...

Libro primero de la nobleza del Reino de Navarra, mandado

by user

on
Category: Documents
5

views

Report

Comments

Transcript

Libro primero de la nobleza del Reino de Navarra, mandado
L IBRO PRIMERO DE LA NOBLEZA DEL
REINO DE NAVARRA EN QUE SE COMPREHENDEN LAS FAMILIAS, QUE POR SU
CALIDAD Y SERVICIOS LLEBABAN ACOSTAMIENTOS DE LAS RENTAS REALES
DE SU MAGESTAD, MANDADO RECOPILAR POR DON ISIDORO GIL DE JAZ,
OIDOR DEL REAL Y SUPREMO CONSEJO
DE DICHO REINO.
CAPÍTULO PRIMERO
De azur y los dos lobos pasantes de
oro, membrados y lampasados de gules.
Bordura de gules, cargada de diez sotueres de oro, que es de Eulate.
(Arch. de Navarra.—Reino: Tomo I de Escudos de
Armas, núm. 135.)
SOBRE EL ACOSTAMIENTO PRETENDIDO POR EL ALFÉREZ DON JUAN
ALVAREZ DE EULATE, DE QUE AY INFORMACIÓN EN EL LIBRO PRIMERO
folio 2 vto.
DE CONSULTAS DEL CONSEJO DE NAVARRA.
SEÑOR:
O R parte del Alferez Don Juan de Alvarez de
Eulate, cuyo es el Palacio del lugar de Eulate en
este Reyno de Navarra se nos ha presentado una
cedula de Vuestra Magestad del thenor siguiente:
E L REY. Don Juan de Cardona de nuestro Consejo de Estado
nuestro Visorrey y Capitan General del nuestro Reyno de
Navarra, Regente y los del nuestro Consejo de el, por parte
del Alferez Juan de Eulate nos ha sido hecha relación que
por cesión y traspaso que ha hecho en el su hermano Ambrosio Alvarez de Eulate ha suzedido en la casa, y Palacio
de Eulate, cuya calidad y los servicios de sus antepasados
son muchos, y que el los ha ido continuando de cinco años
12
á este parte en las guerras de Flandes de soldado aventajado
y Alferez........... que teniendo consideracion á l o suso dicho
fuesemos servido de hacerle merzed en este Reyno conforme
la tienen otros Cavalleros de su calidad en ese Reyno mandadoos que para que conste de todo hagais información de
ello aprovechandoos de la que con citación de nuestro procurador Fiscal y Patrimonial de ese Reyno estaba hecha á
instancia del dicho su hermano, de poco tiempo a esta parte,
para que con más presteza pueda volver á nuestro servicio á
los dichos Estados, ó como la nuestra merced fuese, y porque queremos saber que persona, y de que partes, y calidad
es el dicho Alferez Juan de Eulate, y si es dueño de la casa
y Palacio de Eulate por cesión de su hermano, y si la dicha
casa es Solar, y de Cavo de Armeria, y si los dichos Dueños
de ella han llevado de nos algun acostamiento, y si es asi
que el y sus pasados nos han servido y en que ocasiones y
si por ello se les hizo alguna merzed o si por no habersela
hecho y las causas que representa seria justo que hicieramos
merzed al suso dicho de algun acostamiento y hasta en que
cantidad ó sería cosequencia, para que otros pidiesen l o mismo os mandamos que con asistencia del nuestro Procurador fiscal y Patrimonial de ese Reyno hagais información
de l o suso dicho y de l o que ella resultare nos embiareis relación particular de ello juntamente con vuestro parecer firmada de vuestros nombres cerrada, y sellada dirigida á Juan de
Amezqueta nuestro secretario de la camara para que vista
proveamos l o que convenga. Fecha en Aranjuez áveinte y dos
días del mes de Mayo de mil seiscientos y siete años=Yo
el Rey=Por mandato del Rey nuestro Señor Juan de Amezqueta secretario=la qual fué obedecida con el respeto debido, y en su cumplimiento citados el fiscal y el Patrimonial se
recibio información y de la del dicho Alferez por quatro testigos resulta que es hermano legitimo de padre, y madre de
Juan Alvarez de Eulate, difunto propietario que fue del dicho
Palacio, y de Doña Juana Martinez de Yarça su muger, y que
la dicha casa ha sido y es de Cabo de Armeria, y por una
escriptura antigua de nuebe de Octubre del año mil quatrocientos y siete consta que en el dicho Palacio se juntaron
13
tres linages de gente noble y principal hizieron hermandad
de ayudarse unos a otros con sus personas y haciendas en
todos los casos civiles, y criminales que se ofreciesen excepto contra personas y sangre de los señores Reyes de Cestilla
y Navarra, y por donacion que el dicho Don Ambrosio de
Alvarez (queriendo ser como fue y murio Religioso) hizo y
otorgo en nuebe de Agosto del año de mil seiscientos y ocho
con su auto de entrega y posesión consta que el dicho Alferez su hermano es dueño y posesor del dicho Palacio, y para averiguar las cualidades de el y de su persona, y de las
de sus predezesores, y servicios de ellos ha reproducido l o
alegado y provado por el dicho Don Ambrosio su hermano
en este consejo sobre otras dos Cedulas Reales anteriores
con sus relaciones que son de la forma siguiente=S. C. R. M.
=Por parte de Ambrosio Alvarez de Eulate cuyo dize que es
el Palacio del lugar de Eulate en este Reyno se nos presento
una cedula de Vuestra Magestad del thenor siguiente=EL
REY. Don Juan de Cardona del nuestro Consejo de Estado
Virrey y Capitán General del nuestro Reyno de Navarra, Regente y los del nuestro Consejo de el por parte de Ambrosio
Alvarez cuyos dize que son los Palacios de Eulate en este
Reyno nos ha sido hecha relacion que el año pasado de mil
seiscientos y uno nos suplico que teniendo consideracion á
la calidad de su casa y servicios suyos y de sus pasados
le hiziésemos merzed de algún acostamiento en ese Reyno y
que haviendoos mandado por cedula nuestra nos embiasedes relación sobre ello la embiasteis con vuestro parecer, y
que al tiempo que se recibio la informacion que se dio de sus
servicios por estar ocupado en nuestro servicio, y n o haber
podido asistir por esta causa á dar la dicha informacion no
se recibio entonces tan entera y bastante como se pudiera
haber dado suplicandonos que teniendo consideracion a l o
que esta referido y á que despues de esto nos fue á servir en
la armada que el año pasado de mil seiscientos y dos se hizo
a Levante, y que desde alli embio tambien á servirnos a los
nuestros estados de Flandes á Juan de Eulate su hermano,
donde l o esta haciendo en la compañía de Don Rodrigo Flores del tercio de Don Iñigo de Borja y á que ha sido erido
14
de un mosquetazo en la mano derecha en el cerco de Ostende fuesemos servido de mandaros que de nuebo se haga informacion de todo, y nos la embieis para que constando por
ella de su calidad y servicios le hagamos la merzed que nos
tiene suplicado, y porque queremos saber l o que en todo de
l o suso dicho ay y pasa, y que persona y de que calidad es
el dicho Ambrosio Alvarez de Eulate, y si es Dueño de los
dichos Palacios, y si son solariegos y de Cavo de Armeria y
que servicios son los que hicieron á nuestra corona Real en
tiempos pasados los poseedores de él, y l o que asi mismo
nos ha hecho el dicho Ambrosio Alvarez de Eulate y en que
ocasiones, y si el dicho su hermano los está continuando en
los nuestros estados de Flandes, y si de hacerle la merced
que suplica resultaría algún inconveniente ó perjuicio y á
quien y porque causa, ó seria consequencia para que otros
pretendiesen l o mismo; o s encargamos y mandamos que llamada y oida la parte del nuestro Procurador fiscal y Patrimonial de ese Reyno hagais informacion de l o suso dicho y
de l o que de ella resultare nos embieis relacion particular
con vuestro parecer firmada de vuestros nombres, cerrada y
sellada dirigida á Juan Ruiz de Velasco nuestro secretario de
la camara para que vista en ella proveamos l o que convenga.
Fecha en Valladolid á siete de Agosto de mil seiscientos y
cuatro años=Yo el Rey=Por mandato del Rey nuestro señor
Juan Ruiz de Velasco=la qual fue obedecida con el acatamiento debido, y en su cumplimiento citados el fiscal y Patrimonial de Vuestra Magestad se mando recibir informacion, y por parte del dicho Ambrosio Alvarez no se ha dado
nueba informacion sino reproducido la que dio sobre la cedula que trajo el año de mil seiscientos y uno pidiendo acostamiento, de la qual embiamos a Vuestra Magestad la relacion con nuestro parecer que es del tenor siguiente=S. C.
R. M.=Por parte de Ambrosio Alvarez de Eulate cuyo dize
que es el Palacio del lugar de Eulate en este Reyno se nos
presento una cedula de Vuestra Magestad del tenor siguiente=EL REY. Don Juan de Cardona del nuestro Consejo de
Guerra nuestro Virrey y Capitan General del nuestro Reyno
de Navarra, Regente y los del nuestro Consejo de el: por
15
parte de Ambrosio Alvarez de Eulate cuyo dize que es el Palacio del lugar de Eulate en ese Reyno nos ha sido hecha
relacion que el dicho Palacio es de Cavo de Armeria esempto
de quarteles y alcabalas con otras muchas calidades y
esempciones; y precedencia de honores á todos los demas
vecinos del dicho lugar aunque sean Hijosdalgo de executorias, y de los antiguos y calificados del dicho Reyno y que
sus pasados solian preferir á los Alcaldes ordinarios del dicho lugar y que todos ellos han servido con mucha fidelidad
á vuestra corona Real no solo despues que aquel Reyno esta
unido al de Castilla sino antes suplicandonos fuesemos servido de hacer merzed de algun acostamiento como se suele
dar á los que poseen semejantes Palacios ó como la nuestra
merzedfuese, y porque queremos saber que persona es el dicho Ambrosio Alvarez de Eulate, y que partes y calidad, y si
posee el dicho Palacio de Eulate, y si es Cabo de Armeria, y
de la antiguedad y nobleza, y tiene las precedencias y onrras
que representa, y en que parte y lugar esta y que servicios
son los que sus antepasados han hecho a nuestra corona
Real antes y despues de la union de aquel Reyno en ella, y si
de hacerle aora al dicho Ambrosio Alvarez algun acostamiento redundaria inconveniente ó perjuicio alguno, y á
quien y porque causa: o s mandamos que bien informados de
todo con asistencia del nuestro Procurador fiscal y Patrimonial de ese Reyno nos embieis particular relacion de ello juntamente con vuestro parecer firmada de vuestros nombres y
sellada dirigida a Don Luis de Molina y Salazar nuestro secretario de Camara para que vista proveamos l o que convenga. Fecha en Valladolid a diez y siete de Junio de mil seiscientos y un a ñ o = Y o el Rey=Por mandato del Rey nuestro señor Don Luis de Salazar=la qual fue obedecida con el acatamiento devido y en su cumplimiento citados el fiscal y Patrimonial de Vuestra Magestad se recibio informacion y por
la que por parte del dicho Ambrosio Alvarez se dio resulta
que el dicho Ambrosio Alvarez de Eulate es hijo de Juan Alvarez de Eulate, y nieto de otro Juan Alvarez de Eulate, y
viznieto de Sancho Alvarez de Eulate, y rebiznieto de Juan
Bilbau de Eulate, que todos ellos fueron hombres nobles, é
16
Hijosdalgo, y Dueños y posesores del Palacio del lugar de
Eulate, que es lugar de cincuenta vezinos sito en el Valle de
Azmezcoa la alta en este Reyno acia la frontera de Castilla,
á una legua del Valle de Arana que es en Castilla, y a dos leguas de tierra de Alaba, y á tres de la Provincia de Guipuzcoa, y que por subcesion de los dichos sus pasados tiene y
posee el suplicante como hijo mayor el dicho Palacio de Eulate que es Palacio de Cabo de Armeria, y casa solariega y
de conocida nobleza y que el y sus dichos pasados han sido
exemptos de la paga de los quarteles que se otorgan por los
tres estados de este Reyno á Vuestra Magestad por ser Dueños de Palacio de Cabo de Armeria como pareze por una
executoria de este Consejo del año de mil quinientos veinte
y quatro; y por lineas de Camara Comptos Reales que ha
presentado desde el año de mil quinientos y treze á esta parte, y los testigos dizen que de tiempo que no a y memoria de
hombres en contrario han sido exemptos y libres de la paga
de quarteles y alcabalas echas y deramas, y de hazer oficios
de costieros y jurados, y otros del dicho lugar, y de guespedes y carroages y que no han contribuido en las echas y
deramas ni obras reales como contribuyen los demas vecinos del dicho lugar, y que en la Yglesia del dicho lugar han
merecido las honrras y precedencias, y preferido siempre á
todos los demas vecinos del dicho lugar ellos á los hombres y sus mugeres á las mugeres, y aun dize que antiguamente los dueños del dicho Palacio preferian al Alcalde del
dicho Valle de Amescoa la alta hasta que en tiempo del
aguelo del demandante el Consejo Real de este Reyno declar o por sentencia que el dicho Alcalde prefiriese a todos, y
despues aca han preferido a todos los demas vecinos del dicho lugar fuera del Alcalde habiendo en el segun dizen cerca
de quarenta Hijosdalgo, y que Lope Martinez de Eulate Consejero de los Reyes de este Reyno alcanzo executoria de Hidalguia, y nobleza como descendiente del dicho Palacio de
Eulate el año de mil quatrocientos noventa y uno, y Juan
Diez de Eulate vezino de Burlada el año mil quinientos nobenta y tres alcanzo tambien Executoria de Hidalguia, por
ser descendiente de dicho Palacio, y que fray Juan Lopez de
17
Eulate hermano del revisaguelo del Suplicante fue Prior de
la Religión de San Juan de Jerusalen de este Reyno, y Lope
Alvarez de Eulate hermano del visaguelo del suplicante fue
Cavallero del Abito de la misma Religion, y que oyeron decir
que murio cauptivo en Argel, y que Sancho Alvarezvisaguelo del suplicante fue en la Jornada de San Juan de Luz quando aora quarenta y quatro años el Duque de Aburquerque
siendo Virrey de este Reyno entro con la gente de el y de la
Provincia de Guipuzcoa en Francia y quemo la dicha de San
Juan de Luz. Dizen los testigos que saben que á los dichos
pasados del suplicante no se les ha hecho merzed ninguna,
y que de azersela al suplicante no redundaria inconveniente
ni perjuicio a nadie y que el es de las calidades dichas, y emparentado con gente principal, está pobre y con obligacion
de mantener á su madre viuda, y un hermano, y una hermana tambien viuda, y tiene poca hacienda para ello que
sino se le haze alguna merced no podra sustentar la onrra
que sus pasados, y vendra en disminucion, y que es de edad
de cerca de veinte años, y que podria servir en las ocasiones
que se ofreciesen. Por parte del fiscal se alega que el suplicante ni sus pasados n o han hecho servicios particulares á
la corona Real y que es notorio que nunca han llevado acostamiento por razon de su casa, ni de sus personas, y que el
patrimonio Real de vuestra Magestad de este Reyno esta
muy gastado y empeñado y paga muchos salarios de acostamientos y seria consequencia para que otros que no han
llevado acostamientos ni servido los pidiesen, y vendria á
faltar para los que por sus servicios y de sus pasados y lo
que pueden servir tienen merced de ellos parecenos atento lo
suso dicho y que no han llevado hasta aora el suplicante ni
sus pasados acostamiento ninguno ni hecho servicios particulares que se le puede dejar de dar por aora l o que pide, y
quando hiciere servicios que lo merezcan V. M. le podra hacer merced l o que fuere servido. Cuya S. C. R. Persona de
V. M. nuestro señor guarde con aumento de mas Reynos y
señorios. Fecha en Pamplona á veinte y tres de Julio de mil
quinientos y d o s = E l Licenciado Don Lope Arevalo de Zuaç u = E l Licenciado Liedena=El Licenciado Subiza=El Li-
18
cenciado Ybero=El Licenciado Rada=S. C. R. M. Vasallos
de Vuestra Magestad que sus Reales pies besa, fray Matheo
Obispo de Pamplona. Y l o que de nuebo á presentado es una
certíficación que y o Don Juan de Cardona le mande dar en
Cartajena á diez y siete de Noviembre de mil seiscientos y
dos años de que el dicho Antonio Alvarez havia ido desde Valencia á Mallorca, en seguimiento de la armada de Vuestra
Magestad que y o lleve en dicho año para ir sirviendo en ella
de aventurero á su costa como despues l o continuo con deseo de que se ofreciese ocasion para emplear en ella su Persona, y vino en la dicha armada á Cartajena, y otro testimonio del cura de la Parroquial del dicho lugar de Eulate sacado del libro del bauptismo en que parece que el dicho Antonio Alvarez de Eulate es de edad de veinte y quatro años,
y dizen los testigos que Juan de Eulate hermano segundo
del suplicante puede hacer tres años que paso á Flandes á
servir á Vuestra Magestad y por traslado de dos Cedulas
sacado del libro del sueldo del exercito de Vuestra Magestad por Asensio de Eguiguren parece que por cedula dada
en Gante á quince de Julio de mil seiscientos y dos el Archiduque de Alberto señala al dicho Juan de Eulate seis escudos de ventaja particular al mes demas de la paga ordinaria, y por otra de catorce de Diciembre del año pasado de
mil seiscientos y tres le acrecenta otros dos escudos mas de
ventaja al mes al dicho Juan de Eulate soldado de infanteria
española de la compañia del Capitan Don Rodrigo Alfonso
Flores del tercio del Maestre de Campo Don Iñigo de Borja,
por el servicio particular que hizo á Vuestra Magestad el dia
que el enemigo echo fuego á la plataforma del sitio de Ostende poniendo el cuidado y diligencia posible en atajarle y
matarle, y por dos fees que ha presentado de los Capitanes
Pedro de Bertil y Juan de Berrio y Rosas hechas en Bruselas
á quatro de Enero proximo pasado que se ha señalado en
servir aventajadamente en el dicho sitio, y que despues de lo
suso dicho en las trincheras del dicho sitio fue herido deun
mosquetazo en una mano. Por parte del fiscal se a alegado
que no consta de nuebo de servicios particulares que haya
hecho en la guerra el suplicante por su persona, y que n o se
19
puede aprovechar de los del dicho su hermano que esta en
Flandes sirviendo pues por ellos se le ha hecho merced de
las dichas ventajas, y pedira otras a Vuestra Magestad parecenos l o mismo que en la consulta pasada que quando el
suplicante hiciese servicios que l o merezca Vuestra Magestad podra hacer la merced que fuere servido. Cuya S. C. R.
Persona nuestro señor guarde con aumentos de mas Reynos
y señorios. Fecha en Pamplona á siete de Diciembre de mil
seiscientos y quatro años=De Vuestra Magestad vasallo
que sus Reales pies besa Don Juan de Cardona=El Doctor
San Vicente=El Licenciado Liedena=El Licenciado Rada.
= E l Doctor Oco=Y allende de los servicios suso dichos parece por testimonio de Don Geronimo de Granada y de Don
Rodrigo Alonso de Flores y de Don Bonifacio de Meba Capitanes de Ynfanteria y del Governador Simon Antunez
Maestre de Campo de Ynfanteria, y de Don Alonso de Mesa
Capitan de Arcabuceros, y del Capitan y Sargento mayor
Don Juan Pantoja de Abila que desde el año de mil seiscientos y dos hasta Marzo de mil seiscientos y ocho por cinco
años sirvio a Vuestra Magestad peleando valerosamente como soldado aventajado y señalado hallandose de los primeros a mucha satisfaccion de sus superiores como la dio
entre otras ocasiones especialmente en echar de el dique
d eOstende al enemigo, y quando se gano el Puerco Espin y en el Cavalleros de Lemon estando de centinela perdida fue herido, y en las dos jornadas que el Marques
Espinola hizo á Frisa y en otros sitios y faciones de
guerra ha sido escogido por uno de los mas importantes soldados, y por estas causas el Archiduque de Alberto mando
aventajarlo en sueldo por dos veces, y la una en doze escudos, y dispenso con el en la edad para que sirviese de Alferez en la Compañia del dicho Capitan Don Bonifacio de Meba, y le dio licencia para volverse á España y a su Patria
donde esta ocho años ha, y no se ha hallado en alteracion
alguna, y dice que quiere continuar al servicio de Vuestra
Magestad y fuera de los dichos sueldos y ventajas militares
no parece que haya hecho merced de acostamiento ni otra
alguna al dicho Alferez Don Juan de Eulate, ni a sus pasa-
20
dos, y es de edad de treinta y tres años, y buena y sana persona que puede servir a Vuestra Magestad por muchos años
=El fiscal y Patrimonial no han averiguado nada en contrario, antes sus testigos hablan en favor del dicho Alferez; per o es notorio que el patrimonio de Vuestra Magestad esta
por aora muy empeñado como tambien esta dicho en las relaciones de arriba=Parecenos que pues ya en el dicho Alferez Don Juan Alvarez de Eulate concurren los servicios personales que se han referido arriba, allende de las calidades
dichas de su casa, Vuestra Magestad donde fuese servido le
puede hacer merced de veinticinco mil maravedis de acostamiento por año. Guarde Dios la Catholica Persona de Vuestra Magestad. D e Pamplona á trece de Noviembre de mil
seiscientos diez y s e i s = P e d r o Barbo Secretario del Real
Consejo.
CAPÍTULO
SEGUNDO
Traian de Amézqueta y Larrea. Escudo cuartelado en cruz; 1.º y 4.º de oro y
la res de gules: 2.º y 3.º de oro y la caldera de sable, que es de Eguia.
(Arch. de Navarra.—Libro viejo de Armería, fol. 59
vuelto.)
DEL ACOSTAMIENTO PRETENDIDO POR PEDRO DE EGUIA, DE QUE
AY RAZON EN LIBRO PRIMERO DE CONSEJO DE NAVARRA.
folio 14 vto.
SEÑOR:
O R parte de Pedro de Eguia Capitan de la Artilleria de la Esquadra de Genova se nos ha presentado
la Cedula Real de Vuestra Magestad del thenor
siguiente=EL R E Y=Conde de Aguilar pariente
nuestro Virrey y Capitan General del nuestro Reyno de Navarra, Regente, y los del nuestro Consejo de el, por parte de
Pedro de Eguia Capitan de la Artilleria de las esquadras de
las Galeras de Genova nos ha sido hecho relación que Nicolas de Eguia su rebisaguelo, y Pedro de Eguia su visaguelo
sirvieron al Señor Rey Don Fernando, y señaladamente en
la ocasión que algunos bien afectos al Señor Rey Don Juan
de la Brit se solibiaron en la ciudad de Estella el dicho
Nicolás de Eguia, y Pedro de Eguia su hijo con sus herma-
22
nos deudos, y amigos, siguieron la voz del dicho Señor Rey
Don Fernando, y rebatieron el vando contrario de manera
que se deshizo la alteración sin conseguir el fin con que se
formo y se mantubo la ciudad por el dicho Señor Rey por
cuyo servicio hizo merced de acostamiento al dicho Nicolas
de Eguia y sus cincos hijos, y que así mesmo el dicho Pedro
de Eguia su visaguelo siendo Virrey de ese Reyno el Marques de Cañete intentando los franceses perturbar aquel Reyno hizo y levanto a su costa una compañía de cien hombres
los quales vistio y mantubo a su costa hasta que se sosego
la inquietud que duro seis y en ello gasto mucha parte de su
hacienda, y que Nicolas de Eguia hijo mayor de Pedro de
Eguia abuelo del suplicante nos sirvio muchos años de recebidor de la Merindad de Estella en que dio la satisfaccion
que pareze por sus descargos, y que Geronimo de Eguia su
padre hijo mayor del dicho Nicolas de Eguia sirvio en el
nuestro Estado de Milan, y en la infanteria con ocho escudos de ventaja, y e nla cavalleria con diez y siete, y en el
exercicio de papeles aviendo hecho oficial de contador principal en el dicho Estado con orden y aprovación de Don
Sancho de Padilla Gobernador en el hasta que murio en nuestro servicio, y que Pedro de Eguia su hermano Cavallero de
Orden de San Juan, y tio del suplicante sirvio veinte y quatro
años en Ytalia, Flandes, y España, y en las nuestras Armadas, de soldado, Alferez, Capitan y Sargento mayor hallandose en la toma de los Querquenes del Marques de Santa
Cruz, jornada de Portugal, Batalla francesa, toma de la tierra
de donde paso a los nuestros estados de Flandes, y asistio
doze años y se hallo en la toma de la Ysla de la Dula con sus
tres fuertes San Anton, Canton, de Moruat, Terraumuda, Bilbor, de sitio de Amberes y sus contradiques adonde le dieron
tres heridas, y en Benalo, Musmoro, Socerno de Cufen inclusa, y sitio de Bergas, socorro de París, toma de Lare, Corbe,
Brecen, y en otras muchas ocasiones, y ultimamente en la fortificación y defensa de Puerto Rico que se le encargo quando
el Draque fué sobre el, y en el puerto de Santa María fue
Sargento mayor, de donde paso a Ytalia, y en la jornada de
Argel murio en nuestro servicio, y que el suplicante á imita-
23
ción de sus pasados á que nos sirve de veinte años á esta
parte asi en la infanteria de nuestro Estado de Milan, como
en las galeras de Genova hasta que el año de 612 fue proveido en el cargo de Capitan de la Artilleria de la dicha
esquadra que o y sirve, y en el dicho tiempo de veinte años
se ha hallado en todas las ocasiones de jornadas juntas, de
galeras, que se nos han ofrecido particularmente en el año
del 601 en la de Argel, el año 602 en la de Don Juan de Cardona, y en el de 602 en la del Conde de Niebla, y toma del
galeon Yngles, en 605 en la toma de Ypsili, en 607 en la de
Ramadan, Rais, en 608 en la jornada de Alarache, en el de
609 en la expulsion de los Moriscos, en el de 611 en la presa
de los Querquenes donde se agrego a la compañia de Diego
de Escobar que iba de manguardia, y asi mismo en la toma
de Onilla llevo a su cargo la artilleria por orden del Marques de Santa Cruz, y deseando no faltar a ninguna ocasión
de nuestro servicio fue con lizencia de su general a servirnos
en la entrada que hizo el Marques de la Ynojosa en el Piamonte, y sitio de Aste asentando su plaza sin sueldo en la
Compañia de Arcabuceros de Don Pedro de Vicuña adonde
asistio hasta la retirada del exercito, y execucion de las paces; en lo qual, y en todas las demas ocasiones que se ha hallado ha acudido a nuestro servicio con la puntualidad y cuidado que se debe, suplicandonos que teniendo consideracion
á todo l o referido, y al deseo que tiene de continuar los dichos servicios fuesemos servido de hacerle merzed del acostamiento que tuvieron sus revisabuelo, visabuelo, y abuelo,
ó como la nuestra merced fuese, y porque queremos saber
que persona é de que calidad es el dicho Pedro de Eguia y
si es Dueño y poseedor de alguna casa, y Palacio, y si esta
es de Cabo de Armeria, y si los dichos revisabuelo, visabuelo, y abuelo tuvieron y gozaron algun acostamiento, y hasta
en que cantidad, y que causas ubo para no continuarse en
el padre del suplicante, y en el, y si los dichos sus pasados nos han servido el tiempo, y en las ocasiones
que dize, y si por las causas que representa le podriamos hacer merced del dicho acostamiento, y hasta en
que cantidad, ó si esto seria consequencia para que otros
24
pidiesen l o mismo: o s mandamos que con asistencia de mi
Procurador fiscal y Patrimonial de ese Reyno hagais información de lo suso dicho y de lo que de ella resultare nos
embieis particular relacion con vuestro parecer dirigida á
Thomas de Angulo nuestro Secretario de la Camara de Castilla, para que visto preveamos lo que convenga. Fecha en el
Pardo a treze de Noviembre de mil seiscientos diez y ocho
años=Yo el Rey=Por mandato del Rey nuestro Señor Thomas de Angulo=La qual fue obedecida con el acatamiento
debido, y en quanto a su cumplimiento aviendose hecho las
diligencias necesarias con citación del fiscal y Patrimonial de
Vuestra Magestad l o que de ellas ha resultado es que el dicho
Capitan Pedro de Eguia es hijo natural de Hieronimo de
Eguia, y de Francisca Mexia natural de Jaen, muger principal é Hijadalgo, havido siendo los dichos sus padres solteros,
y libres, y nieto por parte paterna de Nicolas Perez de Eguia
y viznieto de Pedro de Eguia, y reviznieto de Nicolas de
Eguia su hijo mayor, y á Estevan, Miguel, y Diego de Eguia
sus hermanos el Señor Rey Católico Don Fernando el año
1514 les hizo merced por via de quatro hijos a cinco mil maravedises por haberle servido arriscando sus vidas y haciendas en la rebelion que huvo en aquel tiempo en la dicha Ciudad de Estella, y el dicho Nicolas Perez de Eguía su abuelo
sirvio muchos años el oficio de Recevidor de la ciudad de Estella hasta que Fortunio de Eguía fuese de hedad para exercer
el oficio, y tambien en tiempo de Don Francisco de Eguia á
quien despues se le hizo merced del dicho oficio, y el dicho
Hieronimo de Eguia padre del suplicante sirvio en el Estado
de Milán en la infantería con ocho escudos de ventaja, y tambien con diez y siete escudos y setenta y quatro maravedises
al mes por dexación del dicho su hermano desde el año de 1581
hasta el año 1587 y Don Luis de Castilla Visitador del Estado
de Milán le mando que tomase a su cargo unos libros y
escrituras de los oficios del sueldo, del dicho Estado por ser
persona platica é inteligente, y haber dado buena cuenta del
tiempo que los tuvo, y por convenir así al servicio de Vuestra Magestad sin embargo de las escusas que puso de su
parte, y por orden del Duque de Terranoba Gobernador del
25
dicho estado asistio a la muestra y conducimiento de la infanteria española, e ytaliana que el Principe Doria llevo a desembarcar en el Genobesado, y asi tambien sirvio en la corte
de Madrid en los oficios de relaciones y sueldo d ela contaduria mayor desde el año de 1569 hasta el de 1575, con mucha satisfacción segun las fees y certificaciones que ha presentado; y Pedro de Eguia su thio hermano de su padre fue
Cavallero del Havito de San Juan, y sirvio a Vuestra Magestad veinte y quatro años en Ytalia, Flandes, y España en muchas ocasiones de importancia, y en el sitio de Amberes le
dieron tres heridas, tambien sirvio en la fortaleza y defensa
de Puerto Rico y se le encargo, y fue capitan de infanteria
española, y en el puerto de Santa Maria hizo de Sargento
Mayor con retencion de la capitania con prevision patente
del Duque de Medina Sidonia Capitan General del mar
Oceano segun parece por ella, y por dos relaciones la una del
Consejo de Guerra, y la otra del Consejo de Yndias, y despues murio en la jornada de Argel que se hizo siendo General de la Armada el Principe Doria, y el Capitan Pedro de
Eguia suplicante ha servido tambien estos diez y ocho ó veinte años atras en la infanteria de Milan, y en las galeras de
Genova sirviendo como bueno y particular soldado, y el año
mil seiscientos y doze fue proveido en el cargo de Capitan
de la Artilleria de la dicha escuadra de Genova, por patente
del Duque de Tarsis, y en particular se ha hallado en las
ocasiones de jornadas, y juntas de galeras referidas en la
dicha cedula Real desde el año de mil seiscientos y uno hasta
el de mil seiscientos y once, y en la toma de Onella llebo á su
cargo la artillería, y tambien se hallo en la entrada que el
Marques de la Ynojosa hizo en el Piamonte y sitio de Aste,
en la compañía de arcabuceros de Don Pedro de Vicuña,
habiendose en todas como buen soldado segun las fees y certificaciones que ha mostrado, y en particular por una del
Duque de Tarsi consta que ha serbido doze años sin sueldo,
y en otra del Marques de Santa Cruz se dize que ha servido
ocho años de soldado aventurero cerca de la persona del
Duque de Tarsi; la casa del dicho Hieronimo de Eguia su
padre, posee Doña Juana de Eguia thia hermana de su Pa-
26
dre, y el Capitan Juan Iniguez de Medrano su marido, y ambos examinados por testigos dizen que le tienen hecha donacion al suplicante, y consta de ello por una donacion que
han presentado aunque no esta insigurada la familia de los
Eguias de Estella de donde desciende el suplicante es antiguo y noble e Hijosdalgo conocidos, y asi el dicho Pedro de
Eguia su thio fue cavallero de la Religion de San Juan, y no
consta que se les haya hecho otra merced fuera de la del año
de mil quinientos y catorce; el Fiscal alegan contra esto que
el dicho Capitan Pedro de Eguia no es dueño de Palacio de
de Cabo de Armeria ni en este Reyno tiene residencia asentada, y que el patrimonio de Vuestra Magestad en este Reyno
como es notorio esta tan gastado que no alcanza a pagar los
cargos ordinarios y merzedes que Vuestra Magestad tiene hechas, y esto es cierto y notorio=Parecemos que Vuestra Magestad puede ser servido de dexar de hacerle la merced que
pide por via de acostamiento en este Reyno, y hacersela en
otra parte empleandole en su servicio.=Dios guarde la Catholica Persona de Vuestra Magestad.EnPamplona a doze de
Julio de mil seiscientos diez y nuebe.
Al Virrey parece que atento la calidad y servicios del
Capitan Pedro de Eguia, y los de sus pasados Vuestra Magestad debe honrralle, y hacelle merced en darle aquí el acostamiento que pide por ser cosa que ello estiman en mas, y la
cantidad menos que otra qualquiera merced que fuera de este
Reyno Vuestra Magestad fuese servido de hacelle=El Señor
de los Cameros Conde de Aguilar=El Lizenciado Don Gil
de Albornoz=El Lizenciado Eusa=El Lizenciado Feloaga=
E l Lizenciado Don Miguel de Bayona=El Lizenciado Don
Lope de Morales=El Lizenciado Don Diego de Zevallos=
Pedro Barco secretario del Real Consejo.
CAPÍTULO TERZERO
De oro y la caldera de sable sostenida de un llar, con cadena de lo mismo,
que es de Larrea.
(Arch. de Navarra.—Libro viejo de Armería, folio
69 vuelto.)
DEL ACOSTAMIENTO PRETENDIDO POR
DON PEDRO DE LARREA Y
DOÑA MARIA DE VEAUMONT Y NAVARRA SU MUGER, DE QUE AY RAZON
lio 23 vto.
