...

PLANIFICACIÓN PARA EL CAMBIO

by user

on
Category: Documents
40

views

Report

Comments

Transcript

PLANIFICACIÓN PARA EL CAMBIO
PLANIFICACIÓN PARA EL
CAMBIO
U
N I T E D
N
AT I O N S
E
N V I R O N M E N T
P
R O G R A M M E
Guías para programas nacionales sobre
consumo y producción sustentables
Copyright © Programa de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente, 2008
La presente publicación puede reproducirse en todo o en parte y en cualquier forma
con fines educativos o sin fines de lucro, sin ningún permiso especial por parte de los
titulares de los derechos de autor, siempre que se cite la fuente. El PNUMA agradecerá
que se le remita una copia de toda publicación que utilice este trabajo como fuente.
No puede utilizarse la presente publicación para la venta o para cualquier otro uso
comercial sin un permiso previo escrito del Programa de las Naciones Unidas para el
Medio Ambiente.
Aviso
Los términos empleados y la presentación del material de esta publicación no implican
la expresión de ninguna clase de opinión por parte del Programa de las Naciones
Unidas para el Medio Ambiente respecto de la situación legal de cualquier país,
territorio, ciudad o área, o sobre sus autoridades, o respecto de la delimitación de su
frontera o límites. Asimismo, los puntos de vista expresados no necesariamente
representan decisiones o políticas establecidas del Programa de las Naciones Unidas
para el Medio Ambiente ni la mención de nombres o procesos comerciales implican en
modo alguno su patrocinio.
ISBN: 978-92-807-2899-6
DTI/1028/PA
UNEP promotes
environmentally sound
practices globally and in its own
activities. This publication is printed
on 75% recycled FSC paper, using vegetable-based inks and other eco-friendly
practices. Our distribution policy aims
to reduce UNEP’s carbon footprint.
Planificación para el
cambio
Guías para programas nacionales sobre consumo y
producción sustentables
Agradecimientos
Productor
Estas Directrices han sido producidas por el PNUMA con el apoyo financiero del Departamento
de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Agrarios (DEFRA) del Reino Unido (RU).
Supervisión, edición y apoyo técnico
Matthew Bentley, Adriana Zacarias, Charles Arden-Clarke y Bas de Leeuw, PNUMA DTIE
Autor
Matthew Bentley, PNUMA
Grupo asesor internacional del proyecto
Alena Markova, Departamento de Políticas Ambientales, República Checa
Candice Stevens, Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE)
Charlotte Middleton, Departamento de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Agrarios
(DEFRA), RU
Kari Raivio, Universidad de Helsinki, Finlandia
Lars Mortensen, Agencia Europea para el Medio Ambiente (European Environment Agency,
EEA)
Maria Belen Garcia Bourg, Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable, Argentina
Pongpisit Viseshakul, Oficina de la Junta Nacional para el Desarrollo Económico y Social,
Tailandia
Toolseeram Ramjeawon, Universidad de la Isla de Mauricio
Otros revisores y colaboradores internacionales
Adriana Díaz, Anna Fielder, Anna Nosal, Anne Bentley, Annukka Berg, Anthony Chiu,
Anthony McKenzie, Birgitte Alvarez-Rivero, Carmen Terry, David Watson, Desta Mebratu,
Esther Reilink, Garrette Clark, Graciela Scavone, Gunilla Blomquist, Hiroaki Takiguchi, Irma
Suarez, Isabella Marras, Jennifer Grant, Jozsef Szlezak, Luciano Ramìrez, Matthias Bruckner,
Mohan Peck, Natacha Zuinen, Ndèye Fatou Diaw Guéne, Nisha Devi Manic, Rasmus Boldsen,
Rocky Harris, Sarah Pedersen, Sarah Resouly, Simon Cox, Solange Montillaud-Joyel, Sonia
Valdivia, Sophie Talière, Taina Nikula, Travis A. Sinckler, Ulf Dietmar Jaeckel, Victoria
Beláustegui y Zita Geller.
Los autores desean agradecer a todos aquellos que han contribuidos con las Directrices mediante
el aporte de antecedentes, ideas, comentarios, ejemplos y estudios de caso valiosos. Los
siguientes países aportaron un estudio de caso nacional: Argentina, República Checa, Etiopía,
Finlandia, Jamaica, Japón, Senegal, Tailandia y el RU.
Diseño
Steve Paveley
Tipografía
Column Communications Ltd
Impresión
Graphic Solutions S.A.
Fotografía
Naki Kouyioumtzis, Axiom Photographic Agency
2
Resumen ejecutivo
Los patrones insustentables de consumo y producción son la principal causa del cambio climático, e implican
asimismo, nuevos desafíos en términos ecológicos y sociales. Esto incluye la desertificación, la contaminación del
agua y del aire, y la devastación de los recursos naturales. El enfoque del consumo y producción sustentables (CPS)
es una de las respuestas clave para proteger el medio ambiente y mejorar la calidad de vida a través del desarrollo
sustentable.
Varios países cuentan con políticas para promover el consumo y la producción. Sin embargo, a veces estas acciones
no están integradas en un programa o carecen de la coherencia necesaria. Las acciones individuales –sin importar
cuán innovadoras sean- presentan limitadas oportunidades de extender el cambio en los patrones de consumo y
producción más allá de su ámbito inmediato de aplicación. Por ello, el Proceso Global de Marrakech de CPS
promueve el desarrollo y la adaptación de las políticas de manera integrada a través de la generación de programas
nacionales.
Los Programas Nacionales de CPS buscan generar situaciones óptimas de beneficio mutuo (gana-gana) a través de
la promoción del diálogo entre diversos actores, la participación de productores y consumidores (actores clave para
el desarrollo) y alentar la promoción de la innovación en las empresas y en la sociedad en general a través de
instrumentos de política y soluciones de mercado.
Actualmente más de 30 países en el mundo ya cuentan con una política o programa nacional de CSP o los están
desarrollando. Estas iniciativas son diversas en su naturaleza; constituyen marcos nacionales, programas, planes de
acción y estrategias. África, Europa y América Latina y el Caribe cuentan también con programas regionales en
funcionamiento.
Estas Guías ofrecen lineamientos detallados -paso a paso- para los gobiernos y otros actores interesados sobre cómo
desarrollar, implementar, monitorear y mantener programas nacionales de CPS. Los pasos o las etapas propuestos
en las Guías forman parte de un proceso interactivo de mejora continua vinculado generalmente a estrategias y
planes existentes. Asimismo, representa un enfoque flexible para el desarrollo de programas de CPS que deberá
adaptarse a las circunstancias locales y definir finalmente qué forma tomará el proceso. En la práctica tal vez,
algunos de los pasos propuestos no serán necesarios o pueden ser combinados entre sí. Las guías pueden resultar
útiles también para aquellos países que ya cuenten con un programa de CPS pero buscan fortalecer y mejorar el
proceso.
Estos diez pasos que propone la Guía son: establecer un grupo o consejo asesor; realizar un diagnóstico y análisis de
oportunidades; definir el marco institucional; identificar áreas prioritarias; definir objetivos y metas; seleccionar
políticas e instrumentos; obtener aprobación oficial del programa; ejecutar el programa; documentar, monitorear y
evaluar; mantener y mejorar el programa. Asimismo, uno de los diez pasos, es “transversal”, el cual sugiere la
vinculación del programa de CPS con otras estrategias nacionales existentes tales como planes nacionales de
desarrollo (por ejemplo, reducción de la pobreza) y estrategias nacionales de desarrollo sustentable. Esto ayudará a
identificar más oportunidad y fortalecer el programa en CPS en el marco institucional desde el inicio del proceso.
No existe un enfoque único ni una fórmula única sobre cómo debe o debería ser instituido un programa de CPS. Sin
embargo, existen principios clave que deberían ser considerados en todos los casos. Algunos de ellos incluyen
obtener el compromiso y el liderazgo de las máximas autoridades; iniciar un proceso de consulta abierto y
participativo; definir objetivos, acciones, metas e indicadores; basar el programa en un análisis comprehensivo y
confiable. Así como complementar el programa de CPS con otras iniciativas y/o políticas nacionales existentes (e.g.
política integrada de producto y política de producción más limpia); integrarlo con estrategias nacionales existentes;
y desarrollar planes de acción sectoriales o temáticos (e.g. eficiencia de recursos o compras públicas sustentables).
La definición clara y concisa de objetivos y metas es crucial para el éxito del programa. El monitoreo y la
evaluación del progreso en el cumplimiento de las metas establecidas es otro aspecto crítico del programa. Esto
provee información importante para todos los actores involucrados y demuestra los resultados alcanzados y el valor
del programa en sí mismo. Por esta razón, las Guías hacen un énfasis específico en la aplicación de indicadores para
medir el progreso en la adopción CPS.
Las Guías contienen nueve estudios caso y otros ejemplos de buenas prácticas, los cuales ilustran la forma en que
varios gobiernos alrededor del mundo están implementando programas de CPS. Un análisis de los estudios de caso
ofrece algunas lecciones importantes. Mayor información actualizada sobre las iniciativas nacionales y regionales
sobre programas de CPS se podrá encontrar en la base de datos del
PNUMA
(http://www.unep.fr/sustain/initiatives/actionplans/clearinghouse.asp).
3
Executive Summary
Unsustainable patterns of consumption and production is a primary cause of climate change and lead to other
ecological and social challenges. These include: land degradation, air and water pollution and resource depletion.
Hence, promoting sustainable consumption and production is one of the key responses to protect the environment
and improve human well-being through sustainable development.
Many countries have instituted individual policies to promote sustainable consumption and sustainable production.
However, these actions are often neither coherent nor driven by an integrated programme. Individual national
initiatives – no matter how innovative – stand little chance of bringing about wholesale changes in consumption and
production patterns. Therefore, the Marrakech Process on Sustainable Consumption and Production (SCP) is
encouraging the development of integrated national programmes on SCP.
Today more than 30 countries from all over the world have developed or are developing national SCP programmes.
These national level initiatives are diverse in nature. They constitute national frameworks, programmes, action
plans and strategies. Often the programmes are incorporated in existing national strategies such as national
sustainable development strategies and national development plans. Africa, Europe and Latin America and the
Caribbean also have regional programmes in place.
These Guidelines provide advice to governments and other stakeholders on how to plan, develop, implement and
monitor a national SCP programme. The Guidelines are also useful to countries that already have a SCP programme
but are keen to improve and sustain the process. This is a flexible approach to SCP programme development that
can be adapted to local circumstances. The 10 steps are to:
1.
2.
3.
4.
5.
6.
7.
8.
9.
10.
Establish an advisory group
Conduct a scoping exercise
Set the institutional framework
Select the priority areas
Define objectives and set targets
Select policies and instruments
Obtain official approval of the programme
Implement the programme
Document, monitor and evaluate
Sustain and improve the programme
There is also an important cross-cutting step to link the programme to existing strategies such as national
development plans (e.g. poverty reduction strategy papers) and national sustainable development strategies. A
country’s policy framework can be quite complex. Therefore, identifying linkages and complementaries early on in
the process is useful.
