...

Document 2896037

by user

on
Category: Documents
2

views

Report

Comments

Transcript

Document 2896037
Psicología Iberoamericana
ISSN: 1405-0943
psicologí[email protected]
Universidad Iberoamericana, Ciudad de
México
México
Bulik, Cintya M.
Los Genes y el Medio Ambiente en los Trastornos Alimenticios: Lo que los Pacientes, las Familias y
los Profesionales Necesitan Saber
Psicología Iberoamericana, vol. 13, núm. 2, 2005, pp. 115-123
Universidad Iberoamericana, Ciudad de México
Distrito Federal, México
Disponible en: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=133926983009
Cómo citar el artículo
Número completo
Más información del artículo
Página de la revista en redalyc.org
Sistema de Información Científica
Red de Revistas Científicas de América Latina, el Caribe, España y Portugal
Proyecto académico sin fines de lucro, desarrollado bajo la iniciativa de acceso abierto
( ' <f( 't>¡" I:i<¡
'''1''''''''''(''-'(·''"''
l :! ()o(,l ~l
\·01.
I~
11 S
x o . 2. pp. 1 15·1 24
Los Genes y el Medio Ambiente en los Trastornos
Alimenticios: Lo que los Pacientes, las Familias
v los Profesionales Necesitan Saber
•
Genes ami Environment in Eating Disorders:
Wlutt Patieuts, Families & Practitioners Need to Know
Cy n t h ia
u'
1\ 'K "I I\ UI :\ U K 111
~I.
Buli k *
e \ KU I l '
,v. C II " I'. 1, Hu.r
R esum en
La inve sugaci ón ge n ética de los trastorn os ahrn enucio s nos ha llevado a un cambio paradigmático dentro de este ca mpo.
Previarneme se pensa ba 't u(' ('1 origen de los trastornos era principalmente socioc ultural y fam iliar. Paralela me nte. est udios genét icos mole cula res han dem ostrad o el pape l susta ncial de los factores gen éticos en la etio log ía de la ano rexia
nerviosa . de la bulimi a nerviosa y rasgos a tines. En lugar de min imiza r la fun ción etiológica del ambiente, la inves tiga ci ón ge n érica ha ve rti do nue va IUl en el meca nismo a tra v és del c ual el medr o ambiente infl uye sobre el riesgo de los
tra stornos alim ent icios. La investi gac ión ge n érica ha ayudad o a las familias y a las \ ictimas a entende r estas enferme dades
psiqu i átrica s de sco ncert ames. sin emba rgo. las malas interpretaciones de los resultados son pos ibles dada su com plejidad
inherente. Este docu mento examina el estado de la cie ncia de la genéti ca de los trastornos alimentic ios y presenta respuestas a las preocupaciones por pacie ntes. familias y méd ico s. y corrige conceptos erróneos normalmente sostenidos .
I' a l a b ra ~ clan' : ano rexi a ner viosa. bu limia nerviosa. genética. co municac ión sanita ria
A hs t ra et
Genet ic research on eaun g disorders has led lO a paradigmauc shili withm the field. Previously bclieved lo be pr imarily
soc iocultural in orig¡n. family. rwin. and molecular gencnc studies have no", demon srrated a substanua l role for ge nenc
fact o rs in rhe enolog y o f anorexia nervosa. bulimi a nervosa and re lated trau s. Rath er rban mimmiz ing rhe eriot ogicet role
o f rhc enviro nmem . geneuc res eerch ha s shed new ugfu on rhe mec hanis m whcreby the en vironme nt mü cen ces eanng
di sorders nsk . Geneuc resea rch has helped íamifies and suffe rers und crstand thesc perplcx mg psycluatric illnesses. ye t
mi simerpretanons o f the íind ings a re possible given their inherem com plex uy, This papcr reviews the state o f rhc scie nce
of the ge neucs o f eating drso rders and prcsems unswers lO co mmonly held rnísconce puons and co ncerns of pauerus.
Ia míhes. and pracnnoncrs.
h':<'} wu rd s : ano rexia 11('(\ osa. buli mia nervo sa . ge ncnc s. health cornm un icaticn
Inr r u d uc ci én
La s pri m era s rco rtas sobre la a no re x ia y la bulimia
ne rviosa se e nfocaron en funci ón de la sucieda d (Gurne r & Ga rf inkel. 19 S0 J y e n el pa pel de la fa m ilia
como princ ipa le s fuerzas etiol ógicas tMin uchin. Rosmano & Pa nad e ro . 1978; Sou r s. 1983J . Est e en foq ue
fo m entó la pe rcepción equivocada d e q ue los trasto r-
no s ali me nticio s eran "trastornos de elc cción 't y debilitó pro funda men te n ue stros esfuerzos por co m p re nder la neurobi olog ta de los trastorno s alimenticios.
de d esarrolla r a menud o tratam ientos efica ces para
estas a menudo en fermed ade s intratables. y pa ra proporcionar o rie ntaci ón a la s fami lias )' paci ente s q ue se
enc on tra ba n atrapa dos en la a gon la d e e stos d evas ta do re s trastorn os.
• [) .n' IT"'1'm'~l"'ndt'n;:i~ l ' [)~~ " mt'n t o f f>"YCh13Iry. Um. t'n ily <Ir ' ,>nh (·an..tina al Cha f'('l 11111 . 1' 1n..ur .....l("'''C I.. n;:e ~ Il ,... "ilal. In l
Um e, (, H .7 1MI. ( ·haf'('llh ll. Nt ' 2 7!-"~· 7 11>0. COI'1''''' de<:UÜ" ' eo : d'u hh, mcl.l ulX .el.lll
M ~ " n ln g
11 6
A lo largo de las ú ltimas d écada s. la investigació n
bio lóg ica ha sido cont inua. pe ro se a sum ía qu e muchas de la s ano rmal idades biol ógica s obse rvadas eran
sec uel as de inanici ón (1 de con duc tas aliment icias ca óticas m ás qUl.'. las vu lnerab ilida des b iol ógicas subyace ntes t Kricg. Roscbc r. Strian. Pirk c. & Lautcnbachcr.
1í)Q 3) .
Con e l surg imien to de un equipo de trabajo q ue:
incluye a la familia . a e stud ios paralel os y genéticos .
hemos sido forzados a revisar nueva mente nuestra
co mp re nsión respecto a los trast ornos aliment icios y a
rec o no cer la función pri ncipa l qu e rep resenta n la genét ica y la biología es tab leciend o así la vul ne ra bili da d de los trastornos. En resum en . estudios famil iares
han demostrado que los tra stornos alimenticio s so n
j ustam ent e de indole fam iliar t Lilenfeld et ,¡f. • 1998:
Strobe r. Freeman. Lampen . Diam ond & Kaye. 2000 );
es tudios paralelo s ha n acl arado que los modelo s fam iliares observado s so n en gran pa rte influe nc iad os
por lo s efectos d e los gene s (Hulik . Sullivan . Vadean
& Ke ndlc r. 2000 ; Kendler el a/.. 1991 : w ade . Bulík ,
Nealc & Ke ndler, 2000 ; Walt ers & Kendl cr. 1995 );
además. est udios afines han empezado a identificar
áreas d e los genomas y genes especí ficos que pueda n
ser de si ngu lar relevancia para los trastornos ali mentic ios (o bservar Huli k & Tozzi, 2(){}4; Hin ney, Fr icdcl.
Re mschmidr & Hc bcbrand. 2004 para las crtncas j.
Est e trabajo ha llevado a un ca mb io pa radigmático
en nue stra co mprensión de los trastornos aliment icios
y les ha permit ido a pacientes. famil ia s. y a m édicos
ado ptar una conceptua lización menos culplgena y más
exacta de las causas)' de los e nfoque s al tra tam icmo
de la a norexia y bu limia nerviosa resp ectiv amente .
La in ve stigac ión tambi én ha dado lugar a un a gran
ca nt idad de nueva s preguntas y re sp on sabilidades y
ha dado a co nocer nuevos m étod o s de estudio pa ra la
prevenci ón e inves tigaci ón de la interve nció n. Final ment e. e ste traba jo no s ha hecho n- e va lua r la man era
en la que nosotro s co mpr endemos el modo en el q ue el
medi o ambien te ejerce su in fluen ci a sobre los ind ividuos qu e so n ge n éricamente vulnera bles a los tras tor nos a liment icios y nos han ob ligado a que indaguemos
con u rgenc ia sobre el desarro llo de nuevos model os
para entender la ma nera en que lo s genes )' el medio
amb ie nte interact úan para in flui r en la vul ncr abil idad de lo s tra storno s alimenticio s.
