su creación, de su última modificación o no es
fácil obtener dicho dato. Los administradores de páginas han de tomar
326
327
Ibid. p. 61.
Ibid. Pp 62-63.
205
conciencia de que cualquier elemento que contribuya a conceder mayor calidad
o valor a su sede web, como por ejemplo la fecha de modificación, ha de ser
visible de forma inmediata, sin que sea necesario buscarlo arduamente.
206
5.2. Los objetivos de la evaluación
El objetivo fundamental que reconocen los autores a la evaluación de sedes
web es su mejora, y obtener un uso eficiente de los recursos empleados en su
desarrollo, lo que repercutirá en un incremento de calidad general del conjunto de
la Red de redes.
Los objetivos de la evaluación, según Lancaster 328 , son:
-Establecer los niveles de rendimiento de cualquier servicio;
-Comparar rendimientos;
-Justificar la existencia de un servicio, una institución o una actividad;
-Identificar fuentes de error o ineficacia. En definitiva, justificar su uso como fuente
(este es el objetivo de los que propone Lancaster que consideramos fundamental).
Jiménez Piano y Ortiz Repiso 329 afirman que los sitios web son un producto y
también un servicio, que ofrece información a los usuarios, como un centro de
documentación o una biblioteca, catálogo o base de datos. Esto supone la
exigencia de una calidad estable, tanto en cuanto al propio diseño como a la
información que contienen, y esta calidad ha de ser evaluada no solo tras su
creación, sino de manera continua.
“Como servicio, -dicen las autoras-, las sedes web deben
establecer de forma muy clara
328
a quiénes se dirigen o cuál es su
Ibid. p. 63.
207
audiencia prevista, y consecuentemente, estudiar cuáles son las
necesidades y expectativas de calidad de sus usuarios, y los juicios de
estos sobre la calidad de la sede, o la calidad percibida. Por lo tanto,
cualquier se de web que persiga calidad tiene que establecer
mecanismos de medición de la satisfacción de sus usuarios, bien de
forma directa o indirecta”. 330
La ciencia o la técnica que se dedica a la medición de los documentos
hipertextuales de se denomina webmetría, o bien cibermetría, y estudia 331 :
-El número de sedes y páginas web que existen en el mundo y su distribución
por países o dominios.
-La clasificación de páginas web por tipología y lengua de los documentos.
-Las estadísticas de utilización y de los usuarios de las páginas en un
determinado periodo temporal.
-El número de citas que recibe cada página web.
-La posición de las sedes y páginas web más citadas atendiendo a su
tipología documental.
-Los tipos de recursos electrónicos disponibles en cada sede web.
-El factor de impacto web y la productividad de los autores en la web.
-El análisis del contenido de las páginas web.
-La identificación de publicaciones electrónicas siguiendo una distribución
idiomática, geográfica o por tipologías.
329
Ibid. p. 65.
Ibid. p. 65.
331
Ibid. p. 68.
330
208
En cuanto al método de los distintos sistemas de evaluación de la
información en Internet, se trata, en principio de procedimientos muy simples, con
escasas variantes 332 :
a) Recogida de datos
b) Interpretación de los datos obtenidos
c)
332
Establecimiento de conclusiones
Jiménez Piano y Ortiz-Repiso: Op. Cit. P. 69.
209
5.3. Algunos modelos útiles de evaluación de la calidad en la Red
En
estos
trabajos
se
proponen
listados
de
criterios
justificados.
Generalmente, su estructura es parecida. Los criterios, a su vez, se desglosan en
una serie de indicadores a modo de cuestionario. A veces, se establecen baremos
con puntuación 333 . Vamos a continuación a ver algunos de los considerados como
los más representativos, según el criterio de documentalistas:
Según Jiménez Piano y Ortiz Repiso, las listas más destacables dentro del ámbito
académico e institucional son las de Ciolek (1994), la de Tillman (2003), la de la
OCLC (O’Neill et al., 2003), la de DESIRE (1998), la de la Universidad de Georgia
(Wilkinson et al., 1997), la Zhang y Dran (2000) y el método de Codina (2000) 334 .
1. Lista de la www Virtual Library de T. Matthew Ciolek
“Este autor se ocupa del tema de la calidad desde 1994.
Trabaja en el proyecto, World-Wide Web Virtual Library desde
Australia. Es una de las más clásicas. Los siete criterios básicos
son: a) originalidad de la información; b) fácil de encontrar; c)
universalmente accesible; d) bien estructurada y organizada; e)
bien formateada y editada; f) utilidad y fiabilidad; y g) fácil de
instalar, correr, mantener y mejorar. Presta mayor atención a las
333
334
Ibid. P. 72.
Ibid. Pp. 78-79.
210
características específicas de la web que a las intrínsecas de la
información” 335 .
2. Lista de criterios de Hope N. Tilman
Es un escritor muy influyente en los autores anglosajones. Establece una
serie de criterios genéricos, relativos al contenido más que a la forma:
“Criterios para incluir información, autoridad del autor o creador,
comparación con fuentes relacionadas, estabilidad de la
información,
formato
apropiado,
requerimientos
de
software/hardware/multimedia” 336 .
Jiménez Piano y Ortiz Repiso se sorprende de que este autor no mencione
la actualización de los datos y que, en cambio, se preocupe de la estabilidad de
la información 337 .
3. Web Characterization Metrics
Llevado a cabo desde 1999 hasta 2003 por Brian Lavoie, puede consultarse
en el W3C Consortium y en el artículo Trends in the evolution of the public web:
1998-2002, de O’Neills et al., 2003). Proponía los siguientes valores:
propiedades métricas, métrica de la web, métrica de los usuarios de la web,
métrica de los clientes web, métrica de los servidores web, métrica e las sedes
web, métrica de las páginas web y métrica de las colecciones web. Se trata,
335
336
Ibid. P. 79.
Ibid. Pp. 79-80.
211
pues, de una lista de aspectos mensurables que de algún modo son condición
indispensable de las webs de calidad.
4. Lista de criterios del programa DESIRE
El programa DESIRE (Development of a European Service for information
on Research and Education). Establece unos factores claves de calidad:
usuarios, recursos de información y el propio servicio, lo que dio lugar a una
lista de cinco tipos genéricos de criterios: criterios de cobertura, de contenido,
de forma, de procedimiento y criterios de gestión de la colección 338 .
5. Lista de la Universidad de Georgia
De una lista originaria de más de 500 criterios, se fueron reduciendo,
primero a 125 indicadores de calidad, y luego, se condensaron en 11 criterios.
Para ello se consultó a usuarios expertos. La lista, pues contiene 125
indicadores, agrupados en torno a 11 criterios: accesibilidad y usabilidad del
recurso; identificación y documentación del recurso; identificación del autor;
autoridad del autor; estructura y diseño de la información; relevancia y alcance
del contenido; validez del contenido; exactitud y equilibrio del contenido;
navegación a través del documento; calidad de los enlaces, y aspectos
estéticos y afectivos. Jiménez Piano y Ortiz-Repiso creen que los aspectos
organizativos y de mantenimiento están menos subrayados [que en la lista de
DESIRE], y que presenta defectos consecuencia de de su sistema de
generación por acumulación. Estas profesoras creen que es más “racional
337
338
Ibid. P. 80.
Ibid. P. 81.
212
establecer en primer lugar unos criterios genéricos y después ir derivando de
estos los más específicos, hasta el máximo nivel de especificidad, al contrario
de lo que hicieron el profesor Gene L. Wilkinson y sus alumnos de doctorado
Olivier y Bennett, elaboradores de lista 339 .
6. Zhang y Dran y el modelo ergonómico de Herzberg
Los profesores de la Universidad de Siracusa (New York), Zhang y Dran,
“proponen la elaboración de una lista de categorías basada en la teoría
bifactorial de Herzberg. Esta teoría sostiene que existen dos tipos de factores
que influyen en el entorno laboral” 340 : los higiénicos (que si faltan generan
malestar, pero si están presentes, no necesariamente generan satisfacción) y
los motivacionales (que generan satisfacción con su presencia, pero si faltan no
surge necesariamente insatisfacción).
“Como ejemplo de factor higiénico en el diseño de sedes web, los autores
señalan los enlaces, cuyo correcto funcionamiento no despierta especial
satisfacción, pero cuyo mal funcionamiento genera indudablemente frustración
e insatisfacción. Un ejemplo de factor motivacional es el uso de los multimedia.
Un factor motivacional puede convertirse en higiénico con el paso del
tiempo” 341 .
En la confección de esta lista participaron dos grupos de estudiantes
duchos en el uso de la Red. Un grupo estableció las siguientes categorías:
339
340
Ibid. Pp. 82-83.
Ibid. P. 83.
213
A. Navegación (actividad de surf en sí misma)
B. Resultados cognitivos (aprendizaje)
C. Entretenimiento
D. Privacidad
E. Facultades transferidas a los usuarios
F. Apariencia visual
G. Aspectos técnicos
H. Navegación (como actividad en la sede web)
I.
Organización del contenido informativo
J. Credibilidad
K. Imparcialidad
L. Contenido informativo
Otro grupo de estudiantes las distribuyó entre los dos conceptos de Herzberg:
A. Factores de Higiene: aspectos técnicos, navegación, privacidad y seguridad,
navegación (actividad de surf en sí misma), imparcialidad y contenido
informativo.
B. Factores de Motivación: entretenimiento, resultados cognitivos, credibilidad,
apariencia visual, facultades transferidas a los usuarios y organización de la
información.
Los grandes aciertos de esta lista son, según Jiménez Piano y OrtizRepiso 342 : estar basada en una teoría de un campo disciplinar muy desarrollado y
próximo a los entornos web, el de los estudios de ergonomía; y el estar elaborada
341
342
Ibid. P. 83.
Jiménez Pisano y Ortiz-Repiso. Op. Cit. p. 80 y ss.
214
con la participación de bastantes individuos, que debían definir cada categoría,
favoreciendo así la objetividad.
7. El método de Lluís Codina, establecido en 2000 343 se basa en la división de
catorce indicadores en dos grandes parámetros: micronavegación y
macronavegación. El primero se divide en calidad y volumen de la
información; autoría, legibilidad y ergonomía; navegación y representación
de la información; recuperabilidad; interactividad y/o computabilidad;
velocidad de descarga y servicios adicionales.
El criterio macronavegación se divide en luminosidad, o cantidad de
enlaces a otras sedes; calidad de los enlaces, evaluación y selección de los
mismos; actualización de los enlaces; descripción, selección y evaluación
de las sedes a los que apuntan los enlaces; visibilidad, o cantidad de
enlaces recibidos, y autodescripción. Este último facilita la recuperación por
medio de los motores de búsqueda; para Codina una buena descripción
consta de un buen título, claro y conciso; un texto explicativo sobre la sede
web; metaetiquetas y metadatos normalizados.
Esta lista de criterios, además de ser la primera publicada en
español,
es
especialmente
importante
debido
a
las
reflexiones
metodológicas que plantea, así como a la delimitación terminológica que
contiene. ... no queda reducida a una mera consideración teórica, sino que
es el fruto de una aplicación práctica sistemática.
343
Codina, Lluís: Evaluación de recursos digitales en línea: conceptos, indicadores y métodos. En
Revista Española de Documentación Científica. Vol. 23, nº1. 2000.
215
[8.] Modelo de Jakob Nielsen: Sobre su sistema, comentan Jiménez Piano y
Ortiz Repiso:
“Entre los teóricos de la evaluación de sedes web desde un punto
de vista no institucional o académico, se encuentra Jakob Nielsen,
principal defensa del concepto de usabilidad o facilidad de uso y
creador de los principios heurísticos de usabilidad. Se habla de
heurística como de la capacidad que tiene un sistema para realizar de
forma inmediata innovaciones positivas para conseguir sus fines... el
arte y la ciencia del descubrimiento y de la invención o de resolver
problemas mediante la creatividad.
Jakob Nielsen es un experto europeo en diseño de sedes web. Fue analista
de la empresa Sun y posteriormente ha fundado su propia empresa de
ingeniería del diseño. Sus diez principios heurísticos, por lo tanto, se
refieren exclusivamente a al usabilidad y no se ocupan más que
indirectamente de la calidad del contenido. Como Tillman, Nielsen ha
creado escuela y cuenta con muchos seguidores. Posee una sede web
llamada Useit (useit.com) en la que se ocupa con profundidad de la
usabilidad 344 .
De estas aportaciones, se derivan estos diez principios de usabilidad 345 :
344
345
Ibid. P. 86.
Ibid. P. 87.
216
1. Visibilidad del estado del sistema: el sistema siempre debe mantener al
usuario informado sobre lo que está haciendo por medio de feedback
apropiados en un tiempo razonable.
2. Identificación entre el sistema y el mundo real: el sistema debe hablar la
lengua de los usuarios, con palabras, frases y conceptos que les sean
familiares, más que con términos orientados al sistema. Que la información
aparezca en orden natural y lógico.
3. Control y libertad del usuario: los usuarios necesitan una salida de
emergencia claramente marcada para escapar si han cometido un error de
navegación, sin tener que recorrer un largo camino.
4. Consistencia y normas: los usuarios no deben encontrar diferentes palabras,
situaciones y acciones que signifiquen la misma cosa. El diseño deberá seguir
las convenciones de la plataforma.
5. Prevención de errores: un buen diseño que prevenga los errores antes de
que ocurran es aún mejor que un buen mensaje de error.
6. Reconocimiento mejor que recuerdo: un diseño que haga visibles los objetos,
acciones y opciones. El usuario no tiene que recordar la información de una
parte del diálogo en otra. Las instrucciones para usar el sistema deben estar
visibles o ser fácilmente recuperables siempre que sean necesarias.
7. Flexibilidad y eficiencia de uso: los aceleradores –invisibles para los usuarios
noveles- pueden activarse para el usuario experto de modo que el sistema
pueda satisfacer a ambos tipos de usuarios. Debe permitir a los usuarios
programar las acciones frecuentes.
8. Diseño estético y minimalista: los diálogos no deben contener información
irrelevante o necesaria en raras ocasiones. Cada unidad extra de información
217
en un diálogo compite con las unidades relevantes y diminuye su visibilidad
relativa.
9. Ayuda a los usuarios para reconocer, diagnosticar y rectificar los errores: los
mensajes de error deben expresarse en lenguaje llano (no en códigos),
indicando claramente el problema y sugiriendo una solución constructiva.
10. Ayuda y documentación: ...Toda esa información debe ser fácil de buscar,
orientada a las tareas del usuario, contar con varios niveles y no ser demasiado
extensa.
Concluyen Jiménez Piano y Ortiz Repiso afirmando que Algunos de estos
criterios de usabilidad forman ya parte de la cultura web y que han alcanzado un
amplio nivel de popularidad en el mundo del análisis web. En especial, aquellos
como la exigencia de consistencia y de respeto a las normas, así como todos
aquellos principios que intentan mantener al usuario informado y convertido en
protagonista capaz de rectificar errores y elegir el mejor procedimiento para
cumplir las tareas deseadas.
Es un hecho constatable, y así lo apuntan las profesoras Jiménez y Ortiz, que
la
inmensa
mayoría
de
las
consultorías
de
páginas
web
se
centran
fundamentalmente en el análisis de la usabilidad o medida de la utilidad, facilidad
de uso, facilidad de aprendizaje y apreciación o valoración para una tarea, un
usuario y un contexto dado 346 .
Después de analizar los criterios de evaluación de calidad de otros autores,
Jiménez Piano y Ortiz Repiso establecen los suyos propios, que transcribimos
346
Ibid. P. 88.
218
a continuación, por su interés y relevancia. De hecho, nos han ayudado
bastante en la elaboración de nuestro propio sistema:
1. Búsqueda y recuperación de información:
1. Motores de búsqueda
2. Metadatos
3. Visualización de los resultados
2. Autoridad
1. identificación y reputación de los
proveedores de información
2. Control de calidad
3. Contenido:
a. Validez
b. Exactitud y objetividad
c. Cobertura y exhaustividad
d. Originalidad
e. Redacción y organización
intelectual
f.
Actualización
del
contenido
4. Administración:
1. Audiencia
2. Administración del sistema
3. Normas de uso
4. Política de actualización
5. Evaluación
219
5. Diseño
Navegación
Asistencia al usuario
Accesibilidad
Uso de normas aceptadas
Estilo o aspectos estéticos]
Por otra parte, según un estudio realizado por la Universidad de AmsterdamMaastricht en 1999, sobre los sitios web de los jefes de Gobierno, Parlamento y
otras instituciones de la Unión Europea, son criterios de evaluación: el análisis del
contenido, (frescura y calidad de las informaciones, presencia de una agenda,
publicación de los informes y comunicados a la prensa, lenguas en las que se
presta el servicio) y la interactividad (ergonomía, facilidad de utilización, existencia
de direcciones electrónicas (…), visibilidad en los diferentes usuarios) 347 .
Además, existen diversos existen diversos grupos dedicados a realizar estudios
analíticos sobre la arquitectura de la información en los sitios web, como Delphi
Group, forrester Reseca, Gatner, giga Information Group, IDC y Meta Group 348 .
Aparece citado por varios autores 349 el estudio comparativo efectuado por la
investigadora norteamericana Laura Gordon-Murnane (1999)
350
: esta autora
estudió varias webs de ámbito anglosajón que a su vez ofrecían criterios de
calidad sobre otras: CyberStacks, Best Information on the Net (BIOTN), Librarian’s
347
Le Monde (7 de agosto de 1999).
Jiménez Piano y Ortiz-Repiso: Op. Cit. p. 73.
349
Ibid. p. 72; Buendía Castro, Miriam y Ureña Gómez-Moreno, José Manuel: ¿Cómo diseñar un corpus
de calidad? Parámetros de evaluación. En Sendebar, nº 21. 2010. P. 168.
348
220
Index to the Internet, Scout Report, Argus Cleringhouse, Blue Web’N, Dow Jones
Business Directory, Finding Business Research on the Internet, The PH Directory
of Online Business Information 1998, Lycos Top y Magellan/MackKinley SelectSurf.
Gordon-Murnane halló bastantes divergencias entre los criterios de evaluación
estas sedes web, pero también un criterio que aparecía insistentemente: el
contenido. Por orden descendente de frecuencia: Diseño/presentación/formato;
frecuencia de las puestas al día; audiencia/necesidades de la comunidad;
actualidad/oportunidad; sistema de evaluación; autoridad; disponibilidad/rapidez;
valor/utilidad; accesibilidad/recuperabilidad; alcance; coste 351 .
De este estudio, así como de los anteriores, se deduce que, sin restar
importancia a todo lo referente al diseño, interactividad, etc., los analistas de la
calidad perciben que la pieza fundamental en el estudio de la calidad en Internet,
es el contenido. Si la página está muy bien adornada y ofrece grandes y
deslumbrantes recursos técnicos, pero no tiene un contenido de calidad, fallará
como fuente y no contribuirá a la mejora de la calidad de la información. Por lo
tanto, el principal requisito para considerar a una fuente web como de calidad, es
que su contenido tenga calidad. Así, hemos de considerar la calidad del contenido
como el elemento clave para la validez de una página web como fuente de
inspiración católica.
350
Gordon Murnane, Laura: Evaluating Web Evaluators. Artículo en la revista Searcher (Feb 1999).
Buendía Castro, Miriam y Ureña Gómez-Moreno, José Manuel: Op. Cit. p. 168. Cfr. Jiménez Piano y
Ortiz-Repiso: Op. Cit. P. 72.
351
221
5.4. Elementos fundamentales para el análisis web general
Teniendo en cuenta estas listas y sugerencias para tratar de medir la calidad,
junto con otras aportaciones, como, por ejemplo, las del profesor Salaverría y del
Grupo Novo Medios de la Universidad de Santiago de Compostela, podemos
establecer varios criterios básicos para el análisis de los cibermedios, atendiendo a
varios aspectos esenciales de la página web 352 . Podemos agrupar estos aspectos
en dos áreas: una que podríamos denominar técnica, en la que se agrupan
aquellos aspectos más relacionados con el diseño y la estructuración de la página,
mientras que la otra se compondría de criterios periodísticos. Los enumeramos y
explicamos brevemente, dejando matices y las aplicaciones concretas para el
siguiente apartado, la explicación de la ficha, en la que aparecen reflejados todos
estos criterios.
5.4.1. El aspecto técnico
-Importancia de la interactividad:
Según Juan Luis Cebrián 353 , la interactividad que aporta Internet es la piedra
angular de una revolución, no sólo en el campo de los medios de comunicación,
sino también en el cultural y en la dimensión antropológica. La interactividad, para
Cebrián, tiene la importancia de un nuevo giro copernicano que marcará la cultura
humanística de nuestros días y del futuro. En ella, como ocurrió en el
352
Vid. Jiménez Piano, Marina y Ortiz Repiso, Virginia: Op. Cit. P. 132 y ss; Salaverría, Ramón: Op. Cit.,
en donde aparecen reflejados los estudios del Grupo Novo Medios, de la Universidad de Santiago de
Compostela, de aportaciones del profesor Ramón Salaverría.
222
Renacimiento, se da un resurgir del antropocentrismo, del hombre como medida
de las cosas, ya que la interactividad permite una relación directa entre emisor y
receptor como nunca antes se había dado y llega a invertir estos papeles clásicos
en los modelos de comunicación.
La interactividad es la capacidad de comunicación entre el emisor originario y el
receptor. No se trata, por tanto, de garantizar un simple feedback mediante el cual
el receptor expresa su conformidad y disconformidad con lo expuesto por el emisor,
sino una auténtica participación del navegante en los recursos de la página.
La interactividad es la esencia de Internet y supone una oportunidad para los
periodistas y comunicadores, que pueden utilizar los formidables recursos que les
ofrece la Red. Pueden dedicarse no solo a contar historias a un público, sino
también a buscar una reacción, provocar un diálogo, pues ningún otro medio
puede ofrecer una respuesta a la información tan rápida y, además, gratuita 354 .
Existe un amplio rango de interactividad, que va desde el hiperenlace más
sencillo hasta permitir a los usuarios publicar colaboraciones o que intervengan en
la selección de los contenidos. Esto ayuda a los responsables de los sitios de
Internet a cuidar más los contenidos y a hacerlos más interesantes para el público,
para que se sienta motivado a participar en ellos 355 .
Para que el público no se sienta como un ente pasivo frente a la información, el
sitio web debe ofrecerle recursos suficientes para “rentabilizar” esa información,
353
Cebrián, Juan Luis: La red. Cómo cambiarán nuestras vidas los nuevos medios de comunicación.
Círculo de Lectores. Barcelona, 1998. Pp. 79-80.
354
Salaverría, Ramón: Op. Cit. pp. 199-200.
355
Ibid. P. 200.
223
“sacarle el jugo”. Para ello puede facilitar encuestas, foros de participación,
consultas a expertos, chats o cualesquiera otras iniciativas que favorezcan la
comunicación mutua entre informadores e informados. Además, eso permitirá a los
responsables de la página de Internet conocer de modo directo a su público, sus
gustos, necesidades y preferencias. También los receptores pueden verse
animados a hacer aportaciones a los contenidos de las páginas.
He aquí los medios para fomentar la interactividad que apuntan algunos
autores (resumidos por Salaverría) 356 :
-Debates.
-Charlas interactivas.
-Consultorios, buzón.
-Foros.
-Encuestas.
-Explotación de los mecanismos hipertextuales.
Con todos estos elementos, el navegante se implica en el análisis y uso de las
noticias, y en su relación con el medio 357 .
La interactividad conduce a la personalización de los contenidos, ya que el
contacto con los usuarios posibilita el conocimiento de sus preferencias El profesor
Martínez Albertos considera que “la personalización del contenido hará
desaparecer el propio interés general. La masa de receptores se traducirá en un
público heterogéneo, al que se dirigirán mensajes individualizados. La sociedad de
356
357
Ibid. P. 202.
Ibid. P. 201.
224
masas se convertirá en otra basada en el conocimiento personalizado” 358 . El
mismo profesor advierte de una posible consecuencia negativa de esto: “el peligro
es que se derive en una visión reduccionista del mundo”. 359
-Multimedialidad: definida como la integración en una misma unidad discursiva
de información de varios tipos: imágenes (fijas o en movimiento), sonidos, bases
de datos
programas ejecutables 360 . Afecta al uso de recursos hipertextuales,
multimedia e interactivos
-El diseño: Este criterio contiene los aspectos más específicos
de las sedes web, diferenciándose de los medios de publicación
analógicos, pues afecta a los indicadores más característicos de la
información que se distribuye en el hipertexto de la World Wide
Web. Recoge elementos como la accesibilidad, la usabilidad, la
navegación, las ayudas al usuario, la normalización o la estética y
amigabilidad de la sede, muchos de los cuales se aplican
únicamente a la información de Internet 361 .
-La usabilidad o utilidad 362 se define como la facilidad con que una interfaz de
ordenador puede ser eficiente y efectivamente usado, especialmente por un
navegante no acostumbrado. Depende de múltiples factores, como el diseño, la
358
Martínez Albertos, José Luis: El mensaje periodístico en la era digital. En Estudios sobre el Mensaje
Periodístico, 7. Servicio de Publicaciones de la Universidad Complutense. (Madrid).
359
Ibid.
360
Salaverría, Ramón: Op. Cit. 42.
361
Jiménez Piano, Martina y Ortiz Repiso, Virginia: Op. Cit. p. 187.
362
Nosotros preferimos utilizar otra palabra, “manejabilidad”, que consideramos gramaticalmente más
correcta. No obstante, mantenemos aquí el término “usabilidad”, tomado por los autores casi a la fuerza
del inglés “usability”, por ser el que utilizan mayoritariamente quienes se dedican a estudiar la calidad
web.
225
funcionalidad, la arquitectura de la información y la estructura 363 . El analista
Andrew De Vigal habla de la importancia de que el sitio web tenga una buena
usabilidad, porque los navegantes siempre buscan algo y no hallarlo o encontrar
demasiadas dificultades para hacerlo, generan frustración y, como consecuencia,
el abandono de la página 364 . Tal y como muestras varios estudios, la usabilidad del
medio influye directamente en el número de suscriptores a ese medio 365 .
La razón de diseñar un sistema es proporcionar una navegación del contenido
clara y eficiente 366 .
Un sitio web puede definirse como un sistema de varias funciones. Si estas
funciones no ejercen su papel, se puede producir la inutilidad del sistema. Puede
decirse que un sitio web es inútil 367 , cuando se combinan varias de las siguientes
cualidades:
-baja fiablidad
-obsolescencia acentuada,
-incapacidad
para
generar
la
información
necesaria
o
de
presentarla
adecuadamente y la simplificación excesiva o atontamiento forzado (dumbing
down: aumentar al máximo la usabilidad, en detrimento de la superación de
contingencias).
Un estudio dirigido por Spool 368 (1999) llega a las siguientes conclusiones:
363
Salaverría, Ramón: Op. Cit. p. 191.
Recogido en Salaverría, Ramón: Op. Cit. p. 190.
365
Salaverría, Ramón: Op. Cit. p. 192.
366
Jiménez Piano, Marina y Ortiz Repiso, Virginia: Op. cit. p. 191.
367
Cornella, Alfons: Mensaje 451. En Extra Net: www.booksfactory.com/unlibro.html
368
Spool, J. et ali: Web site usability: a designer’s guide. Morgan Kaufmann, XVIII. San Francisco, 1999.
364
226
-El diseño gráfico parece no influir en el éxito del usuario en la búsqueda de
información: ni ayuda ni entorpece.
-Los usuarios no parecen construir un modelo mental de sede web. Se limitan a
navegar por ella hasta encontrar lo que buscan.
-La eficacia de los enlaces es fundamental: los enlaces deben ser predictivos,
deben indicar directamente qué conseguirá el usuario al pulsar sobre ellos.
-Los usuarios se comportan de manera muy diferente cuando navegan (surg) que
cuando buscan (search); por lo tanto, el diseño web debe tener en cuenta este
comportamiento distinto.
-Los usuarios tienen problemas para entender dónde busca el motor de búsqueda
incorporado en la página en cuestión y cómo están ordenados los resultados.
Pero, según Cornella, el resultado más sorprendente del estudio de Spool es el
siguiente: cuanto menos legible es el texto de una sede web... más éxito tienen en
él los usuarios a la hora de localizar la información. Esto, aunque parece ilógico,
tiene su explicación: cuando el usuario está buscando información en la web,
valora sobre todo que haya suficiente texto en la página para evaluarlo
rápidamente, desestimar lo accesorio y seleccionar lo fundamental del contenido 369 .
Nosotros contemplamos otras tres acepciones del concepto de utilidad, además
del técnico.
c) Utilidad periodística: es aquella que consiste en la adecuada
transmisión de los contenidos al público consultor. La adecuación
del lenguaje aquí es fundamental, así como la redacción, no sólo
desde un sentido de adecuación al sentido ético y de calidad del
227
Periodismo, sino también por razones eminentemente prácticas,
como explica el profesor Salaverría: “el lector puede proceder de un
buscador o ignorar los precedentes de una información, por lo tanto
necesita todos los elementos que contextualicen la noticia” 370 .
d) Utilidad documental: aquella que se refiere a la potencialidad
documental que ofrece la página. Aquí podemos establecer dos
niveles:
-El del público general, que accede a la web en busca
de información o recursos sin los conocimientos
adecuados desde el punto de vista documental.
-El de los periodistas y documentalistas que acceden a
la página, con el fin de encontrar una información
determinada en el menor tiempo posible. Disponen de
conocimientos previos que les permiten efectuar esa
búsqueda en el menor tiempo posible y con el menor
“botoneo” posible 371 .
369
Jiménez Piano, Marina y Ortiz-Repiso, Virginia: Op. Cit. P. 192.
Salaverría, Ramón: Op. Cit. P. 189.
371
Usaremos indistintamente los términos “botoneo” y “click”.
370
228
e) Utilidad desde el punto de vista de la transmisión adecuada de
Información
Religiosa sobre Catolicismo. Es un aspecto que va
unido a los anteriores pero da el tinte específico a la página web y la
define como sitio de inspiración católica o no, según efectúe esa
transmisión de manera adecuada o no.
-Navegación hipertextual:
Los recursos multimedia deben ser utilizados de forma que amplifiquen las
posibilidades de los textos en los que se refiere a su comprensión, legibilidad y
accesibilidad, y en ningún caso deben obrar en detrimento de estos aspectos.
Además, el diseño de una sede web de calidad debe aprovechar al máximo la
capacidad hipertextual de la web, estableciendo de forma clara y ordenada todos
aquellos vínculos que sean necesarios y facilitando la compresión de su estructura
mediante instrumentos como los índices navegables, los mapas sensibles o los
indicadores de posición.
Los hiperenlaces aportan profundidad y redistribuyen la sobreabundancia de
información. Por el contrario, pueden distraer al lector, provocando el abandono del
texto que estaba siguiendo. Por eso, los autores se inclinan a recomendar que no
sean muy numerosos. En el desarrollo de la ficha trataremos cuestiones más
concretas sobre su desarrollo en pantalla.
-La navegabilidad hace referencia a la facilidad para moverse por la página.
Según el profesor Salaverría, de acuerdo con la mayoría de los autores, los
229
medios de comunicación en Internet deben “orientar a su audiencia para que
localicen sus objetivos informativos en el menor tiempo posible” 372 . Para ello, la
navegación debe ser simple y obvia. El mismo profesor Salaverría da una lista de
claves que favorecen la navegabilidad 373 :
-Debe ofrecer acceso a la información contenida en la sede web mediante
buscadores internos. Los buscadores internos de las páginas web son las
herramientas de búsqueda más populares. Los medios que están en la Red
emplean cada vez, con mayor frecuencia, robots o motores de rastreo internos.
-Debe tener un mapa del sitio con el “esqueleto” del mismo.
-Una sección de Frequently Asked Questions, con respuestas rápidas a las
demandas más comunes de los usuarios (para lo cual, es preciso hacer un estudio
de los problemas que encuentra el público en la página).
-Mantener un sistema de gestión abierto, que permita modificar contenidos
regularmente.
-Rapidez en los tiempos de descarga.
-Reducido tamaño de los archivos.
-Botones que permiten agregar automáticamente una URL a la carpeta de
favoritos.
-Enlaces que convierten el sitio en página de inicio.
-Se debe cuidar la arquitectura de la web.
372
373
Salaverría, Ramón: Op. Cit. p. 197.
Ibid.
230
-La accesibilidad está relacionada con la usabilidad y con la navegabilidad.
Supone la facilidad para todos los colectivos de usuarios para acceder a los
diversos contenidos de la página. Especialmente, se refiere a aquellos sectores de
la audiencia que pueden tener dificultades específicas para acceder con
normalidad a ciertos contenidos. Los medios deben preocuparse por el tema de la
accesibilidad pues el segmento de público al que llegan es potencialmente mucho
mayor que en los medios de comunicación anteriores. Por eso, sus responsables
deben preocuparse de facilitar todas las opciones posibles de navegación, sin
discriminaciones de ningún tipo. 374 Por esta razón, deben conocer los avances y
las opciones que existen en el mercado para facilitar a todos la accesibilidad.
Entre las condiciones para una buena “accesibilidad web”, podemos citar:
1) Adoptar un nombre de dominio acorde con el contenido de
la página.
2) Aplicar las reglas del World Wide Consortium (W3C 375 ):
2.1.
El contenido no textual debe apoyarse en textos
alternativos con las mismas funcionalidades.
2.2.
El sitio debe poder recorrerse solo con el teclado, sin
la ayuda obligada del ratón.
2.3.
La información, estructura y funcionalidad debe
poder separase de la presentación.
2.4.
Los fondos deben ser fácilmente distinguibles de las
imágenes y los textos deben superponerse con un
suficiente contraste.
374
375
Salaverría, Ramón: Op. Cit. p. 193.
Ibid. pp. 194 y ss.
231
2.5.
Debe permitirse que el usuario desactive los
contenidos en movimiento o textos parpadeantes,
etc.
2.6.
Deben construirse estructuras lógicas que respeten
la jerarquización de los contenidos, y se apoyen en
secciones y un mapa del sitio.
2.7.
Hay que detectar los errores que cometen los
visitantes y sugerirles posibles soluciones.