EN EL LIBRO PRIMERO DE CONSULTAS DEL CONSEJO DE NAVARRA
SEÑOR:
O R parte de Don Pedro de Larrea, y Doña Maria
de Veaumont y Navarra su muger, vezinos de esta
ciudad se nos ha presentado una cedula de Vuestra Magestad del thenor siguiente=El Rey=Duque
de Ciudad Real Conde de Aramayona pariente nuestro Virrey y Capitan General del nuestro Reyno de Navarra, Regente, y los del nuestro Consejo de el, por parte de Don Pedro de Larrea, y Doña María de Veaumont y Navarra su
muger vecinos de la ciudad de Pamplona en este Reyno vos
ha sido hecha relación que ellos vos suplicaron hiziesemos
merzed de ochenta mil maravedis de acostamiento al dicho
Don Pedro en remuneración de los servicios que el y sus pa-
28
sados nos hizieron, y en consideración de haber llevado
cincuenta mil maravedis de acostamiento Don Juan de Veaumont y Navarra abuelo de la dicha Doña Maria, y que por
una nuestra cedula firmada de mi mano fecha á postrero de
Hebrero del año pasado de mil y seiscientos y siete os mandamos nos informasedes de l o que en l o suso dicho había y
que haviendo embiado relacion de ello no la embiais de la
merced que se le hizo al dicho Don Juan de Veaumont y Navarra de los dichos cinquenta mil maravedis de acostamiento
de que gozo el dicho Don Juan, ni tampoco de como el dicho
Don Pedro nos ha servido en todas las ocasiones que en su
tiempo se han ofrecido en el dicho Reyno suplicandonos fuesemos servido de mandaros que se verifique si el dicho Don
Juan de Veaumont y Navarra abuelo de la dicha Doña María
llevo el acostamiento de los dichos cinquenta mil maravedis,
y si el dicho Don Pedro nos ha servido en todas las ocasiones que en su tiempo se han ofrecido en ese Reyno, y que
haviendose hecho información de todo nos embieis relacion
de ello juntamente con un traslado de la primera relacion que
nos hizisteis, y ansi mismo fuesemos servido de hacerle merced del acostamiento que nos tiene suplicado, ó por l o menos
de los cinquenta mil maravedis que vacaron por muerte del
dicho Don Juan de Veaumont, ó como la nuestra merced fuese, y porque queremos saber l o que en l o suso dicho ay, y
pasa, y si es asi que el dicho Don Juan de Veaumont y Navarra aguelo de la dicha Doña Maria llevo y gozo los dichos
cinquenta mil maravedis que vacaron por muerte del dicho
Don Juan resultaria algun inconveniente, ó perjuicio á quien,
y porque causa, y si seria consequencia para que otros pidiesen l o mismo, o s mandamos que con asistencia del nuestro
Procurador fiscal y Patrimonial de ese Reyno, proveais que
se haga informacion de l o suso dicho y de l o que de ella resultare nos embieis particular con vuestro parecer, y un traslado de la primera relacion que sobre ellos nos embiasteis
firmada de vuestros nombres cerrada y sellada dirigido á
Thomas de Angulo nuestro Secretario de la Camara para que
visto proveamos l o que convenga. Fecha en Ventosilla a diez
y ocho de Octubre de mil seiscientos diez y siete=Yo el Rey
29
=Por mandato del Rey nuestro señor Thomas de Angulo=
y el traslado de la primera cedula y relación que se embio á
Vuestra Magestad como sigue=Señor=Por parte de Pedro
de Larrea vecino de la villa de Lerin en este Reyno de Navarra se nos presento la cedula Real de Vuestra Magestad
del thenor siguiente=El Rey=Don Juan de Cardona del
nuestro Consejo de Estado, nuestro Virrey y Capitan General del nuestro Reyno de Navarra, Regente, y los del nuestro
consejo de el por parte de Pedro de Larrea como marido y
conjunta persona de Doña Maria de Beaumont y Navarra,
hermana del Capitan Don Juan de Veaumont y Navarra nos
ha sido hecha relacion que el dicho capitan nos suplico que
en consideracion de sus servicios, y de los de su padre y
abuelo, y pasados que murieron sirviendonos, le hiziesemos
merced de alguna renta ó acostamiento en ese Reyno aviendonos mandado nos embiasedes relacion sobre ella, estando
en este estado la dicha pretension el año pasado de seiscientos y cinco fallecio el dicho Don Juan sirviendonos en el carg o de capitan de la compañia de la capitana de la armada
de la guarda de las Yndias de que era general Don Luis Fernandez de Cordova suplicandonosque teniendo consideracion
á este, y a que el dicho Don Juan y su padre, y abuelo gastaron sus haciendas en nuestro servicio, y la dicha Doña Maria su muger como hermana, hija y nieta de los suso dichos
ha sucedido en la renumeracion de sus servicios, fuesemos
servido de hacerle merced de ochenta mil maravedis de acostamiento para que pueda el continuar los mismos, ó como la
nuestra merced fuese, y porque queremos saber l o que en l o
suso dicho ay, y pasa, y que persona, y de que calidad y partes es el dicho Pedro de Larrea, y si el dicho Juan de Veaumont, y su padre, abuelo y pasados nos sirvieron y en que
ocasiones, y si el dicho Pedro de Larrea es Dueño de alguna
asa, y Palacio, de Cabo de Armeria, y si por la dicha muger ha sucedido en ella y en la renumeracion de los servicios
del dicho capitan, y sus pasados, y si los posehedores de
dicha casa llevaron acostamiento, y en que cantidad, y si de
hacerle merced del acostamiento que pide resultaria algun
inconveniente, ó perjuicio, y á quien, y porque causa, y si
30
seria consequencia para que otros pidiesen l o mismo; os
mandamos que bien informados de lo suso dicho con asistencia del nuestro Procurador fiscal y Patrimonial de este Reyno, proveais que se haga información de l o suso dicho, y de
l o que de ella resultare nos embieis relacion particular de
ello, juntamente con vuestro parecer, firmado de vuestros
nombres, cerrado y sellado dirigido a Juan de Amezqueta
nuestro Secretario de Camara para que vista proveamos l o
que convenga. Hecha en Madrid á postrero de Henero de mil
seiscientos y siete a ñ o s = Y o el Rey=Por mandato del Rey
nuestro Señor Juan de Amezqueta=y vista la dicha Real cedula y l o que por ella Vuestra Magestad manda fue obedecida
con el acatamiento debido, y en su cumplimiento fueron citados el fiscal y Patrimonial de Vuestra Magestad, y se hicieron
las demas diligencias que vuestra Magestad manda, y l o que
esta averiguado y consta es que Pedro de Larrea marido de
la dicha Doña Maria de Veaumont y Navarra es hijo legitimo y natural de Domingo de Larrea é Isabel de Asiain su
muger avido de legítimo matrimonio, y nieto legítimo y natural de Pedro Gil de Larrea, y Ana de Dicastillo su muger,
y todos ellos hijo, padre, abuelo y pasados han sido y son
Hijosdalgo, limpios de su origen, y dependencia y es descendiente por parte y linea puesta de razon de la casa solariega
de Larrea de la Provincia de Guipuzcoa, en la valle de Amasa, y por parte materna descendiente del Palacio de Yturbide
en la valle de Baztan en este Reyno, esta casado con la dicha
Doña Maria de Veaumont y Navarra, hija legitima y natural
de Don Juan de Viaumont y Navarra y Doña Juana Daoiz su
muger, tiene de presente un hijo y una hija, y la dicha Doña
Maria ha sucedido en la casa derechos y acciones de los dichos sus padres por muerte de Don Pedro, y Don Juan de
Viamonte sus hermanos, la qual casa es sita en esta ciudad,
y no es solariega ni de Cavo de Armeria, y ha sucedido en
ella por parte de Doña Juana Daoiz su madre, y no han quedado otros ningunos hijos mas de la dicha Doña Maria, el
dicho Don Juan de Viamonte y Navarra padre de la dicha
Doña Maria, fue hijo natural de Don Juan de Viamonte y
Navarra padre de la dicha Doña Maria hermano de Don
31
Luis de Viamonte Condestable que fue de este Reyno, y thio
de Don Antonio de Toledo Duque de Alba que al presente
vive, y el dicho Don Juan Abuelo de la suplicante fue Gentil
Hombre de Boca del Emperador nuestro Señor que este en el
Cielo abuelo de Vuestra Magestad sirvio de Capitan General
del exercito de su Magestad, y del de este Reyno que fue al
socorro de Santestevan de Lerin, estando cercado del frances
el año de mil quinientos y veinte y dos, fue el encomendada
la Casa Real, y Villa de Viana, para que como su Alcayde
tuviese su tenencia, hizo juramento y pleyto homenaje en
manos de Don Juan Manrrique de Lara hijo del Duque de
Naxera el año mil quinientos y treinta, hizosele merced de la
hacienda que agora tiene Don Leon de Goñi en la Villa de
Peralta, y no le salio cierta aunque por su vida se le mando
pagar l o que rentaba, sirvio el oficio de Virrey en este Reyno
en ausencia de Juan de Vega Virrey que fue el año mil quinientos quarenta y tres en la jornada que hizo a la Provincia
de Guipuzcoa; escribiole su Magestad carta de catorce de Junio, agradeciendole la eleccion que de su persona se había
hecho en el dicho cargo mandaba le sirviera aquel con muy
especial cuidado, y como de el se esperaba y lo ha hecho,
tuvo muy grandes correspondencias con sus Magestades
Reales, como parecen por sus cartas de veinte y quatro de
Agosto, de siete de Octubre de mil quinientos quarenta y dos,
y de tres ocho y diez de Julio, y ocho y diez de Septiembre
del año mil quinientos quarenta y tres, por todas las quales
parece que sus Magestades hicieron muy grande confianza
del dicho Reyno en el dicho Don Juan a quien le daban muchos avisos de guerras, y apercebimientos, y en especial por
la carta de diez de Julio del dicho año le hacen saber que el
Turco baxaba con muy grande Armada, y se sospechava había liga con el frances, y que estuviese apercevido, y que
a Barcelona embiase tres Compañias para el dicho apercebimiento, las quales embio con deligencia, y por la carta de diez
de Septiembre del dicho año sus Magestades Reales agradecen mucho al dicho Don Juan, el ofrecimiento que el, y otros
cavalleros de su linaje l o hacen de quatro mil infantes pagados por un mes, y le mandan esten apercebidos para l o que
32
se ofreciese, y a fin dize estas palabras: de este servicío terne
especial memoria para haceros a todos la merced y favor
que aquel merece, y por la carta de ocho de Septiembre del
dicho año parece que sus Magestades Reales le agradecen
mucho los avisos y memoriales que el dicho Don Juan les
embio, y al fin de dicha carta dize estas palabras: y de lo
que o y nos habeís servido tenemos memoria para os favorecer, y hacer merced en lo que se ofreciere, como es justo y lo
mereceis, y otras razones que compruevan sus servicios; Don
Juan de Viamonte su hijo padre de la dicha Doña Maria sirvio a Vuestra Magestad en las guerras de Francia, y despues
por veinte años continuos de Theniente de Capitan de la compañía de cavallos ligeros del Condestable de Navarra, Don
Pedro de Veaumont y Navarra hermano de la dicha Doña
María hijo y nieto del dicho Don Juan de Viamonte sirvio
a Vuestra Magestad en la guerra de Portugal de Alferez, y en
el exercito de Vuestra Magestad que entro en Aragon sirvio
de Capitan de Ynfanteria y fenecio sus dias. Don Juan de
Viamonte y Navarra hermano suso dicho de la dicha Doña
María, nombrado en la Real cedula de Vuestra Magestad
sirvió en las guerras de Ytalia y Bretaña a Vuestra Magestad por tiempo de más de veinte años continuos, como muy
esforzado cavallero, y á contento de sus generales, y Maestros de Campo, y con titulo Real fue sargento mayor de la
armada de la guarda de las Yslas de Barlovento, y en la armada de la guarda de las Yndias siendo capitan de la capitana fenecio sus dias anegado en la mar, y otros muchos cavalleros de su nombre, y thios carnales de su padre han servido
a Vuestra Magestad de capitanes y castellanos en diversos
presidios, y fortalezas, y han hecho muchos, y muy notables
servicios en las ocasiones que se han ofrecido en este Reyno,
como fuera de el, y no se les ha hecho merced alguna al padre ni hermanos de la dicha Doña Maria la qual sucede en
la remuneración de estos servicios porque no queda ningun
hijo ni hija de los dichos sus hermanos, ni tienen otro hermano, sino una hermana que es monja en Santa Clara de
Estella: el fiscal y Patrimonial de Vuestra Magestad no ha
provado nada en contrario, antes se parece, antes se prueva
33
que el dicho Pedro de Larrea tiene talento, y partes para obtener qualquiera que Vuestra Magestad, y parecenos que por
no haver servido el suplicante a Vuestra Magestad por su
persona se puede escusar de hacerle la merced que pide, y
quando sirviere podra Vuestra Magestad hacerle la que fuere
servido cuya Catholica y Real Persona Dios guarde con
acrecentamiento de mas Reynos y Señorios. En Pamplona á
veinte de Marzo de mil seiscientos y quince=y agora en
cumplimiento de l o que Vuestra Magestad por la dicha su
Real cedula ultima arriba inserta cuando aviendose recibido
informacion con citación del fiscal y Patrimonial de Vuestra
Magestad resulta que es asi que por cedula del Emperador
nuestro señor que santa Gloria haya, de seis de Marzo de mil
quinientos veinte y tres se le hizo merced al dicho Don Juan
de Viamonte y Navarra abuelo paterno de la dicha Doña
Maria de Viamonte y Navarra muger del dicho Don Pedro
de Larrea de cinquenta mil maravedis de acostamiento, y que
el dicho Don Pedro de Larrea se hallo con el Duque de Ciudad Real Virrey que fue de este Reino con otros cavalleros
de el en el Puerto de Roncesvalles en la ocasion de guerra
que se ofrecio en Arranegui, en oposición del Gobernador de
Bearne y con gente de guerra estubo en aquella frontera, y en
su tiempo no se ha ofrecido otra, y en particular el dicho
Duque de Ciudad Real en una fee y certificación dize que
certifica que acudio al servicio de Vuestra Magestad en l o
que se ofrecia en aquella ocasión y que estuvo apercevido
por orden suya con los demas cavalleros de este Reyno, para
otras ocasiones que se esperaban, y que es de los cavalleros
principales de este Reyno, y de los que entran en Cortes generales de el, y que es benemerito de cualquiera merced que
Vuestra Magestad fuese servido de hacerle, y asi bien con
muchos testigos se prueva que en el dicho Don Pedro concurren todas las buenas partes y calidades para qualesquiera
ocasiones en que Vuestra Magestad fuese servido de ocuparle y que tienen por muy conveniente que se le haga Merced
=El fiscal y Patrimonial de Vuestra Magestad no pruevan
nada contra l o suso dicho, sino que las rentas de Vuestra
Magestad estan alcanzadas en este Reyno en punto que el
34
Regente de la thesoreria dizeq u e piensa que estaran olgadas
para el otorgamiento que viene, por haver vacado algunas
mercedes y obligaciones, tambien se ha hallado de nuebo
que en la consulta que se hizo a Vuestra Magestad en mil
seiscientos y siete sobre cedula de relacion alcanzada por
Don Juan de Veaumont hermano de la dicha Doña Maria
suplicante el Consejo fue de parecer que se le puede hacer
merced de treinta mil maravedis de acostamiento al dicho
Don Juan de Veaumont y Navarra, y que no tuvo efecto por
haber fallecido anegado en la mar en la armada de la guarda de las Yndias siendo capitan de la capitana=parecenos
en consideración de todo l o suso dicho que Vuestra Magestad siendo servido le podia hacer merced al suplicante de
veinticinco mil maravedis de acostamiento. Dios guarde la
Catholica Persona de Vuestra Magestad. En Pamplona a veinte de Diciembre de mil seiscientos diez y nuebe=El Señor de
los Cameros Conde de Aguilar=El Lizenciado Don Gil de
Alvornoz=El Lizenciado Eusa=El Lizenciado Feloaga=El
Lizenciado Don Lope de Morales=El Doctor Murillo de
Ollacarizqueta=Pedro Barbo secretario.
CAPÍTULO QUARTO
Traian de Beraizmayor y de Peralta.
Escudo cuartelado en Cruz: 1.º y 4.º de
oro y el rastrillo de azur; 2.º y 3.º de plata y el grifo alado de azur y la bordura
de gules, que es de Beraiz.
(Arch. de Navarra.—Libro viejo de Armería, folio 56.)
DEL ACOSTAMIENTO PRETENDIDO POR DON GASPAR PEREZ DE VERAIZ, DE QUE AY RAZON EN EL LIBRO PRIMERO DE CONSULTAS DEL
Folio 35 vto.
CONSEJO DE NAVARRA
SEÑOR:
O R parte de Don Gaspar Perez de Veraiz vecino de
la ciudad de Tudela en este Reyno se nos presento una cedula real del Rey nuestro Señor padre
de Vuestra Magestad que santa gloria haya, del
thenor siguiente=EL REY. Nuestro Virrey y Capitan General del nuestro Reyno de Navarra, Regente y los del nuestro
Consejo de el por parte de Don Gaspar Perez de Veraiz vecino de la ciudad de Tudela nos ha hecho relacion que el es
hijo de Don Gaspar Perez de Veraiz y de Doña Maria de
Ybero y Daoiz su muger y nieto por parte paterna del lizenciado Don Alonso Perez de Veraiz y de Doña Petronila Cobarrubias y Leyza su muger y viznieto de Don Francisco Perez
36
de Veraiz, y de Doña Maria de Añues su muger, y el dicho
Francisco Perez de Veraiz, fue hijo mayor de Garcia Perez de
Veraiz, y el mayor que siendo el mayorazgo antiguo de los
Perez y Veraiz de la dicha ciudad de Tudela y de la torre y
termino redondo que llaman Sotopinos, y el suplicante por
muerte de su padre á sucedido en el Palacio y solar antiguo
de Veraiz el mayor, el qual es de Cavo de Armeria de notoria
gentileza y nobleza, y el y todos sus pasados han sido cavalleros nobles, Hijosdalgos notorios de su origen y dependencia, y como tales, han sido siempre llamados á las Cortes generales de ese Reyno, en el brazo de los cavalleros, y se han
hallado en ellas, y en los coronamientos, y juramentos de los
señores Reyes, y Principes de estos Reynos, y en particular en
los nuestros, y como tales cavalleros nobles correspondiendo
á su obligación y nobleza han servido siempre en las ocasiones que se nos han ofrecido, y al Rey mi señor abuelo que
santa gloria haya con toda satisfacción, porque el dicho lizenciado Don Alonso Perez de Veraiz sirvio al dicho Rey mi
Señor quince años de Oidor de Galicia, y en la Chancillería
de Valladolid, y de Alcalde de nuestra Casa y Corte, tuvo
tres hijos que el mayor fue el dicho Don Gaspar Perez de
Veraiz, padre del suplicante el qual nos sirvio en las ocasiones, que en ese Reyno se n o s han ofrecido, y el segundo fue
Don Gaspar de Veraiz que nos sirvio en Ytalia y Flandes
mas de siete años y murio peleando en Flandes en el cerco
de Grol en Frisa el año mil seiscientos y seis, y el tercero
Don Melchor de Veraiz de la horden de Santiago, y Gobernador de la Ysla Baca en las Indias, el qual cargo sirve con
toda aprobacion, y con gran cuidado de nuestro servicio, y
Francisco Perez de Veraiz sirvio de page al Señor Rey Don
Fernando, y despues murio en el castillo de Florencia en servicio del Emperador mi señor, y los dichos Garci Perez de
Veraiz, mayor, y menor aguelo y padre del dicho Don Francisco Perez de Veraiz, sirvieron al dicho Rey Don Fernando
de Alcaydes de los castillos de fuertes de la ciudad de Tudela, y villa de Milagro, y por los señalados servicios del
dicho Garci Perez el menor el señor Rey Catholico le hizo
Merino Mayor y Capitan de la ciudad de Tudela, y de toda
37
la Ribera, y le favorecio con diferentes cartas agradecíendole
los servicios que le hacia y encargandole la defensa de aquella partida, y Don Miguel Perez de Veraiz hermano del dicho Don Francisco Perez de Veraiz visabuelo del suplicante
fue Gentil Hombre de la Casa Real del Serenísimo Rey Catholico, y Emperador Don Carlos, y del Havito de Santiago,
y despues sirvio mas de quarenta años de soldado y capitan
en las jornadas que en aquellos tiempos se ofrecieron, y ultimamente de Maestro de Campo en Perpiñan, donde murio
sin premiarle tan grandes servicios, y otro hermano de los
dichos Don Miguel y Don Francisco Perez de Veraiz llamado Alonso Perez de Veraiz fue Gentil Hombre de la Boca
del dicho señor Emperador, y del Havito de Santiago, y le
sirvió muchos años en las jornadas de Ytalia en compañia
del Marques de Pescara, y murio en Bolonia sin haverle premiado sus servicios, y otro hermano del dicho Don Francisco llamado Hernan Perez de Veraiz fue Comendador delHavito de San Juan y murio en el cerco de Rodas, y Alvaro Perez de Veraiz, sirvio a los dichos Emperador y Rey mi señor
y otro hermano suyo llamado Don Miguel Perez de Veraiz
fue del Habito de San Juan y murio en Affrica junto a Tripol
de Verbería con otros cavalleros del Havito en un renquentro
que tuvieron con los moros, el año de mil quinientos cinquenta y dos, y otro hermano llamado Garcia Perez de Veraiz murio en servicio del dicho señor Emperador en el castillo de
Cremona en Lombardia, y otro hermano llamado Francisco
Perez de Veraiz murio en las galeras de Flandes en servicio
del Rey mi señor, y el dicho Francisco Perez de Veraiz visabuelo del suplicante fue Alcayde de la fortaleza de Tudela
y llevo el salario por la tenencia de ella nobecientas libras
por año, hasta que se mando derribar, y en de l o que llevaban por la dicha tenencia el dicho señor Emperador le hizo
merzed de veinte y siete mil maravedis de acostamiento al
año, que hera de los mayores, que en aquellos tiempos se
llevava, y l o gozo hasta que murio, y despues se le hizo merzed de dicho acostamiento, al dicho Alvaro Perez de Veraiz,
por haber sucedido en su mayoria, y despues por su muerte
subcedio, en el lizenciado Don Alonso Perez de Veraiz
38
abuelo del suplicante, el qual obtuvo cedula nuestra de informacion pretendiendo el dicho acostamiento, y murio antes que pudiera tener efecto, y haviendo subcedido por su
muerte el dicho Don Gaspar de Veraiz padre del suplicante
le hicimos merced de treinta mil maravedis de acostamiento
hasta que murio, y por su muerte ha subcedido el suplicante
en su mayoria y Palacio de Veraiz, y en los servicios de todos los arriba dichos, porque no ha quedado otra subcesion
de ellos, y ansi mismo los pasados del suplicante por parte
materna nos han servido, y el lizenciado Don Juan de Yber o su abuelo fué de ese Consejo, y sirvio con el con muy
grande aprovacion por tiempo de treinta y dos años, y el
lizenciado Ybero su padre visaguelo del suplicante, fue Alcalde de Corte en ese Reyno, y sirvio con toda satisfaccion y el dicho lizenciado Don Juan de Ybero tuvo un
hermano del Havito de San Juan llamado Don Pedro de Yber o que nos sirvio en las ocasiones que se ofrecieron, y por la
aguela materna es de la noble familia de los Daoiz bien conocida en ese Reyno en la qual ha havido muchos Cavalleros
del Havito de San Juan en particular un hermano de Doña
María de Daoiz abuelo del suplicante llamado Don Juan de
Daoiz, y todos ellos nos sirvieron, y a los Reyes mis predecesores y al presente tiene un hermano Doña María de Ybero su
madre llamado Don Thomas de Ybero que es del Havito de
San Juan y esta sirviendonos en Malta.=Supliconos que teniendo consideración a todo l o referido fuesemos servido de
hacerle merced del acostamiento que vaco por muerte de su
padre, añadiendosele hasta cinquenta mil maravedis ó como
la nuestra merced fuese, y porque queremos saber l o que en
l o suso dicho ay y pasa, y que persona y de que calidad es
el suso dicho, y si es Dueño del dicho Palacio, y si este es
cavo de Armeria, y si el dicho su padre tuvo los treinta mil
maravedis de acostamiento que dice y que causas y consideraciones hubo para que se le hiciese merced de ellos, y si nos
sirvieron sus pasados, y en que ocasiones, y si por los dichos servicios les havemos hecho alguna merced, o si de hacer al dicho Don Gaspar de Veraiz la que suplica resultara
algun inconveniente, ó perjuicio, a quien, ó porque causa, ó
39
seria consequencia para que otros pidiesen l o mismo, os mandamos que con asistencia del nuestro Procurador fiscal, y
Patrimonial de ese Reyno proveais se haga informacion, y
de l o que de ella resultare me embieis particular relacion con
vuestro parecer firmando de vuestros nombres, cerrado, y
sellado, dirigido a Thomas de Angulo nuestro Secretario de
la Camara, y estado de Castilla para que vista proveamos,
l o que convenga. Fecha en Madrid á quatro de Ebrero de mil
seiscientos y veinte años.=Yo el Rey=Por mandato del Rey
nuestro señor Thomas de Angulo.=la cual fué obedecida con
el respeto debido, y en su cumplimiento haviendo sido citados
el fiscal y Patrimonial que tiene vuestra Magestad en este
Reyno, y con su asistencia ha dado información el dicho Don
Gaspar de Veraiz de l o q u e se refiere en la dicha Real cedula,
y por ella, y por los recados que ha presentado resulta probada su filiación legítima en forma que es reviznieto por parte
paterna de Gaspar Perez de Veraiz, y de Doña Maria de Peralta su muger, y que el dicho revisaguelo fue hijo de otro
Garci Perez de Veraiz el mayor que fundo el mayorazgo de los
Perez y Veraices de la dicha ciudad de Tudela, y termino
redondo, y torre de Sotopinos y que por subcesión de sus padre, abuelo y visaguelo por recta línea de varon ha subcedido
en el dicho mayorazgo, y Palacio, y solar de Veraiz el mayor,
y que al presente los posee como suyos propios, y que el dicho
Palacio es casa y solar muy antiguo de Cavo de Armería, y de
notoria nobleza, y que los ascendientes del suplicante que l o
han poseydo han sido por el llamados a las Cortes generales
de este Reyno en el brazo militar de los cavalleros, y que Don
Gaspar Perez de Veraiz, su padre, sus aguelos, visaguelos, y
revisaguelos y otros sus deudos, y ascendientes han servido
a la Corona Real de Vuestra Magestada los Reyes sus predecesores en ocasiones guerra, y en otras muchas de esta manera Don Gaspar Perez de Veraiz su padre el año pasado de
mil seiscientos y trece en las diferencias que huvo entre este
Reyno, y el de Francia, y sobre sus límites, y confines de Alduide a donde se hallo con su persona armas y cavallo, y a su
costa en compañía del Duque de Ciudad Real, que era Virrey
de este Reyno todo el tiempo que asistió el dicho Virrey en
40
esta jornada, y hasta que volbio, asentadas las dichas diferencias y el lizenciado Don Alfonso Perez de Veraiz su aguelo despues de haber sido colegial en el Colegio mayor de el
Arzobispo en Salamanca, siendo oidor en el Reyno de Galicia, y en la Chancilleria Real de Valladolid, y despues Alcalde de la Corte, y Casa Real donde murio, haviendo servido
en estas plazas por tiempo de quince años al señor Rey
Don Fhelipe el segundo su abuelo de Vuestra Magestad y
que dexo tres hijos que el uno fue su padre del suplicante, y
segundo Don Balthasar de Veraiz que sirvio en Ytalia, y
Flandes mas de siete años donde murio siendo Alferez el año
pasado de mil seiscientos y seis de dos mosquetazos que le
dieron en el cerco de Gralt, y el tercero Don Melchor de Veraiz que o y sirve a vuestra Magestad de Gobernador de la
Ysla Baca en Yndias, y Francisco Perez de Veraiz su aguelo
sirvio de page al señor Rey Don Fernando el Catholico,
despues murio en el castillo de Florencia en servicio del Señor Emperador Carlos quinto, y los dichos Garci Perez de
Veraiz mayor, y menor su tercero y quarto aguelo sirvieron
al dicho señor Rey Catholico siendo Alcaydes de los Castillos fuertes de la dicha ciudad de Tudela y villa de Milagro
por cuyos servicios hizo merced al dicho Garci Perez de Veraiz, el segundo del amogenio de la ciudad de Tudela, y le
favorecio y honrro con muchas y diferentes cartas agradeciendo los servicios que le hacia, y encargandole mucho la
defensa de aquellas partidas, y Don Miguel Perez de Veraiz
hermano de su visaguelo del suplicante fue Gentil Hombre
de la Casa Real de los señores Reyes Catholicos y Emperador Carlos quinto, y despues les sirvio muchos años de capitan en los estados de Flandes, y murio en Perpiñan siendo
Maestre de Campo, y otro hermano suyo llamado Alonso
Perez de Veraiz fue también Gentil Hombre de la boca del
dicho señor Emperador, y le sirvio muchos años en las jornadas de Ytalia en compañia del Marques de Pescara, y mur i o en Bolonia continuando sus servicios, y otro tercero hermano fue Comendador del Havito de San Juan, y murio en el
cerco de Rodas cuando se perdio, y otros tres hermanos de
su revisaguelo murieron tambien sirviendo a la corona
41
Real, y el uno siendo Comendador de San Juan en renquentro que tuvieron en Africa con los Moros junto a Tripol el
año mil quinientos cinquenta y dos, y otro en el castillo Cremona en Lombardia, sirviendo al señor Emperador Carlos
quinto, y que otros hermanos de los dichos sus visaguelos
paternos se ocuparon muchos años en ocasiones de guerra,
donde murieron sirviendo a los señores Reyes predecesores
de Vuestra Magestad y asi bien resulta que por parte materna es nieto del lizenciado Don Juan de Ybero que despues
de haver sido colegial en Salamanca en el Colegio del Amobispo fué Oídor de este Real Consejo por espacio de treinta
dos años, y su padre del dicho Oídor, visaguelo materno del
suplicante, fue tambien Alcalde de la Corte mayor de este
Reyno, y que los dos sirvieron estos cargos con entera satisfacción, y credito, y aprovaciones y el mismo Oídor tuvo un
hermano que fue el Maestro fray Ygnacio de Ybero Abad
del Monasterio Real de Fitero, y Consultor calificante de la
Suprema Ynquisición, y uno de los que se hallaron en la última expurgación de los libros en la Corte de Vuestra Magestad por espacio de tres años y murio sin ser premiado:
y demas de esto resulta que por esta parte materna havida
en la familia de los Daoices de quien descienden muchos Cavalleros del Habito de San Juan que sirvieron con mucha
aprovación: en todas las ocasiones que se ofrecieron en su
tiempo: en las quales murieron algunos de ellos, y que tambien en la familia de los Yberos, huvo otro Comendador que
tambien murio sirviendo en las guerras de Flandes, y que al
presente tiene un thio hermano de su madre en el mismo
havito que ha servido siete años en todas las ocasiones que
se han ofrecido, y en particular haviendo ido con las galeras de Sicilia, y de las del Principe Filiberto por dos veces a
la jornada de Lussa, y peleado en ella con los demás cavalleros de su Religion, demas de esto consta por la dicha información, y recados, que siendo Alcayde de la dicha ciudad de Tudela Francisco de Veraiz visaguelo del suplicante,
llevo de salario por la tenencia de el nobecientas libras por
año hasta que se mando derribar, y que en recompensa de
esto el dicho señor Emperador Carlos quinto le hizo merced
42
de veinte y siete mil maravedis de acostamiento al año, y
que los gozo hasta que se murio, y despues se le hizo merced de ellos a Alvaro Perez de Veraiz que subcedio en el
mayorazgo el qual murio tambien dexando por sucesor en el
al dicho lizenciado Alonso Perez de Veraiz aguelo del suplicante, quien para que se continuase en el dicho acostamiento obtuvo cedula de informacion, y murio antes que se le
concediese, y despues de su muerte a Don Gaspar Perez de
Veraiz padre del suplicante por los dichos servicios, y calidad de su persona y casa, el Rey nuestro señor padre de
Vuestra Magestad le hizo merced de treinta mil maravedis de
acostamiento hasta que murio, y que por su muerte como esta dicho ha sucedido en su casa y mayorazgo de Veraiz, y
en los servicios de dichos sus ascendientes paternos, porque
no ha quedado de ellos otro heredero que el suplicante, y que
es de hedad de veinte años, y de muy buena presencia y disposición para servir a VuestraMagestad en qualquiera ocasion que se ofrezca, y que a semejantes personas y por otras
causas como estas acostumbra Vuestra Magestad hacerles merced y que de hacer al suplicante l o que suplica n o se sigue ningun inconveniente ni consequencia contraria: E l fiscal y Patrimonial de Vuestra Magestad aunque contra todo esto han
hecho sus alegaciones no han provado otra cosa mas de que
el patrimonio y rentas de este Reyno estan muy empeñadas
y que no bastan ni llegan para pagar las mercedes que estan
hechas. Parecenos que en consideracion de los dichos servicios no tiene inconveniente que Vuestra Magestad haga merced al suplicante de los treinta mil maravedis de acostamiento que en este Reyno tenia Don Gaspar Perez de Veraiz su
padre. Vuestra Magestad hara como mas fuere de su Real
servicio. Guarde nuestro Señor la Catholica Persona de
Vuestra Magestad. En Pamplona á trece dias del mes de Julio,
del año mil seiscientos veinte y uno=El Marqués de la Ynojosa=El Licenciado Don Gil de Albornoz=El Lizenciado
Eusa=El Lizenciado Feloaga=El Lizenciado Miguel de Bayona=El Lizenciado Don Lope de Morales=El Lizenciado
Don Diego Cevallos y de la Vega=El Doctor Murillo de
Ollacarizqueta=Pedro Barbo, secretario.
CAPÍTULO QUINTO
Escudo partido de tres y cortado de
uno. 1.º, 3.º, 6.º y 8.º de Navarra: 2.º y
5.º fuselado de oro y azur; 4.º y 7.º de
plata y el león rampante lampasado de
gules. En la primera división y sobre el
todo, sendos escusones de plata, fajados de una de oro bordada de sable, que
es de Monteagudo.
(Arch. de Navarra.—Libro viejo de Armeria, folio
10 vuelto.)
DEL ACOSTAMIENTO PRETENDIDO POR DON JUAN FERMIN DE VEAUMONT, DE QUE AY RAZON EN EL LIBRO PRIMERO DE CONSULTAS DEL
Folio 42.
CONSEJO DE NAVARRA
SEÑOR:
O R parte de Don Juan Fermin de Veaumont cuyo
dize que es la casa y villa de Monteagudo en este
Reyno se nos presento una cedula Real del Rey
nuestro señor padre de Vuestra Magestad que santa gloria haya, del tenor siguiente=EL REY=Conde Aramayona pariente nuestro Virrey y Capitan General del nuestro
Reyno de Navarra, Regente y los del nuestro Consejo de el;
por parte de Don Juan de Veaumont y Navarra cuya dize
que es la villa de Monteagudo en este Reyno nos ha sido hecha relacion que todos sus pasados nos han servido en diversas ocasiones teniendo acostamientos como Dueños de
casa solariega, suplicandonos que teniendo consideracion á
44
esto fuesemos servido de hacerle merced de un acostamiento como la nuestra merced fuese, y porque queremos saber
de lo suso dicho ay, y para y que personas, y de que calidad
y portes es el dicho Don Juan Fermin de Veaumont y Navarra, y si su casa es solariega, y de Cavo de Armeria, y si sus
pasados han tenido acostamiento, y en que cantidad, y quien
fue el ultimo que llevo, y si en la persona del suplicante concurren las calidades, partes y servicios que representa, y si
de hacerle merced del acostamiento que suplica se seguira
algun inconveniente, ó perjuicio, á quien, y por que causa, ó
seria consecuencia para que otros pidiesen l o mismo: o s
mandamos que con asistencia del nuestro Procurador fiscal
y Patrimonial de ese Reyno proveais se haga informacion de
lo suso dicho, y de l o que de el resultare nos embieis particular relacion, juntamente con vuestro parecer, firmada de
vuestros nombres, sellada y cerrada, dirigida á Thomas de
Angulo Secretario de la Camara y Estado de Castilla porque
visto proveamos l o que convenga. Fecha en Madrid á doze de
Junio del mil seiscientos diez y siete años=Yo el Rey=Por
mandato del Rey nuestro señor Thomas de Angulo.=La qual
fue obedecida con el respeto y acatamiento debido, y en su
cumplimiento, habiendo citado al fiscal, y Patrimonial de
Vuestra Magestad con su intervencion se recibio informacion, y por la que ha dado el dicho Don Juan Fermin de Veaumont, presentante, y recador que ha presentado consta, que
el es Dueño y posesor de la dicha casa y villa de Monteagudo que son en este Reyno, y que la dicha casa de Monteagudo es solariega y de Cavo de Armeria, y una de las doze de los ricos Hombres generosos de este Reyno, y que sus
harmas van por orla del escudo de las Armas Reales de este
Reyno en los Libros de Armeria y por razon de ella todos
sus Dueños y poseedores del tiempo antiguo, é inmemorial
á esta parte, han sido, y es llamado el dicho Don Juan Ferm i n a las Cortes generales que se han celebrado en este
Reyno, en el brazo militar de los cavalleros, y que la dicha
casa ha sido, y es de mucha importancia, por ser casa fuerte de grande edificio, y la dicha villa bien poblada de mas
de cien casas muy buenas, de gente rica y mucho caudal, y
45
sus pasados han sido cavalleros y personas nobles que se
han empleado en servir a los señores Reyes pasados de vuestra Magestad en muchas ocasiones, y cargos de su casa
Real, y en guerras que huvo en sus tiempos, llamandoles por
cartas particulares haciendo mucha quenta de ellos, en particular á Don Juan de Veaumont cuyo fue Monteagudo por
sus servicios se le hizo merced de cincuenta mil maravedis,
para ayuda de su costa en cada un año, y despues de su
muerte á Don Francisco Veaumont su hijo, y sucesor en la
dicha villa, y su mayorazgo se le hizo merced de sesenta y
cinco mil maravedis de acostamiento en cada un año en este Reyno, haviendose tenido consideracion, y al oficio de
Gentil Hombre de la guarda de su Magestad que dejava, de
que llevava otra tanta cantidad en Castilla, y que por muerte
de este Don Francisco de Veaumont sin hijos legitimos subcedio en la dicha villa de Monteagudo otro Don Francisco
de Veaumont su sobrino, padre del dicho Don Juan suplicante como hijo legitimo que era de Don Baltasar de Veaumont hermano del dicho Don Francisco, quien sobrevivio al
dicho Don Balthasar su hermano, consta asi bien que el que
llevo el ultimo acostamiento de sesenta y cinco mil maravedis en cada un año fue el dicho Don Francisco de Veaumont
aguelo de Don Juan suplicante, y que dexo de continuarse
aquel en el dicho Don Francisco su sobrino y subcesor en
susvienes padre del dicho Don Juan, por estar ocupado muchos años sirviendo de capitan en los estados de Flandes,
en las guerras con el Duque de Alva en que hizo muchos y
notables servicios, y vino a este Reyno muy viejo, y sin que
por sus servicios, ni de sus pasados hubiese sacado ningun
acostamiento murio pocos dias despues que vino de Flandes
consta asi que el dicho Don Juan Fermin de Veaumont es cavallero generoso, y de notoria nobleza descendiente por linea recta de varon de los Condestables de este Reyno, y que
en todas las ocasiones que se han ofrecido en el de paz, y
guerra, tocantes al servicio de Vuestra Magestad ha acudido
con mucha puntualidad, y cuydado, con su persona, hacienda y criados, en compañia de los señores Virreyes de este
Reyno, y que por orden de ellos tuvo muchas ocasiones en
46
la expulsion de los moriscos que por mandato del Rey nuestro señor padre de Vuestra Magestad que santa gloria haya
salieron de España, acudiendo por s upersona á muchos lugares del Reyno de Aragon disponiendo l o tocante á la dicha expulsion con mucha fidelidad satisfaccion y cuidado, y
que quando el Virrey de este Reyno salio á reconocer los
puertos de elconfinantes al de Francia en tiempo que al Gobernador de Vearne quiso hacer entrada en las fronteras de
este Reyno sobre la diferencia de los montes de Alduide,
asistio el dicho Don Juan cerca de la persona del dicho Virrey como muy honrrado cavallero con mucho lucimiento
todo el tiempo que duro toda esta diferencia, acompañado
de sus criados á su costa, y que de hacerle Vuestra Magestad la merced que pide de un acostamiento no se seguira
ningun inconveniente, ni perjuicio, ni consequencia contraria, sino que antes bien sera dar ocasion á quantos se animen á servir á Vuestra Magestad con el exemplo de ver premiados semejantes servicios. E l fiscal, y Patrimonial aunque han alegado contra esto, no han presentado cosa en
contrario de l o que queda referido mas de que tan solamente
que el Patrimonio de Vuestra Magestad esta muy empeñado
en este Reyno, y que sus rentas n o bastan para pagar las
maravedises hechas hasta aora.=Parecenos que n o tiene inconveniente el que Vuestra Magestad haga merced al suplicante de cinquenta mil maravedis de acostamiento en consideracion de los dichos servicios. Vuestra Magestad hara como mas fuere de su Real servicio. Guarde Dios á la Catholica Persona de Vuestra Magestad. En Pamplona á trece del
mes de Julio de mil seiscientos veinte y un años.=El Marques de la Ynojosa=El Licenciado Don Gil de Albornoz=El
Licenciado Eusa=El Licenciado Feloaga=El Licenciado
Don Miguel de Bayona=El Licenciado Don Lope de Morales=El Licenciado Don Diego de Cevallos y de la Vega=El
Doctor Murillo de Ollacarizqueta=Pedro Barbo, secretario.
