...

Pelea por UNA NUEVA POLÍTICA ENERGÉTICA

by user

on
Category: Documents
1

views

Report

Comments

Transcript

Pelea por UNA NUEVA POLÍTICA ENERGÉTICA
PELEA POR
UNA NUEVA
POLÍTICA
ENERGÉTICA
PELEA POR UNA NUEVA POLÍTICA ENERGÉTICA
Pelea por… UNA NUEVA POLÍTICA ENERGÉTICA Los socialistas proponemos una reforma gradual y profunda del modelo energético, para incentivar la eficiencia y avanzar hacia la plena utilización de nuestro potencial en energías renovables, disminuir nuestra dependencia exterior, aprovechar al máximo la innovación y su capacidad para generar empleo de calidad, contribuir a la reducción de gases de efecto invernadero y garantizar precios asequibles y estables de la ener-­‐
gía. El desarrollo de las energías renovables está teniendo ya múltiples efectos positivos sobre el conjunto de la economía. España ha iniciado la transición energética, ocupa una posición de liderazgo mundial en energías renovables y está en condiciones de participar activamente en la gran revolución energética de las próximas décadas. • Según datos de 2010, España es líder mundial en tecnología termosolar, es lí-­‐
der de Europa en producción de energía eólica, por delante de Alemania, y somos la 2ª potencia en energía fotovoltaica, tras Alemania. • La intensidad energética en España se ha mejorado un 15% desde 2004, lo que supone un ahorro de 93 millones de barriles de petróleo al año, equiva-­‐
lente a la producción anual de todas las centrales nucleares y de ciclo combi-­‐
nado juntas. • Las emisiones de gases de efecto invernadero han caído más de 26 puntos en-­‐
tre 2004 y 2010, emitiendo el sector eléctrico, a fines de 2010, la mitad de lo que emitía en enero de 2004, a pesar del incremento en la producción. • Hemos cumplido los objetivos del Plan de Energías Renovables 2005-­‐2010, mul-­‐
tiplicando por 2 la potencia renovable instalada, con un ritmo de instalación de 3.000 MW al año. En 2010, el 35% de la electricidad generada procedía de fuentes renovables, alcanzando la eólica, algunos días, picos del 60% de la pro-­‐
ducción. Esto ha sido posible gracias a la prioridad en el acceso a la red, a la buena ges-­‐
tión del sistema de transporte, a una restrictiva asignación de derechos de emi-­‐
sión de CO2 al sector eléctrico y a un sistema de primas que debe seguir siendo la base para impulsar, de manera equilibrada, las tecnologías de menor coste ambiental hasta que alcanzan la viabilidad a precio de mercado. 1
PELEA POR UNA NUEVA POLÍTICA ENERGÉTICA
ENERGÍAS RENOVABLES: POTENCIA INSTALADA* 17.480 MW (*) En Régimen especial No es los mismo PSOE que PP: dos apuestas antagónicas Cuando el Partido Socialista llegó al Gobierno en 2004, había dos datos que definían muy bien el legado energético del PP: • Una tasa de dependencia energética que había alcanzado en 2004 su valor má-­‐
ximo (79%). Es decir, necesitábamos importar casi el 80% de la energía que consumíamos. • Una intensidad energética (consumo de energía por unidad de PIB) un 13% peor que la media de la UE-­‐27, fruto de una política económica demagógica ba-­‐
sada en una ficticia energía barata que impulsó el derroche energético. En los años de gobierno del PP, entre 1996 y 2004, la intensidad energética se dete-­‐
rioró más de un 5%. • Unas emisiones de gases de efecto invernadero desbocadas, sin una sola polí-­‐
tica orientada a reducirlas o a interiorizar los costes que generan las emisiones y el impacto del cambio climático. El Gobierno de Aznar presumía de su falta de voluntad política al respecto y agitaba el fantasma de las políticas ambientales como contrarias a la competitividad industrial, a pesar de las recomendaciones de todos los organismos internacionales, y de contar con el respaldo unánime del Parlamento para abordar políticas de cambio climático. En definitiva, consumíamos mucha energía y casi toda importada. Los socialistas entendemos que el uso inteligente de los recursos, el ahorro y la efi-­‐