There is no single method by which national SCP programmes can or should be instituted. Nevertheless, there is a
general agreement on the key principles that should be respected. Some of these include: obtain high-level national
commitment and leadership; initiate a multi-stakeholder process; define objectives, actions, targets, indicators; base
the programme on comprehensive and reliable analysis; build from existing national policies (e.g. integrated
product policy and cleaner production policy); integrate with existing national strategies; and develop sector or
issue based action plans (e.g. resource efficiency or sustainable government procurement).
The setting of objectives and targets is crucial to the success of the programme. It is also important to monitor
progress on the goals incorporated in the programme. For this reason, the Guidelines include a special focus on the
application of indicators to measure progress toward SCP.
These Guidelines contain nine case studies and several other examples of good practice, which illustrate how
governments are implementing SCP programmes all over the world. An analysis of the case studies highlights some
key lessons learned. Updated information on the existing national initiatives can be found on the UNEP
Clearinghouse for SCP Programmes at http://www.unep.fr/scp/nap/clearinghouse/
4
Résumé Exécutif
Les modes de consommations et de production non durables sont une des causes premières du changement
climatique. Ils conduisent également à d’autres problèmes environnementaux et sociaux, tels que la dégradation des
sols, la pollution de l’air et de l’eau et l'épuisement des ressources. L'adoption de modes de production et de
consommation durables est une des réponses clés aux questions de protection de l’environnement et à l’amélioration
du bien-être humain à travers un développement durable.
Beaucoup de pays ont mis en place des politiques individuelles pour promouvoir des modes de consommation et de
production durables. Pourtant ces actions ne sont souvent ni cohérentes ni menées dans un programme intégré. Les
initiatives nationales individuelles, peut importe qu’elles soient innovatrices, ont peu de chance d’apporter des
changements à grande échelle dans les habitudes de consommation et de production. C’est pourquoi le Processus
Mondial de Marrakech sur les modes de Consommation et la Production Durables (CPD) encourage le
développement de programmes nationaux intégrés de CPD.
Les programmes nationaux de CPD devraient chercher à obtenir des résultats doublement gagnants au travers de
dialogues avec plusieurs parties prenantes, à impliquer l’industrie et les consommateurs (partenaires clés pour un
développement durable) et à promouvoir les politiques et les solutions qui se basent sur le marché.
Aujourd’hui plus de trente pays à travers le monde ont développé ou développent des programmes nationaux de
CPD. Ces initiatives au niveau national sont de diverses natures. Il peut s'agir de structures nationales, des
programmes, de plans d’action et de stratégies. Les programmes sont souvent incorporés aux stratégies nationales
existantes. L’Afrique, l’Europe et L’Amérique latine et Les Caraïbes ont aussi des programmes nationaux en place.
Ces Recommandations donnent aux gouvernements et autres parties prenantes des conseils détaillés, étape par
étape, sur les moyens de mettre en pratique, de contrôler et de perdurer un programme national de CPD. Ces étapes
font partie d’un processus itératif d'amélioration continue, qui fait souvent partie des plans ou stratégies existants.
Elles proposent une approche flexible pour le développement d'un programme de CPD car les circonstances locales
doivent bien entendu être prises en compte et respectées. En pratique, certaines étapes ne seront pas nécessaires ou
seront incluses dans d’autres étapes. Ces recommandations sont aussi utiles aux pays qui ont déjà un programme de
CPD mais qui aimeraient améliorer et poursuivre le processus.
Les 10 étapes sont les suivantes: mettre un place un comité consultatif ; définir l'étendue du programme; établir un
cadre institutionnel ; sélectionner les domaines prioritaires ; définir et fixer les objectifs ; sélectionner les politiques
et instruments ; obtenir une approbation officielle du programme ; mettre en place le programme ; documenter,
contrôler, évaluer ; poursuivre et améliorer le programme. Il y a également une étape transversale importante qui
consiste à recouper le programme avec les stratégies nationales existantes tels que les plans de développement
nationaux (ex : les documents de stratégies sur la réduction de la pauvreté) et les stratégies nationales de
développement durable. Cela aidera à savoir où le programme de la CPD devrait être inclus dans la structure
politique nationale au début du processus.
Il n’existe pas d’approche ou de formule unique par laquelle les programmes nationaux de CPD peuvent ou
devraient être établis. Néanmoins, il y a certains principes clés qui devraient être respectés, tels qu'obtenir un haut
niveau national d’engagement et de leadership ; promouvoir un processus impliquant plusieurs parties prenantes ;
définir des objectifs, actions, cibles, indicateurs ; baser le programme sur une analyse fiable et complète ; construire
le programme à partir des politiques nationales existantes (ex : politique de produit intégrée et politique de
production plus propre) ; s’intégrer aux politiques nationales existantes ; et développer des plans d’actions basés sur
un secteur ou un problème (ex : efficacité de ressources ou approvisionnement durable d’un gouvernement).
La définition d'objectifs et de cibles est cruciale pour le succès du programme. Contrôler et évaluer les progrès en
fonction de la finalité du programme est un autre point critique à prendre en compte. Elle permet de mettre en
évidence la responsabilité des parties impliquées et de montrer les réalisations et l'utilité du programme. Pour ces
raisons, les Recommandations insistent sur la mise en place d'indicateurs pour mesurer les progrès en faveur de la
CPD.
Ces Recommandations comprennent neuf études de cas et plusieurs autres exemples de bonne pratique qui
illustrent comment les gouvernements appliquent les programmes de CPD à travers le monde. Une analyse de ces
études de cas met en évidence certaines leçons clés. Une mise à jour des informations sur les initiatives régionales
et nationales existantes est disponible pour les programmes de CPD dans la base de données du PNUE
(http://www.unep.fr/sustain/initiatives/actionplans/clearinghouse.asp).
5
Índice
Prólogo
8
Capítulo 1: Introducción
Propósito y estructura
10
10
Capítulo 2: Razones para las guías
El consumo del planeta
¿Qué significa Consumo y Producción Sustentables (CPS)?
¿Por qué desarrollar programas nacionales sobre CPS?
Situación actual de los programas de CPS
¿Qué sectores interesados deben participar en las políticas de CPS?
13
14
19
21
23
28
Capítulo 3: Bloques temáticos
Introducción
Tomando un enfoque estratégico para el CPS
Elementos de los programas nacionales sobre CPS
Administración de procesos clave
31
32
33
37
38
Capítulo 4: Los pasos
Paso transversal – vinculación con otras estrategias nacionales existentes
Paso – Crear un grupo asesor
Paso – Realizar la determinación del alcance o scoping
Paso – Definir el marco institucional
Paso – Identificar áreas prioritarias
Paso – Definir objetivos y establecer metas
Paso – Seleccionar políticas e instrumentos
Paso – Obtener aprobación oficial del programa
Paso – Ejecutar el programa
Paso – Documentar, monitorear y evaluar
Paso – Mantener y mejorar el programa
41
42
44
45
47
49
51
52
55
56
58
61
Capítulo 5: Indicadores de CPS
Introducción
¿Qué son los indicadores de CPS?
Principios para el desarrollo de indicadores de CPS
Perspectiva general de los grupos de indicadores de CPS
Conclusiones y recomendaciones
63
64
64
65
67
74
Capítulo 6: Estudios de caso
Introducción
Argentina
República Checa
Etiopía
Finlandia
Jamaica
Japón
Senegal
Tailandia
Reino Unido
Lecciones aprendidas
77
78
79
80
82
83
85
87
88
89
90
93
6
7
Prólogo
Cada vez se torna más evidente que el mundo no puedo lograr un crecimiento económico sustentable con
los antiguos patrones de consumo y producción. Desvincular el impacto ambiental del crecimiento
económico es una condición sine qua non del desarrollo sustentable. Imperiosamente, se hace necesario
incorporar medidas innovadoras tanto en el sector de la oferta como en el sector de la demanda del
mercado. Las empresas deben acelerar la tendencia de contaminar menos y de diseñar, producir y
comercializar mejores productos y servicios. Los consumidores deben acostumbrarse al hecho de que las
consideraciones ambientales son tan importantes en las elecciones diarias como aquellas relacionadas con
el precio, la conveniencia y la calidad. Los gobiernos y la sociedad civil tienen una función clave que
cumplir en relación al estímulo de un proceso de esa clase.
Uno de los mayores desafíos de la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Sustentable llevada a cabo en
Johannesburgo en 2002 fue cómo iniciar un proceso mundial en el cual los gobiernos pudieran facilitar y
asegurar que se realizara un avance significativo para lograr un consumo y producción sustentable (CPS).
La respuesta fue iniciar un proceso que llevaría a un Marco de Programas de 10 Años sobre Consumo y
Producción Sustentables cuyo objeto sería apoyar iniciativas nacionales y regionales, posteriormente
denominado “Proceso de Marrakech”.
El Proceso de Marrakech, con PNUMA como uno de los principales líderes dentro del sistema de la
ONU, ha puesto de manifiesto un enorme interés en este tema. No solamente los países desarrollados,
invitados a tomar la iniciativa, sino también muchos países en desarrollo se han reunido y trabajado de
manera conjunta durante estos últimos años a fin de contribuir con un grupo de actividades significativas
a nivel internacional.
No alcanzaremos patrones sustentables de consumo y producción simplemente hablando entre nosotros.
Iniciar acciones a nivel nacional también es indispensable. Es más, ha sido bastante alentador para mí ver
en la encuesta utilizada para reunir información destinada a estas Guías que tantos países ya se
encuentren implementando programas de acción coherentes. Es cierto que aún es necesario responder
algunas preguntas. Y que muchos países todavía necesitan una guía respecto de cómo seguir los buenos
ejemplos de otros. Por ese motivo, el PNUMA respondió al reclamo de redactar el borrador de guías no
prescriptivas para los programas nacionales sobre CPS. Las guías no se han escrito en forma aislada, sino
que representan una elaboración en común de parte de muchos profesionales de muchos países. Por
cierto, más de treinta países han desarrollado o están desarrollando un programa nacional sobre CPS. De
una forma dinámica e interactiva, muchos de estos países han participado en la preparación de estas
guías.
Creo que puede decirse que el presente trabajo ha demostrado de manera concluyente que los gobiernos y
otras sectores interesados han rechazado el prejuicio de que el “CPS es un tema complejo e impreciso”.
La realidad es que innumerables organizaciones han comenzado a trabajar en pos de lograr patrones de
consumo y producción más sustentables, aunque algunos objetivos no se han definido aún.
Las guías muestran de qué manera los gobiernos nacionales pueden planificar, desarrollar, implementar y
monitorear un programa nacional sobre CPS. Considero que es un abordaje flexible, que respeta la
diversidad de los distintos países. La obtención del compromiso y el liderazgo nacional de alto nivel tiene
una importancia crucial en todos los casos. Los objetivos, las metas y los indicadores también deben
definirse, preferentemente integrarse, con las estrategias nacionales existentes sobre desarrollo
sustentable.
Estoy persuadido de que las guías serán una fuente de inspiración importantísima para el personal de los
gobiernos y de la sociedad civil que siempre consideró que era necesario actuar, pero que no estaba
seguro respecto de qué pasos seguir. Confío en que estas guías los ayudarán, y nos ayudarán, en la
planificación para el cambio.