Este docume nto primerame nte proporc ionará una
apreciac ión g lobal básica de lo que nosotros sabemos
so bre la genétic a de los trastor nos a limenti cios y de
las respuestas lla nas a las cinco pregu ntas má s co-
Cv nrhm M
nu h ~
m únmc nt e rea lizadas por los pac ientes. famili as y
m édicos sobre la ge n étic a de tra stornos alime ntici os .
LH fa m ili a
~
es t u djus JlHl'" Kll'lo\
lil trabaj o inicial en la e pidemiolog ía genética de c ual.
q ui cr ra sgo yace en e l e studio familiar cl ásico . respondiendo la pregu nta básica de si lo s parientes de
un ind ivi du o con un tras to rno part icul ar es tán en erecic nte riesgo d e padecer ese rrasto mot ambi en . Est ud io s fa m ilia re s pue de n re ve lar s i un ra sgo o u n
tra sto rn o ap arece n en su núcleo: si n emba rgo . ellos
no pueden determinar ha sta que pun to factores gen ético s o factores del medio am bie nte como el mo delo
de lo s padres u de exposición infl uya n e n la rransrnisió n fami liar. Estudio s fam iliares de ano rexia y bul imia ne rv io sa han mo strado que es tos trastornos so n
fuert em en te familiares. Los par ientes de individuos
con tra stornos ali menticios tie nen un riesgo 10 veces
mayor en su vid a de tener los trastornos a d iferen ci a
de los parie ntes de ind ividuo s inafectados (Hudson,
Po pe . Jo nas. Yurg el un- Todd & Fra nkcnburg, I<)R7:
Hudso n. Pope. Yurge lun-Todd, Jcnas & Frankc nburg,
1987; Ka sseu et a/.• 19 89 ; l ilenfeld et a/.• 1<)9 8; Sirober (' 1 at., 2000 ). Estud ios fami liare s tam bién han
re vel ado que los trasto rnos alimentic ios no son "e xpandido s"; es deci r, existe un crec iente riesgo pa ra
un n umero de trasto rnos alimenticios en parientes que
ya los padecen (por ejem plo; anor exia nerv iosa. bulimia ne rviosa. y tra sto rno aliment icio no e speci ficado
en otra forma) en luga r de un trastor no con un mudelo especi fico familiarizado (Lilenfeld ('1 at., 199 8:
Strober el a/.• 20(0). i:ste es un resultado especialme nte esperado dad a la frecuenc ia con la que los ind ivid uo s cruzan de un cuad ro de l sintom a dominado
por lo s rasgo s de la a norex ia nerv iosa a los rasgos de
la bulim ia nervio sa y vicever sa t'Iozzi et /J/.• impresor .
En co ntra ste con los es tudios famili ares. es tud ios
paralelos permiten la de seornposi ción de la ten dencia
hada u n rasgo en el influ j o ge n ético y del rned ioa mbiente . La di screpancia en la te ndenc ia a un ra sg o
puede a nalizarse en e l adi tivo ge né tico. en lo s tactore s compart idos de l medi o ambi ente y en fac to res
únicos de l mi smo . En resumen. el com ponente gen ér ico adit ivo ( la co nd ici ón de heredar) ind ica la suma
del efecto de va rios genes impl icad os en la tenden cia
del ra sg o bajo estu dio . Esta condi ción es especi fica
pa ra un a pob lac ión en par ticul ar en un punto es pcciflco en el tiem po . El ambiente compartido co ntribuye
Los Genes
~
e l \led l{l Amhrent e en Jos Trasto rnos
117
A h m e n l lC ' o~
para unir la sim ili tud e incluye facto res del med io
amb iente q ue impacta n de ig ua l mane ra en am bos
miembros de un par pa ralelo . co mo la reli gión turniliar. el es tado soc io- ec on ómic o . o el es tilo de crianza
de los padre s en general. El am bien te úni co co nmhuye a la desigua ldad entre los gem elos ~.. capt ura
factores del medio a mbiente que infl uyen e n un sol o
mi embro del pa r ge mel o. Esta est imac i ón tam hien
inc luye error de med ida.
Muchos estudios do bles han sido dirigidos act ual mente en los Estado s Unido s. Rein o Unido. Aust ralia .
Noru ega. Suecia. Finlandi a y Din amarca relacio nad os
co n los trastornos alime ntic ios y co n los result ados
obtenidos ha n reve lado consecuentemente contrib ucio nes moderadas de los efect os aditi vos de- lo s ge- nes
( Bufik et a l . • referido s: Bul ik et n I. • 200 0; K endl er el
1.1 1•• 199 1; Wade . Nea !e, Lake & Ma rt ín. 1999; Wad e
el al.. 1999; Walrers & Ke ndle r. 1995 l. Se est ima
q ue la heredit abilidad del
se e ncuentra entre un
33% y 84% lBu lik et al.• referidos: K lump. M iller.
Keel. to.l cO ue & lacon o . 200 1: Koncgaa rd. Ho erder,
Joe rgen se n. Gillberg & Kyvi k. 200 1: Wade el al.,
20001. la heretabilidad del AS en tre 28% y 83% (examinad o en Bulik & TOl1i . ~ 004 J. y por ati borra rse de
co mida. en la ausenc ia de co nductas equiva lentes (un
poder del t rastorno de auborramiento de com ida ) 41 %
(in ter va lo de confia nza : 3 1-50 %) ( Rcich born Kje r meru d. Hul ik, Tarn bs . & Ha rris. 2004 1 co n la
va riac ió n re sta nte (e n cada tra storno ) atribu ibles a
factore s de l med io am bi ente es pectñcos de l indi vid uo )' al insignifican te imp acto de facto re s comparti J o s de l mcdioambiente . Aunq ue es tas estimac io nes
e st án limitadas por los intervalos de con fia nza . la
co nstante repetici ón a trav és de las mues tra s y de los
paises y el no pode r iden ti ficar cua lqu ier prope nsión
sistem ática que podría in Fluir e-n la magnitud de las
estim ac ion es co mo la pre misa igual itaria de l arnbiente ( Buli k el aJ.• 200 0 ; Ke ndler. Neale. Kessle r. Il eath
& Eaves. 1(9) ; Klump. Holly. fucono. McGu e & Willson. 20DU ) sug ie ren qu e los trasto rno s a lime ntic io s
son infl uenci ados en rea lid ad por factores genéticos.
Es crít ico observa r qu e todos lo s estudios dobles de
trast or nos a limen ticios hayan sidu co nducidos en po b laci ones p rincipalmente europeas.
,,!\
Est ud ios de as oc íacl ún y e n lace
Se ha n pu blicado va rias c ríticas co mpletas de la investigació n genét ica m o lecu lar de los tra sto rno s alime nt icios IBulik & T01Zi. 2004 : Go rwood . Bou va rd.
Mo uren -S imeo ni. Kipma n. & Ades. ItN S: 1I1ll11 ey el
di.. 20041. En resumen . lo s es tud ios de as ociac ión
ge nética co mparan casos q ue pre se ntan un rasgo de
interés co n ma ndos que- no lo registran y de este modo
gc not ipan a todos los ind iv idu os para obte ner un gen
o p ene s cand idato s. a los cuales se les for m ule una
hipótesis y sean re levant e s ante el fen ot ipo . El a nál isi s est ad ístico compara a l alelo o a las fre cuen c ias
de l genotipo (S asien i. 19 ( 7 ) en los casos cont ra los
ma ndo s (Sharn . 1998 l. El enfoq ue de asoci ació n es la
mas apreciable cuando ha y un conoc imiento pr ev io a
la pa to f isiologta de- un trastorno el cua l podría su geri r genes ca ndi dmo s es pecíficos.
El enlace. en contra ste . requiere de una muestra
grande de genealogtas mú lt iples o pares hermano s exIremo s {Alli so n.Heo. Scho rk. Wong. & Elston . 1998 1.
Se ut ilizan marcad ores g enético s a nó nimos a través
d el gen o ma para identifica r regio nes cromos omát ica s
q ue puedan co nte ner ge nes qu e llegue n a influir e n el
rasgo de inte res oEl enlace ayuda a reduc ir el espaci o
de bú squeda en el ge no ma . Pueden exp lora rse ma s a
fondo lo s genes loc alizados seg u n lo s p unto s máximos de l enlace ut iliza ndo enfoques de asociación para
determi nar si esto s se enc uentran asociados con el
rasgo designado .
