...

¡Corran el riesgo!

by user

on
Category: Documents
1

views

Report

Comments

Transcript

¡Corran el riesgo!
n Chile
¡Corran el riesgo!
MARIANO PUGA
uerido Femando y amigos de la Compañía de Jesús ¡felicitaciones en sus 400 años
en Chile!
Me preguntan: Mirando nuestra sociedad y la
Iglesia, ¿que esperaría de la Compañía de Jesús en
los años que vienen?
Tu sabes que no soy bueno para escribir.
La pregunta me ha ayudado a reconocer lo que
la Compañía de Jesús ha significado en mi vida: sus
teólogos desde De Lubac a Sobrino; liturgistas
como Gelineau; pensadores como Certeau y mi
maestro psicoanalista Belenaert; espirituales como
el viejo maestro de ejercicios La Place; testigos de
Jesús como el P. Hurtado que marcó mi juventud y
el maestro Nacho Vergara... tantos amigos y compañeros en la búsqueda de una «Iglesia de los
pobres».
Todos ellos han ayudado, con su pensamiento
y su vida, a nuestra Iglesia a «re-inventarse» en la
fidelidad a Jesús y al Espíritu en la historia.
¿Qué desafíos veo para los años que vienen?
Aquí van algunos que nacen de mi experiencia en
el pueblo:
- En el «Otoño de las utopías» y una des-equilibrada preocupación por la «ortodoxia» y la «disciplina» eclesiástica, mantengan viva, en todas sus
dimensiones, la utopía de Jesús por el Reino, del
Evangelio como «Buena Nueva para los pobres»,
de una Iglesia sacramento y servidora del Reino,
espacio de fraternidad, libertad, atenta al mundo,
sobre todo a los pobres y marginados. ¡El evangelio
es siempre «bueno» y «nuevo»!
- Me gusta sumar a su lema «Ad majorem Dei
gloriam» lo de «Gloria Dei vivens pauper» de San
Romero de América. En un mundo en que los
pobres y marginados crecen y preocupan cada vez
menosa los paísesricos...Uds. los «compañerosdel
pobre Jesús de Nazaret», «promotores de la justicia»... tendrán que ser, frente a este panorama
oscuro para los empobrecidos de n uestras sociedades capitalistas, nuestras economías de «chorreo»,
nuestros atropellos a sus culturas... los que den
334
«gloria a Dios», promoviendo en el campo de la
reflexión y la acción (pienso en los mártires de San
Salvador...), la «vida y liberación de los pobres» y
la denuncia clara y evangélica de lo que la impide
en la sociedad y en nuestra propia Iglesia. (No será
fácil... hoy nos falta mucha humildad para reconocer nuestros pecados y compromisos con el poder
y los poderosos).
- El gran desafío en los años que vienen será la
«nueva evangelización» en su esfuerzo por
«evangelizar las culturas» desde adentro... Uds.
han sido desde su nacimiento «especialistas» en
esto (¡así les ha ido!). Estoy pensando en China,
Paraguay... y Chiloé. Y esto mientras prevalece un
cierto «centralismo» y «uniformismo» cultural
europeo,enquelos «pluralismos» son mal mirados.
¡No se desanimen! Más allá de los buenos deseos
y declaraciones... corran elriesgo, como lo hic ieron
en estos 400 años, de hacer «experiencias concretas» en que en una «Iglesia una en la diversidad»
puedan diversas culturas, mapuches, pobladoras,
técnicas, artistas, científicas... decir «los oímos, en
nuestras lenguas, proclamar las maravillas deDios»
(Hechos 2,11).
- Finalmente, en el servicio que la Compañía de
Jesús presta a la Iglesia, por los «ejercicios espirituales»; ábranlos cada vez más a un discernimiento histórico (en sus dimensiones culturales, políticas, económicas, psicológicas...) de lo que «el
Espíritu dice a la Iglesia», y amplíen el «rostro de
Cristo» a los nuevos rostros en el que nos interpela
en Latinoamérica: los desfigurados por el hambre,
injusticias sociales... humillados en sus culturas...
menores abandonados (Doc. Santo Domingo 178).
Los tiempos que vienen serán de testigos,
mártires, profetas y santos. Mantengan viva esa
tradición de la Compañía de Jesús, «el testigo
fiel».
Alguien dijo «Compañía de Jesús: ¡Ay Jesús,
qué compañía!» Tanto les decimos en estos 400
años:.«Compañía de Jesús: ¡Gracias Compañía,
por acercarnos a Jesús! •
MENSAJE N° 420. JULIO 1B93
Fly UP