Achim Steiner
Director Ejecutivo
Programa de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente
8
1
Introducción
Propósito y estructura
10
1
1. Introducción
Propósito y estructura
Los programas nacionales sobre Consumo y Producción Sustentables (CPS) pueden contribuir con el
logro de avances hacia el desarrollo sustentable y ayudar con la mitigación del cambio climático.
Durante las consultas regionales sobre CPS en el marco del Proceso de Marrakech, se identificó el
desarrollo de programas nacionales sobre CPS como una prioridad clave. El pedido relacionado con
la elaboración de guías flexibles para los gobiernos nacionales fue una recomendación concreta
realizada durante la 3ª Reunión Internacional sobre el Marco de Programas de 10 Años sobre
Consumo y Producción Sustentables llevada a cabo en Costa Rica (septiembre de 2005). El
PNUMA, con el apoyo del gobierno del Reino Unido, ha hecho un seguimiento de esta
recomendación clave del Proceso de Marrakech y se complace en presentar estas Guías para
programas nacionales sobre CPS. La implementación del proyecto ha sido monitoreada por un
comité asesor internacional compuesto por expertos de varias regiones del mundo. Los expertos
pertenecen a la sociedad civil, a gobiernos nacionales y a organizaciones internacionales.
Las Guías destacan el modo en que un programa nacional sobre CPS puede desarrollarse de varias
maneras diferentes, incluso integrarse en planes de desarrollo nacionales existentes o en estrategias
nacionales de desarrollo sustentable. Las Guías han recogido información de trabajos realizados con
antelación para desarrollar planes de acción nacionales sobre CPS en Asia1, y de trabajos realizados
por la OCDE y el UNDESA2 (Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones
Unidas) para desarrollar estrategias nacionales de desarrollo sustentable.
Los expertos
pertenecientes al grupo asesor del proyecto también han hecho aportes significativos. El borrador de
las Guías se está probando en varios proyectos de prueba durante 2007 y 2008. Los casos de estudio
nacionales de programas existentes y algunos resultados preliminares de proyectos de prueba en
Indonesia, Isla de Mauricio, Senegal, Tanzania y otros países se incluyen con el objeto de ilustrar las
guías. Asimismo, una introducción a los indicadores para monitorear el avance hacia el CPS es un
componente esencial de las Guías.
Estas Guías ofrecen pasos prácticos y fáciles de seguir para el desarrollo, la implementación y el
monitoreo de programas nacionales sobre CPS. También toman en cuenta los componentes básicos
clave involucrados en el desarrollo del programa, tales como las dimensiones políticas, técnicas,
relativas a la participación y a la movilización de recursos.
Las experiencias de varios de los países desarrollados y en desarrollo, que ya han instituido
programas nacionales sobre CPS, cumplieron una función decisiva en la preparación de estas Guías.
A través de un proceso iterativo, muchos más países participaron en el proceso. Las Guías se
inspiran en temas planteados en varias reuniones nacionales, regionales e internacionales del Proceso
de Marrakech con el objeto de desarrollar el Marco de Programas de 10 Años sobre Consumo y
Producción Sustentables (10-Year Framework of Programmes on SCP, 10YFP).
¿Qué es el Proceso de Marrakech sobre CPS?
Es una plataforma global que reúne a todos los sectores interesados en trabajar de manera conjunta
en la promoción y la implementación de patrones de CPS. El Proceso de Marrakech se encuentra
elaborando un “Marco Global para la Acción sobre CPS”; el denominado Marco de Programas de
10 Años sobre CPS que será revisado por la Comisión sobre Desarrollo Sustentable (CDS) en 20102011. El Proceso de Marrakech lleva ese nombre por la ciudad donde se realizó la Primera Reunión
Internacional de Expertos sobre 10YFP en el año 2003.
El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y el Departamento de
Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas (UNDESA) son las principales agencias de
este proceso global, con una participación activa por parte de los gobiernos nacionales, las agencias
de desarrollo, el sector privado, la sociedad civil y otras sectores interesados. Considerando que el
CPS tiene significados diferentes y presenta desafíos distintos en cada región del mundo, el Proceso
de Marrakech ha asumido un enfoque participativo e invertido, de dirección ascendente. Para obtener
más información sobre el Proceso de Marrakech, visite:
http://www.unep.fr/pc/sustain/10year/home.htm (inglés) o para mayor información actualizada sobre
el Proceso en América Latina y el Caribe visite: http://www.redpycs.net
10
Figura 1: Consultas y reuniones del Proceso de Marrakech
2003
2004
2005
2006
2010/11
2007 2008 2009
Internacionales
Reunión de
Marrakech
2003
Reunión de
Costa Rica
2005
Reunión de
Estocolmo
2007
Reunión
de China
2009
Revisión de
10YFP en
la CDS
Grupos de Trabajo de Marrakech
Diálogo de Cooperación
Foro del sector comercial y ONG
Regionales
América Latina
Asia-Pacífico
Buenos Aires (2003)
Managua (2003)
Managua (2005)
San Pablo (2007)
Yogyakarta (2003)
Seúl (2003)
Filipinas (2008)
África
Casablanca (2004)
Nairobi (2005)
Addis Ababa 2006)
Europa
Lituania (2004)
Bélgica (2004)
Berlín (2005)
Praga (2008)
Otras regiones
Asia Occidental (2008)
América del Norte(2008)
Nacionales
Mesas redondas nacionales
China, India (2006 & 2007)
Brasil (2007), Sudáfrica (2009)
Las Guías están dirigidas a los gobiernos nacionales tanto en los países desarrollados como en los
países en desarrollo. Sin embargo, también se encontrarán disponibles para una clase más general de
expertos y profesionales sobre CPS en todo el mundo.
El Capítulo 2 contiene una introducción breve sobre el consumo y la producción sustentables y
destaca la importancia crucial de que todos los gobiernos implementen programas sobre CPS
integrales. También ofrece cierta información sobre el estado de los programas nacionales sobre CPS
en todo el mundo.
El Capítulo 3 articula los principios clave y los elementos comunes de los programas nacionales
sobre CPS. Apunta a la necesidad de comprender y alentar los vínculos entre la serie de mecanismos
sobre políticas existentes a nivel nacional y ofrece orientación sobre el manejo de los procesos
críticos involucrados en el desarrollo de un programa sobre CPS.
El Capítulo 4 describe los pasos reales necesarios para el desarrollo, la implementación y el
monitoreo del programa. A lo largo del capítulo, se ofrecen ejemplos de las buenas prácticas actuales
aplicadas en una serie de países.
El Capítulo 5 ofrece algunos principios básicos para el desarrollo de indicadores destinados a medir
el avance hacia el CPS y un panorama general sobre algunos de los grupos existentes de indicadores
de CPS.
El Capítulo 6 presenta nueve estudios de caso relacionados con programas nacionales sobre CPS y
analiza algunas de las lecciones clave aprendidas.
11
Razones para las guías
2
2
2. Razones para las guías
El consumo del planeta
Introducción
En 2006, el mundo gastó más de USD24 billones en bienes y servicios a nivel residencial, USD4,8
billones más que en 1960.3 Los aumentos de la productividad y la población del siglo XX han
impulsado gran parte del boom del consumo. La causa y el efecto también están relacionados con la
prosperidad progresiva en muchas partes del globo. Cada vez son necesarios más recursos naturales
para abastecer esta nueva demanda. Algunos recursos no renovables se encuentran en riesgo de
agotamiento total, mientras que muchos recursos renovables, como el agua, el suelo y los bosques,
están sometidos a una presión extrema.
La promoción y la adopción de patrones de
consumo y de producción sustentables es una “El 12 por ciento del mundo que reside en
inquietud global. Hoy más que nunca, en un América del Norte y Europa Occidental
contexto de cambio climático, es evidente que representa el 60 por ciento del gasto en
nuestra comunidad global necesita adoptar estilos de consumo privado global, mientras que el
vida más sustentables con urgencia, tanto para tercio que reside en el sur de Asia y África
reducir el uso de recursos naturales como de subsahariana representa solamente el 3,2
emisiones de CO2. Esto es fundamental para por ciento” (The Worldwatch Institute,
desvincular el crecimiento económico de la 2004)
degradación ambiental, así como para crear el
“espacio” destinado a cubrir las necesidades básicas de los pobres. El Plan de Implementación de
Johannesburgo (JPoI) exige el desarrollo de un Marco de Programas de 10 Años (10YFP) a fin de
acelerar el cambio hacia un patrón de consumo y producción sustentables (CPS), promoviendo el
desarrollo económico y social dentro de la capacidad de carga de los ecosistemas mediante la
desvinculación del crecimiento económico de la degradación ambiental.
El impacto que causan nuestros procesos de producción y consumo es considerable y variado. Por
ejemplo, las inquietudes ambientales de mayor preocupación, como el cambio climático, pueden
rastrearse en la demanda a la que la sociedad de consumo contemporánea somete a la naturaleza.4 El
último informe Signo Vitales 2007-2008 del Worldwatch Institute llega exactamente a la misma
conclusión cuando afirma que “los patrones de
consumo no sustentables fueron los responsables
“Para el año 2050, necesitaremos más de
del cambio climático asociado a las emisiones de dos planetas debido a los patrones de
carbono y a otros males ecológicos”. Los patrones consumo y producción no sustentables”
de consumo de los países desarrollados afectan los (Reunión de Dais Ababa del Proceso de
derechos laborales, los derechos de los animales, la Marrakech, junio de 2006)
pobreza y el bienestar de los países en desarrollo.
El exceso de consumo también afecta la salud. Las
enfermedades asociadas con la obesidad y el tabaco cuestan miles de millones de dólares a los
sistemas nacionales de salud todos los años. Mientras que esos problemas son inquietantes, se
minimizan si se comparan con los problemas de 2.800 millones de personas de todo el mundo que no
14
tienen un acceso adecuado a los alimentos, el agua y la vivienda. El consumo ofrece uno de los
ejemplos más fuertes sobre las desigualdades que existen en la actualidad
Figura 2: Gastos de consumo y población, por región, 2000
Región
Estados Unidos y Canadá
Europa Occidental
Asia del Este y el Pacífico
América Latina y el Caribe
Europa Oriental y Asia Central
Sur de Asia
Australia y Nueva Zelandia
Medio Oriente y Norte de África
África Subsahariana
Fuente: Worldwatch Institute (2004). State of the World 2004. Washington DC: Norton.
Costos ambientales, sociales y económicos
Los costos ambientales, sociales y económicos
derivados de los patrones de consumo y producción
son significativos y cada vez mayores.
Costos ambientales
“Cada vez más, somos testigos de
desastres naturales que están íntimamente
relacionados con la variación del clima y
el cambio climático, la erosión y la
degradación del suelo, el mal manejo del
ecosistema acuático, la contaminación
producida por sustancias químicas y
residuos peligrosos, la pérdida de la
biodiversidad y los recursos biológicos”
(Presidente de Etiopía, Sr. Girma Wolde
Ghiorgis, Reunión de Dais Ababa, 2006)
Existen diversos problemas interconectados, entre
los que se incluyen la escasez de agua, la
degradación del suelo, la deforestación, la pérdida
de la biodiversidad y la contaminación.5 Sin
embargo, el cambio climático es el tema que más
atrae la atención de los medios de comunicación
actualmente. Si no se da una nueva orientación a los
patrones de consumo y producción actuales, no es
posible ofrecer una mitigación verdadera del cambio climático. Las políticas y las iniciativas que
apuntan a la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, como por ejemplo para la
provisión de sistemas de energía eficientes, sistemas de transporte público de bajo consumo de
energía adecuados, también son actividades relacionadas con el CPS.