A la fec ha, se han real izado varios es tud ios de as oc iación en re lación a los tra stornos al imenticios y ocasio nalmenre han arrojado resu ltados de descubrimientos
signi fica tivos y n picam e nte no dup licados. En lug ar
de ú nicam e nte enfoca rse en las en tida des de los diag nó sticos. en foques promet edor es incl uyen el estudio
de ca racterlsticas e ndo fe no rlpic us. co mo la gené tica
de la norma d e alimento y peso . la actividad física . y
e l sis tema serotcn érgico . Se ha n examinado va rios
genes e n este si stema u til izando di se ños de asoci ac ión re lacio nados con asociacione s o bse rvadas con el
rec e ptor r de ser ótina (Collier el al.. 1997 : Enoc h l "
ul.. 19Q5; Nac mias r a t.• 1999; Ricca et " J.. 20 02 ;
S olutions . 2002 ; So rbi (' 1 al. • 19(8) . 2e IHu et a í..
2( 0 ) ; Westbc rg et al .. 20 021. 2C (Hu e l al., 2( 0) ;
Westbcrg el o t. , 2002t. y el ge n trans po rtado r d e ser órina (D i Be lla . Ca talano . Ca vallini . Ri bold i & BeIlodi . 2000 : Fumcro n el aJ.• 200 1), aunque las rép licas
no haya n sido universales (Ando e al.• 200 1: Bu mct .
Smi th . Cowe n. Fairbum & Harriso n. 1999; Campbell.
Sundara mu rt hy. Markharn & Picri. 1998 ; Go rwood
ct al., 2002 : A . Hinney el al.. 1997: Nishiguc hi el al.•
200 1: Su ndaramurthy, Pieri. Gapc. Markham & Campbell . 2000; Zi cgl cr l" al.• 19( 9 ), O tro s sistema s de
inter és inc luyen la norcpinc frina ( Urwin ul.• 2002;
Urwin el aí., 200 3 t Y 3 ge nes de es trógeno en In etio-
c,
11H
log ia de los trasto rnos a lime ntic ios rNil sso n (" ol.,
2 00~ ; Urwin el v l.• 2002: Urwin e/ at., 20031. A pesar de la falta de re produc ciones. los modelos est án
apareciendo en la literatura gen érica de lo s trastorn os
a lime nt icios. Finalme nte. es tas investigaciones gen éticns podr ían lleva r a una aclarac ión más profunda
de los sen de ros neurobiológ icos impli ca do.. en los Ira storn os alirncmic ios y po tenciul menrc re velar blancos
de los medica me ntos raciona les .
SI..' han realizado es tudios de enlace tambi én para
anore xia nerviosa y bulim ia nerv iosa tB acanu (" di.•
refe ridos: Bulik ('1 al.. 2003 : Dc vlin et al.• 2002: Grice
t!I tI/.• 2002 ; Kayc {', al.• IQQ9 1. ESlOs estudios han sido
cla ramente ilustrativo s po r la importancia de la fcnoti picidad exacta pa ra reducir la heterogeneidad fcnoripica y genotípica. El refinamiento fenotípico. enfocándose
en los pares relativos afectados con el subtipo clásico
limitado de la anore xia nerviosa. arrojaro n la evidencia
por la presencia de un sitio de susceptibilidad en el eromosoma I (Grice el al., 2002 1. Anális is posteriores de
esta serie de in fo rma ci ón lle va ro n a la inco rporaci ón
de co variantes cc nduct uales a un anál isis de enlac e.
Devli n y otros t De vli n e l al.• 2002 ) se lecci onaron e
incorpo raro n covaria ntes con ductuale s ce ntrales (dirigido a la delgad ez y ob sesión) en el análisi s de en lace. La inclu sió n de esta s co va rianres revel ó varias
regio nes de interés en los cromo somas 1, 2. Y 13. Este
eq uipo también ha ex plorado las regione s con form e a
los en lace s m áximos po r a soc iac ió n t Bergen er al..
2003 ). A mbos genes receptores. la serótina ID ( IITK I D)
Y el opioide de lta ( urkn 1) pre sentaron una asoc iaci ón
signi ficativa con el Alió . El único estudio de e nlace publicado de II¡" [Hul ik e l al.• 2(03) repo rtó un enlace
sig nifi cativo sob re el cro moso ma IOp. al utilizar una
am plia muestra de fa milias co n II ~ .
En resumen, la investigaci ón genética sobre Irastornos alim entic ios fo rta lec ió a l ca mpo d urante la última década abrie ndo nue vas avenida s, en foques y
téc nicas. y lomando la investig ación de a mbos gen es
)' al a mbie nte al sig uien te niv e l de so fisticación.
La funclén d el medio a mh len te
El hecho de q ue los gen es de sempeñen una funció n
dete rmin ada no co nstituye ninguna exc usa para ignorar al medio ambiente: de hecho. la inve stigac i ón gen éuc a da a co nocer nue vas ma neras pa ra entender el
modo e n el que el medio a mbie nte ejerce su influencia
difercncial mcn re en los individuos vulnera bles. Exis-
Cynlhl3 \ 1 Buh t..
le n va rias ma neras en el q ue los ge nes y el medio ambie nre pueden inte ractuar.
La interac c i ón del medio am biente co n e l gen propune que nues tros genes r uede n infl uir cn lo sens ibles que poda mos se r ante 105 efec tos de l medio
ambiente {Plomin & Danicls . I9R7; Run er & Silberg.
2.00 2 ). La s rco rlus o rigina les soc iocult urales de los
tras to rnos alim enticios nunca pudieron co ntestar por
q ue. si todas las jó ve nes se encuen tra n ex pue stas a
lo s est ándare s c ulturales de del gad ez y de atr activa s
cuali dad es. só lo un pequ e ño numero llega a de sarrollar tras torn os a limentic ios. La ime racci ón del gen con
el ambiente sugeriría que au nqu e muchas j óve nes lleguen a rea lizar dic tas para inte ntar modificar su peso,
só lo aquéllas que sea n ge nética me nte susceptibles a
la anorexia nerv iosa . hallarán a éste como e l primer
pas o en una vertiente resbaladiza hacia el trasto mo.
Pa ra aque llos que son menos susce pti bles gen éri cament e. el estar a die ra podría ser un expe rimer uo con
tiem po limitado y a la larga una experienc ia de sagra dab le. Para aqué llos que son genéticamente más vulnerables.!a primera dieta puede llegar a ser altamente
rea firrnante. ansiolui co. concede r un sen tido de co ntro l y finalmente moverse en es pira l hac ia la anorexia
nerviosa. Asi el mediado r q ue es el " insta lador" genét icamentc. programa la reacc ión fisiol óg ica a un
facto r del medio ambiente (la dieta ) e l c ua l e s impulsado por el paisaje sociocultura l. hac ia e l cual son
ex pue stos los individuos.
Co m u nican do nuest ros r~.H, lla do .'i
a /".'i pacientes y familia.'
¿Cómo podemos incorpo rar lo mej or posible la inve stigación gené tica al rratarniem o y có mo podemos
usar esta información para ayudar a los paciente s )' a
los pad res a explicar el misterio de los tras tornos alimenticios'! Nosotro s hemos identificado cuatro percepciones negativas comu nes de la investigaci ón genérica.
La primera es el determinismo gen ética. Pad res y paci entes se han sentido preocu pados debido a que e llos
pade cieron un trastorno alime ntic io y po r ende. co nside ran que es inevitabl e que sus niños tamb ién desa rro llen es te pa de cirnie nro . Los provee do re s de
asi stenc ia méd ica necesita n acl a rar a los pac ientes y
a las familias que co n trasto rnos como la a nore xia ..'
bu limia nerviosa. una predisposici ón gen é tica es un;
función de probabilidades e n luga r de ce rtezas. No
sólo la descende ncia puede he redar ale tos de riesgo
Lnv (j ~ n~ s
)r' ~I
Medin Ambiente en tos Tra storno s
1 19
A lim~nllcio .
po r part e de l pad re afec tado. sino que ella o 1:1 tam bién
pueden heredar alet os prot ectores del padre afe ctado y
del no afectad o. Nu nca ha brá un gen pa ra la ano re xia
nerv io sa o un gen pa ra la bulim ia nerv io sa , si no ma s
bien un a plétora de genes que trabajen interactiva men te pa ra aume ntar y d isminu ir e l rie sg o. La ecuación de la predicc ió n es co mplica da Iy finalmente
de scon ocida, y d ebe co nsiderar ambos rie sgo s y los
genes protecto re s as ¡ como riesgo de fome nta r y a mor ti gua r facto res del med io ambiente. Los pad res y lo s
pacientes nunca debe n sentirse sin autorizaci ón fren te a la in formac ión ge nétic a. más bie n e llos pueden
esta r autorizados pa ra proporc ionar la may oría de los
amb ientes amortiguados. incl uyendo es trateg ias co mo
enfoca rse en se parar la estima del c ue rpo con la de la
auroesrima . a labar a sus niños por su s ra sgo s además
de la apa rienc ia flsica . y trabajar con su descendenc ia
para te mplar el pcrfecc ion ismo . Au nqu e fina lme nte .
los pad res no puedan a islar a s us niños de las infl uen cias de l med io ambient e. es tos es fuerzos pueden re fo rza r al me nos la in fluencia am ort iguada a la qu e
e llo s están ex puestos .