ciencia energética son instrumentos que afectan positivamente a cada uno de los tres 2
PELEA POR UNA NUEVA POLÍTICA ENERGÉTICA
objetivos de la política energética: seguridad de suministro, competitividad y sostenibi-­‐
lidad medioambiental. Creemos además que la energía que consumamos debe proce-­‐
der crecientemente de fuentes renovables y autóctonas. Sólo así garantizaremos pre-­‐
cios estables a medio plazo. Energía Nuclear Nuestra propuesta a los ciudadanos es clara y concreta. Cierre gradual de las centra-­‐
les nucleares al finalizar su vida útil de 40 años, o antes si por razones de seguridad se hace aconsejable su cierre anticipado. De esta forma, España dejará de tener centra-­‐
les nucleares en 2028 como muy tarde. Esto será posible gracias al aumento esperado de la capacidad instalada por parte de otras tecnologías de generación de electricidad, especialmente de renovables. En cambio, el PP sostiene desde hace años que la energía nuclear es la “más barata y más limpia”, y aboga por alargar la vida útil prevista para las centrales nucleares actua-­‐
les, e incluso construir nuevas centrales. Han manifestado en varias ocasiones que, si llegan al gobierno, revocarían el cierre de la central nuclear de Santa María de Garoña, previsto para 2013. La Fundación FAES, fábrica de ideas del PP presidida por José María Aznar, presentó en marzo un informe bajo el título “Propuestas para una estrategia energética nacional” en el que recomienda: − Revocar el cierre de la central nuclear de Santa María de Garoña. − Alargar la vida de las centrales nucleares hasta 60 años, e incluso, estudiar la posibilidad de alargarla más allá de los 60 años. − Iniciar un plan de selección de emplazamientos para nuevas centrales nuclea-­‐
res. Tras los sucesos acaecidos el 11 de marzo en Fukushima (Japón), Alemania, Suiza, Bél-­‐
gica, Italia o el propio Japón han decidido apostar por las energías renovables, redu-­‐
ciendo la electricidad de origen nuclear o, incluso, abandonándola totalmente. Y no sólo los países se están replanteando la apuesta de futuro energético, empresas como Siemens, habitual constructora de instalaciones atómicas en todo el mundo, han deci-­‐
dido abandonar el negocio nuclear. Energías Renovables Nuestra apuesta estratégica es acelerar el paso de las energías renovables con el ob-­‐
jetivo de alcanzar el 70% de la electricidad de origen renovable en 2030. En cambio, el PP no cree en la importancia de mantener la fuerte apuesta de implantación de energías renovables que nos ha llevado a ser una potencia mundial. En el mencionado informe de la Fundación FAES, recomendaban mantener el modelo actual, retrasar la transformación afrontando las consecuencias de no liderar el cambio; también propo-­‐
nen la desaparición de los apoyos a las energías renovables. 3
PELEA POR UNA NUEVA POLÍTICA ENERGÉTICA
El 20 N, todos y todas nos jugamos mucho sobre el modelo energético que queremos en el futuro. Elegimos entre dos modelos de política energética claramente diferenciados: el que defendemos los socialistas, que queremos un modelo que apueste por las energías renovables y el cierre progresivo de las centrales nucleares hasta 2028; y el que repre-­‐
senta la derecha, que destruirá los avances en energías renovables que hemos conse-­‐
guido durante los últimos años, apostando por la energía nuclear. La energía es un elemento clave para la competitividad y el bienestar social. La ener-­‐
gía es fundamental para la actividad económica y para el bienestar social. También constituye un vector fundamental de innovación, uno de los elementos más relevantes en la balanza comercial, un factor clave en las relaciones internacionales, el origen de numerosos conflictos armados en las últimas décadas y, con diferencia, la fuente indi-­‐