CAPÍTULO SEXTO
Cuartelado en cruz. 1.º de Navarra;
2.º de gules y las nueve panelas de oro;
3.º de sinople y la banda de gules acostada de dos de oro; 4.º de plata y el castillo de piedra donjonado y almenado de
tres, fabricado y adjurado de sable: partido de plata y el león rampante lampasado de gules, que es de Lodosa.
(Arch. de Navarra.—Libro viejo de Armería,
11 vuelto.)
folio
DEL ACOSTAMIENTO PRETENDIDO POR DON JUAN HURTADO DE MENDOZA, CONDE DE LODOSA, DE QUE AY RAZON EN EL LIBRO PRIMERO
lio 49 vto.
DE CONSULTAS DEL CONSEJO DE NAVARRA.
SEÑOR:
O R parte del Conde de Lodosa se nos ha presentado una cedula Real de Vuestra Magestad del
thenor siguiente=EL REY=Nuestro Virrey y Capitán General del nuestro Reyno de Navarra, Regente y los del nuestro Consejo de el; por parte de Don Juan
Hurtado de Mendoza y Navarra, Conde de Lodosa, cuya dize
que es villa de Moron, nos ha sido hecha relacion, que todos sus pasados nos han servido de muchos años á esta
parte en ocasiones, y oficios de mucha importancia, sin que
en todo este tiempo se les haya hecho merced en acrecentamiento de su casa, y mayorazgo, por lo qual esta muy gastada, de manera que le ha sido forzoso retirarse á su casa
48
esperando que le hicieran alguna buena merced, yoficio con
que pudiese continuar los servicios de sus pasados, y que su
casa de Navarra tiene de merced ciento y ochenta mil maravedis la mitad de acostamiento, y la otra mitad de gajes de
Merino mayor de la ciudad de Tudela, pagados en las tablas
de ese Reyno, suplicandonos que teniendo consideracion a l o
suso dicho, y á los servicios de Juan Fernandez su suegro
que fue del nuestro Consejo de Hacienda, fuesemos servido
de mandarle acrecentar en dicho acostamiento y gajes hasta en cantidad de ciento y veinte mil maravedis, en cada un
año en las dichas tablas, ó en otra parte donde fueremos
servido, ó como la nuestra merced fuese, y por quanto queremos saber l o que en todo lo suso dicho ay, y pasa, y si el
dicho Conde de Lodosa tiene los dichos ciento y ochenta mil
maravedis de renta en cada un año la mitad de ellos en acostamiento, y la otra mitad por Merino mayor de la ciudad de
Tudela, y donde los tiene consignados, y si de hacerle la
merced que suplica se seguirá algún inconveniente, ó seria
consequencia para que otros pretendiesen l o mismo: encargamos y mandamos que con asistencia del nuestro Procurador fiscal y Patrimonial de ese Reyno bien informados de
todo nos haveis relacion particular de ello con vuestro parecer, cerrada y sellada dirigida a Thomas de Angulo nuestro
Secretario de la Camara para que vista proveamos lo que
convenga. Fecha en Madrid a postrero de Junio de mil seiscientos y once años=Yo el Rey=Por mandato del Rey nuest r oS e ñ o r Thomas de Angulo.=Y citados el fiscal y Patrimonial de Vuestra Magestad se mando recibir informacion,
y para darle el dicho Conde de Lodosa ha presentado escrituras sin testigos, de que resulta que Don Juan de Mendoza
cuya fue la dicha villa de Lodosa, en virtud de una merced
hecha por el dicho Emperador Don Carlos de veinte y siete
de Octubre del año mil quinientos veinticinco, havia llevado
treinta y siete mil y quinientos maravedis de renta suelta sin
mencion de acostamiento por año como se ve por testimonio sacado de los libros de la Camara de los Comptos Reales, aunque la merced suena que fue de treinta y siete mil
doscientos y treinta maravedis solamente, moneda de Casti-
49
lla, librados en las rentas Reales del general ó tablas de este Reyno de Navarra, y en el servicio que suele otorgarse
por el en Cortes de quarteles y alcavalas especialmente de
las ciudades de Tudela y Estella y sus merindades, y así
bien despues Don Rodrigo, y Don Godofre de Navarra y
Mendoza sus hijos, sucesores en la dicha villa, llevaron á
treinta mil maravedis de la dicha moneda cada año como
Merinos que fueron de la ciudad y merindad de Tudela por
merced que obtuvieron de la obtima del Señor Rey Don Felipe abuelo de Vuestra Magestad en diez y seis de Marzo
del año mil quinientos setenta y ocho, pero no consta que
despues de los dichos Don Juan, Don Rodrigo, y Don Godofre de Mendoza (que ha muchos años murieron) se huviesen
continuado las dichas mercedes en sus subcesores, ni el
Conde presente goza de ellas, antes la merindad de Tudela se
proveyo algunos años ha por Vuestra Magestad en Juan de
Ciriza, y la tiene como es notorio=El fiscal, y Patrimonial
alegan l o que es publico y notorio que el Patrimonio, y rentas Reales de Vuestra Magestad en este Reyno estan muy
gastadas. Parecenos que por aora no se debe hacer la merced que pide el Conde de Lodosa, atento a que n o ha hecho
fe de su relacion. Vuestra Magestad proveera l o que más
fuere servido. Guarde Dios la Catholica persona de Vuestra
Magestad. En Pamplona á nuebe de Noviembre de mil seiscientos veinte y uno.=El Licenciado Don Gil de Alvornoz=
E l Licenciado Eusa=El Licenciado Feloaga=El Licenciado
Don Miguel de Bayona=El Licenciado Don Lope de Morales=El Licenciado Don Diego Ceballos y de la Vega=El
Doctor Murillo de Ollacarizqueta=Pedro Barbo, secretario.
CAPITULO SEPTIMO
De plata y las tres calderas de gules
fajadas de tres de oro recortadas, puestas en palo, que es de Ayanz.
(Arch. de Navarra.—Libro viejo de Armería, fo
lio 11.)
DEL ACOSTAMIENTO PRETENDIDO POR DON GERONIMO DE AYANZ,
DE QUE AY RAZON EN EL LIBRO PRIMERO DE CONSULTAS DEL
io 50 vto.
CONSEJO DE NAVARRA
SEÑOR:
O R parte de Don Geronimo de Ayanz, Algoacil
mayor de este Reyno, se presento en este Consejo
una cedula Real de Vuestra Magestad del thenor
siguiente.=EL REY=Nuestro Virrey y Capitan General del nuestro Reyno de Navarra, Regente, y los del nuestro Consejo de el: por parte de Don Geronimo de Ayanz Cavallero de la Orden de Calatrava, cuyo dize que es el lugar
de Guendulain en ese Reyno, nos ha sido hecha relación que
por muerte de Don Francisco de Ayanz su padre ha subcedido en su mayorazgo, y los Dueños de el, hasta que murio el
dicho su padre, siempre han tenido cinquenta mil maravedis
de acostamiento, por los grandes e importantes, y calificados
51
servicios que sus pasados hizieron a nuestra Corona Real,
particularmente su visaguelo Don Pedro de Veaumont, de la
Orden de Santiago, hijo del Condestable de Navarra vino por
cavo de algunas compañias en el exercito del Emperador
nuestro Señor que sea en Gloria, cuando paso a ese Reyno,
y Don Carlos de Ayanz, hermano de su padre, continuo los
dichos servicios toda su vida en la guerra especialmente en
Flandes muchos años siendo Capitan de Ynfanteria española,
y murio sin que se le hiciese ninguna merced, y Don Geronimo de Ayanz su thio hermano de su padre hizo l o mismo
sin dexar hijos, a cuya causa subcede en los dichos servicios
suplicandonos que teniendo consideración á l o suso dicho
fuesemos servido de hacerle merced de los dichos cinquenta
mil maravedis de acostamiento, ó como la nuestra merced
fuese; y porque queremos saber l o que en l o suso dicho ay y
para, y si es así, que los antecesores del dicho Don
Geronimo han gozado los dichos cinquenta mil maravedis de
acostamiento, y si el, y sus pasados nos han servido el tiempo, y en las ocasiones que dize, y si por las causas que representa le podriamos hacer la merced que suplica, o si seria
consequencia para que otros pidiesen l o mismo; os mandamos que bien informados de todo l o suso dicho, con asistencia de nuestro Procurador fiscal, y Patrimonial de ese Reyno
nos embieis particular relacion de lo suso dicho con vuestro
parecer, dirigida al nuestro secretario de la Camara para que
vista proveamos l o que convenga. Fecha en Valladolid a ocho
de Agosto de mil seiscientos y quince años=Yo el Rey=Por
mandato del Rey nuestro Señor, Thomas Angulo=la qual se
obedecio con el acatamiento debido, y se mando dar traslado
de ella al fiscal y Patrimonial de Vuestra Magestad, y por
parte del dicho Don Geronimo se han hecho provanzas, y
presentado papeles, y l o que de ello resulta es... que el dicho
Don Frances de Ayanz, y Doña Cathalina de Garro y Daoiz
su muger legitima, y por tal ha sido, y es tenido, y comunmente reputado, y que por muerte del dicho Don Frances su
padre ha subcedido en el Palacio y lugar de Guendulain, y
su mayorazgo, y le posee, y goza al presente, y que el dicho
Palacio de Guendulain ha sido y es casa y Palacio de Cabo
52
de Armeria de antigua, y notoria gentileza, y que esta de distancia de una legua de esta ciudad, y seis del puerto de Francia, como es notorio, y que el dicho Don Frances padre del
suplicante fue page del señor Rey Don Phelipe segundo aguel o de Vuestra Magestad, y llevó cincuenta mil maravedis de
acostamiento como consta por una cedula Real de veinte
y ocho de Octubre del año de mil quinientos sesenta y tres,
que Don Carlos de Ayanz aguelo del suplicante fue Capitan
de la gente de Pamplona, como consta de la conducta con
ocasión de que los franceses tenian junto muy grande exercito en la frontera de este Reyno, para entrar, y hacer todo
el daño que pudiesen, como consta por relacion de la dicha
conducta; y algunos testigos dicen haver oido que el dicho
Don Carlos fue capitan de la gente de esta ciudad en la
ocasion de la quema de San Juan de Luz Ultra Puertos, que
asi mismo fue nombrado capitan de los lugares de las cendeas de Ansoain, Yza, Olza, Galar, y de Cizur, como consta
por la conducta de Don Diego Hurtado, Marques de Cañete,
Virrey y Capitan General que á la sazon era en este Reyno
su data á diez y ocho de Agosto de mil quinientos quarenta
y nuebe años, que Frances de Ayanz padre del dicho Don
Carlos y visaguelo del dicho suplicante fue Capitan de Remisionados en este Reyno con veinte y cinco mil maravedis
de ayuda de costa, como consta por una cedula del Señor
Emperador de veinte y siete de Marzo de mil quinientos veinte y ocho, que asi mismo el dicho Señor Emperador nombro
por capitan al dicho Frances de Ayanz para que llevase á su
cargo ciento y setenta soldados para la ocasión en que se
tratava de recobrar la Villa de Fuenterrabia, y por tres cartas
del señor Emperador se dan por servidos del dicho Frances
de Ayanz en los negocios que se han ofrecido en este Reyno
tocante a las Cortes y á su Real servicio, que el dicho Frances de Ayanz fue Capitan ordinario de la dicha Ynfanteria
del señor Emperador y tenia con el dicho oficio cinquenta
mil maravedis en cada un año, como se refiere en la dicha
cedula Real del señor Emperador del año mil quinientos
quarenta y nuebe, que Don Pedro de Veaumont visaguelo
materno del suplicante fue Gentil Hombre de la casa y
53
guarda del señor Emperador con ducientos ducados de sueldo, los quales su Magestad l o consigno en este Reyno por
salario Veedor de los que en el llevaban acostamiento, como
consta por una cedula de treinta de Hebrero mil quinientos
diez y nuebe, y asi mismo consta que el suplicante essubcesor
en la casa, y mayorazgo del dicho su visaguelo, que el suplicante sirvio de page al señor Rey Don Phelipe tercero padre de Vuestra Magestad y que Don Frances su padre l o fue
del señor Rey Don Felipe el segundo aguelo de Vuestra Magestad, que el suplicante tiene edad y disposicion, y muchos
deudos, y aderidos a su casa, para acudir al servicio de
Vuestra Magestad y que para estar mas prompto para ello
mantiene cavallos y tiene armas con mucho lucimiento, que
Don Carlos de Ayanz, y Don Geronimo de Ayanz, thios del
suplicante, sirvieron al señor Rey Don Phelipe aguelo de
Vuestra Magestad en las guerras de Flandes siendo Capitanes de la Infanteria española, y que p o r sus servicios fueron
merecedores de muchas mercedes, y que murieron sin ser
premiados sus servicios mas que haversele dado al dicho
Don Geronimo doscientos ducados de por vida en las thablas de este Reyno, como consta de una cedula del señor
Rey Don Phelipe aguelo de Vuestra Magestad, y refiere el
suplicante que aviendo sido el dicho acostamiento en sus
principios de la dicha cantidad no se ha aumentado, y que las
obligaciones son al presente mayores, y que otros acostamientos se han acrecentado en este Reyno aviendo sido menores en sus principios: por parte de los dichos fiscal y Patrimonial de Vuestra Magestad se contradize la pretensión
del dicho Don Geronimo, y dicen que en caso que el suplicante, su padre, y los demas ascendientes hayan hecho á
Vuestra Magestad los servicios que alega, estan ya remunerados con las mercedes que le han sido echas de la vara de
Alguacil mayor, y Montero mayor de este Reyno, y que por
estos oficios lleva de salario l o que constara por libros Reaes, y que el Patrimonio real de Vuestra Magestad esta
an empeñado que no alcanza á pagar los salarios ordinarios,
y rentas que sobre el estan situadas, y resulta por la deposicion del Regente de la Thesoreria de este Reyno, que el supli-
54
cante, por los dichos oficios, lleva poco más de quatrocientos
ducados, y que tiene algunas obligaciones, en razon de ellos
como es sustentar dos hombres que le acompañen en razon
de ser Alguacil mayor, y aunque el Patrimonio de Vuestra
Magestad esta empeñado en siete mil y más ducados que se
pagaron al lizenciado Gonzalo de Aponte, por sus salarios
quando visito este Consejo, pero que no haciendo Vuestra
Magestad mercedes particulares sobre las rentas de este
Reyno tiene para si habra, hacienda para poder hacer merced
de acostamientos a los Cavalleros de este Reyno; y por las
deposiciones del secretario que al presente es de la Camara
de los Comptos Reales, y de otro que lo ha sido, consta que
el Patrimonio de Vuestra Magestad esta alcanzado por hacer
mas consignaciones, y obligaciones, que montan las rentas
=Parecenos que se le puede hacer merced al suplicante de los
cinquenta mil maravedis de acostamiento que llevaron su
padre y su abuelo, en consideracion de los servicios referidos. Vuestra Magestad hara l o que mas convenga a su Real
servicio. Guarde Dios la Catholica Persona de Vuestra
Magestad. De Pamplona y Noviembre nueve de mil seiscientos y veinte=El Marques de la Ynojosa=El Lizenciado Don
Gil de Alvornoz=El Lizenciado Eusa=El Lizenciado Feloaga
= E l Lizenciado Don Miguel de Bayona=El Lizenciado Don
Lope de Morales=El Lizenciado Don Diego Cevallos y de la
Vega=Juan de Lecaroz, secretario.
CAPITULO OCTAVO
Cuartelado en cruz; 1.º de plata y la
faja de gules, acompañada de tres lobos,
de sable. 2.º de oro, fajado de cuatro de
azur y la bordura de lo mismo; 3.º de
oro y las tres fajas ondadas de azur; 4.º
de gules chevronado de plata, que es de
Esparza y Artieda.
(Arch.
lio 11.)
de Navarra.—Libro viejo de Armería, fo-
DEL ACOSTAMIENTO PRETENDIDO POR DON LUIS DE ESPARZA Y ARTIEDA DE QUE AY RAZON EN EL LIBRO PRIMERO DE CONSULTAS DEL
Folio 57 vto.
CONSEJO DE NAVARRA
SEÑOR:
O R parte de Don Luis Esparza y Artieda se presento en este Consejo una cedula Real de Vuestra
Magestad del tenor siguiente=EL REY=Nuestro
Virrey y CapitanGeneral del nuestro Reyno de
Navarra, Regente, y los del nuestro Consejo de el; por parte
de Don Luis de Esparza y Artieda nos ha sido hecha relacion que el es de los cavalleros nobles de este Reyno, y sus
casas y Palacios de los mas calificados de el, de Cavo de
Armeria y apellido, y estan en los confines de Francia, y que
sus pasados han hecho particulares servicios, acudiendo á
las ocasiones que en ese Reyno se han ofrecido, en especial
Don Carlos de Esparza y Artieda su padre se hallo en todas
56
las que en su tiempo huvo con peligro de su persona, y perdida de su hacienda, y Lope de Esparza y Artieda su abuelo, sirvio tambien muchos años, en Ytalia, Flandes, Portugal
y otras partes, y el Capitan Don Francisco de Esparza y Artieda su hermano sirvio toda su vida en Flandes Ytalia y
otras partes, y murio siendo Castellano en el castillo de Santelmo en el Reyno de Napoles, y l o mismo hicieron todos sus
pasados, á cuya causa á hallado su casa muy pobre, y necesitada, y con obligacion de remediar tres hermanas, suplicandonos que teniendo consideracion a l o suso dicho, fuesemos servido de hacerle merced de los treinta mil maravedis
de acostamiento que de tiempo inmemorial han llevado sus
antecesores, hasta que por muerte de Don Carlosde Esparza y
Artieda su padre han vacado, acrecentandolos hasta la cantidad que fueremos servido, ó como la nuestra merced fuese;
y porque queremos saber lo que en esto ay y pasa, y que
persona, y de que calidad es el dicho Don Luis de Esparza,
y si es asi que el dicho su padre, y pasados llevaron el dicho
acostamiento, y por que causas y consideraciones se les hiz o merced de el, y si aora esta vaco por el dicho su padre, y
quanto tiempo ha, y si es hijo mayor del dicho su padre, y
ha subcedido en el derecho, y pretension del dicho acostamiento, y si por esto y las demas causas que representa seria justo hacerle merced de el, y en que cantidad, ó si de ello
se seguiria algun inconveniente, á quien, y por que causa; os
mandamos que bien informados de todo con asistencia del
nuestro Procurador fiscal, y Patrimonial de este Reyno proveais que se haga informacion de lo suso dicho, y lo que de
ello resultare nos embies relacion particular de ello con
vuestro parecer, firmada de vuestros nombres cerrada, y sellada, dirigida á Thomas Angulo nuestro Secretario de la c a mara y Estado de Castilla, para que vista proveamos lo que
convenga. Fecha en Madrid á trece de Marzo del mil seiscientos y veinte.=Yo el Rey=Por mandato del Rey nuestro señor: Thomas de Angulo, secretario.=La qual fue obedecida
con el acatamiento debido, y se mando dar traslado de ella
al fiscal, y Patrimonial de Vuestra Magestad, y se han hecho
provanzas y presentado papeles por entrambas partes, y l o
57
que resulta de las hechas por parte del suplicante es ser hijo
mayor legitimo, y natural de Don Carlos de Esparza y Artieda, y Doña Cathalina de Ureta y Arizcun su muger, y nieto de Lope de Esparza, y Doña Geronima de Liedena su muger cuyos fueron los Palacios de Ezcaroz, Oronz, Yciz y Ezcaray en el valle de Salazar, y que como descendiente de los
dichos ha subcedido en los dichos Palacios, los quales goza
actualmente con sus pertinencias, quieta y pacificamente, por
muerte de los dichos sus padres, y aguelo, y que es hijodalg o noble cavallero de su origen, y dependencia, y que por
tal es tenido, y comunmente reputado, asi en la dicha villa
como en otras partes, que Lope de Esparza y Artieda su
aguelo sirvio muchos años á Vuestra Magestad en Ytalia,
Flandes, Portugal, y otras partes, que lo mismo hizo Don
Francisco de Esparza y Artieda, hermano del dicho su aguelo, y que murio en el castillo de Santelmo en el Reino de
Napoles, que el dicho Don Carlos padre del suplicante ha
acudido en todas las ocasiones que se han ofrecido del servicio de Vuestra Magestad en la dicha valle, y que en consideracion de los dichos servicios y de los de sus pasados el
señor Rey Don Phelipe padre de Vuestra Magestad hizo merced al dicho Don Carlos de treinta mil maravedis de acostamiento como consta por una cedula Real, su data diez y siete de Mayo de mil seiscientos y quatro, que ansi mesmo tuvo
este acostamiento el dicho Lope de Esparza aguelo del suplicante, como consta por una cedula del señor Rey D o n
Phelipe el segundo, aguelo de Vuestra Magestad, su data á
veinte y quatro de Henero de mil quinientos setenta y quatro
años, que el suplicante tiene armas y cavallo para servir á
Vuestra Magestad en las ocasiones que se ofreciesen, y por
cartas de los Virreyes de este Reyno y Castellanos del castillo consta de algunos servicios que el dicho Lope de Esparza aguelo del suplicante hizo á Vuestra Magestad dando haviso de cosas de Francia.=Por parte del fiscal y Patrimonial
de Vuestra Magestad se ha hecho contradiccion, y de las
provanzas hechas por su parte, consta que el Patrimonio de
Vuestra Magestad esta muy alcanzado, porque son mas las
consignaciones y obligaciones que el montamiento de las
58
rentas, y que es de manera que se dexan de pagar muchas
cantidades atrasadas que se deben á diferentes personas de
mercedes y acostamientos.=Parecenos que Vuestra Magestad puede ser servido de hacerle merced al suplicante de los
treinta mil maravedis de acostamiento que tuvieron su padre y abuelo; Vuestra Magestad hara l o que mas convenga á
su Real servicio. Guarde Nuestro Señor la Catholica Persona de Vuestra Magestad. En Pamplona Febrero veinte y dos
de mil seiscientos veinte y dos.=El Obispo de Pamplona=
E l Licenciado Don Gil de Alvornoz=El Licenciado Eusa=
E l Licenciado Don Miguel de Bayona=El Licenciado Don
Lope de Morales=El Licenciado Don Diego de Cevallos y de
la Vega=Miguel Daria de Ezcaroz, secretario.=
CAPITULO NOVENO
Cuartelada en cruz: 1.º y 4.º de oro y
las dos calderas de sable puestas en faja. 2.º y 3.º de oro fajado de tres de sable, que es de Novar.
(Arch. de Navarra.—Tomo I de Escudo de Armas,
num. 298.)
DEL ACOSTAMIENTO PRETENDIDO POR DON MIGUEL DE NOBAR
DE
QUE AY RAZON EN EL LIBRO PRIMERO DE CONSULTAS DEL CONSEJO
folio 69.
DE NAVARRA
SEÑOR:
O R parte de Don Miguel de Nobar se presento en
este Consejo una cedula de Vuestra Magestad del
tenor siguiente.=Nuestro Virrey del Reyno de Navarra, Regente, y los del nuestro Consejo de el: por
parte de Don Miguel de Nobar, cuyo dice que es el Palacio y
lugar de Novar en este Reyno, nos ha sido hecha relacion
que el es hijo legitimo, y natural de Don Melchor de Novar,
y Doña Ana de Alarcon, y nieto de Don Juan de Nobar, y
Doña Maria de Zuñiga, y viznieto de Luis de Sarria, y Doña
Maria de Eslava, y como tal ha subcedido en la dicha casa
de Nobar, la qual es de mayorazgo, con su termino redondo,
y solariega, y de Cavo de Armeria, y exempta de quarteles,
60
y llamada á Cortes, y los dichos sus predecesores, cada uno
en su tiempo, sirvieron á la corona Real con mucha fidelidad, y cuidado en ocasiones de paz, y de guerra, en particular el dicho Luis de Sarria su visaguelo, y Don Martin de
Nobar su hijo en los nuestros Reynos de Napoles, y Estados de Flandes toda su vida, y por tener noticia de sus buenisimas partes encargo la serenisima Princesa Doña Juana
al Duque de Alva que honrrase su persona, por carta de cinco
de Nobiembre de mil quinientos cinquenta y cinco, y Juan de
Alarcon su aguelo, siendo proveedor general de las galeras
y armada de Ytalia y España, hizo tambien particulares servicios, y el suplicante los ha continuado en todas las ocasiones que se han ofrecido en su tiempo, asi en ese Reyno,
como en la jornada de la mar Mora, y en el enquentroque se
tuvo con los corsarios en el pasage de Velez Malaga, y que
al dicho Luis Sarria el Emperador mi Señor que haya en
gloria, en quince de Septiembre de mil quinientos treinta y
ocho le hizo merced de diez mil maravedis de acostamiento
por año, y los gozo por su vida, y aunque despues Antonio
de Nobar su hijo, Don Fermin de Nobar que subcedio en la
casa, y Don Melchor de Nobar su padre en diferentes tiempos pidieron acostamiento, y obtuvieron cedulas Reales
nuestras para el Virrey, Regente, y Consejo de ese Reyno informasen sobre ello, no llego á tomarse resolucion en esta
materia, y por las ausencias que el ha hecho en nuestro Servicio n o ha solicitado su despacho, suplicandonos que teniendo consideracion á l o referido, y á que desde el año de
treinta y ocho que los poseedores de dicho Palacio obtuvieron la misma merced de acostamiento havemos sido servido
de acrecentarle á los Dueños de otros en mayores sumas, l o
fuesemos de hacerle merced de los dichos diez mil maravedis de acostamiento, acrecentandole hasta quarenta mil, ó
como la mi merced fuese; y porque queremos saber que persona y de que calidad es el dicho Don Miguel de Nobar, y si
el dicho Palacio de Novar es de Cavo de Armeria, y concurren en el las calidades que el suplicante dize, y si alguno de
sus poseedores ha llevado acostamiento, y en que cantidad,
y que causas motibos y consideraciones huvo para hacerle
61
merced de el, y las que ha havido para no acontinuarse en
sus subcesores, y si por las que ahora representa el suplicante aora seria justo hacerle la merced que suplica, ó si de
ello se seguiria algun inconveniente ó perjuicio, a quien, y
por que causa; os mandamos que con asistencia del nuestro
Procurador fiscal, y Patrimonial de ese Reyno hagais informacion de l o suso dicho, y de l o que de ella resultare nos
embieis particular relacion, vuestro parecer firmado de vuestros nombres, dirigida á Pedro de Contreras nuestro Secretario de la Camara y Estado de Castilla, para que vista proveamos l o que convenga. Fecha en Madrid á ocho deNobiembre de mil seiscientos veinte y un años.=Yo E l Rey.=Por
mandato del Rey nuestro Señor, Pedro de Contreras, secretar i o . = L a qual se obedecio con el acatamiento debido, y se
mando dar traslado de ella al fiscal, y Patrimonial y se recibio á prueva la causa, y l o que resulta de las provanzas
hechas por el suplicante, y papeles presentados que es hijo
legitimo, y natural de Don Melchor de Nobar y Doña Ana
de Alarcon, nieto de Don Juan de Nobar y Doña Maria de
Zuñiga, y viznieto de Luis de Sarria, y como tal descendiente de los suso dichos, es cavallero noble, tenido, y reputado
por tal, y por muerte del dicho Don Melchor de Nobar su
hermano ha subcedido en el Palacio, y mayorazgo de N o bar el qual al presente parece que es de Cavo de Armeria, y
de notoria gentileza y nobleza, que tiene por Armas dos calderos en campo de oro, que el dicho Palacio de Nobar es
exempto del quarter, y de otros qualsiquiera cargos Reales,
que por serlo, el Recebidor de la Merindad de Pamplona cobra por entero de la villa d e la Reyna el quartel que le toca,
y acude al Dueño del Palacio de Nobar con siete sueldos que
es l o que monta la casa y la hacienda que el Dueño del dicho Palacio tiene en la dicha villa, que el dicho Don Miguel
de Nobar, y sus pasados Dueños del dicho Palacio han sido
llamados á las Cortes generales de este Reyno, y por deposiciones de testigos, que á Luis de Sarria Dueño de la casa
de Nobar visaguelo del suplicante el señor Emperador, en
remuneracion de los servicios hechos á su Real Corona, le
hizo merced de diez mil maravedis de acostamiento que tuvo
62
su padre, y en este medio murio antes de acabar su pretension como consta por una cedula Real del primero de Abril
de mil quinientos sesenta y cinco, y por otros papeles; que
por muerte del dicho Don Fermin de Nobar sin hijos, subcedio en su casa y Palacio Don Melchor de Nobar su primo,
padre del suplicante quien obtuvo cedula de relacion para
el mismo efecto, y que haviendose hecho por este Consejo se
perdio, y que á su instancia se obtuvo otra para que este
Consejo enviase duplicato de la dicha relacion como consta
de l o dicho por una cedula de cinco de Septiembre de mil
seiscientos y uno, que el dicho Don Miguel murio, muy mozo, y que por este efecto no pudo continuar su pretension,
que el dicho Don Melchor dexo por sus hijos á Don Juan de
Nobar, y al suplicante de muy poca hedad, y en poder de tutores, y que el dicho Don Juan murio de diez y seis años, y
que por este respecto no pudo tratar de esta pretension, y
que el suplicante le subcedio, por haver muerto sin hijos,
que Don Martin de Nobar hermano de Don Juan de Nobar
aguelo del suplicante, servio a Vuestra Magestad en Flandes
y Napoles muchos años y que l o mismo hizo Pedro de N o bar Cavallero de la Orden de San Joan sirviendo muchos
años en las mismas partes, que Juan de Alarcon aguelo materno del suplicante fue proveedor general de las galeras de
España, y hizo servicios de mucha importancia á su Magestad como consta por una su carta, y orden, yinstruccion del
Principe Andrea de Oria, que el suplicante continuando los
servicios de sus pasados servio á Vuestra Magestad en las
galeras de España desde diez y nueve de Febrero del año
mil seiscientos y once, hasta veinte v ocho de septiembre del
dicho año, y en este tiempo se hallo en la ocasion que Don
Pedro de Toledo Marques de Villafranca, tomo dos galeones
de corsarios, en el paraje de Velez Malaga, y en la jornada
de la mar Mora, y que en ambas ocasiones andubo como valiente soldado, y se vino con licencia; que en la ocasion que
se ofrecio e neste Reyno sobre los confines de el, acudio al
servicio de Vuestra Magestad por llamamiento del Duque de
Ciudad Real, Virrey y Capitan General que á la sazon era en
este Reyno, como consta de l o dicho por una fee, y cartas
63
presentadas por el suplicante.=El fiscal de Vuestra Magestad contradice esta pretension negando que el suplicante ni
sus antecesores hayan hecho servicio á Vuestra Magestad y
ansi mismo que el Patrimonio Real de Vuestra Magestad esta muy empeñado, y que no alcanza sus rentas á las obligaciones, l o qual resulta de sus provanzas.=Parecenos que
Vuestra Magestad puede ser servido de hacer merced al suplicante de veinte mil maravedis de acostamiento por las razones que representa=Vuestra Magestad hara l o que mas
convenga á su Real servicio=Guarde nuestro Señor la Catholica Persona de Vuestra Magestad. En Pamplona á veinte
y cinco de Henero del año de mil seiscientos veinte y tres.=
E l Marques de la Ynojosa=El Licenciado Don Gil de Alvorn o z = E l Licenciado E u s a = E l Licenciado Don Lope de Moral e s = E l Licenciado Don Diego de Cevallos y de la V e g a = E l
Doctor Murillo de Ollacarizqueta=El Licenciado Don Lope
de Echevelz y Agreda=Pedro Barbo, secretario.=
CAPITULO DECIMO
Escudo de gules, tronchado de plata,
que es de Urroz, ricohombre.
lio
DEL
ACOSTAMIENTO
(Arch. de Navarra.—Libro
3.)
PRETENDIDO
POR
JUAN
viejo
DE
de
Armería, fo-
TORREBLANCA
DE QUE AY RAZON EN EL LIBRO PRIMERO DE CONSULTAS DEL
Folio 73 vto.
CONSEJO DE NAVARRA.
SEÑOR.