La se gu nda fa lsa interpretac ión es que desde qu e
los ge nes son tan impo rta ntes. el ambiente no impo rta. Esta es una in terpretación ev identemente falsa .
Au nq ue estudios do ble s han revelado u na pequeña
evidencia del impac to de ambiente compartido.Ios únicos fac tores del med io am bie nte co nt ribuye n sustan c ia lmente al riesgo. De hecho. la interpretación ex acta
de los resultados genéticos es que el a mbi ente si impa n a. y pu ed e lle ga r. incl uso . a ser más influyente en
ind ivid uos que se enc ue ntran pred ispue stos gen éticamente a los trastornos a limenticios.
La tercera inte rp retación falsa es que desd e que
lo s trasto rno s alimenticios son genéricos y po r lo tanto bio lóg ico s. requieren tratam ientos Farmacol ógico s.
Esto comúnm ente se conoce como " la falaci a del tra tam iento etiol ógico": la creencia de que el en foque
del tra ta mien to tiene qu e corres ponder con la etio lo g ía . Pri mero . los trastornos alimenticio s yacen fi rmemente en el corazón de la medic ina psicoso m ática .
Qu izá ma s qu e cualqu ier otro trasto rn o psiqui átr ico.
ell os real izan un puente co ntinuo de mente-cuerpo,
Sim ple mente porque un trastorno se encuent re bi o lóg icam e nte fundamentado. no signi fica que la interve nci ó n necesite ser farm acológica. De hec ho , lo s
es tudi os de neuroi maginación han d emostrado cla ra mente que la p sico terap ia in fluye en la neu robiolog ía
IPaqu eu e et nl., 2003 l. Además pueden existi r ej emp los pa ra trasto rno s bi ológicos que respo ndan a las
intervenciones no biológicas (por ej emp lo el cambi o
de es tilo de vid a po r la h ipert ensión . la capacitaci ón
de u n padre po r un tra storno por d éfi c it de ate nc ión ).
El último co ncepto erró neo es que la inves tigación
gen ética puede inte rp retarse como una nuev a fo rm a
de culpar al pad re. Durante d écadas. Jo s enten dim iento s inexactos de lo s trastorno s a lime ntic io s invol uc raro n al amb ie nte famil iar o a l esti lo de los pa d res
corno una fuerza etiol ógic a fundamen tal de lo s tra sto rno s a liment ic ios , Muchos padres de fami lia fue ro n llevados a creer q ue e llos eran de a lgún modo
res ponsabl es de los tra stornos a limentici os de sus hij os, Aunque la investigac ión genét ica pued e liberarlo s
de tales percepciones. las cuales también ha n cu lpado
injustame nte a lo s pad res en campos com o la esqu izofre nia y el auti smo ; ésta no debe inducir otra fo rma
de culpa gen ét ica que sient an los pad res al transmi tir
alelas de riesgo .
Los pad res deb en ser tranqu iliza dos de q ue la heren cia genérica es uno de los riesgo s más g ra ndes en
la " ida de uno y sob re la cua l no tienen ningún co ntro l
(co n la excepción a escoger a no proc rea r). Nue vamen te. el concepto de probabilidades y la interac ció n co mpleja d e genes y del med io amb iente debe
expl icarse al recalcar la falta completa de certeza.
pred iciendo qu ien podría estar en riesgo a l desa rrollar trasto rno s al imenti cios,
Preguntas
(·tUlIIme.\'
fo rmuladas por Jos padres
y los pacientes
¿ Mi hij a está en riesgo ?
Según la informaci ón. Ia descendencia de ind iv iduos con trasto rnos a lime ntic io s se en cuentra en realidad an te un creciente riesgo; sin embargo , estos datos
es tán bas ado s en la pob lación y qui zá s no se ll eg uen
a a plicar a l ind iv iduo. Usando la informació n proporcionada an teriormen te para ilustrar la intera cci ón
compleja o el ries go y lo s ge nes prot ecto res, y el riesgo y ambien tes p ro tectore s, puede ayu dar a los pa dres a influir sob re el contexto com plejo, sobre si su
descen den cia desarrollará tras tornos alimen ticio s.
¡.Debemos no so tro s desarr o llar programas di rig ido s a la preve nc ión de trastorno s aliment icios'!
Desde que sabemos q UI' la descen dencia de individuos co n trastorno s alimenticios esta en creciente riesgo , ¿Debemos desarroll ar prog ramas de prev e nc ión
dirigido s a ell o s específicamente'! Muy poca investigación ha sido real izada en esta área. De hecho. au nq ue el riesgo relativo ha aumentado , con frecu en cia se
observan caso s mas espor ádicos de trasto rnos alim en-
12lJ
licios . Cl ínicamente. u menudo se arrec ian manifi estos a lo s trasto rnos a limentic ios en la descendencia
deo ind ivi du os q ue podr ían tene r trasto rno s a liment icios s in detecta r y no ser trata dos. o un suhurnbral de
la siruo matolog'i a. La s edades j ó venes . el sex o femenino , e l desco ntento fisico y las dietas so n a lgunos de
los factores de rie sgo que han sido relac ionado s con
el de sarrollo de los tras to rnos ali menticios t Walsh e
al.• 200 5 J. Adem ás. sa bemos que la desc en denc ia de
indi v id uo s (.' 00 tras tor nos alimen ticio s con st ituye un
grupo de 3110ries go t v éasc Park. Seni or & Ste in, 200 3.
par a cr itica ). La c ien c ia dela prevención en Jo s tms rornos a lime nticios es un área de ca mpo reciente y se ha
hecho muy poco para comparar la eficac ia ge nera l conIra las estrategias dirigidas a la prevenció n, Existen
varias re visio ne s co mpletas so bre estudios de la preve nci ón de trasto rno s a limenticios (Pratt & Woolfenden. 2002) y no rea lizaran critica s aqui: si n embargo.
dado que muc ha s mujeres con trastorno s al iment icios
están proc rea ndo y mu y poco sabemos sobre la s tra yec tcri as del de sarrollo de estos niños . la rela tiva
ause ncia de trabajo en esta área nos co loca co nside rablem ente detrá s. co n esfuerzos para preveni r los
trast o rnos a liment ic ios en la pró xima generaci ón.
Co ncretamente. las intervenciones pa ra pad res con
trastornos a lime nti c ios. la capacitac ión a pad res para
ay uda r a sus hij as a de sar rollar una autoesuma positiva que no e ste c entrada en el cuerpo-estima. y la s
intervencio nes d irigi das a una ali mentaci ón salu dable y mode rada y la activ idad flsica. pued e ay uda r a
mo ntar un esfue rzo con tra la expresión de una predispos ición genética hacia los trastornos a limenticios.
¿ De bo pe rmiti r a mi hija hace r gimn asia'!
l as madres que ha n tenido trastorn os al imenri cio s
se ate rran co n frecu e nc ia cua ndo sus hijas ex presa n
sus deseos po r part ic ipar en la gimnasia. en el ballet
o e n e l mode laje. Esta s madres nos preguntan si e llas
deberían pro hibir a sus niñas en co mpro mete rse en
estas con duc tas que podr ían liberar una predisposic ió n gené tica, las preocupacio ne s de estas mujeres
e stá n bien fundad a s pero nece sita n ser co ns ide radas
dent ro de l más a mp lio alcance de cuidado de padres
e fectivos . En primera instancia. es conven iente intcn lar d irigi r a sus hijos a depon es de meno r riesgo o en
carrera s, Sin emba rgo. la participaci ón prohibitiva en
cua lquie r actividad tiende a hacerlo más deseable aun.