vidual de afecciones ambientales e impactos para la salud más importante de nuestros tiempos. Es también un elemento clave en la agenda internacional de los próximos años. La transformación del modelo energético es el elemento más relevante de la agenda eco-­‐
nómica y ambiental internacional y nacional a medio plazo. La presión de la demanda creciente sobre recursos energéticos a escala global tiene importantísimas repercusio-­‐
nes y riesgos. Es imprescindible minorar la elevadísima dependencia de los combusti-­‐
bles fósiles. Europa no podrá competir con otros bloques emergentes. La agenda de la transformación energética se convierte en agenda de construcción europea e identi-­‐
dad en el mundo. Y, sin duda, es un pilar básico en la construcción de una Europa unida, competitiva, garante del bienestar de sus ciudadanos y actor relevante en el escenario global. Constituye el núcleo central de las políticas comunitarias a 2020, con objetivos vincu-­‐
lantes en reducción de emisiones, en incremento de la potencia renovable instalada y en ahorro y eficiencia energética. A 2050 el 100% de la electricidad en Europa debe estar libre de emisiones y una parte importante de otros consumos energéticos debe haberse trasvasado al sector eléctrico. 4
PELEA POR UNA NUEVA POLÍTICA ENERGÉTICA
-­‐ Precio del MWh al consumidor (€/MWh) -­‐
(Escenario Precios medio) 140,0 135,0 130,4 130,0 €/MWh
125,0 120,0 115,0 111,0 110,0 108,3 107,0 105,0 100,0 2011 2012 2013 2014 2015 2016 2017 2018 2019 2020 2021 2022 2023 2024 2025 2026 2027 2028 2029 2030
BAU
ES 60%
ES 65%
ES 70%
Nos jugamos la reducción de nuestra dependencia energética, la cual, junto a la in-­‐
tensidad energética, se puede traducir en una vulnerabilidad de la economía española frente a las oscilaciones de los precios energéticos y los problemas de suministro, sien-­‐
do un lastre para la competitividad de la economía. Seguiremos trabajando por UN NUEVO MODELO ENERGÉTICO, por eso nos compro-­‐
metemos a: • Liderar el cambio. El periodo 2012-­‐2020 es un periodo de transición hacia un futu-­‐
ro en el que las tecnologías renovables presentan costes medios inferiores a los costes de las tecnologías térmicas convencionales. Debemos establecer una senda económicamente sostenible que permita un escenario en el que la cobertura de la demanda de electricidad vire progresivamente desde el predominio de las tecnolo-­‐
gías convencionales hacia el predominio de las tecnologías renovables. • Promover una política activa: la inacción no es una opción y resulta mucho más costosa. Se requieren cambios en un sistema regulatorio diseñado para otro mo-­‐
mento, con pocos actores y otras tecnologías. Sin cambios regulatorios, sería tre-­‐
mendamente costoso. Esta insostenibilidad es ya una realidad en el momento pre-­‐
sente. Esto explica la aparente paradoja: el precio de la electricidad ha experimen-­‐
tado una subida constante, el déficit de tarifa ha seguido aumentando hasta con-­‐
vertirse en un problema estructural y todo ello al mismo tiempo que las empresas han ido aumentando sus beneficios y su capacidad de inversión hacia las mayores cotas de su historia. 5
PELEA POR UNA NUEVA POLÍTICA ENERGÉTICA
•
•
•
•
Revisar la regulación del sector eléctrico. Para resolver el problema del déficit tari-­‐
fario no es suficiente elevar la tarifa eléctrica, como se ha venido haciendo en los últimos años, sino que resulta necesaria también una revisión en profundidad de los costes reconocidos por la regulación a las empresas, de forma que se estimule al máximo la competencia entre empresas productoras de energía, se incentive la innovación y se modere, además, la evolución del precio de la energía. Se estable-­‐
cerá un marco estable de apoyo a la inversión en energías renovables, que incenti-­‐
ve la innovación a través de sistemas de subasta con niveles suficientes de rentabi-­‐