Los efectos ambientales de los patrones de producción y consumo actuales no están localizados ni
distribuidos de manera equilibrada. Por ejemplo, mientras la deforestación se concentra en los países
en desarrollo, gran parte de ella se ha producido para cubrir la demanda de madera y papel de los
países desarrollados. Asimismo, se prevé que el cambio climático, que en gran medida es el
resultado del uso intensivo de combustibles fósiles por parte de los países de la OCDE, afectará
países como Bangladesh y las naciones de las islas del Pacífico de la manera más negativa.6
La Huella Ecológica es un método utilizado con frecuencia para medir la presión sobre la biosfera
que se produce por el consumo humano de los recursos naturales. Desde finales de la década de
15
1980, estamos en el “exceso”—la Huella Ecológica ha excedido la biocapacidad de la Tierra— que
asciende a aproximadamente el 25% desde 2003. De acuerdo con WWF (World Wildlife Fund), “la
capacidad de regeneración de la Tierra ya no puede continuar sosteniendo la demanda en forma
eficaz, ya que las personas transforman recursos en residuos de una manera más rápida de la que la
naturaleza puede transformar esos residuos nuevamente en recursos. La humanidad ya no vive de
los intereses de la naturaleza, sino que está consumiendo su capital. Esa presión creciente sobre los
ecosistemas provoca la destrucción o degradación del hábitat y una pérdida de productividad
permanente, lo cual amenaza tanto la biodiversidad como el bienestar del ser humano”.7
Figura 3: Huellas ecológicas de todo el mundo, 2003
Fuente: WWF (2007), Informe Planeta Viviente 2006 (Living Planet Report 2006)
Costos sociales
Los patrones de consumo y producción no solamente ejercen un impacto sobre el medio ambiente
sino que también están directamente relacionados con los derechos laborales, los derechos de los
animales, la pobreza y le desigualdad económica y
social.8 La pobreza está intrincadamente vinculada “Los problemas ambientales se presentan
al subconsumo y, a su vez, a presiones económicas, junto con problemas sociales y económicos,
sociales y ambientales. Los gobiernos que carecen tales como nuevos problemas de salud (por
obesidad,
enfermedades
de capacidad económica son menos capaces de ejemplo,
respiratorias)”
(Reunión
de
Ostende,
proteger los sistemas ecológicos y de asegurar el
bienestar de sus ciudadanos de una manera Bélgica 2004)
sustentable. Las personas que carecen de las necesidades básicas toman decisiones económicas en el
corto plazo que pueden conducir a problemas ecológicos y de otra índole en el largo plazo. Un
ejemplo citado con frecuencia es la destrucción de los bosques por parte de campesinos pobres en
todo el mundo en desarrollo, actividad que se realiza en pos de obtener madera para calefaccionar y
tierra talada para el cultivo.
La salud es otro problema relacionado con nuestros patrones actuales de producción y consumo. En
la actualidad, la Organización Mundial de la Salud estima que más de mil millones de adultos tienen
sobrepeso y que al menos 300 millones son clínicamente obesos. El sobrepeso y la obesidad causan
efectos metabólicos adversos sobre la presión arterial, el colesterol, los triglicéridos y la resistencia a
la insulina. Esos efectos a su vez aumentan las probabilidades de padecer enfermedades
cardiovasculares, diabetes y cáncer. Los países desarrollados –como Alemania, el RU y los EE.UU.–
son los más afectados ya que más del 50 por ciento de sus poblaciones padecen de sobrepeso. Sin
embargo, los índices de obesidad en el mundo en desarrollo aumentan pues la nueva riqueza
conlleva una dieta poco saludable basada en alimentos de origen animal. El cinco por ciento de la
población de China es obesa, aunque las estimaciones muestran que alcanza el 20 por ciento en los
centros más importantes. En Tailandia, la prevalencia de la obesidad en niños de 5 a 12 años de
edad creció del 12,2% al 15,6% en solo dos años.9
Costos económicos
Los costos derivados de las presiones ambientales y sociales de los patrones de consumo y
producción no sustentables pueden ser un problema para los países desarrollados y producir un
16
efecto de debilidad en los países en desarrollo. China, Vietnam y las Filipinas han gastado miles de
millones de dólares en programas de forestación en los últimos años. Algunos participantes en la
reunión sobre el Proceso de Marrakech realizada en Seúl expresaron que “algunos países están
procurando mejorar la calidad del aire en las ciudades más grandes” y otros mejorar el manejo de la
pesca en mar abierto. Sin embargo, esas medidas se opacan si se comparan con los desafíos
ambientales probables del futuro. En el frente sanitario, la obesidad representa un promedio de 2-6%
de los costos totales de atención de la salud en muchos países. También existen algunos otros costos
económicos relacionados. Por ejemplo, el Gobierno del Reino Unido estima que la ineficiencia en el
manejo de los recursos le cuesta al sector industrial alrededor del 7 por ciento de sus ganancias
anuales. Las técnicas aplicadas a la producción sustentable pueden hacer que la industria sea más
rentable.
Son altos los costos de la inacción vinculados a los patrones de consumo y producción actuales. Aún
resta determinar toda la variedad de costos asociados a los patrones de consumo y producción. Sin
embargo, a modo de ejemplo, según el Informe Stern, el cambio climático podría tener un costo de
entre el 5 y el 20% del PIB global.10 El Director Ejecutivo del PNUMA, Achim Stern, ha señalado
que tratar de resolver el problema del cambio climático costaría solamente el 0,1 por ciento del PIB
anual o quizás menos. “El cambio climático tocará cada rincón y cada comunidad de este planeta
pero, del mismo modo, superar el cambio climático puede tocar cada uno de los aspectos de la
economía global en una formidable serie de formas positivas. Las medidas para la reducción de las
emisiones en la red puede alcanzarse a costos absolutamente bajos, especialmente si se los compara
con los costos de la inacción. Por cierto, algunos en realidad contribuyen de manera positiva con el
PIB, como la reducción del 30% de emisiones generadas por los edificios para el año 2020. Ahora
depende de los gobiernos incorporar mecanismos e incentivos para dar rienda suelta al ingenio y a la
creatividad de los mercados financieros y tecnológicos a fin de obtener esos beneficios económicos,
sociales y ambientales”.11
La clase mundial de consumidores en ascenso
Las personas que viven en los países desarrollados tradicionalmente han sido señaladas como las
mayores consumidoras de recursos naturales del mundo: con los patrones de producción y consumo
que producen los mayores impactos ambientales, sociales y económicos en todo el mundo. El 20%
de la población mundial que vive en los países de la OCDE ganan el 85% de la renta anual mundial,
consumen el 75% de la energía global y más del 80% de otros recursos anualmente. También
generan el 75% de la contaminación global anual.12
Si bien la mayor parte del gasto total de los consumidores aún se produce en las regiones más
prósperas del mundo, la cantidad de consumidores de los países en desarrollo está creciendo con
mucha rapidez. Por cierto, evidencia obtenida recientemente apunta a la existencia de una clase
mundial de consumidores que en 2002 sumaba alrededor de 1,73 mil millones de personas.13 En la
actualidad, casi la mitad de los consumidores de todo el mundo viven en el mundo en desarrollo (ver
Figura 4).
Esas personas tiene ingresos anuales de más de USD7.000 (dólares internacionales) de paridad de
poder adquisitivo (una medida de ingreso ajustada con el poder de compra en la moneda local), que
representa aproximadamente el nivel de la línea de la pobreza oficial de Europa Occidental. Los
niveles de riqueza y de consumo real varían muchísimo entre sus miembros. Esos consumidores son
típicamente compradores de televisores y demás mobiliario y bienes domésticos comunes. Sin
embargo, como signo del bienestar económico en ascenso, la parte del ingreso que se destina a
productos básicos como comestibles y equipos electrodomésticos para el hogar ha estado cayendo en
muchas partes del mundo en desarrollo, ya que las personas destinan más dinero a lujos cotidianos
como las comidas para llevar, el cine y los teléfonos celulares. Incluso los tradicionalmente altos
índices de ahorro en países como la India han comenzado a dar paso a un aumento del consumo
privado a medida que se extiende la atracción por la acumulación de bienes materiales.
sociales y económicos.
17
Figura 4: Consumidores en cifras totales y como porción de la población en 25 países
(2002)
250
Number of (new) c ons umers
in millions
200
150
As perc entage of
total population
100
100
50
di
a
s i G pa
n
a n er
F e ma
d e ny
ra
tio
n
B
ra
z
F r il
an
U
ce
ni
te
d It
K al
in y
K gd
or o
ea m
,R
e
M p.
ex
ic
o
S
pa
C in
an
In a d
do a
ne
s
P ia
ol
an
Tu d
I ra
rk
n, A r g e y
Is e n
la ti
m na
ic
R
T h ep
ai .
la
A nd
S us t
o u ra
th lia
N A
e t fr i
he c a
r
P la n
hi d
l
i
S pp s
au i
d i ne
A s
ra
bi
a
Ja
In
C
R
us
U
ni
te
d
S
ta
te
s
hi
na
0
De todos los consumidores globales, 53% viven en países
industriales y el 47% son “nuevos consumidores” en países en
desarrollo y recientemente industrializados. Aproximadamente un
tercio de la clase consumidora global vive en tres países: Estados
Unidos, China e India. Fuente: Bentley, 2003
En 2002, la clase consumidora de China (240
millones) era solo apenas más pequeña que la de “La población de la India ha superado los
América del Norte (243 millones). Solamente los mil millones y tiene una población joven
enormes grupos de consumidores de China y la India que en breve se va a sumar a una ya
representan alrededor del 20% de los consumidores pujante clase de consumidores” (Sr.
de todo el mundo. Brasil (59 millones), Indonesia (28 Siddarth Behura, Ministerio de Medio
millones) y Sudáfrica (16 millones) también albergan Ambiente y Bosques, India, en la Reunión
cantidades considerables de consumidores nuevos. Si de Mumbai, 2006)
bien las cifras de la clase de consumidores ya son
grandes, debe considerarse su potencial de crecimiento. Por ejemplo, los grandes grupos de
consumidores de China y de la India constituyen solo el 19 y el 12% de la población nacional,
respectivamente (ver Figura 4). La capacidad de consumo de las mayores economías emergentes es
enorme. Tal como se señaló en el Documento sobre Antecedentes de la reunión de Yogyakarta
(2003): “Si la posesión de automóviles de China, la India e Indonesia alcanzara el promedio
mundial, se agregarían 200 millones de vehículos a la flota global, el doble de la cantidad de
automóviles existente en los Estados Unidos actualmente”.14
Pobreza y CPS
La importancia de cumplir con los Objetivos de Desarrollo del Milenio de la ONU (ODM) no puede
soslayarse. Por ejemplo, reducir a la mitad la extrema pobreza y detener la propagación del
VIH/SIDA para el año 2015 es un desafío formidable. A pesar de que se han logrado algunos
avances, es evidente que los ODM continúan siendo un desafío monumental. En la actualidad, casi la
mitad de la población del mundo vive con menos de dos dólares por día. Prácticamente mil millones
de personas ingresaron al siglo XXI sin saber leer un libro o firmar con sus nombres.15 Para el año
2050, en condiciones normales la población mundial se elevará a alrededor de 9 mil millones,16 lo
cual agregará más presión sobre los sistemas sociales, ecológicos y económicos del mundo a menos
que se establezca el desarrollo sustentable ahora.