Asegurar que el significado del contenido puede ser determinado para evitar
ambigüedades (acrónimos, frases idiomáticas...)
En la siguiente Ficha, que hemos elaborado como medio para la catalogación de
webs de temática informativa y documental religiosa, explicamos otros conceptos
básicos desde el punto de vista periodístico, como es el caso de la adecuación
comunicativa, ya que irán surgiendo en la explicación de la propia ficha.
5.4.2. Aspectos específicamente periodísticos
El primero que marcamos es la autoridad de la fuente:
Para determinar la autoridad cognoscitiva de la fuente, Jiménez Piano y OrtizRepiso 376 sugieren, siguiendo a Fritch y Cromwell 377 :, tener en cuenta una serie de
factores que se enumeran a continuación
376
Jiménez Piano, Marina y Ortiz-Repiso Jiménez, Virginia: Op. Cit. P. 132.
232
-Competencia y fiabilidad del autor:
Identidad del autor (¿se puede determinar la autoría?)
Credenciales del autor (titulaciones, información biográfica, experiencia, etc.)
-Validez de los documentos:
Exactitud factual de la información (¿puede la información superar un test
básico?, ¿se citan fuentes?, ¿se puede corroborar?, ¿está actualizada?
Formato y presentación de la información (¿actualización reciente?,
¿mención de responsabilidad/atribución?, ¿bibliografía/citas?, ¿se indica edición o
versión?, ¿hay índice o mapa en la sede?, ¿está gramaticalmente cuidada?).
Identidad y autoridad de la organización o institución (determinada a través
del análisis de la URL o de la dirección de correo electrónico).
-Afiliación abierta a una organización, institución o particular 8en este caso hay que
tener en cuenta, además de la URL y el correo electrónico, la publicidad, enlaces a
páginas de inicio de organizaciones o listas de recursos).
-Afiliación encubierta a una organización, institución o particular (¿existen
afiliaciones escondidas que no resultan obvias ni inmediatamente detectables?).
Recogemos del profesor Salaverría
378
y al Grupo Novo Medios de
Compostela, si bien con otro orden, los siguientes criterios periodísticos para el
análisis de documentos en Internet:
-Procedencia de las noticias
377
Fritch, J.W. y Cromwell, R.L.: Evaluating Internet resources: indentity, affiliation and cognitive
authority in a networked world. En Journal of the American Society for Information Science and
Technology. Vol. 52, nº 6. 2001. pp. 499-507.
233
-Importancia de la actualidad
-Estudio del tipo de información
-Análisis de los géneros informativos presentes
-Tipo de publicidad
Como puede verse, todas estas áreas de análisis tienen que ver con
aspectos relacionados con el análisis del contenido informativo. El primero punto,
procedencia de las noticias, obviamente tiene que ver con el tema de las fuentes,
el origen de las noticias que presenta el sitio web. Importancia de la actualidad
entendemos que se refiere, más que a la actualización de la página (tema, no
obstante, relacionado), a la actualidad de las informaciones, dato que dependerá
de la naturaleza de la página. El anterior, junto con los siguientes apartados,
estudio del tipo de información, y análisis de los géneros informativos
presentes, son las piezas la piezas clave para interpreta la sede web desde un
punto de vista periodístico.
378
Salaverría, Ramón: Op. Cit. pp. 145-185.
234
6. Modelo para el análisis de Fuentes de Inspiración
Católica en Internet
235
Después de haber visto, desde una perspectiva general, el tema del análisis
de la calidad en Internet, así como de haber conocido qué enfoque da la Iglesia a
Internet, estamos ya en condiciones de presentar unos criterios de análisis y
clasificación de las fuentes de inspiración católica.
237
6.1. Propuesta de un método para el análisis de los recursos
informativos y documentales de las páginas web de contenido sobre el
Catolicismo
Consideramos que una fuente de inspiración católica de calidad tiene tres
elementos o partes constitutivas:
-Por un lado, el carácter técnico general que la hace válida desde el punto de
vista simplemente comunicacional en Internet. Es decir, que se trate de una fuente
que, por su codificación, pueda ser valorada como página, sito o sede web útil. En
otras palabras, que tenga una presentación adecuada y que el lenguaje sea
inteligible.
-Por otro lado, el carácter periodístico o documental general que da interés a
esa fuente. Es decir, que la sede web en cuestión tenga interés periodístico o
documental, no porque se trate ella misma de un ‘producto’ periodístico, sino por
su temática, calidad y cualidad de la información que ofrece o por la accesibilidad a
recursos que ofrece. Es decir, no se deben limitar las fuentes estudiadas a lo que
tradicionalmente se han considerado formatos y productos periodísticos, sino que
se deben contemplar otras muchas opciones que han posibilitado el desarrollo de
Internet y la democratización del acceso a la generación de contenido (blogs,
páginas personales, etc.). Las cuales pueden resultar muy útiles como recursos de
referencia. Tampoco creemos que haya que ser esclavos de la calidad formal; es
decir, pueden existir sitios web que no consigan una calidad óptima de
238
presentación y expresión de los mensajes, sean muy interesantes por su contenido,
aunque este no esté lo suficientemente bien expresado (será misión del periodista
hacerlo en su información). Pensamos que esto es posible porque la calidad de
una fuente estriba ante todo en la exactitud de su información y en su utilidad y no
en su expresión formal.
-Y, como condición sine qua non, el carácter católico de la fuente, es decir,
aquellos rasgos que permiten afirmar sin lugar a dudas, que una fuente es de
inspiración católica, ya que si no se cumpliera este requisito, estaríamos
simplemente ante una fuente de información religiosa, sin más.
Por lo tanto, el análisis para localizar las fuentes de inspiración católica, debe
hacerse desde la perspectiva del análisis general de las fuentes periodísticas y
documentales en Internet, pero sobre todo desde la perspectiva de la visión
católica de Internet. Esta es la que da los elementos constitutivos que permiten
catalogar a una fuente de Internet como de inspiración católica.
También hay que tener en que estas fuentes no tienen por qué ser de
contenido religioso explícito. Puede tratarse de sedes web cuyo contenido sea
variado (como www.hispanidad.com) o verse sobre alguna parcela de la actualidad
o del saber (como por ejemplo, una pagina que tratase sobre aspectos bioéticos).
Teniendo en cuenta los estudios y criterios de la literatura sobre calidad en
Internet, e interpretándolos especialmente desde un punto de vista periodístico, y
documental, nos disponemos a ofrecer una propuesta de modelo general para el
análisis de sitios web dedicados a contenidos sobre el Catolicismo. Como es
239
natural, en este método tenemos en cuenta de modo especial todo lo que afecte a
la especificidad de este tipo de información.
Como hemos visto en los anteriores apartados, es fundamental para alcanzar
un periodismo de calidad, seleccionar las fuentes adecuadas. Por lo tanto, puede
afirmarse que la calidad del periodismo es directamente proporcional a la calidad
de las fuentes empleadas (calidad que, como hemos dicho más arriba, no es tanto
formal sino que está referida a la utilidad periodística y documental del mensaje).
En el terreno de Internet, esta consideración resulta, si cabe, más urgente, ya que
se trata de un medio suministrador de fuentes muy accesible –para periodistas y
público-, en el que se entremezclan todo tipo de contenidos. Como también hemos
visto, los recursos de búsqueda no siempre ayudan al usuario a discriminar las
mejores fuentes. Pero este es un problema técnico que debe ser solventado por
quienes tienen los recursos adecuados para ello, previo estudio de las causas
técnicas que provocan esta indiferencia a la hora de presentar los resultados.
Nosotros nos centramos en las sedes o sitios de Internet, es decir, en el producto
ya vertido por el buscador o localizado por el periodista por otros medios (Internet
oculta, conocimiento previo…)
Nuestro estudio se fundamenta en esta cuestión: ¿qué elementos deben
considerarse para discriminar adecuadamente una fuente de Internet de
inspiración católica? Fuentes necesarias desde el punto de vista de la calidad de la
información religiosa sobre el Catolicismo. El medio para responder es el análisis
documental en Internet. Este ha de tener como objetivo la búsqueda de la calidad,
según unos parámetros determinados, que sirvan de orientación al usuario.
240
Como hemos visto en el capítulo 5, el análisis documental en Internet,
tendente a la calidad, ha sido estudiado por diversos autores desde varias
perspectivas. El amplio estudio realizado por Jiménez Piano y Ortiz-Repiso 379
recoge diversos informes y modelos para la medición de la calidad en sedes web
de contenido científico y académico. A pesar de la especificidad y concreción de
ese ámbito, esa obra aborda cuestiones generales que pueden aplicarse a otros
tipos de sedes web, entre ellos a la información religiosa sobre asuntos
relacionados con el Catolicismo. Así, resulta especialmente interesante el
cuestionario BRACAD que presentan Jiménez y Ortiz-Repiso, que, aunque
centrado en el contenido científico, puede tener muchas aplicaciones a nuestro
tema. Lo hemos tenido en cuenta a la hora de elaborar nuestro modelo, así como
otras aportaciones, como las del profesor Daniel Arasa, aunque su modelo está
orientado desde un punto de vista muy concreto, centrado en las sedes web de los
obispados.
A medida que se ha ido desarrollando el uso de Internet, especialmente en lo
que afecta a los medios de comunicación, han ido apareciendo diversos estudios
sobre la idoneidad de los sitios web como transmisores de información de calidad,
que hemos desgranado en el apartado anterior. Ahora corresponde aproximar el
tema de la calidad en Internet al ámbito específico periodístico y documental. Esta
tarea puede realizarse desde diferentes perspectivas:
a) Desde la perspectiva del público
Las necesidades del público en general pueden ser muy variadas: desde
quien solo busca un dato concreto, hasta quien busca información en profundidad
P
379
Jiménez Piano y Orti-Repiso. Op. Cit.
241
sobre un tema o bien navega por ocio. En cualquier caso, lo que valora el público
será el resultado final, si ha cubierto sus expectativas, sin preocuparse demasiado
de cuestiones técnicas. No obstante, los navegantes pedirán un mínimo de
fiabilidad, pero su baremo variará de un usuario a otro.
b) Desde la perspectiva de los profesionales
Los profesionales de la comunicación (tanto de la información como de la
documentación), tienen necesidades más particulares y específicas que el público
general, en lo que a calidad se refiere. Obviamente, la naturaleza de los datos que
un periodista o un documentalista buscan en Internet difieren de los que busca el
público en general, por su especificidad.
c) Desde la perspectiva del contenido
La calidad del contenido, es decir, del dato o mensaje transmitido en sí, es
esencial para la evaluación general del contenido de la página. En esta perspectiva
también nos referimos a la labor técnica de los redactores transmisores del
mensaje. Es decir, a la forma de la transmisión, que debe ser correcta y, en el caso
de las producciones periodísticas, cumplir con las normas de la adecuación
comunicativa, de tal manera que sea comprensible por el público al que se dirige y
cumpla con la función explicativa; en fin, que sea capaz de transmitir el dato y de
hacerlo comprensible, mediante las explicaciones y su complementación mediante
enlaces a recursos documentales (otras informaciones, etc.).
d) Desde la perspectiva técnica
242
El desarrollo técnico de la página es fundamental, ya que posibilita la correcta
y fructífera transmisión del dato conceptual. La mayor parte de la literatura sobre
calidad web se inscribe en este ámbito.
Puede afirmarse que una página de calidad es aquella que es capaz de
satisfacer las necesidades de todo aquel que se acerca a ella desde cualquiera de
estas perspectivas. Tras el análisis de la literatura existente sobre calidad en
Internet (véanse las obras citadas en el apartado 5), hemos llegado a la conclusión
de que la combinación de estos factores es la guía básica sobre la que se ha de
construir cualquier aproximación a establecer criterios de calidad para el análisis
de páginas web. En cualquier caso, en todos los modelos subyacen varios
elementos comunes y, como base, el deseo de la calidad en las fuentes de Internet.
De esos elementos pueden entresacarse los requisitos indispensables para lograr
la máxima calidad en Internet.
243
6.2. Elementos específicos para el análisis documental de las fuentes de
información sobre el Catolicismo en Internet
Se trata de elementos más vinculados al contenido (como hemos visto
anteriormente, son los más fundamentales para los analistas). Aquí surgen
algunos aspectos interesantes, como son los vinculados al lenguaje religioso y su
adaptación a la cultura de Internet.
6.2.1. La adaptación al lenguaje y la cultura de Internet
Para la buena transmisión de lo que es el catolicismo, es también necesario
que, junto a la fidelidad al Magisterio, se de una necesaria adaptación de los
conceptos religiosos y de la manera de expresarlos, a las nuevas tecnologías y a
los nuevos medios.
Ya hemos hablado de la necesidad de que las fuentes de información sobre el
catolicismo en Internet cumplan fielmente con su misión de ser transmisoras
fidedignas del mensaje evangélico. Por ello, la adaptación al medio debe ser una
exigencia para cualquier fuente que se vierta en Internet:
“Dado que anunciar la buena nueva a la gente formada por una
cultura de los medios de comunicación requiere considerar atentamente
las características especiales de los medios mismos, la Iglesia necesita
ahora comprender Internet. Esto es preciso para comunicarse
eficazmente con la gente, de manera especial con los jóvenes, que
244
están sumergidos en la experiencia de esta nueva tecnología, y también
para usarla bien”. 380
Las propias autoridades eclesiásticas han promocionado esta necesaria
adaptación en la mentalidad de quienes quieren exponer la fe cristiana católica en
Internet. Por ejemplo, el presidente del Pontificio Consejo para las Comunicaciones
Sociales, Claudio María Celli, ha pedido a los comunicadores católicos que sean
creativos, con el fin de lograr una adecuación eficaz del mensaje evangélico al
lenguaje de los nuevos medios de comunicación. 381 El propio papa Benedicto XVI
ha afirmado que los nuevos mass media:
“están modificando el rostro mismo de la comunicación y tal vez ésta
es una maravillosa ocasión para rediseñarlo y hacer más visibles (…)
las líneas esenciales e irrenunciables de la verdad sobre la persona
humana”. 382
No obstante, la adaptación a Internet no significa solo hacerse inteligible en un
lenguaje marcado con unas determinadas características diferenciales. La Iglesia
se da cuenta, con indudable acierto, de que el tema trasciende los meros
problemas de codificación: se trata de una cuestión cultural, con sus claves propias,
valores; su propia cosmogonía, en cierto sentido:
380
Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales: La Iglesia e Internet, 5. par. 2.. (Vaticano, 22 de
febrero de 2002). Puede consultarse en:
http://www.vatican.va/roman_curia/pontifical_councils/pccs/documents/rc_pc_pccs_doc_20020228_chur
ch-internet_sp.html
381
382
http://www.aciprensa.com/noticia.php?n=20083
Ibid.
245
“Una formación integral en materia de comunicación no puede ser
reducida al uso de instrumentos, ni siquiera al de uso de lenguajes,
aunque sean estos muy importantes. Se trata de comprender las claves
de una cultura, sus signos y símbolos, los significados, valores y
antivalores que en ella se gestan, de modo que las nuevas
generaciones no se encuentren sumergidas de forma acrítica en una
marea de mensajes inconexos.”, ha afirmado monseñor Celli. 383
En esta idea abunda el documento La Iglesia e Internet, del Pontificio
Consejo para las Comunicaciones Sociales (PCCS). En este documento, la Iglesia
constata que los cambios que provoca Internet son más profundos que los
cambios revolucionarios en sectores concretos, como el comercio, la educación, la
política, el periodismo, las relaciones entre las naciones y entre las culturas. El
PCCS advierte que los cambios que está provocando Internet se dan “no sólo en el
modo como la gente se comunica, sino también en el modo como comprende su
vida” 384 , a la vez que recuerda que el Papa Juan Pablo II ya había recomendado
“integrar el mensaje mismo en esta ‘nueva cultura' creada por la comunicación
moderna”. 385
También Benedicto XVI ha constatado que Internet no solo supone un nuevo
lenguaje, sino que llega incluso a transformar el modo de percibir la realidad, de
manera no siempre positiva:
“Los nuevos lenguajes que se desarrollan en la comunicación
digital, determinan entre otras cosas, una capacidad más intuitiva y
383
Ibid.
246
emocional que analítica, orientan hacia una organización lógica distinta
del pensamiento y de la relación con la realidad, a menudo privilegian la
imagen y los enlaces hipertextuales (…). Si los nuevos lenguajes tienen
un impacto en el modo de pensar y de vivir, esto tiene que ver, en
cualquier modo, también con el mundo de la fe, su inteligencia y su
expresión. La teología, según una clásica definición, es la inteligencia
de la fe y sabemos bien como la inteligencia, entendida como
conocimiento reflexivo y crítica, no es extraña a los cambios culturales
actuales” 386 .
De modo que se trata de una adaptación más cultural que de lenguaje
concreto. En esa “macrocultura” que están creando los medios digitales, se
enmarcan las cuestiones de lenguaje. Se ve aquí que se trata de una cuestión de
mentalidad: es necesario un cambio de paradigma en la concepción que la Iglesia
–como toda la sociedad-, ha tenido hasta ahora de los medios de comunicación.
La Iglesia ya no puede considerarse un elemento estático en esa cultura, que
emite un mensaje doctrinal que es recibido –y acatado o no- por todos. Tiene que
adaptarse a un entorno interactivo, en el que se ha de entablar diálogo constante
con el receptor y en el que se dan condiciones nuevas que antes no existían.
Así, advierte el Papa Benedicto XVI:
384
Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales: La Iglesia e Internet, 2. par. 3
Cfr. Juan Pablo II: Encíclica Redemptoris missio, n. 37.
386
Benedicto XVI: Discurso a la asamblea plenaria del plenaria del Pontificio Consejo para las
Comunicaciones Sociales (28 de febrero de 2011).
http://www.vatican.va/holy_father/benedict_xvi/speeches/2011/february/documents/hf_benxvi_spe_20110228_pccs_sp.html
385
247
“No se trata sólo de expresar el mensaje del Evangelio en el lenguaje de hoy,
sino que debemos tener la valentía de pensar de una manera más profunda, como
ocurrió en otros tiempos, la relación entre la fe, la vida de la Iglesia y los cambios
que está viviendo el ser humano”. Según el pontífice alemán, es necesario que
quienes se dedican al ministerio pastoral, comprendan, interpreten y hablen “el
'nuevo lenguaje' de los medios de comunicación (…), dialogando con el mundo
contemporáneo, preguntándose: ¿'Qué desafíos plantea a la fe y a la teología el
llamado 'pensamiento digital'? ¿Qué preguntas y exigencias?” 387 .
Esta nueva “cultura digital” está arrastrando algunos problemas, –a los que ya
nos hemos referido con anterioridad en este estudio-. En especial, nos parece
especialmente relevante la “igualación” de valores, a la que invita de modo casi
accidental el medio digital, al ofrecer un conglomerado de datos equiparados en la
forma de recuperación y, muchas veces, en la exposición. La presentación visual
de esos datos es a veces tan atractiva que provoca la supervaloración por parte de
los usuarios.
La Iglesia no debe temer esa adaptación, ya que, a lo largo de la Historia, ha
sabido amoldarse a los requerimientos de las culturas con las que se ha ido
encontrando, sin renunciar a lo que le es intrínseco, vital y fundamental: el anuncio
del Evangelio de Jesucristo. De una cultura como la judía supo arraigarse en la
helénica, tan diversa, y ha sabido adaptar su lenguaje a las circunstancias.
Aprendió a utilizar la iconografía y la imagen, a pesar de haber surgido en un
medio esencialmente iconoclasta, para la difusión de ese mensaje y, al fin y al
cabo, nos encontramos en una sociedad eminentemente iconófila y, buena parte
de la comunicabilidad en Internet depende de este campo. Así lo expresa
387
P
Ibid.
248
Benedicto XVI: “la cultura digital plantea nuevos retos a nuestra capacidad de
hablar y de escuchar un lenguaje simbólico que hable de la trascendencia. Jesús
mismo en el anuncio del Reino ha sabido utilizar elementos de la cultura y del
ambiente de su tiempo: las ovejas, los campos, los banquetes, las semillas, y así
sucesivamente”. Por eso, la actitud de la Iglesia hacia Internet, aún advirtiendo de
los riesgos que pudiera conllevar, es básicamente optimista. Tanto el Pontificio
Consejo para las Comunicaciones Sociales como los papas, animan a los
cristianos a utilizar los instrumentos propios de la cultura digital para la
evangelización: “Hoy estamos llamados a descubrir, también en la cultura digital,
los símbolos y las metáforas significativas para las personas que puedan ser útiles
al hablar del Reino de Dios al hombre contemporáneo”.
La Iglesia recomienda atajar estos problemas mediante la formación. Pero el
problema no es solo instrumental, sino esencial, como advierte Ratzinger al decir
que la cultura digital carece de ciertos “horizontes de sentido y de valor” que “no es
capaz de ver y de representar por sí sola”. Es decir, que en la propia constitución
de Internet, en la propia “filosofía” de este medio de masas tal y como se ha
desarrollado, se halla incardinada esa simiente relativista que denuncia la Iglesia.
No se trata, pues, solo de un mal uso de la Red, sino de una impregnación de la
manera de pensar que es favorecida por las condiciones de Internet. No obstante,
esto no supone un rechazo al medio, sino la explicitación de una llamada a
mejorarlo y contribuir a su desarrollo en una línea más humana, en cuya
consecución pueden y deben influir los cristianos con su contribución.
En el estudio de las webs de información católica, es pues, muy importante,
atender al lenguaje. En un sentido amplio, el lenguaje digital abarca no sólo la
249
expresión verbal plasmada en la pantalla, sino también el lenguaje de la imagen
fija y en movimiento, y la combinación de estos elementos con otros visuales –
iconos, logotipos-. El analista debe buscar si esta combinación y relación favorece
la expresión de la página sobre el Catolicismo, si contribuye a explicar al lector los
conceptos que pretende y si el modo de expresión es el correcto, teniendo en
cuenta los objetivos y el público del sitio. Este factor puede ser abordado en los
apartados de la ficha relacionados con el análisis del contenido, desde un punto de
vista periodístico (tipo de informaciones, expresión adecuada según los géneros...)
o del diseño (combinación adecuada de imagen y texto, etc.)
Desde el punto de vista periodístico, este problema del lenguaje significa que
debe darse en los contenidos de la página una correcta adecuación comunicativa
(aspecto al que prestaremos atención al explicar el modelo que aportamos).
6.2.2. La fidelidad al Magisterio de la Iglesia
Es preciso llamar la atención sobre la necesidad de que los periodistas y
todos los que recurran a Internet para buscar fuentes de información sobre el
catolicismo, tengan en cuenta la relación de la página con el Magisterio de la
Iglesia. De hecho, consideramos que este es el elemento fundamental que permite
discernir si una página web va a servir como fuente de inspiración católica: si en su
línea sigue al Magisterio, puede ser considerada legítimamente como una fuente
católica o de inspiración católica. Si el Magisterio de la Iglesia aparece
tergiversado, o simplemente no se alude a él en los contenidos del sitio, nos
podemos encontrar ante dos situaciones:
250
La primera, que nos encontremos ante una página que, bajo el título de
“católica”, en realidad promociona una visión que dista mucho de poder
considerarse representativa del catolicismo, por ejemplo, de disidencia.
La segunda, que nos encontremos ante una página que ofrece una visión
personal del catolicismo, sin ninguna base doctrinal, lo que la haría inservible
desde el punto de vista de las fuentes.
Naturalmente que estos sitios web nos pueden orientar e ilustrar sobre la
sensibilidad de sus autores y pueden ser un ejemplo de posturas disidentes o
personales ante algún punto doctrinal concreto. Sin embargo, no pueden ser
consideradas como fuentes válidas para conocer el catolicismo y no deben ser
tratadas ni consultadas como tales.
Por el tratamiento que se observe se da al Magisterio –tanto en el transcurso
de las informaciones tanto como recurso documental-, podremos juzgar la
“catolicidad” de la página (por eso podríamos limar a este punto
“criterio de
catolicidad”).
La fidelidad al Magisterio es esencial para poder catalogar una fuente como
católica. La razón la hemos explicado al hablar de la naturaleza y especificidad de
la información religiosa sobre el catolicismo, y está imbricada en la noción de
calidad de la información. En efecto, si el Periodismo tiene como objetivo
aproximarse lo más posible a la realidad (o al acontecer de la realidad), se
constata –como ya explicamos en la parte teórica de esta tesis- que debe tratar a
cada realidad según su esencia, para poder comprender los hechos que en ella se
251
producen o que genera, de acuerdo con su naturaleza y especificidades propias.
Por lo tanto, para poder informar correctamente del catolicismo, el periodista y la
propia fuente suministradora de información debe actuar como auténtica
transmisora de lo que es el catolicismo, esto es, una religión revelada basada en la
transmisión viva de una Tradición. En la propia esencia del catolicismo existe la
regla fundamental de aceptar la enseñanza del Magisterio jerárquico como parte
intrínseca de la propia fe.
Además, se debe considerar la dimensión sobrenatural del catolicismo,
religión revelada. Si el periodista ha de aproximarse a la realidad tal y como esta
es, debe hacerlo con libertad absoluta, sin prejuicios. Solo así podrá conocer la
realidad con profundidad y transmitirla con acierto. Precisamente este es uno de
los que consideramos problemas fundamentales de la información religiosa, que
muchas veces el periodista la transmite aplicándole otras perspectivas distintas de
su propia naturaleza, enfocando los hechos desde una miope óptica política o
juzgándola según los criterios en boga en la sociedad –y en los mass media- del
momento.
Por eso es tan importante aceptar no solo la función del Magisterio y su
necesidad para valorar la idoneidad de la fuente, sino que en ella aparezca como
algo normal la dimensión sobrenatural del catolicismo. Que no se trate de una
información cerrada, racionalista y moldeada según los parámetros cientifistas,
sino que se permita, sin prejuicios ni temor, explicar cuestiones teológicas e
incluso espirituales, con fidelidad al propio sentir católico, expresado por el
Magisterio eclesiástico y por los autores en comunión con él, con un lenguaje
asequible para el laico del siglo XXI.
252
Por lo tanto, para la catalogación y análisis de las páginas de Internet de
inspiración católica, es necesario, sobre todo, una valoración de la postura que la
página tiene respecto al magisterio eclesiástico y si lo transmite de manera
fidedigna. Esto puede hacerse en un apartado concreto, como sugerimos en
nuestro modelo.
253
6.3. Aproximación a un modelo de análisis específico para sitios web de
inspiración católica
La ficha y la catalogación que nosotros ofrecemos no tienen pretensiones
generalistas ni pretende agotar todos los aspectos que pueden valorarse al
analizar un sitio web. Nuestro interés principal es localizar las mejores sedes web
sobre contenido católico, en la medida en que puedan ayudar a los periodistas a
recopilar información útil para transmitir a los públicos una imagen veraz de la
religión católica. Por eso, en la elaboración de la ficha, vamos a centrarnos, sobre
todo, en tres aspectos fundamentales que consideramos necesarios para valorar la
idoneidad de las fuentes y sobre los que pivotarán los demás apartados de la ficha:
1) La calidad (informativa y documental) de los contenidos
2) La presencia del elemento distintivo de la Información de Inspiración
Católica: la autocomprensión desde la fidelidad al Magisterio eclesiástico
y la exposición de
3) La utilidad de los recursos documentales (documentación adjunta,
hiperenlaces) de la página web
Partiendo de estos tres criterios como base, proponemos el establecimiento
de una serie de criterios para estudiar la calidad de sitios web. Esto quizás pueda
parecer algo meramente técnico, pero tiene, no obstante, su fundamento en lo que,
a lo largo de este estudio, hemos denominado “teoría finalista”. Es decir, el criterio
para medir la calidad de los contenidos lo situamos en el cumplimiento, por parte
254
de los elementos informativos de la página, con su finalidad específica: ofrecer una
información adecuada al tipo de información que se está tratando (la religiosa
sobre el Catolicismo, con su especificidad). Esto supone tener en cuenta el factor
de la adecuación comunicativa –cuya relevancia ha sido puesta en evidencia por
Gabriel Galdón- 388 ; y del tratamiento que se haga del elemento trascendente en la
noticia y de la manera de presentarlo.
Desde el punto de vista documental, se tratará de verificar si el sitio web
ofrece posibilidades de ampliación documental sobre temas que requieran un
mayor fondo explicativo, utilizando adecuadamente los recursos que ofrece
Internet.
En torno a estas grandes áreas que constituyen el centro nuclear de nuestro
análisis, debemos añadir el estudio de ciertos elementos técnicos que ayudan a
configurar la calidad de la información contenida en los sitios web y constituyen
elementos indispensables para su utilidad documental. Por eso, resulta también
necesario tocar otros aspectos importantes para la eficacia de las fuentes de
Internet, como son el diseño y la utilidad técnica, factores que, a la postre, inciden
en la calidad de la fuente y en su idoneidad como recurso documental. Todos
estos aspectos están, decimos, relacionados con la calidad y la utilidad
documental, lo que hace complicado a veces separarlos en el análisis. Nosotros
optamos por catalogarlos en la ficha de manera independiente, y explicar en
comentario de cada sitio web estudiado las interacciones entre los distintos
elementos.
388
Galdón, Gabriel: Desinformación… Pp. 156-165.
255
Naturalmente, el modelo que presentamos ha tenido varias fases en su
composición: desde una rudimentaria y sencilla ficha previa hasta su plasmación
definitiva. No obstante, los fundamentos últimos de todo el proceso han sido los
dos aspectos que acabamos de remarcar: la calidad informativa y la utilidad
documental. Así pues, el modelo de análisis que ofrecemos es el resultado de una
evolución, que puede resumirse en tres pasos:
Primero, una orientación general y previa, elaborada tras la consulta de
bibliografía sobre el tema, una observación incipiente y aleatoria de sitios web de
contenido católico en Internet y la identificación de sus elementos fundamentales.
Fundamentalmente, este esquema se hallaba dividido en dos grandes aspectos: el
análisis técnico y el conceptual (sobre el contenido).
En segundo lugar, ese esquema primario se fue ampliando con categorías
técnicas y orientaciones para el análisis conceptual, hasta que se vio que, quizás,
se estaba prestando demasiada atención a la vertiente técnica, cuando lo
fundamental era el análisis de los contenidos y, si acaso de elementos técnicos, en
la medida en que afecten a la calidad informativa y documental.
Así pues, en un tercer momento, se simplificó el análisis técnico a los
elementos que estimamos realmente necesarios para la obtención de la calidad y
nos centramos más en cuestiones como la adecuación comunicativa, el lenguaje
La primera aproximación al estudio de los sitios católicos de Internet, viene dado
por el análisis documental. En buena medida, los modelos de análisis web que se
han propuesto no son sino adaptaciones de la criteriología del análisis documental
256
convencional aplicados al entorno web. Profundizaremos en ello cuando veamos
los diferentes elementos para el análisis, justo antes de presentar la ficha.
La ficha que proponemos para el análisis de los sitios web de información y
contenidos católicos, tiene en cuenta las distintas facetas estudiadas en los
apartados anteriores, y que hemos agrupado en varios apartados, tratando de
simplificarlas de modo que resulte un instrumento sencillo y práctico:
-Por un lado, contemplamos la vertiente técnica, imprescindible para la
comprensión y catalogación de los sitios web. Esta faceta abarca cuestiones como
el funcionamiento del hipertexto, el diseño gráfico, la interactividad y otras
cuestiones relativas al funcionamiento básico de la página.
-Por otro lado, se propone estudiar la vertiente periodística: la tipología de las
informaciones, su expresión y lenguaje, las fuentes y su verificación, etc.
-También se contempla el aspecto documental, que como se ha explicado a
lo largo de este trabajo, consideramos necesario para la consecución de una
información de calidad. Aquí entra el estudio de los recursos hipertextuales, en
cuanto herramientas útiles para servir al navegante en la comprensión de las
informaciones y contenidos, mediante el ofrecimiento de documentos e información
complementaria.
-La utilidad y el diseño son, como hemos visto al hablar de las fuentes para la
elaboración del modelo de análisis, muy importantes, según los autores de otros
modelos y los estudiosos académicos. Por lo tanto, también consideramos
257
oportuno otorgarles un papel relevante en nuestra ficha. Consideramos
especialmente importante el aspecto del aprovechamiento de las posibilidades que
brinda la interactividad, en cuanto a la relación entre autores y navegantes y a las
posibilidades de interacción y complementariedad de información que son posibles
gracias a este aspecto.
-Junto a estos aspectos, hemos añadido otros más particulares, que surgen
de la temática específica de la Información Religiosa sobre Catolicismo, y que
suponen un aspecto distintivo que queremos recalcar. Así, la exposición que
hemos hecho sobre la doctrina de la Iglesia sobre Internet, nos permite establecer
algunas categorías que nos permitan considerar si la página web que estudiamos
tiene en cuenta algunos de los rasgos e indicaciones de las autoridades
eclesiásticas observan en sus comentarios sobre la Red y, por otro lado, teniendo
en cuenta los aspectos periodísticos y documentales antes enunciados, se elabora
un juicio acerca de la adecuación del sitio web para su uso en la Información
Religiosa sobre Catolicismo.
Con estos elementos como pautas principales, pensamos que puede
realizarse un análisis efectivo. Los concretamos y ampliamos a continuación una
ficha elaborada a partir de estas nociones básicas, que ofrece otra disposición, si
se quiere, más “técnica”. En cualquier caso, conviene advertir de que todo modelo
de análisis debe ser flexible, pues elementos como el lenguaje (no sólo literal, sino
también audiovisual e icónico) están diseminados por la página y afectan a la
adecuación comunicativa. Por lo tanto, estos modelos no son más que
instrumentos, que sirven de ayuda al análisis, pero no lo agotan ni focalizan
exclusivamente en los aspectos marcados.
258
6.3.1. Modelo de ficha para en análisis específico de Fuentes de
Inspiración Católica
Nuestra propuesta de planteamiento para el análisis de sitios web de contenido
relacionado con el Catolicismo, se basa en dos pilares fundamentales: por un lado, el
análisis de calidad, según la literatura analizada sobre calidad en Internet; por el otro,
los criterios de adecuación con el Magisterio de la Iglesia (precisamente consideramos
que estos criterios son el requisito fundamental para poder considerar a una fuente
como “de inspiración católica”).