O R parte de Juan de Torreblanca se presento en
este consejo una cedula de Vuestra Magestad del
thenor siguiente.=EL REY=Nuestro Visorrey, y
Capitan general del Reyno de Navarra, Regente,
y los del nuestro Consejo de el, por parte de Juan de Torreblanca cuyo es el Palacio, y casa de Torreblanca de la villa
de Urroz en este Reyno, nos ha sido hecha relacíón que el es
Cavallero Hijodalgo de toda su origen, y dependencia, y la
dicha casa y Palacio es solariega y de Cabo de Armería,
exempta de quarteles, y alcabalas, y por razon de ella es
llamado a las Cortes generales de el, y todos sus pasados
han servido nuestra Corona Real en todas las ocasiones de
65
paz y guerra que se ofrecieron e n ese dicho Reyno, y han
tenido acostamientos en el ultimo fue, de treínta mil maravedis que tuvo Luis de Torreblanca su padre, y que haviendo
suplicado al Rey Don Phelipe, mi señor aguelo que santa
gloria haya, le hiciera merced de ellos, como es costumbre, de
padres, á hijos, solo se le dieron quince mil maravedis, cosa
que no se ha hecho con ningun cavallero de ese Reyno, y que
el nos ha servido á imitación de sus pasados, y al presente
l o esta continuando de Theniente de compañia de cavallos
del Duque de Alba; suplicandonos que, porque se halla con
mucha hedad y falta de salud, y Don Pedro de Torreblanca
su hijo mayor y subcesor en su casa esta con mayor disposicion para continuar nuestro Real servicio, l o fuesemos de
hacerle merced de los treinta mil maravedis de acostamiento
que tenia el dicho Luis de Torreblanca su padre, haciendo el
dexacion del que al presente goza, por ser en ese Reyno punto
de calidad, y á que se tiene atencion el llevar mas o menos
acostamiento, ó como la nuestra merced fuese, y porque queremos saber que persona y de que calidad son los dichos
Juan de Torreblanca y su hijo, y en todo l o que representa
ha pasado y pasa, y si por ello sería justo hacerle la merced
que pretende, ó seria consecuencia para que otros pidiesen
lo mismo: o s mandamos que con asistencia del nuestro Procurador fiscal y Patrimonial de ese Reyno, proveais que se
haga informacion de l o suso dicho, y de l o que de ella resultase nos embieis particular relacion, con vuestro parecer
firmada de vuestros nombres, cerrada y sellada dirigida á
Pedro Contreras, nuestro Secretario de la Camara y Estado
de Castilla, para que vista proveamos l o que convenga. Fecha
en Madrid a siete de Septiembre de mil seiscientos veinte y
dos años=Yo E l Rey=Por mandato del Rey nuestro señor, Pedro Contreras=la qual fue obedecida con el acatamiento debido, y en su cumplimiento dio informacion el dicho
Juan de Torreblanca con citacion del fiscal, y Patrimonial de
su Magestad para verificar su narrativa, y de ello resulta que
el dicho Juan de Torreblanca es hijo de Luis de Torreblanca,
nieto de Juan de Torreblanca, y que todos sus aguelos, y
antepasados fueron Híjosdalgo, Nobles, Cavalleros de toda
66
su origen, y dependencia, asi de la parte paterna, como de la
materna, y Dueños y poseedores del Palacio de Torreblanca
de la villa de Urroz, que es de Cabo de Armeria, y c a s a de
solariega, de gentileza y nobleza, y exempta de pagar quarteles, y una de las de Ricos Hombres que antiguamente huvo
en este Reyno, y que por ser de tanta calidad prefirieron sus
Dueños en las honras y preeminencias de la Yglesia de la
dicha villa de Urroz al Alcalde hordinario hasta que por sentencia de primero de Junio de mil quinientos sesenta y uno
se declaro a instancia del fiscal, y los de la dicha villa, por
la Corte mayor de este Reyno, que el Alcalde de la dichavilla
prefiriese al dicho Luis de Torreblanca, y el á todos los demás
vecinos, y que el dicho Juan de Torreblanca agudo del suplicante se hallo despues que este Reyno se redujo en todas las
jornadas que se ofrecieron para tierra de vascos, en tiempo
que Don Fadrique de Acuña era Virrey de este Reyno,en servicio de los señores Reyes Catholicos, en particular en la
toma de Maya, y en la villa de San Juan del Pie del Puerto,
iendo en ellas por Alferez de la gente que llevaba Frances de
Ayanz cuyo fue Guendulain, y que tomada la dicha villa embiaron al dicho Juan de Torreblanca con otros dos capitanes,
y su gente a Irrisarri, en Francia dos leguas de ella, á defender aquel paso a los franceses, que cargaban por alli, á socorrerle y la defendieron, y los hicieron retirar, y en todo ello
se empleo muy bien, y se mostro muy valeroso soldado, y que
tambien se hallo quando el Coronel Villalba, con parte del
exercito, desvarto en guerra abierta, y prendio al Mariscal de
este Reyno, junto a Isaba el año mil quinientos diez y seis,
y que despues de todo esto quando por la comunidades de
Castílla se hizo gente, y exercito en este Reyno, para ír contra ellos en servicio del Señor Emperador de gloriosa memoria, visaguelo de Vuestra Magestad, fue por Alferez el dicho
Juan de Torreblanca en la compañia que llevo el mismo Frances de Ayanz, y quando se tomo a Becerril fue el primero que
entro con su bandera con gran esfuerzo, y valor, y lo mostro
tambíen en todo l o que despues se ofrecio hasta que rompieron las comunidades, y fueron presos y degollados Juan de
Padilla, y otros Capitanes de ellas, y despues se hallo con el
67
mismo cargo en la batalla de Noain, que se dio en treinta
de Junio de mil quinientos veinte y uno, en la que fue roto el
exercito frances, y preso Moser de Masparrot su general, y
Luis de Torreblanca, padre del dicho Juan de Torreblanca, y
aguelo del suplicante, servio en la ultima jornada de San Juan
de Luz con sus armas y cavallo, como los demas cavalleros
de este Reyno; asimismo resulta que Pedro de Torreblanca
hermano del suplicante sirvio en Flandes en tiempo del Señor
Rey Don Phelipe aguelo de Vuestra Magestad muchos años,
y se mostro muy valeroso soldado en todas las ocasiones que
se ofrecieron, y particularmente en el socorro de la villa de
Sufuent en Brisa, que la tenia sitiada la Reyna inglesa, y el
dicho Pedro de Torreblanca con otras ocho picas y resistieron al escuadron de picas del enemigo, y por este hecho se
decia en Flandes, por encarecimiento, es una de las nueve
picas que saltaron del escuadron en el socorro de Sufuent,
y por este y otros servicios muy señalados su Magestad le
hizo merced de una grande ayuda de costa y de un Habito,
y murio sin gozarlo, y que ultimamente el mismo Juan de
Torreblanca suplicante ha servido a Vuestra Magestad en las
ocasiones que se han ofrecido en este Reyno, y es Theniente
de cavallos de la compañia del Condestable Duque de Alva,
y llamado a la Cortes generales, y que su dicho padre llevo
de acostamiento treinta mil maravedis añadiendole quince
mil a otros que llevaba su aguelo, y al suplicante solo se le
hizo merced de quince mil maravedis, y que l o hordinario ha
sido darsele a los hijos el acostamiento de los padres en la
mismacantidad, y á veces con aumento, y que al presente se
halla con falta de salud, y viejo, y Don Pedro de Torreblanca
su hijo y subcesor en dicha casa y Palacio se halla con mucha mejor disposicion para continuar en el Real servicio de
Vuestra Magestad y tiene partes para ello, y es sugeto capaz
para la merced de que se le hiciere, y asi tiende Vuestra Magestad servido se le podra hacer merced al dicho Don Pedro
de los quince mil maravedis de acostamiento que lleva su
dicho padre, haciendole dexaccion de ellos: Vuestra Magestad mandara lo que mas fuese de su Real servicio. Guarde
Dios la Catholica Persona de Vuestra Magestad. En Pamplona
68
a diez y seis de Henero de mil seiscientos veinte y d o s . = E l
Marques de la Ynojosa.=El Lizenciado Don Miguel de Albornoz=El Lizenciado E u s a = E l Lizenciado Don Miguel de
Bayona=El Lizenciado Don Lope de Morales =El Lizenciado
Don Diego de Ceballos y de la Vega=El Doctor Murillo de
Ollacarizqueta=El Lizenciado Don Lope de Echevelz y Agreda.=Martín de Alcoz, secretario.
CAPITULO ONCE
De plata y el roble arrancado y englantado de sinople, acostado de dos
calderas sostenidas de sable y atravesado por tres lobos surmontados y pasantes de lo mismo, que es de Murgutio.
(Arch. de Navarra.—Libro viejo de Armería, folio
19 vuelto.)
DEL ACOSTAMIENTO PRETENDIDO POR DON ANTONIO MURGUTIO, DE
QUE AY RAZON EN EL LIBRO PRIMERO DE CONSULTAS DEL
olio 86 vto.
CONSEJO
DE NAVARRA.
SEÑOR:
OR parte de Don Antonio Murgutio vecino de la
ciudad de Tudela en este Reyno de Navarra,se presento una cedula Real de Vuestra Magestad del
thenor siguiente.=EL REY=Nuestro Virrey y Capitan general del nuestro Reyno de Navarra, Regente, y los
del nuestro Consejo de el: por parte de Don Antonio Murgutio, vecino de la ciudad de Tudela en ese Reyno, nos hasido
hecha relacion, que el es Cavallero Hijodalgo, y como tal el
y su casa son llamados á las Cortes generales de este Reyno, y su padre y aguelo, y pasados, han servido a los señores
Reyes mis predecesores en muchas ocasiones con particular
demostracion, otros deudos y thios suyos, de parte paterna
70
y materna nos han servido, y han sido Cavalleros de las Ordenes de Santiago, Calatrava y San Juan, y fueron Priores de
la dicha Religión en este Reyno el Prior Murgutio y fray Berenguel Saenz de Berrozpe, y fray Francisco de Pasquier, y
fray Juan de Eguarras, Baylio de Negroponte, y Capitan General en el castillo de Santelmo en Malta al tiempo que el
turco vino sobre ella, y la tuvo cercada, y murio en su defensa, y ademas de los dichos Priores fueron del mismo Hav i t o de San Juan fray Juan Cerdan de las Cortes, y fray Luis
de Talabera castellano de Amposta en el Reyno de Aragon,
y dos hermanos de Juan de Murgutio su padre, y fueron del
mismo Havito de San Juan, y el uno murio en la defensa de
Malta de un arcabuzazo, y otro fuecomendador de las encomiendas de Villafranca, y Biurrun, el qual se hallo en la jornada de Chipre; y Pedro de Murgutio, otro hermano de padre, fue Alferez del Capitan Adrian Comez, y se hallo en la
jornada de Tunez y de Navarino, y sirvio de Governador en
la ciudad de Sivita Real en el Reyno de Napoles, y Juan de
Murgutio su padre fue á su costa, sin sueldo alguno, con la
gente de socorro que llevo Don Garcia de Toledo, quando
estuvo sitiada la ciudad de Malta, y Antonio de Murgutio su
aguelo, y Pedro de Murgutio su hermano, sirvieron en la
jornada de los Gelbes con el Conde Pedro Navarro; suplicandonos que teniendo consideracion a los dichos servicios
fuesemos servido de hacerle merced de los treinta mil maravedis de acostamiento que vacaron por muerte de su padre,
pues tambien le llevaron Antonio de Murgutio, y Pedro de
Murgutio su abuelo, y visabuelo, o como la nuestra merced
fuese, y porque queremos saber l o que en l o suso dicho ay, y
pasa, y que persona, y de que calidad es el dicho Don Antonio de Murgutio, y si el, y su casa son llamados á las Cortes generales que se hacen en este Reyno, y si los dichos su
visaguelo, aguelo y padre tuvieron y llevaron acostamiento
alguno, y en que cantidad, y si es asi que por muerte del dicho su padre, estan vacos los dichos treinta mil maravedis
del dicho acostamiento, y que tanto tiempo ha, y si el dicho
Don Antonio nos ha servido, y en que ocasiones, y si por
las causas que representa le podriamos hacer merced del
71
acostamiento que suplica, ó si de ello resultaria algun inconveniente ó perjuicio, á quien, y por que causa, ó seria consequencia para que otros pidiesen l o mismo: os mandamos
que con asistencia del nuestro Procurador, Fiscal, y Patrimonial de ese Reyno, proveais que se haga informacion, y de
l o que de ella resultare, nos embiareis particular relacion,
con vuestro parecer, firmada de vuestros nombres dirigida á
Thomas de Angulo, nuestro secretario de la Camara y Estado de Castilla, para que vista proveamos l o que convenga.
Fecha en Madrid á diez de Diciembre de mil seiscientos diez
y o c h o años.=Yo E l Rey=Por mandato del Rey nuestro
señor, Thomas de Angulo=La qual fue obedecida con el acatamiento debido, y en su cumplimiento citados el fiscal y
Patrimonial que Vuestra Magestad tiene en este Reyno, y
con su asistencia, é intervención,se recibio informacion, y de
la que ha dado el dicho Don Antonio, y recados que ha presentado, resulta que es hijo legitimo, y natural de Juan de
Murgutio, y de Doña Ana de Torres y Mendoza, y nieto de
Antonio Murgutio, y Doña Leonor Pasquier su muger, que
fue hermana de Ojer Pasquier, Justicia de la misma ciudad, y
viznieto de Pedro Sanz de Murgutio y de Margarita de las
Cortes, y que este Pedro Sanz fue hijo natural y legitimo de
Pedro Murgutio y de Isabel Berrozpe su muger, y que el dicho Don Antonio de Murgutio, y su padre, y antepasados
han sido, y son personas principales, nobles e hijosdalgo
conocidos, e induvitados de su origen, y dependencia, asi
de parte paterna como materna, y que han estado y estan
emparentados con las familias mas nobles y antiguas que
hay en la ciudad de Tudela, y que en ella ha havido muchos Cavalleros del Avito de Santiago y San Juan que fueron Priores de esta Religion el Prior Murgutio, y fray Belenguer Sanz de Berrozpe, y fray Francisco Pasquier, y
fray Juan de Eguaras, que tambien fue Baylio de Negroponte y Capitan general en el castillo de Santelmo en Malta, en tiempo que el turco vino sobre ella; y la cerco, y que
murio en su defensa, y que demas de los dichos Priores
fueron del mismo Havito fray Juan Cerdan de las Cortes,
y fray Luis de Talabera Castellan de Amposta en el Rey-
72
no de Aragon, y que dos hermanos del dicho Don Juan de
Murgutio padre del suplicante, fueron tambien Cavalleros
del Havito de San Juan, y que el uno de ellos murio
tambien de un valazo en la dicha defensa de Malta, y el
otro fue en este Reyno Comendador de las encomiendas
de Villafranca y Biurrun, y se hallo en la jornada de Chipre, y en estas, y otras muchas ocasiones sirvio á su Religion como muy grande soldado, y que otro hermano del
dicho Juan de Murgutio padre del suplicante, llamado Pedro
de Murgutio, fue Alferez del Capitan Adrian Comor, y se hallo
en la batalla naval del señor Don Juan de Austria, y el primero
que saltó en la galera negra del Rey de Argel, y mato cuatro turcos
é hirio a otros, y fue causa de que se tomase la dicha galera, y quedo herido en esta ocasion, y se hallo tambien en las jornadas de
Tunez, y Navarina, y sirvio de Gobernador en la ciudad de Civita
Real en el Reyno de Napoles, y que el dicho Juan de Murgutio
con ser el hijo mayor, y subcesor en la casa y mayorazgo
de sus padres fue sin sueldo a su propia costa con la gente de socorro que llevo Don Garcia de Toledo para hacer
levantar al turco el cerco que tenia sobre la ysla de Malta,
y que en esta jornada sirvio con mucho cuydado y diligencia en todas las cosas que se le ordenaron: y que Antonio
de Murgutio, su abuelo del suplicante, Pedro y Guillen de
Murgutio, sus thios, sirvieron en su tiempo en las jornadas
de Fuenterrabia, y Maya, y en la de los Guelves con Pedro
Navarro, y en otras muchas ocasiones de guerra que se ofrecieron, y que el año de mil quinientos y trece el señor Rey
Catholico Don Fernando, de gloriosa memoria, hizo merced
al dicho Pedro Murgutio, visaguelo del suplicante, de doze
mil maravedis de acostamiento al año, y después de su muerte, el señor Emperador Carlos quinto, hizo merced á Antonio
de Murgutio su hijo, aguelo del suplicante, de ocho mil maravedis de acostamiento, el año de mil quinientos veinte y
dos para durante su vida, y despues de ella el señor Rey Don
Phelipe segundo, aguelo de Vuestra Magestad que en santa
gloria haya, hizo merced al dicho Juan de Murgutio por sus
servicios, y de sus padres, hermanos, aguelos y antepasados
de treinta mil maravedis de acostamiento al año, y que los
73
gozó, y llevó durante su vida desde el año de mil quinientos
noventa y cinco, en que se le hizo la dicha merced, y que en
su tiempo fue tres veces Alcalde de la ciudad de Tudela, y
otras veces Procurador en las Cortes generales de este Reyno por la misma ciudad, y se halló en el Juramento que hizo
el Rey nuestro señor, padre de Vuestra Magestad, y fue tambien Diputado del dicho Reyno, y que por su muerte ha subcedido en su casa y mayorazgo, como su hijo legitimo, el dicho Don Antonio de Murgutio suplicante, y que es persona
de muy buena hedad, y disposicicion, y de las partes y calidades necesarias para servir a Vuestra Magestad en qualquiera ocasion que se ofreciere, y que de hacerle la dicha
merced que suplica, de los dichos treinta mil maravedis de
acostamiento que llevaba su padre, no se sigue ningun inconveniente, ni viene á nadie perjuicio: el fiscal y Patrimonial aunque han alegado l o contrario, solo pruevan que aunque el dicho Don Antonio de Murgutio, por el llamamiento
ha subcedido en la casa y mayorazgo de sus padres, que al
presente posee, y en la calidad que tiene aquella de ser llamados sus dueños á Cortes generales, pero que es hijo segundo y tiene otro hermano mayor que o y vive llamado Don
Juan de Murgutio, y que el Patrimonio Real de Vuestra Magestad en este Reyno está empeñado, que no alcanzan sus
rentas con mucho para pagar las mercedes, y salarios ordinarios, y que hay muchas cedulas y mercedes que no tienen
cavida ni la tendran en muchos años.=Parecenos que no
conviene hacerle la merced que pretende al suplicante, por
ser hermano segundo, y no tener ningunos servicios, y las
mercedes de los acostamientos de su padre, aguelo, y visaguelo ser personales, y no como dueños de ningun Palacio
ni casa: Vuestra Magestad hará como mas fuere de su Real
servicio. Guarde nuestro Señor la Catholica Persona de Vuestra Magestad. En Pamplona á tres del mes de Octubre de
mil seiscientos veinte y tres años.=El Licenciado Don Gil de
Alvornoz=El Licenciado Eusa=El Licenciado Don Miguel
de Bayona=El Licenciado Don Miguel de Morales=El Doctor Murillo de Ollacarizqueta=El Licenciado Don Lope de
Echevelz y Agreda=Miguel Daria de Ezcaroz, Secretario.
CAPITULO DOCE
Escudo cuartelado en cruz: 1.º de oro
y los tres palos de azur; 2.º de oro fajado de tres de gules; 3.º de oro y las dos
fajas ondadas de azur; 4.º de gules y el
chevrón de plata, acompañado de tres
paneles de oro. Escusón cuartelado: 1.º
y 4.º de Navarra; 2.º y 3.º fuselado de
azur y oro, que es del Señor de Orcoyen, Charles de Artieda.
(Arch. de Navarra.—Libro viejo de Armería, folio
12 vuelto.)
DEL ACOSTAMIENTO PRETENDIDO POR DON JUAN DE OCO Y CIRIZA DE
QUE AY RAZON EN EL LIBRO PRIMERO DE CONSULTAS DEL CONSEJO
Folio 104 vto.
DE NAVARRA.
SEÑOR:
OR parte de Don Juan de Oco y Ciriza, Cavallero
de la Horden de Santiago, y Gobernador de Gaeta,
nos ha sido presentada una cedula Real de Vuestra Magestad del thenor siguiente.=EL REY.=
Conde del Castrillo, pariente, del nuestro Consejo de la Guerra, Mayordomo de la serenísima Reyna,mi muy cara, y muy
amada muger, nuestro Visorrey del Reyno de Navarra, y Capitan general de el, y de la provincia de Guipuzcoa, Regente,
y los del nuestro Consejo del dicho Reyno;por parte de Don
Juan de Oco y Ciriza Cavallero de la Orden de Santiago,
nuestro Gobernador y Capitan de Guerra de la ciudad de
Gaeta, Merino mayor de Sangüesa, y Alcalde del castillo de
75
Petiella, como marido de Doña Eustachia de Artieda, cuyos
dizen son los palacios, y lugares de Orcoyen y Equisoain,
nos ha sido hecha relación que los poseedores de los dichos
Palacios por ser de los Cavalleros calificados, y principales
de ese Reyno fueron llamados á las Cortes generales de el, y
llevaron acostamiento de los señores Reyes, y que particularmente Charles de Artieda, visaguelode la dicha su muger,fue
continuo de la Casa del señor Rey Don Fernando el Catholic o con treinta mil maravedis de acostamiento, por ser de los
aficionados de esta Corona, y llamado á las Cortes generales, y tambien Don Frances de Artieda su padre, hasta que
habra diez años, poco mas ó menos, que murio, haviendo servido en ese Reyno en todas las ocasiones que se ofrecieron á
imitación de sus pasados, dexando á la dicha Doña Eustaquia su hija mayor,que ha subcedido en los dichos lugares y
Palacios, á falta de hijo varon, y que el nos ha servido diez y
seis años á esta parte en los Estados de Flandes, y en Ytalia, siendo Capitan de Ynfanteria, y de Arcabuceros, y Coraças, y le ha continuado en el dicho Gobierno de Gaeta, y Don
Juan de Oco,su padre, en la plaza que tiene de dicho Consej o de lasOrdenes, y en la de Fiscal que antes tuvo, y en otras
de ese Reyno, y su aguelo y antepasados l o han hecho asi
mismo en cargos nuestros, os suplicando que tuviendo consideracion á l o referido, fuesemos servido de hacerle merced
de los dichos treinta mil maravedis de acostamiento, acrecentandosele, y para que conste de lo que representa os mandasemos, que de la relacion que ese Consejo hizo el año mil
quinientos nobenta y seis por el dicho Don Frances de Artieda, sobre la pretension de su acostamiento, se saque una
copia de la original que esta en poder de uno de los secretarios de ese Consejo, y se traiga, ó como la nuestra merced
fuese, y porque queremos saber que persona y de que calidad son el dicho Don Juan de Oco, y su muger, y si ella es
poseedora de los dichos Palacios y lugares, y son de Cavo
de Armeria, o solar conocido, en l o que nos ha servido los
poseedores de los antecesores de la dicha Doña Eustaquia,
y qué acostamiento ha tenido, y qual fué ultimo, por quien
vaco, y por quanto tiempo ha lo que ha pasado, y pasa en l o
76
demas que representa, si seria justo hacerle merced de el con
acrecentamiento, ó consecuencia para que otros pretendiesen l o mismo, y si seguiria de ello otro inconveniente ó perjuicio, y á quien, y por que causa, os mandamos que con
asistencia de nuestro Procurador fiscal, y Patrimonial de ese
Reyno proveais que se haga informacion de l o suso dicho, y
de l o que de ella resultare nos embiareis particular relacion
con vuestro parecer, firmada de vuestros nombres, cerrada y
sellada dirigida a Pedro de Contreras, nuestro Secretario de
la Camara, para que vista proveamos l o que convenga. Fecha en Madrid á trece de Noviembre de mil seiscientos veinte y quatro años=Yo E l Rey.=Por mandato del Rey nuestro Señor, Don Sebastian de Contreras.=La qual haviendo
sido obedecida, con el acatamiento debido, en su cumplimiento siendo citados el fiscal, y Patrimonial que Vuestra Magestad tiene en este Reyno, con su intervencion, el dicho Don
Juan de Oco dio informacion de su pretension, y de ella, y
recados que han presentado, resulta que está casado legitimamente con Doña Eustaquia de Artieda, dueña de los palacios
de Orcoyen, y Equisoain, en este dicho Reyno, y que es persona, sus padres y agudos y antepasados fueron Cavalleros nobles calificados, y principales, y como tales llamados
á las Cortes generales de este Reyno en el brazo militar, y
que han poseido, cada uno en sus tiempos, los dichos palacios, y que el de Orcoyen es de Cavo de Armeria, y que es
hija legitima de Don Frances de Artieda, y viznieta de Charles de Artieda que fue continuo de la Casa del señor Rey Don
Fernando, y le hizo merced de treinta mil maravedis de acostamiento poraño, por los servicios que hizo a la Corona Real,
y por su muerte se continuó aquel en Don Frances de Artieda su hijo, quien l o llevo durante su vida, y despues que el
murió se le hizo merced al dicho Frances de Artieda su hijo,
y padre de la dicha Doña Eustaquia, y tambien l o gozó continuadamente hasta que pueda haver diez años de tiempo
que murió, sin dexar hijo varon, sino solas dos hijas, y que la
mayor es la dicha Doña Eustaquia, que como tal ha subcedido en su mayorazgo, y que por esta causa vacó este acostamiento, y que aora ha casado con Don Juan de Oco, y que
77
viven juntos como marido y mujer, y que el dicho Don Juan
es Cavallero de la Orden de Santiago, y llamado a Cortes generales en este Reyno, y que ha diez y seis años que sirve á
Vuestra Magestad, como l o hizo en los estados de Flandes,
sirviendo con una ventaja, y despues alferez, y ultimamente
una compañia de infanteria española de arcabuceros, y despues en Ytalia, sin sueldo, por algun tiempo, hasta que se le
dio una compañia de cavallos y coraças, y fue cavo de otras
siete compañias tambien de cavallos, y que al presente es Go vernador y Capitan de guerra en la ciudad de Gaeta, y que
ha hecho otros particulares servicios de mucha consideracion, en la toma de Aquisgrano, y en las ocasiones de Betrano, y Celinay, de Aste, y sitio de Berceli, sirviendo en todas
las dichas ocasiones con particular valor y aprovacion, y que
Don Juan de Oco su padre está sirviendo á Vuestra Magestad en una plaza del Consejo de Ordenes, haviendo antes
servido la de Fiscal del mismo Consejo, y algunos años en
ese Consejo de Navarra, con muy grande satisfaccion y aprovacion, y que no se seguirá ningun inconveníente ni consequencia de que Vuestra Magestad le haga merced, de que se
continue en el acostamiento de treinta mil maravedis que llevaron el padre, aguelo, y visaguelo, de la dicha su muger:=
E l fiscal y Patrimonial de Vuestra Magestad, pruevan que el
Patrimonio Real esta empeñado, que n o alcanza á pagar las
mercedes, y salarios consignados sobre el.=Parecenos que
siendo Vuestra Magestad servido, se le puede hacer merced
al suplicante, como a marido y conjunta persona de la dicha
Doña Eustaquia de Artieda, de los treinta mil maravedis de
acostamiento que llevó y gozó Don Frances de Artieda, padre de la dicha Doña Eustaquia: Vuestra Magestad hará como mas fuere servido. Guarde nuestro Señor la Catholica
Persona de Vuestra Magestad. En Pamplona á veinte y cinco
de Hebrero de mil seiscientos veinte y cinco.=Don Bernardino, Conde del Castrillo.=El Lizenciado Don Diego Cevallos y de la Vega.=El Lizenciado Eusa.=El Lizenciado Don
Lope de Morales.=El Doctor Murillo de Ollacarizqueta.=El
Lizenciado Don Lope de Echevelz y Agreda.=Martin de Alcoz, Secretario.
CAPÍTULO TREZE
Fajado de plata y gules que es de Zozaya; partido y cuartelada en cruz: 1.º y
4.º de plata y la cruz llana de oro; 2.º y
3.º de oro y las tres bandas de azur, que
es de Arráyoz.
(Arch. de Navarra.—Libro viejo de Armería,
lios 8 y 47.)
fo-
DEL ACOSTAMIENTO PRETENDIDO POR DON MIGUEL DE VICUÑA DE
DE QUE AY RAZON EN EL LIBRO PRIMERO DE CONSULTAS DEL
Folio 110.
REYNO DE NAVARRA
SEÑOR:
OR parte de Don Miguel de Vicuña y Zozaya se
nos ha presentado la cedula Real de Vuestra Magestad del thenor siguiente.=EL REY.=Nuestro
Virrey y Capitan General del nuestro Reyno de
Navarra, Regente y los del nuestro Consejo de el: por parte
de Don Miguel de Vicuña y Zozaya,hijo-herederodel Capitan
y Theniente de Maestre de Campo General Don Pedro de Vicuña y Zozaya, difunto, cuyos son los palacios de Zozaya y
Arrayoz, en esteReyno, nos ha sido hecha relacion que el dicho su padre fue uno de los Cavalleros conocidos de el, y por
esto y la calidad de su casa, el, y sus pasados, de tiempo inmemorial á esta parte, han tenido, y tienen asiento en las Cor-
79
tes generales, y el dicho su padre sirvio á nuestra Corona
Real, á imitacion de sus pasados, en todas las ocasiones que
se ofrecieron, en las partes donde asistió por espacio de veinte y seis años, como fué en la jornada de Portugal hasta que
aquel Reino se quieto, y despues, desde el año de nobenta y
seis continuó la guerra, hallandose en diferentes ocasiones
sin apartarse de ella, particularmente en la del socorro de
Cadiz, quando vino sobre ella la armada ynglesa, y acudio á
la defensa del puente, y fue Cavo de Esquadra del Capitan
fray Pedro de Eguia, y tambien su Alferez, hasta que, con licencia de Juan Andrea de Oria, vino á España, ha pretender
se le hiciese merced, como se le hizo,de diez excudos de ventaja para la armada del mar Oceano donde sirvió, hallandose
en todas las ocasiones que entonces se ofrecieron, hasta que
proveydo de una compañia de ynfanteria en que sirvio á orden de Don Luis Fajardo en el mar Oceano, peleando como
l o hizo en el Mediterraneo en las galeras con el dicho Juan
Andrea de Oria diversas veces, y se hallo con el Marques de
la Ynojosa en la entrega de Alarache y porque faltavan otras
ocasiones por las treguas que habia en todas partes, pidió al
dicho Marques de la Ynojosa que le dejase alli con su compañia para l o que le ofreciere, hasta que se l o mando venir á
tomar la compañia que levantaba Francisco de Benavente en
Toledo, y con ella otras cinco que fue gobernando, y las entregó al señor Principe Filiverto y asistió con mucha satisfaccion, como en todas las demas ocasiones, hasta que su
Magestad le mando venir á reacer á la ciudad de Valencia, y
desde alli á los Alfaques donde se le entregaron quince compañias, para que las fuese gobernando, como l o hizo, embarcandose con ellas en las galeras de la escuadra de Genova,
hasta que encontró con la armada, con la qual pasó hasta
Sicilia, costeandolo, haviendolo hecho primero, por su valor,
y servicios, capitan de arcabuceros, y despues con orden del
Duque de Tusis vino gobernando otras dos compañias hasta
Genova, y reconociendo, y limpiando todas aquellas costas,
y llegando á Vaya, se le mandó que fuese al Estado de Milan
con las dichas compañias donde sirvió, y asistió en todas las
ocasiones que tuvo, y en las demas que se ofrecieron de sie-
80
te años á esta parte en el dicho Estado, como fueron en la toma de Nisimonbaldo, donde l o mandaron venir desde Alexandria con otras dos compañias, y dos piezas de artilleria,
en socorro de tres tercios que estaban sobre las dichas tierras, en la toma de la rota de Bean, y fue el primer capitan y
tercer hombre que entro en ella, donde peleó con los enemigos, y tomó los puestos que convenian a su compañia, y desalojó al enemigo desde su plaza de armas, y cuerpo de guardia donde estava atrincherado, hasta que le hizo retirar, y
meter en el castillo, el qual se rindio en el socorro de Pestaña, de alli a pocos dias que la tenia sitiada el Duque de Saboya, donde mandandole ir á reconocer y ocupar ciertos
puestos, se vio solo con su compañia sitiado de todo el exercito del enemigo, caballeria é ynfanteria, y con el peleó hasta
que le dió orden que se retirase, la qual tuvo de hacer rompiendo por toda la caballeria del enemigo, y el dia que se
perdió el Duque de Saboya en las colonias de Aste, se halló
con su compañia de arcabuceros de vanguardia de su batallon en romperle y ganarle las dichas colonias, artilleria y
vanderas, y por hallarse tan empeñado adelante, el Marques
de la Ynojosa le ordenó que entrase en el Convento de la
Certesa, y desalojase de alli al enemigo, y se fortificase en
ella, l o qual hizo, y le embió para que gobernase y guardase
el dicho puesto, ocho compañias de ynfanteria española y
cinco de napolitanos, y asi esto, como todo l o demas que se
le hordeno y ofrecio en el sitio de Aste, hizo con mucha satisfaccion, y cumpliendo con sus obligaciones, particularmente antes que se ganasen las dichas colonias se le mando que
ocupase una casina de unas colinas, debaxo del castillo de
question importantisima a la conservacion de los quarteles
que ocupava nuestro exercito, y con otra compañia que se le
embió guardó y defendió, y fortificó valerosamente, dando
cada dia y noche muchos asaltos al enemigo, con cavalleria é
ynfanteria, sin poder jamas meter un pie en ella, antes haciendoles retraer con mucha pérdida suya, y combatiendosela continuamente con quatro cañones, y su defensa importó
tanto que por ella se conservó el exercito, que sin esto no
pudiera en aquellas compañias, y por ella se tomo el castillo
81
en question, y se desalojó al enemigo de sus quarteles, y se
consiguieron las demas victorias de Aste, y tambien en la
entrada que Don Pedro de Toledo hizo en el Piamonte, como
fue en el rencuentro de la mota de San German, rota de la
Abadia de Cuedio, en la restitucion del boquete y defensa de
la Val de Seria, asistiendo con toda su compañia de las primeras a los peligros, y en el sitio de Berceli donde la noche
que se tomaron los redutos le toco la vanguardia en su compañia, y ganó los puestos que se le mandaron, y estandolos
defendiendo, y conservando le dieron un arcabuzazo con el
qual se huvo de retirar, y estando convaleciente de su herida
haviendo vacado el cargo deTheniente de Maestre de Campo
General, Don Pedro de Toledo le proveyo de el, con el qual
acudió á todo l o que se ofrecio en aquella ocasion, y despues
le empleo el dicho Don Pedro en muchos servicios particulares, y secretos que fió de su valor, y en la entrega de las
plazas que restituyeron al Duque de Saboya, como fueron
Onella, Alva, y otras, fue muy grande parte para que las escrituras se hiciesen en nuestro favor, gastando en todas estas cosas mucha parte de su hacienda con su persona, y la
de los cavalleros ligeros que llevaba para su guardia, sin habersele dado ayuda de costa, y habiendose reformado el
exercito, y veniendose a España con licencia del Duque de
Ciudad Real, que iba por Maestre de Campo General, y el de
Feria al Gobierno de Milan, le hicieron bolver desde el camino, y le mandaron tomar otra vez el dicho cargo de Theniente de Maestre de Campo General en el qual sirvió en las
ocasiones de la Valsolina, y l o que se le ordenó, con mucha
satisfaccion de su General, estimando su persona como tan
tan particular, é importante en el dicho exercito, y murio sirviendo en el dicho cargo, y que demás de l o referido, Pedro
de Vicuña, hermano del dicho Don Pedro y thio del suplicante,habiendo servido siete años en los Estados de Flandes, y
en las guerras de Francia de sargento y alferez, hizo muchos
servicios particulares, y en el ultimo, que fue en el asalto de
la villa de Francia, peleando con los enemigos pie a pie subio a la bateria, donde le derribaron de una pedrada, y bolbiendose á levantar con mucho valor le mataron de dos ar-
82
cabuzazos, y que en el discurso de los dichos veinte y seis
años que el suplicante sirvió, dexó su hacienda empeñada y
perdida, que de ninguna manera se pueden sustentar sus hijos, suplicandonos que teniendo consideración a lo suso dicho, y á la calidad de su persona y pasados, fuesemos servido
de que los treinta mil maravedis de acostamiento que ha tenido su casa, se continuen en el como poseedor de ella, acrecentandoselos hasta setenta mil, ó como la nuestra merced
fuese: y porque queremos saber que persona, y de que calidad es el dicho Don Miguel de Vicuña y Zozaya, y si es
dueño de los dichos Palacios, y si estos son solariegos ó de
cavo de armeria, y por razon de ellos es llamado á las Cortes de ese Reyno, y l o han sido sus pasados, y quales de ellos
tuvieron los dichos treinta mil maravedis del acostamiento, y
quien fué el ultimo que los tuvo, y si el dicho su padre sirvio
en l o que se ha referido, y l o que ha pasado en los demas
que representa, y si por las dichas causas le podriamos hacer merced del dicho acostamiento, ó de que cantidad, ó si
de ello resultaria algun inconveniente ó perjuicio á quien, y
porque causa, ó seria consecuencia para que otros pidiesen
lo mismo: os mandamos, con asistencia del nuestro Procurador, fiscal, y Patrimonial de este Reyno,se haga información,
y de l o que de ella resultare nos embieis particular relacion,
con vuestro parecer, firmada de vuestros nombres, cerrada, y
sellada dirigida á Pedro de Contreras, nuestro Secretario de
la Camara y Estado de Castilla, para que vista proveamos
lo que convenga. Fecha en Madrid á veinte y uno de Septiembre de mil seiscientos veinte y dos años.=Yo el Rey.=
Por mandato del Rey nuestro señor, Pedro de Contreras.=
y en su cumplimiento, haviendoles comunicado alfiscal y Patrimonial de Vuestra Magestad, con citacion suya, l o que se
ha averiguado y consta es:que el dicho Don Miguel de Vicuña y Zozaya suplicante, es hijo legitimo y natural del Capitan
y Theniente Maestro de Campo General Don Pedro Vicuña y
Zozaya y Doña Maria de Arrayoz su muger ya difunta, dueños que fueron de los Palacios deVicuña y Arrayoz, y que el
dicho Don Pedro Vicuña, y Doña Mariade Arrayoz su muger,
Don Pedro de Arrayoz, y Doña Ysabelde Yturbide, padres de
83
los dichos Doña Maria de Arrayoz, y dueños de los dichos
palacios fueron cavalleros de conocida nobleza de este Reyno, y llamados á las Cortes generales que se celebran en el,
por su calidad y la de sus Palacios de Zozaya y Arrayoz, y l o