La reducción de la pobreza fue un tema
En el mundo en desarrollo, existe una disparidad central en muchas de las reuniones del
creciente entre el crecimiento de la población y la Proceso de Marrakech, incluso en
Marrakech (2003), Costa Rica (2005) y
Addis Ababa (2006).
18
capacidad de carga, que se alimenta del predominio de la agricultura en su forma de subsistencia y la
dependencia creciente de los recursos naturales disponibles. El Proceso de Marrakech sobre CPS
hace hincapié en el modo en que ciertas acciones pueden ayudar a aliviar la pobreza. Como veremos
en la próxima sección, una de las metas principales del CPS es brindar el acceso a los bienes y los
servicios básicos para todas las personas, incluso la salud, la educación, el saneamiento y la
vivienda.
Entre las actividades que pueden ayudar a las personas a eludir la pobreza, se incluyen la elaboración
y el consumo de productos locales, el cultivo de productos orgánicos, las formas alternativas de
generación de energía, que incluye la energía solar, y el reciclaje de residuos.17 Por ejemplo, la
agricultura orgánica puede ayudar a aumentar la productividad de sistemas agrícolas que requieren
una inversión menor. Presenta nuevas oportunidades de mercado, ofrece la posibilidad de descubrir –a
través de la combinación del conocimiento tradicional y la ciencia moderna– tecnologías de
producción nuevas e innovadoras para áreas rurales, y puede contribuir al desarrollo económico y
social ambientalmente sustentable en dichas áreas.18
¿Qué significa Consumo y Producción Sustentables?
Definición de consumo y producción sustentables
El consumo y la producción sustentables (CPS) es una perspectiva holística respecto de cómo la
sociedad y la economía pueden alinearse de una manera mejor con las metas de la sostenibilidad. El
CPS puede definirse como:
“la producción y el uso de bienes y servicios que responden a las necesidades básicas y
conducen a una calidad de vida mejor, a la vez que se minimiza el uso de recursos
naturales, materiales tóxicos y emisiones de residuos y contaminantes durante el ciclo de
vida, sin poner en riesgo las necesidades de las generaciones futuras” (Ministerio de
Medio Ambiente de Noruega, Simposio de Oslo, 1994).
El enfoque del CPS es una estrategia de implementación práctica para lograr el desarrollo
sustentable, que aborda la economía, la sociedad y el medio ambiente. El CPS también refiere a la
innovación tecnológica y social. Tema interrelacionado por definición, el CPS requiere de una
participación activa por parte de todos los sectores interesados y de una amplia gama de respuestas
políticas adaptadas a nivel local. Algunos desafíos clave de las políticas sobre CPS actualmente
incluyen lograr la separación del crecimiento económico de la degradación ambiental, cubrir las
necesidades básicas y evitar el efecto rebote, donde el consumo creciente sobrepasa los avances
tecnológicos y la ganancia de eficiencia. Un elemento fundamental del enfoque del CPS es el uso de
una variedad de políticas públicas, acciones del sector privado e inversiones que influyen tanto sobre
la oferta como sobre la demanda de bienes y servicios, reduciendo el impacto negativo tanto de su
producción como de su consumo de una manera integrada.
Cómo hacer que el desarrollo sustentable sea real
El CPS es un objetivo superior y un requisito esencial
para el desarrollo sustentable. Por cierto, el Plan de Es indispensable incorporar cambios en la
Implementación de Johannesburgo (Johannesburg forma en que las sociedades producen y
Plan of Implementation, JpoI) de la Cumbre Mundial consumen para alcanzar el desarrollo
sobre Desarrollo Sustentable (World Summit on sustentable global (JPoI, WSSD, 2002)
Sustainable Development, WSSD) hizo hincapié sobre
la importancia de cambiar los patrones de consumo y producción no sustentables junto con otras
cuestiones como la erradicación de la pobreza, la protección y el manejo de loas recursos naturales,
la globalización y la salud. Durante la reunión de Mumbai del Proceso de Marrakech, el Sr.
Siddharth Behura expresó que “el consumo y la producción sustentables son los dos ejes sobre los
que se sostiene el desarrollo sustentable”.
19
Producción sustentable
Aún sigue habiendo necesidad de promover la producción sustentable. Ello incluye la aplicación de
la innovación tecnológica en el diseño y la perfeccionamiento de los productos y/o de los procesos
productivos como la promoción de la ecología industrial y el enfoque de ciclo de vida. Las prácticas
vinculadas a la producción sustentable deben integrarse en todos los sectores, incluso en el cada vez
más importante sector de servicios. La producción más limpia, la prevención de la contaminación, la
eco-eficiencia y la productividad verde son todos enfoques ambientales preventivos. A lo largo del
presente informe, se ha realizado un esfuerzo responsable a fin de utilizar la frase producción más
limpia para hacer referencia a todas esas actividades.
En los países desarrollados, las innovaciones en los procesos de producción han reducido el uso de
energía en las industrias, las emisiones de contaminantes específicos como los óxidos de azufre y los
metales pesados, y han ahorrado dinero de las empresas. Sin embargo, los beneficios económicos y
ambientales obtenidos a través de esos avances se compensan con las tendencias que provienen de la
demanda, como el crecimiento de la población y los niveles de vida cada vez más altos.
Irónicamente, los esfuerzos por mejorar la compatibilidad ambiental de los productos y los servicios
o de mejorar su rendimiento económico han ampliado las oportunidades de consumir más de ellos y,
por ende, de invalidar el beneficio derivado de los avances originales (el “efecto rebote”).19
Consumo sustentable
La meta del consumo sustentable considera el ciclo de vida completo del producto, haciendo un uso
más eficiente de los recursos renovables y no renovables. En términos simples, significa la adopción
de una forma alternativa de consumo que produce reducción de materiales y de intensidad de energía
por unidad de utilidad funcional. Tanto los gobiernos, como la industria y las residencias privadas
son todos consumidores. Las acciones para fomentar el consumo sustentable incluyen el reciclaje, la
minimización de residuos y las medidas relativas a la eficiencia de los recursos (para obtener más
información, ver Capítulo 4, Paso 6 y las Directrices de las Naciones Unidas para la Protección del
Consumidor, sección sobre consumo sustentable en el Apéndice 3).20
En el mundo en desarrollo, al menos dos mil
millones de personas necesitan aumentar su
consumo de una manera sustentable para evitar la
pobreza. En cambio, millones de consumidores
nuevos de los países en desarrollo, como sus
análogos de las regiones desarrolladas, necesitan
reorientar sus patrones de consumo hacia la
sostenibilidad. De modo que para el mundo en
desarrollo puede significar tanto más como menos
consumo (o más sustentable). El mundo en
desarrollo tiene la oportunidad de cubrir sus
necesidades de consumo y producción crecientes de
una manera más sustentable que la manera en que lo
han hecho los países desarrollados en el pasado. Por
ejemplo, mediante la utilización de tecnologías
innovadoras y sustentables, y de procesos de
producción más eficientes y más limpios.
Cómo vincular el consumo y la
producción
“El CPS es una precondición elemental
para el desarrollo sustentable. Consumo
significa tanto el uso de productos y
servicios como el uso de recursos naturales,
energía, agua, suelo, etc. El CPS no es un
obstáculo para el desarrollo económico; por
el contrario, es un desafío y una
oportunidad para que el sector privado
optimice el proceso de producción, en
términos de energía y de intensidad de los
materiales, y elabore productos con una
ventaja competitiva para el mercado del
consumidor cada vez más consciente de la
Unión Europea, es decir, productos con un
acento en la calidad, la salud y la protección
del medio ambiente. También ofrece una
oportunidad para crear nuevos empleos y,
por
ende,
contribuir
de
manera
considerable a hallar una solución para el
problema social más prioritario: el
desempleo” (Ministerio de Medio Ambiente,
República Checa).
El consumo sustentable está estrechamente vinculado con la producción sustentable ya que se ocupa
del uso de los recursos naturales tanto en las etapas de producción como en las de disposición del
ciclo de vida de los productos, así como durante el consumo mismo de bienes y servicios. También
20
suponen un proceso iterativo a través del cual los productores pueden influir sobre el consumo
mediante los diseños de los productos y la comercialización con los consumidores, quienes por su
parte influyen mediante sus elecciones en el mercado.
Una agenda común
En la Cumbre de la Tierra, llevada a cabo en Río de
Janeiro en 1992, fue la primera vez que el consumo “Un desafío importante a nivel nacional es
y la producción sustentables se aseguraron un lugar la resistencia interna que presentan ciertos
internacional prominente. El plan de acción de la sectores interesados ante la implementación
cumbre, Agenda 21, incluyó un capítulo sobre los de programas sobre CPS. En tales casos,
cambios en los patrones de consumo que apelaba a será necesario aumentar el nivel de
que los países desarrollados tomaran la iniciativa. voluntad y compromiso políticos para la
En respuesta a una necesidad de abordar la implementación de las estrategias sobre
implementación, en 2002 la Cumbre de CPS.” (Reunión de Marrakech, 2003).
Johannesburgo (WSSD) recomendó el desarrollo y
la promoción de un Marco de Programas de 10 Años (10YFP) para apoyar iniciativas regionales y
nacionales a fin de acelerar el cambio hacia un patrón de consumo y producción sustentables,
promoviendo el desarrollo económico y social dentro de la capacidad de carga de los ecosistemas
mediante la desvinculación del crecimiento económico de la degradación ambiental.
El Proceso de Marrakech es un esfuerzo global y colectivo para promover la implementación del
CPS y desarrollar el 10YFP. Lleva el nombre en honor a la primera reunión de expertos
internacionales sobre 10YFP que se realizó en Marrakech, Marruecos en el año 2003. La propuesta
para el 10YFP será presentada y revisada durante el ciclo 2010-2011 de la Comisión sobre
Desarrollo Sustentable (CDS). El PNUMA y el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de
las Naciones Unidas (UNDESA) son los coordinadores del Proceso de Marrakech y del desarrollo de
dicho marco. El Proceso de Marrakech comprende las cuatro etapas siguientes, que se están
implementando simultáneamente.
1. Organización de consultas regionales en todas las regiones para impulsar la toma de
conciencia e identificar necesidades y prioridades para el CPS
2. Elaboración de estrategias regionales y mecanismos de implementación con compromiso
regional y nacional
3. Implementación de programas y proyectos concretos a nivel regional, nacional y local
4. Monitoreo y evaluación del progreso e intercambio de información y experiencia a nivel
internacional21
¿Por qué desarrollar Programas Nacionales sobre CPS?