Antes de explicitar nuestro modelo, debemos hacernos eco del análisis realizado por
el sacerdote y periodista Jorge Enrique Múgica (LC), quien, desde su blog albergado
en Religión en Libertad (www.religionenlibertad.com). Este análisis, si bien breve, es
altamente interesante, ya que ofrece una fórmula intermedia entre los dos pilares a los
que nos referíamos antes.
En primer lugar, hay que notar que el estudio de Jorge E. Mújica nace de la
constatación de la falta de calidad en la Información Religiosa, a la que nos hemos
referido en la primera parte de este trabajo. Así, dice que:
“las notas [noticias] no siempre reflejan la realidad de los
acontecimientos, de las palabras o de los hechos. Buenos
análisis de la prensa generalista se echan de menos. ¿Por
qué? Porque las más de las veces no son periodistas
especializados en el campo de la información socioreligiosa”.
259
De modo que coincidimos en la premisa: es la constatación de la escasa calidad en
la Información sobre cuestiones religiosas, -en particular, sobre el Catolicismo-, la que
lleva al padre Mújica a preguntarse por las posibilidades de aumentar esa calidad. La
respuesta la ha encontrado el autor en varios casos concretos de la Internet de
contexto hispano, de cuya observación ha entresacado unas conclusiones que le
permite establecer unas características comunes en esos medios digitales que él
considera de calidad. Estas características le permiten, al menos de manera incipiente,
intuitiva y parcial, un modelo de fuente de calidad sobre Información religiosa, que
puede aproximarse al concepto de fuente de inspiración católica en el que nosotros
nos movemos.
El primer elemento definitorio de la calidad en una web que maneje contenido
relacionado con el Catolicismo es, para el padre Mújica, “la fidelidad al Magisterio,
amor a la Iglesia y al Papa”. Esta fidelidad es, para el autor del que tratamos, un rasgo
esencial que ayuda al lector a situarse ante el medio con la seguridad de que no se
van a encontrar contenido dañinos para la conciencia católica. Dentro de este
apartado, otro aspecto importante para Mújica es el apoyo explícito al Papa y a la
Iglesia, que ejercen estos medios actuando como contrapeso de la desinformación
presente en otros. El estudio de esta función puede resultar muy interesante y nos
proponemos esta tarea para trabajos posteriores. Aquí simplemente la apuntamos y
destacamos la gran relevancia que pensamos que tiene. Como colofón a este
elemento definitorio que nosotros también utilizamos, una frase del propio padre
Mújica: “visitar alguno de estos portales conlleva conocer de primera mano lo que dice
el Papa y lo que piensa la Iglesia”.
Los demás elementos que Jorge Enrique Mújica presenta, podrían clasificarse en:
periodísticos y técnicos. Los primeros serían aquellos referidos a la calidad de los
260
contenidos como tales. Él los designa así: contenidos de calidad, líderes de opinión y
plantilla competente de bloggers y, finalmente, portales constituidos en referentes de
información, análisis y opinión socio-religiosa. Para Mújica, es característico de los
sitios web de contenido católico de calidad el mantener una plantilla de líderes de
opinión y bloggers que, manteniendo una “rica variedad de opiniones”, ayudan a que la
audiencia se aproxime a la ortodoxia de la fe católica. Precisamente, la diversidad de
los temas tratados por estos líderes de opinión, supone posibilitar al lector para que
elija aquellos que más le importe, de acuerdo con sus intereses; es decir, se añade
flexibilidad.
Otro elemento que maneja el padre Mújica y que a nosotros nos parece decisivo,
es el de que los portales o páginas se hallen constituidos en referentes de información,
análisis y opinión. Es decir, que sean un recurso de consulta tanto para el público
como para otros medios de comunicación, dentro o fuera del campo de Internet.
En cuanto a los elementos técnicos, el padre Mújica destaca: actualización
frecuente (que él une al indicador de los contenidos de calidad y, por otro lado, el uso
de formatos atractivos. No es irrelevante el asunto de la apariencia; no, desde luego,
en una sociedad tan visual como la nuestra. Es importante el uso que las páginas
hacen de los recursos multimedia, si bien, el propio Mújica advierte de que no se trata
esta de una condición esencial para marcar la calidad de una sede web, por más que
sea una atribución bastante relevante.
Hemos de indicar que el autor de esta tesis, a raíz del proceso de observación
llevado a cabo, fundamentalmente, entre los años 2008-2011, llegó a un modelo muy
parecido. La coincidencia con el reverendo Mújica (como ejemplo meridiano de una
serie de investigadores preocupados por este tema), en mi opinión, es un indicador de
que, analizadas desde una perspectiva católica, estos parámetros señalan auténticas
261
necesidades para solventar el problema de la calidad de la información de contenido
referencial católico en Internet.
La forma definitiva del método de análisis web que presentamos, elaborada
tras consultar los estudios de calidad referidos más arriba, y trabajos como los del
padre Mújica, y que está abierta a futuras ampliaciones y matizaciones, es la
siguiente:
A-CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS GENERALES
Dirección/URL
Nombre entidad/institución
Autor/es
Fecha de inicio
Frecuencia de actualización
Audiencia
Número de visitas/clicks
Tiempo de permanencia de los visitantes
B-CARACTERÍSTICAS INFORMATIVAS Y PERIODÍSTICAS
Tipo de sitio web
Identidad y objetivos
Distribución del contenido
Naturaleza y estructura de las informaciones:
-adecuación comunicativa
-adecuación al Magisterio de la Iglesia
262
-adecuación a las necesidades y expectativas del público
Actualidad de los contenidos
Tipo de fuentes utilizadas
C-CARACTERÍSTICAS DOCUMENTALES
Hipertexto:
-Cantidad de hiperenlaces
-Tipología (internos/ externos).
-Disposición
-Funcionamiento
-Utilidad documental
Buscadores:
-Cantidad
-Tipología
-disposición
-Utilidad documental
Material documental:
-Tipología
-Características
263
D-DISEÑO Y UTILIDAD TÉCNICA
Estructura de la página
Tratamiento de elementos gráficos y metalingüísticos
Interactividad y su aprovechamiento
E-UTILIDAD TEMÁTICA
Cumplimiento de expectativas eclesiales
Idoneidad y adecuación a la temática y necesidades de la Información Religiosa
sobre Catolicismo.
D-CONCLUSIONES
Público al que puede ser útil
Valoración informativa
Valoración documental
Valoración como fuente válida para Información Religiosa sobre Catolicismo
A continuación, desbrozaremos paso a paso la ficha, explicando cada uno de
sus apartados.
A-CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS GENERALES
Este es el apartado más básico pero también necesario, para poder establecer
la catalogación.
264
El primer dato que recogemos es la dirección URL (Uniform Resource Locator,
localizador uniforme de recurso), que es la dirección única que identifica a una
página web en Internet 389 . Este dato es el principal que almacenan los buscadores
y directorios y es el que presentan con una breve explicación del mismo que, a
veces puede incluir palabras clave que permiten la identificación de la página.
La URL suele contener palabras clave suficientemente indicativas, en un primer
nivel, del contenido del sitio web y suele hacer alusión al título o nombre de la
página. Cuanto más concreto y equivalente al nombre de la institución o servicio,
será más eficaz.
Las URL se componen de varios elementos:
1-Las iniciales del protocolo que permite la codificación, decodificación y
transmisión de datos en la Red (Hypertext Transfer Protocol: HTTP).
2-Las iniciales de la expresión inglesa World Wide Web (www) suelen estar
incluidas, aunque no son necesarias. Al usuario le bastará simplemente con
marcar esas tres uvedobles junto con los el nombre de la página y el dominio para
encontrarla, sin necesidad de añadir la nomenclatura HTTP.
3-Una expresión, que suele ser el nombre que se quiere dar a la página (aunque
no necesariamente).
4-El “dominio” en el que se circunscribe la página, que se representa mediante
265
un punto seguido de la codificación que cataloga la página:
-“.com”, en principio si la página se ubica dentro de algún tipo de negocio,
empresa u otra entidad privada, aunque en la práctica se acoplan a este domino
páginas de cualquier temática y procedencia.
-“.org”, si el sitio web se corresponde con algún tipo de organización.
-“.net”, si se contemplan aspectos de organización de red.
“.tk”, cuando se trata de sitios autónomos con servidor propio.
-“.gov”, cuando pertenecen a entidades gubernamentales.
-“.info”, cuando se trata de información.
-“.tv”, para emisoras de televisión.
-“.edu”, para entidades educativas (universidades, por ejemplo).
-Identificativos de Estados: como .es para España, .uk para el Reino Unido,
etc.
La dirección URL tiene gran importancia desde el punto de vista de la Internet
oculta, porque esta no es accesible desde los buscadores y directorios 390 . Este tipo
de sitios web se corresponde con áreas muy concretas –técnicas, por ejemplo- y
su acceso y uso depende de dos cosas:
-Por un lado, de la difusión persona a persona de la página: al no disponerse de
recursos (o no interesar al titular) para aparecer en los buscadores, el sitio debe
ser difundido, bien boca a boca, bien mediante newsletters u otros sistemas. Este
tipo de difusión tiene la ventaja de ser más selectiva que el libre acceso mediante
buscadores y directorios, ya que permite al elaborador de la página llegar al
389
http://www.ilatina.es/urlque-url/2-12-7-12.htm
266
segmento de público que desea.
-Por otro, del conocimiento del tema y de la habilidad del propio internauta que,
interesado en una parcela concreta de la realidad va buscando fuentes sobre la
misma. Por ejemplo, además de enterarse de la existencia de un sitio en la Red
por el sistema boca a boca o recurriendo a instituciones y personas concretas,
puede probar tecleando direcciones URL mediante el sistema de deducción. Por
ejemplo, si le interesa conocer fuentes de Información Religiosa en la Internet
oculta,
puede
teclear
combinaciones
www.informacionreligiosa.com; etc.
como:
www.inforel.org;
El resultado puede ser que de con una
dirección óptima, inútil o nula:
1-Dirección óptima: definimos tal por aquella dirección URL buscada por el
sistema de deducción (sin mediación de buscadores), que da como resultado una
página adecuada a los fines del internauta.
2-Dirección inútil es aquella que, aun existiendo y correspondiéndose con la
dirección marcada por el navegante, no sirve para sus fines (por dedicarse a otro
tema diferente del que interesa).
3-Dirección nula: aquella que no existe.
Naturalmente, que una dirección sea hallada mediante el proceso deductivo, no
quiere decir que necesariamente forme parte de la Red oculta.
390
Vid. Salazar García, Idoia: Internet como fuente de información. análisis de la Red profunda y su
utilidad periodística. Tesis doctoral. USP-CEU. 26-06-03.
267
En segundo lugar, nos ocupamos del nombre de la entidad/institución,
requisito básico y lógico para conocer la fuente a la que se está recurriendo. A
pesar de su importancia, no siempre es fácil identificar la institución, bien por
descuido, bien por interés de los autores. En el caso de la Información Religiosa,
este dato es esencial para saber en qué tipo de página estamos (magisteriales,
institucionales, particular...)
El autor también es esencial. Una de las características principales que deben
tener una fuente de información para ser considerada como válida, es la
identificación. Es necesario conocer cuál es el origen de la fuente. A través de este
conocimiento, el periodista debe establecer un juicio sobre su utilidad y adecuación
al tema del que debe informar (adecuación que se contempla en el apartado E de
la ficha). Al fin y al cabo, la adecuación de la fuente equivale a credibilidad, y esta
no siempre se corresponde con la categoría intelectual, científica o académica de
la fuente. Nos referimos al caso, nada extraño, de abordar determinadas
cuestiones dentro de la Información Religiosa recurriendo a expertos en áreas que
nada tienen que ver con ésta. Por ejemplo, recurrir a un científico para tratar temas
de teología o viceversa, caso al que podríamos denominar “síndrome Galileo”, muy
presenten en los actuales Medios de Comunicación en España y en otros lugares
del mundo. Se da el caso también de acudir a un experto en alguna rama
específica para establecer un juicio general sobre un asunto que tiene muchas
más aristas que la disciplina en que esa fuente es experta: v. Gr., cuando se pide a
un catedrático en Historia del Cristianismo que enjuicie la autenticidad de la
Sábana Santa, cuando hay otras muchas disciplinas, y más directamente
relacionadas con este tema, que aportan datos decisivos para ese juicio
(palinología, física... incluso Historia del Arte). Claro está que aquí lo que se pone
268
en juego es la habilidad, el sentido común y, -por qué no decirlo-, la honradez del
periodista.
En definitiva, la claridad en este apartado está relacionada con lo que en los
manuales sobre calidad web se denomina “autoridad” 391 . Diversos autores han
medido este parámetro, al que ya nos hemos referido con anterioridad. Existen
cuestionarios…
En resumen: si el nombre de la entidad o el autor no están lo suficientemente
claros, el sitio web en cuestión no puede ser nunca catalogado como fuente y, por
lo tanto, no podrá ser considerado fuente de inspiración católica bajo ningún
concepto. Ahora bien, eso no significa que deba desecharse absolutamente.
Puede servir como pista para que el investigador halle fuentes válidas y puede
suponer un primer contacto con algún tema del que se busca información.
Para conocer la identidad de los responsables de una página web, hay que
buscar la sección “¿Quiénes somos?” (o denominación similar), que suele
aparecer en el menú principal de la portada, generalmente cerca del botón de
“Inicio”. Lo presumible y deseable es que el sitio quede perfectamente identificado
en este apartado, pero no siempre se consigue. Si este fuera el caso, cabe la
posibilidad de utilizar un recurso de la Red que se denomina Whois y que consiste
en solicitar a uno de los programas específicamente diseñados para ello, los datos
de una dirección web (por ejemplo, a través de www.whois.net, o del buscador de
dominios de www.nic.es, el organismo oficial encargado de administrar los
dominios en el ámbito español). Sin embargo, hay que tener en cuenta que la
información que ofrecen estos programas suele ser más bien de índole legal y
269
técnica, con lo cual puede quedar muy claro dónde se halla registrada la página y
el nombre del webmaster, pero no el de la persona o grupo responsable (no
obstante, la información que ofrecen los whois suele ser válida como una pista
eficaz.
La fecha de inicio marca el momento de aparición del sitio web en Internet,
dato que también conviene conocer, sobre todo a la hora de establecer un juicio
sobre su idoneidad como fuente. La razón es simple: una página que lleva más
tiempo en la Red ha tenido más ocasión que una joven para mejorar en su
dedicación al tema del que se ocupa y en experimentar e implementar mejoras
técnicas. Muchas veces no aparece este dato en la página, o no es fácil de
descubrir. Lo mejor en este caso es recurrir a los programas whois a los que nos
hemos referido en el párrafo anterior, ya que la fecha de inicio sí suele ser uno de
los datos técnicos que siempre aparecen en ellos.
La frecuencia de actualización de los contenidos es sumamente importante, ya
que permite conocer si la información que ofrece la página es revisada y
actualizada. En cualquier caso, resulta obvio que un periodista debe disponer del
conocimiento y los recursos necesarios para poder saber si una información es
reciente o no. Otra cuestión es la de los usuarios no profesionales, que pueden
caer fácilmente en el error si no se procede a actualizar la página con regularidad.
Aquí se tratará de averiguar si la web se actualiza frecuentemente, dato que
algunas sedes sitúan de manera visible pero que muchas veces resulta
complicado obtener. Por este motivo, lo mejor es mantener un seguimiento del sitio
durante algún tiempo. El dato de la última actualización viene siempre reflejado en
los programas de búsqueda tipo whois. Lo óptimo sería una actualización regular
391
270
de la página.
Muchos medios optan por la actualización constante de sus contenidos para
mantener una mayor fidelidad a la realidad. Es un dato relevante, desde el punto
de vista periodístico e informativo, la hora y data de la última actualización, que
numerosos sitios web colocan en la página principal.
Existe un peligro a tener en cuenta: a veces, por actualizar, prima la mera
reproducción de noticias de agencias, se sacrifica la edición, la verificación de los
contenidos o la supervisión del documento. También se detectan errores como
páginas mal enlazadas, etc. 392 Otro problema que puede surgir es que la fecha de
inicio de la página suscite confusión, al no corresponderse a veces con la última
actualización del sitio.
Las páginas de medios especializados y de revistas son las más estáticas, en
cuanto a actualización se refiere, por el tipo de público al que legan, que va
buscando profundidad y especialización, más que actualidad inmediata.
Audiencia se refiere al tipo de público al que se dirige principalmente la página.
Audiencia es toda persona a la que puede llegar la página. Este dato quizás no
pueda ser recabado antes de haber examinado otros aspectos fundamentales de
la página, en los apartados siguientes de la ficha, ya que para deducirlo es
necesario conocer, por ejemplo, el tipo de información que contiene la página, el
lenguaje y el grafismo utilizado, etc.
392
Salaverría, Ramón: Op. Cit. p. 205
271
Pueden encontrarse varios tipos de audiencias de los sitios web que versan
sobre Información Religiosa sobre Catolicismo. Estos tipos de audiencias
elaborarán también, aunque de manera inconsciente, un criterio de calidad –o
mejor dicho, de utilidad-, según la web satisfaga o no sus intereses:
f) Accidental: la que llega a la página por accidente, buscando
información sobre un tema no relacionado y no tiene ningún interés
en el contenido del sitio. Ha entrado como consecuencia de una
mala dirección por parte del buscador. No tendrá ningún interés en
medir la calidad de la página; si acaso, se fijará en si resulta
visualmente atractiva. La permanencia de estos visitantes suele ser
casi nula: en cuanto ven que la web no les interesa en absoluto,
regresan al buscador en busca de lo que les interesa.
g) Casual: es aquella audiencia que entra en el sitio por curiosidad o
sin buscar nada concreto ni determinado; o bien, porque piensa que
le puede dar pistas sobre algún asunto que puede tocar
tangencialmente el contenido de esa página. La permanencia suele
ser mayor, y suelen hacer clic en numerosos enlaces. Muchas
veces, la audiencia casual suele ser
consecuencia de la
navegación aleatoria y sin objetivo. Estos ínternautas medirán la
utilidad de la página en función de si les ha suscitado algún interés,
sobre todo, el contenido, los temas que aparecen, más que el lado
gráfico.
h) Interesada: es aquella audiencia que entra en la página
deliberadamente, buscando información concreta. Suele saber lo
que busca y medirá la calidad de la página en la medida en que
272
satisfaga plenamente sus expectativas. Esperan realizar pocos
clicks hasta llegar a la información requerida. Su permanencia varía
en función del uso que hagan de la información que les da la página.
i)
Específica: es el grupo del público general al que le pueden
interesar los contenidos de la página, por interés personal,
profesional o de otro tipo. A este sector deben dirigirse los esfuerzos
de los elaboradores de la web, para atraerlo.
El resultado –efectividad- de la exploración en una página web puede responder
a estos tipos de audiencia satisfactoriamente en cualquiera de los casos que
hemos enumerado. Que la exploración sea accidental no quiere decir que, en un
momento dado, un lector no pueda sentirse atraído por el contenido de la web, y
así cambiar su relación con el sitio. Por otra parte, una navegación interesada se
verá frustrada cuando una página que, aparentemente, iba a satisfacer sus
expectativas, no lo hace. Podemos hablar, en ese caso, de audiencia frustrada.
En el apartado E de la ficha, dedicado a la utilidad, habrá que valorar si, a tenor
de los contenidos, las páginas pueden satisfacer a los distintos tipos de audiencia.
En general, podría afirmarse que, cuanto más satisfaga una web al mayor número
de tipos de público, mejor será su resultado en cuanto a efectividad.
Queremos hacer notar, a raíz de todo esto, que el medio Internet aporta una
dimensión que los demás medios no tenían, o si la tenían era de manera
incompleta: la dimensión documental en la propia audiencia. Esto cambia
radicalmente la dimensión del receptor, que ya no es un ente pasivo frente a la
273
información “que le llega” indiscriminadamente, sino que él mismo puede ser quien
cribe ese cúmulo de datos. En otras palabras, el receptor se ha convertido en
solicitante de información a voluntad. Antes, cuando no existía la tecnología de
Internet, los receptores simplemente tenían que esperar a que los Medios sirvieran
“algo interesante”. Si estaban interesados en un tema concreto, debían esperar su
emisión o solicitar incómodamente –y muchas veces también costosamente- al
medio que le sirvieran ese contenido. Ahora ya no es así. Ahora bien,
precisamente por esta nueva ventaja, la formación del receptor debe hacerle capaz
de buscar la información requerida en el menor tiempo posible y con el menor
índice de frustración posible. A esto debe colaborar tanto el receptor,
disciplinándose en la búsqueda, como el emisor –en este caso las webs-,
ofreciendo información útil y rápida de encontrar y gestionar por parte de quien
accede a la página.
En cuento al número de visitas/clicks y el tiempo de permanencia del
visitante, es un baremo accesible en algunas páginas (sobre todo el número de
visitas, más que los clicks), pero casi siempre son datos que guardan los
administradores de los sitios web. Por lo tanto, para conocerlos, en muchos casos
será preciso contactar con esos administradores (webmasters).
Este tipo de datos sirve para conocer:
1. El impacto real de la página en la audiencia.
2. La efectividad de los contenidos: si llegan a una
audiencia accidental, casual, o interesada (datos que
se pueden inferir de las secciones más clickeadas).
274
3. En definitiva, se tratan de datos que permiten conocer,
de manera general y aproximada, la valoración que el
público que accede hace de la página.
B-CARACTERÍSTICAS INFORMATIVAS Y PERIODÍSTICAS
Toda esta sección está orientada a descubrir aquellos rasgos útiles que el
documento web tiene para el campo de la utilidad periodística y documental.
Empezamos considerando el tipo de sitio web al que nos enfrentamos. Se trata
de intentar catalogar, tras un vistazo general, la página web en la que nos
encontramos. Para ello usaremos la información ya recogida sobre autor, entidad,
público al que se dirige... y los datos que deduzcamos de una exploración aleatoria
del sitio. En el siguiente capítulo de esta tesis, Clasificación de las Fuentes...,
estudiaremos la tipología que hemos recogido de nuestra exploración y que puede
ayudar a establecer una catalogación de las Fuentes de Inspiración Católica en
Internet, junto con los datos que acabamos de mencionar.
Tras establecer la tipología de la página, pasamos a considerar la distribución
del contenido, en la portada, en las secciones y apartados... para conocer el
orden de la página (si existe, si es lógico, si genera confusión o facilita la
navegación...)
La identidad y objetivo de la sede web es esencial para conocer su grado de
filiación hacia el Magisterio de la Iglesia y, por lo tanto, para poder determinar su
conveniencia como fuente de inspiración católica.
275
Después, abordaremos la naturaleza y estructura de las informaciones,
aspecto de suma importancia, pues en él se tocan aspectos tan relevantes como la:
-adecuación comunicativa
-adecuación al Magisterio de la Iglesia
-adecuación a las necesidades y expectativas del público
Ya hemos visto, al hablar de la usabilidad, que este concepto está
especialmente relacionado con la adecuación. En este apartado concreto,
pretendemos medir la adecuación comunicativa desde el punto de vista
periodístico y de la validez para transmitir información veraz sobre el
Catolicismo (dato que califica a una página como de Inspiración Católica o no).
Por adecuación comunicativa entendemos, con el profesor Galdón, la
“adecuación semántica y pragmática de los mensajes informativos tanto a las
realidades sobre las que se escribe y al saber sobre las mismas, como a los
intereses fundamentales del hombre y a la situación y capacidad cultural e
intelectual de los destinatarios, tendiendo presente el contexto y los
condicionantes que gravitan sobre la actividad” 393 . También, la tarea de la
adecuación comunicativa, consiste en: “adecuar el mensaje informativo tanto
a la realidad sobre la que se escribe y al saber sobre la misma, como a los
intereses fundamentales del hombre y a la situación y capacidad cultural e
intelectual de los destinatarios” 394 . Tal definición está imbricada en una
concepción finalista del Periodismo, superadora de los lazos del objetivismo y
de la mentalidad positivista. Para Galdón, el periodista puede aprehender la
realidad –en la medida de lo posible-, y transmitirla al público; pero, para
393
394
Galdón, Gabriel: Desinformación... P. 156.
Ibid. P. 160.
276
hacerlo, deberá afrontar esa realidad tal como es, sin componendas
neutralistas ni dualismos irenistas. Por eso, deberá adaptar la metodología de
su acercamiento a esa realidad, según “la naturaleza propia de cada
objeto” 395 . Aquí queda de manifiesto que el profesional de la Información, no
puede acercarse a la Información Religiosa sobre el Catolicismo, con sus
condiciones peculiares, con la misma mentalidad con que se acerca a otro
tipo de Información (política, económica, de sucesos...).
Esta es, en nuestra opinión, una de los problemas principales que afectan
a la información sobre la Iglesia Católica y sobre cualquier otro aspecto de la
religión católica: que, en muchas ocasiones, los periodistas se aproximan a
ella con enfoques basados en prejuicios generados por el tratamiento de otro
tipo de informaciones (sobre todo, de tinte político). Así es como se llegan a
establecer contrasentidos y lugares comunes que de los Medios pasan a los
públicos y van moldeando a éstos; por ejemplo, la manida frase de que Juan
Pablo II era progresista en lo social y conservador en lo moral. Semejante
afirmación denota una lectura, bien malintencionada, bien errónea, de la figura
de Juan Pablo II, que en vez de ser juzgada de acuerdo con las
características intrínsecas del Catolicismo, lo es con una mentalidad política
que hace de lo social y lo moral compartimentos estancos, sin darse cuenta
de que ambas esferas están intrínsecamente relacionadas en la moral católica,
que es única. El problema está, en cuanto a esta frase, en que se miden las
actuaciones del “Papa de los jóvenes”, según criterios ideológicos, con
desconocimiento de la realidad religiosa.
395
Ibid. P. 158.
277
Otro ejemplo típico de lo que acabamos de decir, es la clásica catalogación
de dos sectores en la Iglesia, uno conservador y otro progresista. Este
reduccionismo simplista tiene su origen quizás en la propia autoclasificación
ideológica que de sí mismos hacen, implícitamente, quienes lo utilizan. No se
dan cuenta, quienes así proceden, de que la vida religiosa tiene una mayor
riqueza y complejidad que el binomio conservador/progresista, muy
representativo de la mentalidad dualista del positivismo periodístico. Esto lleva
a errores de percepción muy graves en el público. Por ejemplo, de Juan XXIII
se suele escribir que fue el Papa “progresista” por antonomasia; sin embargo,
pocos saben que era un hombre conservador en todo lo que tenía que ver con
el culto. Al contrario, Pío IX, paradigma del conservadurismo moral para la
mayoría de la prensa, fue percibido en su tiempo como un hombre avanzado
que, entre otras cosas, fue favorable a la introducción del desarrollo
tecnológico en Roma. ¿Juzgarán esto algunos comentaristas como otra
“contradicción”, como en Juan Pablo II? Quizás el problema no esté en los
Papas... sino en un error de percepción y apreciación por parte de
determinados periodistas y autores.
También, dentro de esta adecuación comunicativa, se tienen en cuenta las
necesidades y expectativas del público (si la página trata de dar respuesta a
esas necesidades, teniendo en cuenta los distintos tipos de público que
acceden a la página; para ver este aspecto resultarán muy útiles los datos
recabados en el apartado A de la ficha, sobre Público al que se dirige.
Gabriel Galdón establece algunos puntos como método para lograr la
adecuada adecuación comunicativa, en el ámbito general del quehacer
278
periodístico. Será interesante traer a colación algunas de esas exigencias,
que pueden ofrecer un método o marcadores para determinar la existencia y
nivel de esa adecuación en los sitios web de Información Religiosa.
Transcribimos casi literalmente 396 :
e) Apertura mental y vital a la totalidad de lo real, sin
prejuicios reduccionistas.
f) Adecuación de los métodos de análisis a la naturaleza o
entidad propia de cada objeto.
g) Cultivar un saber antropológico.
h) Conocimiento crítico de las diversas fuentes de distinto
tipo, y no dependencia de ellas.
i)
Investigación profunda de la realidad concreta sobre la
que se ha de informar.
j)
Especialización funcional y sectorial de los informadores,
según aptitudes, actitudes, conocimientos y gustos.
k) Tener como meta conseguir la verdad y el sentido de
cada realidad.
La adecuación comunicativa también requiere, por parte de los periodistas
y profesionales de la comunicación: explicar la verdad necesaria de manera
contextualizada, con sentido. También la adecuación comunicativa, abarca un
aspecto muy importante y que es vital, en nuestra opinión, para evitar la
manipulación informativa. Nos referimos a la categoría en que se presentan
las informaciones: se ha de presentar “lo verdadero como verdadero, lo que
se tiene por cierto como cierto, lo dudoso como dudoso, lo probable como
P
396
Ibid. Pp. 158-159.
279
probable, la creencia como creencia y el error como el error” 397 . De esta
manera, se evitarán asimilaciones por parte del público de cuestiones que son
meras conjeturas –e incluso prejuicios del autor-, como si fueran hechos
incontestables. Quizás esto sea buscar la objetividad auténtica. Consideramos
que este aspecto particular es muy importante y el analista deberá tenerlo
muy en cuenta, aunque eso suponga el esfuerzo de leer varias informaciones
de esa página y del mismo autor, prestando especial atención a la sintaxis y al
modo en que son presentadas las afirmaciones, el recurso a las fuentes, etc.
-Actualidad de los contenidos
La actualidad de los contenidos sirve también para conocer la adecuación que
hay entre los contenidos de la página web y las necesidades del público que
accede.
Las necesidades de actualización dependerán del tipo de sitio y de sus
objetivos. Si se trata de una página más orientada a la documentación, las
necesidades de actualización serán menores que si estuviera dedicada a la
información o a los comentarios de actualidad. Un segmento de la audiencia que
busca información reciente, puede sentirse defraudado en sus expectativas si no
halla convenientemente actualizados los contenidos. Esta inadecuación entre
contenidos y expectativas del público puede convertir en fallido el sitio web.
-Tipo de fuentes utilizadas
397
P
Ibid. P. 160.
280
Este es un punto fundamental. El estudio de las fuentes a las que recurre un
sitio web nos dará una idea de su calidad informativa y documental. Nos remitimos
a lo que ya hemos explicado en este mismo trabajo sobre las fuentes, tanto en
general, como a las de la Información Religiosa en particular. Sí cabe comentar
que los distintos tipos de fuentes nos darán también, aparte de la calidad, el
carácter de la página, por su tendencia a recurrir a unas fuentes y no a otras. Por
ejemplo, si una web recurre casi siempre a fuentes no oficiales al dar cuenta de
noticias sobre la Iglesia Católica, puede ser un síntoma de una cierta
animadversión institucional a la misma Iglesia.
En el apartado siguiente prestaremos atención, en la clasificación de las
fuentes, a su tipología y a las características de las páginas web que pueden ser
consideradas fuentes informativas sobre el Catolicismo.
C-CARACTERÍSTICAS DOCUMENTALES
En este apartado se estudian los recursos documentales que ofrece la
página.
Desde este punto de vista, nos encontramos dos niveles o áreas
documentales en los sitios web:
a) Por un lado, los hiperenlaces, que permiten vincular la lectura del texto de
las informaciones con otros documentos web, tanto internos como externos, al sitio
en que nos encontramos. Una buena página documental, será aquella que
contenga hiperenlaces con documentación tanto interna como externa (a este
respecto, destaca la web www.noticiasglobales.org, del padre Juan Claudio
281
Sanahúja). Sin embargo, ha de tenerse en cuenta que los hiperenlaces también
pueden suponer una distracción para el lector, una invitación para que abandone el
texto que estaba leyendo 398 .
En este apartado, se ha de tratar a los hiperenlaces desde el punto de vista
de la idoneidad de su contenido: si aportan una plusvalía a la información general,
si están correctamente ubicados desde el punto de vista de la conveniencia
informativa, si ofrecen enlaces a recursos documentales necesarios o interesantes
para la comprensión de la noticia o del tema tratado.
b) Por otro lado, es menester estudiar los buscadores que ofrece la sede web.
Un buen sitio de Internet debe contener, al menos, dos modelos de
buscadores:
1. El buscado general: permite el acceso, de primera mano, mediante
palabras clave, a los contenidos de la página. Sirve, sobre todo, para un
primer contacto y para efectuar búsquedas rápidas que no requieran
demasiada profundidad.
2. El buscador profundo o especializado: posibilita búsquedas más
detalladas, con la posibilidad de acotar según palabras clave, rangos
temporales y otros criterios, según cada caso.
En los medios informativos digitales, sobre todo, puede hallarse también un
servicio de hemeroteca que, en realidad, viene a ser una aplicación más específica
398
P
Salaverría, Ramón: op. Cit. P. 202.
282
de este segundo modelo de buscador. Suele presentarse, -como en el caso de
www.zenit.org -, con un formato de calendario.
Naturalmente,
son
posibles
otras
presentaciones
para
el
buscador
especializado, según la naturaleza y características de la página.
En cuanto a la disposición de los buscadores, es necesario que aparezcan en
lugar visible, de manera clara, para que no resulte gravoso hallarlos.
Consideraremos que los buscadores tienen utilidad documental si funcionan
correctamente y permiten una recuperación rápida y exacta de la información
deseada. Los buscadores internos y, en general, todo tipo de sistema de búsqueda
en Internet), deben ser flexibles (aceptar palabras en plural, tildes, el fallo en un
carácter...)
D-DISEÑO Y MULTIMEDIALIDAD (utilidad técnica)
Se quiera aceptar o no, lo cierto es que la credibilidad de un sitio web,
muchas veces está en función de su apariencia 399 . Esta tesis, viene avalada
por varios estudios, entre ellos el realizado por
la Stanford Persuasive
Technology Lab en 2002. Por lo tanto, la atención al diseño, estructura, etc.,
es fundamental. Sobre todo, porque muchas veces se tratar de lograr un justo
equilibrio entre diseño y accesibilidad, entre estética y contenido. Equilibrio
que no siempre es fácil de obtener. Los expertos coinciden en que, en
cualquier caso, el protagonismo de la apariencia no debe superar a la
283
funcionalidad de la página 400 . Por su parte, la misión del cibermedio, según el
estudioso anglosajón S. Krug, es “proveer información de forma rápida,
simple y sin distracciones para que su consumo represente un esfuerzo
mínimo para el usuario” 401 .