Nosot ros aconsej amos a los padres por co nsiguie nte.
que si sus hijos e stán co mprom etidos en e sta s actividad e s. que se e ncuen tren vigila dos espec ia lment e po r
los entrenado res y co mpañero s para detecta r cualquier
acti tud y prác tica no sal udable : mante ner un diálogo
Cynl hl3 M, Buh k
ab ierto sobre la s e xpec tativas de peso. In form a y de
los co me ntar ios es una ma nera de co ntinuar estando
un paso hac ia de lant e de cual quier influenc ia desfa-
vo rable de l me dio a mbiente que [os niños pueda n enco ntra r en esta s act ivida des ,
¡,Có mo puedo ayu da r a mi mad re'!
Entr e má s y ma s mujeres ad ulta s presentan trasto rnos al ime ntic ios. nosot ro s hemos es tado rec ibiendo crecientes cantidades de referencias de hijos so bre
sus madre s. Nosotros tene mos muy poca informaci ón
co n re specto a la s nece sidad es del trata mie nto cspcci flco de,' muj e res adu ltas co n tmstc mos a lime nti cio.';
que tienen fa milia s y esposos. Cada vez tenemos más
informac ión so bre el emba ra zo y la crianza en muj eres co n proble mas de trasto rnos alimenticios act ua le s
o en e l pasad o. lo cu al ha dad o a conocer o tra á rea de
investiga ció n criti ca .
Estudios basados e n la población ha n de mos trado
q ue e l riesgo de desarro llar la anore xia nervios a aume nta en individu os que nace n prematuramente. espe cif icarnen re s i e llos son pequeños a causa del tiempo
de gestió n intra uterina (Cnani ng ius, Hult ma n. Dahl
& Spa ren. 19991. Ad emá s. los re sultados sobre e studios de un emba razo en mujeres co n cuad ros sintomátic os pa sa dos o actua le s de anorexia ne rv iosa
ind ican un incre me nto de rie sgo a l te ner un hijo de
bajo peso. de nacim ientos prematuros. mo rtal idad pe.
rinat a l. ano rma lidades co ngénita s y otras complicac lones obstét ric as (Brinc h. ls ager & Tols trup, 1988:
Laccy & S mit h, 1987 : Mitc hcll , Sci rn, Glctte r. Soll
& Pyle. 19 9 1: Trea sure & Ru ssell, 1988: Va n dcr
Spu y. Steer, Mcf'u sker. Steclc & Jacobs. 1988: Waugh
& Bulik. 19( 9 ). Esto s resultados son con secuentes por
la de snutric ión ma terna l du rante e l periodo de gestac ió n. l as mujere s co n tra storn os a lime nticios tam bién reportan problemas por mant ener la al imentación
de pecho (lacta nci a 1{Barn es. Stc in. S mith & Pollock.
I9( 7) Y dificultad a l alimentar a su s hijos tAgras.
Ham mcr & f\.IcN iehnlas . 1(1)9: Stein, Woollcy, Coope r & Fai rburn. 1994 : Wa ugh & Buli k, 1999 1.
Mitchell -Giel cg bem. Mine lstaedr y Bulik (200 2).
su girieron que el mo nito reo pre y pcr¡ nata l e n mujeres co n proble mas actua les o pasado s de trasto rnos
alime nticios pod ría ser un periodo de intervenc ión critica. Tal intervención podría ayudar aseg urando la nutrición adecuada d urante e l e mbara zo. las expec tat ivas
apropiadas so bre la ganancia de peso . e l cambio de la
form a. la pé rdi da de peso después de l embaraz o y la
nutrici ón adecuad a pa ra la descendenc ia. Tam bién podría ayuda r a re forza r los facto res de l med io amblente en la de scend e nc ia q ue se encue ntra en riesgo .
121
N o ~n tro s urgen te ment e rcq uen mo... nuevos tratamie ntos para las mujeres adultas con tra sto rnos alimcmíc¡os r ara detectar las nece si da des especificas de:
sus trat am ien to s. propo rcionar o rient ación y. apoyo a
sus es posos e hijos. y ayudar a d ism inuir gra dua lmente
cualqu ier tra..tomo alim cn ncio relacionado. fomentando
factores de l medio ambiente a los cua les se encuentre
e xpuesta la desce nd encia cuando su mad re te nga un
tra sto rno alimenticio activo.
i.l: xislcn pru e bas gen éticas para lus trasto rnos alimentici os'.'
l a respue sta corta a est a pre gunta es S o y. es mcieno que hay a algu na \'1:7 una prue ba q ue pueda predeci r el rie sgo de padecer algún trastorn o alim e nticio
bajo cu alq uie r grado d e certeza . Nue vament e. no sotros volvemos a retroceder a la complej a interacción
de tod os los factores q ue actúan recíprocamente para
influir e n e l riesgo en est os trasto rnos .
Despu és d e décadas de impl icar a las fam ilias y a la
cultura com o los age ntes causales de los trastornos
a limentici os. ahora es ta rnos obligados a integrar nu esrro conoc im iento de: la funció n de la ge nética entend iendo el riesgo de lo s trasto rno s a limen tici os . los
pacientes y familias se han be ne fic iado de esta inves -
s.. Hammer, L &. McS icholas. F. I IQQQI. A prospecuve stud)' ofth e mñ uence o fc aun g-disordered mothers
o n therr child ren. IrUl!rnutlonul Jcumot of Eating Uisordrrv, :5. 153-161.
Alhso n. D . B.• Heo. \1. . Schorl . x . J.• Wong, S. L. & Elsron.
R. c. ( 1QQ8 1. Evne me sele c rio n str at e gie s in gene
mappmg sl ud l e ~ of ehgogenic qua nlllali\(' traus do nol
al " a)'!> mc reaee power. Human Hn l!J".I: .,I.'i11). 9 1- 107.
\ g ra ~.
A nd o. T.. Ku mal l. G. . Kanbe, M.. ....awa m ura. N.• li a ra. S ..
Ta\.ií. ~l . "" ul11OO1 J. 5- U1 1A promorer polymorphrsm
j!> no t a l>~oe ialed " jlh ano re xia nervosa In Ja pa neee
pauems. Psvchunru- C..tll·ÚCS. 11(3 1. 151- 160 .
Bacanu, S.. Hub \.. c.. Kturnp. ~ .. Fic hrer, \1. . Hal mr, K..
~ c"C"1 . P. I· t ul. (l.uhmllledl Llnb gt analysis o( ano rt'\la
and bulimia ne r\o!>ól eohu"~ u ~ln g sC"1eeled brha\loral
p he nOI) f't' l> " , qu an lilall\e traJl~ or Co\analts.
9ames. J.• Sle ln. A.. Smllh. T, &:. Po llod . J. ( IQQ71. EXlreme
alllludC's lo bod) shapc. M>Clal a nd ps)chologleal fa'lo~
and a rt'"luClancC' lo brt'"asl feC'd .
SluJ) Team _.-\\ on
Longuudlnal ""tud) of Pregnan') and C h llJhood . Joun/ul
o} rh.. Roy ,,1 St" ·'''I.I' uf '1",J ,. tru·. (JO. SSI-S5<J.
u",..,.·
ugaci ón co rn o un med ro de entend imie nto de lo di fi ci l
q ue es tr ata r de modificar conductas y nc rit udc ... que
ellos o su d escende ncia ven en su medio ambiente. La
fa milia y los mo delos sociocult urales fall aron rara
cercar a familias pre oc upada s profun da men te por sus
hij os ha mbrie ntos y quienes se se ntía n imp otentes al
a limenta rlos .
En general. e l con ocimiento de la eti ología de hl ~
trastorno:'> alimcnucios.fa prevención y el t ratamiento
sera refo rzado finalme nte por en foques so fisticadora ra unir lo s fac tores ge n éticos y medi oa mb ientales .
C encl uvlén
La in ve s t igaci ón ge néri ca de lo s trasto rnos a li me nticios ha cam bia do nuestro entendi miento fundamental
ac erca de éstos. l a euologia de e sto s com plejos y a
menud o le tales trastorn os psiquiátricos de be abarcar
fact o res ge néticos y del med io am biente . Par adój ica mente, en lugar de ir d isminuyendo la función del
ambie nte. la investigación gené rica ha refo rzado nuestra capac ida d por ent ende r e l imp acto del am biente
e n el ries go de los trastornos ali menticios . Debe mos
co ntin ua r de sarroll ando la nueva metodolog ía para
ac la ra r es pecíficamente el modo e n el que los gene s y
el medio a mbiente inte rac túa n infl uy endo en la vul ne ra bilidad de lo s tras to rno s a lime nticios .
Be rgen, A. "- .. va n den Bree. M. B. M.. Yeuge r, ~1. , WC"1e h.