mismo sus antepasados dueños de los dichos Palacios; y que
los dichos dos Palacios son muy antiguos y de Cavo de Armeria, y que en los lugares de Narvarte, y Oyeregui, prefieren sus dueños a los palacios de Veraiz, Oronoz, y Arrechea,
y tienen dentro del jaunado silla para su asiento, y tambien
entierros, y en el lugar de Arrayoz lleva el dicho Palacio de
Arrayoz la preheminencia á los Palacios de Jaureguizar, y
Zubiria que estan en la parroquial de dicho lugar, y Pierres
de Zozaya visaguelo del dicho Don Miguel de Vicuña y Zozaya,tuvo de acostamiento en cada un año, durante su vida, diez
mil maravedis, y Martin de Vicuña, siguiente subcesor en el
dicho Palacio, hierno del dicho Pierres y thio del dicho Miguel, quince mil maravedis, y el dicho Don Pedro de Arrayoz
siguiente subcesor en el mismo Palacio veinte mil maravedis,
y el dicho Capitan Don Pedro de Vicuña y Zozaya, ultimo
poseedor, padre del suplicante, llevo treinta mil maravedis, y
por su muerte cesó el dicho acostamiento, sin que el dicho
Don Miguel suplicante, ni otro alguno, lo haya gozado, y por
fees y certificatorias de veedores, y contadores, y otros oficiales consta que el dicho Capitan Don Pedro de Vicuña servio a Vuestra Magestad en muchas ocasiones de guerra, desde el primero de Julio de mil quinientos noventa y seis, hasta
siete de Noviembre de mil seiscientos veinte y uno que murio, y en particular desde el dicho dia primero de Julio de mil
quinientos noventa y seis, sirvio de soldado aventajado, yCavo, y Alferez de la compañia del Capitan Pedro de Eguia en
la del socorro de Cadiz, quando vino sobre ella la armada
ynglesa, asistiendo en la puente de Cuazu a su defensa para
que el enemigo no se apoderase de ella, y haviendose comenzado á formar exercito contra el enemigo, sirvió en el, asi en
la ciudad de Jerez de la Frontera,como en el puerto de Santa
Maria, hasta que el enemigo se retiró, y desamparó esta cuidad, y en toda la jornada de Portugal sirvió asistiendo cerca
de la persona del Principe Doria,y en la jornada que el Prin-
84
ce Doria hizo á Argel, de quatro españoles que se nombraron
para pegar los petardos en las puertas de Argel, fue el uno de
ellos eldicho Don Pedro, por la mucha satisfaccion que tenian
de su persona y valor, dicelo el dicho Gaspar de Uribe y Antonio de Rojas, Capitan de Ynfanteria española, y Arcabuceros
en certificacion de trece de Junio de mil seiscientos y dos, y
el año de mil seiscientos y uno alcanzó licencia del dicho Principe Doria,General de la Mar, para venir á la Corte á procurar que su Magestad le hiciese merced de ocuparle donde
más le pudiese servir, y el año de mil seiscientos y dos, por
el mes de Agosto, se le hizo merced de diez excudos de ventaja, y teniendo consideración á l o bien que l o havia servido, y
haviendo ido con la dicha ventaja á las fuerzas de Alarache
sirvió, asi bien, en la armada, en todas las ocasiones que se
ofrecieron, hasta que en doze de Noviembre del dicho año
de mil seiscientos y dos, Don Juan de Cardona, General de la
mar,le concedio lizencia para venir á España á cosas precisas, y necesarias, y el Señor Rey Don Felipe tercero,padre de
Vuestra Magestad, en catorce de Henero de mil seiscientos y
siete, le dio conducta de capitan para que levantase en este
Reyno de Navarra doscientos y cinquenta ynfantes, y haviendolos levantado fue el mismo á la armada del mar Oceano y
en trece de Junio del mismo año se embarcó en el puerto de
Pasage con una compañia de ynfanteria española, y anduvo
en la dicha armada hasta diez y nuebe de mayo de mil seiscientos y diez, que ansi mismo se embarcó en la jornada que
el Marques de San German hizo á Alarache, á donde quedó
con su compañia de guarnicion, habiendose hallado en todas
las ocasiones y jornadas que en el dicho tiempo ofrecieron, y
por certificacion de Pasqual Valdes, Maestre de Campo de la
gente de guerra de las fuerzas de Alarache, Alcayde de ellas,
Governador, y Justicia de la villa, de nueve de Junio de mil
seiscientos y doze,consta que en veinte de Nobiembre del dicho año de mil seicientos y veinte desembarcó el dicho Don
Pedro con su compañia de ynfanteria española á la entrega
de las dichas fuerzas, y quedó en ella de guarnicion, por orden del dicho Marques de la Ynojosa, y continuó sus servicios, con mucha puntualidad, en todas las ocasiones que se
85
ofrecieron y acudió a los revatos que huvo con los barbaros
de guerra, llevando algunas veces a su cargo toda la ynfanteria que salia á campaña á la facción que entonces iacía de
leña para las galeras á que asistio con mucho valor, y á las
demas cosas que se le encomendaron del servicio de Vuestra
Magestad, como honrrado soldado y valiente cavallero, y el
dicho dia nueve de Junio de mil seiscientos y doze se le dio
licencia para venir a España, con ocasión de haversele muerto la muger, y haver de componer su casa; con esta licencia,
y otras que se le dieron y prorrogaron estuvo, hasta que en
en diez y ocho de Agosto de mil seiscientos y trece su Magestad le dio otra patente de capitan de ynfanteria, por fallecimiento del Capitan Francisco Benavente que levantaba una
compañia en Toledo, por la satisfaccion que tenia de su persona, y teniendo consideracion a los años que havia servido,
y buena cuenta que se havia dado de l o que havia estado en
su cargo, en veintisiete del dicho mes de Agosto año sobre
dicho de mil seiscienios y trece, Bartholome de Aguilar y Anaya le dió orden para que llevase á su cargo su compañia y
las otras cinco que havian de pasarse á Ytalia, y en once de
Noviembre de mil seiscientos y treze, el mismo Principe Filiberto, por cedula suya, le dió orden para que de las cinco
compañias que havian idó a Cartagena se llevasen las tres al
fuerte de la Coleta de Santa Cathalina de Cadiz, que eran las
del dicho Don Pedro, y Don Luis de Cordova, Don Sancho
de Benavides, y que el dicho Don Pedro fuese su cavo y governador, y cumplido esto el Duque Fernandino, á siete de
Diciembre del dicho año de mil seiscientos y trece,en cumplimiento de la orden que tenia del serenisimo Principe Filiberto, le ordenó que, como cavo de quatro compañias españolas,
entregase, á quien Don Luis Faxardo ordenase, la compañia
de Don Sancho de Venavides, con orden de suplir de la suya
l o que faltase, y en veinticinco de Henero de mil seiscientos
y catorce el Principe Filiberto le ordenó, que saliese á reacer
su compañia á la ciudad de Valencia, y á los demas lugares de
su contorno para quela gente que se juntase, estuviese á mano
donde con brevedad se pudiese embarcar. En postrero del dicho mes de Hebrero de mil seiscientos y catorce su Magestad
86
por carta firmada de su real mano, le mando que pusiese en
execucion, luego el reacer la dicha compañia quanto antes
fuese posible, y que le avisase al mismo de los soldados que
llevase, y estuviese advertido que havia que pasar con aquella
compañia á Ytalia, con los demas que al tiempo se llevaban
para ella, y asi bien en veinte y cinco de Mayo de mil seiscientos y catorce, escribió al dicho Principe para que con las
ocasiones que se ofreciesen le emplease, favoreciese, y honrrase, conforme á la calidad, meritos,y servicios de su persona, haciendo estimacion de el, y que de ello se tenia por servido, y en diez y seis de Mayo del mismo año de mil seiscientos y catorze, el dicho Principe, en consideracion de muchos
servicios,le nombró por cabo de quince compañias de ynfanteria española, de mas de la suya, para que se embarcase, en
los Alfaques de Tortosa,en las galeras de la esquadra de Genova, que se havian levantado para pasar a Ytalia. En veinte
y quatro de Julio del mismo año mil seiscientos y catorce le
torno á dar dicha conducta de Capitan de Arcabuceros en
consideracion de l o mucho, y bien que havia servido á Vuestra Magestad, de muchos años á esta parte, haviendose hallado en la jornada de Portugal, y en la que hizo á Argel el
Principe Juan Andrea Doria, donde fue nombrado para imponer el petardo á las puertas, y que despues havia servido
con una compañia en la armada del Mar Oceano, hasta la toma de Alarache, y en otras ocasiones de importancia, y en
veinte de Septiembre de mil seiscientos y catorce, Don Carlos
Doria Carreto le mandó, que luego se embarcase con su
compañia y la del Capitan Don Luis de Cordova con dos galeras, y partiese para Baya, á donde hallarian los Comisarios
del Estado de Milan, y en su viaje guardasen la orden que
tuviesen del Marques d e la Ynojosa, y aunque en ocho de
Marzo de mil seiscientos diez y siete fue llamado por el Virrey de este Reyno, en nombre de Vuestra Magestad, asistir en las Cortes generales que aquel año se celebraron, dexó
de venir á ellas por hallarse sirviendo á Vuestra Magestad
con la dicha compañia de arcabuceros de ynfanteria española, y Don Pedro de Toledo, por carta suya de catorce de Marz o del dicho año de mil seiscientos y catorce, suplicó á Vues-
87
tra Magestad l o tuviera como escusado, pues l o servia mas
con la dicha compañia, y en veintidos de Julio de mil seiscientos diez y siete, el dicho Don Pedro de Toledo, por parte
suya, dada en el campo de Berceli, le nombro por Theniente
de Maestre de Campogeneral, por muerte del Varon de Usempere, asi por la calidad de su persona, como por l o mucho
y bien que le constava havia servido á Vuestra Magestad por
espacio de veinte y dos años en diferentes ocasiones de guerra que en mar y tierra se havian ofrecido, ultimamente en el
Estado de Milan Piamonte con una compañia de arcabuceros de ynfanteria española, haviendose señalado con ella en
las de Aste y en las demas factiones, y escaramuzas que antes y despues havian tenido con el enemigo, y especialmente
en el sitio, de Saint German, y en el de Berceli, con tanto valor y buen acertamiento como se podia y debia esperar de
sus muchas obligaciones, y de un tan honrrado, y particular
soldado, y en dos de Mayo de mil seiscientos y diez y ocho
le dio orden y comision, en conformidad de la paz establecida,
para entregar el lugar de Onella con su jurisdiccion del mar
Rojo, y otros que estaban ocupados por Vuestra Magestad, á
los Consules, Diputados de los dichos lugares, y al Marques
Estefano de Oria, Señor de ellas; y en doze de Septiembrc del
dicho año mil seiscientos diez y ocho, el Duquede Feria, Gobernador del Estado de Milan, y su Capitan General, le dio
tambien otra patente de Theniente de Maestro de Campo
General del dicho Estado, en consideracion de las causas y
servicios referidos en el titulo de Maestre de Campo General
dado por Don Pedro de Toledo, y otros en el espresados, y
en dos de Septiembre de mil seiscientos y veinte,dió al dicho
Don Pedro orden e instruccion para alojar diez y ocho compañias del tercio del Maestre deCampo Juan Barbo de la Laguna, remitiendose á su valor, prudencia, y experiencia y
discreción, y el Marques de Montenegro y el Principe de Ascuz, Maestros de Campos Generales del exercito de Lombardia, y Don Luis de Cordova,Maestro de Campo de ynfanteria
española del tercio de la guarda del Estandarte Real, certifican haver hecho el dicho Don Pedro los servicios arriba
referidos, y que se halló, en las tomas de Monbaldon y Dens,
88
y el dia en que por escalada se tomo la roca Duran, mostrandose bien el valor que de tal cavallero se esperaba, y
despues de haver entrado en el dicho lugar, peleando con los
enemigos, tomó los puestos que se convenian con su compañia, para acabar de rendirle apretando el castillo con mucha
plactica; y tambien se hallo en el sitio de Aste, y el dia que se
rompió al enemigo en las colinas,ocupó con ocho compañias
el Monasterio de Calhosa, sustentandoles quatro dias, hasta
que el batallon pasó á hacer cara y sin hacer ninguna ausencia se halló en el reencuentro de la mota de San German, y
rota de la Albbadia de Lucedio, y en el sitio de Berceli, donde llevando la vanguardia con las compañias de arcabuceros,
la noche que se ganaron los redutos y estrada encubierta,
peleó muy valientemente hasta que salió herido; y todos estos Principes y los demas capitanes, veedores y contadores
en sus certificaciones, dicen que merece que Vuestra Magestad le honrre y haga mercedes, y tres testigos de vista, atestiguan las cosas sobredichas, y que iendo una vez del presidio de Alarache, con orden de traer los carros cargados de
leña, la persona que llevaba á su cargo la ynfanteria y caballeria, queriendose retirar sin cargar de leña los carros, por
parecerles que havia muchos enemigos en campaña, y que
estaban muy cerca, fue parte el dicho Don Pedro de Vicuña
para que, perdiendo el miedo a los enemigos que estorvaban
aquella faccion, volviesen con los carros cargados al lugar,
por l o qual se le dieron muchas gracias, por haber apoyado
con gallardo animo la reputacion de los españoles que, con
respecto de ellos, eran los moros muchos, y dice el testigo
que era tanta su reputacion que aun entre los moros le llamavan El Gran Capitan por su esfuerzo y valor, y hultimamente murio en Lombardia en siete de Nobiembre de mil
seiscientos veinte y uno,ocupado en el cargo de Theniente de
Maestre de Campo General, y todos contestan que de su muerte se hizo mucho gran sentimiento, y entre muchos Consejeros de Estado, y Guerra juzgaron haverse perdido una persona de grande importancia, y por certificatorias de los años
de mil quinientos noventa y nuebe y mil seiscientos y dos, de
loscapitanes Jorge de Rivero Cambarana, Juan Ortiz, y Die-
89
go de Escobedo, consta que Pedro de Vicuña, hermano del dicho Don Pedro, sirvio á Vuestra Magestad por tiempo de siete años en los Estados de Flandes, y Reyno de Francia de
Alferez, y Sargento del Capitan Simon de Yturvide, y que fué
tenido y estimado por un soldado de mucho servicio y confianza; ocupandole siempre en muchas cosas particulares, y
en particular se halló e n e l salto de la villa de Verbi e n Francia, adonde peleando con los enemigos pico á pico, en la vateria, l e derribaron de una pedrada, y volviendose a levantar
peleó con mucho valor, y alli l e mataron con dos arcabuzazos; dizen mas los testigos que, en e l discurso de los veinte y
seis años que e l dicho Don Pedro sirvio á Vuestra Magestad,
e l dicho Don Pedro se ha empeñado, vendido y menoscabado
su hacienda e n mas de seis mil ducados, y en particular vendió una hacienda que tenia en l a villa de Lesaca, y otra en e l
lugar de Lecaroz. Por acudir á e l han pasado su muger é hijos muchos travajos y necesidades y aunque á Doña Juana
de Vicuña, hija del dicho Don Pedro, se l e hizo merced de un
Havito para quien se casase con ella, no tuvo efecto porque
la dicha Doña Juana entró religiosa e n e l Monasterio de Santa Engracia, extramuros de esta ciudad, adonde ha hecho
profesion, y no se l e ha hecho con efecto otra merced ninguna. El fiscal y Patrimonial de Vuestra Magestad no prueva
contra esto cosa ninguna, sino solamente e l Patrimonio Real
de Vuestra Magestad e n este Reyno esta alcanzado, y que no
alcanza á pagar las mercedes hechas. Parecenos que Vuestra Magestad, por los muchas y señalados servicios de Don
Pedro de Vicuña, podria hacer al suplicante, su hijo, de los
treinta m i l maravedis que llevo su padre, acreciendolos hasta cinquenta mil maravedis. Vuestra Magestad proveerá l o
que mas fuere de su Real servicio. Dios guarde l a Catholica
Persona de Vuestra Magestad. En Pamplona á doce de Junio
de mil seiscientos veinte y cinco.=Don Bernardino Conde de
Castrillo.=El Lizenciado Don Diego Ceballos y de l a Vega.
=El Lizenciado Eusa.=El Lizenciado Don Miguel de Bayona. =El Doctor Murillo de Ollacarizqueta.=El Lizenciado
Lope de Morales.=El Lizenciado Don Lope de Echevelz y
Agreda.=Martin de Alcoz, Secretario.
CAPÍTULO CATORCE
De oro y las tres veneras de gules,
que es de Arce; partido y cuartelado en
cruz: 1.º y 4.º de sable y las nueve panelas de plata. 2.º y 3.º de plata, con el
creciente ranversado de azur, y la bordura de gules, que es de Agorreta.
(Arch. de Navarra.—Libro viejo de Armería, folios
13 y 25 vuelto.)
DEL ACOSTAMIENTO PRETENDIDO POR DON ANTONIO DE ARZE Y AGORRETA, DE QUE AY RAZON EN EL LIBRO PRIMERO DE CONSULTAS DEL
Folio 121.
CONSEJO
DE
NAVARRA.
SENOR:
OR parte de Don Antonio de Arce y Viamont se
nos ha presentado la cedula Real de Vuestra Magestad del thenor siguiente.=EL REY.=Marques
de Ynojosa, pariente, nuestro Visorrey del Reyno de
Navarra, Capitan General de e l y de la provincia de Guipuzcoa; Regente, y los del nuestro Consejo del dicho Reyno: por
parte de Don Antonio de Arze y Viamont nos ha sido hecha
relacion que e l es hijo mayor de Don Antonio de Arze y
Veaumont, y de Doña Juana de Balanza s u muger, y como
tal, por muerte del dicho su padre, ha subcedido e n los Palacios solares y lugares de Arce y Agorreta, Maya, y Ascain,
que estan e n ese dicho Reyno, y que los dichos Palacios de
91
Arze y Agorreta, de tiempo inmemorial á esta parte, son Cavo
de Armeria, y de apellido, y sus dichos dueños exemptos de
quarteles y los mas servicios, y llamados a Cortes generales
en e l brazo militar, y asi l o es e l dicho Don Antonio, y que
su padre y pasados, como dueños de los dichos Palacios,cavalleros nobles, capitanes, y caudillos de muchas compañias
y numero de gente con que han servido en muchas e importantes ocasiones de guerra, han llevado treinta mil maravedis de acostamiento, por estar en los confines de Francia, con
muy grande ocasion de emplearse e n servicio de nuestra Corona Real, y por haver señalado algunos de ellos, e l Principe
de Vearne, por medio de sus capitanes, les tomó el dicho lugar,
Palacios, y terminos de Azcain y su molino, que en mas de
diez mil ducados, y e l dicho Palacio de Arze por ser casa
fuerte, quando se incorporó e l dicho Reyno en nuestra Corona Real, l e dieron fuego los franceses, e n las entradas que hicieron, y l e asolaron, y después se ha vuelto á redificar con
mucha costa; suplicandonos que porque e l tiene hedad, y persona para emplearse e n mi servicio, como l o desea, á imitacion de sus pasados, y muchos deudos, y muy grande ocasion, estando como está en las dichas fronteras, fuesemos
servido de hacerle merced de los dichos treinta mil maravedis de acostamiento que han vacado por muerte del dicho su
padre, pues es su hijo mayor, ó como l a nuestra merced fuese: y porque queremos saber que persona, y de que calidad
es e l dicho Don Antonio de Arze y Veaumont, y si es poseedor de los dichos Palacios de Arze y Agorreta, y si son de
Cavo de Armeria, llamados sus poseedores a las Cortes generales de ese Reyno, y exemptos de las dichas contribuciones, y que acostamiento ha vacado por muerte del dicho su
padre, y quanto tiempo ha, y quales otros de sus pasados l e
han tenido, y l o que ay y pasa e n l o demas que representa, y
s i seria justo de hacerle merced de el, ó seria consequencia
para que otros pidiesen l o mismo, y de l o uno y l o otro si se
seguida algun inconveniente ó perjuicio, á quien y por que
causa; os mandamos que con asistencia del nuestro Procurador, fiscal y Patrimonial de ese Reyno, proveais que se haga informacion de l o suso dicho, y de l o que de ella resulta-
92
r e nos embieis particular relacion, con vuestro parecer, firmada de vuestros nombres, cerrada, y sellada dirigida á Pedro
de Contreras, nuestro Secretario de la Camara, para que vista
proveamos lo que convenga. Fecha en e l Pardo á veinte y
cinco de Henero del año mil seiscientos veinte y tres.=Yo
El Rey. = Por mandato del Rey nuestro señor Pedro de
Contreras, Secretario.=La qual fue obedecida con e l acatamiento debido, y e n su cumplimiento, haviendo oydo al fiscal
y Patrimonial, lo que se ha averiguado y resulta es: que Don
Antonio de Arze y Viamont, suplicante, es hijo mayor, legitimo y natural, de Don Antonio de Arze y Viamont, y Doña
Juana de Valanza su muger ya difunta, y nieto de otro Don
Antonio de Arze, y Doña Maria de Viamont y Agorreta su
muger, y viznieto de Gracian de Arze y Doña Maria de Ayanz
su muger, hija de Don Juan de Ayanz cuyo fue e l Palacio de
Ureta, y por muerte del dicho su padre ha subcedido e n los
Palacios y solares de Arze y Agorreta de la villa de Santestevan de Lerin, Maya y Azcain, y sus pertenencias y mayorazgos, y los tiene y posee, excepto e l de Azcain con su molino que esta sito e n Francia, y lo ocuparon franceses, y asi
de parte paterna como materna y de todos sus abolorios es
hijodalgo, y cavallero notorio de origen y dependencia, y los
dichos Palacios de Arze y Agorreta, y cada uno de ellos, son
de Cavo de Armeria y apellido, libres y exemptos de contribucion de quarteles, y otras servidumbres, y sus dueños han sido y son llamados a las Cortes generales de este Reyno e n
e l brazo militar de los Cavalleros, y l o es aora e l dicho Don
Antonio suplicante, y e l dicho Palacio de Arze está a una legua de la raya de Francia, y e n medio de la valle de Arze, de
la qual toma e l nombre, y ay e n ella muchos lugares, y en
tiempos pasados fue quemado por los franceses, y está en
parte que sus dueños han tenido, y suelen tener ocasion de
emplearse e n servir á Vuestra Magestad, y siempre que se ha
ofrecido ocasion han acudido, y acuden con sus armas, criados y aderidos, y dizen que Gracian de Arze, visabuelo paterno del dicho Don Antonio suplicante, dueño del dicho Palacio de Arze, se halló e n l a toma del castillo de Maya por
Capitan de mas de quinientos soldados, y sirvió como buen ca-
93
vallero; y Don Antonio de Arze, padre del suplicante, se halló e n l a ultima ocasion de guerra que huvo con Francia sobre la diferencia de los montes de Alduide, la dicha Doña
Maria de Agorreta, su muger, propietaria de los dichos Palacios de Agorreta, Maya, Azcain, y sus pertenencias; y hermana de Don Luis de Viamont y Agorreta, por cuya muerte
sucedió e n ellos, y e l dicho Don Luis, agora sesenta y quatro
años, poco mas o menos, e n l a jornada que Vuestra Magesta mandó hacer en socorro del christianisimo Rey de Francia contra los luteranos, se halló por soldado en la compañia
del Capitan Juan de Prada, y en la primera ocasion que se
ofreció en l a Gascuña, e n e l asalto del castillo de Pena de
Gines, peleó como buen soldado y salió herido, y prosiguiendo l a dicha jornada llegó al campo Montalvan, donde se
ofrecieron escaramuzas, y en ellas y en las demas ocasiones
que se ofrecieron se señaló como buen cavallero; despues de
esto, iendo en seguimiento de Mos de Duras que iba la buelta de las montañas de Perigort, e n un reencuentro que murieron de los enemigos hasta tres mil, peleó valerosamente, y
despues en la batalla que huvo junto al campo de Diu con e l
Principe Conde donde murieron muchos, fue e l dicho Don
Luis de los de l a primera ilera del esquadron, y ganada esta
batalla en e l Burgo de Urlians, e n e l asalto de las trincheras
que tenia e l enemigo, hizo e l dicho Don Luis l o mismo, y estando e l campo sobre Urlians, y alojada l a gente española
en e l dicho arrabal, enfermó, y murió, sin dexar hijos, por
cuya sucedió en la dicha casa, y Palacio de Agorreta, de
Santestevan de Lerin, y sus pertenencias l a dicha Doña Maria de Agorreta, s u hermana, aguela del suplicante, y testigo
ay que dice que Don Juan de Veaumont, y Don Phelipe de
Viamont padre e hijo, dueños del dicho Palacio, antepasados
del dicho Don Antonio suplicante, fueron Capitanes de la dicha villa de Santestevan, y de la valle de Ybargoyara, y que
e n tiempo de Juan de Vega, y e l Duque de Alburquerque Virrey que fueron de este Reyno, e n las jornadas que se hicieron sobre Bayona, San Juan de Luz, fueron con gente de ynfanteria como Capitanes de l a dicha villa y valle: e l suplicant e es mozo de veinte y dos años, de buena persona y partes
94
para servir a Vuestra Magestad. El dicho Don Luis de Veaumont, que murio e n las guerras de Francia, llevó e n su tiempo treinta mil maravedis de acostamiento, pruevase esto por
dos testigos, pero no se halla l a merced, y tambien Don Phelipe de Veamonte, su padre, llevó diez y ocho mil maravedis
de acostamiento, segun la merced e l veinte y seis de Hebrero
de mil quinientos ochenta y quatro, y Gracian de Arce, visaguelo paterno del suplicante, llevó asi bien diez mil maravedis de acostamiento por e l dicho Palacio de Arce, por merced
de dos de Diciembre de mil quinientos veinte y cinco, y ultimamente e l dicho Don Antonio de Arce, padre del suplicante,
dueño de las dos casas de Agorreta y Arce, gozó treinta mil
maravedis, por merced veintisiete de Junio del año de mil
seiscientos y dos, y por su muerte ha vacado y vaca e l dicho acostamiento.=El fiscal y Patrimonial de Vuestra Magestad, no prueva contra esto cosa alguna, sino solo que e l
Patrimonio Real de Vuestra Magestad en este Reyno esta empeñado y que no alcanza á pagar las mercedes que estan hechas, y que así hay muchas cantidades y deudas recaydas.=
Parecenos que Vuestra Magestad, siendo servido, podrá hacerle merced al suplicante de los treinta mil maravedis de
acostamiento que gozó su padre, ultimo poseedor de las dichas casas.=Dios guarde la Catholica Persona de Vuestra
Magestad.=En Pamplona á trece de Octubre de mil seiscientos veinte y cinco.=Martin de Alcoz, Secretario.
CAPÍTULO QUINZE
Escudo partido: 1.º de azur y el castillo de plata, donjonado y almenado de
tres, fabricado y adjurado de sable; 2.º
de plataylos dos lobos pasantes surmontados de sable, armados y lampasados de gules, que es de Feloaga.
(Arch. de Navarra.—Tomo I de Escudos de Armas, núm. 4.)
DEL ACOSTAMIENTO PRETENDIDO POR DON FRANCISCO DE FELOA-
Folio 127 vto.
GA, DE QUE AY RAZON EN EL LIBRO PRIMERO D E CONSULTAS DEL
CONSEJO DE NAVARRA
SEÑOR:
OR parte de Don Francisco de Feloaga se presentó en este Consejo una cedula de Vuestra Magestad del thenor siguiente=EL REY=Nuestro Virrey del Reyno de Navarra, Capitan General de el,
y de la provincia de Guipuzcoa, Regente y los del nuestro
Consejo del dicho Reyno, por parte de Don Francisco de
Feloaga nos ha sido hecha relacion que e l es hijo mayor del
Lizenciado Francisco de Feloaga, del nuestro Consejo de ese
Reyno, hombre principal, noble, e híjodalgo de todo su origen y dependencia, y como tal está emparentado con l o bueno de ese Reyno, y que e n continuacion de los muchos servicios que sus pasados hicieron á nuestra Corona, como
96
dueños de la casa y castillo de Feloaga en e l valle de Oyarzun en la dicha provincia de Guipuzcoa, por haver sido e l
dicho castillo de defensa fuerte á vista de la mar, tierra de
Francia y paso para España, fuerza y guarda de frontera de
estos nuestros Reynos, e l dicho su padre nos sirvió mas de
treinta años en varias cosas ansi de gobierno siendo Regidor
de la ciudad de Pamplona, como en otras que de mi servicio
los Virreyes que han sido de ese Reyno, por l a satisfaccion
que de e l tenian, le solian encargar, y en particular e l año mil
quinientos ochenta y uno, e n cumplimiento de algunas cedulas Reales, dexando sus negocios que eran los mas graves del
Reyno, con perdida de su hacienda, fué por las ciudades y merindades de el, á hacer exivir originalmente los papeles y escrituras que en sus archivos se hallavan pertenecientes á
nuestro Patronazgo Real, en que con extraordinario cuydado
travajó muy largo tiempo para dar luz á tanta antiguedad, y
l o prosiguió e n un libro que estas cosas se hizo, e l qual habiendo agradado al Rey Don Phelipe segundo mi Señor abuelo, mandó que se pusiese, como se puso, en nuestros archivos,
sin que por este servicio, con ser de muy grande importancia
por haverlo deseado los señores Reyes nuestros predesores,
se l e hiciese merced alguna, con haversela ofrecido de su
parte, y que despues sirvio diez y siete años en plazas de los
tribunales de ese Reyno, ocupandose de muchas cosas particulares, y de Juez de comision para las quentas que se toman
en ese Reyno, á los oficiales que las deven dar e n la nuestra
Contaduria mayor de quentas, sin que se l e añadiese salario,
con haversela dado á los dos acompañados que para esto
se nombraron, y en otras ocasiones, procediendo con toda
satisfaccion; y que Geronimo de Ozcoidi, su thio, nos sirvió
hasta que murio e n la jornada de Ynglaterra, y e l Lizenciado
Vicente de Ozcoidi en e l Govierno de Carabaca, estableciendo e n ella milicia general, enviando socorro á Cartagena en la ocasion de Cadiz, pagando la gente por tres
meses y despues e n e l govierno de Alcantara, e n e l que hizo
muchos servicios en orden á l a gente que para e l exercito
paso á Lisvera, y siendo Alcalde de l a ciudad de Pamplona
en embiar al exercito de Aragon, e l año de mil quinientos
97
noventa y uno, l a gente que pidió el Proveedor General, suplicandonos que teniendo consideracion á lo referido, y á que por
muerte desu padre quedaron el, su madre y seis hermanos suyos, pobres y sin remedio ninguno, fuesemos servidos de hacerle merced de un acostamiento competente á su calidad y obligacion, como se ha hecho con otros muchos, ó como l a nuestra merced fuese, y porque queremos saber que persona, y de
que calidad es e l dicho Don Francisco, y s i sus padres, thios
y pasados nos han servido e l tiempo y e n las ocasiones referidas, y s i l o que pide se ha hecho, y con quien, y que causas
y consideraciones huvo para ello, y s i estas militan en e l suplicante, y por esto, y las otras que representa, l e podriamos
hacer merced del dicho acostamiento, y hasta en que cantidad, ó seria consequencia para que otros pidiesen l o mismo:
os mandamos que con asistencia del nuestro Procurador fiscal y Patrimonial de ese Reyno, proveais se haga informacion
de l o suso dicho, y de l o que de ella resultare nos embiareis
particular relacion firmada, de vuestros nombres, cerrada y
sellada, dirigida á Pedro de Contreras, nuestro Secretario de
l a Camara y Estado de Castilla, para que vista proveamos lo
que convenga. Fecha en Madrid á veinte y seis de Marzo de
m i l seiscientos veinte y dos años.=Yo e l Rey.=Por mandato
del Rey nuestro Señor, Pedro de Contreras.=La cual fue obedecida con e l acatamiento debido, y en su cumplimiento a
verificado e l dicho Don Francisco de Feloaga, con citacion
del fiscal y Patrimonial de Vuestra Magestad, que es hijodalgo de su origen y dependencia, por parte paterna y materna,
y descendiente de los Palacios y casas solariegas de l a provincia de Guipuzcoa, y de ese Reyno, y estar emparentado
en e l con cavalleros y gente noble, y que sus pasados han
servido a l a Corona Real en todas las ocasiones que se han
ofrecido, y l a casa de Feloaga sita e n e l valle de Oyarzun, en
l a provincia de Guipuzcoa, de donde desciende e l dicho Don
Francisco por parte paterna, ha sido Castillo Roquero á vista
de la mar, y tierra de Francia, y paso para España, donde en
las ocasiones que se ofrecieron de defensa y ofensa se solian
recoger los de l a dicha valle, e n gran servicio de l a dicha Corona, y que los dueños propietarios de la casa de Yrigoyen
98
sita e n l a villa de Maya, de donde asi bien desciende e l dicho
Don Francisco, por parte paterna, se han mostrado muy valerosos en e l servicio de los pasados de Vuestra Magestad, e n
muchas ocasiones que, por estar a l a frontera de ese Reyna,
se ofrecen, y en las que e l enemigo ganó e l castillo y fuerza
que en l a dicha lugar havia, se solian recoger para hazer sus
ofensas y defensas e n l a dicha casa de Yrigoyen por ser
aquella muy fuerte, de donde hicieron muchos y muy valerosos hechos, con riesgo de su vida, y perdida de su hacienda;
y e n l a ultima ocasion de Alduyde y Aranegui, acudio e l dueño, que es oy, con gran fineza, sustentando muchos soldados á su costa, en cuya continuacion e l Lizenciado Don
Francisco Feloaga su padre, que fue del Real Consejo de este Reyno, sirvió por mas de treinta años en varias ocasiones,
asi de govierno, siendo regidor de esta ciudad, como en otras
del real servicio que los Virreyes de ese Reyno l e encargavan por l a mucha satisfaccion que tenian de su persona; en
particular e n cumplimiento de muchas cedulas Reales del Señor Rey Don Phelipe segundo, abuelo de Vuestra Magestad,
se l e dio comision para que conforme á l a instruccion firmada de mano de Don Francisco de Contreras, Presidente al
presente de Castilla, que entonces era de este Consejo, fuese
por todo este Reyno á hacer averiguacion de los patronatos,
y fundaciones Reales de las yglesias y monasterios de él, á
que acudio, dexando sus negocios, que eran de los mas graves que se tratavan e n estos tribunales, con perdida de su
hacienda, teniendo e n e l dicho reconocimiento y visita, mucha ocupacion y travajo, por ser cosa de tanta antiguedad, y
confusa, y por topar con personas eclesiasticas y poderosas, en cuyo poder estaban las escrituras y papeles que trujo
originalmente á este Consejo, y e l traducir muchos de ellos
de latin en romance, y con sus diligencias é industria se hizo
un libro y se envió á l a Real Camara, y n o se l e hizo merced
alguna, y que despues sirvió todo lo restante de su vida
e n las plazas de Camara de Comptos, Alcalde de l a Corte, y
Oidor de este Consejo, con mucha puntualidad y rectitud, y
perpetua asistencia, y á todas horas con mucho cuydado de
los probres presos, y fue Juez de Comision para las quentas
99
que se recibieren en este Reyno á los oficiales, porque no saliesen á darla a laContaduria Mayor, sin que l e diese salario,
con haverse dado á los dos acompañados que para esto se
nombraron, llevando casi todo e l travajo e l dicho Lizenciado
Feloaga, y asimismo ha verificado, que Geronimo de Ozcoydi, su thio materno, sirvió muchos años á la Corona Real,
hasta que murio e n l a ocasion de Ynglaterra; y e l Lizenciado
Vicente de Ozcoydi, asi bien su thio materno, e n e l govierno
de Carabaca donde estableció la milicia general, y embió socorro á Cartagena e n la ocasion de Cadiz, pagada la gente
por tres meses, y despues en e l govierno de Valencia, en que
hizo muchos servicios en orden á la gente á la que para los
exercitos Reales paso á Lisboa, y siendo Alcalde de esta ciudad de Pamplona, sirvió en embiar al exercito de Aragon, e l
año mil quinientos noventa y uno, la gente que pidio e l Procurador General, y en otras muchas ocasiones de importancia, en exercicio de hordenes particulares que tuvo, y que asi
bien Pedro de Ozcoydi, su thio materno, sirvió toda su vida
siendo gentil hombre del señor Emperador Carlos quinto, y
que Vuestra Magestad, y los señores Reyes sus antepasados,
usando de su acostumbrada grandeza, siempre han hecho
merced á los hijos de los Consejeros que sirvieron en estos
tribunales, y asi, entre otras mercedes, se les ha hecho de
acostamiento, sin llevarlo sus pasados, á Don Leon de Rada
y Don Geronimo de Ybero, hijos de Consejeros, y todos los
servicios de su padre, antepasados y thios han recaido en e l
dicho Don Francisco, como hijo mayor y heredero de su dicho padre, sobrino, y deudo mas cercano de sus dichos thios,
de los quales no han quedado hijos en e l siglo, y por su persona es merecedor de la merced que suplica, y profesa letras,
y es pasante e n leyes, y ha estudiado eu Salamanca, y de su
talento y buenas partes se tiene muchas esperanzas.=Lo que
por parte del fiscal se alega es que e l Patrimonio Real está
empeñado, y que cuando sea justo renumerar los dichos servicios, se podrá hacer merced á su tiempo al dicho Don Francisco de Feloaga e n cosa que sea conveniente á la profesion
de letras e n que se ocupa.=Parécenos que, siendo Vuestra
Magestad servido, sele podria hacer merced al suplicante de
100
veinte y cinco mil maravedis de acostamiento. Vuestra Magestad hará como mas fuere de su Real servicio. Guarde
nuestro Señor l a Catholica Persona de Vuestra Magestad.
Pamplona y Julio nuebe de mil seiscientos veinte y seis.=
Don Bernardino Gonzalez Conde de Castrillo.=El Lizenciado Eusa.=El Lizenciado Don Miguel de Bayona.=El Lizenciado Don Lope de Morales.=Martin de Alcoz, Secretario.
CAPITULO DIEZ Y SEIS
De plata y el lobo pasante de sable,
armado y lampasado de gules. Bordura
dantelada de azur, que es de Aguerre.
(Arch. de Navarra.—Libro viejo de Armería, folio 34 vuelto.)
DEL ACOSTAMIENTO PRETENDIDO POR DON MIGUEL DE AGUERRE Y
EGUIA DE QUE AY RAZON EN LIBRO PRIMERO DE CONSULTAS DEL
folio 138.
CONSEJO DE NAVARRA
SEÑOR.