Se como fuere, el aprovechamiento de los recursos que el diseño y la
multimedialidad pone en manos de los informadores y del público es enorme.
Puede constatarse en la cantidad de páginas web de información que no
aprovechan los recursos plurales que ofrece la Red, y basan su servicio en la
transcripción o volcado de textos. Precisamente, las páginas web de contenido
religioso, pueden considerarse, si no pioneras, sí en la avanzadilla de la aplicación
de los nuevos recursos. La aplicación de elementos no textuales siempre ha sido
característica de los cientos de páginas de contenido religioso que, casi desde el
inicio de Internet, pululan por el océano digital, desde las más simples hasta las
más complejas. Parece que quienes se han dedicado a transmitir contenidos
religiosos en Internet han estado siempre atentos a las posibilidades que el nuevo
medio les ofrecía. Sin embargo, también hay que reconocer que esto no siempre
ha sido aprovechado por los periodistas ni por las instituciones religiosas católicas,
que han presentado tradicionalmente páginas muy convencionales.
Estructura de la página
La estructuración de la página es fundamental para conseguir no sólo la
atención del lector, sino también su permanencia y el cumplimiento de los
399
400
Así lo afirma María Bella Palomo Torres, en Salaverría, Ramón: Op. Cit. p. 186.
Salaverría, Ramón: Op. Cit. p. 187.
284
objetivos de la web. Una mala estructura puede arruinar fácilmente los valores
documentales del sitio, que pueden quedar ocultos o en lugares de difícil
acceso.
En general, los tipos fundamentales de diseño de la estructura de páginas
web, son:
-Estructura en cuadro: los contenidos de la página quedan como enmarcados.
Generalmente, cuando se presenta este tipo, existen dos rangos, uno vertical
y otro horizontal, en los cuales se sitúan el menú de navegación y una tabla
de contenidos. El rango de navegación suele ocupar la parte superior de la
pantalla, la tabla de contenidos la izquierda, mientras que a la derecha se
localiza otra tabla vertical, con publicidad o enlaces a contenidos especiales.
La parte central queda para presentar los contenidos más novedosos e
importantes de la página.
No obstante, dentro de esta norma general existen numerosas variantes, tanto
en la forma con el la disposición del cuadro.
-Estructura circular: aquella que sitúa los distintos elementos de la página en
torno a un elemento central. Por ejemplo: www.vatican.va
-Estructura indefinida: aquella que aparece sin criterio fijo, presentando un
aspecto caótico y desordenado. Aunque a algunos diseñadores les parezca
un modelo más llamativo y atrevido, la falta de una estructura definida
entorpece considerablemente la búsqueda de información en la página, pues
P
401
Krug, S.: Don’t make me think. New Riders Press. Berkeley (EEUU), 2000.
285
aunque se sitúen en primer término los enlaces más interesantes desde el
punto de vista informativo y documental, no queda claro el mapa de
navegación y no existe una disposición clara que establezca una
diferenciación entre los contenidos, relativizando el valor y la naturaleza de la
información y la documentación.
En cuanto a los elementos de diseño que juegan un papel en la estructura
de la página y que se usan como posibilidades de diseño, podemos enumerar:
b)
Marcos (frames).
c)
Tablas.
d)
Hojas de estilo en cascada: permiten separar el estilo de la
información de su estructura y aportan versatilidad a la
construcción de la web.
e)
Diseños
líquidos:
sustituyen
la
rigidez
del
sistema
de
numeración con píxeles y los porcentajes. Flexibilizan mucho la
anchura de la ventana y permite el uso de unidades relativas de
fuentes tipográficas, sin impedir la accesibilidad.
f)
Color: El tratamiento del color en Internet es un aspecto
complejo, pues depende, por un lado, de cuestiones técnicas
(como ajustes técnicos de brillo, contraste, etc. Por otro lado, de
la percepción personal (subjetiva) de cada usuario, que percibe
el color de manera diferente, incluso con posibles disfunciones.
El ambiente de lectura también influye 402 .
402
Salaverría, Ramón: Op. Cit. p. 208
286
Los fondos con degradados, texturas, imágenes o tramas,
añaden “ruido virtual”, enturbian la lectura. Se recomienda que
los fondos de los textos sean sólidos y simples, basados en el
contraste. Evidentemente, las letras de primer término deben
ser negras, y preferiblemente deben colocarse sobre fondo
blanco.
Sería interesante analizar el significado de los colores y lo que
cada uno puede aportar a la navegación en Internet, pero
entendemos que este aspecto sobrepasa los objetivos de este
trabajo. Simplemente diremos, según las recomendaciones de
los técnicos, que se deben evitar los colores opuestos, sobre
todo si son demasiado vivos, pues provocan sombras y dolor de
cabeza 403 .
g)
Niveles de interacción
h)
Últimamente,
se
evitan
las
barras
de
desplazamiento,
especialmente horizontales. En su lugar, se usan contenidos
que se ajustan a la pantalla y por esconder enlaces mediante el
procedimiento mouseover (se hacen visibles sólo cuando el
ratón pasa sobre ellos en la pantalla).
Existen algunos consejos para ofrecer una arquitectura web cuidada 404 :
403
404
Ibid. p. 209.
Ibid. p. 197.
287
1. Usar pocos botones y desplegables que enlacen con
subáreas.
2. Es recomendable distribuir la información en columnas.
3. Situar en todas las pantallas un enlace a la portada o
pantalla principal.
4. Titulares y sumarios no redundantes.
5. Imágenes centradas.
Por otra parte, los diseñadores deberán evitar varios errores que perjudican la
utilidad den Internet, y cuyo listado hace Jakob Nielsen 405 :
1-No usar estructuras que dificulten la navegación, impresión o ralenticen las
descargas.
2-No emplear conexiones defectuosas o URLs complejas.
3-No abusar de las animaciones.
4-Eliminar las páginas huérfanas.
5-No perpetuar información anticuada.
6-Establecer normas para fijar los colores de los enlaces.
7-Añadir contenidos verticalmente, sin que la longitud supere las tres pantallas
con las barras de desplazamiento.
8-Generar alternativas en formato html si el usuario no tiene los plug-in 406
requeridos para visualizar la web.
9-Evitar las extravagancias, que sólo contribuyen a reducir el nicho de
audiencia de los medios digitales.
405
Nielsen, Jakob: Desingning web usability: The practice of simplicity. New Riders. Berkeley
(California, EEUU). En Salaverría, Ramón: Op. Cit. P. 189.
406
Literlamente, “enchufes”: pequeños programas que posibilitan la visualización de determinados
contenidos audiovisuales o de animación.
288
10-No sobrestimar la relación del usuario con la tecnología: facilitar las cosas,
nunca dar nada como si tuviera que ser sabido o estar asimilado por la audiencia.
11-Las ventanas, barreras, faldones publicitarios, deben respetar las reglas de
la sencillez y de la contextualización.
12-En general, debe evitarse todo lo que contribuya a generar confusión y
frustración en el usuario durante la navegación.
En general, en cuanto al diseño, puede aplicarse el principio de que “se anhela
un regreso a lo básico, orientado a cumplir eficazmente la función de proveedor de
información de forma rápida, simple y sin elementos de distracción” 407 . Por
desgracia, no siempre se valora la importancia del diseño y puede comprobarse
fácilmente que la jerarquía lógica de los elementos escasea en las portadas de los
cibermedios o, como muestra Salaverría, se reduce a enfatizar tan solo la primera
noticia 408 .
Tratamiento de elementos multimedia, audiovisuales y metalingüísticos
El tratamiento de los elementos multimedia y audiovisuales es fundamental.
En este apartado analizamos:
“El uso de enlaces hipertextuales, iconos, opciones de menús y
motores de búsqueda visualizados en una página web para desplazarse
a otros recursos disponibles en Internet o a otras páginas dentro de la
407
408
Salaverría, Ramón: Op. Cit. p. 189.
Ibid. P. 206.
289
misma sede web. Cuando el usuario procede de modo natural, se habla
de surfing; cuando el enfoque es explícito, se trata de una búsqueda 409 .
Según algunos autores 410 , Internet se encamina a la audiovisualización de sus
contenidos. Esto supone una revolución en la concepción actual de la
comunicación y, como ya hemos apuntado al hablar del periodismo en Internet y
de los cibermedios, un cambio profundo de mentalidad en la manera de
aprehender los contenidos y, por ende, de comunicarlos. El periodista y todo tipo
de comunicador que utilice Internet como herramienta de trabajo, debe tener esto
muy en cuanta a la hora de elaborar sus informaciones.
Ya no se trata de narrar los contenidos de una manera mono modal, sólo con
texto acompañado de fotografía. Ahora se puede combinar la imagen tanto fija
como en movimiento, con el cuerpo textual e incluso integrar todo mediante
programas adecuados para ello (PowerPoint, por ejemplo, y otros similares). El
diseñador, de acuerdo con el informador, debe saber combinar estos elementos de
tal manera que no pierdan unidad informativa.
Por elementos metalingüísticos entendemos aquellos que no utilizan un
lenguaje literal para establecer una comunicación con el usuario. Se trata, por
ejemplo, de iconos, elementos visuales de cualquier tipo que actúan como
hiperenlaces, widgets, etc. La combinación estos con las fotografías, los vídeos y
los hiperenlaces suponen un esfuerzo de composición para los diseñadores web,
que tratan de elaborar unas páginas que combinen funcionalidad y comodidad con
estética. Obviamente, desde el punto de vista de la información y la
409
410
Salaverría, Ramón: Op. Cit. p. 189.
Arruti y Flores: Op. Cit. p. 150.
290
documentación, de lo que se trata es de que esa combinación sea lógica y
funcional, que aporte dinamismo y datos y que no haga perder tiempo. Por eso, la
página debe incorporar los programas adecuados para acelerar la visualización de
esos elementos, de manera que el usuario no se quede nunca bloqueado.
Este es el lugar para hacer un análisis del hipertexto (hiperenlaces) desde el
punto de vista del diseño y de su ubicación en la estructura de la página. La
disposición de los hiperenlaces y su diseño también es muy importante. Es
decisivo que los enlaces aparezcan bien marcados, diferenciados del texto
mediante color y subrayado. Algunos diseñadores han querido experimentar con la
integración total del hiperenlace en el texto, sin distinguirlo en absoluto del texto
del mismo excepto cuando el ratón llega a él. Sin embargo, este procedimiento se
ha mostrado ineficaz: genera confusión en el lector.
Los mantenedores de la página deben cuidar especialmente los hiperenlaces.
Los estudios sobre el tema han mostrado que pocas cosas hay tan irritantes para
quien visita un sitio web, que encontrarse con enlaces que no funcionan. Máxime si
estos enlaces prometen el acceso a recursos documentales o contenidos de
especial utilidad. El cuidado, a este respecto, debe ser máximo. Salaverría advierte
de que muchos cibermedios optan por no destacar reseñablemente los
hiperenlaces, ni destacan los links a los nodos del sitio que ya ha visitado el
usuario, generándose la lógica confusión 411 . Los enlaces deben ir destacados con
otros colores distintos del color del texto principal, para evitar esa confusión.
Además, los ya utilizados deben quedar marcados, para que el usuario sepa
cuáles ha consultado.
291
También es obvio que no debe abusar de los hiperenlaces. Un estudio de Khan
y Locatis (1998) dice que, en cuanto al número de enlaces, consideran óptimo
menos de diez por pantalla y presentados en listas aparta del texto principal, no
insertos dentro del párrafo 412 . No se puede hiperenlazar todo con todo: un exceso
de enlaces da como resultado el caos más absoluto en la página, cuya eficacia
queda mermada. Así que se debe elegir bien qué contenidos hiperenlazar.
Los hiperenlaces deben ser sencillos de localizar, correctos (que enlacen con el
contenido deseado), adecuados según el contenido de la página y no tan
abundantes que distraigan al lector, ni tan escasos que la aportación documental
sea deficitaria. No deben romper la lectura comprensiva de la información y deben
satisfacer las demandas de contenido jerarquizado del internauta guiando con
sutileza su navegación y profundizando en los hechos según estos exigen.
Algunos autores estipulan que una solución puede ser acumular los enlaces al final
de la pieza informativa o en un recuadro relacionado.
Por otra parte, un estudio realizado para el prestigioso organismo dedicado al
estudio de los mass media, el Poyinter Institute 413 , arroja los siguientes resultados
sobre la aplicación de algunos elementos lingüísticos, metalingüísticos y visuales
del diseño:
-Valor de la zona izquierda superior de la pantalla: atrapa unos segundos la
atención del usuario cuando entra en el sitio web.
-Parece lo más adecuado ubicar los botones de navegación en la parte
superior.
411
412
Salaverría, Ramón: Op. Cit. p. 196.
Ibid. P. 193.
292
-Las líneas generan ruido, por lo que deben evitarse o minimizarse su empleo.
-El texto tiene supremacía sobre la imagen.
-Se constata la inutilidad de la esquina inferior derecha, que tiende a ser
ignorada por los navegantes.
-Los elementos multimedia no incrementan necesariamente la comprensión del
contenido ni el número de usuarios.
En definitiva, los criterios de diseño, dependen del planteamiento de la página.
Por ejemplo, si se trata de una sede web centrada en la documentación escrita
(v.gr.: www.noticiasglobales.org), no tiene sentido prestar demasiada atención a
los elementos gráficos del tipo fotos, vídeos... si bien la página puede contener
elementos de diseño e icónicos interesantes.
Interactividad
Hemos incluido el estudio del aprovechamiento de la Interactividad dentro del
apartado de Diseño y utilidad técnica, porque son temas intrínsecamente
relacionados. La interactividad afecta directamente a la comunicabilidad de la
página. La posibilidad de que un usuario pueda relacionarse con el medio depende,
en buena medida, de la buena gestión técnica de los recursos de comunicación del
sitio web. Se medirá si la web se acomoda a las necesidades de feedback del
usuario. Pero la interactividad no se refiere únicamente a la posibilidad de que el
navegante pueda dejar algún comentario en las informaciones que se presentan,
sino en la propia participación activa en el proceso informativo (mediante el chat,
por ejemplo, o bien a través de otros canales de conexión directa). En la medida
en que la página permita numerosas y variadas opciones de interactividad, puede
P
413
www.poyinterextra.org/eyetrack2004
293
ayudar a que el periodista o el navegante adquieran datos y documentos que, en
un primer momento, no se hallaba a su alcance.
El funcionamiento del hipertexto es otro dato a valorar en el estudio del grado
de interactividad de la página.
Dinamismo
Es este un criterio que extrapolamos de las consideraciones del profesor
Ramón Salaverría sobre los cibermedios. Este académico define el “dinamismo” en
Internet como el “grado de aprovechamiento que los nuevos medios hacen de las
posibilidades que ofrece el soporte en línea –aplicación de técnicas hipertextuales,
multimedia e interactivas y frecuente actualización” 414 . Es decir, que se trataría de
un juicio valorativo y crítico sobre si los promotores de la sede web utilizan
adecuadamente estos recursos, de acuerdo con las posibilidades tecnológicas.
Este juicio se hará a partir de los datos recabados en todo este apartado sobre
Diseño y Utilidad técnica. Sería bueno también contactar con los responsables de
la página estudiada, para que esclarezcan de qué recursos técnicos disponen.
Este parámetro sirve para medir también la adecuación comunicativa (en qué
medida contribuyen los elementos multimedia, interactivos, hipertextuales…, a la
comprensión de los contenidos por parte del público) y puede ser utilizado también
de manera transversal. Por ejemplo, en cuanto a la hipertextualidad, se refiere a si
414
Salaverría, Ramón: Op. Cit. p. 45.g
294
se ajusta a la estructura de los contenidos y al nivel cognitivo de los usuarios.
También afecta este parámetro a la frecuencia de la actualización 415 .
Juicio sobre la utilidad técnica
Desde el punto de vista informativo, debe quedar clara la jerarquización de las
noticias, que a veces se ve afectada por una mala combinación de los elementos
de diseño, textuales y audiovisuales 416 . El juicio general sobre la utilidad técnica
deberá tener muy en cuenta este criterio.
No hemos considerado necesario dedicar un apartado a la accesibilidad, pues
entendemos que es un área que puede ser tratada, si en alguna página web tiene
características especiales, en los diversos apartados de estructura, diseño e
interactividad, en las que esas características se hallan aplicadas. Lo mismo
sucede con la noción de navegabilidad, que queda estudiada al dar cuenta de
cada uno de los elementos de la página. No obstante, se podrá hacer una
valoración general de ambas en este apartado.
E-UTILIDAD TEMÁTICA
Dependerá del tipo de sitio web estudiado. Se trata de evaluar si el contenido de la
página se corresponde de manera correcta y útil con el tema que trata. Por
ejemplo, si un sitio web de información religiosa sobre el Catolicismo es en verdad
una fuente auténtica de información sobre el Catolicismo, o bien tiene elementos
415
Para este apartado también sería oportuno consultar García Torres, E. y Pou Amérigo, M. J.:
Característias de la Comunicación Digital”. 2003.
416
Salaverría, Ramón: Op. Cit. p. 196.
295
extraños, de tipo conceptual, que la invalidad como tal. Este apartado es de mucho
interés para nuestro estudio y, por eso, profundizaremos en él al tratar del análisis
específico de las fuentes sobre Catolicismo en Internet.
Cumplimiento de expectativas eclesiales
En este apartado nos referimos a si la página de Internet que estamos
estudiando cumple con las expectativas y reclamos que la autoridad de la Iglesia
Católica expone acerca de Internet. Para esta tarea (en la que nosotros no
entramos, por considerar que excede los objetivos marcados para este trabajo),
conviene conocer los documentos que la Santa Sede ha emitido sobre Internet.
Para este fin, como guía orientadora, ofrecemos un apéndice con un resumen y un
pequeño estudio de estos documentos. Sin embargo, para un análisis en
profundidad del tema, será preciso consultar la obra del Dr. Manuel María Bru:
Ética en las Comunicaciones Sociales en el pensamiento de Juan Pablo II, tesis
doctoral leída en la Universidad CEU-San Pablo.
Idoneidad y adecuación a la temática y necesidades de la Información Religiosa
sobre Catolicismo
Sin restar importancia a los demás aspectos técnicos y de contenido de este
sistema de análisis o de cualquier otro, el criterio de calidad que nosotros
consideramos y proponemos como el más importante para analizar fuentes de
Información Religiosa sobre el Catolicismo en la Red y determinar su adecuación
para ser tratadas como Fuentes de Inspiración Católica, es la fidelidad a la propia
naturaleza del Catolicismo. Esta fidelidad viene expresada por la fidelidad al
296
Magisterio de la Iglesia Católica y a los criterios derivados e él. En definitiva, se
trata de lo que denominamos el criterio de ‘confiabilidad’.
No nos importa tanto, pues, el tipo de fuente según las catalogaciones
clásicas, en que se basa la nuestra, sino su confiabilidad como Fuente de
Inspiración Católica. Su clasificación convencional se puede hacer sin demasiado
esfuerzo. Otra cosa será detectar la fiabilidad de las fuentes según su naturaleza
católica, detectando en ellas los rasgos que, en el contenido y en el lenguaje, nos
ayudan a conocer el grado de confiabilidad del sitio de Internet.
Criterios para medir el grado de adecuación de las fuentes a la realidad del
Catolicismo:
1. Que en el lenguaje formal exprese respeto por las distintas realidades
eclesiales.
2. Que tenga criterios de análisis que puedan considerarse católicos por su
conformación con los criterios del Magisterio o con los mantenidos por la Tradición
de la Iglesia.
3. Que cite documentos del Magisterio u otros oficiales de la Iglesia,
usándolos como criterio de autoridad.
4. Que los documentos que cite como referencia de autoridad no estén en
contradicción con el sentido de los documentos del Magisterio de la Iglesia.
5. Que cuando mantenga posturas críticas, estas sean respetuosas con la
doctrina de la Iglesia.
6. Que cuando se critiquen actitudes particulares de personas o grupos no se
extrapolen a la totalidad de la Iglesia.
297
7. Que cuando se critique la forma, no se atente contra el fondo.
8. Una garantía de idoneidad o confiabilidad será que el autor/es del sitio se
identifiquen abiertamente como católicos, sin ambigüedad.
9. Que trate adecuadamente a las fuentes: las magisteriales como autoridad;
las de teólogos como meras opiniones; etc. Ante todo, es necesario para alcanzar
un mínimo baremo de calidad, que no se produzca el fenómeno de la equiparación
de las fuentes en autoridad, que consiste en situar unas fuentes de relevancia y
autoridad distintas al mismo nivel (por ejemplo, situar declaraciones del Papa o del
Magisterio a la misma altura que la opinión de teólogos disidentes).
Junto a estos criterios también conviene, por la propia utilidad de la página,
(ya que de nada sirve una buena fuente si esta no es útil), tener muy en cuenta los
otros criterios de tipo técnico, expresados en la ficha de análisis propuesta.
En este apartado, se estudia la adecuación de los contenidos de la página web
a las necesidades de Información Religiosa. Esta valoración estar atentos al
panorama general de la Información Religiosa en Internet, a su evolución y
necesidades.
D-CONCLUSIONES
Como conclusión a todo el análisis, establecemos las siguientes valoraciones
fundamentales:
-Por un lado, del público al que puede ser útil: se trata de elaborar un juicio
justificado y razonado sobre a qué tipo de público o segmento de la población
298
puede resultar útil el sito web visitado, atendiendo al análisis de los contenidos y
de las características técnicas y visuales de la página estudiadas en la ficha. Se
verá el público objetivo por los contenidos, su nivel de profundidad, etc. Si la web
aparece como dirigida a un determinado público, habrá que estudiar si sus
contenidos, lenguaje y diseño se adecuan al objetivo de la web.
-Por otro lado, junto al anterior juicio, se presentará también una valoración
crítica general de los recursos informativos y documentales de la página, y su
utilidad.
-Finalmente, a modo de conclusión y resumen, se añadirá la valoración general
de la página web como fuente para la Información Religiosa sobre Catolicismo.
6.3.2. Otras formulaciones complementarias del modelo de análisis
La anterior ficha que hemos explicado no es sino un mero instrumento que
ayude a establecer una clasificación de los sitios web de inspiración católica de
más calidad. La hemos usado como un recurso flexible, que sirva como ayuda
para estudiar los aspectos que más influyen en la calidad de los sitios web. No
pretendemos hacer un estudio completo y exhaustivo de todos los aspectos de
todas y cada una de las numerosas páginas que hemos consultado, ya que sería
demasiado largo y difuso. En este trabajo, nos centramos en estudiar, sobre todo,
la idoneidad de los contenidos, la adecuación comunicativa y cuestiones generales
de comprensión y estructuración de la página. Dejamos la propuesta para el
análisis de todos esos aspectos, que pueden llamar la atención de otros
investigadores que estudien otros campos concretos.
299
No obstante, nos detendremos, en aquellos aspectos que nos hayan
llamado especialmente la atención o que consideremos significativos, aunque
correspondan a otras áreas. Queda pues, esta ficha como una humilde y sencilla
aportación que pueda animar y ayudar a estudiar otros aspectos concretos de las
páginas de Información Religiosa sobre el Catolicismo en Internet.
Consideramos que para determinar si una fuente web es adecuada, deben
tenerse en cuenta los criterios generales ya expuestos, pero de manera adaptada
a las necesidades de la Información Religiosa, y deben considerarse otros
específicos. Tras el estudio de los criterios de calidad generales, que hemos
condensado en la ficha ya expuesta, y teniendo en cuenta la naturaleza específica
de la Información Religiosa sobre el Catolicismo, enunciamos los siguientes
criterios de análisis:
1º Estudio del tipo de información que presenta el sitio web:
-Noticias
-Artículos
-Reportajes
-Opinión
-Análisis en profundidad
2º Tipos de fuentes:
-Si recurre a fuentes solventes
-Si permite enlazar con las fuentes
300
-Si presenta fuentes propias
-Si el Magisterio de la Iglesia aparece como fuente básica
3º Tipos de recursos documentales:
-Si aparece documentación, aparte de las informaciones que ofrece
-Si permite enlaces con fuentes documentales
-Si está bien gestionado el recurso a la información y documentación
internas (si existen buscadores y funcionan adecuadamente)
-Si permite enlazar con los documentos del Magisterio de la iglesia (bien
vinculados a las informaciones que se presentan o bien en general, a disposición
del usuario).
4º Lenguaje utilizado y adecuación comunicativa:
-Si el mensaje se expone correctamente, de manera que sea inteligible para
los usuarios
-Si explica términos técnicos del argot teológico, religioso o clerical.
5º Interactividad:
-si pone a disposición del usuario recursos para entrar en contacto con los
autores y gestores de la página.
-Si le permite exponer dudas, preguntar por cuestiones concretas
relacionadas con la información, ampliación o acceso a recursos documentales.
301
-Si puede participar de alguna manera en la elaboración del sitio web.
6º Recursos técnicos:
-El tipo de recursos técnicos que ofrece la página.
-Si se incluye información audiovisual adecuadamente integrada en la
página y correctamente combinada con el texto.
-Si los hiperenlaces funcionan y están bien distribuidos (sin saturación).
7º Diseño:
-Si el diseño es funcional, claro y útil.
-Si facilita (y no entorpece) la transmisión de la información.
-Si representa un valor añadido para la información.
8º Tratamiento que se da al Magisterio de la Iglesia:
-Si se exponen claramente sus mensajes
-Si permite enlazar con el sitio web del Vaticano y con los documentos a los
que alude
-Si se da un lugar destacado al Magisterio, tanto en el fondo (relevancia que
se le da en la elaboración de las informaciones) como en la forma (si el diseño de
la web facilita el acceso de los usuarios al Magisterio).
302
7.
Clasificación
de
las
fuentes
de
inspiración
católica
en Internet
303
Como se ha podido comprobar en el apartado anterior, cabe una flexibilidad y
adaptación a la hora de hacer un estudio sobre la idoneidad de determinadas
páginas como fuentes útiles para la Información Religiosa sobre el Catolicismo.
Solamente una conjunción adecuada de todos los factores estudiados en la ficha
básica que hemos presentado (y que puede ser completada estructuralmente y en
cuanto a contenido, por los otros apuntes metodológicos ofrecidos), señalará la
existencia de una fuente de inspiración católica, que es la modalidad que nos
interesa específicamente.
En este apartado pretendemos establecer una tipología de los sitios de
Internet que pueden considerarse de inspiración católica, atendiendo a la
criteriología establecida en el apartado anterior. El objetivo es conseguir una
catalogación sistemática y útil de las páginas de inspiración católica, que ayude
tanto al público como a los profesionales de la información en su tarea de
búsqueda de las fuentes de inspiración católica de calidad.
Tras elaborar los criterios de análisis que se han expuesto en la parte
inmediatamente anterior de este estudio, hemos procedido a analizar y catalogar
páginas de Internet de contenido católico explícito o vinculado al Catolicismo, con
el fin de estudiar cuál es la tipología de los sitios de Internet a los que pueden
acceder periodistas y público para realizar consultas sobre el Catolicismo. El
objetivo que perseguimos con ello es analizar el estado en que se encuentra la
Red de redes como suministradora de información sobre el Catolicismo. Una vez
hecho esto, podremos aplicar nuestros criterios de análisis para detectar aquellas
fuentes que pueden ser consideradas “de inspiración católica”, y clasificarlas
305
según su calidad. Obviamente, los aspectos a los que hemos prestado mayor
atención son los que se refieren a los campos que expresamente tratan sobre la
idoneidad de la sede web estudiada como fuente de inspiración católica. No
pretendemos efectuar profundos análisis técnicos que, entendemos, exceden los
objetivos de este trabajo y que justificarían otras investigaciones en profundidad.
Quedan sugeridos para próximas investigaciones los demás aspectos, que pueden
dar lugar a numerosos estudios desde otros enfoques.
Conviene insistir que nos referiremos preferentemente a aquellas sedes web
que tengan mayor calidad o representatividad como fuentes de inspiración católica,
en las que nos detendremos y de las que haremos un análisis más profundo, ya
que son el objeto de nuestro estudio y consideramos que así contribuimos a
favorecer la calidad en los sitios web de contenido católico. Como complemento, y
sin menoscabar nuestra intención principal, también diremos algo sobre otros
ejemplos de sitios web que sean contraejemplos, cuando consideremos que
puedan ayudar a comprender la necesidad de calidad. Además, conviene ver
algunos ejemplos de esos sitios de Internet, con el fin de advertir sobre su
peligrosidad como elementos distorsionadores de la Información Religiosa sobre el
Catolicismo de calidad, en la medida en que impiden un conocimiento auténtico del
elemento nuclear de la Información Religiosa sobre el Catolicismo: el propio
Catolicismo.
A continuación nos planteamos la siguiente cuestión: ¿cómo establecer una
tipología de los sitios de inspiración católica? Pensamos que la respuesta gira en
torno a dos ejes:
306
-Por un lado, la observación de la realidad de Internet, efectuada mediante la
navegación utilizando los recursos de búsqueda que ofrece la Red.
-Por otro, aplicando a las páginas halladas los criterios establecidos para
catalogarlas como Fuente de Información Católica.
Hay que aclarar antes de nada algo que podría considerarse una dificultad:
tal y como hemos referido en alguna ocasión a lo largo de este trabajo, puede
darse el caso de que una buena Fuente de Información sobre el Catolicismo no
tenga contenido explícitamente religioso, pero transmita valores o perspectiva
católica sobre los asuntos de que trata. Conviene que tanto los profesionales de la
Información como el público en general, sepan de la existencia de estas sedes
web, ya que pueden resultar muy útiles, sobre todo a la hora de enmarcar temas o
de acceder a documentación. El único modo de dar con ellas es conocerlas de
antemano o bien mediante su descubrimiento casual o por remisión a través de un
hiperenlace de otra página de contenido católico explícito.
307
7.1. Contextualización de las Fuentes de Información Católica
Nuestro primer esfuerzo, antes de construir una tipología particular de las
Fuentes e Inspiración Católica en Internet, será situarlas en el espectro de las
fuentes digitales de información religiosa.
La presencia de la información religiosa sobre el Catolicismo en Internet
ofrece múltiples posibilidades de catalogación, dependientes del enfoque que se
quiera dar. Las tipologías que ofrecemos a continuación, son una sugerencia de
guía para la aproximación a la realidad de los sitios web de contenido católico que
hay en la Red, así como su clasificación, con el objeto de enmarcar las Fuentes de
Inspiración Católica.
Lo primero que cabe decir es que existen numerosas posibilidades para
establecer una clasificación de páginas web, de acuerdo con los aspectos del
análisis que se quieran destacar. De hecho, habría que hablar de “clasificaciones”
y “tipologías” en plural, al igual que son plurales los métodos de análisis válidos.
Esto sucede porque, como se ve en la ficha que hemos elaborado, existen muchas
variables que juegan un papel en la composición y efectividad de una página de
Internet, variables que adquieren una mayor relevancia según el interés del
analista. Por ello, lograr una tipología que las incluya todas, pensamos que es una
quimera.
Antes de descender a una clasificación particular más detallada de las
Fuentes de Inspiración Católica, conviene situarlas en el espectro de Internet
308
dedicado a la Información Religiosa. Surge así una primera clasificación, muy
general, pero importante para situar nuestro objeto de estudio:
7.1.1. Clasificación contextual
Fuentes
de
Internet
de
Información>Fuentes
de
Información
Religiosa>Fuentes de Información Religiosa sobre el Catolicismo>Fuentes de
Inspiración Católica.
Dentro de las Fuentes de Internet, se encuentran las referidas a Información
Religiosa; dentro de estas, las que tratan sobre el Catolicismo y dentro de estas,
las estrictamente de Inspiración Católica.
Todavía dentro de las Fuentes de Información Religiosa sobre Catolicismo en
Internet, cabe hacer una distinción, siguiendo un criterio conceptual:
1. Fuentes de Información Religiosa sobre el Catolicismo de no inspiración
católica (las denominamos neutralistas).
2. Fuentes de Información sobre el Catolicismo anticatólicas
3. Fuentes sobre el Catolicismo ambiguas (o malintencionadas)
4. Fuentes de Inspiración Católica
309
7.1.2. Clasificación conceptual
Esta lista es, pues, un esquema que permite una mirada sumaria, pero
centrada, del panorama de las fuentes y recursos católicos en Internet. Para
elaborarla, hemos agrupado todos los criterios en torno a tres grandes ejes:
a) La naturaleza de la página en el campo de Internet (buscador,
página web, portal, etc.)
b) Su naturaleza como fuente de información (según la tipología de las
fuentes a la que ya nos hemos referido en la primera parte de este
trabajo).
c) Su intencionalidad (el objetivo que persigue la página, que se puede
deducir del tenor de sus contenidos y del tratamiento de la
información que se da en ellos).
Consideramos que estos tres ejes o categorías ofrecen un punto de partida
adecuado para desarrollar la catalogación, al abarcar los tres aspectos más
esenciales que constituyen un sitio web. En torno a ellos hemos construido, pues,
la siguiente clasificación, que no pretende ser rígida, sino simplemente servir como
guía a desarrollar por cada investigador o consultor de sitios web:
1. Páginas oficiales
1.1. De la máxima autoridad eclesiástica (organismos de la Santa
Sede).
1.2. Instituciones eclesiásticas.
1.3. Dirigentes de la Iglesia (Obispos, Diócesis,
310
Prelaturas,
Vicariatos...)
1.4. Órdenes e Institutos de Vida Consagrada
1.5. Asociaciones con fines religiosos
1.6. Movimientos y nuevas realidades eclesiales
2. Agencias de Noticias
2.1. Católicas
-De instituciones oficiales
-De iniciativa extrainstitucional
2.2. Generalistas
-Estatales
-Privadas
3. Diarios y Medios digitales
3.1. De información religiosa
3.2. De información general o sectorial
4. Páginas web de iniciativa particular
4.1. Apologéticas y de exposición de la doctrina e Historia de la Iglesia
4.1.1. Apologéticas discursivas-formativas
4.1.2. Informativas-formativas
4.1.3. Apologéticas generalistas
4.2. Neutrales
4.2.1. De exposición e información general o divulgativa
4.2.2. Pluritemáticas (con información sobre religión o la Iglesia
311
en alguno de sus apartados).