Respuestas políticas individuales sobre CPS
En 2002, el PNUMA informó que la implementación de políticas sobre consumo sustentable a nivel
nacional había sido lenta.22 La encuesta del PNUMA sobre Seguimiento del progreso se centró en los
esfuerzos para el desarrollo de políticas de consumo sustentable pero muchos países también
informaron sobre actividades relacionadas con la producción más limpia. Cincuenta y dos países
respondieron la encuesta.23 Más de un cuarto de los gobiernos del mundo identificaron una serie de
políticas y acciones utilizadas para hacer que los patrones de consumo y producción sean más
sustentables. Entre las iniciativas más extendidas se encontraron iniciativas centradas en la
reutilización y el reciclaje, el diseño ecológico, el etiquetado ecológico y la certificación de
programas, la prueba de productos por parte de grupos de consumidores y las campañas de
concientización. La Isla de Mauricio, la India, Senegal, Chile e Indonesia han lanzado campañas de
concientización sobre temas como el ahorro de energía y agua, el reciclaje de residuos y el transporte
sustentable, pero no se ha hecho mucho más. Sin embargo, el 82% de los países encuestados había
21
implementado alguna forma de reciclaje. Algunos países habían comenzado a incorporar políticas
fiscales ambientalmente sensibles, incluso las ecotasas, o impuestos ecológicos, y la reforma de las
subvenciones. Los requisitos ampliados sobre la responsabilidad del productor se hicieron cumplir
en varios países, incluso en al menos ocho países de Asia.
Sin embargo, la encuesta mostró que estas acciones con frecuencia no son lo suficientemente
coherentes ni están impulsadas por una estrategia o un programa en particular. Debido a la
naturaleza global de la producción y el consumo, las políticas y las actividades nacionales
individuales, al margen de cuál sea su nivel de innovación, tienen muy pocas posibilidades de lograr
que se produzcan cambios radicales en los patrones de producción y consumo.
Hacia programas nacionales integrados sobre CPS
Programas nacionales sobre CPS
“Los planes de acción sobre CPS podrían
Varias reuniones internacionales y regionales del ser un pilar para lograr el progreso. Tales
Proceso de Marrakech, y particularmente la reunión planes, siempre que corresponda, deben
internacional de expertos de Costa Rica (septiembre integrase a la estrategia nacional de
de 2005), expresaron la importancia de apoyar desarrollo sustentable (ENDS) o a la
planes de acción y mecanismos o programas estrategia de reducción de la pobreza
nacionales sobre CPS con el objeto de medir los (ERP)”. (Reunión de Costa Rica, 2005)
avances. Se acordó que para hacer que el CPS fuera
una realidad, era esencial el desarrollo de programas coordinados e integrados, considerando
especialmente la naturaleza intersectorial de los patrones de consumo y producción.24 En muchos
casos, los países se encuentran en el proceso
de incorporación de componentes del Motivos principales para desarrollar un
consumo sustentable a las estrategias programa nacional sobre CPS
revisadas de producción más limpia. Los
√ El CPS está definido y, por ende, es
programas nacionales deben ser una parte
relativamente sencillo de comunicar e
central del 10YFP.
implementar
Un enfoque programático y estratégico puede √ El CPS es uno de los pilares fundamentales
del desarrollo sustentable
ayudar a equilibrar las intervenciones
necesarias para el consumo y la producción y √ Integra actividades relacionadas con la oferta
(producción) y la demanda (consumo) en una
la comercialización de bienes y servicios.
estrategia
de mercado coherente
Debe vincular la visión en el largo plazo con
las metas en el mediano plazo, así como la √ Utiliza el concepto de ciclo de vida para
asegurar que los problemas no sean
acción en el corto plazo. Un enfoque de las
impulsados
hacia otras etapas del ciclo de
múltiples partes interesadas es una condición
vida
elemental para la implementación del CPS.
√
Busca lograr resultados de beneficio mutuo
Un programa sobre CPS eficaz debe ser lo
(“gana-gana”)
a través de un entorno de
suficientemente flexible como para soportar
múltiples sectores interesados
un proceso de perfeccionamiento continuo.
√
Puede ayudar a atraer fondos de donantes
La vinculación con marcos de políticas
para proyectos (por ejemplo, organizaciones
nacionales existentes y la medición de los
para el desarrollo)
avances hacia el CPS también son principios
clave para los programas sobre CPS (ver √ El CPS apunta al comercio y la industria,
actores clave para lograr el desarrollo
Capítulo 3 para obtener una explicación más
sustentable
completa
de
los principios
clave).
Evidentemente, el programa sobre CPS debe √ Las iniciativas sobre CPS pueden crear
adherir a metas más amplias relacionadas con
puestos de trabajo e inversiones, y alentar la
el desarrollo sustentable y el alivio de la
innovación social y comercial.
pobreza. Un programa sobre CPS también
puede ayudar a atraer fondos para proyectos de parte de organizaciones destinadas al desarrollo y de
otras organizaciones dedicadas al financiamiento.
22
Cada vez existen más programas sobre CPS integrados. Los programas de la República Checa,
Finlandia y el RU estuvieron entre los primeros y continúan siendo los más integrales. Sin embargo,
existen muchos más, incluso programas en Etiopía, Francia, Jamaica y Japón.
Indicadores de CPS
“Se reconoció que los indicadores son un
Muchos de los programas revisados no incluyen elemento clave para todas las estrategias
metas ni mecanismos para monitorear la nacionales sobre CPS. Sería útil establecer
implementación de políticas y programas ni para un pequeño grupo de indicadores clave,
medir el avance hacia el CPS. Ello hace que sea aceptados globalmente, que reflejen las
ecológicas,
sociales
y
difícil monitorear la efectividad del programa. dimensiones
Existen varias formas de monitorear y evaluar un económicas del CPS que los países podrían
programa nacional sobre CPS, entre las que se seleccionar, según corresponda, para crear
sus propios grupos de indicadores”. (Costa
incluyen revisiones de pares nacionales, auditorías
Rica, 2005)
externas e indicadores cuantitativos. Solo un
número limitado de países como el RU y Japón incluyen grupos de metas o indicadores de CPS
como parte de sus programas nacionales (ver Capítulos 4,5 y6).
Situación actual de los programas nacionales sobre CPS
Un panorama regional sobre los programas de CPS
Uno de los resultados clave del Proceso de Marrakech es su apoyo al desarrollo de estrategias
regionales sobre CPS, incluso en África y en América Latina. En la actualidad, Europa se encuentra
desarrollando su plan de acción sobre CPS. América del Norte, Asia Occidental y Asia del Pacífico
aún no han desarrollado sus propias estrategias regionales; sin embargo, se han producido algunos
avances en esas tres regiones. La región de Asia del Pacífico ha lanzado su “Centro de ayuda
regional sobre CPS” y Asia Occidental y América del Norte están planificando sus primeras
reuniones regionales sobre CPS.
Existen varios organismos que llevan la delantera sobre CPS a nivel regional, incluso la Comisión
Económica y Social de las Naciones Unidas para Asia y el Pacífico (CESPAP), la Comisión
Europea, la Mesa Redonda Africana sobre CPS, junto con la Conferencia Ministerial Africana sobre
Medio Ambiente (African Ministerial Conference on the Environment, AMCEN) y el Consejo
Regional de Expertos de Gobierno de América Latina y el Caribe sobre CPS, entre otros. Los
programas y las instituciones regionales pueden aportar recursos y previsiones valiosas tanto para los
procesos regionales como para los procesos nacionales. Con frecuencia, se focalizan áreas
prioritarias clave, así como una visión y un contexto compartidos del CPS en la región.
Un panorama nacional sobre los programas de CPS
La encuesta 2002 del PNUMA sobre Seguimiento del progreso demostró que ningún país había
implementado un programa integral sobre CPS. Desde aquel año, el avance ha sido constante. Más
de 30 países han desarrollado o están desarrollando programas nacionales sobre CPS. Entre ellos se
incluye Bélgica, Finlandia, Francia, el Reino Unido, la República Checa y Polonia en Europa;
Etiopía, Mauricio, Senegal y Tanzania en África; Brasil, Costa Rica y Jamaica en América Latina y
el Caribe; e Indonesia, Japón y Tailandia en Asia y el Pacífico. Esas iniciativas a nivel nacional son
de naturaleza diversa. Constituyen marcos, programas, planes de acción y estrategias nacionales. A
menudo, los programas se integran como una cuestión prioritaria dentro de la estrategia de desarrollo
sustentable, ambiental o de reducción de la pobreza del país (ver Figura 5 a continuación). Es el caso
de casi la mitad de los programas revisados en el transcurso de la elaboración de estas Guías.
Además, países como Alemania, Austria, Hungría, Noruega y los Países Bajos tiene elementos
relacionados con el CPS dispersos en sus estrategias de desarrollo sustentable, y con frecuencia
incluyen el CPS como un área prioritaria o un tema relevante. También tienen una diversidad de
iniciativas nacionales que tratan distintos aspectos del CPS. Muchos otros países poseen marcos
nacionales que tratan básicamente actividades relativas a la producción sustentable, incluso
23
estrategias nacionales de producción más limpia en países de América Latina como Colombia,
Ecuador, Panamá y Perú. Existe un gran potencial para que estas estrategias sean desarrolladas
nuevamente en programas integrados sobre CPS.
Figura 5: Tipos de programas nacionales sobre CPS seleccionados
País
Alemania
Argentina
Austria
Bélgica
Costa Rica
Etiopía
Finlandia
Francia
Hungría
Jamaica
Japón
Mauricio
Noruega
Países Bajos
Polonia
República
Checa
RU
Senegal
Suecia
Tailandia
Inventario
Marco de
programas
+
Plan de
acción/
Estrategia
Integrados a
la extrategia
existente
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
En
desarrollo
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
Otro
enfoque
integrado*
+
+
+
* El CPS tiene la prioridad en estrategias existentes como las Estrategias Nacionales de Desarrollo Sustentable, los Planes de
Desarrollo (por ejemplo, los DERP) o los Planes de Acción Ambientales Nacionales pero sin una elaboración completa del
programa.
La información presente en esta Tabla se ha compilado con información ad hoc provista por los países. El PNUMA no ha realizado una
encuesta ni una revisión detallada para elaborar esta Tabla, sino que se basó en los aportes y el asesoramiento voluntario de los gobiernos
nacionales. Una lista más detallada y actualizada puede obtenerse en el centro de información sobre programas nacionales de CPS del proyecto
en: http://www.unep.fr/sustain/initiatives/actionplans/clearinghouse.asp
La mayoría de los programas actuales incluyen una combinación de acciones nuevas y de acciones
existentes sobre CPS. Algunos programas sobre CPS se centran en la provisión de incentivos
económicos y en la asimilación de costos externos. Es el caso de las iniciativas de Finlandia y del
RU. El programa finlandés también incluye un énfasis especial sobre la tecnología. En cambio, el
programa japonés se centra en medidas para el uso eficiente de los recursos. El programa de Etiopía
establece una serie de metas en áreas como el reciclaje, la gestión de residuos y el manejo de los
recursos naturales. Las metas deben alcanzarse a través de varias iniciativas, entre las que se
incluyen la educación y el uso de tecnologías ambientalmente aceptables.
Las cuestiones ambientales son el centro clave de muchos programas y planes, especialmente con
respecto a la producción más limpia y al uso de los recursos. La relación con el desarrollo
económico normalmente se lleva a cabo centrándose en el uso eficiente de los recursos como un
asunto relacionado con la competitividad. En algunos programas, se tratan cuestiones sociales. Sin
embargo, hay un enfoque limitado respecto de las vinculaciones entre las cuestiones ambientales y
sociales.