OR parte de Don Miguel Aguerre y Eguia, cuyo es
e l lugar de Ydoyeta, se nos presentó la cedula Real
de Vuestra Magestad, del thenor siguiente=EL REY
=Duque de Ciudad Real, Conde de Aramayona, pariente, nuestro Virrey y Capitan General del nuestro Reyno de
Navarra, Regente, y los del nuestro Consejo de el, por parte de Don Miguel Aguerre y Eguia, cuyo dice que es lugar y
palacio de Ydoyeta en este Reyno, nos ha sido hecha relacion
que e l es hijo legitimo y natural de Don Miguel de Eguia y
Doña Graciosa de Aguerre sus padres, y por parte paterna
reviznieto de Carlos Cruzat, y Nicolas Martinez de Eguia, y
subcesor suyo, y viznieto de Don Pedro de Goñi, y por l a
102
materna nieto de Bernal de Aguirre difunto, y subcesor en su
casa y mayorazgo que tiene e n la ciudad de Pamplona, y que
al dicho Carlos Cruzat, su revisaguelo, e l señor Rey Don Fernando, que santa gloria haya, mi revisaguelo, l e hizo merced
de siete mil maravedis de acostamiento e l año mil quinientos
y veinte, y al dicho Nicolas Martinez de Eguia y á sus hijos
de treinta mil maravedis, atendiendo á los muchos y buenos
servicios que nos hicieron, particularmente en e l rebelion que
huvo en la ciudad de Estella al tiempo que ese Reyno se vino
con la Corona Real de Castilla, e l qual rebelion vencieron
por fuerzas de armas, aventurando sus haciendas y vidas, y
las de sus hijos, y e l dicho Don Pedro de Goñi, su Visaguelo,
sirvió muchos años una plaza de las del dicho nuestro Consejo de Navarra, y despues e n e l de las ordenes á donde murió; y dos hijos suyos, hermanos de su padre, Don Ramiro, y
Don Geronimo Eguia, murieron en la guerra de los nuestros
Estados de Flandes, haviendo peleado como valerosos soldados, y e l dicho Bernal de Aguirre, abuelo materno del suplicante, por sus servicios y los de sus pasados, l e hicieron merced de veinte mil maravedis de acostamiento y haviendo
gozado de ellos, al tiempo de su vejez hizo dexacion, y los
renunció en favor del dicho Don Miguel de Eguia, su hierno,
por estar casado con la dicha Doña Graciosa de Aguirre su
hija, sucesora en sus mayorazgos, y obtuvo cedula nuestra
para gozarlos, y en efecto los gozó, atento á los dichos servicios, y e l que particularmente nos hizo siendo Juez arbitro
para componer las diferencias, y enquentros de los de la valle
de Erro con los de la villa de San Juan del Pie del Puerto, y
la tierra de Cisa, que son de l a parte de Francia, en que pronunció sentencia, y se puso e n execucion, y que por su observancia se ha seguido despues aca viviendo en mucha paz, y
quietud, y l o mismo hizo e n muchas cosas de importancia
que l e cometió en ese Consejo, convenientes al buen govierno de ese Reyno, y tambien e n dos veces que fue Alcalde de
l a ciudad de Pamplona, y otras quatro Regidor Cavo de ella,
y e n las ultimas Cortes que tuvo e n ese dicho Reyno, e n que
asistió como uno de los cavalleros que es llamado e n e l brazo militar, y se halló e n e l juramento que se hizo al Sere nísi-
103
mo Principe, m i muy caro y amado hijo, y siempre han continuado nuestro servicio e l y su hijo mayor, sucesor e n sus
mayorazgos, al cual embió al Reyno de Sicilia, y se halló en
la jornada de la Mahometa e n l a compañia de Don Gabriel
Albornoz adonde murió, juntamente con e l adelantado de
Castilla, y e l suplicante, imitando a sus pasados, nos ha servido desde que tuvo hedad de ceñir espada, en armas y cavallo, e n las diferencias que se han ofrecido e n los montes de
Alduide, y asistió e n ellos con su persona, armas, criados y
cavallo, hasta que se compusieron, y en los galeones de carrera de Yndias hasta de u n año á esta parte que, con licencia de s u General, se vió con intencion de pasar á Ytalia á
servirnos e n las ocasiones que alli se ofreciesen, y l o huvier a hecho á no haver al suplicante muerto su padre y serle
fuerza suspender, por aora, la dicha jornada, y que l a dicha
muerte ha sido e n ocasion que nos haciais relacion de los dichos servicios, en cumplimiento de una nuestra cedula á suposicion del dicho Don Miguel de Eguia, su padre, sobre l a
pretension que tenia á los acostamientos de los dichos Carlos
Cruzat, y Nicolas Martinez de Eguia, demas del que tenia su
dicho padre, por dexacion que en e l hizo Bernal de Aguirre
su suegro, y abuelo del suplicante, e l qual es hierno del dicho
Don Miguel de Eguia, su padre, y subcesor en sus bienes y
mayorazgos, por ser e l hijo mayor de quatro hermanos que
han quedado, dos barones y dos hembras, á cuyo cargo está
e l remedio dellos, y que e l suso dicho es cavallero noble notorio, hijodalgo de su origen, y dependencia por todos abolorios y esta muy emparentado con la mayor parte de los
cavalleros, y gente noble de ese Reyno, y que como tal Don
Miguel de Eguia su padre, y todos sus pasados, han llevado y
tenido acostamientos, y e l suso dicho es llamado á las Cortes generales de e l e n e l brazo militar de los cavalleros, como
l o fue su padre, y en las que e l suplicante es y nos esta sirviendo, y es dueño por subcesion del dicho lugar, y Palacio
de Ydoyeta, que es Cavo de Armeria, suplicandonos que teniendo consideracion á todo l o suso dicho, fuesemos servido
de hacerle merced del dicho acostamiento de veinte mil maravedis que asi llevaba el dicho Don Miguel de Eguia su padre,
104
como a sucesor suyo; y ansi mismos los acostamientos que
llevaban sus pasados, y descendientes ó por l o menos l e
aumentasemos e l dicho acostamiento, dandole treinta mil
maravedis, demas de los dichos veinte mil maravedis, ó como l a nuestra merced fuese; y porque queremos saberlo
que sobre lo suso dicho ay y pasa, y que persona, y de que
calidad es e l dicho Don Miguel de Eguia, y si es dueño del
dicho Palacio, y s i los poseedores de el, y los demas sus pasados llevaron acostamiento, y en que cantidad, y que causas
y consideraciones huvo para que les hiciesemos merced de
ellos, y si nos ha servido y sus pasados, y en que ocasiones,
y si al prerente nos esta sirviendo e l suplicante en las Cortes
generales de ese Reyno, y si por esto, y las demas camas
que representa, convendria que se l e concediese l a merced
que suplica, y hasta en que cantidad, y s i de ello se seguiria
algun inconveniente, ó perjuicio, á quien ó porque causa, ó
seria consequencia para que otros pidiesen lo mismo: os
mandamos que con asistencia del nuestro Procurador fiscal,
y Patrimonial de ese Reyno, proveais que se haga informacion de lo suso dicho, y de lo que de ella resultare, nos embieis
particular relacion con vuestro parecer, firmada de vuestros
nombres, cerrada y sellada, dirigida á Thomas de Angulo
nuestro Secretario de Camara y Estado de Castilla, para que
vista proveamos l o que convenga. Fecha e n San Lorenzo á
diez y nueve de Agosto de mil seiscientos diez y siete años.
=Yo e l Rey.=Por mandato del Rey nuestro Señor, Thomas
de Angulo.=La cual fue obedecida con e l acatamiento debido, y para su cumplimiento fueron citados e l fiscal, y Patrimonial de Vuestra Magestad, y se han hecho las diligencias
necesarias, y l o que se averigua es, que e l dicho Don Miguel
de Aguirre y Eguia es hijo legitimo y natural de Don Miguel
de Eguia y Doña Graciosa de Aguirre sus padres, por parte
paterna descendiente de l a casa de Don Francisco de Eguia
de l a ciudad de Estella, de donde descienden los Eguias de
este Reyno: es dueño del lugar desolado de Ydoyeta, por sucesion y herencia de sus padres y abuelos, y de Charles Cruzat s u revisaguelo, quien se entiende l o adquirió. Dizen los
testigos que ay Palacio e n e l dicho lugar, pero no dan rama
105
de ello, ni se halla asentado e n e l Libro de Armeria del Reyno,
y por su materna es nieto de Bernal de Aguirre, y subcesor
en su casa y mayorazgo, y segun dizen los testigos de publicidad y oidas descendiente del Palacio de Aguirre en................
y tierras de su casa y Palacio principal, y de mucha calidad,
y por e n ambas partes es hijodalgo, noble, y cavallero conocido, y emparentado con mucha parte de l a gente noble de
este Reyno: e l dicho Don Miguel de Eguia, su padre, fue dos
veces Alcalde de esta ciudad, y Regidor Cavo quatro veces, y
llamado á las Cortes en e l brazo militar de los cavalleros, por
carta de llamamiento despachada por e l Virrey e l año de
mil seiscientos y onze, y se hallo á prestar e l Juramento á
Vuestra Magestad siendo Principe, y e l año de mil seiscientos y quatro por los de la valle de Erro fue nombrado por
arbitro en compañia de Don Luis de Echalar, con licencia del
Virrey, para componerse las diferencias que tenian con los
de San Joan del Pie del Puerto, y tierra de Cisa de Ultrapuertos, sobre e l gozamiento, y terminos de los confines de este
Reyno, y de l a Francia, y con la sentencia que dieron quedar o n atajadas todas las diferencias que tenian, y segun dizen
los testigos, despues aca han vivido, y viven como buenos
vecinos con mucha paz, y resultó e n mucho servicio de Vuestra Magestad, tanto que e n l a ultima diferencia sobre los
montes de Alduide con los de Bayguer no han querido ayudarles los de Cisa y San Juan, aunque los de Bayguer procuraron que salieran á favorecerlos. Don Ramiro y Don Geronimo de Eguia, hermanos del dicho Don Miguel, padre del dicho Don Miguel suplicante, murieron e n Flandes haviendo
servido e l dicho Don Ramiro, segun dice un testigo, e n muchas
jornadas, y de Don Geronimo sólo se prueva de oidas, y de
ninguno de ellos ay papeles, y Don Bernardo de Aguirre y
Eguia, su hijo mayor, y hermano del suplicante, sirvieron en
Sicilia de Coselete con quatro escudos de ventaja hasta que
murió e n l a jornada de l a Mahometa que hizo e l Adelantado
Mayor de Castilla. Fue asi bien e l dicho Don Miguel de Eguia
mayor, por parte materna, nieto de Don Pedro de Goñi que
sirvió muchos años e n este Consejo Real y despues e n esta
Corte, en el de Ordenes hasta que fallecio: e l Señor Rey Catho-
106
lico e l año de mil quinientos veinte y dos, hizo merced al
dicho Charles Cruzat de siete mil y quinientos maravedis de
acostamiento; y á Nicolas de Eguia, tercer aguelo del suplicante y á quatro hijos que tuvo, les hizo merced por otra parte, e l año de mil quinientos y catorce, de treinta mil maravedis
de acostamiento, al padre de diez mil, y á los quatro hijos á cada
cinco mil, por l o mucho y bien que l e sirvieron arriesgando
sus vidas, casas, y haciendas; e n otra se dice que huvo e n la
dicha ciudad de Estella, al tiempo que este Reyno se reduxo
á la Corona Real de Castilla, pero no es sucesor en l a casa
del dicho Nicolas de Eguia, ni l a tiene el, y e l año de mil
quinientos setenta y dos, por sus servicios, hizo merced á Bernal de Aguirre, de veinte mil maravedis de acostamiento, y
despues, á instancias suyas, e l año de mil seiscientos y quafro, se pasaron e n e l dicho Don Miguel de Eguia por los servicios de su sangre, y por los suyos, y por estar casado con
Doña Graciosa de Aguirre, hija unica del dicho Bernal de
Aguirre y subcesora en s u casa, y mayorazgo; e l año de mil
seiscientos y catorce, el dicho Don Miguel de Eguia trajo cedula de relacion, sobre que pedia los acostamientos arriba dichos, y acrecentamiento de ellos, y haviendose hecho la
consulta por e l Virrey y Consejo, murió sin que huviese tenido efecto: e l suplicante sirvió e n l a carrera de las Yndias mas
de un año siendo General Don Luis Aux de Armendariz
que aora es Marques de Cadreyta, e l qual l o nombró por uno
de seis Gentiles Hombres que tenia facultad de nombrar para
cerca de su persona, por merced y cedula de Vuestra Magestad, es de hedad de veinte y ocho á treinta años, tiene talento y partes para servir á Vuestra Magestad en las ocasiones
que se ofrecieren. El fiscal no pueva cosa en contrario mas
de que e l Patrimonio de Vuestra Magestad e n este Reyno esta empeñado y no alcanza á pagar las mercedes que estan
hechas. El año de mil seiscientos y catorce aconsejó que al
padre del suplicante se l e podian crecer diez mil maravedis
sobre los veinte mil que llevaba, de manera que todos fuesen
treinta mil, aora nos parece que se l e puede hacer la misma
merced al suplicante su hijo. Vuestra Magestad provera l o
que mas fuere de su Real servicio. Guarde Dios l a Catholica
107
persona de Vuestra Magestad. En Pamplona á diez y siete de
Noviembre de mil seiscientos veinte y seis.=Don Bernardino
Gonzalez Conde de Castrillo.=Lizenciado Don Diego de Ceballos y de l a Vega.=El Lizenciado Eusa.=El Lizenciado
Miguel de Bayona.=El Lizenciado Don Lope de Morales.=
El Lizenciado Don Pedro de Villafranca y Aleman.=El Lizenciado Don Jacinto Murillo de Ollacarizqueta..=Martin de
Alcoz, Secretario.
CAPITULO DIEZ Y SIETE
Escudo de gules tronchado de plata,
que es de Urroz, ricohombre.
(Arch. de Navarra.—Libro
lio 3.)
viejo
de Armería,
fo-
EL ACOSTAMIENTO PRETENDIDO POR DON PEDRO TORREBLANCA, DE
Folio 154.
QUE AY RAZON EN EL LIBRO PRIMERO DE CONSULTAS DEL REYNO
DE NAVARRA
SEÑOR:
OR parte de Don Pedro Torreblanca se presentó
una cedula de Vuestra Magestad del thenor siguiente=EL REY=Conde de Castrillo, pariente,
del nuestro Consejo de la Guerra, Mayordomo de
la Serenisima Reyna m i muy cara, y muy amada muger,
nuestro Virrey del Reyno de Navarra, y Capitan General de
el, y de l a provincia de Guipuzcoa, Regente, y los del nuestro
Consejo de dicho Reyno, por parte de Don Pedro Torreblanca, cuyos dice que son los Palacios de Torreblanca de la villa de Urroz en ese Reyno, nos ha sido hecha relacion que
por muerte de Joan de Torreblanca, su padre, ha subcedido e n
l a dicha casa, y Palacio, l a qual es una de las doze de ricos
109
hombres que antiguamente huvo e n ese Reyno, llamada á las
Cortes generales de el, y exempta de quarteles y alcabalas,
y por ser de tanta calidad los dueños de ella, prefirieron
siempre al alcalde, jurados, y demás vecinos, asi en la yglesia e n recibir l a paz, como fuera de ella e n todos los demas
actos publicos, haviendo estado siempre e n esta posesion,
hasta que de algunos años a esta parte, ese Consejo, á instancia del fiscal de el, y los de la dicha villa, por representar
e l alcalde m i persona, l e consideraron e n que fueran de e l
preferidos los regidores, y e l á todos los demas vecinos, y
que todos sus pasados, despues que ese Reyno se incorporó
con esta Corona, han servido á los señores Reyes nuestros
predecesores, y e n particular Juan de Torreblanca, su visaguelo, se halló en todas las jornadas que se ofrecieron por
tierra de Bascos e n tiempo que Don Fadrique de Acuña era
Virrey de ese Reyno, e n servicio de los señores Reyes Catholicos, e n especial en l a toma de Maya y en l a de San Juan del
Pie del Puerto, yendo e n ella por Alferez de l a gente que llevaba Frances de Ayanz, y tomada l a dicha villa, embiaron al
dicho Juan de Torreblanca con otros dos capitanes y gente
de ellos a Yrisarri e n Francia, á defender aquel pais á los
franceses que cargavan por alli á socorrerla, y l a defendieron, y los hicieron retirar, y tambien se halló quando e l Coronel Villalba, con parte del exercito desbarató, e n guerra
abierta e l año m i l quinientos diez y seis, y prendio al Mariscal del dicho Reyno, junto a Ysaba, y despues e n l a gente
que se hizo en e l contra las Comunidades de Castilla, fue e l
dicho Juan de Torreblanca por Alferez de l a dicha compañia,
y quando se tomo á Becerril fue e l que primero entró con su
Bandera, y l o mismo hizo en todo l o que despues se ofreció
hasta que se acabaron, y fueron presos, y degollados Don
Juan de Padilla, y otros Capitanes, y tambien se halló e l dicho Juan de Torreblanca como Alferez del dicho Frances de
Ayanz e n l a batalla de Noain e n ese Reyno en treinta de Junio de m i l quinientos veinte y uno en que fue roto e l exercito
frances, y preso Mons de Masparrot su General, y Luis de
Torreblanca, su aguelo, sirvió en l a jornada de San Juan de
Luz con sus armas y cavallo, a su costa, como los demas
110
cavalleros de ese Reyno, y que asi por estos servicios, como
por l a calidad de l a casa, sus dueños siempre han llevado
acostamiento; que e l ultimo fue de treinta mil maravedis que
gozó e l dicho su abuelo, y que Juan Torreblanca su padre,
sirvio en todo l o que en ese Reyno se ofrecio de nuestro servicio, acudiendo á lo que los Virreyes de e l l e ordenaron, y
ha sido muchos años teniente de la compañia de cavallos del
Duque de Alba, y con ella fue á servir al Reyno de Aragon
adonde padecio muchos trabajos por ser de hedad, y que
Pedro de Torreblanca, hermano del dicho su padre, sirvió
muchos años e n los Estados de Flandes haciendo muy particulares servicios, y acabadas las ocasiones vino á España
con licencia, á que se l e premiasen, y murió sin conseguir esto, y los hermanos que tiene estan sirviendo e l uno en la religion de San Juan, y e l otro e n e l Reyno de Napoles por
Alferez de una compañia, suplicandonos que teniendo consideracion á todo l o referido, y á que nos ha servido con doscientos cinquenta ducados de donatibo, e n e l que ha hecho
ese Reyno, y que se halla con muchas obligaciones, y que
nos esta sirviendo en la dicha compañia de cavallos, lo fuesemos de hacerle merced de los treinta mil maravedis de
acostamiento que llebaba su casa, acrecentandolos hasta
cinquenta mil, ó como la nuestra merced fuese, y porque
queremos saber que persona y de que calidad es e l dicho
Don Pedro, y si el, y sus pasados nos han servido como dice,
como, y e n que ocasiones, y s i es dueño de l a dicha casa y
Palacio, y esta es Cavo de Armeria, ó solariega, y sus predecesores han sido llamados á Cortes, y s i e l dicho su padre
gozo los dichos treinta mil maravedis de acostamiento, y si
en consideracion de todos los servicios que refiere se han
hecho otras mercedes de rentas, oficios ó honores á el, y á
sus antecesores, y l o que ha pasado, y pasa en lo demas que
representa, y s i podemos hacersela al dicho Don Pedro de
los dichos treinta mil maravedis de acostamiento, con algun
acrecentamienio, y en que cantidad, sin que sea consequencia
para otros, ni resulte de ello inconveniente, ó se seguirá alguno, á quien, y porque causa: os mandamos que con asistencia del nuestro Procurador fiscal y Patrimonial de ese
111
Reyno, proveais se haga informacion, y de l o que de ella resultare nos embieis particular relacion con vuestro parecer,
firmada de vuestros nombres, cerrada y sellada, dirigida á
Pedro de Contreras, del nuestro Consejo de las Yndias, y
nuestro Secretario de l a Camara y Estado de Castilla, par a que, visto, proveamos l o que convenga. Fecha en Aranjuez
á tres de Mayo de mil seiscientos veinte y siete años.=Yo e l
Rey.=Por mandato del Rey nuestro Señor Don Sevastian de
Contreras.=La qual ha sido obedecida con e l acatamiento
debido, y en su cumplimiento decimos, que Don Pedro de
Torreblanca es hijo legitimo, natural de Juan de Torreblanca,
y como tal ha subcedido e n e l Palacio de Torreblanca de la
villa de Urroz, que fue una de las doze casas de ricos hombres que hubo en este Reyno, exempta de quartel y alcabala,
cuyos dueños, por su antiguedad y nobleza son, y han sido
llamados á las Cortes generales e n e l brazo de los cavalleros,
y han tenido e n l a dicha villa de Urroz en e l asiento, paz y
demas actos publicos, e l primer lugar, y prefiriendo hasta e l
mismo Alcalde ordinario, aunque e n esta parte, por representar l a persona de Vuestra Magestad, han sido vencidos por
sentencias conformes, y solo aora tienen las prelaciones respecto de los demas vecinos, y regidores de l a dicha villa; asi
bien consta, por los papeles que e l dicho Don Pedro ha presentado, que e n continuacion de los servicios de sus pasados,
Juan de Torreblanca, su visaguelo, siendo Virrey de este Reyno Don Fadrique de Acuña, por los Reyes Catholicos, sirvió
con solo diez mil maravedis de acostamiento e n l a toma de
Maya, e n l a de San Juan del Pie del Puerto, siendo Alferez de
l a gente que llevaba á su cargo e l Capitan Frances de Ayanz
señor de Guendulain, hallose con su bandera e n e l socorro
de Yrisarri lugar dentro de Francia, hasta que, defendiendo
aquel paso, retiraron los franceses siendo muchos los que
cargaban por aquella parte, y e l año de mil quinientos diez y
seis, quando e l Coronel Villalba rompió al ejercito frances, y
al Mariscal su caudillo junto á Ysaba, fue su compañia una
de las que entonces se hallaron. Ademas de esto, e l dicho
Juan de Torreblanca fue con l a gente que se levantó e n este
Reyno contra los comuneros de Castilla, y e l primero que
112
con s u bandera entro e n Becerril, asistiendo, despues, hasta
que fueron presos y degollados Juan de Padilla y demas Capitanes, despues de l o qual sirvio tambien e n l a batalla de
Noain e n que fue roto e l exercito frances, y preso su General
Mons de Masparrot, y consta, asi mismo, que Luis de Torreblanca, su abuelo, se halló con sus armas y cavallo, como los
demas cavalleros de este Reyno, e n la jornada de San Juan
de Luz, y asi por este como por los servicios de su casa, se l e
hizo merced de acrecentar e l acostamiento que tuvo e l dicho
Juan de Torreblanca, hasta e n cantidad de treinta mil maravedis; Juan de Torreblanca, su padre, parece tambien que ha
servido muchos años, con solo quince mil maravedis de acostamiento, por Theniente de la compañia del Duque de Alba
governandola particularmente e l año pasado de mil seiscientos veinte y seis, en l a que se ofreció del servicio de Vuestra
Magestad e n e l Reyno de Aragon. Demas de l o sobre dicho
consta que tiene e l suplicante dos hermanos sirviendo á
Vuestra Magestad, e l uno en Malta, y e l otro con una bander a en e l Reyno de Napoles, y tuvo un thio llamado Don Pedro de Torreblanca, hermano de su padre, que sirvio á Vuestra Magestad muchos años en los Estados de Flandes, fue
una delas nuebe picas que salieron del esquadron en e l socorro de Cufent, y por sus señalados servicios se l e hizo
merced de ochocientos ducados de ayuda de costa, y un Havito y murió sin que lo pudiese gozar. Todo l o sobre dicho ha
probado e l dicho Don Pedro de Torreblanca por cedulas Reales, testimonios, y provanzas. El fiscal de Vuestra Magestad
negó por articulos todo l o sobre dicho, y solo pruevan tres
testigos que las rentas reales de este Reyno estan cargadas
de manera que exceden las mercedes que sobre ellas tiene
Vuestra Magestad consignadas, y que tiene inconveniente a l
acrecentarsele mayor suma de maravedis, porque los acostamientos prefieren á todas las demas mercedes, aunque sean
anteriores. Parecenos que puede Vuestra Magestad acrecentarle e l acostamiento de s u padre, hasta en cantidad de
treinta mil maravedis; esto sintio todo e l Consejo excepto uno
que fue de parecer que e l aumento fuese hasta veinticinco mil
maravedis. Guarde Dios á Vuestra Magestad como conviene
113
De Pamplona á catorce de Julio de mil seiscientos veinte y
siete.=Don Bernardino Gonzalez Conde de Castrillo.=El
Lizenciado Don Diego Ceballos y de la Vega.=El Lizenciado
Eusa.=El Lizenciado Don Jacinto Murillo de Ollacarizqueta.
=El Lizenciado Don Juan de Lizarazu.=Martin d e Alcoz,
Secretario.
CAPÍTULO DIEZ Y OCHO
Traian de los Quiñones de Castilla.
Partido de dos y cortado de tres, y los
puntos de gules equipolados con otros
tantos de plata con sendas fajas ondadas de azur, que es de Barragán.
(Arch. de Navarca.—Libro viejo de Armería, folio
42 vuelto.)
DEL ACOSTAMIENTO PRETENDIDO POR DON FRANCISCO BARRAGAN DE
QUE AY RAZON EN EL LIBRO PRIMERO DE CONSULTAS DEL CONSEJO
DE NAVARRA
Folio 163.
SEÑOR:
OR parte de Don Francisco Barragan fue presentada una cedula Real de Vuestra Magestad del thenor siguiente=EL REY.=Conde de Castrillo, pariente, Mayordomo de la Serenísima Reyna, mi muy
cara, y muy amada muger, del nuestro Consejo de guerra,
nuestro Visorrey del Reyno de Navarra, Capitan General de
el, y de l a provincia de Guipuzcoa, Regente y los del nuestro
Consejo d e l dicho Reyno; por parte de Don Francisco Barragan, y Viamonte nos ha sido hecha relacion que por muerte de Frances de Barragan, su aguelo, vacaron quarenta mil
maravedis de acostamiento que llevaba su casa por ser de
Cavo de Armeria, y de las preeminencias que las demas de
115
ese Reyno, y que haviendo su padre pedido se l e hiciese la
dicha merced, y dádosele cedula de informacion, y estandola
hiciendo falleció: suplicandonos que, teniendo consideracion
a esto, fuesemos servido de hacelle merced de los dichos quarenta mil maravedis de acostamiento, acrecentandoslos a mayor cantidad, ó como la nuestra merced fuese; porque queremos saber que persona, y de que calidad es e l dicho Don
Francisco, y s i el, y sus pasados nos han servido, y en que,
y s i e l dicho Don Francisco Barragan es poseedor de l a dicha casa, y s i es solariega, de Cavo de Armeria, y que acostamiento tuvieron e l dicho su abuelo, y pasados, y quanto
tiempo ha que n o se ha continuado, y porque causa, y s i por
los que representa l e podriamos hacer merced de el, con algun crecimiento, y hasta que cantidad, ó seria consequencia
para que otros pretendiesen l o mismo: os mandamos que
con asistencia del nuestro procurador fiscal, y Patrimonial
de ese Reyno, proveais que se haga informacion de esto, y de
l o que de ella resultare nos embiad particular relacion con
vuestro parecer, firmada de vuestros nombres, cerrada, y sellada, dirigida á Pedro Contreras nuestro Secretario de l a camara y Estado de Castilla, para que vista proveamos l o que
convenga. Fecha en Madrid á veinte y nuebe de Mayo de mil
seiscientos veinte y cinco años.=Yo El Rey.=Por mandato
del Rey nuestro Señor, Don Sebastian de Contreras.=La
qual haviendo sido obedecida con e l acatamiento debido, en
su cumplimiento con citación del fiscal de este Consejo, se ha
hecho provanza por parte del dicho Don Francisco Barragan, y de ella ha constado ser hijo legitimo de Martin de Barragan, y Doña Ana de Viamonte y Navarra, y nieto de Frances de Barragan, y Doña Ysabel Ximenez, y viznieto de otro
Martin de Barragan, y Ynes de Ayanz, y sucesor propietario
en l a casa de Barragan de l a villa de Puente l a Reyna, la
qual es de mucha calidad y nobleza; consta asi bien de la
dicha provanza que todos estos ascendientes, asi por l a parte paterna como materna, son cavalleros de mucha calidad, y
antiguedad, y de l o bueno del Reyno, y que han servido con
mucha satisfaccion, e n diversas ocasiones, Frances de Barragan, aguelo del suplicante, e n l a entrada que e l Duque de
116
Alburquerque, Virrey de este Reyno, hizo e n Francia llevando
á su cargo, y capitaneado la gente de l a villa de Puente de
la Reyna, y Juan Perez de Barragan, hermano del dicho Frances de Barragan Cavallero de l a Orden de San Juan, y c o mendador de Yndurain, sirvió con gran nombre, y reputacion
en su Religion, y e n e l cerco que e l turco puso sobre Malta
fue uno de los mas señalados, y valientes cavalleros que e n
e l se hallaron, muriendo sobre l a bateria despues de haver
hecho cosas señaladas, como dizen todos los que escriben los
sucesos de aquel sitio; asi bien se prueba por testigos de esta probanza que deponen de oidas, y publicidad, que Frances
de Barragan, thio del suplicante, hermano de su padre fue tambien de l a dicha Horden de San Juan y e n l a batalla naval,
despues de haver peleado valerosamente, salió herido de un
flechazo e n l a cabeza, de que murió dentro de pocos dias;
tambien se prueva que Juan Perez de Barragan, hermano de
Martin de Barragan padre del suplicante, sirvió con mucha
satisfaccion asi e n l a jornada de Ynglaterra, como e n Portugal hasta que, prosiguiendo sus servicios, murió en Ytalia, y
Nicasion Barragan, hermano tambien de Martin de Barragan
padre del suplicante, ha servido e n Flandes, y Francia á donde fue Capitan de ynfanteria, y actualmente sirve e n e l presidio de San Sebastian, á donde es entretenido; consta por testimonio de l a Camara de Comptos, con citacion del fiscal que
á Martin de Barragan, visaguelo del suplicante, se l e hizo
merced de seis mil maravedis de acostamiento, e l año de mil
quinientos veinte y dos, y á Frances de Barragan su hijo, y
aguelo del suplicante, e l Señor Emperador, que santa gloria
haya, l e hizo merced de diez mil maravedis, tambien de acostamiento, á dos de Abril del año de mil quinientos quarenta y
tres, y despues el año de mil quinientos setenta y tres, á veinte y cinco de Julio, e l Señor Rey Don Phelipe segundo, que sea
e n gloria, fue servido de acrecentarle este acostamiento a l
dicho Frances de Barragan haciendole merced demas, y allende los diez mil que gozaba, de otros treinta mil maravedis
mas, por manera que e n todos eran quarenta mil maravedis
los que e l dicho Frances de Barragan gozó por via de acostamiento, y despues de su muerte consta, por una cedula real
117
de veinte y cinco de Abril de mil seis cientos veinte y uno,
que Martin de Barragan padre del suplicante, pareció ante
Vuestra Magestad e n su Consejo de Camara, y hizo relacion
que e l año de mil quinientos noventa y dos se habia despachado una cedula Real, para que e l Virrey, y Consejo de este
Reyno informasen sobre que pidian se l e hiciese merced del
acostamiento que, por muerte de su padre, habia vacado, y
que en su cumplimiento se habia embiado l a dicha relacion
e l año de mil quinientos noventa y cinco, la qual se habia
perdido, y á esta causa se manda en l a dicha cédula de veinte y seis de Diciembre de mil seiscientos veinte y uno, que
e l Virrey y Consejo de ese Reyno embien duplicado de
l a dicha relacion, por perdida esta cedula se presento e l mismo año en consulta de veinte y nuebe de Agosto y se cometió al Lizenciado Bayona de este Consejo, y estando en este
estado murió e l dicho Martin de Barragan, y por esta causa
no se continuó e n e l l a merced que s u padre gozó prueva asi
asi bien e l suplicante que es persona á proposito para servir
en qualquier ocasion que fuese del servicio de Vuestra Magestad. El fiscal solo prueva que ay situadas muchas mercedes e n las rentas reales, y que no alcanzan á pagar las
cargas, y obligaciones que sobre si tienen. Parecenos que,
siendo Vuestra Magestad servido, se l e puede hacer merced
al suplicante de los quarenta mil maravedis de acostamiento
que llevó s u aguelo Frances de Barragan: Vuestra Magestad
hara como mas fuese de s u Real servicio. Guarde Dios la Catholica Persona de Vuestra Magestad. Pamplona y Octubre ocho de mil seiscientos veinte y siete.=Don Bernardino
Gonzalez, Conde de Castrillo.=El Lizenciado Don Diego Ceballos y de la Vega.=El Lizenciado Eusa.=El Lizenciado
Don Lope Morales.=El Lizenciado Don Jacinto Murillo de
Ollacarizqueta.=Martin de Alcoz, Secretario.
CAPITULO DIEZ Y NUEBE
De oro y el árbol arrancado de sinople, con un jabalí de sable atravesado
al tronco, que es de Donamaria.
(Arch. de. Navarra.—Libro
lio 6 vuelto.)
viejo de
Armería, fo-
DEL ACOSTAMIENTO PRETENDIDO POR D O N SEVASTIAN DE DONAMARIA DE QUE AY RAZON EN EL LIBRO PRIMERO DE CONSULTAS
Folio 168.
DEL REYNO DE NAVARRA
SEÑOR:
NA cedula Real de Vuestra Magestad, nos ha sido
presentada, del thenor siguiente=EL REY=Nuestro Visorrey y Capitan General del nuestro Reyno
de Navarra, Regente, y los del nuestro Consejo de
el: por parte de Don Sevastian de Donamaria, nos ha sido hecha relacion que e l es dueño de los Palacios de Donamaria y
Ezperun e n ese Reyno, que son exemptos de quarteles, y alcabalas, y otras qualesquiera cargas Reales, como todas las casas y
Palacios nobles de ese dicho Reyno, y es llamado á Cortes
como l o fueron sus pasados, y todos ellos, y cada uno e n su
tiempo, llevaron cient ducados de acostamiento e l que se continuó hasta Luis de Donamaria su aguelo, suplicandonos que
119
teniendo consideracion á lo referido fuesemos servido de hacerle merced de los cient ducados de acostamiento, ó como
la nuestra merced fuese, y porque queremos saber que persona, y de que calidad es el dicho Don Sevastian, y si el dicho su abuelo, y otros sus pasados tuvieron el dicho acostamiento, y la causa porque no se continuó en su padre, y si
el suplicante sucedió en su derecho, y si por esto, y las demas causas que representa, seria justo hacerle la merced que
pretende ó en que cantidad, ó si de ello se seguiria algun inconveniente, á quien, y porque causa, ó seria consequencia
para que otros pidiesen lo mismo, mandamos que bien informados de todos, con asistencia del nuestro Procurador fiscal
y Patrimonial de ese Reyno, proveais que se haga informacion, de lo suso dicho, y de l o que de ello resultare nos embieis relacion particular, con vuestro parecer, firmada de
vuestros nombres, cerrada y sellada, dirigida á Pedro de Contreras, nuestro Secretario de la Camara y Estado de Castilla,
para que vista proveamos lo que convenga. Fecha en Madrid
á treinta de Agosto de mil seiscientos veinte y tres años.=
Y o el Rey.=Por mandato del Rey nuestro Señor Pedro de
Contreras.=La qual haviendo sido obedecida con el acatamiento debido en su cumplimiento con citacion del fiscal se
ha hecho provanza por parte del dicho Don Sebastian de
Donamaria y de ella ha constado ser hijo legitimo de Don
Luis de Donamaria, y Doña Delia de Robles y Leon su muger, y que el dicho Don Luis de Donamaria, padre del suplicante, fue hijo legitimo de Tristan de Donamaria, y Doña
Ysabel Cruzat, y el dicho Don Tristan, aguelo del suplicante,
hijo legitimo de Don Luis de Donamaria, y Margarita de Andosilla su legitima muger: consta asi bien de las dichas provanzas que el dicho Don Sevastian de Donamaria, y todos
los demas sus ascendientes por la parte paterna, y materna,
son cavalleros nobles de notoria nobleza y antiguedad en este Reyno dueños, y poseedores del Palacio del lugar de Donamaria, y del lugar de Ezperum, y de las diezmas del valle
de Ybargoyara, y como tales cavalleros nobles han tenido, y
tienen llamamiento á las Cortes generales de este Reyno, y
son exemptos de quarteles, ellos y sus caseros, asi bien se
120
prueva que quatro hermanos del dicho Don Sebastian sirvieron á Vuestra Magestad en diferentes ocasiones, y dos de
ellos prosiguiendo sus servicios murieron en Ytalia; consta
por testimonio sacado de la Camara de Comptos con citacion del fiscal de este Consejo, que el dicho Don Luis de Donamaria, visaguelo del suplicante, llevó de acostamiento cien
ducados moneda de Navarra por merced que se le hizo de la
dicha cantidad en veinte y cinco dias del mes de Octubre del
año de mil quinientos y doze, y despues de la muerte del dicho Don Luis, Don Tristan de Donamaria su hijo y sucesor
en los dichos palacios de Donamaria y Ezperun pareció ante la Persona Real delseñor Rey Don Phelipe el segundo, que
santa gloria haya, siendo Principe de España y le hizo relacion de como havia vacado el acostamiento de quarenta mil
maravedis que su padre Don Luis gozaba, por merced del
Señor Rey Don Fernando el Catholico, suplicando á su Alteteza fuese servido de interceder con su padre al Señor Emperador Carlos quinto de gloriosa memoria para que se continuase en el la misma merced, y haviendo visto las causas y
razones propuestas por el dicho Don Tristan, le hizo merced
de escribir unas cartas en la dicha razon representando al
Señor Emperador Carlos quinto, su padre, las razones que
havia para que se la hiciese al dicho Don Tristan la merced
que pretendia, como todo ello consta por una carta presentada en proceso, su data en Monzon á ocho de Octubre de mil
quinientos cinquenta y dos, y estando esta pretension en este
este estado dizen los testigos de esta provanza que, por descuydo de Don Luis de Donamaria padre del suplicante, no se
ha proseguido ni hecho diligencia sobre ello; parece asi bien
el dicho Don Sebastian que concurren en su persona las
calidades, y partes necesarias para servir a Vuestra Magestad en qualquiera ocasion que fuere servido ocuparle: el
fiscal solo prueva que las rentas reales estan tan cargadas
de mercedes, y salarios que no alcanzan á pagar las cargas,
y obligaciones que sobre si tienen: á la mayor parte del Consejo parece que, siendo Vuestra Magestad servido, se le puede hacer merced al suplicante de quarenta mil maravedis de
acostamiento; dos votos fueron de parecer que no se le den
121
sino treinta mil; Vuestra Magestad hara como mas fuere de su
real servicio. Guarde nuestro Señor la Catholica persona de
VuestraMagestad.En Pamplona y Diciembre diez de mil seiscientos veinte y siete.=Don Bernardino Gonzalez, Conde de
Castrillo.=El Lizenciado Don Diego d e Cevallos y de la
Vega.=El Lizenciado Eusa.=El Lizenciado Don Lope Morales.=El Lizenciado Don Jacinto Murillo de Ollacarizqueta.=
E l Lizenciado Don Juan de Lizarazu.=Martin de Alcoz, Secretario.