4.2.3. Monotemáticas (con información exclusivamente sobre
religión o la Iglesia Católica)
4.3. Páginas hostiles
4.3.1. Páginas hostiles a la Iglesia
4.3.2. El fenómeno de la disidencia
4.3.3. Manipuladoras
7.1.3. Clasificaciones funcionales
Son aquellas que atienden a la naturaleza concreta o a algún rasgo
específico que pueda agrupar distintas páginas de Internet. Así, podemos elaborar
las siguientes clasificaciones funcionales:
1. Según la naturaleza específica del sitio web
-Webs simples, cibermedios, portales, weblogs...
2. Según el tipo de fuente que contiene la página:
-Institucional, privada, personal...
3. Según su disponibilidad de acceso:
-Pública, restringida...
4. Según su accesibilidad interna
312
5. Según su estructura:
-Sencilla-compleja; simple-mixta; tradicional-innovadora...
6. Según su utilidad periodística como fuente sobre el Catolicismo (idoneidad,
adecuabilidad, fidelidad al Magisterio)
6.1. Según el tipo de información que presentan:
-De Actualidad, documental, de análisis y profundidad, de comentario
y opinión (sobre todo, estas son blogs).
6.2. Según los géneros periodísticos que se utilizan
6.3. Según la cantidad de Información Religiosa que presentan
-Especializadas en Información Religiosa en general
-Especializadas en un área concreta de la Información Religiosa
-Pluritemáticas
6.4. Según la explicitud de la temática
-De temática religiosa explícita
-De temática religiosa no explícita (o de “impregnación”, es decir,
aquellas páginas impregnadas de una visión católica pero que no versan
concretamente sobre Información Religiosa”.
7. Según su intencionalidad
-Divulgativa
-Formativa
-Devocional
Apologética
313
-Crítica
Nótese que en estas clasificaciones se ha excluido a las redes sociales. La
razón es que suponen un nuevo modelo de comunicación a través de Internet que
merecería un estudio en profundidad aparte. Las condiciones de esas Redes y su
influjo en la manera de transmisión de mensajes son tan peculiares y se adaptan a
una moldeabilidad y mutabilidad tan grandes, que exceden los propósitos de esta
investigación. Dejamos constatada su relevancia y nuestra intención de prestarles
atención en un futuro.
314
7.2. Clasificación de las Fuentes de Inspiración Católica
Sería demasiado prolijo y excedería los objetivos e intención de este trabajo,
tratar de rellenar las listas que acabamos de exponer 417 . Nuestro objetivo es
centrarnos solo en las fuentes digitales de información religiosa que pueden
considerarse de inspiración católica y, por tanto, contribuir de manera cualificada a
incrementar la calidad de la Información Religiosa.
Ahora bien: una vez vistas varias clasificaciones generales, ¿dónde se
hallarían, en estas tipologías, las Fuentes de Inspiración Católica? En el primer
caso, la clasificación contextual, no habría duda, pero: ¿y en los otros casos? Esta
pregunta es pertinente, pues ni en la clasificación conceptual ni en las
fenomenológicas se apunta nominalmente la presencia de estas fuentes.
Ante este problema, una respuesta genérica puede ser que se hallan
repartidas en todo el espectro de la clasificación. Esto sería cierto, ya que, desde
luego, en todos los géneros de páginas expuestos pueden hallarse buenas fuentes
de Información Religiosa sobre el Catolicismo que cumplan los requisitos
fundamentales para ser consideradas Fuentes de Inspiración Católica. Así, resulta
obvio que sedes web oficiales como el de la Santa Sede o el de la Conferencia
Episcopal Española, así como las páginas de las diócesis y otros organismos
eclesiales, son de inspiración católica. Pero, como hemos explicado al hacer la
417
En próximas investigaciones, pensamos abordar con más detenimiento algunos de los subtipos que
consideramos más interesantes, por la fenomenología a la que corresponden (sitios de aparente
orientación católica pero cuyo contenido está orientado contra el sentido del Magisterio de la Iglesia,
sedes web que presentan interpretaciones sesgadas desde perspectivas ideológicas o sectoriales…) Estos
fenómenos, a pesar de su interés, no pueden ser tratados en este estudio, ya que lo harían demasiado
315
delimitación conceptual, no los consideramos técnicamente como Fuentes de
Inspiración Católica, ya que son fuentes oficiales, explícitamente católicas sin lugar
a dudas y vinculadas con la fe y la doctrina católica de una manera distinta de la
que queremos investigar. Las fuentes oficiales pueden considerarse como fuentes
primarias. Sin desdeñar el importante papel y función de esas fuentes, nuestro
interés está en todas aquellas fuentes que, por la calidad de la información y el
análisis que presentan, pueden aportar mucho al incremento de la calidad de la
Información Religiosa sobre el Catolicismo.
Por lo tanto, hemos de tratar de localizar a las Fuentes de Inspiración
Católica fuera de la órbita oficial. Tomando como punto de referencia la
clasificación conceptual, las situaríamos especialmente en los puntos 2, 3 y 4 de
esa clasificación: agencias, medios digitales y sedes web de iniciativa particular.
En cuanto a las clasificaciones funcionales, las encontraríamos repartidas a lo
largo de toda la lista.
En este trabajo, a partir de barajar múltiples posibilidades, y después de
minuciosas sesiones de navegación 418 , así como de consultas a los manuales y
guías de Internet que existen, hemos elaborado una clasificación que pensamos
abarca una amplia representación de todos los aspectos que hemos mencionado,
contiene las clasificaciones que acabamos de referir y aglutina de manera sintética
las diversas perspectivas. Conviene advertir que, al igual que la ficha, esta
clasificación es de un instrumento, que debe ser usado flexiblemente y adaptado a
los objetivos del investigador y del usuario. A nosotros nos sirve, sobre todo, para
prolijo y desenfocado, alejándolo de su intención de ser una aportación a la mejora de la calidad en la
Información Religiosa de Internet.
316
presentar un encuadre al catálogo de los sitios web consultados y como su hilo
conductor.
Lo primero que hay que tener en cuenta es que no existe un tipo o modelo
unívoco de Fuente de Inspiración Católica. Las posibilidades son múltiples y
pueden combinarse. Una Fuente de Inspiración Católica puede tener parte en
varios de los apartados de la catalogación, si bien, como es lógico, en cada fuente
concreta se enfatizará uno de esos rasgos.
De nuestra experiencia de navegación, hemos inferido esta clasificación de
las Fuentes de Inspiración Católica, sencilla y al alcance de cualquier observador
atento:
1) Fuentes informativas: son aquellas en las que prima más el elemento
informativo. Sin embargo, las informaciones son tratadas de tal manera, que
pretendan ofrecer una imagen auténtica de la Iglesia y de los asuntos y problemas
relacionados con la vivencia de la fe.
2) Fuentes documentales: son aquellas en las que prima la documentación,
bien mediante enlaces de hipertexto, bien mediante referencias, bien mediante la
accesibilidad en la propia página a documentos oficiales y no oficiales que ayudan
al profesional de la información a obtener un mejor abanico de recursos para
informar adecuadamente sobre la Iglesia Católica y los asuntos relacionados con
la fe católica, teniendo en cuenta circunstancias y detalles.
418
Llevadas a cabo entre noviembre de 2010 y noviembre de 2012.
317
3) Fuentes analíticas: se trata de aquellas que ofrecen análisis de la realidad,
mediante el procesamiento sintetizado de información y documentación. Son las
más útiles para la calidad de la Información Religiosa sobre el Catolicismo, ya que
ayudan al periodista a obtener un trasfondo que le suministra las claves para
mejorar su percepción de la realidad que atañe a la Iglesia y a la fe católica y le
capacita para elaborar su propia síntesis y emitir juicios fundamentados.
Por la importancia de la documentación en el proceso de la construcción de
una información de calidad, consideramos que el valor de una Fuente de
Inspiración Católica viene dado por la cantidad y calidad de los recursos
documentales que ofrece. Como respuesta a la visión reduccionista del periodismo
positivista, junto al uso de la documentación, también serán decisivos como un
valor indicador de calidad, el análisis y la síntesis que aporte el sitio web. Por lo
tanto, aunque el nivel documental ya es importante, será la adscripción al tercer
grupo, el de las fuentes analíticas, la más idónea para una Fuente de Inspiración
Católica. Entonces, podrá considerarse que se trata de una Fuente de Inspiración
Católica que contribuye seriamente a incrementar la calidad en la Información
Religiosa sobre el Catolicismo.
318
7.3. Análisis y casuística
Las mejores Fuentes de Inspiración Católica, las analíticas, pueden adquirir
diversas formas, según la naturaleza y estructura de la página. Así, se hallan
diseminadas en todos los formatos asequibles en Internet (portales, páginas
sencillas y blogs, sobre todo). Por eso, a continuación vamos a referirnos a estas
categorías estructurales, dando cuenta de los fenómenos y problemas que hemos
hallado en nuestra navegación.
7.3.1. Los portales
Aunque se aprecia cada vez más la identificación, incluso en el lenguaje de
los profesionales, entre portal y página web, pensamos que para establecer una
clasificación funcional no deben equipararse, pues como se ha visto en el apartado
correspondiente, no se trata de la misma realidad. Los portales presentan una
pluralidad de contenidos y recursos que las simples páginas individuales no
ofrecen. Para que un sitio de Internet de contenido católico pueda ser considerado
un portal, debe tener las siguientes características:
-Pluralidad de contenidos, opciones, recursos…
-Actuar como distribuidor hacia contenidos diversos en la Red, incluidos otros
portales, sitios, enlaces, etc.
-Contener buscador y/o directorio o algún recurso que organice la búsqueda
dentro de la página.
319
Los principales problemas que se detectan al estudiar los portales de
contenido católico en Internet, son:
-El diseño, que muchas veces no está lo suficientemente cuidado, con
estructuras simples y muy textuales. Los elementos audiovisuales no han sido
integrados aún convenientemente ni plenamente desarrollados. Son excepcionales
los portales católicos que aportan un contenido audiovisual destacado y bien
integrado.
-La expresión: en numerosas ocasiones, no hay un esfuerzo para explicar
cierta terminología o bien el lenguaje se encuentra anquilosado 419 y no es
permeable para la mentalidad actual. Muchas veces da la impresión de que los
autores escriben para católicos piadosos exclusivamente, sin tener en cuenta las
posibles visitas de periodistas y personas interesadas que no tienen por qué
disponer, necesariamente, de las claves para interpretar ciertas expresiones. En
algunos casos, incluso el lenguaje adquiere tintes de homilía o sermón, lo que
puede resultar contraproducente, como advierte el experto Jesús Colina 420 . Este
problema también es atribuible a las páginas web individuales.
7.3.2. Páginas web propiamente dichas
Dentro de las páginas de Internet particulares que no son portales, nos
vamos a fijar, sobre todo, en las sedes de Internet de tipo apologético y formativo,
ya que estos modelos pueden contribuir directamente a la acción documental de
419
Jesús Colina, fundador de Zenit: www.zenit.org y de Aleteia: www.aleteia.org, en la mesa redonda
'Casos de éxito en la transmisión de la fe en Internet'. Congreso 'Creo en Internet', celebrado en Madrid, el
domingo 11 de noviembre de 2011.
320
los profesionales de la información, al contener artículos de fondo sobre diversos
temas.
Son sitios o páginas web apologéticas discursivas o formativas las que
presentan contenidos generales o sobre algún aspecto particular de la doctrina
católica, no específicamente de actualidad ni informativos, en forma de
comentarios y artículos.
1)
Suelen ofrecer como contenido artículos expositivos de elaboración
propia y escasa o nulo contenido periodístico.
2)
Los contenidos no son noticias de actualidad, sino más bien
comentarios, artículos y otras elaboraciones personales.
3)
El diseño es muy sencillo. Tienden a abusar de elementos textuales
en detrimento de los gráficos y audiovisuales.
4)
Los pocos elementos gráficos que dispone la página son imágenes y
símbolos religiosos, generalmente muy sencillos y esquemáticos.
5)
Para compensar la falta de otras imágenes usan profusamente en el
texto letra de diversos tipos y colores.
P
420
6)
Suelen emplear un lenguaje coloquial y a veces retórico y exhortativo.
7)
Los textos no son muy cuidados y no es extraño que contengan
Ibid.
321
errores ortográficos y gramaticales.
8)
Parece razonable pensar que el desarrollo de los blogs ha frenado el
desarrollo de las páginas personales, ya que ofrecen más o menos
las mismas posibilidades expresivas que las páginas personales. Sin
embargo, éstas ofrecen una mayor libertad de diseño, si bien es
cierto que muchos alojadores de blogs ponen a disposición de los
blogueros recursos técnicos muy avanzados (de hecho, es más fácil
encontrar material gráfico de calidad en blogs que en páginas
personales).
9)
No hay regularidad en las actualizaciones y a veces las páginas se
dejan larguísimas temporadas –incluso años-, sin actualizar. Esto no
supone un problema excesivo, si se tiene en cuenta que los
contenidos de estas páginas no son predominantemente de
actualidad.
Resulta bastante complicado establecer una criteriología fija respecto a estas
páginas y su utilidad. A priori pueden parecer bastante inadecuadas para su uso
como fuentes de información, sobre todo desde la perspectiva formal. El motivo es
que muchas de ellas no están elaboradas de manera profesional, ni teniendo en
cuenta criterios profesionales.
No obstante, pueden encontrarse sitios web apologéticos bastante útiles. A
continuación exponemos algunos requisitos que pueden orientarnos a la hora de
juzgar la idoneidad de una página de este tipo:
322
1. Que la página tenga un autor identificable: debemos huir de los pseudónimos.
Quien oculta su identidad es porque no quiere responsabilizarse de los
contenidos, ni siquiera moralmente.
2. Que el autor exponga su currículum, de manera que podamos comprobar su
idoneidad para tocar temas de doctrina y moral católicas con cierta solvencia,
aunque no sea a nivel académico.
3. Que el texto esté apoyado documentalmente: es de más garantía que
aparezcan citas del Magisterio de la Iglesia. Si aparecen citas que no sean del
Magisterio, sería preciso contrastar si tal persona está en sintonía con la
Jerarquía.
4. Que las valoraciones sobre temas opinables aparezcan claramente como
opiniones personales del autor; que éste no trate de “extender” sus opiniones a
la Iglesia y mucho menos trate de utilizar al Magisterio para reafirmarlas.
5. Que los enlaces que contenga estén dirigidos a sitios de la Jerarquía o a otros
de confianza, aunque sean también privados.
6. Que el lenguaje sea correcto y haya exactitud en los conceptos y los términos.
7. Que no use excesivamente el lenguaje exhortativo ni la retórica.
Claro está que los anteriores requisitos no son absolutos. Quizás haya
323
páginas que cumplan mejor unos que otros. Pero pueden servir como una
orientación para los navegantes.
En cualquier caso, estas páginas suelen ser útiles desde el punto de vista
documental y referencial.
a) Desde el punto de vista documental: por ofrecer artículos y comentarios
que pueden resultar útil al periodista o a otro tipo de navegante a la hora
de obtener información para establecer un fondo adecuado en el que
enmarcar unos hechos o datos determinados.
b) Desde el punto de vista referencial: porque en la página puede haber
enlaces útiles a otros sitios web que nos iluminen sobre un tema
determinado, aunque la propia página de referencia no nos haya
resultado útil. Además, en el texto también puede haber referencias
(hipervinculadas o no) que también nos pueden conducir, como pistas,
hacia el dato o el estudio del contexto que necesitamos.
7.3.3. Los blogs
Uno de los aspectos más atractivos y recientes de Internet es el de los blogs,
también llamados bitácoras. Se trata de páginas personales regularmente
actualizadas en las que el autor de los contenidos tiene una libertad absoluta para
colgar aquello que desee. Se trata de un fenómeno que ha dado gran vitalidad a
Internet y agilizado la naturaleza interactiva de este medio, gracias a las
posibilidades de respuesta por parte de las audiencias.
324
Su origen hay que buscarlo en los antiguos foros de debate, páginas sociales y
abiertas (webrings). Suele considerarse a Justin Hall, estudiante de la Universidad
de Swarthmore, como el primer bloggero de la Historia, en 1994. Las primeras
experiencias emulaban la escritura de diarios pero hoy día suelen estar
relacionados con la expresión de la opinión.
La facilidad para la creación y gestión de un blog, –que no es más que una
serie de anotaciones guardadas cronológicamente-, ha supuesto un fenómeno
nuevo. Si antes Internet era un medio interactivo en el que las audiencias estaban
capacitadas para discutir sus contenidos mediante foros y otros sistemas, ahora es
la propia audiencia la que se convierte en comunicadora. Muchas personas que de
otro modo hubieran permanecido como audiencia pasiva se lanzan ahora al
ciberespacio, sintiéndose capaces de comunicar sus ideas y pensamientos.
Aquellos que son elaborados por personajes de prestigio público (periodistas, por
ejemplo), suelen estar alojados en las páginas web de medios de comunicación.
La libertad como problema
Desde el punto de vista conceptual, la característica que mejor define a los
blogs es la libertad. En ellos, cualquiera puede opinar sobre cualquier materia.
Este hecho, a priori positivo, tiene el inconveniente de que no existe prácticamente
control ninguno sobre esa libertad, en lo que se refiere a la salvaguarda de los
derechos al honor y a la imagen. Los blogs son, frecuentemente, fuente de
rumores y de informaciones no contrastadas que, a priori, los colocan lejos de
poder ser considerados como una posible fuente o recurso informativo sobre
325
cualquier tema. No obstante, no sería sensato desestimar en conjunto a los blogs
como fuentes, ya que también existen bitácoras de calidad que pueden ser fuentes
recurrentes si se quiere hacer un Periodismo religioso de calidad.
Uno de los problemas más significativos se produce, especialmente, cuando
los autores de los blogs no se limitan a volcar contenidos de opinión sino que
pretenden dar “noticias” en exclusiva, supuestamente reveladas por fuentes
discretas. Fuentes, por lo tanto, imposibles de identificar y que pueden actuar
siguiendo su propia conveniencia o la del autor, despreciando el valor de la verdad.
Como ya hemos dicho, muchos de los blogs están alojados en las páginas web
de medios de comunicación, lo que plantea cuál es la responsabilidad de esos
medios, que albergan estos sitios. Naturalmente, esto dependerá de varios
factores. Uno de ellos, es el tipo de blog del que se trate. En cualquier caso, es de
suponer que unos medios que se dicen serios, alberguen solamente aquellos blogs
que, por sus contenidos, no contravengan las normas éticas del Periodismo. Por lo
tanto, uno de los elementos principales de juicio para valorar la idoneidad de un
blog en relación con la calidad es si está albergado en algún medio de prestigio.
No son pocas las páginas de Internet de contenido religioso y de inspiración
católica que albergan blogs. Es el caso de medios como Infocatólica:
www.infocatolica.com; o de Religión en Libertad: www.religionenlibertad.com.
Estos sitios dan mucha importancia a los blogs, hasta el punto de que buena parte
de sus contenidos proceden de sus colaboradores.
Los blogs pueden ser varios tipos:
326
1) De bitácora, o sea, aquellos que se presentan como un cuaderno o diario en
el que el autor va plasmando sus experiencias subjetivas (son los que presentan
mayor libertad).
2) De opinión: son los que tienen un estilo editorializante, en los que los autores
expresan libremente sus opiniones sobre la actualidad o temas variados.
3) Informativos: que pretenden hacer llegar al público noticias que los autores
consideran relevantes y que, a menudo, han quedado apartadas en los medios
convencionales. Es en este tipo de blogs donde más puede observarse el
fenómeno de la rumorología.
No obstante las distinciones anteriores, muchas veces los formatos se
entremezclan, sobre todo la información y la opinión.
No obstante, lo normal es que se combinen estas facetas: así los blogs, sobre
todo si son personales, esto es, elaborados o firmados por una única persona,
suelen tener entradas con comentarios estrictamente de opinión y otras sobre
presuntas noticias e informaciones. A menudo, en una misma entrada, aparecen
entremezcladas opinión e información.
Volviendo al tema de la libertad, si bien esta es siempre un valor a defender,
resulta evidente que, a veces, su ejercicio irresponsable puede chocar con los
fines del Periodismo de informar y formar a los públicos. Retomando lo que ya se
ha dicho en la parte teórica de este estudio, la libertad, aplicada a la comunicación,
327
debe estar en consonancia con el fin teleológico de la misma: la edificación de la
propia humanidad. Edificación que, para un comunicador o periodista católico,
pasa indefectiblemente por la asunción, profesión y defensa de los valores del
Reino de Dios.
Consideramos necesario, en aras de la defensa de la verdadera libertad:
1º El uso responsable de la libertad por medio de los autores y editores de
blogs, siendo conscientes de su responsabilidad social.
2º Que los medios de comunicación que alojan bitácoras se sientan
responsables de ellos: no puede darse credibilidad a un medio de comunicación
que se supone informa con profesionalidad y respeto por la verdad y a la vez da
cabida a un blog en el que se apuesta por los rumores, las noticias sin contrastar y
los insultos.
3º El establecimiento de una legislación marco general, no que limite, sino que
regule el uso de la libertad en los blogs de acuerdo con los principios básicos de
respeto a los derechos inalienables de las personas e instituciones al honor y a la
fama. A este respecto, en septiembre de 2008, la eurodiputada socialista estonia
Marianne Mikko, presentó un informe al Parlamento Europeo en el que solicitaba la
regulación de las bitácoras.
Dejamos constancia de un fenómeno que nos ha llamado la atención: el uso
que de los blogs, originariamente concebidos como una herramienta al servicio del
pensamiento individual, a un nivel institucional. No son pocas las instituciones y
328
organizaciones que tratan de sacar partido a esta nueva y dinámica forma de
comunicación. A este respecto, existen blogs ‘no oficiales’ que vuelcan contenidos
de organizaciones e instituciones de todo tipo. Muchas veces resulta imposible
saber si se trata de un sitio concebido desde el gabinete de prensa de la propia
institución o bien ha surgido de una iniciativa particular y ajena a ella. En este caso,
cabe la posibilidad de que existan blogs intoxicadores, que pretendan socavar el
prestigio de personas y organizaciones.
Existe una bitácora, ‘Palabra de Obispo’, alojado en el sitio web ‘Periodista
Digital’, que aparece con el logotipo de la Conferencia Episcopal. Como autor
aparece la expresión ‘Obispos españoles’. Su contenido son las Cartas Pastorales
de todos los obispos españoles, extraídos de los websites de sus respectivas
diócesis. Hasta la fecha, no he podido averiguar quién es el autor de esta bitácora.
Lo que sí es cierto es que no se trata de una página que busque la manipulación,
ya que se limita a volcar los contenidos emitidos por los Obispos. ¿Se trata de una
estrategia del departamento de comunicación de la Conferencia Episcopal para
hacer llegar los mensajes episcopales y la voz de la Iglesia a un mayor número de
personas? O, ¿más bien se trata de una iniciativa puesta en marcha por un fiel o
grupo de fieles católicos preocupados por la difusión de las enseñanzas de los
Obispos? La ambigüedad de algunos blogs y la falta de responsabilidad de los
medios que los albergan dan pie a pensar en cualquier opción.
Conclusiones sobre los blogs
Por todo lo visto anteriormente, consideramos que los blogs o bitácoras pueden
considerarse como fuentes y recursos para una información de calidad, siempre y
329
cuando se tomen las debidas precauciones para su valoración. Entre estas,
sugerimos: la identificación clara e inequívoca del autor (que no debe presentarse
bajo pseudónimo), la exposición de su trayectoria vital y curricular (lo que ayudará
a valorar la relevancia que deba darse a su bitácora), la fundamentación de los
argumentos del autor, la documentación y recursos empleados. El recurso al rumor
como fuente de información y a las fuentes imprecisas supone el mayor obstáculo
para el uso profesional de sus contenidos.
7.3.4. El caso de las agencias de noticias católicas
Nos referimos exclusivamente a las agencias de noticias que tienen una
impronta o inspiración católica. Por agencia entendemos aquella fuente primaria
que elabora las informaciones de manera propia. En español existen numerosas
agencias de inspiración netamente católica. Podría decirse que, desde un
comienzo, la constitución de este tipo de agencias ha sido un elemento
fundamental en el desarrollo de la presencia del Catolicismo en Internet. En los
años 2000 la presencia de estas agencias se ha multiplicado en la Red.
Hay que distinguir dos tipos fundamentales de agencias de noticias católicas:
-Por un lado, las que surgen de las propias instituciones (como Vatican
Information
Service
http://www.vatican.va/news_services/press/vis/vis_sp.html,
(VIS):
dependiente
de
la
Santa Sede; o la Agencia Fides: www.fides.org, sede web de la institución vaticana
Propaganda Fide), con versiones en otros idiomas. Este tipo de agencias se
centran, sobre todo, en la información institucional y relevante sobre la figura del
330
Papa o de las actividades concretas de la institución en cuestión. La información
es de elaboración propia, a partir de los propios gabinetes de comunicación de las
diferentes instituciones. Como es natural, la Sala Stampa de la Santa Sede tiene
en este tipo de agencias, -sobre todo en VIS-, un notable peso específico. En
España, destacamos, dentro de este subtipo, la agencia ODISUR, la Oficina de
Información de los Obispos del Sur de España, una iniciativa que intercomunica las
distintas diócesis andaluzas.
Un rasgo sobresaliente con el que nos hemos topado al hacer este estudio,
es que este tipo de sitios de Internet quieren transmitir una idea de sobriedad y
seriedad, con lo que quedan muy reducidos los contenidos audiovisuales, al
menos los presentados abiertamente en portada (sí se puede acceder a este tipo
de recursos mediante enlaces en titulares y en el texto). Ejemplos muy claros de
esto son las dos fuentes institucionales que acabamos de citar, ambas
relacionadas con la Santa Sede. Así, tanto en VIS como en Fides, no encontramos
elementos visuales en la portada. Sin embargo, no es el caso de Odisur, que
ofrece, dentro de una estructura conservadora de cajas, abundantes material
gráfico.
Las hojas parroquiales y diocesanas pueden ser consideradas, de alguna
manera, como agencias, ya que ofrecen informaciones primarias de elaboración
propia.
-Por el otro lado, nos encontramos con las agencias católicas de iniciativa
particular, no institucionales. En idioma español, tenemos múltiples ejemplos, tanto
españoles como latinoamericanos. Este tipo de sitios ofrece una gran variedad, si
331
bien pueden verse unos marcados rasgos comunes, en cuanto a estructura
(tradicional de cajas) y a un predomino del texto sobre la imagen. No obstante,
tenemos ejemplos inversos, como H2o News: www.h2onews.org, en la que la
preeminencia es de los contenidos audiovisuales.
7.3.5. Algunos problemas generales detectados
-La dialéctica entre ‘Iglesia oficial' y 'de base' en los medios:
Resulta interesante constatar la cuestión de la falsa división entre la 'Iglesia
oficial', siempre identificada con la Jerarquía (y, en última instancia, con 'El
Vaticano', entendido éste como una especie de superestructura) y la 'Iglesia de
base' o popular, identificada por algunos medios como la Iglesia del pueblo, la del
'cristiano de a pie', un concepto típico surgido a raíz de los vaivenes pastorales
acaecidos tras el Concilio Vaticano II. Esta cuestión incide de manera importante
en la calidad de las fuentes, pues puede alterar significativamente la percepción de
la Iglesia por parte del público.
Tal es el problema que se ha llegado a establecer una 'paraoficialidad' en esta
presunta 'Iglesia popular'. Se trata de la serie de teólogos disidentes a los que
recurren frecuentemente los periodistas, sobre todo cuando quieren contraponer la
visión de esta iglesia de base [a partir de ahora emplearemos las minúsculas para
referirnos a ella, para diferenciarla de la Iglesia universal, que no distingue entre
sus miembros en la medida de que todos son miembros del Pueblo de Dios,
ordenado jerárquicamente] con las doctrinas e indicaciones -sobre todo morales-
332
que emanan del Magisterio de la Iglesia -sobre todo del Papa y los Obispos-. De
este modo, en algunos medios, siempre que aparece referida alguna información
sobre pronunciamientos de la Jerarquía, inmediatamente a continuación aparece la
apostilla del consiguiente teólogo o teóloga, generalmente miembro de algún grupo
disidente.
La situación expresada corresponde a una falsedad (la supuesta existencia de
dos Iglesias en una) y cabe preguntarse si el fomento de este proceder no nace del
deseo -no necesariamente en los propios periodistas, pero sí en los dirigentes de
los medios- de fomentar la división en el seno de la Iglesia, de acuerdo con el
dicho: "Divide y vencerás".
A continuación, va un ejemplo de página web que pretende reflejar esa
supuesta división entre Iglesia oficial y de base
Ciberiglesia.net
Esta página web no aparece con una identificación clara. Su origen se
mantiene oculto y no se establece una línea editorial clara. A juzgar por los
contenidos y, sobre todo, por los enlaces y algunos apartados como "Nos
solidarizamos", trata de representar a una corriente aperturista pero sin romper
vínculos abiertamente con la comunión eclesial. Así, no se responsabiliza de las
opiniones vertidas en algunas secciones. Alterna contenidos y posturas en
consonancia con el sentir de la Iglesia jerárquica (apoyo a la causa de beatificación
de los Mártires de la persecución religiosa durante la Guerra Civil Española y a la
clase de religión), con otros de claro apoyo a las “comunidades de base”
333
(parroquia San Carlos Borromeo, de Entrevías; al teólogo Jon Sobrino...) [Vid.
www.ciberiglesia.net/nos-solidarizamos.htm
421
La página web tiene un directorio con enlaces eclesiales tanto a instituciones
jerárquicas y oficiales como a organismos populares 'de base', con lo cual abre la
puerta al tipo de equívocos a los que nos referimos, y más si tenemos en cuenta la
mezcolanza en los contenidos.
-El caso de las páginas católicas falsas:
Un ejemplo de sitio de Internet que sólo sirve para perder el tiempo y que
nada o muy poco puede aportar al investigador, es www.catolicismo.net. Esta
página aparece en la primera página de los principales buscadores (Google,
Yahoo) cuando se introduce la palabra clave “catolicismo”. Es una página casi
vacía. Contiene tres fotografías (una de un montaje del rostro de Cristo sobre la
Sábana Santa de Turín, otra de Benedicto XVI el día de su elección y otra típica de
Juan Pablo II), enmarcadas entre dos columnas con hiperenlaces. La columna de
la izquierda remite a otras páginas web mientras que la de la derecha está
dedicada a publicidad.
En la parte superior de la página hay un faldón con los siguientes enunciados:
WWW.CATOLICISMO.NET
LA
DIRECTORIO DE WEBS CATOLICAS
ORACIONES
WEB
DEL
SANTOS
ORDENES Y CONGREGACIONES
MUNDO
DEVOCIONES
CATOLICO
HISTORIA
LUGARES.
Podría parecer que son enlaces que dan acceso a las diferentes secciones
421
P
(23/10/07).]
334
del sitio, pero no es así. Ni siquiera se trata de enlaces ciegos o fallidos:
simplemente es una colección de palabras. Sobre el recuadro principal que
contiene las fotografías, encontramos, remarcados con mayúsculas, dos apartados:
“SANTO DEL DÍA” y “LECTURAS DEL DÍA”. Ambos enlazan con sendas
secciones de la edición en español de EWTN.
En la parte inferior, encontramos un faldón con texto corredero, en el cual se
pretende incorporar todo lo que no se ha dicho en toda la página. Es el único
contenido de interés auténticamente propio de la página: contiene explicaciones
sobre lo que es el catolicismo, datos sobre su extensión e historia… (si bien algo
simplificadores) Pero su lectura resulta difícil, lenta e incómoda. Vemos difícil que
un profesional de la información o cualquier persona, pueda dedicarse a esperar
que en el faldón corredero aparezcan los datos o comentarios que necesita.
Incluso para un navegante ocioso, esto resultaría gravoso, por las características
del faldón que, para más inri, aparece en un tipo de letra pequeño y con un color
crema sobre fondo blanco que le hace casi invisible.
El único aspecto positivo de la página es que entre los enlaces de la
izquierda contiene varios a agencias, sitios de noticias y medios de comunicación
católicos (Zenit, Noticias Eclesiales, Semanario Alba…). Este recurso sí puede
resultar de utilidad, sobre todo para quien conozca de antemano que esos sitios de
la Red son idóneos para obtener información de calidad sobre el catolicismo.
El uso que actualmente se hace de Internet por parte de las instituciones
católicas se enmarca dentro del uso general, poco innovador. La causa de esto es
que Internet no se percibe aún como un nuevo medio de comunicación, sino que
335
se enmarca dentro de los parámetros y paradigmas de los medios tradicionales.
Así, lo que más se hace en Internet, en publicaciones católicas (v.gr. Arbil), es
volcar artículos y documentos concebidos como si se tratara de un periódico más o
una publicación convencional. Es una cuestión de mentalidad: todavía no hay una
plena consciencia de las posibilidades que puede ofrecer Internet para la
evangelización, en cuanto a diseño, hipertextualización, organización de las
páginas web de manera osada, práctica y entretenida...
En general, parece que lo que prima es la cantidad de información que se
cuelgue y no su utilidad en cuanto a distribución, diseño... Pero estos aspectos
deberían tenerse más en cuenta, ya que pueden suponer un estímulo para que el
"interactuante" (mejor que ser un simple "intervidente" o "interlector"), permanezca
en la página y navegue en ella, disfrutando de todas sus posibilidades. No
podemos seguir viendo a Internet como un cajón de sastre capaz de almacenar y
ofrecer información como si fuera un compilador de otros medios, una especie de
"medio de medios" que únicamente sirviera para archivar y mostrar contenidos
elaborados como si hubieran sido compuestos para prensa escrita, radio o
televisión.
Por lo tanto, se deben resaltar aspectos como el diseño, la distribución de la
información en diferentes lugares, la enfatización de aspectos de esa información
mediante enlaces y subapartados y la sintetización, para ser capaces de elaborar
células de información capaces de transmitir amplios contenidos sintetizados.