Un punto importante es que algunos programas comienzan a considerar la internacionalización del
CPS, particularmente cómo las acciones del gobierno, las empresas y los consumidores pueden
afectar la sostenibilidad a nivel global, así como a nivel regional y nacional. Y es una condición
clave para lograr el CPS. Los gobiernos y las empresas se encuentran cada vez más interrelacionados
24
con los sistemas sociales, ecológicos y económicos de otros países a través de, por ejemplo, las
inversiones y el comercio internacional.
Las siguientes secciones ofrecen una instantánea del progreso alcanzado a la fecha en la adopción y
la implementación de programas sobre CPS en cada región. La información se basa en
presentaciones voluntarias de parte de gobiernos y otros sectores interesados. No se pretende
delinear un retrato acabado de los esfuerzos globales para desarrollar programas nacionales sobre
CPS ni es el objetivo de esta sección evaluar en detalle las ventajas de cada uno de estos programas
sobre CPS (ver “Lecciones aprendidas” en el Capítulo 6).
África
El Programa Marco de 10 Años sobre Consumo y Producción Sustentable de África se desarrolló a
través de un serie de reuniones regionales de expertos y fue aprobado por la Conferencia Ministerial
Africana sobre Medio Ambiente (AMCEN) en marzo de 2005. El 10YFP de África y la Declaración
de Dakar adoptada por la AMCEN subrayaron que la promoción del consumo y la producción
sustentables en el contexto africano deben definirse e implementarse en el contexto de los desafíos
existentes de cubrir las necesidades básicas. En ese contexto, el documento del programa marco
identificó las siguientes cuatro áreas prioritarias para el CPS: 1) la energía, 2) el agua y el
saneamiento, 3) el hábitat y el desarrollo urbano sustentable y 4) el desarrollo industrial. Se analizó
cada área temática prioritaria en el contexto del Plan de Acción Ambiental de la Nueva Alianza para
el Desarrollo de África (Environmental Action Plan of the New Partnership for Africa’s
Development, NEPAD) y de las prioridades regionales sobre la reducción de la pobreza. Los
Programas Marco de 10 Años sobre CPS de África se lanzaron con el apoyo oficial de la Unión
Africana y la AMCEN en mayo de 2006.
La 4ª Mesa Redonda Africana sobre Consumo y Producción Sustentables (4th African Roundtable
on Sustainable Consumption and Production, ARSCP-4), realizada en mayo de 2006, identificó las
actividades prioritarias clave que deben llevarse a cabo a nivel regional en el contexto del 10YFP de
África. Ello incluyó: apoyar el desarrollo de programas nacionales y locales sobre consumo y
producción sustentables para países y ciudades de la región seleccionados para prueba piloto y el
desarrollo de un Mecanismo de Ecoetiquetado africano que mejore el perfil ambiental de los
productos africanos y promueva un mejor acceso al mercado. Etiopía fue uno de los primeros
países de África en comenzar a desarrollar un programa nacional sobre CPS, integrándolo en su Plan
de Acción de Desarrollo Ambientalmente Aceptable (Environmentally Sound Development Actino
Plan). Senegal incluyó el CPS dentro de su Estrategia para la Reducción de la Pobreza 2006 y
desarrolló un plan de acción sobre CPS. La Isla de Mauricio y Tanzania se encuentran en el proceso
de desarrollar programas nacionales de CPS, mientras El Cairo (Egipto) y Maputo (Mozambique)
están desarrollando programas de CPS para las ciudades.
Asia y el Pacífico
La región ha sido la sede de varias reuniones sobre CPS desde 2002. En el año 2003, dos reuniones
regionales de envergadura analizaron las ideas preliminares sobre una estrategia regional de CPS.
Las siguientes cuestiones tienen una importancia relevante para la región: la integración de CPS en
los organismos regionales, el desarrollo de redes y alianzas, el desarrollo de capacidades, guías y
herramientas. La región también posee una de las iniciativas más avanzadas sobre producción más
limpia, incluso la organización de productividad verde.
El PNUMA coordinó un proyecto financiado por la UE sobre “Desarrollo de capacidades para la
implementación de las directrices de la ONU sobre protección del consumidor (consumo
sustentable) en Asia” (Capacity Building for Implementation of UN Guidelines on Consumer
Protection (sustainable consumption) in Asia), SC.Asia, en 2004. Un producto clave de la iniciativa
fue un manual de orientación denominado Avanzando Hacia El Consumo Sustentable en Asia
(Advancing Sustainable Consumption in Asia) que ofrece a los gobiernos asiáticos, herramientas
prácticas para el desarrollo de planes de acción nacionales. El proyecto también incluyó la
capacitación sobre herramientas para el consumo sustentable y el modo de desarrollar planes de
25
acción nacionales. Como resultados de este trabajo, varios países han comenzado a elaborar
programas nacionales sobre CPS. Por ejemplo, el programa sobre CPS de Tailandia actualmente se
encuentra a la espera de la aprobación oficial como parte del plan de desarrollo nacional.
En 2003, Japón adoptó el Plan básico para instaurar una sociedad basada en el reciclaje (Basic Plan
for Establishing a Recycling-Based Society) como su programa de 10 años sobre consumo y
producción sustentables. Ese plan incluye metas específicas como el 40% de aumento de la
productividad nacional y el 20% de reducción en la generación de residuos por persona por día
durante un período de 10 años. El enfoque nacional de Economía Circular de China se está
implementando a través de varias iniciativas. En la actualidad, el Estado propuso impulsar el trabajo
legislativo para la Ley sobre Economía Circular (Law on Circular Economy).
En junio de 2006, la Comisión Económica y Social de las Naciones Unidas para Asia y el Pacífico
(CESPAP) y el PNUMA crearon una Mesa de ayuda regional para CPS (www.scphelp.org). China y
la India fueron sede de mesas redondas nacionales en 2006. Las mesas redondas nacionales apuntan
a alentar a los países anfitriones para que inicien sus propios programas nacionales sobre CPS y que
incluso identifiquen sus propios temas prioritarios vinculados al CPS.
Europa
En los últimos años, se han convocado varias reunios regionales de expertos sobre CPS. Dos
reuniones regionales se llevaron a cabo en Bélgica y Alemania. En 2006, la Unión Europea incluyó
el CPS como un tema prioritario en su versión revisada de la Estrategia de Desarrollo Sustentable.
La Comisión Europea se halla en el proceso de desarrollar un plan de acción de la UE sobre CPS: El
plan de acción debe completarse en 2008.
Los países europeos han hecho un avance continuo hacia la instauración de programas sobre CPS.
Varios países han desarrollado o se encuentran en distintas etapas del desarrollo de programas sobre
CPS. Entre ellos se incluyen, Alemania, Austria, Bélgica, Finlandia, Grecia, Hungría, Polonia,
República Checa, el RU, Rumania y Suecia. Actualmente, algunos de los programas se están
actualizando y también se está incorporando la cuestión del CPS en los marcos sobre políticas
nuevos y en los existentes.25 Por ejemplo, Austria está en el proceso de preparación de un nuevo
‘Plan de acción para el uso eficiente de los recursos’. Los programas sobre CPS toman distintas
formas y tamaños e incluyen marcos y estrategias integradas. Varios países, como los Países Bajos y
Noruega han integrado temas relativos al CPS a través de sus estrategias nacionales de desarrollo
sustentable.
América Latina y el Caribe
Han habido cuatro reuniones regionales del Proceso de Marrakech: la primera se llevó a cabo en
Buenos Aires (2003), otras dos en Managua (2003 y 2005) y la última en San Pablo (2007). Entre los
temas más prioritarios identificados en la región, se incluyeron cuestiones económicas como la
competitividad y el comercio, el medio ambiente urbano, la gestión de los residuos, los recursos
hídricos y cuestiones institucionales como la educación ambiental.26
El Consejo Regional de Expertos de Gobierno sobre CPS elaboró una Estrategia Regional sobre CPS
que define acciones concretas y proyectos piloto específicos. La Estrategia, aprobada durante el 14º
Foro de Ministros de Medio Ambiente, hace hincapié en la importancia de fortalecer la capacidad de
las diversas partes interesadas necesarias para la implementación de las actividades y las políticas
relacionadas con el CPS. El MERCOSUR aprobó una estrategia sobre CPS en julio de 2007 y
acordó un plan de acción para implementar la estrategia en noviembre de 2007. El CPS se incluyó
como un tema transversal en la Agenda Ambiental Andina 2006-2010.
Una iniciativa patrocinada por el PNUMA sobre la Implementación de un Programa Regional sobre
Consumo y Producción Sustentables en América Latina y el Caribe fomentará el desarrollo y la
adopción de diversos programas nacionales de CPS a través de ejercicios de capacitación y
proyectos piloto nacionales.
26
Varios países de América Latina y el Caribe han desarrollado o están desarrollando programas sobre
CPS. Entre ellos se incluyen: Argentina, Brasil, Colombia, Cuba, Ecuador, Panamá y Perú. En
muchos casos, esos países se encuentran en el proceso de incorporación de elementos relacionados
con el consumo sustentable en las estrategias revisadas de producción más limpia. Jamaica incluyó
el CPS como un tema prioritario en su Plan de acción ambiental nacional (National Environmental
Action Plan, JaNEAP); Costa Rica también ha desarrollado su programa nacional de CPS.
América del Norte
Muy pocos avances hacia la elaboración de programas formales sobre CPS se han producido en los
países de América del Norte. Sin embargo, los gobiernos han establecido innumerables iniciativas
sobre CPS que incluyen muchos programas sobre prevención de la contaminación a nivel de los
estados: el programa Energy Star en los Estados Unidos, actividades relacionadas con la adquisición
verde en Canadá y la marca de certificación ambiental Ecologo en todos los países de América del
Norte.
27
¿Qué sectores interesados deben
participar en las políticas de CPS?
Introducción
Los gobiernos, la industria (incluso las PYMES) y la sociedad civil han comenzado a aceptar que los
costos de la inacción serán demasiado altos. Otros sectores clave también notan que las iniciativas
sobre CPS pueden reducir la pobreza e impulsar el crecimiento económico sustentable tanto en los
países desarrollados como en los países en desarrollo. Es posible que muchas oportunidades deriven
de la producción y la comercialización de bienes más sustentables, además del ahorro que puede
atribuirse a la adopción de un enfoque de ciclo de vida para hacer negocios. La siguiente sección
ofrece información básica sobre los actores clave del CPS y la clase de aporte pueden realizar ellos.