CAPITULO
VEINTE
De plata y el árbol terrazado de sinople, con un oso pasante de sable atravesado al tronco, que es de Jaso.
(Arch. de Navarra.—Reino: Tomo I de Escudos de
Armas, núm. 1105.)
DEL ACOSTAMIENTO PRETENDIDO POR DON PEDRO DE JASO DE QUE
Folio 171.
AY RAZON EN EL LIBRO PRIMERO DE CONSULTAS DEL REYNO DE
NAVARRA
SEÑOR:
OR parte de Don Pedro Jaso, vecino de esta ciudad,
se nos ha presentado la cedula Real de Vuestra
Magestad del thenor siguiente.=EL REY.=Conde Castrillo, pariente, de nuestro Consejo de la
Guerra, Mayordomo de la Serenisíma Reyna mi muy cara, y
muy amada muger: nuestro Visorrey del Reyno de Navarra,
Capitan General de el, y de la provincia de Guipuzcoa, Regente y los del nuestro Consejo del dicho Reyno: por parte
de Don Pedro de Jaso, vecino de la ciudad de Pamplona en
ese Reyno, nos ha sido hecha relacion que en todas las ocasiones que se han ofrecido en su tiempo de nuestro servicio
ha acudido á el, y en particular en el que el Duque de Ciu-
123
dad Real sirvio el cargo de nuestro Visorrey, y Capitan General, asistiendo siempre, cerca de su persona, en todas las
ocasiones que tuvo en los montes de Arranegui, y confines
de Francia que por tocar en jurisdiccion fueron de la ímportancia y cuidado que se sabe: y el año pasado de seiscientos
diez y siete haviendose ofrecido particular ocasion en ese
Reyno, por orden del Duque lebanto una compañia de quinientos hombres á su costa con prontitud y gasto; y es en ese
Reyno uno de los cavalleros del brazo militar que entran en
Cortes, y por la dicha ciudad fue nombrado por su Procurador en la de mil seiscientos veinte y uno, y nos sirvio en
ellas, y que es descendiente de la antigua y noble familia de
los Jasos, los quales sirvieron siempre a los señores Reyes
mis predecesores, en que gastaron sus haciendas, y derramaron
su sangre, y en particular Arnal Perez de Jaso su tartarabuelo, y su hijo Pedro de Jaso, el qual quando el Rey Don Juan
de Navarra le estaba tomada por Francia la fortaleza de San
Juan del Pie del Puerto en la baxa Navarra, por su recuperacion y sustento de la gente de guerra, le asistió con su persona dandole particularmente en sola una ocasion quatro míl
quinientas y quarenta y un libras, que para aquel tiempo fue
servicio, y socorro muy considerable, y o y se le deben, porque aunque se le hizo merced de los derechos del peaje de las
villas de Sant Pelay, y Garriz, en Bascos no l o goza porque
su nieto Valentin de Jaso el año mil quinientos veinte y
seis que Don Enrique de Labrit ocupo la tierra de Bascos,
por acudir al servicio del Emperador Carlos quinto mi visaguelo, y Señor, dexó su casa y hacienda que tenia en la dicha
villa de San Juan del Pie del Puerto, que era muy calificada, y
grande, y los dichos derechos de las villas de Sant Pelay y
Garriz de que tenia merced su casa, y entre otros servicios
que el dicho Capitan nos hizo, fue uno tan señalado como la
entrega del castillo y villa de Fuenterrabia, que entregó á
Juan Fernandez de Velasco Condestable de Castilla, y Almirante Don Fadrique, en nombre de la Magestad Ymperial, el
qual dicho Capitan con su prudencia, y valor fue el todo para
que se recobrasen, como se recobraron, el dicho castillo y villa, y quando el Duque de Alburquerque, Visorrey que fue de
124
ese Reyno, entró con gente en Francia estando entonces el
Rey Don Phelipe segundo mi abuelo, y Señor, que santa gloria haya, muy ocupado en lo de Flandes, y San Quintin fue
Maestre de Campo, por la satisfaccion que tenia de su persona servicios é industria, y siendolo en esta ocasion tomo, y
quemo tambien el castillo y villa de San Juan de Luz, y continuadamente el Doctor Don Martin Saenz de Jaso y Bascolete su viznieto é insigne letrado, nos sirvio de Juez en ese
Consejo, y aunque al dicho Capitan Valentin de Jaso por cedula de veintinueve de Abril de mil quinientos veinte y quatro se le hizo merced de treinta ducados de acostamiento,
y que en veinte y nuebe del mismo mes de mil quinientos
veinte y cinco al dicho Doctor Don Martin Saenz se le hizo
de otros cien ducados de acostamiento, cesó todo con su
muerte, sin haberse continuado en sus descendientes, y el suplicante como heredero unico de los sobre dichos, á subcedido en todas sus casas principales que son solariegas, y de
Cavo de Armeria llamados á Cortes, exempta del hospedage
en quien han recaido todos los dichos servicios, y es viznieto
del Doctor Don Juan de Jaso, Regente que fue de ese Consejo,
y muy favorecido y estimado del Rey Don Juan de Navarra,
y que este cavallero fue padre de Sante Francisco de Jaso y
Xavier ilustre Apostol de las Yndias que, junto con la predication del Evangelio, sirvio al aumento de nuestra Corona l o
que es notorio, y el suplicante es sobrino de este gran Santo,
viznieto de hermana mayor, siendo tambien comunes los
abuelos por la via paterna, de que consta por cedulas reales,
fees, y papeles autenticos; suplicandonos que teniendo consideracion á l o referido y á que estan sin premiar los dichos
servicios, y es costumbre en ese Reyno el continuar semejantes mercedes en los subcesores de las casas, fuesemos servido de hacersela de los dichos ciento y treinta ducados de
acostamiento, y renta que llevaban en cada un año los dichos Capitan y Doctor Don Martin Saenz de Jaso y Bascolete
con l o corrido desde su muerte, y quando no haya lugar, l o
corrido, acrecentando la dicha renta: y porque queremos saber persona, y de que calidad es el dicho Don Pedro, y si es
poseedor de los dichos Palacios, y llamado á las Cortes, y de
125
que preeminencias, y exemplares goza, y si á alguno de sus
pasados se le ha hecho merced de acostamiento, y en que
cantidad, y quanto tiempo ha, y que causa á havido para no
continuarse, y si el, y ellos nos han servido y en que ocasiones, y l o que ha pasado, y pasa en todo l o referido, y si
por razon de los dichos servicios al suplicante, ó algun ascendiente suyo, se le ha hecho merced en materia de oficio,
hacienda, ú honores, ó seria justo hacersela, hasta en que
cantidad, ó seria consequencia para que otros pidiesen l o
mismo, ó se seguiria algun otro inconveniente ó perjuicio, y
á quien, y porque causa; os mandamos que con asistencia
del nuestro Procurador, fiscal, y Patrimonial de ese Reyno
proveais que se haga informacion de l o suso dicho, y de lo
que de ella resultare nos embies relacion particular con
vuestro parecer, firmada de vuestros nombres, cerrada y sellada, dirigida á Pedro de Contreras, nuestro Secretario de la
Camara y Estado de Castilla, para que vista proveamos l o
que convenga. Fecha en Madrid áveinte y quatro de Diciembre de mil seiscientos veinte y seis años.=Yo el Rey.=Por
mandato del Rey nuestro Señor, Sebastian de Contreras.=La
qual fue obedecida con el acatamiento debido, y en quanto á
su cumplimiento se ha recibido informacion de l o contenido en ella con citacion del fiscal y Patrimonial de Vuestra
Magestad, y l o que resulta es, que dicho Pedro de Jaso es hij o legitimo y natural de Valentin de Jaso, y de Doña Margarita de Elio, Esparza, y Artieda su muger, y nieto de Valentin de Jaso, y Doña Elena Cruzat, su muger, y viznieto de
Don Martin Sanz Bascolet, y de Doña Ysabel de Jaso su muger, hermana del capitan Valentin de Jaso, y prima hermana
del Santo Francisco de Xavier, todos descendientes de unos
mismos aguelos, y el dicho Don Martin de Bascolet fue Oidor
de la Camara de Comptos y del Consejo Real de este Reyno,
y el capitan Valentin de Jaso fue Maestre de Campo en la
jornada que el Duque de Alburquerque con gente de este
Reyno hizo á San Juan de Lux, y fue hombre valeroso, y señalado, y como tal, en renumeracion de sus servicios el Señor Emperador Carlos quinto, visaguelo de Vuestra Magestad,
por cedula de veinte y siete de Abril del año mil quinientos
126
veinte y quatro le hizo merced de cien ducados de acostamiento, en las tablas Reales, hasta en tanto que por Su Magestad fuese proveido en una plaza de Camara de Comptos,
y por otra cedula real de veinte y nuebe del mismo mes de
Abril de mil quinientos veinte y quatro, le hizo merced, por
otra parte, de treinta ducados de acostamiento, para durante
su vida, y el Rey Don Juan de Navarra porque le sirvio
Pedro Perez de Jaso en la recuperacion de la fortaleza
de San Juan del Pie del Puerto, y en satisfaccion y pago de
quatro mil quinientas quarenta y un libras, tres sueldos y
seis dineros carlines, que, reducidos á ducados, montan seiscientos ochenta y un ducados y sesenta y ocho maravedis, le
hizo merced al dicho Pedro Perez, para el y sus herederos, y
de los dichos, del peage de los lugares de San Pelay, y Garriz, y tierra de Cisa en Bascos, para que los gozase hasta
que fuesen pagados de la dicha cantidad, y el dicho peage cobro el dicho Pedro Perez, y despues el Capitan hasta que el
año mil quinientos veinte y seis Don Enrrique de Labrit ocupo la tierra de Bascos, y el dicho Capitan Valentin de Jaso
dejo de vivir con el, y vino al servicio del Señor Emperador,
y Su Magestad en recompensa del dicho peage, con consulta
y parecer del Virrey, y Consejo Real deeste Reyno, por cedula Real de diez y ocho de Septiembre del año mil quinientos
treinta y ocho, le mando pagar al dicho Capitan las dichas
quatro mil quinientas quarenta y un libras, tres sueldos, y
seis dineros, y que en el entre tanto que no se le pagasen se
le diese treinta ducados de oro castellanos, y el dicho Don
Pedro de Jaso, como heredero, y subcesor suyo, goza o y dia
los dichos treinta ducados de merced, y por cedula Real de
catorce de Junio del año mil quinientos quarenta y quatro se
le hízo merced al dicho capitan Valentin de Jaso,por sus servicios, de exempcion de huespedes de sus casas, y al dicho
Don Pedro de Jaso y sus pasados son muy antiguos en esta
ciudad, y Reyno, y es y fueron de la casa, y Palacio de Jaso
en tierra de Bascos, que ha sido, y es tenida y reputada por
casa principal, y calificada, y es dueño del Palacio de cavo
de armeria del lugar de Sagües, y está emparentado con casas, y familias como las del Conde de Xavier, de los dueños
127
de los lugares de Aderiz, y de Oriz, y con Don Miguel de
Eguia, que todos ellos han entrado, y entran en Cortes en el
brazo militar de los cavalleros, y es sobrino del Señor de
Elio, Esparza y Artieda, hijo de hermana suya, y reputado
por cavallero noble y principal, y emparentado con lo mejor
del Reyno, y es de edadde treinta y quatro años, y de buenas
partes para servir á Vuestra Magestad en las ocasiones que
se ofrecieren, y se trata lucidamente, hasta aqui es l o que
consta de las pruevas que el dicho Don Pedro de Jaso hizo,sobre Cedula Real de llamamiento de Cortes, y de la resulta que en razon de ello hizo á Vuestra Magestad este Consejo.=Lo que aora añade, y ay ademas, es que Vuestra
Magestad fué servido de hacerle merced de llamarlos á las
dichas Cortes en el brazo militar; tambien añade, y consta
que se halló en las diferencias de los confines de este Reyno
en los montes de Alduide, el año mil seiscientos y treze, y
despues el año mil seiscientos diez y siete, por mandato del
Duque de Ciudad Real, Virrey al tiempo de este Reyno, á ocasion de un Embaxador extraordinario que vino de Francia
levantó una compañia de ynfanteria, y procedió con mucho
lucimiento, y acudiendo siempre con mucha puntualidad á las
cosas del servicio de Vuestra Magestad, segun que l o certifica
el mismo Duque, y el año mil seiscientos y veinte, fué nombrado por esta ciudad de Pamplona por uno de sus Procuradores de Cortes, y asistió á ellas, y el año pasado fué Regidor Cavo de la dicha ciudad: el fiscal de este Consejo alega, y prueva que las rentas Reales de este Reyno n o alcanzan
á pagar las mercedes, y que los acostamientos, aunque sean
posteriores prefieren por ley á las mercedes, y que qualquiera que se le hiciese, ha de ser un agravio de los que tienen
otros.=Parecenos que Vuestra Magestad, siendo servido, le
podia hacer merced al suplicante de treinta mil marevedis de
acostamiento. Vuestra Magestad proveerá l o que mas fuere
de su Real servicio, Dios Guarde la Catholica Persona de
Vuestra Magestad. En Pamplona á veinte y uno de Henero
año de mil seiscientos veinte y ocho.=Don Bernardino Gonzalez Conde de Castrillo.=El Lizenciado Don Diego de Ce-
128
ballos y de la Vega.=El Lizenciado Eusa.=El Lizenciado
Don Lope de Morales.=El Lizenciado Don Jacinto Murillo de
Ollacarizqueta.=Don Bernardino Cruzat.=Martin de Alcoz,
Secretario.
CAPITULO VEINTE Y UNO
Escudo fajado de oro y plata bordadas de sable, que es de Baquedano.
(Arch. de Navarra.—Libro viejo de Armería, folio 27.)
DEL ACOSTAMIENTO PRETENDIDO POR DON JOSSEPH REMIREZ DE BAQUEDANO, DE QUE AY RAZON EN EL LIBRO PRIMERO DE CONSULTAS
Folio 192.
DEL REYNO DE NAVARRA
SEÑOR:
O R parte de Don Josseph Remirez de Baquedano
se nos ha presentado una Cedula Real de Vuestra
Magestad del thenor siguiente.=EL REY.=Nuestro Visorrey y Capitan General del nuestro Reyno
de Navarra, Regente y los del nuestro Consejo de el: por
parte de Don Josseph Remirez de Baquedano nos ha sido
hecha relacion que los dueños de los Palacios de Ecala, San
Martin y Baquedano de donde desciende el linage y familia
de los Baquedanos de ese Reyno que han sido, y son cavalleros de nobleza conocido en el, y que el dicho Don Josseph
es Cavo de Linage, y dueño de las pechas de las villas de
Amesqua Alta, y Baxa, y descendiente por linea recta de va-
130
ron de los que han sido dueños y poseedores de los dichos
Palacios y pechas, y de otras haciendas muy calificadas en
ese Reyno, y es hijo legitimo y natural de Don Gonzalo Remirez de Baquedano, y viznieto de Juan Remirez de Baquedano, y ellos, y todos sus antepasados, como personas calificadas, han sido llamados á las Cortes generales de ese
Reyno, los quales todas las veces que se han ofrecido han
acudido á todas las ocasiones de guerracapitanes de la gente que se levantaba, asi de los dichos valles como de los de
Yerri, Val de Allin, y valle de Lana, que son de mucha poblacion, y sin que por los dichos servicios les hayamos hecho merced alguna; suplicandonos que teniendo consideración á l o suso dicho, y á que dos de sus thios sirvieron en
Flandes, Portugal y Bretaña, y otrasjornadas, el uno de ellos
siendo Capitan de Ynfanteria en los dichos Estados donde murió: y el otro de Alferez, fuesemos servido de hacerle
merced del acostamiento que sus antepasados han llevado
en ese Reyno, como dueños de las dichas casas, acrentandoselos hasta en cantidad de ciento y cinquenta mil maravedis
en cada un año, ó como la nuestra merced fuese, y porque
queremos saber l o que en esto hay, y pasa, y que persona, y
de que calidad es el dicho Don Josseph Remirez de Baquedano, y si es dueño de los dichos Palacios de Ecala, San Martin, y Baquedano, y si los dueños de ellos han llevado acostamiento en ese Reyno en algun tiempo, en que cantidad, y
que tanto tiempo ha que no le llevan, y porque causa se dexo
de continuar, y en que cargos, y ocasiones nos han servido
los dueños de los dichos Palacios, y si por esto y las demas
causas que representa convendria hacerle la merced que suplica, y caso que de ello fuesemos servido en que cantidad se
la podriamos hacer, ó si de ello se seguirá algun inconveniente, ó perjuicio, á quien, y porque causa, ó seria consequencia para que otros pidiesen lo mismo, os mandamos que
con asistencia del nuestro Procurador fiscal, y Patrimonial
de ese Reyno, proveais que se haga informacion de l o suso
dicho, y de l o que de ella resultare nos embieis particular relacion, con vuestro parecer, firmada de vuestros nombres,
cerrado y sellado, dirigido á Thomas de Angulo, nuestro Se-
131
cretario de la Camara y Estado de Castilla, para que vista
proveamos l o que convenga. Fecha en Madrid á treinta y uno
de Diciembre de mil seiscientos y veinte.=Yo el Rey.=Por
mandato del Rey nuestro Señor Thomas de Angulo.=La qual
ha sido obedecida con el debido acatamiento, y en su cumplimiento, habiendo recivido informacion con citacion del
fiscal y Patrimonial de Vuestra Magestad, resulta que el dicho Don Josseph es hijo legitimo y natural de Don Gonzalo
de Baquedano y de Doña Susana de Abear, y nieto de Diego
Remirez de Baquedano, y viznieto de Juan Remirez de Baquedano, y revisnieto de Fernando Remirez de Baquedano,
y el y sus pasados es y han sido dueños de los Palacios de
San Martin, Ecala y Baquedano, y las pechas de los once lugares de las valles de Amezqua la Alta y Baja, y han puesto,
y ponen de su mano Bayles, y Merinos en las dichas valles
de Amezqua, y los dichos Palacios han sido y son de notoria
gentileza y nobleza, y Cavo deArmeria, y el suplicante, como
sus pasados, es cavallero llamado á las Cortes generales de
este Reyno en el brazo militar de los Cavalleros, y no solamente es, y han sido Cavalleros tan conocidos, pero su Casa es, y ha sido Cavo de Linage de los Baquedanos, tenida y
reputada por tal en este Reyno, y en el quando se han ofrecido casos de guerra los dueños de su Casa han sido Capitanes de las valles de Amezqua Alta y Baxa, y de la valle de
Allin, y de la Lana, y el Rey Don Juan de Navarra en su
tiempo creó por Capitan de las valles de Amezqua y de las
de Yerri, y Val de Lana á Juan Ramirez de Baquedano, Señor de San Martin, y consta por otra provision que Don Antonio Manrrique, siendo Virrey de esteReyno, el año mil quinientos veinte y uno, mandó á Juan Ramirez de Baquedano
que en la ciudad de Estella y las valles de Amezqua, y entre sus parientes, levantase una compañia de doscientos
hombres para lo que se ofreciese, y en esta provision le llaman Cavo de Linage de los Baquedanos; y el año mil quinientos quarenta y dos, el Virrey Joan de Vega, mandó que
siguiesen á Diego Remirez de Baquedano, aguelo de Don
Josseph, todas las gentes que quisiesen conducirse con el, y
en su compañia de las valles de Amezqua, y Val de Lana: y
132
el año mil quinientos cinquenta y ocho el Duque de Albuquerque, siendo Virrey, hordenó que las gentes de las valles
de Amezqua Alta y Baxa y Val de Allin fuesen á DonDiego
Remirez de Baquedano les hordenase, y el año siguiente se
les mandó l o mismo, y en las dichas ocasiones dizen los testigos que el dicho Diego Remirez, y sus pasados, han acudido
como valerosos soldados á propias espensas, y en una ocasion la valle de Yerri, haviendole nombrado por su Capitan
al señor de Sarria,se agravió, y pidió que se le diese á Diego
Remirez de Baquedano, porque el y sus pasados lo habian
sido las veces que se havia ofrecido sacar gente de la dicha
valle, y el señor Rey Don Phelipe segundo, el año mil quinientos ochenta ynuebe, dió conducta de Capitan á Don Fernando Remirez de Baquedano para levantar una compañia
de doscientos hombres, y certifica Don Juan de Aguilar, que
el dicho Capitan pasó á Bretaña quando su Magestad embió
los dos mil hombres de socorro que llevó el contador Francisco de Echavarri, y que por mandato de su Magestad se le
dió una compañia de infanteria, con la qual sirvió tres años
cumplidos en las ocasiones que se ofrecieron; tambien dizen
los testigos que un hermano del dicho Diego Remirez murió
sirviendo de Alferez en los Estados de Flandes ó Bretaña, y
el Conde de Aramayona, en su tiempo, y el año mil seiscientos veinte y cinco el Conde de Castrillo, Virrey de este Reyno,le dieron conductas de Capitan para alistar las gentes de
las valles de Amezqua la Alta y Baxa, Val de Allin, y Val de
Lana, y segun los testigos el y sus pasados han sido Capitanes de las dichas valles, en las cuales ay mas de mil hombres;
dizen mas que el suplicante es Cavallero de buenas partes, y
benemerito de qualquiera merced: a Don Gonzalo Ramirez de
Baquedano se le hizo merced de veinte y cinco mil maravedís
de acostamiento el año de mil seiscientos y seis: pide aora
Don Josseph que se le crezca hasta ciento y cinquenta mil
maravedís=El fiscal, y Patrimonial de Vuestra Magestad
pruevan que el Patrimonio de este Reyno esta alcanzado, y
que el hacer la merced del dicho acostamiento será en agravio de las mercedes hechas á viudas de Jueces, y otros porque prefieren los acostamientos posteriores en el servicio vo-
133
luntario, á las mercedes de otra condición aunque sean posteriores.=Parecenos que atento á l o suso dicho, y la antiguedad, y nobleza de la Casa del suplicante, que Vuestra
Magestad, siendo servido, le podría hacer merced de los dichos veinte y cinco mil maravedís de acostamiento creciendoselos hasta quarenta mil. Vuestra Magestad proveerá l o que
mas fuere de su Real Servicio. Dios Guarde la Catholica Persona de Vuestra Magestad. En Pamplona á dos de Junio del
año de mil seiscientos veinte y ocho.=Don Bernardino Gonzalez Conde de Castrillo.=El Lizenciado Don Diego Cevallos y de la Vega.=El Lizenciado Eusa.=El Lizenciado Don
Lope Morales.=El Lizenciado Don Jacinto Murillo de Ollacarizqueta.=El Lizenciado Don Juan de Lizarazu.=Martín de
Alcoz, Secretario.
CAPÍTULO VEINTE Y DOS
Traian de Amézqueta y Larrea. Escudo cuartelado en cruz; 1.º y 4.º de oro y
la res de gules: 2.º y 3.º de oro y la caldera de sable, que es de Eguía.
(Arch. de Navarra.—Libro viejo de Armeria, folio
59 vuelto.)
DEL ACOSTAMIENTO PRETENDIDO POR DON FRANCISCO DE EGUIA,
DE QUE AY
RAZÓN
EN EL LIBRO
PRIMERO
DE CONSULTAS DEL
CONSEJO DE NAVARRA.
Folio 194.
SEÑOR:
O R parte de Don Francisco de Eguía se nos ha presentado una Cedula de Vuestra Magestad del thenor siguiente.=El Rey.=Conde de Castrillo, pariente, de nuestro Consejo de la Guerra, Mayordom o de la Serenisima Reyna mi muy cara, y muy amada muger, nuestro Visorrey del Reyno de Navarra, Capitan General de el, y de la provincia de Guipuzcoa, Regente, y los del
nuestro Consejo de ese Reyno: por parte de Don Francisco
de Eguia, vecino de la ciudad de Estella, nos ha sido hecha
relacion que él es hijo legitimo, y natural de Don Cibrian de
Eguia, y Doña Cathalina de Gongora, y nieto de Don Francisco de Eguia, sucesor en el Mayorazgo, y casa de los
135
Eguias, y él y sus padres, abuelos y pasados, paternos y maternos, y la dicha casa es Cavo del dicho Linage, y familia
de los Eguias, que es muy noble, y principal en este Reyno,
donde ay otras cinco casas calificadas y nobles del mismo
apellido, y descendientes de la dicha casa la qual tiene su
escudo de armas e insignias de su nobleza en los libros de
Armeria de ese Reyno, como otros nobles de él, y tambien
que es descendiente de la casa de Iraeta en la provincia de
Guipuzcoa, que es muy principal y calificada, y de las que
alli llaman de Pariente Mayor, cuyos dueños hansido, y son
muy conocidos Cavalleros hijosdalgo, y que por los servicios que Juan Martinez de Eguia, su quinto aguelo, hizo al señor Rey Don Juan de Aragon, le hizo merced de las pechas
de Val de Allin, y de Beire, y Aniz con su jurisdiccion baja
y mediana, y Nicolas de Eguia su quarto abuelo fue Alcalde
Superior, y Presidente de la Hermandad, y sirvió este oficio,
y llevó gajes por él, al qual, y á quatro hijossuyos, hizo merced el señor Rey catholico de treinta mil maravedis de acostamiento, los diez mil al padre, y los veinte mil á los hijos,
por servicios particulares que hicieron en una revelion que
huvo en la dicha ciudad de Estella, haciendose fuerte en una
yglesia de la dicha ciudad, apellidando el nombre del señor
Rey Catholico, y despues de la muerte del dicho Nicolas de
Eguia,hizo la merced de diez mil maravedis de acostamiento
á Nicolas de Eguia su visaguelo, y por su muerte de Don
Francisco de Eguia su aguelo, de veinte mil maravedis, el
qual sobrevivió al dicho Don Cibrian de Eguia, su hijo: suplicandonos que teniendo consideracion a lo referido, fuesemos servido de hacersela de los veinte mil maravedis de
acostamtento, que tuvo el dicho Don Francisco de Eguia, su
abuelo, aumentandosele hasta quarenta mil maravedis, ó como la nuestra merced fuese, y porque queremos saber que
persona y de que calidad es el dicho Don Francisco de
Eguia, y que si la dicha casa de los Eguias es de Cavo de
Armeria, y si él es dueño de ella y si sus poseedores han sido llamados á las Cortes de ese Reyno, y si el dicho Don
Francisco, su abuelo, gozó de acostamiento, y hasta en qué
cantidad, y si por su muerte quedó vaco, y seria parte hacer
136
merced de él al dicho su nieto, con algun acrecentamiento, ó
de ello se seguira algun inconveniente, o perjuicio, a quien y
por que causa: os mandamos que llamada y oida la parte de
nuestro Procurador fiscal y Patrimonial de ese Reyno, preveais que se haga informacion de todo, y de l o que de ella
resultare nos embiareis relacion particular con vuestro parecer, dirigida á Pedro de Contreras, nuestro Secretario de la
Camara y Estado de Castilla, para que, vista, proveamos l o
que convenga. Fecha en Madrid á veinte y quatro de Julio de
mil seiscientos veinte y quatro años.=Yo E l Rey.=Por mandato del Rey nuestro Señor, Don Sevastian de Contreras.=
Y haviendole obedecido con el acatamiento debido, en su
cumplimiento decimos que, el dicho Don Francisco de Eguia
es hijo legitimo de Don Cibrian de Eguia y Doña Elena de
Gongora su legitima muger, nieto de Don Francisco de
Eguia, y que asi el dicho Don Francisco, sus padres, abuelos y demas ascendientes paternos y maternos, estan en fama, y comun reputacion de Cavalleros muy calificados; en
particular parece que el suplicante ha subcedido en la casa
principal de los Eguias de la ciudad de Estella, familia de
nombre y apellido en este Reyno, que tiene su excudo de armas, y el suplicante asiento en las Cortes generales como
los demas Cavalleros, y que asimismo l o son los de la casa
de Yraeta solar antiguo de la provincia de Guipuzcoa, cuya
nobleza toca al suplicante, como tambien muchos servicios
que hicieron sus pasados á la Corona Real de Vuestra Magestad, en particular Juan Martinez de Eguia, su quinto abuelo, y que en remuneracion de ellos le hizo merced el señor
Rey Don Juan de Aragon,el año de mil quinientos y doze, de
las pechas de Beire y Aniz con la jurisdiccion baxa y mediana de dichos lugares, y la Serenísima Princesa Doña Leonor
de las pechas de la valle de Allin con la misma jurisdiccion;
asi bien parece que Nicolas de Eguia, su quarto abuelo, fue
un Cavallero de mucho valor, y con el que tuvo, asistido de
quatro hijos suyos, y otros deudos y allegados, restauró la
ciudad de Estella, y apellidando el nombre del Señor Rey
Don Fernando el Catholico, sosegó un movimiento contra la
Parcialidad de Don Juan de Labrit, con mucho riesgo de per-
137
der su vida y hacienda, en cuya remuneracion se le hizo merced de diez mil maravedis de acostamiento, y de veinte mil
para sus quatro hijos, junto con esto fue Alcalde Mayor de
la Hermandad de la ciudad y Universidad de Estella con titulo de Presidente de la dicha Hermandad; ademas de l o sobredicho consta que el Señor Emperador de gloriosa memoria hizo merced á Nicolas de Eguia, visabuelo del suplicante,
de los dichos diez mil maravedis de acostamiento, y que estos acrecentó, hasta veinte mil, el Señor Rey Don Phelipe segundo, por sus servicios, a Don Francisco de Eguia, aguelo
del suplicante, la qual merced n o se continuó en Don Cibrian
de Eguia, su hijo y padre del suplicante por haver muerto
primero, y asi mesmo, consta, y parece, que el dicho Don
Francisco de Eguia, suplicante, es un Cavallero de los lucidos de este Reyno, de mucha estimacion, y partes para poder
emplearse en el servicio de Vuestra Magestad.=El fiscal alega que el Patrimonio Real esta muy mescavado, y que si al
dicho Don Francisco se le hace la merced que suplica, será
ocasion á otros para que pidan l o mismo.=Parecenos que
puede Vuestra Magestad hacerle merced al suplicante de los
veinte mil maravedis de acostamiento que gozó Don Francisco de Eguia, su abuelo.=Guarde Dios la Catholica Persona de Vuestra Magestad como la Chistiandad ha menester. De
Pamplona á veinte y ocho de Noviembre de mil seiscientos
veinte y ocho.=El Obispo de Pamplona.=El Lizenciado Don
Diego de Cevallos y de la Vega.=El Lizenciado Eusa.=El
Lizenciado Don Lope de Morales.=El Lizenciado Don Jacinto Murillo de Ollacarizqueta.=El Lizenciado Don Juan de
Lizarazu.=Martin de Alcoz, Secretario.
CAPÍTULO VEINTE Y TRES
De plata y los dos lobos pasantes surmontados, armados y lampasados de gules, que es de Eraso.
(Arch. de Navarra.—Libro viejo de Armería, folio 7 vuelto.)
DEL ACOSTAMIENTO PRETENDIDO POR DON MIGUEL DE HERASO DE
QUE AY RAZON EN EL LIBRO PRIMERO DE CONSULTAS DEL CONSEJO
Folio 198.
DE NAVARRA
SEÑOR:
NA cedula Real de Vuestra Magestad nos ha sido
presentada, la qual es del thenor siguiente.=El
Rey.=Conde de Castrillo, pariente, del nuestro
Consejo de la Guerra, Mayordomo de la Serenísima Reyna, mi muy cara y muy amada muger, nuestro Visorrey del Reyno de Navarra, Capitan, General de él, y de la
provincia de Guipuzcoa, Regente y los del nuestro Consejo
de el dicho Reyno: por parte de Don Miguel de Heraso, cuyos dize que son los lugares y Palacios de Eraso y Murguindueta en ese Reyno, y el Palacio de la villa de Azmezqueta
en la dicha provincia de Guipuzcoa, nos ha sido hecha relacion que es hijo legitimo de Juan Lope de Riezu y Doña
139
Francisca de Heraso la qual fué hija de Don Lope de Heraso, poseedor que fué de los dichos lugares y Palacios, y el
dicho Don Lope, su aguelo, lo fue de Miguel de Eraso, por
cuya muerte, y no haver dexado hijo varon, sucedió la dicha
Doña Francisca, su madre, en los lugares y Palacios que todos son casas solariegas, y de Cavo de Armeria, y gentileza
notoria, y llamadas á las Cortes generales de ese dicho Reyno en el brazo militar, y haviendolos tenido y poseido durante su vida, por su muerte, como hijo mayor suyo, ha subcedido en ellos el dicho Don Miguel, y que los dichos Don
Lope y Miguel de Heraso, su abuelo y visabuelo, y los demas sus ascendientes, nos sirvieron como buenos y leales
Cavalleros en las ocasiones de paz y guerra que ofrecieron,
siendo siempre Capitanes de la gente que se ha prestado de
las valles de Araquil, Larraun, Ergoyena y Basaburua, levantando la gente conforme las ordenes de los Virreyes de
ese Reyno, y en particular el dicho Miguel de Eraso, su visabuelo, fue, y se halló, con quinientos hombres de los dichos
valles, en la jornada que hizo Juan de Vega, Virrey que fue
de ese Reyno sobre Bayona, y en tiempo del Duque de Alburquerque en la quema de San Juan de Luz, y tambien el dicho Don Miguel ha servido en todas las ocasiones que se
han ofrecido en ese Reyno imitando á sus pasados, y todos
han sido y son hombres principales, hijosdalgo y Cavalleros
notorios muy favorecidos y horrados de los Reyes de ese
Reyno, y el Rey Don Phelipe segundo, mi aguelo y Señor
que en santa gloria haya, hizo merced al dicho Miguel de Heraso de cinquenta mil maravedis de acostamiento, y se prorrogó y se continuó después en el dicho Don Lope su hijo, y
por su muerte en el dicho Don Miguel de Heraso su nieto y
thio del dicho Don Miguel, el qual nos sirvió tambien en todas las ocasiones que se ofrecieron en ese dicho Reyno, y el
dicho Don Miguel ha subcedido en todos los dichos servicios, Palacios y Mayorazgos, y no se le ha hecho merced ninguna suplicandonos fuesemos servido de hacersela de los
dichos cinquenta míl maravedis de acostamiento, como l o
han llevado sus pasados, y se ha acostumbrado á dar en ese
Reyno á semejantes personas de su calidad y subcesores de
140
Palacios, ó como la nuestra merced fuese, y porque queremos saber que persona y de que calidad es el dicho Don Miguel, y si es Dueño de las casas y Palacios que dixo, y si
son de Cavo de Armeria, y si es llamado á las Cortes generales de ese Reyno, y el y sus pasados nos han servido, y en
que ocasiones, y han gozado acostamiento, y en que cantidad, y hasta que tiempo, ó se ha continuado hasta aora, ó la
causa porque no se ha hecho, y si el suplicante ha subcedido
en la remuneracion de los dichos servicios, y á el o alguno
de sus pasados se le ha hecho merced en materia de oficios
honores ó hacienda, ó por no haber rescebido, y las causas
que representa seria justo hacersela del dicho acostamiento,
y hasta en que cantidad, ó de ello se seguiria, inconveniente
ó perjuicio, a quien, y por que causa, ó seria consequencia
para que otros pidiesen l o mismo: os mandamos que con
asistencia del nuestro Procurador fiscal y Patrimonial de ese
Reyno proveais se haga informacion de todo, y de l o que de
ella resultare nos embieis particular relacion con vuestro parecer, firmada de vuestros nombres y sellada, y cerrada, dirigida á Pedro de Contreras del nuestro Consejo de las Yndias, y nuestro Secretario de la Cámara y Estado de Castilla, para que visto proveamos l o que convenga. Fecha en
Madrid á veinte y quatro de Agosto del año mil seiscientos
veinte y siete.=Yo E l Rey.=Por mandato del Rey nuestro
Señor, Don Sevastian de Contreras.=La qual haviendo sido
obedecida con el acatamiento debido, con citacion del fiscal
y Patrimonial de Vuestra Magestad, y haviendosele por partes del suplicante se prueva l o siguiente.=Primeramente se
averigua que Don Miguel de Heraso, pretendiente, es hijo legitimo de Joan Lopez de Riezu y Doña Francisca de Heraso
señora que fue de los Palacios de Heraso y Murguindueta y
Amezqueta la qual fue hija de Don Lope de Heraso y nieta
de Don Miguel de Heraso...