Teniendo en cuenta estos aspectos, resulta decisiva la formación de los
periodistas y profesionales que se vayan a dedicar a elaborar contenidos para
336
Internet. Si siempre ha sido importante para cualquier periodista en cualquier
medio la capacidad de síntesis, si se dedica a Internet, esa capacidad debe ser
aún mucho mayor.
337
7.4. Algunos ejemplos con vistas a la elaboración de una guía de las
Fuentes de Inspiración Católica en Internet
Pensamos que en la catalogación propuesta, fruto de la observación directa
de Internet, y que puede ser combinada con las catalogaciones generales
especificadas más arriba, quedan representadas la mayor parte de las
posibilidades con que un periodista o usuario se va a encontrar en la Red. En ellas
caben todas las estructuras que actualmente se dan en Internet 422 (sedes web,
portales, blogs). No obstante, la mutabilidad de la Red y otros factores causan que
cualquier intento de estructuración sea incompleto por naturaleza.
A continuación, vamos a presentar algunos ejemplos, -los que consideramos
más interesantes o útiles-, del rastreo realizado en Internet, en el que hemos
aplicado la ficha elaborada para medir la calidad de las Fuentes de Inspiración
Católica. En ella aparecen factores (fidelidad al Magisterio, idoneidad y adecuación
a la temática), que están ausentes en la mayoría de las baremos de calidad, ya
que se trata de medir un campo muy específico y descuidado por buena parte de
la literatura académica y científica sobre cibermedios.
7.4.1. Instrumentos
Hemos seleccionado, de todo el trabajo de campo (los rastreos se hicieron
entre noviembre de 2009 y noviembre de 2012, compilando más de 100 páginas, y
desechando otras tantas, viendo su evolución y desarrollo…), aquellos sitios de
338
Internet que nos parecen más destacables por aportar a la Información Religiosa
factores relacionados con la calidad, como son el análisis, fuentes de calidad y
acceso a la documentación. En definitiva, se trata de Fuentes de Inspiración
Católica de calidad.
Ordenamos las páginas web alfabéticamente, simplemente por comodidad
del lector. El instrumento utilizado para la recopilación de los datos ha sido la ficha
que exponemos y justificamos en el apartado 6.3.:
A-CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS GENERALES
Dirección/URL
Nombre entidad/institución
Autor/es
Fecha de inicio
Frecuencia de actualización
Audiencia
Número de visitas/clicks
Tiempo de permanencia de los
visitantes
B-CARACTERÍSTICAS INFORMATIVAS
422
Excluimos de este trabajo a las redes sociales, tan pujantes hoy día, pero que tienen una naturaleza y
estructura distintas de las que nos hemos propuesto analizar. Dejamos ese campo apuntado para próximos
esfuerzos investigadores.
339
Tipo de sitio web
Identidad y objetivos
Distribución
del
contenido
Naturaleza y estructura
de las informaciones:
-adecuación
comunicativa
----------------------------adecuación al
Magisterio de la
Iglesia
-----------------------------adecuación a
las necesidades y
expectativas
del
público
Actualidad de los contenidos
Tipo
de
fuentes
utilizadas
C-CARACTERÍSTICAS DOCUMENTALES
Hipertexto:
-Cantidad
hiperenlaces
340
de
----------------------------------Tipología
(internos/ externos).
----------------------------------Disposición
----------------------------------Funcionamiento
----------------------------------Utilidad
documental
Buscadores:
-Cantidad
----------------------------------Tipología
----------------------------------disposición
----------------------------------Utilidad
documental
Material documental:
-Tipología
----------------------------------Características
341
D-DISEÑO Y UTILIDAD TÉCNICA
Estructura
de
la
página
Tratamiento
de
elementos gráficos y
metalingüísticos
Interactividad
y
su
aprovechamiento
E-UTILIDAD TEMÁTICA
Cumplimiento
de
expectativas eclesiales
Idoneidad y adecuación a
la temática y necesidades
de
la
Información
Religiosa
sobre
Catolicismo.
D-CONCLUSIONES
Público al que puede
ser útil
342
Valoración
informativa
Valoración
documental
Valoración
fuente
válida
como
para
Información Religiosa
sobre Catolicismo
Por razones de síntesis, utilizamos una adaptación resumida de esa ficha
propuesta, que podemos resumir en cinco grandes bloques:
1. Características generales (haciendo énfasis en estos aspectos: Tipo de
sitio, Naturaleza, Clasificación e Identidad y objetivos).
2. Características informativas y documentales (en donde tendremos en
cuenta todo lo relativo a la naturaleza de la información y documentación que
ofrece el sitio y a su utilidad periodística y documental).
3 Características técnicas (sucintamente, comentaremos las principales
características técnicas de la página).
343
4. Adecuación al Magisterio de la Iglesia (es el criterio fundamental para
poder considerar a una fuente como de inspiración católica).
5. Valoración final y aspectos mejorables
1.Características
Tipo de sitio
generales
---------------------------------Naturaleza
---------------------------------Clasificación
---------------------------------Identidad y objetivos
2.Características
informativas
y
documentales
3.Características técnicas
4.Adecuación
al
Magisterio de la Iglesia
5.Valoración
final
aspectos mejorables
344
y
7.4.2. Ejemplos de Fuentes de Información Católica de calidad
Es necesario tomar en consideración que los ejemplos que presentamos no
son sino un mero exponente de las Fuentes de Inspiración Católica de calidad.
Simplemente hemos seleccionado estas fuentes de la muestra por aunar dos
cualidades: por un lado, pensamos que son representativas de su tipo y, por el otro,
porque sus contenidos y estructura cumplen con suficiencia los requisitos que las
permiten ser consideradas como fuentes de calidad.
Aleteia: www.aleteia.org
1.Características
Tipo de sitio: Página.
generales
Naturaleza: Agencia.
Clasificación: Analítica.
Identidad y objetivos: Iniciativa de la Fundación
para la Evangelización con los Medios, que se engloba
dentro de un proyecto más amplio de presentación del
mensaje y los criterios cristianos a través de los medios de
comunicación social. Tal proyecto es una respuesta
concreta a la llamada que en 2009 hizo el Papa Benedicto
XVI a los comunicadores católicos para que se lanzasen a
la conquista del “continente digital” 423 . Al mismo proyecto
423
http://www.fem-roma.org/?utm_source=aleteia&utm_medium=button&utm_campaign=footer#donate
Cfr.: Mensaje del Papa Benedicto XVI para la XLIII Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales
(Vaticano, 24 de enero 2009). Párrafo 9º.
345
informativo y evangelizador corresponden otras páginas
web de interés, que tratamos en este trabajo: H2ONews.
Por lo tanto, el objetivo de este sitio de contenido
católico en Internet es claramente evangelizador. Este afán
queda patente en la estructuración conceptual de la
página, en la que aparece una sección titulada “Preguntas”,
situada en el menú superior, antes incluso que la sección
de “Noticias”. Esta sección aborda temas variados sobre
cuestiones
fundamentales
o
“técnicas”
acerca
del
Catolicismo, que pueden inquietar a personas que se han
acercado a la fe católica con curiosidad o desde hace poco
tiempo.
2.Características
informativas
documentales
Aleteia es una página que pretende ser funcional y
y presentar de manera clara y directa contenidos que
contribuyan a la formación de una idea sobre el
Catolicismo, en consonancia con la doctrina de la Iglesia.
Para ello, emplea sobre todo dos recursos: las Preguntas,
las Noticias, Vídeos y Documentos. En cuanto a los tres
primeros, busca cuestiones de actualidad o polémicas, que
puedan ser tratadas de manera adecuada para quienes
tienen un escaso conocimiento del Catolicismo. Esto queda
patente en la selección de temas y en el lenguaje utilizado,
que trata de ser muy explicativo. Esto no significa que no
se toquen temas relacionados con la vida interna de la
346
Iglesia u otras cuestiones (sínodo, proceso de negociación
con los lefebvrianos…), pero siempre desde el punto de
vista de la formación. Da la impresión de que los
redactores se sitúan en el punto de vista de un lector que
busca respuestas sobre el Catolicismo, por lo que se
puede estimar que ese es su público objetivo.
En las informaciones aparecen bien reseñadas las
fuentes que utiliza.
Desde el punto de vista documental, Aleteia ofrece un
completo y variado archivo en el que se encuentran desde
textos
oficiales
episcopales,
Iglesia…),
de
la
diócesis,
hasta
Iglesia
(Papa,
instituciones
documentos
conferencias
oficiales
de
origen
de
la
variado
(instituciones, autores particulares…). La web dispone de
un sistema de clasificación y búsqueda de los documentos.
Sin
embargo,
cuando
se
tratan
de
recuperar
los
documentos, nos encontramos con que simplemente se
abre un resumen del mismo y no hay manera de enlazar.
La razón es que es necesaria la suscripción a la red de
recursos compartidos de Aleteia, algo que no es fácil de
averiguar cómo se hace, ya que no hay información clara
en la página. Además, el diseño de esta área de recursos
resulta algo caótico, con diversos focos que reclaman la
atención, la introducción de algún faldón con publicidad,
347
etc.; lo que contribuye a distraer la atención de la audiencia
y supone una merma en la calidad de la página.
3.Características
La página ofrece en portada un diseño funcional, con
técnicas
la carga conceptual en la columna de la derecha. Sin
embargo, nos encontramos con diversos botones y focos
que reclaman la atención del usuario y que pueden acabar
distrayéndole. Dentro de las secciones que aparecen en el
índice, situado en la parte superior de la portada, el diseño
se vuelve más variado y también caótico, ya que se
introducen elementos adicionales con reclamos coloristas,
que terminan por desviar la atención del usuario.
4.Adecuación
al
Magisterio de la Iglesia
Su vocación de respuesta directa a la llamada del
Papa Benedicto XVI a evangelizar a través de los medios
de comunicación social, establece una garantía de fidelidad
al Magisterio de la Iglesia, que le permite ser considerara
como una fuente de inspiración católica.
5.Valoración
final
aspectos mejorables
y
En conjunto, Aleteia.org es una sede web óptima para
obtener
documentación
sobre
asuntos
polémicos
o
puntales de la fe, sobre todo gracias a la sección
Preguntas. Su confiabilidad como Fuente de Inspiración
Católica es absoluta.
348
No obstante, la página tiene algunos aspectos
mejorables, como son el diseño y las condiciones de
accesibilidad a recursos albergados en las secciones
Documentos o Vídeos.
Aceprensa: www.aceprensa.com
1.Características
generales
Tipo de sitio: Página.
---------------------------------Naturaleza: Medio informativo digital, paralelo a
edición impresa.
---------------------------------Clasificación: Analítica
---------------------------------Identidad y objetivos: En la sección 'Quiénes somos'
se explica el origen de esta agencia: ç
“Aceprensa es una agencia periodística especializada
en el análisis de tendencias básicas de la sociedad,
corrientes de pensamiento y estilos de vida”.
“Aceprensa nació como una iniciativa de los periodistas
que trabajan en ella, y desde 1986 es una sociedad
anónima'.
Más abajo aparecen los nombres del Presidente:
Salvador Bernal; y del Consejero Delegado: Francisco
349
López Lubián, junto con los datos de la redacción y
contacto. Su rasgo católico no aparece explicitado, pero
parece clara a tenor del análisis de los contenidos, y de
que tanto las personas citadas como otros colaboradores
son miembros del Opus Dei.
2.Características
informativas
documentales
Se trata de una página web paralela a una edición
y impresa, que fue la primera versión publicada. Sin
embargo, la web ha alcanzado un desarrollo bastante
superior a la versión impresa.
Se trata de una agencia, si bien, más que de noticias,
debe considerársela como de 'pensamiento' u opinión,
pues presenta, sobre todo, comentarios y artículos de
fondo. La mayor parte de sus contenidos pertenecen, pues,
al género editorializante. Es de carácter generalista
(aunque por el contenido se ve una preponderancia de
temas interesantes desde una perspectiva católica) y de
iniciativa privada.
'Aceprensa se dirige a personas que están interesadas
en contar con información para intervenir activamente en
los debates de la opinión pública. Nuestro deseo es
proporcionar a los suscriptores una fuente de datos e ideas
que puedan aprovechar en sus proyectos y contactos'. Así
350
pues, se pretende que la página llegue a quienes sean
capaces de participar en debates y, por ende, influir en la
opinión pública.
Se
autodefine
como
'una
agencia
periodística
especializada en el análisis de tendencias básicas de a
sociedad, corrientes de pensamiento y estilos de vida'. En
ningún lugar de la página se explicita el carácter católico de
la misma y su fidelidad respecto al Magisterio de la Iglesia,
pero esto se deduce del contenido. Por esta razón, puede
pasar desapercibida para el periodista, cuando es una
fuente interesantísima para conocer el pensamiento y los
criterios católicos.
En la misma página de presentación ('Quiénes somos')
se dice que "los servicios de la agencia comprenden
informaciones, reportajes, comentarios y crónicas de
actualidad en los ámbitos propios de su especialidad;
análisis a fondo de temas debatidos en la opinión pública,
entrevistas con expertos, servicios de documentación con
los párrafos clave de un informe", etc.
Su utilidad periodística viene determinada por las
posibilidades
que
ofrece
como
fondo
para
las
informaciones. Es, sobre todo, una página que ofrece
información contextual.
351
La web ofrece muchos de sus contenidos en la sección
para suscriptores (una suscripción digital de un año cuesta
70 €). Es negativo que precisamente los artículos a los que
se debe acceder por suscripción se hallen mezclados con
los de libre acceso, pues al abrirlos aparece tan sólo la lid
de la noticia o del artículo y debajo la siguiente llamada:
"Artículo disponible solo para suscriptores. Si desea más
información, visite el siguiente enlace:' (y, después,
presenta un link gráfico). Aunque ya se avisa de los
artículos que están reservados en la portada mediante el
signo gráfico de una llave, puede resultar frustrante para el
lector. Además, en el caso de los suscriptores, resulta
incómodo
tener
que
estar
introduciendo
claves
y
contraseñas constantemente.
Esta idea de trabajar con suscriptores está en
concordancia con la línea maestra de la página, que sería
formar y dar criterios de debate a personas que puedan así
influir de algún modo en las corrientes de la opinión
publica.
En cuanto al área documental, se trata de una fuente
analítica, con gran énfasis documental y contextual, con
recursos que pueden ser utilizados por los profesionales de
la comunicación para elaborar sus informaciones contando
352
con un fondo (background) que le permita una mejor
inteligencia de los sucesos y hechos relacionados con la
creencia religiosa.
3.Características
técnicas
Es una página que, ante todo, transmite una sensación
de seriedad. Los tonos grises en su portada, su
composición más textual que gráfica, no se suponen
grandes esfuerzos por hacer atractiva la página. Más bien
parece que el diseño está en consonancia con la gravedad
de los asuntos tratados.
Por otra parte, la composición es simple, con un menú
que da acceso a las distintas secciones a la izquierda y un
cuerpo central con titulares y los lids de las informaciones.
4.Adecuación
Magisterio de la Iglesia
al
Por el tenor de las informaciones que contiene la
página, las citas frecuentes al Magisterio del Papa, resulta
evidente que se trata de una página de filiación netamente
católica.
Aunque no consta su ideario católico en ningún lugar
de la web, y a pesar del carácter privado y libre de los
artículos que presenta, la página puede considerarse de
alta fiabilidad para conocer el pensamiento y la postura de
la Iglesia ante distintas cuestiones y problemas. En la
página colaboran personas vinculadas a instituciones de la
Iglesia -como D. Juan Orellana, asesor cinematográfico de
353
la Conferencia Episcopal Española- y otros vinculados a
otras realidades eclesiales, siempre en consonancia con el
sentir de la Iglesia. Por eso su fiabilidad para los
periodistas e internautas que buscan en ella auténticos
reflejos de las posturas de la Iglesia, es máxima.
5.Valoración
final
aspectos mejorables
y
La característica conceptual más interesante de esta
web es que sus promotores pretenden que sus contenidos
sirvan para formar criterios y dar argumentos para el
debate sobre cuestiones polémicas de actualidad. En el
fondo subyace la idea de formar a líderes de debate que
sean capaces de establecer corrientes de opinión e influir
en la opinión pública.
Aciprensa: www.aciprensa.com
1.Características
generales
Tipo de sitio: página.
---------------------------------Naturaleza: Medio digital.
---------------------------------Clasificación: Fuente Informativa.
---------------------------------Identidad y objetivos: En la propia página web se
explica su origen y procedencia: "ACI Prensa es el nombre
354
actual de lo que originalmente se fundó como la Agencia
Católica de Informaciones (ACI) en América Latina, cuya
oficina central se encuentra en Lima, Perú, donde es
reconocida jurídicamente como una asociación educativa
sin fines de lucro vinculada a la Iglesia Católica.
ACI Prensa fue fundada el 13 de marzo de 1980 por el
misionero comboniano alemán Adalberto María Mohn
(+1987), quien estableció un directorio compuesto por
laicos católicos que en 1987 nombró como su director a D.
Alejandro Bermúdez Rosell.
El Sr. Bermúdez es Licenciado en Ciencias de la
Comunicación por la Universidad de Lima (Perú).
Desde 1989 ACI Prensa pertenece a la Federación
Internacional de Agencias Católicas (FIAC) y, como tal, es
miembro de la Unión Católica Internacional de la Prensa
(UCIP)."
Es una página web que presenta información religiosa
de actualidad junto con información de tipo documental y
contextual. Es de iniciativa privada, no oficial (aunque
recoge noticias y, sobre todo, documentación procedente
de fuentes oficiales).
Se dirige al público en general, pero tiene gran interés
para los profesionales de la información, tanto por las
noticias que presenta como por su faceta documental
355
y contextual.
2.Características
informativas
Se trata de una fuente no oficial, predominantemente
y informativa, aunque también con peso documental.
documentales
Esta página web tiene un alto nivel de utilidad, pues
permite el acercamiento del periodista a la actualidad sobre
la Iglesia y la realidad cristiana. Destaca el hecho de que la
página ofrece información de elaboración propia, por lo que
mantiene un nivel de independencia respecto de la visión
de las agencias de información.
Aciprensa es una página radicada en Perú, pero a
pesar de eso, ofrece información diversa sobre la Iglesia en
América Latina y España. En definitiva, su gran público es
el de habla hispana, aunque tiene una edición especial en
portugués (ACIDigital: www.acidigital.com) que presta una
atención especial a Brasil. Aciprensa ofrece mucha
información procedente de fuentes institucionales.
En la sección Recursos son accesibles numerosos
documentos de interés sobre temas variados.
Tiene
la
información
organizada
en
numerosas
secciones, lo que contribuye a organizar la búsqueda de
información.
356
3.Características
Es una página con formato clásico, no muy original, que
técnicas
pretende ser funcional, aunque puede dar sensación de
abigarramiento.
En
la
parte
superior
presenta
el
encabezamiento de la página, justo debajo de una franja
de publicidad. El resto de la página se divide de la
siguiente manera:
1-Una columna a la izquierda, en la que se exponen las
secciones de la página y una serie de secciones y enlaces.
2-Un cuerpo central en el que aparecen las noticias
principales con un par de fotografías -que en poco
contribuyen a hacer la página más clara- y sus
correspondientes entradillas. El formato suele ser: dos
noticias de apertura con sendas fotografías y entradillas,
tres noticias destacadas con titular y entradilla y más abajo
otras noticias agrupadas en distintas secciones.
3-Un bloque que ocupa la franja vertical derecha de la
pantalla y que aglutina secciones como 'Últimas Noticias',
'Católico al día', secciones recomendadas y publicidad.
4.Adecuación
Magisterio de la Iglesia
al
Se trata de un sitio explícitamente católico. Por el
contenido de sus informaciones, se ve claramente que
guarda una sintonía real con el Magisterio e la Iglesia
Católica, lo que convierte a Aciprensa en un recurso óptimo
357
como Fuente de Inspiración Católica.
5.Valoración
final
aspectos mejorables
y
Se trata de una fuente no oficial, informativa,
documental
y
contextual,
de
mucha
utilidad.
El
inconveniente que tiene es que no cuenta con un buscador
apropiado (el que usa es uno compartido de Google).
Alfa y Omega: www.alfayomega.es
1.Características
generales
Tipo de sitio: Página.
---------------------------------Naturaleza: Medio digital con matriz en medio
impreso.
---------------------------------Clasificación:
fuente informativa, documental y
analítica.
---------------------------------Identidad y objetivos: Es la página web del
semanario católico de información 'Alfa y Omega', editado
por
la
Fundación
San
Agustín,
perteneciente
al
Arzobispado de Madrid. Aunque técnicamente no se trata
de un medio institucional, tiene una vinculación institucional
fuerte con el Arzobispado de Madrid.
El público principal serán personas de confesión católica
358
con un interés formativo medio.
Su acceso no aparece expuesto en los principales
buscadores sobre 'Iglesia Católica' de Internet, por lo que,
para el gran público, puede resultar un medio bastante
desconocido.
No
es
así,
sin
embargo,
para
los
profesionales de la comunicación, que sin duda conocen
bien su versión impresa, que se distribuye con el diario
ABC desde hace muchos años. Su versión en Internet
permite acceder a sus contenidos con mayor agilidad que
en la edición impresa, lo cual puede ser muy útil para los
periodistas.
2.Características
informativas
documentales
La página se actualiza diariamente desde 2011, con
y lo cual aporta un valor específico respecto a la edición
impresa.
Se trata de un medio de comunicación confesional,
por lo cual sus informaciones están elaboradas por
redactores profesionales y pueden ser utilizadas también
por otros profesionales como fuentes documentales y
contextuales.
Su utilidad periodística es muy elevada porque ofrece
información sobre todos los aspectos de la vida religiosa
católica. Ofrece en algunas secciones textos de opinión y
359
artículos de fondo que pueden servir al profesional de la
información para conocer las opiniones y los puntos de
vista genuinamente católicos. Su idoneidad en este sentido
le viene dada por su vinculación con un organismo
eclesiástico oficial, a través de la pertenencia de su entidad
editorial, la Fundación San Agustín, al Arzobispado de
Madrid.
3.Características
La configuración de la página es sencilla y clara,
técnicas
aunque quizás en un principio no era demasiado atractiva.
Sin embargo, la nueva confección, orientada a una
audiencia más dinámica y a cumplir las necesidades de
actualización cotidiana, ha dado nueva vitalidad a la
página. Presenta las informaciones en la portada, con una
carga equilibrada de elementos gráficos. Ofrece además el
acceso a los números anteriores, documentos publicados,
una tienda virtual, las secciones 'Quiénes somos' y
'Colaboradores', un vínculo a la dirección de correo
electrónico del periódico y el apartado dedicado a gestionar
las suscripciones. La columna de la derecha es para la
publicidad, en la práctica sus patrocinadores y para ubicar
la
solicitud
de
contribución
económica
para
el
sostenimiento del periódico. También ahí se ubica la
tienda.
4.Adecuación
360
al
Al ser un medio vinculado al Arzobispado de Madrid, no
Magisterio de la Iglesia
presenta ninguna duda sobre su adhesión al Magisterio de
la Iglesia.
5.Valoración
final
aspectos mejorables
y
Durante los últimos años, Alfa y Omega se ha
convertido en un medio de comunicación imprescindible
para la Información Religiosa sobre el Catolicismo. Es una
fuente autorizada para buscar información sobre la Iglesia
y la vivencia cristiana, avalada por años de experiencia, así
como por la impronta profesional de su director, Miguel
Ángel Velasco, y redactores.
Análisis Digital: www.analisisdigital.org
1.Características
generales
Tipo de sitio: Página.
---------------------------------Naturaleza: Medio digital.
---------------------------------Clasificación: documental y analítica.
---------------------------------Identidad y objetivos: página puesta en marcha
desde la Fundación García Morente, institución que
tiene como objetivo la difusión del mensaje cristiano a
través de las nuevas tecnologías. La Fundación tiene
un estrecho vínculo con el Arzobispado de Madrid (su
presidente actual es el Rvdmo. y Exmo. Sr. D.
361
Antonio María Rouco Varela, cardenal arzobispo de
Madrid).
2.Características
informativas
documentales
Como su propio nombre indica, Análisis Digital pone el
y énfasis en el análisis. Por eso es una fuente imprescindible
para el comunicador de Información Religiosa. La calidad
del análisis que ofrece este sitio de Internet se fundamenta
en las firmas y blogueros de prestigio que colaboran en
ella. Entre esas firmas se encuentran intelectuales de
hondo
calado
y
profesionales
del
mundo
de
la
Comunicación.
Esta sede web también presenta noticias de elaboración
propia, con fuentes de referencia variadas.
3.Características
Es una página de diseño ágil y buena manejabilidad.
técnicas
Combina equilibradamente texto e imagen. El acceso a
noticias, las firmas, los blogueros... está claramente
expuesto en el menú superior y es posible enlazar desde la
portada (los blogs están desplegados en una columna a la
derecha).
4.Adecuación
Magisterio de la Iglesia
al La adecuación al Magisterio es total, ya que en la propia
esencia de la página se encuentra la evangelización como
elemento específico, en comunión plena con la guía del
Magisterio y la Jerarquía de la Iglesia. En la sección
“¿Quiénes somos?” se especifica que la Doctrina Social de
la Iglesia es una de las bases de la página y se enumera
una serie de cuestiones en las que Análisis Digital
362
se
adhiere inequívocamente a la doctrina moral católica y al
Magisterio 424 .
5.Valoración
final
y La calidad de la página ha sido reconocida por la
aspectos mejorables
concesión del Premio Bravo a las Nuevas Tecnologías,
otorgado por parte de la Conferencia Episcopal (enero de
2007). Es una fuente de referencia para todo periodista de
Información Religiosa por su calidad y rigor y por el valor
añadido que aportan las firmas que participan en ella.
Catholic.net: http://es.catholic.net
1.Características
generales
Tipo de sitio: Portal.
---------------------------------Naturaleza: Portal.
---------------------------------Clasificación: fuente informativa y documental.
---------------------------------Identidad y objetivos: Nace 1995 de la mano de
James Mullholland, con la intención ser un "acceso directo
a las realidades eclesiales que fueron surgiendo en
Internet"
*[http://es.catholic.net/tenecesitamos/index.php?key=1]. Al
principio sus contenidos eran exclusivamente en lengua
inglesa, pero a partir del año 2000 se constituye en
miembro de la Red Informática de la Iglesia en América
424
http://www.analisisdigital.org/acerca-de/
363
Latina (RIIAL), en unión con la agencia de noticias católica
Zenit.
*
[http://es.catholic.net/tenecesitamos/index.php?key=1].
[Actualmente, la versión española de Catholic.net convive
con las ediciones en inglés, francés, italiano, alemán y
esloveno. Cabe destacar que Catholic.net en español no es
una simple versión traducida directamente del inglés, sino
que sus contenidos son originales. Por otra parte,
Catholic.net se está diversificando y cuenta ya con una
radio propia, Catholic.net Radio.
Su objetivo es informar y formar a los católicos con
fidelidad al Magisterio de la Iglesia. También tiene una
vocación de ser un 'espacio de convivencia'.* [Preguntas
frecuentes, 1].
La página tiene un marcado carácter latinoamericano;
no en vano su sede está en México, D.F.
Como puede observarse tras consultar la página en la
que aparece el staff de Catholic.net, la presencia de
miembros de Regnum Christi es significativa.
Se trata de una página de iniciativa privada (vinculada
al movimiento Regnum Christi), de tipo informativoformativo-apologético, ya que contiene apartados tanto de
364
información como de formación, marcados por un profundo
sentido de fidelidad al Magisterio de la Iglesia y con
intención de difundir ese Magisterio.
Tiene más de 3.000.000 de visitas mensuales. Más de un
millón de suscriptores.
2.Características
informativas
documentales
La utilidad periodística y documental de esta página es
y muy alta, dados sus amplios recursos documentales y la
variedad de los temas que trata. Destaca su vasta base
documental, con más de 30.000 artículos distribuidos en 13
Secciones, 18 Comunidades temáticas (v.gr.: Educadores
Católicos), a las que es posible inscribirse y 942 Alianzas
con otros sitios de Internet.
En lo que respecta al aspecto meramente informativo
hay que reseñar su dependencia informativa inicial de la
agencia Zenit, que se ha ido abriendo a otras fuentes,
sobre todo agencias, (Romereports 425 , por ejemplo). Sin
embargo, destaca el aspecto formativo de la página, con
aportaciones originales. El tono de los artículos y piezas de
fondo es de total fidelidad al Magisterio de la Iglesia, con lo
que es recomendable su visita para periodistas que deseen
conocer
y
transmitir
realmente
con
veracidad
las
enseñanzas de la Iglesia Católica. En muchas ocasiones,
los artículos y demás documentos que aporta la página,
425
www.romereports.com
365
son análisis, lo que aporta un valor específico.
También cabe reseñar que da acceso a un Curso de
Teología on-line.
3.Características
técnicas
Se trata de una página web con un diseño
convencional que más que por la novedad apuesta por la
claridad en las referencias. La pantalla principal está
dividida en tres grandes bloques a modo de columnas, lo
que denota su inspiración según el uso de la prensa
escrita: el de la izquierda alberga un menú de navegación
que puede resultar algo gravoso al navegante por la
cantidad entradas que contiene y que, en numerosas
ocasiones, remiten a otros menús desplegables igual e
incluso mucho más amplios que el principal. También
ofrece en este primer bloque algunas llamadas destacadas
a algún contenido concreto o especial.
El área central está dedicado a presentar, en dos
columnas, las secciones principales o que presentan
novedades, y las noticias más importantes (Sección "La
Iglesia hoy"). La web presenta un uso moderado de la
fotografía, tanto en su página principal como dentro de las
secciones.
366
La tercera gran columna está dedicada a publicidad
propia sobre campañas de ayuda y similares.
4.Adecuación
al
Magisterio de la Iglesia
Presenta una alta adecuación, pues su adhesión
total al Magisterio de la Iglesia no deja lugar a dudas
y es explícita en la expresión de los contenidos.
5.Valoración
final
aspectos mejorables
y
Se trata de una fuente confiable, muy pródiga en
recursos documentales, en los que se encuentra su valor
específico.
Forum Libertas: http://www.forumlibertas.com/
1.Características
generales
Tipo de sitio: Página.
---------------------------------Naturaleza: Medio digital.
---------------------------------Clasificación: Analítica.
---------------------------------Identidad y objetivos: Forum Libertas nace como
una iniciativa de E-cristians, grupo liderado por Josep
Miró i Ardèvol, que promueve la participación civil y
ciudadana de los católicos. En palabras de su
director, el propio Miró, es: “un diario digital de
información
general
hecho
con
un
enfoque
367
cristiano” 426 .
2.Características
informativas
documentales
Forum Libertas destaca por ser una sede de Internet
y con vocación analítica e interpretativa 427 , siempre desde el
punto de vista de la doctrina moral y social católica. Los
temas a los que se refiere, siguiendo siempre la actualidad,
suelen ser de índole polémico o bien, cuestiones de gran
relevancia para la formación de los católicos o referentes
del debate cultural. La página pretende llegar a todo el
mundo (incluidos los no creyentes), sin ceder un ápice en
seriedad y en calidad en cuanto a los criterios de análisis:
“ForumLibertas.com es un diario generalista hecho
con un enfoque católico en el análisis, pero queremos que
sea legible, cómodo, también para personas que no sean
cristianas” 428 .
En cualquier caso, destaca su activismo en temas de
crucial importancia para el Magisterio de la Iglesia, como la
defensa de la vida desde el primer instante de su
concepción hasta su fin natural, el matrimonio y la familia.
La web aporta abundante documentación sobre los
referidos temas y muchos otros, de modo fácilmente
426
Josep Miró i Ardèvol: entrevista para Zenit, publicada en Catholic.Net:
http://es.catholic.net/comunicadorescatolicos/729/2272/articulo.php?id=18014
427
428
Ibid.
Ibid.
368
accesible y gratuito. También cuenta con otros recursos
documentales, como entrevistas.
3.Características
El diseño de Forum Libertas procura ser actual y
técnicas
dinámico, pero dando siempre un sentido de orden. Así, la
portada está presidida y enmarcada por una barra con el
nombre y el menú, bien organizado sobre fondo azul. Las
noticias van encajonadas, con un diseño conservador. Las
dos noticias destacadas aparecen arriba y un faldón de
publicidad les separa de las demás. Otro faldón separa a
las noticias actuales de las menos actuales.
Es una página que trata la imagen de manera
conservadora, como apoyo del texto. En la portada,
algunas de las noticias van acompañadas por una
fotografía, mientras que dentro, una vez enlazada con la
noticia, la imagen aparece encuadrada y ajustada en el
texto con estructuras similares a las de la prensa escrita.
4.Adecuación
Magisterio de la Iglesia
al
:
Sus contenidos están orientados explícitamente desde una
perspectiva católica acorde con el Magisterio de la Iglesia,
tal y como se desprende de su sección Editorial 429 . En
todas sus secciones y temas puede hallarse la impronta de
una perspectiva católica militante.
429
http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/seccion.php?id_seccion=4
369
5.Valoración
final
aspectos mejorables
y
Se trata de una página con un elevado interés
documental y analítico. Es cierto que algunos de sus
contenidos pueden adolecer de una cierta orientación
política
y social
no
necesariamente equiparable al
Magisterio (en cuanto a su concreción y expresión
particulares en modos de acción social o de afrontar los
problemas). Pero, desde luego, se puede considerar una
fuente absolutamente fiable en general.
Iglesia.org: www.iglesia.org
1.Características
generales
Tipo de sitio: Página.
---------------------------------Naturaleza: Portal.
---------------------------------Clasificación: Fuente analítica.
---------------------------------Identidad y objetivos: Origen: Argentina. Sus oficinas
se encuentran en Buenos Aires. Es de iniciativa privada, de
tipo informativo-formativo apologético y monotemática
(alberga temas doctrinales y formativos).
El público al que va dirigida es a católicos y público en
general. Para acercarse a algunos temas, se requiere ser
católico con una formación media-alta.