R.. G a nj e r, J. K.• Haq ue, K. (" a l. (2 00] ). Candida re !!le·
nes for a no rexi a ner vosa in the l. p. 33 -36. Linkage regi ón:
serotonm 1D an d de lta omcrd rece ptor lo c i exhib.. ,-,ig·
mfi cam assoc rauon lO ano rexia nervosa. Jfoll!Clllur Psv-
ctuutr..·. s.
J Q7-~O(¡ ,
Bnnch. M., lseger, l. &: Tolstru p. K. (IQ881. Anore xra nervcsa and mothe rhood : re p roducnon pat rern a nd mo thermg
behav ror 01" 50 wu men. .40u PJychialrica S(·un Jmu l-jc<l.
77. (>I 1-ó l7.
Hub \.. C.. Sulhvan, 1'.. I ozzr, f .• Furberg, 11.. Lich le nslt'm.
P. s: Pedeo e n. f\;. Pre-, alen ce. hC"nlabil ll) and pro specnve
ns \. factors f~'r anorevra nervosa. Manuscruo somendo
pa ra pu blic ac i ón.
Bull\.. C.. Suih\an. P.. \\ a lk. l . &: K C' nd ler.~ . 110001. T~ln
)l udlC' S of ealing dlwrdC'rs : a fe \ ie"". Itlt..rnu,iotlul J our"ul uf E,,'mg [)"u.rJt'''. : 7. 1·10.
Du bl... e &. JOUI . F. 11()O..l1. Genelles In eatlng d ll>o rdt'u :
~lale of Iht' sl:lencc". ( H ~p"l"/runu . y. 511- SJ S,
Bu hl. C. \ 1.. DC' \ IIn. B.• Bacanu. S . A.• Thomton. L.. Klump.
.... . L. . FlchlC"r. \ 1. \1. ...
(20031 . Sig mli e a nt IIn\.a1/.C'
',,1.
122
on ch rcmosome JOp In Iarmhes ~ I lh bulim ia nervosa..
"''''l.'rinm Joumot uJ J!um<J" GrnC'/I(":l, 7: 411. 100 ·~ 0 7 .
B um et, r. \\.. Srnuh. K . A .o Cowen. P. J.• Fauburn , e G. &.
Ha rrison, P. J. 1IQl)Q l. Allehc vanation o f rhe 5·HT:C
receptor I UT R1ClIn bulimia nervosa and bmge eanng
disorder. PJyc},il1rric G""l'I;C1 , Y. 10 1· 1 ~ .
Cam pbell, D. A.. Su ndar amunhy. D.. ~ ' a tl. ham. A. F. & Pien.
L F. l llN KJ. Lack.. of assocmnon N-IYl C'cn 5· 11D A ge ne
prcrnor er pulymorp hism a nd lIoulIocC'pllbllil)' lo anorexia
ne rvosa . Lam-er, J .~f(Ql 01 1 • .p~Q .
Cna ltingiullo. S.• Hultrnan , e,. Dahl. \, . & Sparen. r.e)QQQ I.
Ver,.. prererm binh. binh trauma. and th e nd.. of anorevia
nervosa amang glll!>...frc hil 'l'.1 ot Gmeral Pn c h¡,lfry. .h').
bH·6J8 .
Cerner. O. A.o Arranz. \1. J.• Lr, T.• 'l upu a. D., n ro ~ n. ~ .
& Treasure, J. 4ICN7). Associanon bet ween 5· UT1 A gene
prometer polymcrphism and anorexia nervosa . Lntl Cf.'I.
•Ull'l90751. 41 2.
DC'vlin. B.. Bacan u, S.• Klump. Ji.: •• HuM.• c.. fi chl er. .\1.. Halmi . K.. ~t al . (2002). Lmk age a nal ysis of anorexta nervosa
mcorporaung behavioral co venates. Hum ,,,, .\((J/r(·ulolr
Grtlf'lleJ, l/l b). bSq- bQb.
Di Be lla . D. D., Ca rala no, ~I. , Cavallim, M. c., Ribo ldi . C.
,r;:: Betlodr, lo (2000). Serotonin transponer lmked polyrnorph ¡c regfon in anorexia ne rvosa and bu lim ia nervosa .
Mo/reular PJy chiotry'. JI]}. 2)]·2]4 .
Enoch, M. A., Kaye , W. B .• Rotonda . A.• G ree nbe rg, B. D..
Murphy. O. L. & Goldman. D. ( 1 ~ 8). 5· Hn A promotr r
po l)fnorp hism ·1 4]SG'A. anotC'Ma nef'\O$ól, and o b!.d.sl\e·
co mpu lsi\e dl!>OrdC'T. Últl u t. ) J/ tq II S I. 1 7S~ .1 786.
fumeron . f .. Belou lle . D.• Au~n. R.• HerbC'th. B., 51e5ot. G.
& Rigaud. D. ' 200 11. A5osociat io n of a func llonal 5· H T
Iran5opone r i ene pol )'morphism wnh anorC'xla nef'\ O~ a nd
food Inlake. ." Q/c>e ular P~.l"(:hiatry·. 6( 11. Q·IO.
Gam e r. O. . Gar flnk el. P. , IQ801. Socio·c ullu ra l fac lo r5o In
the de \Clopmenl of3norC' ~ i3 ne","osa. Pjy ('h ollJgi('jJ l ." l'J ici m", 10.647·656.
Gorwood. P., Ades. J.. Be llod i. L. , Cellln i. E.• Colller. D. A..
Di Be lla. D.• t" t al, 12002l. Th e 5·HrelA l · 1438G ,'A
pol )'morphism In anoru ia nervosa : a combinC'd anal )'51 5
o f ) 16 m os f rom si ~ EuropC'an c e ntrC's. .\fult;"('U /olr
P~y('h jatry·. 711 t. Q(I-q4 .
Go"'ood. P.. Bou\·ard. \1.. \t ourC'n· S imC'on l. \1. e.. Klp,
ma n. A . & Ades, J . CIQqli). Ge net lcs a nd a no re xia ner·
\osa : a re\JC''' of can dida lC' il e ne~ . Ps.,'chialr ic G,..",..,in.
NO l. I· I:!.
G n ec. O. E.. Ua lml . K. A .• FichlC'r. \ 1. M.• Suobcr, \ 1..
Wood slIk . O. B.. lreu ure. J. l .• f.'I¡J/.C:!OO~I. E\ldrnce for
a s u ~erl i bl lil} gC'nC' fOf anoTC' ~i a ncnos.a on c hrol'llMOrnC'
l . Am l"rico" }aunral af Huma" GI'f/t"Iit:'J. 7(JI.) l. 7li7.7Q:!.
Hinn c y. A.. Banh. N.• ZicglC'r. A.• \'on Prillw;ll. S.. Ha rna nn.
A .• • l c n ", ~ h a u sC' n . K. 1'1 ¡JI. I I <J1}7•. SC'ro lonin tr llnsponC'r
ilcnc.linl..e-d po lym orph ic resion : AIIC'!e d iMrib ulh)ns 10
n: la lio n, hlp lo bod) ' "C'ig hl and in ¡'m orC' ~i a nC' n osa . U(I"
Sd C"nc t', M . ~ 9 S ·30 ) .
Uin nC') , A., FriC'd C'l. S.. R C'm ~chmi dl . H. &: UC' bC'brand. J.
( 200·11. Gcnel ie risl.. (ac lo n in C'oling d isorde" . ." m ¡>r j.
can }ourna/l~f Pha rma cagr"m Fl icJ. 4 . 20 q· 22 ) .
Hu. X.. Giolal..is. O ., li. T.. Ka"'·a ull . A .. lrC'asuTe. J. &
ColliC'r. D, C~0031. As s,ocial io n ofthe s- unc ¡enC' ~ lI h
~ulIo(epllbilit) and rnmunu m bod) mallos ,"de, In a no re a ra
nC'1'\osa . .\ f.'llf'flr,·pun. /J . 7H1- 78J .
Hudso n, J. L. Pope. H. G.. Jona s, J. \t.. YurilC'lun·Todd. D.
&: Frankeeburg, F. R.' IQR7l. A controlled Iarmly hls lof)
s lud} of bulirma. P."I'Clml"gieul ,\f,..J,e itl,' , / 7. 883·890.
Hud so n, J. l.• POpC'. H. G.. 't"urgC'! un. Todd. D.• Jon as, J. \ 1. &:
Franl..en bur g. r. R. (1IIli7¡ . A cont rolled slud) of hfenme
prevalence of affecnv C' a nd orher ps.}ChiJlr ic d llloorlfcr l o in
buhrnic mupauerus. Am,"rir'l/ll Jaurnal (lf I'"y r'h ia rry, 144.