CAPITULO VEINTE Y QUATRO
Escudo burelado de diez y seis piezas
de plata y sable, que es de Viguria.
(Arch. de Navarra.—Libro viejo de Armería, folio 44.)
DEL ACOSTAMIENTO PRETENDIDO POR DON FRANCISCO DE VIGURIA,
DE QUE AY RAZON EN EL LIBRO PRIMERO DE CONSULTAS DEL CONFolio 208 vto.
SEJO DE NAVARRA,
SEÑOR:
O R parte de Don Francisco de Viguria se nos ha
presentado una cedula de Vuestra Magestad del
thenor siguiente.=EL REY.=Nuestro Virrey del
Reyno de Navarra, Regente, y los del nuestro Consejo de el=por parte de Don Francisco de Viguria, cuyos dize que son los Palacios de Aguinaga y Oyanederra, nos ha
sido hecha relacion que es dueño de ellos por estar casado
con Doña Cathalina de Mauleon su subcesora, y por ser de
los antiguos y calificados de ese Reyno, y haver servido a la
Corona Real en muy grandes ocasiones sus antecesores, y en
particular el abuelo de la dicha Doña Cathalina se le hizo
merced y gozó treinta mil maravedis de acostamiento, como
142
otros Cavalleros de ese Reyno, y su padre murió sin haber
tenido tiempo de conseguirlo: suplicandonos que teniendo
consideracion á la calidad de su persona, casas y servicios
de sus pasados, l o fuesemos de continuar en el los dichos
treinta mil maravedis, con l o corrido desde que vacaron por
muerte del abuelo de la dicha Doña Catalina, acrecentandoselos hasta quarenta mil maravedis, ó como la nuestra merced fuese: y porque queremos saber que persona y de que calidad es el dicho Don Francisco de Viguria, y si es dueño y
poseedor de los dichos Palacios de Aguinaga y Oyanederra,
y si son casas solariegas, y de Cavo de Armeria, y los poseedores de ellos han llevado acostamiento, y en que cantidad y quanto tiempo ha, y si l o gozaba por dueño de algun
Palacio, y este es noble y de Cavo de Armeria, y ay otro
acostamiento en su casa, y la causa porque dexó de continuar en el dicho su padre, y si sus poseedores nos han servido, y que tiempo, y en que ocasiones, y por ellos se les
han hecho algunas mercedes en materia de oficios, honores,
ó aciendas, y por no se les haber hecho, y las causas que
representa,seria justo hacerle la que suplica, ó de ello se seguiria algun inconveniente ó perjuicio, a quien, y por que
causa, ó seria consequencia para que otros pidiesen l o mismo; os mandamos que con asistencia del nuestro Procurador fiscal y Patrimonial de ese Reyno, proveais se haga informacion de todo, y de l o que de ello resultare nos embies
particular relacion, con vuestro paracer, dirigido á Sevastian
de Contreras, nuestro Secretario de la Camara y Estado de
Castilla, para que vista proveamos l o que convenga.=Fecha
en Madrid á veinte de Septiembre de mil seiscientos veinte y
ocho años.=Yo E l Rey.=Por mandato del Rey nuestro Señor, Don Sevastian de Contreras.=La qual fue obedecida
con el debido acatamiento, y en su cumplimiento, para verificar la relacion que ha hecho á Vuestra Magestad el dicho
Don Francisco, ha presentado, con citacion del fiscal y Patrimonial, dos consultas que sobre esto mismo han hecho á
Vuestra Magestad los Virreyes y Consejo de este Reyno, la
una en ocho de junio de mil quinientos setenta y seis, la otra
en veinte de Febrero de mil seiscientos y siete, de las quales
143
y de otras escripturas y testigos presentados resulta, que el
dicho Don Francisco es hijo legitimo y natural de Don Sancho de Viguria y Doña Cathalina de Ozta su legitima muger,
y hermano de Don Diego de Viguria, quien es Señor del Palacio de Viguria, por haber subcedido á sus padres, como su
hijo mayor, y que la dicha Doña Cathalina fue hija legitima
y natural de los Dueños del Palacio de Olcoz, y que los dichos Palacios de Viguria y Olcoz, de donde desciende el suplicante, son casas solariegas y de Cavo de Armeria, muy
antiguas, y principales, y han tenido sus armas y escudos
conocidos, y los honores y preheminencias de los lugares
donde estan y de ellos han usado, y usan sus dueños y poseedores, y son exemptos de pagar quarteles, y otras imposiciones, y tienen sus pechas, y otras calidades que denotan
mucha nobleza, y antiguedad, y que han sido y son llamados
á las Cortes generales de este Reyno, y han asistido en ellas
en el brazo militar de los Cavalleros, y que asi el dicho Don
Francisco es hijodalgo notorio de su origen y dependencia,
y Cavallero conozido, por parte paterna y materna, y que habra veinte y seis años que está casado con Doña Cathalina
de Mauleon, señora de las casas de Aguinaga, y Oyanederra, la qual es hija legitima y natural de Ladron de Mauleon,
y Ana de Zozaya, y nieta,por parte paterna, de Vitor de Mauleon, y de Leonor de Aguinaga y Oyanederra, y que por
muerte de los dichos sus padres sin hijo varon ha subcedido
en los dichos Palacios, y que los llevó en dote quando casó
con el dicho Don Francisco, quien los posee despues aca, y
que los dichos Palacios de Viguria y Oyanederra son de los
nobles y antiguos de este Reyno, libres y exemptos de pagar
de quarteles y otras imposiciones, como Palacios de Cavo
de Armeria, y que tienen sus blasones y escudos de armas,
y sus dueños han precedido á los demas vecinos de los dichos lugares, y que en las Yglesias tienen sus sepulturas conocidas y señaladas en lugar mas preheminente que las
otras, y demas de esto el dicho Palacio de Oyanederra está
solo y apartado de otros lugares con su monte y termino redondo de por si, que denota mucha antiguedad y nobleza, y
tiene sus entierros en la Yglesia de Santiago de Ychasperri,
144
y lleva las preheminencias, y honores en el lugar de Urrizola, y que de parte de los Mauleones desciende de Charles
de Mauleon que fue su revisabuelo, y Dueño de la casa
noble, y Palacio de Cavo de Armeria de Traybuenas llamado á Cortes, que aora posee Don Enrique de Navarra y
Mauleon, Marques de Cortes, como descendiente de los Dueños de dicho Palacio, y que por la parte de la dicha Doña
Ana de Zozaya, su madre, desciende del Palacio de Zozaya
por ser hija de los Dueños de el, y que es de Cavo de Armeria, y uno de los principales de la valle de Baztan con llamamiento a Cortes, y las demas exempciones que las demas
casas de Cavo de Armeria de este Reyno, y que así la dicha
Doña Cathalina como poseedora de los dichos Palacios, y
descendiente de los Dueños de ellos asi de parte paterna como materna es hijodalgo, noble de su origen, y dependencia y que es publico, y notorio que sus pasados fueron muy
principales y Cavalleros conozidos y calificados, los quales
hicieron muchos servicios á los Señores Reyes predecesores
de Vuestra Magestad,en especial el dicho Ladron de Mauleon
su visabuelo fué muchos años Alcayde de la villa de Miranda y después de la villa de Falces, y Vitor de Mauleón su
aguelo y Phelipe de Mauleón su hermano mayor sirvieron
al Señor Emperador Carlos Quinto en las guerras de las
Comunidades de Castilla, el dicho Don Phelipe de Mauleon
como Capitan, y el dicho Vitor de Mauleón como su
Alferez, y que su Compañia fue de las primeras que entraron en Tordesillas, quando se tomo, y que en una escaramuza fue muerto el dicho Don Phelipe por los Comuneros
y el dicho Vitor Mauleon fue siempre continuando la guerra
hasta que se acabaron de paciguar las Comunidades, y de
que por los dichos servicios el señor Emperador el año de
mil quinientos veinte y quatro le hizo merced al dicho Vitor
Mauleon de treinta mil maravedis de acostamiento al año, y
que también el dicho Ladron de Mauleón padre de la dicha
Doña Cathalina por nombramiento del Marques Don Martin de
Cordova Virrey que fue de este Reyno servió de Capitan de la valle de Gulina donde esta sito el dicho lugar de Aguinaga en el
alarde general que hizo en todo este Reyno y que asi mismo
145
habian havido el año de mil seiscientos y once nueba de algunas alteraciones en Francia, el Duque de Ciudad Real siendo Virrey de este Reyno mando alistar la gente de el, y entonces fue Capitan de la dicha valle el dicho Don Francisco,
y ofrecio de servir á Vuestra Magestad con dos personas á
su costa, y estuvo prevenido esperando ocasión en que cumplillo, y que las dichas casas de Aguinaga y Oyanederra
que posee el dicho Don Francisco de Viguria estando en la
montaña del dicho Reyno en distancia de tres leguas de la
Ciudad de Pamplona, y en ocho de los confines de Francia,
y en parte donde puede acudir con mucha presteza á las cosas del servicio de Vuestra Magestad, como l o han hecho
sus pasados, y que habrá treinta años que el dicho Ladrón
de Mauleon, suegro del dicho Don Francisco, y poseedor de
las dichas sus casas haviendo alcanzado cedula de informacion, y alegado las dichas calidades, y los servicios de su
padre, abuelo, y antepasados, pidiendo se le hiciere merced
de algun acostamiento en consideración de ellos, consulto el
Virrey, y Consejo de este Reyno a Vuestra Magestad que se
le podía hacer merced de veinte mil maravedis por año con
obligacíón de servir con dos lacayos, y no se halla razon de
que hubiese tenido efecto sino que el dicho Ladron de Mauleon murio sin hacer despachar la dicha consulta, y sin alcanzar ninguna merced,y que así aora se le debe hacer al dicho Don Francisco como a su subcesor en las dichas casas
y servicios, y concurrir en el las partes y calidades necesarias,
y que tambien sus pasados sirvieron a Vuestra Magestad, y
en especial Juan de Viguria su hermano murió en servicio de
Vuestra Magestad en las guerras de Flandes en las dunas de
Neoparte, y Ostende, despues de haber servido por tiempo
de veinte años en aquellos Estados, y muchos de ellos con
oficio de Sargento, y Alferez, y que de hacerle la merced que
pide no resultara ningún inconveniente, y que a Don Francisco Carlos de Viamonte, y á Don Carlos de Heraso se les hiz o merced de los acostamientos que poseen desde el dia que
vacaron, y así pide el dicho Don Francisco que se le haga
merced del acostamiento que suplica con la calidad que á los
suso dichos. E l fiscal y Patrimonial de Vuestra Magestad
146
pruevan que el dicho Don Francisco es persona de mucha hedad, y que aunque n o le faltan deseos de asistir al servicio
de Vuestra Magestad en qualquiera ocasión, pero que por
sus muchos años no podrá servir por su persona, y por un
testimonio dado por un Secretario de la Camara de Comptos
consta que en las Rentas de Tablas y servicio ordinario caven todas las mercedes que Vuestra Magestad tiene hechas
en este Reyno, y que los acostamientos aunque sean posteriores prefieren a las otras mercedes aunque sean anteriores,
y que así quien tiene cabida aora en virtud de merced de
Vuestra Magestad, no latendra si se concede este acostamiento nuebo enla cantidad que se concediere, y que en ello por
esta causa se hará perjuicio a tercero.=Parecenos que Vuestra Magestad puede hacer merced al suplicante de veinte mil
maravedís al año.Vuestra Magestad proverá l o que mas convenga a Su Real servicio. Guarde Dios la Catholica Persona
de Vuestra Magestad como la Christiandad ha menester.
Pamplona y Marzo primero de mil seiscientos veinte y nuebe.
=El Obispo de Pamplona.=Lizenciado Don Diego de Cevallos y de la Vega.=Lizenciado Eusa.=Lizenciado Don Jacinto Murillo de Ollacarizqueta.=Lizenciado Don Juan de
Lizarazu.=Doctor Don Bernardino Cruzat.=Martín de Alcoz,
Secretario.
CAPITULO VEINTE Y CINCO
De azur y los dos lobos pasantes de
oro, armados y lampasados de gules.
Bordura de gules, cargada de diez sotueres de oro, que es de Eulate.
(Arch. de Navarra.— Reino: Tomo I de Escudos de
Armas, núm. 135.)
DEL ACOSTAMIENTO PRETENDIDO POR DON JOAN DE EULATE, DE QUE
Folio 220
AY RAZON EN EL LIBRO PRIMERO DE CONSULTAS DEL CONSEJO DE
NAVARRA.
SEÑOR:
O R parte de Don Joan de Eulate, se nos ha presentado una cedula de Vuestra Magestad del tenor siguiente.=EL REY.=Conde de Castrillo, pariente, del nuestro Consejo de la Guerra, Mayordomo de la Serenisima Reyna, mi muy cara y muy amada
muger, nuestro Virrey del Reyno de Navarra, y Capitan General de el, y de la provincia de Guipuzcoa, Regente y los
del nuestro Consejo del dicho Reyno: por parte de Don Joan
de Eulate, nos ha sido hecha relacion que es poseedor de los
Palacios y casas solariegas, y de Cavo de Armeria del lugar
de Eulate en ese Reyno, y que todos sus ascendientes fueron
Cavalleros nobles,Dueños de los dichos Palacios, y que co-
148
mo tales hicieron señalados servicios á vuestra Corona, de
doscientos y mas años á esta parte, y en particular su visaguelo se halló en la toma de San Juan de Lux, asistiendo al
Duque de Alburquerque, Virrey que fue de ese Reyno, y dos
hermanos del dicho su visabuelo fueron del Havito de San
Juan, y el uno murió siendo Gran Prior, y el otro cautivo en
Argel, y el suplicante, á imitacion dellos, ha que nos sirve
desde el año mil seiscientos y dos, y los siete en campaña en
los Estados de Flandes, haviendo ido á ellos á su costa, y
los dos y medio sin salir del sitio de Ostende, donde le hirieron tres veces, haciendo los mas particulares que se ofrecieron en la guerra, por los quales el Señor Archiduque, mi
thio, le aventajó tres veces, y después de acabarse el sitio se
halló en las dos jornadas que el exercito hizo al Reyno de
Frisa, y en todos los sitios y factiones de guerra que se ofrecieron en el, y despues que hubo treguas se vino á España,
el año de seiscientos y ocho con licencia de su Alteza, y en
el dicho año fue puesto en relacion de Capitanes, y el de seiscientos y diez y siete pasó de el á la Nueba España, por Capitan de la Artilleria de la flota donde el Marques de Guadalcazar, nuestro Virrey, le proveyó por Governador y Capitan
General de las provincias de la Nueba Mexico, y sirvió mas
de siete años en los dichos oficios con grande aprovechamiento de todos, haciendo muchos y muy señalados servicios, llevando á su costa, a las dichas provincias, dos religiosos y ocho soldados no obstante que los demas Governadores que han governado aquellas provincias han ido por
cuenta de la Real Hacienda, haciendo cada uno mas de veinte mil pesos de gasto en su viage, y durante el tiempo de su
govierno, allanó y pacificó el pueblo grande de las Jumanas,
y las provincias de los Emis y Pecures que estaban alzadas,
y la redujo á nuestra obediencia con excesivos trabajos de
su persona, asentó y aquietó las provincias de Zum de unas
guerras civiles que entre ellos tenian, compeliendolos primer o a que nos diesen obediencia como la dieron, y fue en persona a este caso, y de las dichas provincias truxo cantidad
de yndios chistianos que estaban degenerando de nuestra
santa fee, y con su industria redujo, asimismo, á los del pue-
149
blo y Peñal de Acoma que habia muchos años que estaban
revelados siendo inespugnable de fuerte, y que habian muerto al Maeso de Campo Don Juan de Caldinaz y Mendoza, y
cantidad de soldados españoles, incitando á los recien convertidos se fuesen á la dicha fortaleza, y cometiendo otros
enormes delictos, en menosprecio de aquella nueba Yglesia,
y de nuestra Justicia, y conociendo este daño, fue sitiada la
dicha fortaleza por todos sus antecesores, sin que pudiesen
reducilla, y el suplicante la ganó y entregó a su subcesor con
tan llana obediencia nuestra como los demas vasallos de
aquellas provincias, pagando el tributo Real mucho mejor
que los demas, y en las dichas provincias y en la villa de
Santa Fee, cabezas de ellas, edificó unas Casas Reales que
son las primeras que se han hecho en aquel Nuebo Mundo
para nuestro servicio, y asimismo trae á estos Reynos, á su
costa, tres bacas de Cibolas con su toro, para que en ellos
se multiplique este genero de ganado, monstro incognito y no
visto, el qual ha de ser de mucho aprovechamiento por ser
la carne mas sabrosa que las del carnero, y los pieles de
grande estimacion, y la manteca y sebo mejor que la del ganado de estos Reynos, las quales dichas bacas y toro, quedan en la jurisdiccion de Metepeque, que es seis leguas de
Mexico, haviendolas traido quinientas y cinquenta leguas,
caminando con ellas nuebe meses continuos por tierras de
guerra y despoblados, con excesivo trabajo y gasto de su
hacienda, y aunque en la ultima flota de la Nueba España
dexeó traerlas, l o dexó de hacer por falta de embarcacion,
suplicandonos que, en consideracion de todo l o referido, fuesemos servido de hacerle merced de un acostamiento como
l o tienen otras personas de su calidad en ese Reyno, ó como
la nuestra merced fuese, y porque queremos saber que persona, y de que calidad es el dicho Don Juan de Eulate, y s i
es poseedor de la casa y Palacio de Eulate, y esta es de Cav o de Armeria, y si concurren en el las calidades que se requieren para este acostamiento, y en l o que el dicho Don
Juan y sus ascendientes nos han servido, y de que tiempo á
esta parte, y en que ocasiones y oficios y puestos, y por ello
se le han hecho algunas mercedes en materia de oficios, ha-
150
cienda y honores, y si por las causas que representa seria
justo hacersela en l o que pretende, ó de ello se seguiria algun inconveniente ó perjuicio, a quien, y por que causa, ó
seria consecuencia para otros: os mandamos que con asistencta de nuestro fiscal de ese Reyno proveais se haga informacion de todo, y de l o que de ella resultare nos imbieis particular relacion, con vuestro parecer, firmada de vuestros
nombres, cerrada y sellada, dirigida a Don Sevastian de
Contreras, nuestro Secretario de la Camara y Estado de
Castilla, para que vista proveamos l o que convenga. Fecha
en Madrid á diez y ocho de julio, del año de mil seiscientos
veinte y ocho.=Yo E l Rey.=Por mandato del Rey nuestro
Señor, Sevastian de Contreras.=La qual fue obedecida con
el acatamiento debido, y para su cumplimiento, y verificar el
suplicante l o que alega, con asistencia del fiscal y Patrimonial, ha presentado y reproducido los autos que se hicieron
en este Consejo para hacer relacion á Vuestra Magestad de
l o contenido en otras tres cedulas Reales, las dos despachadas á instancias de Ambrosio de Eulate, hermano del suplicante, en diez y siete de Junio de mil seiscientos y uno, y en
seis de Agosto de mil seiscientos y quatro, y la tercera, a pedimento del suplicante, en veinte y dos de Mayo de mil seisCientos y siete; por las quales se nos mandaba hacer relacion á Vuestra Magestad de la nobleza y servicios de los susodichos, y de sus pasados, y si habia causas para hacerle
merced del acostamiento, y en virtud de las dichas cedulas
en consulta de trece de Diciembre de mil seiscientos diez y
seis hicimos relacion á Vuestra Magestad de l o que constó
hasta entonces, y l o que diximos y resultó fue que el dicho
Don Juan de Eulate, es hermano del dicho Ambrosio de Eulate, hijo de Juan Alvarez de Eulate, y Doña Juana Martinez
de Yarza, y nieto de Don Juan Alvarez de Eulate, y Cathalina Remirez de Baquedano, y viznieto de Sancho Alvarez de
Eulate, y Juana de Baquedano, y reviznieto de Juan Beltran
de Eulate, y Maria Gonzalez, y dueño del Palacio del lugar
de Eulate, el qual esta sito en los confines de Castilla y de
las provincias de Guipuzcoa y Alava, y que es casa solariega, y de Cavo de Armeria, y de conocida nobleza, y que co-
151
mo tal ha sido y es exempta de la paga de quartel, de recebir huespedes, hacer oficios de guardas y jurados y otros
servicios que acuden los demas vecinos del dicho lugar, a
los quales aunque ay entre ellos cerca de quarenta hijosdalg o han acostumbrado preferir en la Yglesia y otros actos, el
y su muger, gozando y continuando la prerrogativa que tuvieron sus dichos ascendientes, y que antiguamente preferian tambien á los Alcaldes d el a dicha valle de Amesqua la
Alta, hasta que este Consejo, en tiempo del agudo del suplicante, declaró deber preferir el Alcalde, y despues aca se hac e asi, y que Lope Martinez de Eulate, Consejero de los Reyes de este Reyno el año mil quatrocientos noventa y uno, y
Juan Diez de Eulate, Señor de la Casa de Sorlada el año mil
quinientos noventa y tres, ganaron executoria de hidalguia y
nobleza como descendientes del dicho Palacio, y que esta
emparentado el suplicante con muchas familias muy honrradas de este Reyno, y para mayor confirmacion de la antiguedad y calidad del dicho Palacio se presentó una escritura
por la qual parece que el año mil quatrocientos y siete se juntaron en el tres linages de gente noble y principal, y hicieron
hermandad de ayudarse unos á otros á otros con sus personas y haciendas, en todos los casos civiles y criminales que
se les ofreciesen, con todo genero de gente, eceptando las
personas Reales de los Reyes de Castilla y Navarra, y de su
sangre, y se puso clausula de haverse de juntar á tiempos en
el dicho Palacio, y tratar y conferir l o que les sucediese y
conviniese, y tomar su acuerdo, y que fray Juan Lope de Eulate, hermano de su revisaguelo del suplicante, fue Prior de
la Religion de San Juan de Jerusalen de este Reyno, y Lope
Alvarez de Eulate, hermano de su visaguelo, fue Cavallero
de la misma Religion, y murió cauptivo en Argel, y Sancho
Alvarez de Eulate, su visaguelo, en tiempo que el Duque de
Alburquerque, siendo Virrey de este Reyno, pasó á San Juan
de Lux, en Francia, fue con el, y se halló al quemar la dicha
villa, y que él el dicho Ambrosio de Eulate, su hermano, fue
desde Valencia á Mallorca en seguimiento de la Armada que
el año mil seiscientos y dos llevó Don Juan de Cardona, para ir sirviendo en ella de aventurero a su costa, y despues l o
152
continuó con deseo de que se ofreciese ocasion en que emplearse, y que el suplicante ha muchos años que sirve haviendolo comenzado á hacer en Flandes adonde pasó a su
costa el año mil seiscientos y dos, y el Serenisimo Archiduque Alberto le dió seis escudos de ventaja que asentó en la
Compañia de Don Rodrigo Alonso Flores, del tercio de Dieg o Durango, y se los acrecentó después á diez por servicios
particulares en que procedió con mucho valor, haviendose
hallado en la mayor parte del sitio de Ostende, y peleado diversas veces al lado de su Capitan, y en otras factiones, señaladamente el dia de la gran salida del enemigo, y quando
ganó el dique del quartel de Bredeño, en que concurria á recobrarlo, y el dia que hechó el fuego a la plataforma, siendo
uno de los que se escogieron para matalle, á que acudió con
grande riesgo de su persona, sacando algunos artificios de
fuego, y tambien ayudó a ganar el revellino llamado el Puerco Espin, en que se mostró de manera que fue de los soldados que mas se aventajaron, y haviendo hechado fuego el
enemigo á una faginada de la segunda medialuna á donde se
hallavan tres piezas de Artilleria, fue uno de quatro soldados de su Compañia que se escogieron para quitallo, y que
haviendo buelto hechar fuego el enemigo á la cabeza del dique estaba pegado el Puerco Espin, fue señalado por el Sargento mayor Bartholome Hernandez para reconocer si hacia
daño, y trajo muy buena relación, y en el socorro de Buena
Vista, estando de guarda fue herido en la mano derecha de
un mosquetazo, y despues le dieron otro en la espaldilla derecha, hallandose de cintinela perdida en el Cavallero de
Lemonique, fue Alferez de la Compañia de Ynfanteria Española del Capitan Don Bonifacio de Ceba, y despues volvió a
servir con ventaja en las dos jornadas que el Marques de Espinola hizo á Frisa, y particularmente en las empresas de
Donsel, Singun, Grol, Rinberghe y fuertes de Belquerin, y
tambien en el socorro de Grol, y en los demas travajos del
Rin, procediendo con la misma satisfaccion y valor,hasta que
el año de seiscientos y ocho le dió su Alteza licencia para
venir á España, y no se halló en ninguna de las alteraciones,
todo l o qual consta por fees de oficios y certificaciones del
153
Maestro del Campo Simon Antuñez, Balthasar Lopez del Arbol, Don Juan Pantoja de Avila y Don Rodrigo Alonso de
Flores, Don Geronimo de Granada, Don Bonifacio de Ceva,
Don Juan de Berrio y Rosas, Pedro de Vertiz y otros Cavos
del exercito que dicen, demas de l o referido, que tuvieron y
estimaron al dicho Don Juan de Eulate por muy honrrado, y
particular soldado, que sirvió con mucha puntualidad y asistencia, dando toda satisfaccion a sus Oficiales Mayores y
procurando señalarse con mucha voluntad en servicio de
Vuestra Magestad, todo es l o que constó, y de que hiciamos
relacion á Vuestra Magestad en las dichas consultas, y l o que
aora de nuebo ha verificado el suplicante es, que haviendo
venido á España en virtud de la dicha licencia del señor Archiduque, fue puesto por el Consejo de Guerra en relacion
de Capitanes, y bolvió a servir á este Reyno, y en la Armada, hasta que el año de mil seiscientos diez y siete pasó a
servir á la Nueba España de Capitan de la Artilleria de la
flota que fue á aquellos Reynos; haviendo llegado á Mexico,
el Marques de Guadalcazar, que a la sazon era Virrey, teniendo atencion a la calidad de su persona y á sus servicios
leproveyó, en treinta y uno de Diciembre del mesmo año,por
Governador y Capitan General de las provincias de la Nueba Mexico, con dos mil pesos de oro comun cada año de
sueldo, y authoridad de Encomendar Yndias hasta en la cantidad que le pareciese, en cuya conformidad pasó a las dichas provincias el año siguente de mil seiscientos y trece,
llevando a su costa algunos soldados y Religiosos, haviendo
sus antecesores llevado los que fueron con ellos a la de su
Magestad, de que consta por certificación de los Jueces Oficiales de la Real Hacienda y Caja de Vuestra Magestad en la
ciudad de Zacatecas, en que l o certifican asi, refiriendo que
en tiempo del Virrey Don Luis de Velasco y el dicho Marques
de Guadalcazar, se gastaron en avio de los Governadores
Don Pedro Peralta y Don Bernardino de Cevallos y de los
Religiosos y soldados que fueron con ellos a las dichas provincias, diez y nueve mil seiscientos y cinquenta y dos pesos
un tomin, yseis granos de granos de oro comun en carretas de bueyes y mulas, y en los bastimentos, de arina, carne,
154
maiz y otras cosas necesarias para el dicho viage, y que para el que hacia el suplicante no se le habia dado cosa alguna, ni para si, ni para los soldados y Religiosos que llevaba
en su compañia, antes les constava que iban a su costa y
mision del suplicante, y que haviendo llegado a su dicho Govierno, donde estuvo mas de siete años, trató de edificar unas
Casas Reales que no las havia, y l o dispuso y executó sin
costa alguna de Vuestra Magestad, con lo que ilustró yadornó mucho el lugar, y que allanó y pacificó el pueblo grande
de los Tucumanos y las provincias de los Hemes y Pecuris
que estaban alterados y los reduxo á la obediencia de Vuestra Magestad, con excesivos trabajos de su persona, y que
aquietó la provincia de Cam de unas guerras civiles que tenian los naturales, compeliendolos primero á que diesen obediencia á Vuestra Magestad, como en efecto la dieron, y fue
personalmeute a este caso, y los dexó en la paz que gozaban
quando partió de su Govierno y trajo de aquella provincia
cantidad de Yndios Chrisptianos, quesehavian recogidoaella
degenerando de nuestra Religion, y que tambien redujo con
su industria a los del pueblo Ipeñol d e Acoma, empresa inespugnable en aquella parte respecto de la fortaleza del sitio,
por naturaleza, haviendo veinte y seis años que se hallaban
alzadas, y fuera de la obediencia Real, promoviendo á los
demas christianos naturales se fuesen á la dicha fuerza, y
receptando á los fugitivos, y que los dexó en la misma obediencia de Vuestra Magestad que á los demas, y pagando el
tributo con la puntualidad que ellos, y que haviendo entendido que en los grandes y estendidos llanos de Cibola, al
istante de Santa Fee, ciento y treinta leguas, las ciento de
Yndios de guerra y despobladas, se criaba un genero de ganado bacuno que llaman Cibola, animal incognito, y de grande, y de mayores aprovechamientos que el de España, asi
por la mejor bondad de la carne, y lana, como de la manteca y sebo, trató de hir en busca del dicho ganado, presumiendo que hacia á Vuestra Magestad, y á estos Reynos, particular servicio en traerle, y gente necesaria, y gran cantidad de
pertrechos para defenderse de los Yndios barbaros, y caribes, por donde pasó llevando mucho numero de ganado ca-
155
brio, para que no pudiendo traer Cibolas grandes se procuraron tomar las recien nacidas y criarlas en el, y haviendo
pasado muchos travajos y causado grandes gastos en la prosecucion de la jornada por falta de agua y ser las que se hallaban de tan mala calidad que no se podian beber sin azucar o pinole; tomó catorce vezerros de los dichos animales y
dos hembras con que bolbió á la dicha villa de Santa Fee
donde se le murieron, despues de haber entendido más de
seis meses en su cria y conservacion, por no ser la leche natural, y que haviendo considerado el interes que podia resultar de lograr el primer intento, se dispuso segunda vez a
ir á la dicha caza con la misma costa y travajo, y l o puso en
execucion y aunque el mismo dia de la partida cayó malo
prosiguió el viage, y no obstante que el mal le apretó á quarta ó quinta jornada, y que los Capitanes le pidieron que se
bolviese, y que ellos le prometieron que le harian, el continuó en persona, y traxo doze vecerros machos y hembras,
de los quales pasó despues a la Nueba España consigo tres
hembras y un macho, con grandisima costa suya, donde los
dexó por no haver havido embarcacion, todo lo qual consta
por informacion hecha en ladicha Nueba Mexico, y por carta
que le escribió el Marques de Gelves en que le dice que ha
visto con mucho gusto las Civolas, y que le parece presente
muy propio para Vuestra Magestad, y digno del travajo y
costa que havia tenido, y que las calidades, y demas cosas
de provecho, eran de mucha estimacion, y que podria ser el
dicho Don Juan el arbitro de introducirse este ganado en
España, donde pensaba que produciria tambien como en su
natural; tambien á constado de las dichas acciones y efectos
en que como está dicho se empleó desde que llegó á la Nueba Mexico, por otras informaciones y certificaciones, y particularmente por una fee de los Alcaldes y Regidores de la
dicha villa de Santa Fee, su fecha de veinte de Junio de mil
seiscientos veinte y seis, que fue mas de seis meses despues
que dexó de ser Governador, y l o era su subcesor, en que testifican por ciertos los dichos efectos, y dizen que por los dichos servicios, y acertado Govierno, y por haver entregado
á su subcesor las provincias en la mayor quietud, y par que
156
jamas tuvieron, le juzgan por merecedor de la honrra y merced que Vuestra Magestad fuese servido de hacelle, y que en
confirmacion de lo mismo, la dicha villa le eligió por su Procurador General, como consta de los poderes y instrucciones
que trajo para representar l o que conviene á aquellas provincias, y escriben á Vuestra Magestad una carta dandole
cuenta del estado de ellas, los años que ha que se poblaron,
y l o que han descubierto, y la causa porque se ha dexado de
continuar en los descubrimientos, y suplican á Vuestra Magestad se sirva de mandar se prosigan, pues mediante l o hecho se dispondrian á poca costa, y en estas materias se remiten al suplicante, y lo proponen para este efecto por la persona mas aproposito, fundandose en la aprovacion con que
los ha governado, en su esperiencia, en la inteligencia y secretos con que se halla de la tierra, y en el respeto y particular amor que le tienen los caziques, y principalmente de
aquellas naciones, por el apacible modo con que los trató, los
quales tambien en una certificacion que hicieron ante la Justicia de la dicha villa de Santa Fee, en tiempo que ya el suplicante no era Governador, aseguran los particulares servicios que hizo á Vuestra Magestad el tiempo que los governó,
que fue quien mas los amparó á ellos, y todos los naturales
en todas las materias defendiendolos con grande valor de
sus enemigos comunes, y de los que los quisieron ofender, y
que tuvieron muchas quiebras con los Religiosos que los administraban los Sacramentos, sobre escusallos de intolerables
travajos que les davan con diversas grangerias quetenian. D e
la informacion secreta que se hizo para su residencia, n o se
sabe que resultare ningun cargo, y de la publica solos quatro, y en uno de ellos le condenan en quatrocientos pesos
que pagó, como consta de la misma sentencia, la qual le absuelven de todo l o demas, y le declaran por buen Governador y Capitan General, y que en las demas cosas tocantes á
los dichos oficios cumplió con las obligaciones de ellos recta y fielmente, y de que es digno que Vuestra Magestad le
haga merced y ocupe en otros oficios y goviernos, y asi l o
declaran el Marques de Cerralbo y su Asesor el Doctor Don
Diego de Varrientos, todo l o que se pruevapor las dichas es-
157
crituras, y certifica Joan de Layseca Alvarado, Secretario de
Vuestra Magestad, y su Secretario de Govierno del Consejo
Real de las Yndias, de l o tocante a las provincias del Peru
Nuevo Reyno de Granada, Tierra Firme y Chile, que esta relacion concuerda con la que de los papeles del suplicante se
sacó en aquella Secretaria.=El fiscal y Patrimonial de Vuestra Magestad, inpugnan las escrituras, y dizen que muchas
de ellas son relaciones simples, y otras concluyen haver tenido la parte contraria mas intereses en el dicho Govierno y
oficios de las Yndias que trabajó, y que si algunos servicios
hizo en ellas, estan bastantemente premiados con tan crecido
salario como tuvo y otros aprovechamientos, y que por esto
ha venido muy rico de las Yndias, y desea bolver á ellas; esto es l o que han dicho por alegacion, y l o que han provado
es que,aunque la calidad del suplicante y su Palacio es notoria, y que el y su muger prefiriesen á los vecinos particulares del dicho lugar de Eulate, pero que nunca se ha visto
que el ni sus pasados hayan preferido al Alcalde de dicho
lugar, antes tienen por cierto los testigos, que el los ha preferido siempre; tambien han provado que las rentas Reales de
este Reyno estan alcanzadas que no pueden pagar las mercedes consignadas en ellas, y que de concederse al suplicante el acostamiento que pretende, resultará perjuicio á otras
personas que tienen merced en las dichas rentas Reales, porque conforme á la Ley del Reyno, han de preferir en la cobranza los acostamientos aunque sean posteriores á las demas mercedes, y que asi en la cantidad que se hiciere merced
al suplicante dexaran de cobrar y tener cavimiento las personas que le tienen agora. A todos los del Consejo, parece
que Vuestra Magestad puede servirse de hacer merced al suplicante de un Havito, y tres del Consejo sienten que, á mas
de esto puede, hacerle merced de treinta mil maravedis de
acostamiento, y dos que de veinte mil. A l Virrey le parece
que qualquiera de estas mercedes que consultan los del
Consejo, puede Vuestra Magestad hacer al suplicante. Vuestra Magestad proveerá l o que mas convenga á su Real servicio. Guarde Dios la Catholica Persona de Vuestra Magestad como la Christiandad ha menester. Pamplona y Agosto
158
veinte y seis de mil seiscientos veinte y nuebe.=El Obispo
de Pamplona.=Don Diego de Cevallos y de la Vega.=El Lizenciado Eusa.=El Lizenciado Don Jacinto Murillo de Ollacarizqueta.=El Lizenciado Don Juan de Lizarazu.=Doctor
Don Bernardino Cruzat.=Martin de Alcoz, Secretario.
Por la copia:
EMILIANO LADRERO.
Descripciones heráldicas de Huarte.
Fly UP