370
2.Características
informativas
documentales
Esta página resulta muy recomendable para obtener
y información documental y contextual, ya que presenta una
amplia oferta de artículos de fondo. Tiene una gran ventaja,
y es que en la sección 'Directorio' aparecen, divididos en
subsecciones,
católicas
listados
oficiales:
Universidades',
con
v.gr.:
'Vaticano,
enlaces
de
'Educación,
Diócesis
instituciones
Colegios
y
y
Prelaturas',
Congregaciones, Congresos, Movimientos... con lo que
cubre las necesidades mínimas de un periodista que
busque enlaces y recursos sobre alguna realidad eclesial
concreta. Todas las páginas son en lengua española.
Iglesia.org es una página que tiene como principal
objetivo la evangelización. Así lo recoge expresamente en
el lema que acompaña a su cabecera. 'EVANGELIZANDO
LA RED DESDE 1996'. La temática que se expone en los
contenidos de la página está orientada a la formación y
presenta recursos adecuados para ello (por ejemplo, el
'Consultorio al Sacerdote', que permite enviar dudas de
índole doctrinal, moral y espiritual para su posterior
resolución por un sacerdote). Todos los artículos e
informaciones que presenta la página buscan este fin
formativo. El profesional de la información encontrará
también una completa colección de documentos del
Magisterio de la Iglesia dividido en varias secciones:
'Pontífices' (desde León XIII), 'Congregaciones', 'Pontificios
371
Consejos',
'Pontificias
Comisiones'
y
'Academias
Pontificias'.
La
sección
específica
de
'Noticias'
aparece
directamente en la portada y se nutre de las piezas
elaboradas
por
principalmente).
las
agencias
Estas
católicas
informaciones
se
(VIS,
ACI,
centran
en
aspectos de la vida interna de la Iglesia, con un tinte
espiritual.
Quien entre en esta web también podrá acceder a
recursos de oración y espiritualidad, como por ejemplo, la
Liturgia de las Horas, diariamente actualizada.
3.Características
técnicas
El diseño de esta página web corre a cargo de la
empresa argentina Dimagin Web Development, formada
por
un
pequeño
grupo
de
diseñadores
web
y
programadores argentinos que trabajan como freelance.
El diseño de Iglesia.org es sencillo y busca la
funcionalidad. La portada es de tipo convencional. Está
dividida en tres bloques, el primero de los cuales, en color
dorado oscuro, presenta un menú fácil de utilizar que
contiene las secciones de la página. Si entramos en la
sección llamada 'Directorio', nos daremos cuenta de que en
ella se encierran buena parte de las secciones más
372
interesantes
(enlaces
a
instituciones
oficiales
y
a
documentación, muy útiles desde el punto de vista
periodístico). En el medio de la portada, el segundo bloque
presenta con un fondo blanco y gris, la llamada a los
artículos más recientes, que son colocados en columna a
modo de fichas, con el titular un resumen o introducción al
contenido del artículo (en ningún caso se puede considerar
un lid o entradilla) y referencias gráficas. Dentro del mismo
bloque, a la derecha de la columna de artículos, aparece
una columna que lleva el título de 'Noticias'; esta vez sólo
aparecen titulares. En el tercer bloque, de fondo dorado
oscuro, como el primero, nos encontraremos con el
buscador de la página, calendarios y llamadas gráficas a
dos o tres especiales (v.gr. 'Catequesis dictadas por Juan
Pablo II).
Como aspecto negativo, cabe citar que algunos de los
enlaces que se ofrecen para acceder a instituciones de la
Santa Sede, no funcionan.
4.Adecuación
al El contenido de esta página denota su filiación al
Magisterio de la Iglesia
Magisterio de la Iglesia, que trata de explicar y hacer
cercano. Las referencias constantes al Magisterio de los
Papas, -sobre todo, Juan Pablo II y Benedicto XVI-, dan
fiabilidad a la página.
5.Valoración
final
y Es una página muy útil desde los puntos de vista analítico y
373
aspectos mejorables
documental, en completa sintonía con el Magisterio de la
Iglesia. Está bien estructurada y, por lo tanto, los
contenidos son fáciles de localizar. Es mejorable el
tratamiento del hipertexto, no excesivamente abundante, y
a veces cegado.
H2oNews: www.h2onews.org
1.Características
generales
Tipo de sitio: Página.
---------------------------------Naturaleza: Agencia de noticias.
---------------------------------Clasificación: Informativa y documental.
---------------------------------Identidad
y
objetivos:
Esta
sede
web
es
el
contrapunto de Zenit. Vinculada a Aleteia.org, su contenido
es esencialmente audiovisual. La apuesta por los elementos
audiovisuales para transmitir la fe es cu característica
principal y primordial. Su vinculación con Aleteia, un proyecto
que responde a la llamada del Sumo Pontífice Benedicto XVI
a
evangelizar
mediante
el
uso
de
los
medios
de
comunicación social 430 , la inscribe en la lista de las fuentes
digitales que pueden considerarse de inspiración católica.
H2O surgió como una iniciativa madurada en el I
Congreso Mundial de Televisiones Católicas 431 . Su nombre
430
431
Mensaje en el Día de las Comunicaciones Sociales, 8 de mayo de 2005.
Madrid, octubre de 2006.
374
viene dado por la fórmula química del agua, símbolo de vida
en el Cristianismo. Esta imagen es elocuente, pues da la
idea de algo fluido, como también puede ser la imagen.
H2O se formó con la participación de diversas
instituciones, relacionadas algunas con la Santa Sede y otras
con medios católicos independientes: Vatican Television
Center, Vatican Radio, Salt & Light TV, Popular Televisión,
KTO (canal de televisión del Arzobispado de París), la EWTN
de la Madre Angélica y la Cançao Nova (cadena audiovisual
brasileña).
2.Características
informativas
documentales
El lenguaje utilizado en H2O es el audiovisual, con
y todos los matices que ello conlleva. Desde que se entra en la
portada, la atención del usuario es reclamada por la pantalla
central, en la que se exponen los principales temas, siempre
mediante la imagen y una breve frase, a modo de titular,
pero debajo de la imagen, con lo cual queda clara la
preponderancia de esta sobre cualquier elemento textual.
Igualmente, el índice se compone de imágenes, cuyo
contenido, expresado por el breve titular, se conoce
mediante la información que aparece superpuesta cuando se
pasa el ratón por encima de las imágenes.
Por lo tanto, parece que en H2oNews se ha apostado
inequívocamente por el valor intrínseco del lenguaje
audiovisual para generar información.
375
Los contenidos son de elaboración propia, como
corresponde a su naturaleza de agencia. H2oNews, al estar
integrada
en
Aleteia,
comparte
todos
los
recursos
audiovisuales con esa página. Resulta fácil acceder a los
contenidos, ya que aparece un menú de secciones en una
barra corredera situada debajo del cuadro de la pantalla
principal, en la parte inferior de la página.
3.Características
El diseño de este sitio es sencillo. Se compone,
técnicas
básicamente, de dos elementos, que aparecen en la portada:
una pantalla grande, en la que aparecen los productos más
actuales, que van apareciendo a medida que se arrastra el
ratón, y la barra del menú, sita en la parte inferior de la
pantalla de portada. El diseño puede resultar un tanto
desconcertante,
acostumbrados
sobre
a
los
todo
para
formatos
quienes
estén
preponderantemente
textuales; pero hemos de tener en cuenta que es una página
de la imagen y para la imagen.
4.Adecuación
al
Magisterio
la netamente católica, al responder a la llamada lanzada por el
de
Iglesia
El análisis de los contenidos, así como su inspiración
Papa Benedicto XVI para evangelizar mediante los recursos
digitales, hacen que esta sede web pueda ser considerada
como una fuente adecuada a la hora de construir una
información de calidad sobre la Iglesia y la fe católica.
5.Valoración final y
376
H2oNews cubre un espacio que no pueden cubrir
aspectos
agencias como Zenit. Si esta ponía el énfasis en lo textual,
mejorables
H2oNews lo hace en lo visual, casi como un valor absoluto.
Son dos formas de entender la comunicación, divergentes,
pero complementarias y necesarias.
Hispanidad: www.hispanidad.com
1.Características
generales
Tipo de sitio: Página.
---------------------------------Naturaleza: Medio digital.
---------------------------------Clasificación: fuente documental y analítica.
---------------------------------Identidad y objetivos: Hispanidad inició su andadura el 20 de marzo
de 1996, de la mano del periodista Eulogio López. Desde entonces,
este medio se ha convertido en referencia de la prensa confidencial de
calidad en España.
Se trata de un medio que no trata de manera explícita de contenidos
religiosos, pero que enfoca los asuntos de los que trata desde una
perspectiva social cristiana.
2.Características La temática del medio es generalista, con énfasis en la información política y
informativas
documentales
y económica. Sin embargo, la impronta de la Doctrina Social de la Iglesia se
deja sentir el contenido, sobre todo cuando el propio director realiza algún
377
comentario (véase la sección de Enormes minucias., por ejemplo).
Los contenidos son de índole analítica, con hiperenlaces que sirven la
documentación adecuada o conectan con noticias relacionadas (el hipertexto
no está excesivamente sobrecargado).
3.Características Hispanidad es una página en la que prima el contenido, que su autor
técnicas
considera lo fundamental en Internet 432 . No obstante, es una página que
cuenta con recursos técnicos, como la presencia de enlaces dentro del texto,
importantes por su carácter documental. Hay presencia de la imagen, que
aparece en buena parte de las informaciones, aunque el peso de la página
es textual (si bien en la portada, las fotografías aparecen de manera
destacada, sobre un sumario que anuncia los contenidos de la noticia).
4.Adecuación al La orientación e impronta de su director es evidentemente católica, lo que
Magisterio de la puede deducirse de sus comentarios y de otros contenidos. El autor
Iglesia
mantiene un espíritu crítico hacia situaciones y actuaciones concretas, con
fidelidad al Magisterio de la Iglesia. Puede verse un nítido ejemplo de la
actitud
del
autor
en:
http://es.catholic.net/comunicadorescatolicos/477/746/articulo.php?id=33165
5.Valoración final Hispanidad es un medio digital que puede considerarse Fuente de
y
aspectos Inspiración Católica, ya que la impronta y enfoque de todas sus
mejorables
informaciones está basada en la doctrina tradicional católica.
Iglesia Católica: www.xs4all.nl/~trinidad/
1.Características
generales
432
Tipo de sitio: Página.
----------------------------------
http://es.catholic.net/comunicadorescatolicos/477/746/articulo.php?id=33165
378
Naturaleza: Página personal.
---------------------------------Clasificación: documental.
---------------------------------Identidad y objetivos: De origen desconocido y no
controlado, se trata de una página puesta en marcha por
un fiel católico -o grupo de católicos- anónimo, sin ninguna
garantía oficial. La web está alojada en un servidor
holandés,
aunque
su
contenido
está
expuesto
íntegramente en lengua castellana.
2.Características
informativas
documentales
Se trata de una fuente no oficial, de tipo documental.
y Utilidad periodística:-A pesar de la buena intención en
cuanto a su fidelidad al Magisterio eclesiástico, lo que es
garantía de ortodoxia, no tiene una utilidad como fuente
periodística, al no estar avalada por la especificación clara
de la identidad de sus autores. Sí puede tener valor la
página en la medida en que sus secciones enlazan con
otras webs católicas, las cuales sí pueden tener un grado
aceptable de confiabilidad y utilidad periodística (la
enciclopedia
de
www.corazones.org/diccionario,
www.mercaba.org. No obstante, cabe hacer notar que
muchos de los textos a los que remiten las secciones
parecen elaborados por el propio autor o extraídos de
apuntes y textos de uso personal, sin citar las fuentes.
3.Características
El diseño de esta web es extremadamente sencillo. Toda la
379
técnicas
información y secciones aparecen enmarcadas en un
recuadro, en cuyo centro se halla una imagen de la Virgen
con el Niño de trazo muy sencillo. Todas las secciones que
componen la página están situadas en una única columna
a la izquierda. La página es muy fácil de usar
4.Adecuación
al Su voluntad de fidelidad al Magisterio de la Iglesia. V.gr.:
Magisterio de la Iglesia
'Si usted encuentra algo en estas paginas [sic] que no sea
enteramente fiel al magisterio de la Iglesia Católica le
rogamos que nos avise enseguida para quitarlo. Gracias'.
5.Valoración
final
aspectos mejorables
y Tiene interés como punto de referencia para hallar otras
páginas de Internet de contenido católico.
Infocatólica: www.infocatolica.com
1.Características
generales
Tipo de sitio: Página.
---------------------------------Naturaleza: Medio digital.
---------------------------------Clasificación: documental y analítica.
---------------------------------Identidad y objetivos: Infocatólica es una fuente
eminentemente apologética. Su filiación a la Iglesia
Católica aparece de forma clara y contundente. La
página está muy marcada por el carácter de su
fundador y responsable, Luis Fernando Bustamante.
2.Características
380
Infocatólica ofrece contenidos de análisis y opinión,
informativas
y elaborados, en gran medida, por sus colaboradores (cuyos
documentales
blogs, aparte de las informaciones publicadas en la
portada, son accesibles en una columna situada a la
derecha).
Dentro de las noticias a veces se encuentran enlaces, pero
no son abundantes.
La página ofrece recursos documentales con un archivo
histórico y un buscador.
3.Características
El diseño de Infocatólica es sencillo. Aún contando con la
técnicas
imagen, el texto es la base de la página, lo que denota la
relevancia que se da al contenido. Los recursos son
plenamente accesibles, con una navegación sencilla. A la
derecha de la portada se encuentra el acceso a los
blogueros, que sirven los contenidos a la página.
4.Adecuación
al La intencionalidad de Infocatólica es apologética, como se
Magisterio de la Iglesia
deduce de los contenidos, los comentarios y de la sección
La Caverna, que ofrece de manera no oficial y sarcástica
una especie de línea editorial.
5.Valoración
final
y Infocatólica es una página útil para el análisis de temas
aspectos mejorables
polémicos, ya que buena parte de sus contenidos se
refieren a ese tipo de asuntos.
La Iglesia en la prensa: www.laiglesiaenlaprensa.com
1.Características
Tipo de sitio: Página
381
generales
---------------------------------Naturaleza: Blog.
---------------------------------Clasificación: Fuente documental y analítica.
---------------------------------Identidad y objetivos: La Iglesia en la Prensa es una
iniciativa del periodista Diego Contreras quien, a raíz de
ejercer de corresponsal en Roma, detectó las necesidades
de la Información Religiosa y puso en marcha este blog de
análisis, con el fin precisamente de fomentar la calidad de
la Información Religiosa en Internet 433 .
2.Características
informativas
documentales
La Iglesia en la Prensa aporta a la Información Religiosa,
y sobre todo, el valor del análisis, fundamentado en la
documentación. La página tiene numerosas secciones con
temas variados que ofrecen un enfoque católico sobre
temas de actualidad, especialmente aquellos vinculados
con la vida de la Iglesia. Así, el autor da una relevancia
especial a la información generada en la institución
eclesiástica y ofrece documentación y análisis que ayude a
contextualizar y explicar los hechos.
Al autor le interesa especialmente todo lo que tenga que
ver con la imagen que de la Iglesia Católica se ofrece en
los Medios de Comunicación Social. Una imagen que él
intenta completar y matizar con sus aportaciones.
433
http://scriptor.typepad.com/iglesia/porque.htm
382
La página también tiene un gran interés documental para
los periodistas en cuanto que ofrece una numerosa batería
de artículos sobre temas polémicos que suelen salir a la
palestra con cierta frecuencia (homosexualidad, celibato,
bioética…), escritos con un sentido crítico católico. Todos
los artículos son accesibles desde el menú desplegado en
forma de columna, a la derecha de la página de portada.
Dentro de cada artículo es posible conectar, mediante
enlaces, con documentos originales, con otros artículos y
con elementos exógenos a la página.
Este sitio de Internet cuenta también con un archivo
histórico de publicaciones.
3.Características
Al tratarse de un webglog, es un sitio muy fácil de manejar,
técnicas
con una navegabilidad y utilidad muy altas. Esto suple,
quizás, su falta de originalidad en la estructura, que es muy
sencilla pero, precisamente por eso, invita a centrarse en lo
fundamental. Junto al cuadro central de la portada se
encuentra, a al derecha, una columna en la que están
dispuestos los contenidos, clasificados de manera sencilla,
mediante palabras clave.
Aunque la base de la página es textual, aparece también la
imagen como elemento de apoyo.
383
4.Adecuación
al Aunque en ningún lugar se explicita la filiación católica de
Magisterio de la Iglesia
la página, el enfoque de los contenidos, así como la propia
trayectoria del autor, garantizan la consideración esta
página como de inspiración católica. Esta página tiene,
además, el interés de que aborda, desde un punto de vista
crítico, el papel de la Iglesia con respecto a los Medios de
Comunicación Social; pero siempre desde un punto de
vista constructivo y en consonancia con el Magisterio de la
iglesia 434 .
5.Valoración
final
y El valor específico de esta página es el análisis basado en
aspectos mejorables
la documentación. Por eso, consideramos a esta página
como un modelo de Fuente de Inspiración Católica, muy
útil para los periodistas y comunicadores que quieran
contribuir a la Información Religiosa de calidad.
Religión Confidencial: www.religionconfidencial.com/
1.Características
generales
Tipo de sitio: Página.
---------------------------------Naturaleza: Medio digital.
---------------------------------Clasificación: fuente documental y analítica.
---------------------------------Identidad y objetivos: Religión Confidencial pertenece
434
Ver, por ejemplo: http://www.laiglesiaenlaprensa.com/2012/11/necesita-el-papa-una-cuenta-entwitter-pues-creo-que-no.html
384
al grupo El Confidencial, editado por el veterano
periodista José Apezarena. En la página no se
encuentra ningún apartado específico que hable
sobre los objetivos y orientación del medio. Sin
embargo, el análisis de los contenidos arroja dos
constantes: un enfoque desde dentro de la Iglesia y
un interés por presentar los temas de manera
analítica.
2.Características
informativas
documentales
El valor fundamental de este sitio de Internet está en las
y fuentes propias, que le permiten elaborar una información
de
manera
independiente.
Sus
contenidos
son
de
elaboración propia. Otro de los grandes ejes de Religión
Confidencial es la presencia de columnistas de prestigio,
que aparecen en la sección Tribunas, lo que da un valor
añadido de interpretación y análisis.
La
página
cuenta
también
con
una
sección
de
Documentos, con un buscador general en la portada y otro
específico, dentro de Documentos).
Los contenidos son diversos: se refieren tanto a la vida de
la Iglesia, en su dimensión institucional, como a la vivencia
de la fe. Existe, junto a secciones como Iglesia-Estado,
Diócesis
o
Conferencia
Episcopal,
un
apartado
denominado Católicos, por lo que se contemplan todas las
dimensiones de la vida religiosa católica, y no solo la
385
eclesiástica.
3.Características
El diseño de la página es sencillo y directo, con las
técnicas
secciones expuestas en la parte superior y los temas
principales expuestos en la portada, en la que, aunque
predomina el texto, tiene cabida la imagen fija o integrada
en contenidos audiovisuales.
Dentro de las informaciones, no se hace uso del hipertexto.
Este recurso puede ser potenciado para dar más
consistencia documental a la página.
4.Adecuación
al Por el tenor de los contenidos, puede verse claramente una
Magisterio de la Iglesia
5.Valoración
sintonía con el Magisterio de la Iglesia.
final
y Religión Confidencial es un sitio web muy adecuado para
aspectos mejorables
encontrar un análisis riguroso de los asuntos relativos a la
Iglesia Católica y a aspectos concretos de la fe católica, su
vivencia, etc. El rigor le viene dado por el prestigio de
columnistas y colaboradores y por el recurso a fuentes
personales y al análisis documental por parte de sus
redactores.
Religión en libertad: www.religionenlibertad.com
1.Características
generales
Tipo de sitio: Página.
---------------------------------Naturaleza: Medio digital.
----------------------------------
386
Clasificación: analítica.
---------------------------------Identidad y objetivos: El punto de partida de Religión en
Libertad hay que buscarlo en el año 2008, cuando, bajo la
dirección del periodista Álex Rosal, se constituyó este
medio, dentro del conglomerado editorial Grupo Libres. La
esencia de ese grupo es “ofrecer unos contenidos a
contracorriente de lo políticamente correcto, en su vertiente
editorial, audiovisual, Internet y prensa de papel”. 435
2.Características
informativas
documentales
Religión en Libertad es un medio especializado en
y Información Religiosa sobre el Catolicismo. Presta atención
no solo a la información eclesiástica sino, sobre todo, a la
vivencia
y
testimonio
de
los
cristianos.
Ofrece
informaciones sobre testimonios particulares y vivencias
religiosas que, probablemente, no tendrían cabida en otras
publicaciones,
incluso
especializadas
en
Información
Religiosa. En este medio tienen cabida también anécdotas
y curiosidades relacionadas con la religión católica. La
sede web resulta interesante por la amplia documentación
que posee, accesible a través de su archivo histórico y del
buscador, accesible desde la portada.
Dentro de los textos se hallan hiperenlaces, con los que se
accede a documentación interna y externa, así como a
435
http://www.grupolibres.es/grupo-libres
387
informaciones complementarias.
La página cuenta con un elenco de colaboradores
habituales, que escriben diversos blogs. Algunos de ellos
son de prestigio, como Jorge Enrique Múgica o el Rvdo.
Padre Jorge Loring. Sin embargo, otros son desconocidos
y no han tenido una trayectoria reseñable.
3.Características
El diseño de la página tiene en cuenta la combinación de
técnicas
elementos textuales con visuales. Todas las noticias de la
portada llevan su fotografía.
En cuanto a los enlaces, funcionan correctamente.
4.Adecuación
al Religión en Libertad es una página de Internet en sintonía
Magisterio de la Iglesia
con el Magisterio de la Iglesia Católica, como se infiere del
estudio de sus contenidos.
5.Valoración
final
y La principal utilidad de esta página se halla en que ofrece
aspectos mejorables
contenidos variopintos y poco desarrollados en otros
medios de comunicación, sobre vida de fe, experiencias,
testimonios… que siempre suministran al informador datos
interesantes para comprender el actuar católico. Estos
puntos de vista serían difíciles de recabar en otros medios.
Aparte de lo anterior, Religión en Libertad cuenta con una
serie de “opinadores” que, aunque no siempre son
profesionales de prestigio, sí suelen ser expertos en alguna
parcela determinada, lo que resulta útil si se busca el
388
análisis.
Zenit: www.zenit.org
1.Características
generales
Tipo de sitio: Página.
---------------------------------Naturaleza: Agencia de noticias.
---------------------------------Clasificación: informativa, documental y analítica.
---------------------------------Identidad y objetivos: ZENIT se define como:
“una
agencia
de
información
internacional sin ánimo de lucro
integrada
por
profesionales
convencidos
un
y
de
la
equipo
de
voluntarios
extraordinaria
riqueza del mensaje de la Iglesia
Católica, en particular, de su Doctrina
Social, como luz para comprender la
actualidad” 436 .
Por lo tanto, la página no ofrece ninguna duda, desde
el punto de vista de sus objetivos. La agencia pretendió
ser, desde un primer momento, una voz oficiosa pero clara
436
http://www.zenit.org/page-0101?l=spanish
389
de la Iglesia Católica. Así de claro lo expresa su lema: “el
mundo visto desde Roma” 437 .
La experiencia de ZENIT se inició en 1997, con su
fundador, el periodista español Jesús Colina. La propiedad
de esta página pertenece a Innovative Media Inc., una
sociedad
sin
ánimo
de
lucro
perteneciente
a
la
congregación religiosa de los Legionarios de Cristo.
2.Características
informativas
documentales
ZENIT es una página centrada en la información y el
y análisis. El estudio de sus contenidos denota que existe un
afán, no solo por exponer los hechos y los datos, sino por
interpretarlos a la luz del Magisterio de la Iglesia. De ahí
que las noticias contengan elementos para el análisis,
como
aclaraciones
y
complementos.
Hay
una
preponderancia de informaciones sobre las intervenciones
y actividades del Papa y de otros miembros de la Jerarquía
de la Iglesia. Abundan también las entrevistas y la
compilación de declaraciones, importantes desde un punto
de vista documental. Los contenidos son de elaboración
propia.
ZENIT
se
precia
de
tener
algunos
recursos
documentales útiles, de elevada calidad, como es el
Archivo indexado y un motor de búsqueda avanzado que
437
Ibid.
390
permite realizar preguntas flexibles y adaptables a cada
situación. Ambos recursos son fácilmente localizables y de
acceso gratuito (para acceder al Archivo Indexado, es
necesario suscribirse, pero de manera completamente
gratuita).
ZENIT da mucha importancia a la documentación y se
esmera por ofrecer recursos de ese tipo, mediante el
comentario y la presentación de documentos oficiales
vaticanos, entrevistas, etc., sobre asuntos diversos.
Siempre, bajo la sección Últimas Noticias, aparece la de
Documentación, con aportaciones actualizadas también
diariamente.
Zenit tiene un servicio de envío por correo electrónico, que
hace llegar a los suscriptores (por suscripción gratuita), las
actualizaciones de cada día.
3.Características
técnicas
La estructura fundamental de Zenit se propone
apoyar su interés principal, que es la información y el
análisis. Por eso es sobria, sin concesiones a al
distracción. El uso de colores fríos pero suaves ayuda a
reposar la vista y da un aspecto general de seriedad a la
página.
No hay ningún elemento audiovisual: la carga de la
web está en el texto, en los conceptos. La intención es ir a
391
lo fundamental, a lo esencial. Por eso, es esta una página
textual.
El Archivo Indexado será la clave para encontrar las
noticias y documentos según un orden, ya que, en la
portada, se vuelcan los contenidos tal y como se van
produciendo, sin más clasificación.
4.Adecuación
al La agencia Zenit parte de la idea de ser un servicio para la
Magisterio de la Iglesia
Iglesia, al servicio de la Evangelización, tal y como puede
deducirse de su ideario 438 , profundamente marcado por su
vinculación con los Legionarios e Cristo. Su adecuación al
Magisterio de la Iglesia es completa.
5.Valoración
final
aspectos mejorables
y
Zenit es una página absolutamente confiable, desde
el punto de vista de la búsqueda de fuentes de inspiración
católica. Ofrece una visión totalmente en sintonía con el
Magisterio de la Iglesia y no ofrece dudas sobre su
identificación con los valores católicos. Se trata de una
página muy adecuada para los periodistas y profesionales
de la comunicación, por la relevancia que da a la
información y a la documentación.
Su falta de contenidos audiovisuales puede ser
considerada como un inconveniente, máxime cuando nos
438
Ibid.
392
encontramos inmersos en una cultura iconódula, marcada
por la importancia (en ocasiones. Sobrevaloración), de la
imagen.
Sin
embargo,
esta
ausencia
de
material
audiovisual puede ser interpretada como un deseo por
centrarse por lo fundamental: el mensaje conceptual
directo. Zenit trata de ocupar un lugar de prestigio, un
puesto de referencia en la información religiosa sobre el
Catolicismo, y eso implica renunciar a tratar de satisfacer
todas las necesidades y sensibilidades. Siempre es
necesaria la información “pura y dura”, el mensaje
codificado mediante la palabra, y ese es el sector que
quiere cubrir Zenit, en una cultura a veces saturada de
imágenes fijas y en movimiento.
El prestigio de Zenit está avalado por la concesión de
numerosos premios del ámbito de la comunicación católica:
-Premio "Excellence in Evangelization" 1999, de la
revista "Envoy Magazine" (USA)
-- Premio "¡Bravo! De nuevas tecnologías" año 2004,
de la Conferencia Episcopal Española.
-- Premio "Tomás Moro", de la Universidad Católica
"Nuestra Señora de la Asunción" – Asunción, Paraguay
(enero de 2006) - en la categoría de «Periodismo
393
internacional».
-- Premio "Servitor Pacis" ("Servidor de la paz"), de la
Fundación "Path to Peace" ("Sendero para la paz"),
presidida por el Nuncio Apostólico Celestino Migliore,
observador permanente de la Santa Sede ante las
Naciones Unidas.
-- Premio "Raoul Wallenberg 2006", de la "Fundación
Internacional Raoul Wallenberg", otorgado en Roma el 28
de septiembre de 2006.
-- Premio "Top Ten 2006", de la revista "Inside the
Vatican" (enero de 2007)
394
8. Conclusiones generales
395
A modo de conclusión, exponemos a continuación algunas ideas que
hemos extraído de la realización de este trabajo:
1) Es posible localizar fuentes de inspiración católica en Internet con la
calidad suficiente para satisfacer las necesidades de periodistas y público.
2) Es necesario comprometerse en una búsqueda adecuada de esas
fuentes, afinando los criterios de selección, a lo que puede contribuir la humilde
aportación de la ficha y criteriología elaborada en este trabajo.
3) Podemos resumir los criterios más fundamentales para la selección de
las fuentes de inspiración católica más adecuadas:
1º Identificar el tipo de sitio web que se nos presenta: Para ello, será de
utilidad la ficha y la tipología que ofrecemos en este trabajo. Tendremos que
investigar si se trata de un directorio u otro tipo de buscador, una página web
o un blog. Estos tres recursos, que son los principales que podemos hallar en
Internet, nos podrán resultar útiles dependiendo del tipo de información que
busquemos y la profundidad de la misma.
2º Identificar el tipo de información que se ofrece en la página, sus
características y estructura: este punto dependerá del tipo de sitio del que se
trate.
Pero
dentro
de
cada
tipo,
pueden
encontrarse
variaciones
substanciales en la forma y manera de presentar las noticias. Es preciso
estudiar la estructuración de los contenidos y la conformación interna y
397
externa de las informaciones: sus elementos y tipología, su disposición en la
página y dentro del menú de secciones, incluso su estructura formal, estilo de
redacción, etc. Esto nos ayudará a descubrir si un sitio de la Red tiene interés
periodístico, si puede valer desde otro punto de vista para la formación, etc.
3º Identificar al autor/es: La primera pista que nos conduce a valorar la
idoneidad de un sitio web es conocer quiénes lo han elaborado y la finalidad
que persiguen. Más que nombres concretos, interesa especialmente localizar
si detrás de ellos hay una institución, eclesiástica o no, etc. No siempre es
fácil obtener de manera clara estos datos, pero merece la pena hacer el
esfuerzo, sobre todo para quien desea seleccionar las páginas adecuadas
que le ayuden en su trabajo.
Cabe distinguir entre tres categorías de autor que se solapan en la
práctica:
a)
Autor intelectual: es quien elabora los contenidos de la página (en el caso
de los medios de comunicación, serían los redactores).
b)
Autor moral: se trata de aquel de quien depende la decisión de la
inclusión de unos contenidos u otros, es el que decide poner en marcha la
página y define su línea editorial o ideológica. Suele coincidir con el autor
intelectual, si bien hay casos en que se diferencian claramente entre ambos.
A veces, el autor moral es colectivo, como en el caso de instituciones
religiosas, por ejemplo.
398
c)
Autor técnico: suele denominarse webmaster y en no pocas ocasiones
tiene un apartado propio para establecer contactos con otros webmasters
para el intercambio de enlaces y publicidad.
Hemos observado que, según la tipología de la página, los tipos de
autor se entremezclan y combinan de manera distinta y también varía la
claridad con la se presentan:
-En las páginas de tipo oficial (instituciones de la Iglesia, órdenes
religiosas y movimientos), y de medios de comunicación como agencias, el
autor moral es de tipo colectivo y no suele coincidir con el autor intelectual ni
con el autor técnico. Respecto a éste último, se dan contrataciones de
servicios técnicos externos.
-En los sitios web de tipo particular, el panorama es más variopinto.
Normalmente, sobre todo cuando las páginas son individuales, predomina el
tipo de autor todoterreno: es decir, aquel que es tanto el creador moral de la
página como el autor intelectual de sus contenidos e, incluso, su elaborador
técnico.
-En cuanto al fenómeno de los blogs, está claro que el autor moral y el
intelectual se identifican plenamente. También este único autor tiene una
relativa capacidad para controlar técnicamente la página, sobre todo a
medida que va avanzando la tecnología. Sin embargo, el control técnico
último y en profundidad depende de la empresa en la que esté albergado el
blog.
399
Cuando el autor no aparece de manera clara o se encuentran serias
dificultades para llegar hasta él, nos encontramos con un motivo fundado de
sospecha. En nuestra opinión, este tipo de fuentes son dudosas, pues
subyace una voluntad por parte del autor de evadir la responsabilidad sobre
el producto que cuelga en la red.
3º Conocer y comprobar las fuentes y recursos que utiliza: es un
aspecto importante para obtener una idea certera de la fiabilidad de la página.
También influye aquí la tipología: evidentemente, una página de origen
particular con tintes apologéticos, no usa de las mismas fuentes que la que
ofrece una que presenta una publicación periodística. Sin embargo, ambas
son útiles: la primera, nos puede remitir a fuentes del Magisterio o a textos de
autores importantes que explican, aunque sea de manera parcial, algunos
aspectos del catolicismo e incluso opiniones sobre ellos. El sitio de tipo
periodístico nos remitirá a fuentes periodísticas y más actualizadas que la
anterior. Ambos tipos de fuentes, aunque puedan ser muy diferentes,
merecen ser valoradas.
La tentación común sería la de considerar positivamente las fuentes que
remiten a autoridades, según el criterio común del Periodismo actual. Sin
embargo, las fuentes que podemos hallar en las páginas particulares de
apologética o que tratan sobre temas parciales vinculados al catolicismo,
quizás más de tipo enciclopédico e incluso desconocidas, nos pueden dar
una visión más penetrante sobre los aspectos de la fe, que no debemos
minusvalorar. Eso sí, debemos tener un sumo cuidado para discernir si los
400
contenidos que se nos ofrecen en estas páginas particulares pueden
considerarse auténticamente como católicos, pues existen casos en los que
el término es empleado por quienes no están en plena comunión de la Iglesia,
bien por defecto (comunidades “de base”, teólogos disidentes), bien por
exceso (movimientos anticonciliaristas). El baremo para esclarecer esta
cuestión se compone, por un lado, por la formación del navegante (aspecto
más complicado de controlar cuando se trata de personas sin estudios y sin
capacitación crítica, que acceden a Internet); por otro lado, por el cotejo de lo
visto y leído con otras páginas (por ejemplo, oficiales) que contienen la
doctrina esencial de la Iglesia Católica 439 .