lidad y sin ninguna forma de retroactividad en la aplicación de las correspondientes ayudas. Promover el derecho a la generación energética, que permita a cualquier persona convertirse en productor de electricidad y que garantice la conexión a la red de transporte para poder vender los excedentes no autoconsumidos, y de esta forma promover la democratización de la energía y el cambio progresivo hacia un modelo de generación distribuida. Proceder al cierre gradual de las centrales nucleares, al finalizar su vida útil de 40 años, o antes si por razones de seguridad resulta aconsejable su cierre anticipado. Desde 2013 a 2028 el parque nuclear español dejará de estar en servicio. Aprobar Leyes de Cambio Climático, de Ahorro y Eficiencia Energética y de ener-­‐
gías renovables. Con ello queremos hacer especial énfasis en los sectores de trans-­‐
porte y vivienda, promover de forma efectiva una reducción del consumo y, por lo tanto, de la intensidad energética del país, disminuyendo el coste en la balanza comercial y la huella ecológica de nuestro consumo. Queremos ofrecer informa-­‐
ción y compromiso en las cuentas públicas y en las empresas. Queremos consolidar un marco regulatorio estable para el desarrollo de las distintas tecnologías, con ho-­‐
rizontes bien definidos en términos de aumentos de la capacidad renovable y sen-­‐
das de reducción de emisiones. •
En la gráfica siguiente se representan las emisiones de CO2 en dos escenarios de generación eléctri-­‐
ca que se extienden hasta 2030. Los escenarios, que varían en función de la participación de la ge-­‐
neración nuclear, térmica de carbón, y renovable, son: •
Escenario BAU (Con nuclear, 50% ER): En el año 2030, la generación mediante energías renovables se sitúa en un 50%, la nuclear en un 11% y la térmica con carbón en un 4%. Escenario sostenible (Sin nuclear, 70% ER): En el año 2030, la generación mediante energías reno-­‐
vables se sitúa en un 70%, y la térmica con carbón contribuye con un 4%. La nuclear empieza a caer fuertemente a partir de 2023 y se pone a cero en 2029. Todos los porcentajes anteriores se refieren a peso en términos de generación eléctrica. •
•
Escenarios de GEI del sector eléctrico a 2030 en función del mix eléctrico 6
PELEA POR UNA NUEVA POLÍTICA ENERGÉTICA
90.000
85.000
80.000
CO2 (kt)
75.000
Escenario BAU (Con nuclear,
50%ER)
70.000
Escenario sostenible (Sin
nuclear, 70%ER)
65.000
60.000
55.000
50.000
2005
•
•
•
•
•
•
•
2010
2015
2020
2025
2030
2035
Plantear la obligatoriedad de que las ciudades diseñen y lleven a efecto Planes Municipales de Movilidad Sostenible, y que en las revisiones de sus planeamientos urbanísticos se incorporen los criterios de sostenibilidad ambiental en los diseños urbanos. Consolidar el cambio modal del transporte, fortaleciendo la implantación del transporte de mercancías a través de los corredores ferroviarios; la promoción de las soluciones limpias en el transporte de pasajeros. Impulsar las ciudades sostenibles, con edificios progresivamente autosuficientes en consumo energético. Crear un Fondo Estatal de Apoyo a las Energías Renovables, que sirva como ins-­‐
trumento de estabilidad a los mecanismos de impulso público al desarrollo de las inversiones privadas. Impulsar la I+D+i en nuevas tecnologías renovables, con apoyo público a las fases de investigación e innovación en todas las tecnologías renovables, pero especial-­‐
mente en aquellas que se hallan en fases más incipientes y que puedan tener un amplio recorrido en España, como pueden ser los casos de la geotermia o las que utilizan el mar como fuente energética. Diseñar un Plan Estratégico para la Biomasa, que es una de las fuentes energéticas con un enorme potencial para España, por los múltiples efectos positivos que pue-­‐
de aportar a nuestro país (empleos rurales, ventajas ambientales, evitar incendios forestales y plagas…). Establecer un canon sobre las tecnologías maduras ya amortizadas, como la hi-­‐
droeléctrica y la nuclear, que respalde los avances en energías renovables. 7
Fly UP