1:!IO- I~1I7 .
Ka l o sC'lI . J.. Gershon. E,. ' 1 3\ ~ c ll . M.. Guro rf. J.• Ka l ul-o.
D.. Smuh, A. r t al . cIQINI. f's) c hialTlc d uorders In IhC'
firsl.dcil rC'C' rC'lall\ ero 01' probands "ilh bul imia nerv osa .
,4mr rlc u II J<lurnollul l's.l"chioll,.y.
14b8· 147 1.
K3) C'. W.• Lilenfeld. L.. Berrenni ,
Srrober, \ t. Devhn ,
n.. Klump . K. el aí, lllNQl. A genome-wide search fo r
susccpllbilily loe¡ in aeorevia nervosa : Merbod s and
umplC' desc rrpnon. Biologica l PS.I"Chia trJ; 4 7, 7Q4·80).
KC' uler. R.
Kend ter, K. S.• ~1dcLca n. C., jceale, ~1.
Heat h, A. C. & Eaves, L. J, 1199 11. Th e ge nenc epidemlOlog) of buli mia ne rvo sa. Am t'rinm J uurrllJ/ 01 Psychlatrv. /48. I b:!7· lbJ7 .
Kendfer, K. S.. x eale . M. C .. Kessfer, R.
Heurh. A. C. &:
Ea ves. L. J. ( IQ9) 1. A les l o f the eq ua l environment
assumpuo n in rwm stud lC's ofpsychiam c illness. B" hlll'ior
Genetics. }3,1 1·:! 7.
Klcmp, K. L.. Holl y, A., tacc eo. W. G.. MeGuC'. \1. s: WiII.
son . lo E. I:!OOOt. Ph)'s iu l sirmlaruy a nd twi n res em blancC' fo r C'ali ng alliludes and bchn iors: a IC'SI of Ihe
equal en\lronmenu a nu mpl io n. 8 rhono r G~ t1rlit:'J ,
30111.51 ·58.
Klump. K. l.. Mill er, K. B., KC'C'I . P. K.• ~fcG uC'. M. & laco·
no. W. G. C2ooll. GC'nC'IlC and C' n\lro nme nta l m fl uen ces
o n a nore \.l:!. nenou ~)'ndromC's ina popul a li on -ba ~ !\lo'in
!iamplC'. P J.I-cnnlogi eal \I..J ir¡" t'. 3 1141. 737·740.
Ko n cilaard. L. S.. HocrdC'r. K.. JoeTgen§cn. J.• Gill bC'Tg. C.
&: Ky \'ik. K. O. 1200 I J. A preliminaT)' populalion.b3sed
tlo\ln S1udy of sC'lf·repo n ed callng dl.sordC'r. I',s.l'f: hologicul
,\ leJ ici" t'. ) /( 21, ) b l·3ó5.
Krieg. J.· e .. Rosc hC' r. S., Sl rian. F.• Pirl..c. K.-I\I . & Laulen·
bacher. S. , Iqq) l, Pa in ~C'n sil i \' i l)' in rC"Co\'C'rC'd anorC':o¡ l c~.
rc.tramed a nd un~sltainC'd C'3IeTS. }our" u l uf PH"cho so mallc Rf!'J f!'o r('h . 37(61. S95·W2 .
.
Lac C')', J. &: Smilh. G. t IQ8 7¡. Bulimi a nen osa : ThC' Impacl
(lf prC'gn a nc) on mol he r and bab y'. Br¡, fj h } o uNlal aJ
P.~.I'C hiu try·. JO. 777·781.
lilC'n(C'l d. L. . Kaye. W.• Gr C'C' no" C . \l eril..a ntl:as. K.. Plol nll..O\ . K.. Po llicC'. C. rt ul. clqQ8t. A co nlrolled fam;l)
sludy ofreslric ll ng a norC' ~ia a nd bu limi a ne"" o~ : comorbldll)' In prob a nds an d diwrde rs ;n firsl- dc-grec rclal1\ C'S.
Arr:h l" "J uf Gl' tlt'rjJI P~ych ja tlJ", 5J. 6O)·b 10.
\I inuc hi n, S.• Rosman. B. L. & Bake r. L. e 197 8 ). PII·("h ,,·
.m fllolt/e / o milieJ: .4 ntl1"("xla n '"r1 ~,,s a In c n tl/t'.lt, Camhridge . Massac huse lls: l-{ar \'ord Unl\'e rslt y Press .
Milc hC'lI. J. E.• Seim. 11 . C.. GlolIC'r. D.. Soll. E. A. &: PylC'.
R. lo ( 1qQ11, A rC' IJ05pC"C11\ C' slud y of prC'gnancy in bulml 3
nC'1'\ O ~ . I"trrnal llmul Jourtlal uf EUlmg Diw rJf'rJ, /0.
/4"'.
w..
c..
c..
c..
~oq·21 4 .
~1 11 chC'lI- GI C' l egh em.
A.• \hllclsl aC'dl. ~1. E. &: Buhl... C. \1 .
«2002), Ealintl: dlsorderiS and c hlld bca ri ntl:: cconcealfTlC'n1
and c(ln~qu C'nceiS . Binh. .:'Y¡) l. 182·1 Q1.
l os Genes )' e l Med io Am bient e en los
l ra ~t(J m u~
123
Ah menncso-
reacrmas . (L Rrcca. V.• Tedde, t\ .. Mezzum. 11.. Rotel!a . e
~ 1. So:. So rbi. S. l l QtNI. S- IIT 2 A recep tor gene pol ymcrp hi s m ~ In uncre vta nervos a und bu limi a nerv osa . S t'uro , d t'/In' t.eners. : 7 71 ~1 . 13-1- 136 .
~ i l ~ ~llI. ~t.. Naes se n. S.. Dahlman, l., Linden Ih rschhe rg, A..
Gust afs son. J. &. Dabtma n- wngm. 1\. 12004t. Assoc iauo n
of esrro gen rec e ptor beta gene pol yr norphis ms with buhmic
drsease in wom en . .\ /olec·u/.H r .I.tThitllry, Y. 28·34.
N i~hl~u c hl . ~ .. Mnts us hita, S., S U lU ~I . K.• \ Iurayama, :\1..
Stnraka.... 3. O. 8; Hig uchi, S. (200 1). ..vssocimio n betw een
S11T2,\ rece pto r gene pro moter reg ton polymorphi sm and
eanng drsorders III Japnnese panera s. Bi¡¡/¡¡.~iI"l/l P\.I'C·hiulry'.
5011 1. 1 ~ 3 - 1 2 8 .
Paquetee, V.• Le vesque, J., Mensour, B.• Lerou v. J.• Bea udoin.
G . Bcu rgou ¡n, P. (./ 1.11. (: 00."- "Changc the mtnd und
yo u c hange t he bram": e ffec ts of cogmuv e-be hav iora l
th e ra p~' o n rhe neural co rre ta res o r spid cr phob¡e . Nrlf '
m image. 18.40 1--10<).
Park , R.. Se nio r, R. & Stein. A. (20031. Th C' o tTspring of
mot hers wuh eanng dis ord ers. European Child & Ado·
lescem Psychi atry; I.!( J l. 11 10-11 J 9.
Plo mi n. R. & Dan ie b . D. (1987 ). Why a re c büd ren in rhe
same famtly lOO different Irc rn one anorher? Behuvío ra t
and 8 rain Scíence J, /(1 . 1- 16.
" ralt . n. & Woo l fen d C' n. S. (2002). 11lIC'f\' C' ntio ns for pre \C'nl ing ealtng d iso rdC'n in c hild ren a nd ado lesceOls. Co c hra nf:' Da tabas!! Sysr Rel', C D()0211 9l .
Re ic hho m ·I\.Je nnC' ru d. T.. Ru li k. C .. Tambs. K. So:. Il a rris. l
(100 -1 ). GC'ne-l ic a nd e n\i rOnmelll al inl1 ue nc C's on hinge
ea ti ng in Ihe absencC' or co mpe nsa lo ry beha... iours : a
po pula tion -based lllo'in sludy. Inl er nalio nal ) 0 /1"'101 f )f
Eatin g Di.~o rJerJ. 36,307·3 1-1.