4º Ante todo, esclarecer la relación de la sede web con el Magisterio de
la Iglesia, misión que no siempre es fácil, pero que puede realizarse mediante
una serie de indicadores, como el tratamiento que la página hace de las
fuentes jerárquicas y magisteriales, los enlaces que presenta (tanto a sitios
oficiales de la Iglesia como a otros sitios que nos permitan identificar el tenor
de la página), o el fondo de los contenidos. A veces será necesario realizar
un completo análisis de contenido, antes de seleccionar una sede web como
fuente recurrente sobre la Iglesia y el Catolicismo.
4) Es necesario todavía que se de un auténtico avance en cuestiones de
diseño, interactividad y en otros aspectos técnicos, que permitan a las
sedes de Internet católicas desarrollar el potencial que tiene un medio
439
A este respecto, hemos de advertir que la clarificación última sobre aspectos de doctrina y moral
católicas debe hacerse recurriendo al Catecismo de la Iglesia Católica, texto oficial en el que la verdad
cristiana está expuesta públicamente y de manera oficial. Puede consultarse en la sección TEXTOS
FUNDAMENTALES de www.vatican.va. [http://www.vatican.va/archive/ccc/index_sp.htm]
401
multifacético como es Internet y responder así a las necesidades de
nueva evangelización.
Como conclusión final, queremos reseñar que hay un factor común que
hemos localizado en todas las páginas web que inciden en el análisis y la
documentación: la presencia de comentaristas de calidad. Consideramos que,
mientras se siga primando el contenido sobre otros factores, obviamente sin
desdeñarlos, la calidad de la Información Religiosa sobre el Catolicismo será
una realidad en la marabunta digital, además de una llamada de atención
para profesionales y público.
402
9. Documentación utilizada
403
9.1. Bibliografía
x
Agejas, José Ángel; Serrano Oceja, José Francisco: Ética de la Comunicación
y de la Información. Ariel Comunicación. Barcelona, 2002.
x
Albornoz, Luis A.: Periodismo digital. Los grandes diarios en la Red. Ediciones
La Crujía. Buenos Aires, 2007.
x
Almirón, Nuria. Los amos de la globalización. Internet y poder en la era de la
información. Plaza & Janés. Barcelona, 2002.
x
Arasa, Daniel:
-Arasa, D.; Cantoni, L; Ruiz, L.A. (Eds.): Religious Internet Communication.
Facts, Trends and Experiences in the Catholic Church. Edusc. Roma, 2010.
-Church Communications through Diocesan Websites. EDUSC. Roma, 2008.
x
Aristóteles: Ética a Nicómaco.
x
Amat, Nuria. La biblioteca electrónica. Fundación Germán Sánchez Ruipérez.
Madrid, 1990.
x
Armañanzas, Emy; Díaz Noci, Javier y Meso, Koldo: El periodismo electrónico.
Información y servicios multimedia, en la era del ciberespacio. Ariel
Comunicación. Barcelona, 1996.
x
Armentia, José Ignacio; Caminos, José María; Elexgaray, Jon y otros:
-Diseño y Periodismo Electrónico. Universidad del País Vasco. Bilbao, 1999.
-El diario digital. Análisis de los contenidos textuales, aspectos formales y
publicitarios. Bosch. Barcelona, 2000.
x
Arroyos Langa et alii: El Comunicador Digital. En Monografías de Ciencias
Sociales y de la Comunicación. Fundación Universitaria San Antonio. Murcia,
2004.
405
x
Aubach Guiu, M.T. (coord.): Comunicación Audiovisual y desarrollo de las
regiones. Actas del II Congreso Internacional. UPSA. Salamanca, 2000
x
Beaumont, José F.:
-El diario se escribirá sin tinta. El País, 16-XI-1993. P. 29.
-La prensa cambia de papel. En Apuntes de la sociedad interactiva.
UIMP/Fundesco. Madrid, 1994.
x
Beckett, Andy. Más cerca del periódico que del ordenador. El País, 13-V-1994.
P. 34.
x
Benito, Ángel.:
-Información y nuevas tecnologías. Fundación Universitaria San Pablo.
Valencia, 1987.
-(Dir.) Diccionario de ciencias y técnicas de la comunicación. Ediciones
Paulinas. Madrid, 1991.
x
Bergareche, J.M. Adecuación de la prensa a la sociedad informatizada e
hiperactiva. Ponencia II Jornadas de Comunicación y Nuevas Tecnologías,
TRAINTEC-Departamento de Periodismo II. Leioa, 1994.
x
Berners-Lee, Tim. Tejiendo la Red. Siglo XXI. Madrid, 2000.
x
Bettettini, Gianfranco y Colombo, Fausto. Las nuevas tecnologías de la
información. Paidós. Barcelona, 1995.
x
Bettetini, Gianfranco y Fumagalli, A.: Lo que queda de los medios. Ideas para
una ética de la comunicación. EUNSA. Pamplona, 2001.
x
Blazquez, Niceto:
-La nueva ética en los medios de comunicación. Biblioteca de Autores
Cristianos. Madrid, 2002.
x
Borrat, H.: Hacia una teoría de la especialización periodística. En Análisis, nº
15, 1993.
406
x
Bosch, Miriam Diez. Hacia un modelo de política comunicativa de la Iglesia: La
communicación institucional en la Conferencia Episcopal Española. Pontificia
Università Gregoriana, 2010.
x
Brajnovi, Luka: El relato del sexto periodista, en Barrera, Carlos y Jimeno,
Miguel Ángel: La información como relato. Eunsa. Pamplona, 1991.
x
Briggs, Asa y Burke, Peter. De Gutenberg a Internet. Una historia social de los
medios de comunicación. Taurus. Madrid, 2002.
x
Browne, Steve. Internet a través de Mosaic y World Wide Web. Anaya
Multimedia. Col. Informática personal y profesional. Madrid, 1996.
x
Bru Alonso, Manuel María: Periodistas de primera, cristianos de verdad.
Ciudad Nueva. Madrid, 2002.
x
Calahan, Christopher. The Net without the Attitude. En American Journalism
Review, marzo de 1995. P. 52.
x
Canga Larequi, Jesús. La prensa y las nuevas tecnologías. Manual de la
redacción electrónica. Deusto. Bilbao, 1998.
x
Canga, Jesús; Coca, César; Martínez Rivera, Eloy y otros. Diarios digitales.
Apuntes sobre un nuevo medio. Universidad del País Vasco. Bilbao, 2000.
x
Cantavella, Juan y Serrano Oceja, José Francisco: Católicos en la prensa.
Libros Libres. Madrid, 2004. p.
x
Caridad, Mercedes y Moscoso, Purificación. Los sistemas de hipertexto e
hipermedios. Fundación Germán Sánchez Ruipérez. Madrid, 1991.
x
Carrasco, Jesús. Multimedia. Revolución cultural con libro rojo. El Urogallo. Nº
97 (junio de 1994). Pp. 22-32.
x
Carrizo, G., Irureta-Goyena, P., López de Quintana, E. Manual de fuentes de
información. CEGAL. Madrid, 1994.
407
x
Carter, Nancy M. y Cullen, John B. The Computerization of Newspapers
organizations. The Impact of Techonology on Organizacional Structuring.
University Press of America. Lanham. Londres, 1983.
x
Casasús, J. M. y Núñez Ladeveze, Luis. Estilo y géneros periodísticos. Ariel.
Barcelona, 1991.
x
Castells, Álvaro. Diccionario de Internet. Ediciones Deusto. Bilbao, 2000.
x
Castells, Manuel. La galaxia Internet. Reflexiones sobre Internet, empresa y
sociedad. Plaza & Janés. Barcelona, 2001.
x
Catalán González, M.: Acerca de las nociones de verdad y objetividad en la
información. En Comunicación y Estudios Universitarios, nº 7, 1997.
x
Cebrián, Juan Luis.
-Cartas a un joven periodista. Planeta. Barcelona, 1997.
-La Red. Taurus. Madrid, 1998.
x
Cebrián, Mariano:
- La radio en la convergencia multimedia. Gedisa. Barcelona, 2001.
-Información audiovisual: concepto, técnica, expresión y aplicaciones. Síntesis.
Madrid, 1995.
x
Chaumier, J.
-Técnicas de documentación y archivo. Oikos-Tau. Vilassar de Mar, 1993.
-Análisis y lenguajes documentales: el tratamiento lingüístico de la información
documental. Mitre. Colección Ciencias de la Comunicación. Barcelona, 1986.
x
Codina, L.:
-El llibre digital: una exploració sobre la informació electrònica i el futur de
l’edició. Centre d’Invesigació de la Comunicaciò. Barcelona, 1996.
x
408
Comer, Douglas. El libro de Internet. Hispanoamericana. México, 1995.
x
Cogswell, Jeffrey M. Simple Internet. Anaya Multimedia. Col. Última frontera.
Madrid, 1995.
x
Contreras, Diego: La Iglesia católica en la prensa. Eunsa. Pamplona, 2004.
x
Cortés Lahera, José Ángel. La estrategia de la seducción. La programación en
la Neo televisión. Eunsa. Pamplona, 2006.
x
Covi, Lisa M. The Future of Electronic Journals. En Revista Española de
Bibliografía. Vol. 1; Nº 1. Valencia, 1997.
x
Cremades, Javier. El paraíso digital. Claves ara entender la revolución de
Internet y las telecomunicaciones. Plaza & Janés. Barcelona, 2001.
x
Debanne, Xavier: Internet nella Chiesa e nella cultura. Cittá Nuova. Roma,
2006.
x
Díaz Noci, Javier. Periodismo y argumentación. Géneros de opinión.
Universidad del País Vasco. Bilbao, 1996.
x
Díaz Noci, J. y Meso Ayerdi, K.:
-Medios de comunicación en Internet. Anaya Multimedia. Madrid, 1997.
-
Periodismo en Internet. Modelos de la prensa digital. Universidad del País
Vasco. Bilbao, 1999.
x
Díaz Noci, Javier y Salaverría Aliaga, Ramón (Coordinadores): Manual de
Redacción
Ciberperiodística,
Ariel
Comunicación,
Editorial
Ariel,
S.A.,
Barcelona, España, 2003.
x
Edo, Concepción.
-Periodismo informativo e interpretativo. El impacto de Internet en la noticia, las
fuentes y los géneros. Comunicación Social Ediciones y Publicaciones. 2003.
-Del papel a la pantalla. La prensa en Internet. Comunicación Social Ediciones
y Publicaciones. Colección: Periodística 2. Sevilla, 2002.
409
x
Esebbag Benchimol, Carlos y Llovet Verdugo, Juan. Internet. Anaya Multimedia.
Col. Guías de iniciación. Madrid,1995.
x
Esteve Ramírez, Francisco:
-Áreas de especialización Periodística. Editorial Fragua. Madrid, 1999.
-Estudios
sobre
Información
Periodística
Especializada.
Fundación
Universitaria San Pablo CEU. Valencia, 1997.
x
Esteve Ramírez, Francisco y Fernández del Moral, Javier: Fundamentos de la
Información Periodística especializada. Síntesis. Madrid, 1993.
x
Estévez, Jaime: Periodismo en la Red. Ediciones Anaya Multimedia, S.A.,
Madrid, España, 2002.
x
Fernández del Moral, Javier: Periodismo especializado. Ariel. Barcelona, 2004.
x
Ferrer Abello, Antonio. Directorio Internet. Abeto Editorial. Madrid, 1996.
x
Fidler, Roger: Mediamorphosis: Understanding New Media. Pine Forge Press.
Thousand Oaks, 1997.
x
Flores Vivar, Jesús (editor). Blogalaxia y Periodismo en la red. Estudios,
análisis y reflexiones. Editorial Fragua. Colección: Biblioteca de Ciencias de la
Comunicación Madrid, 2008.
x
Flores Vivar, Jesús y Arruti, Alberto Miguel: Ciberperiodismo. Nuevos enfoques,
conceptos y profesiones emergentes en el mundo infodigital, Ediciones 2010,
S.L., Madrid, España, 2001 y Editorial Limusa, S.A. de C.V. Grupo Noriega
Editores, México, D.F., México, 2001.
x
González Gaitano, Norberto - Public Opinion and the Catholic Church. Edusc.
Roma, 2010.
x
410
Galdón, Gabriel.
-Propuesta de un nuevo paradigma para las relaciones entre periodismo y
política en Información Pública, vol. 1, nº1, junio 2003.
-Perfil histórico de la documentación en la prensa de información general.
Ediciones Universidad de Navarra (Eunsa). Pamplona, 2002.
-Teoría y práctica de la documentación informativa. Ariel. Barcelona, 2002.
-(Coordinador ) Introducción a la comunicación y a la información. Ariel.
Barcelona, 2001.
-Desinformación: método, aspectos y soluciones. Eunsa. Pamplona, 1994.
-Principios operativos de la documentación periodística. Dossat. Madrid, 1989.
-Perfil histórico de la documentación en la prensa de información general
(1845-1984). Eunsa. Pamplona, 1986.
-El servicio de documentación de prensa: funciones y métodos. Mitre.
Colección Ciencias de la Comunicación. Barcelona, 1986.
x
Gallo, Bruno. Periodistas Digitales. Asociación de la Prensa de Aragón.
Zaragoza, 2002.
x
García, A. Lingüística documental: Aplicación a la documentación de la
Comunicación Social. Mitre. Barcelona, 1984.
x
García, A, y Lucas, R. Documentación automatizada en los medios informativos.
Paraninfo. Madrid, 1987.
x
García, Mario. Redesigning Print for the Web. Hayden Books. Indianapolis,
1997.
x
García Avilés, José Alberto: Periodismo de Calidad: estándares informativos en
la CBS, NBC y ABC. Eunsa. Barañáin (Navarra), 1996.
x
García Gutiérrez, A. Análisis documental del discurso periodístico. CTD. Madrid,
1992.
411
x
Gates, Bill. Camino al futuro. MacGraw-Hill. Madrid, 1995.
x
Gillmor, Dan. We the Media (hardback). Grassroots Journalism by the
People, for the People. O’ Reilly. USA 2004.
x
Golderos, Antonio. Las tecnologías multimedia en la comunicación social.
Informe FUNDESCO, 1995.
x
González Gaitano, Norberto. La interpretación y la narración periodísticas.
Eunsa. Pamplona, 1997.
x
Guinchat, C. y Menou, M. Introducción general a las ciencias y técnicas de la
información y documentación. (2ª Ed.) CINDOC y UNESCO. Madrid, 1992.
x
Gutiérrez Coba, Liliana: Análisis de la calidad informativa, primer paso hacia el
cambio. En la revista Palabra-Clave. Vol. 9, nº 1: Calidad y Responsabilidad en
la Información. Facultad de Comunicación Social y Periodismo de la
Universidad de La Sabana - Chía, Colombia. Junio de 2006.
x
Hernández, A. Documentación audiovisual: metodología para el análisis
documental de la información periodística audiovisual. Editorial de la
Universidad Complutense. Madrid, 1992.
x
Hinneman, Pekka. La ética del hacker y el espíritu de la era de la información.
Destino. Barcelona, 2002.
x
Hudson, Michael: Discovering the News: A Social History of American
Newspapers. Basic Books. New York, 1978.
x
Jiménez Piano, Marina y Ortiz-Repiso Jiménez, Virginia: Evaluación y calidad
de sedes web. Ediciones Trea. Gijón, 2007.
x
Juan Pablo II:
-Carta
Apostólica
El
rápido
desarrollo,
a
comunicaciones sociales (24 de enero de 2005).
412
los
responsables
de
las
-Mensajes para las Jornadas de las Comunicaciones Sociales.
x
Kapuscinski, Ryszard. Los cínicos no sirven para este oficio: sobre el buen
periodismo. Anagrama. Barcelona, 2005. 2ª edición.
x
Large, A.; Tedd, L. A. y Hartley, R.J.: Information seeking in the online age.
Bowker Saur. XXI. Londres, 1999.
x
La Porte, José María:
-Introduzione alla Comunicazione Istituzionale della Chiesa
2009, Edusc, Roma. (Introducción a la Comunicación Institucional de la
Iglesia. Palabra, Madrid, 2012).
-La lógica informativa de las noticias sobre la Iglesia: diálogo entre oficinas de
prensa eclesiales y los profesionales de la comunicación. En Iglesia y
sociedad de la comunicación. XII Simposio de Historia de la Iglesia en
España, Publicaciones de la Obra Social y Cultural de Caja Sur, Sevilla. 2002.
x
López Escobar, E. y Orihuela, J. L. (editores). La responsabilidad pública del
periodista. Eunsa. Pamplona, 1988.
x
López Yepes, J. (compilador) Fundamentos de información y documentación.
EUDEMA. Madrid, 1989.
x
Lorda, Juan Luis. La Desinformación Religiosa. Revista Ecclesia. Nº2.982, 29
de enero de 2000.
x
Losada Vázquez, Ángel y Esteve Ramírez, Francisco (eds.):El Periodismo de
Fuente. Servicio de Publicaciones de la Universidad Pontificia de Salamanca.
Salamanca, 2003.
x
Maher, Mike. Electronic Gatekeeper for News. En Editor & Publisher, 25-VI1994. Pp. 70-71.
413
x
Maniez, J. Los lenguajes documentales y de clasificación. Concepción,
construcción y utilización de los sistemas documentales. Pirámide y Fundación
Germán Sánchez Ruipérez. Madrid, 1993.
x
Marcos Recio, Juan Carlos: La Documentación electrónica en los Medios de
Comunicación. 1ª edición. Fragua. Madrid, 1999.
x
Martínez Albertos, José Luis.:
-1999: El periodismo en el siglo XXI: más allá del rumor y por encima del caos.
En Estudios sobre el mensaje periodístico, nº 5. Universidad Complutense, Madrid.
-1997: El ocaso del periodismo. CIMS, Barcelona.
-1991 a): Curso general de Redacción Periodística. Paraninfo, Madrid.
-1991 b): Periodismo. En Ángel Benito (director): Diccionario de Ciencias y
Técnicas de la Comunicación. Ediciones Paulinas, Madrid.
-1989: La nueva sociedad ante la prensa: “¿quién es el soberano del texto?”.
En El lenguaje periodístico. Paraninfo, Madrid.
-1988: Efectos de la tecnología electrónica sobre la comunicación periodística.
En Revista de Ciencias de la Información, Nº 5. Pp. 77-91. Universidad
Complutense. Madrid.
-1972: La información en una sociedad industrial. Función social de los “mass
media” en un universo democrático. Tecnos. Madrid.
x
Martínez Soler, J.A., Ros, Francisco, y Santillana, Ignacio. Las autopistas de la
información. Debate. Madrid,1996.
x
McQuail, Denis: La acción de los medios: los medios de comuniación y el
interés público. Amorrortu Editores, Buenos Aires.
x
Merrill,
John
y
Dennos,
Everette:
Media
debates:
Issues
in
Communication. Longman. New York, 1991.
x
Negroponte, Nicholas. El mundo digital. Ediciones B. Barcelona, 1995.
414
Mass
x
Nielsen, J. Designing Web Usability. New Riders. Indianapolis, 2000.
x
Núñez Ladeveze, Luis:
-2007: Los géneros periodísticos y la opinión, en Cantavealla, J. y Serrano, J.F.
(coords.): Redacción para periodistas,: Editorial Ariel. Madrid.
x
Orive Riva, Pedroy y Fagoaga de Bartolomé, Concha: La especialización en el
Periodismo. Dossat. Madrid, 1974.
x
Palacio, Gorka J. y Tullock, Christopher: Nuevas tecnologías e Infomración
audiovisual digital. Servicio Editorial de la Universidad del País Vasco. Bilbao,
2003.
x
Pérez, Gabriel. Curso básico de periodismo audiovisual. EUNSA. Pamplona,
2003.
x
Pinto, M. Análisis documental: fundamentos y procedimientos. 2ª Ed. EUDEMA.
Madrid, 1993.
x
Pratkanis, Anthony y Aronson, Elliot. La era de la propaganda. Uso y abuso de
la persuasión. Ediciones Paidós Ibérica. Barcelona, 1994.
x
Quesada, Montserrat:
-Internet como fuente generadorda de contenidos especializados (Ed.).
Universidad Pompeu Fabra. Barcelona, 2010.
-El periodismo especializado. Universidad Pompeu Fabra. Barcelona, 1993.
x
Ramonet, Ignacio. La tiranía de la comunicación. Ed. Debate. Madrid, 1998.
x
Rheingold, Howard. Comunidades virtuales. Gedisa. Barcelona, 1996.
x
Roda Fernández, R.: Medios de comunicación de masas. Su influencia en la
sociedad y en la cultura contemporánea. CIS, Siglo XXI. Madrid, 1989.
x
Rodríguez, P. Periodismo de investigación: técnicas y estrategias. Paidós.
Barcelona, 1994.
x
Rodríguez Vilamor, J.:
415
-Redacción periodística para la generación digital. Universitas. Madrid, 2000.
-Cómo escribir en internet. Uuniversitas. Madrid, 2001.
x
Rodrigo, M.: La construcción de la noticia. Paidós. Barcelona, 1989.
x
Rojo Villada, Pedro A.: La empresa periodística multimedia. Creación y difusión
digital de contenidos interactivos. Siranda Editorial. Madrid, 2006.
x
Salaverría, Ramón:
-Redacción Periodística en Internet, Ediciones Universidad de Navarra, S.A.
(EUNSA), Navarra, España, 2005.
-Cibermedios: El impacto de internet en los medios de comunicación en
España. Comunicación Social, ediciones y publicaciones. Colección Periodística,
15. 1ª Edición: Sevilla, 2005.
x
Salazar García, Idoia: Internet como fuente de información. análisis de la Red
profunda y su utilidad periodística. Tesis doctoral. USP-CEU. 26-06-03.
-Las profundidades de Internet. Trea. Gijón, 2005.
x
Sánchez-Vicente, Consuelo y Europa Press. El poder de la prensa.Temas de
Hoy. Madrid, 2002.
x
Sánchez-Tabernero, Alfonso: Los contenidos de los medios de comunicación.
Calidad, rentabilidad y competencia. Ediciones Deusto. Barcelona, 2008.
x
Sanz Casado, E.: Manual de estudios de usuarios. Fundación Germán
Sánchez Ruipérez. Pirámide. Madrid, 1994.
x
Schulz, Winfried: Preconditions of Journalistic Quality in an Open Society.
Ponencia para la Conferencia Internacional: News Media and PoliticsIndependent Journalism. Budapest, del 6 al 7 de octubre de 2000.
x
Semoli, Alessio: Web analytics.: Hoepli. Milán, 2009.
x
Serrano Oceja, José Francisco:
416
-Dios en la comunicación social. En: Dios en la sociedad postsecular.
Publicaciones San Dámaso. Madrid, 2011. pp. 107-127.
-Cultura y comunicación desde el cuerpo de Cristo. En Debate Actual: revista
de religión y vida pública. Nº 11. CEU Ediciones. Madrid, 2009.
-La Iglesia en el espacio público y la Iglesia como espacio público. En Martín
Algarra, Manuel;. Seijas Candelas, Leopoldo; Carrillo Durán, Mª Victoria:
Nuevos escenarios de la comunicación y la opinión pública. Edipo. Madrid,
2008.
-Una Iglesia que no informa, no es Iglesia.. En Cabildos 5 2007. Pp. 59-78.
-¿Qué Iglesia? ¿qué cultura? ¿qué comunicación? En Vázquez Janeiro,
Isaac y Galindo García, Ángel (coords.): Cristianismo y Europa ante el Tercer
Milenio. Servicio de Publicaciones de la Universidad Pontificia de Salamanca.
Salamanca, 1998. Pp. 311-319
-Apuntes para la comprensión de la prensa católica. En Pastor Ramos,
Gerardo: Retos de la sociedad de la información estudios de comunicación
en honor de María Teresa Aubach Guiu. Servicio de Publicaciones de la
Universidad Pontificia de Salamanca. Salamanca, 1997. Pp. 647-654
-Desarrollo y nuevas tecnologías desde la hemenéutica de la comunicación.
Retos de la nueva sociedad de la información. Fundación Santa María, 1990.
x
Spool, J. et ali: Web site usability: a designer’s guide. Morgan Kaufmann, XVIII.
San Francisco, 1999.
x
Suárez Adriana, Amado. Periodismo de calidad. La Crujía, 2007.
x
Soberón Mainero, Leticia. "Connective Intelligence within the Latin America's
Church Web Network (RIIAL)." En Signo y Pensamiento 28.54. 2009.:
x
Terceiro, José B. Sociedad digital. Del homo sapiens al homo digitalis. Alianza
Editorial. Madrid, 1996.
417
x
Tuchman, Gaye: Objectivity as strategic ritual: An examination on Newsmen
Notions on Objectivity. En American Journal on Sociology. Vol. 77, nº4. Enero
de 1972.
x
Valbuena de la Fuente, F.: La comunicación como negociación. En VV.AA.:
Manual de Periodismo. Universidad de Las Palmas-Prensa Ibérica. Las Palmas,
1995.
x
Vázquez Freire: Cuadernos de Pedagogía. Monográfico. Nº 297. 2000.
x
Vecoli, Fabricio: Internet e religione.: Morcelliana. Brescia, 2010.
x
Veloso, Claudio. Producción y edición de Contenidos Online. Pearsons
Education. Buenos Aires, 2003.
x
Williams, F.; Rice, R.E. y Rogers, E.M. Research methods and the new media.
The Free Press. Londres, 1988.
x
Wolf, Mauro. La investigación de la comunicación de masas. Crítica y
perspectivas. Paidós Comunicación. Barcelona, 1987.
x
x
418
Wolton, Dominique:
-
Internet ¿y después?. Gedisa. Barcelona, 2000.
-
Sobre la comunicación. Acento. Madrid, 1999.
http://www.webestilo.com/
9.2. Artículos
x
Aguillo, I.: Hacia un concepto documental de sede web. En: El profesional de la
información. Vol 7, nº1-12.
x
Baeza-Yates, R.: Excavando la web. En El profesional de la información. Vol.
13, nº 1.
x
Bogart, Leo: Reflections on Content Quality in Newspapers. En Newspapers
Research Journal. Tomo 25, nº1 (invierno de 2004) .pp. 40-54.
x
Buendía, Miriam y Ureña, José Manuel: 2010. ¿Cómo diseñar un corpus de
calidad? Parámetros de evaluación. En la revista Sendebar, nº 21. 2010.
x
Canals, Isidro: Significado y tendencias de los sistemas hipertextos. En
Encuentros sobre bases de datos en administración pública. Ministerio para las
Administraciones Públicas. Madrid, 1992.
x
Choo, C.W.; Detlor, B. y Turnbull, D.: Information seeking on the Web: an
integrated model of browsing and searching. En First Monday: peer-reviewed
journal on the Internet. Vol. 5, nº2.
x
Ciolek, T.M.: The six quest for the electronic grail: current approaches to
information quality in www resources. En Reeview Informatique et Statistique
dans
les
Sciences
Humanines
(RIISH),
nº1-4,
1996.
En
http://ciolek.com/PAPERS/six-quests1996.html
x
Codina, Lluís.:
-Evaluación de recursos digitales en línea: conceptos, indicadores y métodos.
En Revista Española de Documentación Científica. Vol. 23, nº1. 2000.
-Gestión electrónica de documentos. En la revista Binary, pp. 63-75.
419
x
Fernández Hermana, L.: Un nuevo tipo de profesional llama a las puertas del
Periodismo: el periodista digital. En Revista Latina de Comunicación Social¸ nº
51, (junio-septiembre de 2002), La Laguna, Tenerife.
x
Fernández Morales, I.: Sociedad de la Información e Internet. En Pareja, Víctor
Manuel (coord.): Guía de Internet para periodistas. Consejo Superior de
Investigaciones Científicas (CSIC). Madrid, 2003.
x
Fritch, J.W. y Cromwell, R.L.: Evaluating Internet resources: indentity, affiliation
and cognitive authority in a networked world. En Journal of the American
Society for Information Science and Technology. Vol. 52, nº 6. 2001.
x
Gómez, Juan Pedro: Texto, hipertexto y ordenador (Aspectos informáticolingüísticos). En Revista de Investigación Lingüística, nº2, vol. II. Universidad
de Murcia, Murcia.
x
Gordon Murnane, Laura: Evaluating Web Evaluators. Artículo en la revista
Searcher (Feb 1999).
x
Khan, K. y Locatis, C.: Searching throug cyberspace: the effects of link display
and link density on information retrieval from hipertext on the World Wide Web.
En Journal of American Society for Information Service (JASIS). Vol. 49, nº2.
x
Morandé, Pedro: Un nuevo humanismo para la vida de la universidad. En
Humanitas, 20. 2000.
x
Sobre el manido tema de la objetividad informativa, Cuadernos de Periodistas,
10. Revista de la Asociación de la Prensa de Madrid. 2007.
x
Olvera Lobo, M.D.: Evaluación de sistemas de recuperación de información y
nuevas tendencias. En El Profesional de la Información, vol. 8, nº 11.
x
Pérez, Ricardo: Los portales de Internet. Abc. 8 de noviembre de 1998.
x
Picard, Robert G.: Commercialism and Newspaper Quality. En Newspaper
Research Journal. Tomo 25, nº 1, pp. 54-66.
420
x
VVAA: What does quality mean? En Nieman Reports. Tomo 56, nº2. pp. 43-45.
Accesible en [http://www.nieman.harvard.edu/reportsitem.aspx?id=101357]
421
9.3. Artículos en Internet
x
Aréchaga, Ignacio: Por una información religiosa más trasparente. Aceprensa,
30 de abril de 2008. En http://www.aceprensa.com/articulos/2008/apr/30/poruna-informacion-religiosa-mas-transparente/
x
Cybermetrics:
Searching
the
Web.
En
http://www.cindoc.csic.es/cybermetrics/links08.html
x
Cornella,
Alfons:
Mensaje
451.
En
Extra
Net:
www.booksfactory.com/unlibro.html
x
Leiner,
B.M.
et
alii:
Una
breve
historia
de
Internet.
En
http://www.ati.es/DOCS/internet/histint/
x
Recio,
Milena:
Rol
del
comunicador,
en
http://enmedia.org/baraza3/palestra/mensaje_imp.cfm?id_mensaje=4227
x
Rettig, James: Beyond cool: analog models for reviewing digital resouces. En
Online: http://www.onlineinc.com/onlinemag/SeptOL/rettig9html
x
Rojas,
Alberto:
Comunicación
cristiana.
En
Iglesia.net
http://www.iglesia.net/index.php/estudios-biblicos/leer/comunicacin-cristiana/
422
9.4. Conferencias, ponencias y congresos:
x
IX Encuentro de Profesores de Periodismo Especializado. Universidad Pompeu
Fabra. Brcelona, 29 a 30 de junio de 2009.
x
Salaverría, Ramón: Criterios para la formación de periodistas en la era digital.
Ponencia presentada en el I Congreso Nacional de Periodismo Digital. Huesca,
14-15
de
enero
de
2000.
Consultado
en:
http://www.unav.es/fcom/mmlab/mmlab/investig/crite.thm
x
Terceiro, José B.: La inevitable cultura digital. Conferencia en la Casa de
Galicia en Madrid. 1998.
423
9.5. Algunas páginas web y blogs de referencia
-Páginas:
Aciprensa: www.aciprensa.com
Aleteia: www.aleteia.org
Alfa y Omega: www.alfayomega.es
Análisis Digital: www.analisisdigital.org
Ayuda a la Iglesia Necesitada: http://www.ain-es.org/
Catholic.net: http://es.catholic.net
Cetelmon: http://www.cetelmon.tv/
Conoce: www.conoce.com
Corazones.org: http://www.corazones.org/
Encuentra: www.encuentra.com
EWTN: http://www.ewtn.com/espanol/index.asp
Forum Libertas: http://www.forumlibertas.com/
H2oNews: www.h2onews.org
Hispanidad: www.hispanidad.com
Iglesia.org: www.iglesia.org
Iglesia Católica: www.xs4all.nl/~trinidad/
Infocatólica: www.infocatolica.com
La Iglesia en la prensa: www.laiglesiaenlaprensa.com
Noticias Globales: http://www.noticiasglobales.org/comunicaciones.asp
Religión Confidencial: www.religionconfidencial.com/
Religión en libertad: www.religionenlibertad.com
Rome Reports: http://www.romereports.com/palio/index.php?newlang=spanish
424
Vaticano: www.vatican.va
Web Católica de Javier: webcatolicodejavier.org
Zenit: www.zenit.org
-Blogs:
Actualidad y análisis: http://actualidadyanalisis.blogspot.com.es/
Benedicto XVI, el Papa De la razón:
http://b16benedictoxvielpapadelarazn.blogspot.com.es/
Blogueros con el Papa: http://bloguerosconelpapa.blogspot.com/
Catinfor: http://catinfor.com/blog/
Católicos para el mundo: http://catolicosparaelmundo.blogspot.com.es/
Catolyblogs: http://blogcayva.blogspot.com.es/
Ciudadano Católico: http://ciudadanocatolico.blogspot.com.es/
Conocer la Iglesia: http://conocerlaiglesia.blogspot.com/
Corazón Católico: http://www.corazoncatolico.blogspot.com.es/
De profesión cura: http://berbellin.wordpress.com
Duc in altum: http://plinilc.blogspot.mx/
EclesiasTIC: http://eclesiastic.blogspot.com.es/
El mensaje del Papa Francisco: http://franciscuspapa.blogspot.com.es/
Escuela y familia católica:
http://escuelayfamiliacatolica.blogspot.com.es/%20
Evangelidigitalización: http://evangelidigitalizacion.blogspot.com.es/
Evangelización activa: http://evangelizacionactiva.wordpress.com/
Evangelización Católica: http://www.evangelizacioncatolica.org/
Jesucristo en el cine: http://jesucristoenelcine.blogspot.com.es/
Publicidad y cine con valores: http://alfonsomendiz.blogspot.com.es/
Razones para creer: http://razonesparacreer.com/
425
Fly UP