...

Reconstrucción de las Palabras del Presidente Betancur al dar

by user

on
Category: Documents
1

views

Report

Comments

Transcript

Reconstrucción de las Palabras del Presidente Betancur al dar
Reconstrucción
de
las
Palabras
del
Presidente
Betancur al dar posesión a la
Víceministra
de
Comunicaciones,
María
Cristina Mejía de Mejía. Casa
de Nariño, 27 de febrero de
1984.
No es usual que en un Ministerio coincidan varias mujeres, pero en el
caso de la actual administración, la llegada de María Cristina no la
consideramos insólita porque viene ella a trabajar en el ramo de
comunicaciones y viene precisamente de medíos de comunicación; Continúa,
pues, en su propia órbita de acción, sólo que ahora con la exigencia del
sector público que no digo yo que sea más apremiante que el sector privado
sino que tiene unos patrones de comportamiento diferentes, en el sentido de
que la regla de oro de servir a la comunidad es mucho más obligante.
En los medios de comunicación del sector privado se pueden tener, y
es obvio que se tienen inclinaciones o afectos; En el ámbito del sector público
toda la inclinación y todo el afecto debe volcarse exclusiva y excluyentemente
hacia la comunidad toda.
1.-
TESTIMONIO A LOS PERIODISTAS.
María Cristina se ha comportado así, como profesional, de manera que
no se sentirá incómoda. He querido también rendir testimonio a los
periodistas colombianos. Yo crecí y viví durante muchos años en el
periodismo, al comienzo como una simple manera de ganarse la vida y
después resultó una hermosísima manera de ganarse esa vida. Al mismo
tiempo me introducía en el mundo de la política, en el de la actividad que se
mueven los intereses de la comunidad; Y mis predios de acción fueron los
periódicos de Antioquia, los conservadores y los liberales nos movíamos
donde quiera en la época estudiantil con una inquietud intelectual muy
grande que superaba el lindero de los partidos.
Y allá en esa actividad aprendí a conocer a los grandes de Antioquia, a
quienes militaban de una u otra manera en los distintos sectores de la
actividad política y pública, entre ellos a Darío Mejía Medina. Con él, desde
territorios políticos distintos, alcancé a compartir muchos ratos de
antagonismo, muchas situaciones de discrepancias. Y lo que se hereda no se
hurta.
María Cristina ha heredado ese sentido, ese servicio y esa abnegación;
su esposo también lo ha hecho tanto en el sector público como en el sector
privado y hay en ellos, entonces el deseo de servirle siempre a la ansiosa y
necesitada comunidad.
2.-
NO HAY ARROGANCIA DE PODER.
De más está decir, que como lo advertí en la posesión de la doctora
Noemí Sanín Posada, que en el gobierno no queremos tener en ningún caso
ni ante ninguna situación, arrogancia de poder. Estamos siempre abiertos a
examinar, y reexaminar y reexaminar situaciones. Advertí en ese momento
que me niego a aceptar que las formas de la cultura, cuanto más exultantes
más exquisitas, sean por ese solo hecho ajenas a las clases populares; me
niego a aceptar que el arte en sus más exquisitas manifestaciones, (la poesía,
la narrativa) no pueden llegar a los niveles populares. Y me niego, porque
como lo advertí en la posesión de la doctora Sanín, si fuera por la
procedencia y el origen, me habría quedado como peón de una finca de café
en el suroeste de Antioquia. Por tanto, mi propia trayectoria y mi propio
itinerario demuestra exactamente lo contrario: que la cultura es accesible a
quien quiera, cuales quiera sean sus orígenes o raíces. El ser humano es
moldeable, lo toma la cultura, lo toma la educación y lo trasmuta.
Nuestros compatriotas deben saber que las diferentes formas de la
cultura serán accesibles cada vez más a ellos, a través de metodologías
innovadoras, como por ejemplo, la educación a distancia. Los medios de
comunicación sí que son el gran catalizador: educan o deseducan, según de
ellos se haga uso.
3.-
PERIODISMO Y CULTURA
Nuestro periodismo, Dios sea loado, le ha dado al país cifras muy altas
de su cultura, de su política, de la dirección empresarial, incluso Presidentes
de Colombia, escritores, pensadores.
El hecho de que la doctora María Cristina haya estado ocupando la
posición que ha estado ocupando tan brillantemente, ya amerita en ello que
ese asomarse suyo en medios de comunicación ha sido con dosis de rigor
intelectual y de seriedad profesional.
Su llegada al viceministerio de Comunicaciones debe quedar entonces
como un testimonio del Jefe del Estado precisamente a los medios de
comunicación. Pero al mismo tiempo debe quedar como un testimonio que he
reiterado permanentemente, sobre la fe que tengo en la mujer colombiana y
no en tanto que mujer excluyentemente, no por su linda cara, que lo es, sino
por las condiciones intrínsecas de la mujer colombiana.
Una y otra vez se ha afirmado en distintos actos que entre mis
pasatiempos tengo el de que coleccioné las listas de clase y las repaso de
tiempo en tiempo, cuando a fin de verificar dónde están los discípulos de, por
ejemplo, hace 40 años... ya puedo hablar de más de 40 años de profesor. Y
me alienta siempre encontrarme unas pruebas testimoniales de la enjundia y
de las responsabilidades de las mujeres como profesionales.
4.-
IDONEIDAD Y RESPONSABILIDAD
Y día a día invaden terrenos que parecían privativos de los varones, y
los invaden con mucha idoneidad y con mucha responsabilidad. No tenemos
más que mirar algunos municipios vecinos, para darse cuenta que en la
propia dirección jurídica de la sede del Gobierno colombiano hay una
rosarista, la doctora Liliam Suárez Melo. Y no es sino mirar en todo el
contexto de la administración pública para ver cómo la mujer ha llegado a
ella y a posiciones gerenciales, por su propia virtud.
Estas vivencias como profesor universitario, cuando las expreso, suelen
suscitar, yo no diría que celos, sino recelos, en los varones porque hay
testimonio de que mis discípulas eran casi más responsables en investigación
y en aplicación en los menesteres universitarios que los varones.
Sea pues, bienvenida al servicio público, la doctora María Cristina Mejía
de Mejía y sea bienvenida al Ministerio de Comunicaciones a colaborar con la
señora Ministra doctora Noemí Sanín Posada.
Fly UP