Ricca. V.• r-lacmi as. B.. Celli ni. E. , Di Be rna rdo. :\1 .. ROld la,
C. M. & So rbi . S. t20011. 5AH:! A rC'ce plor ge nc po lymo rrh ism and C'aling dis orders . ,...·eurtJsci t'''Ct· Lt·ttt·r.~. 3.!3( 2 l,
10 5-IOS .
RUller. M. & Si lbe rg . J .(2002) . Gene-en"ironmenl in lerpla:in rd :u io n lO C' mOl ion a l and heh:n ío r:ll di sl ur ba nc e.
.-4 n" uul Rf:'I 'if:' lt' (~,. P!>.l'c holog l·, 53 . ~6 .\ _-I l)O .
5 as ie nl. P. D. (1997 1. From gC' nOl)'pcs lO gene s: doub linlll he
5amplc 511'e . Blm'It'lrics. 53. 1253 -1 2(11 .
Sham . P. ( 1998). Stutistic.1 in /luma" Geneli,,!>. Lond res : Amold.
Sorbi . S.• Nac mi as . n.. TC'dde, A.• Ricca. V.• Meua ni. B. &
Role lla , C. (1998 ). ~- U T 2 .t\ promoter pol)'morrh ism in
a nore xia niC f"'o sa. l.a"C'et, 351 . 1785.
So urs . J. ( 1Q83 ). C35C rcpons 01' an o re.\i a nen'os a and eafreim sm . .~ nlt'rjca" JOIfNlU/ of " sy d li ulry. /.IIJ, 235-230.
Stein .A., Woolk)'. 11.. Coope r, S. U. & Fairbum . C. G 1 1 9 9 ~ ).
An ob lOer \alional lOlud y of mo lhers \lo ith ea ting d iso rderlO
a nd Ihe ir i nf a nl r.. ) ou r/la{ f~f C hlf d P.f.l'ch olog.r u nJ
PS.l-chiatry. 35H l. 733- 7-1 8.
Strobc-r. M.. Fre eman . R.• Lampen. C ., Diamo nd. J. & Ka)'c.
\\' . (: 000 ). Conl roll ed ram il)' sludy 01' a no re ~ ia ne n os:!
and buli mia ne nosa : C' \ídcncC' o r s hare d liabllll)' and
tra nsmiu io n of pa nia l s:-nd romes. Am ('rican JCJIOrnul (~r
Ps.\'t"hialr.'", 15 7\31 . 3 t) J -~O l .
Sundaramurthy. D.• Pler;, L. F.. Ga pc. 11 .. Markha m. A. F. &
Campbd l. D. A. ( 2000 ). Ana ly"isoflhe ~erolonin lranspo rler gene hnked polymtJrphísm IS· HTTLPR 1in a n~l rC'~ l a nC' r\osa . ..f/llt·ri(-a/l JO/l""ul of .\/" .li('al C.'m·li n . 96. 53-55 .
Tozzr. F.• 1 homton. L... Klurn p, K.. Buhk , C.. Frc hter. \1..
Ha lnn, K. .. t al. l e n pre nsar. Sympt o m Iluc tuauo n in
ca t in~ drsorde rs: co rrelares o f d í a g n n ~ l i c c rosso ve r. A me•
ricen Jouneí f~t l' ly c hiat r.,'.
Treas ure . J. l.. & Ru.s\C'I.G F. M. 11')1I 8 ). lntra ure n ne g ro w t h
and neo naral .....eíg h¡ gain in babies 01' wom en \\Ith a norexia nervosa. BrÍ/il h \/.'J ical Journaí . .:'Vfl, 1031'.
U' .... m. R.. ü cnn eus. U.. wucken. B.. Lam prop oulo s. (1,.
Bcumonr. P.. Clarke. S. ( '1 ,1 (.1 :00: •. Anorexia nervosa
!reslricIl\ c ~ubly pe . í50 avso cia ted wüh a po lymorp hism
in tbe nov el no repm eph nne t ranspo ner ge ne promete r
polyrnorp hic regrcn, ;\¡o h'C'u/ur I'J.H·hiuln-. 7. o5:!-t'! 5'7.
Urwi n, R.• Benneus. B.. Wilck en , B.. Lcmpropouíos, B..
Heumo nt, P.. Russell, J. e t al. l ~ o 0 3 1 . Ge ne-g ene inreracrio n berw ecn ihc mcnoarrune oxidase A gene and SOIUIC'
carrie r Ia rnily (1 1neurot ra nsmine r tra ns po n er. no rad re naJin l member Z gene in a nore xia nerv os a tr esmcnve sublypC' ). Ellml' t'u n JOllrnul lfu"lU n Geeatcs. 11. Q45-950.
Van der Sp uy. Z. M.. Steer. P. l . MeC usker, M.. Sreele. S. J.
& Jacobs. H. S. ( 1'188). Ou tccme of pregnancy in unde rw eig ht w emen añe r spomaneocs and mduced ovu lanon.
Brüüh J/ eJ iú tl Joumol. .:'96, 962 -9 65 .
Wade. T., Nea le. M. c., La ke, R. 1. E. & Martín , N. G t IQQQI.
A genenc anal ys is or the en nng and all iludes ass oc ialed
.....llh bulimia nC'rl osa: DC'a ling wilh Ihe prob le m ofascC'rla inmen l. B('ha\"ior G..nnlcJ, 19 . 1-10.
Wade. T. D.. Buli" . C. M., NC'alc, M. & Kend ler. K. S. (2000 ).
Anore xia nen 'osa and maJor dC'prC'ssíon: shared genel ic
and iCn \ ironmenul ris k fac tors. A mt'ric u n Jourfla l of
Psy C'hiurry, I .~ 7( 3}. -I6Q--I7 1.
Wade. T. D.• Man in. fI.: •• NC'alC'. M.. Tigge mllnn, M., TrC'alor,
S., Hcal h. A. ,., al. ( 1999 ). ThC' slruc tu re or }lene tic and
enl ironmental risk racto rs ro r I h ~e measu res of d isonk rcd
eali ng charac leri slic or bulimia ne r\osa. Psy cholagical
Medicin e , .:'9. Q25-t}3-1.
Walsh, B.• B uli ~ . e.. Fairbum .
Ual mi. K.• Be rzog. D. &
Golde n. N. E. A. (2005 ). Dd l ning eal íng di~ord C' u. En :
D. h a ns. E. Foa, R. Gur, H. Hend in. C. O · BriC' n. M.
Selig.man So:. 8 . Wa l,;h tbJs . I. Treuti"g und pre~'enti/lg
udole.lcf.'fl/ I1I ('>l/u / ht'alth J isflrd('r,{ .' ¡¡-hal ",e kno lO anJ
lO huI W (' don ; (,,(1 10'. ~C' " Yorl.. : 0.\ for d Unive rsilYPrC'ss.
The Annen her}l Foundali on Trusl al Sunn ylands. a nd t he
Anne nherg Public Policy Cen le r 01' Ihe Uni\'C u ily or
Pe nnsylva nia.
Wahc rs. E. E. & Ke nd k r. K. S. ( IQ95 1. Anore xia nenosa and
ano ~ :<t i c- Ii k e syndrom es in a popula lion-bas cd femaJe I..... in
:sample. Am ,'rican Ju urllul af ¡>,~yc"h iu tr.l'. 15: . ()-\·7 1.
Waugh, E. & Bulil... r. t '''Qt)l . OO'spring of wllm C'n \I ith
ealing disonkrs. Inl('rna rio nal J Ollrn,,1 (Ir [o ti" g Diw r·
den .!5. 1~ 3-1 3 3 ,
Wesl bt:rg. L.. Bah. J.• Raslam . M.. Gillber}.t.
We nlZ. E..
.\ 1e ll..e. J. et el/. t 100:!1. As so c ia llo n be l \\ C'e n a poi )'.
morphism 01' Ihc j- l lT 2C recep to r and .....e ig hl lolO s in
leC'naj,le gi rls. Nellrt'p!>yclwp hurlllanl{lJgy• .:'6, 711:9· 7'J3.
li egle r, A., HC'hC'brand , l , Gorg. T.• Ro sc nl..ra nl . K.. Fic hte r.
M.. Herpe nz·Dahl mann. B. el al. ( I Q9Q I. Fun her Jad 01'
a ss oc ial i o n !:tC'I ..... e e n lhe S- HT 2 A g e ne p ro m olC'r
pol)'mo rphlsm a nd sus cC' pllbilily lO C'alln B d isorde rs and
a meta -an a l)'sis pe r1a ining lO anorc-xla nen osa . ,\10 1(' (' 11I" r I' sychifllry·. 4"(5 1. ~ 10- -1 12.
c..
c..
Fly UP