Los gobiernos tienen una responsabilidad fundamental
Los gobiernos como consumidores y responsables de determinar políticas cumplen una función
decisiva en el CPS. Los responsables tomar decisiones influyen directa e indirectamente sobre la
conducta de los consumidores y la sostenibilidad de la producción. Las campañas de información y
de educación, los instrumentos económicos (impuestos y esquemas de reembolsos) o las
disposiciones (en condiciones regulares) pueden influir sobre los patrones de consumo y producción,
del mismo modo en que pueden no hacerlo. Además, el gobierno es uno de los mayores
consumidores de productos y servicios y puede promover el cambio mediante las compras
sustentables. Los diversos instrumentos sobre políticas que el gobierno tiene a su disposición se han
analizado en detalle en varias reuniones del Proceso de Marrakech y en varios informes elaborados
recientemente. Por ejemplo, los participantes del grupo de trabajo sobre instrumentos de políticas en
la reunión de Marrakech en 2003, identificaron los elementos para un marco de políticas públicas
(ver Apéndice 2). La OCDE, el PNUMA y algunas otras organizaciones han efectuado un trabajo
exhaustivo para identificar los instrumentos de las políticas sobre CPS disponibles para los
gobiernos nacionales.27 La guía de capacitación del PNUMA y de Consumers International
‘Consumo Sustentable Práctico’ ofrece asesoramiento sobre la selección y el desarrollo de
instrumentos de políticas sobre CPS específicos (ver Capítulo 4, Paso 6, para obtener más
información sobre cómo seleccionar las políticas correctas) 28
Existe una necesidad creciente de determinar qué políticas de CPS son las más eficaces. Con
frecuencia, se considera que las iniciativas voluntarias son menos eficaces. La innovación social y
tecnológica se considera fundamental, al igual que la necesidad de incentivos económicos.29
Cómo las iniciativas de CPS conducen a la
reducción de la pobreza
Evitar el agotamiento de las reservas de
sustentables, mediante la minimización de
contaminación de las reservas de agua y
apliquen un uso menor de agua (por parte
agua mediante la adopción de planes de uso
las pérdidas en la distribución y la
mediante la promoción de tecnologías que
de la industria y los hogares)
Proveer el acceso a un transporte seguro y accesible mediante la preferencia de
sistemas de trasporte público de media distancia y sistemas de transporte no
motorizados para distancias cortas
Asegurar artículos alimenticios seguros mediante la aplicación de un sistema de
etiquetado, con el respaldo de pruebas o verificaciones independientes de las
características de los productos
Evitar arrojar basura y verter residuos en
diseños de producto sustentables y
de reciclaje apoyado por iniciativas
de centros de reciclaje y recepción de
empleos valiosos para los recolectores
forma ilegal mediante la promoción de
mediante el establecimiento de un sistema
económicas que también apoyen la creación
residuos de menor escala que ofrezcan
informales de residuos
Crear
mercados
para
productos sustentables, como alimentos orgánicos,
mediante la adopción de compras sustentables.
28
Agencias para el desarrollo que apoyan el CPS
El Diálogo de Cooperación para el Desarrollo en el marco del Proceso de Marrakech tiene como
objetivo, destacar el aporte de las políticas y las herramientas de CPS para la reducción de la pobreza y
el desarrollo sustentable, así como para la mejor integración de los objetivos de CPS en los planes de
desarrollo. El CPS puede contribuir con el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio de la
ONU. Para los países en desarrollo, el CPS ofrece nuevas oportunidades tales como la reducción de los
costos de producción, una mayor competitividad industrial, la prevención de la contaminación y la
reducción del impacto ambiental, la creación de nuevos mercados y la generación de empleo, un mejor
manejo de los recursos naturales y la desvinculación del crecimiento económico de la degradación
ambiental. También es una oportunidad para promover la innovación y el salto hacia tecnologías
modernas ambientalmente aceptables, evitando el camino altamente contaminante que siguieron países
industrializados,30 lo cual será particularmente importante para los Países Menos Desarrollados
(PMD), como medio para lograr el crecimiento económico sustentable también.
En un estudio realizado por el PNUMA con el “En Senegal, los diarios nacionales han
apoyo del Diálogo para la Cooperación, se informado que la promoción del consumo y
descubrió que la mayoría de las agencias para el la producción sustentables es el mejor
desarrollo integran temas vinculados al CPS en sus medio para lograr los objetivos relacionados
proyectos sectoriales, e incluyen la eficiencia en el con el alivio de la pobreza y el desarrollo
sustentable”. (Departamento de Medio
manejo de la energía y los recursos (86%), la Ambiente y Planificación Urbana, Senegal,
gestión de los residuos (75%) y el agua y el 2007)
saneamiento (76%). La mayoría de las agencias
encuestadas opinaron que el CPS podría favorecer aún más la reducción de la pobreza.31
En reconocimiento de este vínculo clave para el alivio de la pobreza, el PNUMA está llevando a
cabo proyectos piloto en los países en desarrollo con el objeto de apoyar la integración del CPS en
las estrategias para la reducción de la pobreza. Los casos de los que se tiene conocimiento en esos
países parecen indicar que el CPS se considera una de las formas más eficaces para impulsar el
alivio de la pobreza y el desarrollo sustentable.
Las empresas, la industria y los comercios minoristas
Muchos países en desarrollo han señalado la importancia de temas relacionadas con el comercio y la
competitividad en varias reuniones del Proceso de Marrakech (por ejemplo, Buenos Aires 2003,
Casablanca 2004 y Managua 2005). En parte, debido a la naturaleza interconectada del mercado
global de bienes y en parte debido al tamaño, los patrones de consumo y producción pueden causar
un impacto sobre el medio ambiente y el bienestar de las personas distantes al lugar de origen de
compra del consumidor. Por ejemplo, en la actualidad, cantidades considerables de productos
fabricados en Asia se venden en los Estados Unidos y en Europa.32
Es más, la calidad de vida de un número creciente
de personas de los países en desarrollo depende de “Existe la necesidad de establecer
las prácticas de las empresas multinacionales y de incentivos para la creación y la mejora de
las pequeñas y medianas empresas (PYMES), así mercados de bienes y servicios sustentables,
como del comportamiento de los gobiernos y los reducir las barreras al comercio, mejorar el
consumidores. Por ese motivo, precisamente, es tan acceso a los mercados y promover el
importante asegurar un intercambio justo y comercio justo. Es la clave para asegurar la
sustentable de bienes y servicios entre los países competitividad de bienes y servicios
ricos, así como entre las regiones desarrolladas y las sustentables”. (Reunión de Marrakech,
regiones en desarrollo del mundo. Los gobiernos 2003).
deben trabajar más a nivel bilateral y multilateral
con el objetivo de asegurar un sistema de comercio justo para todas las personas.
29
El sector de los medios de comunicación y la publicidad
Los medios de comunicación también son otro importante sector interesado en la búsqueda de
cambios de los patrones de consumo y producción. Los medios tienen el poder de influir sobre las
preferencias de los consumidores hacia productos y estilos de vida sustentables. Para más
información, véase la labor del Grupo de Trabajo del Proceso de Marrakech sobre Estilos de Vida
Sustentables, http://www.unep.fr/pc/sustain/10year/home.htm y la Iniciativa de Publicidad y
Comunicación del PNUMA, http://www.unep.fr/pc/sustain/advertising/advertising.htm
Los consumidores y la sociedad civil
apoyan el cambio
“Los consumidores están cada vez más
interesados en el mundo detrás de cada
producto que compran. Además del precio y
la calidad, desean saber cómo, dónde y
quién produce el producto. Esa mayor
consciencia sobre cuestiones ambientales y
sociales es una señal de esperanza. Los
gobiernos y la industria deben apoyarse en
eso” (Klaus Topfer ex Director Ejecutivo
del PNUMA, 2002)
Varios de los más grandes estudios internacionales
refieren a una preocupación cada vez mayor por parte
del público sobre los problemas sociales y ambientales.
Los consumidores pueden hacer que los gobiernos y
las empresas se detengan y tomen nota por medio de su
comportamiento al momento de efectuar compras. Las
organizaciones
de
consumidores
y
otras
organizaciones no gubernamentales cumplen una función decisiva en la concientización y el
suministro de información sobre estilos de vida sustentables.33 Podría decirse que los movimientos
sobre comercio justo, los alimentos orgánicos y locales, por ejemplo, han beneficiado el medio
ambiente y el bienestar de algunas personas. Sin embargo, es poco realista esperar que la minoría
heróica de “consumidores verdes”, resuelvan los problemas ambientales que enfrentamos todos.34
Los gobiernos deben implementar la infraestructura necesaria desde el punto de vista sustentable, a
través de programas para múltiples sectores interesados en el CPS.
Optar por suprimir (Choice editing)
Durante los últimos 20 años, los fabricantes, los comerciantes minoristas y los responsables de la
elaboración de las normativas han sido capaces de elevar los estándares de sostenibilidad para ciertos
productos como los refrigeradores, las pinturas y la madera, lo cual ayuda a hacer que las opciones
sustentables sean la norma más que la excepción. Ese proceso se ha dado a conocer como “optar por
suprimir” o “choice editing”. Suprimir productos y servicios de alto impacto y reemplazarlos por
aquellos de bajo impacto que los consumidores consideran igualmente buenos o mejores es un
proceso que puede originarse de distintas maneras. El gobierno del RU, a través de su programa
sobre CPS, está probando un nuevo enfoque con el fin de trabajar estrechamente con las empresas
que han mostrado las mejores prácticas para trazar hojas de ruta que lograrán un cambio rápido por
parte del mercado hacia productos de bajo impacto, fijando fechas límite. Ese objetivo se puede
alcanzarse por medio de:
comprender los problemas y la serie de soluciones posibles
establecer fechas límite claras para lograr el nivel de transformación deseado
etiquetar los productos como una base para establecer estándares e incentivos
crear incentivos fuertes condicionados a la sostenibilidad de los productos
elaborar especificaciones para apoyar adquisiciones públicas
extender los límites a través de disposiciones progresivas
30
3
Bloques temáticos
Introducción
32
Tomando un enfoque estratégico para el CPS
33
Elementos de los programas nacionales de CPS
37
Administrando los procesos clave
38
3
3. Bloques temáticos
Introducción
El presente capítulo articula los principios clave y los elementos comunes de los programas
nacionales de consumo y producción sustentables (CPS) y, a su vez, describe algunos de los
beneficios claves del proceso. Apunta a la necesidad de comprender y alentar los vínculos entre la
gama de mecanismos sobre políticas existentes a nivel nacional y ofrece orientación sobre el manejo
de los procesos críticos involucrados en el desarrollo de un programa sobre CPS.35
No existe un único tipo de enfoque, ni una única
fórmula con los cuales puedan o deban instaurarse
los programas nacionales de CPS. Cada país
necesita determinar, por sí mismo, cuál es la mejor
forma de abordar el desarrollo, la ejecución y el
monitoreo de su programa de CPS, tomando en
consideración las condiciones políticas, culturales,
económicas y ecológicas existentes.
El Programa de CPS ha sido utilizado
en estas Guías como el término general
para describir las distintas formas
estratégicas en que los países abordan
el tema del CPS. En realidad, los
programas preponderantes son de
diversa índole. Constituyen inventarios
nacionales, marcos de programas,
planes de acción, estrategias y diálogos
entre las múltiples partes interesadas y,
además, con frecuencia, son tratados
como asuntos prioritarios en otro
marco de políticas.
“Para promover el CPS es necesario
identificar las prioridades nacionales y
regionales y desarrollar estrategias que se
adapten a las condiciones nacionales y
regionales.” (Reunión en Buenos Aires,
Proceso de Marrakech, 2003)
Integrado en
ENDS, PAAN,
ERP
Inventario
Ciclo del
Programa Nacional
Plan de Acción
de CPS
/Estrategia
Marco de
Programas
Planes
Puede ser útil considerar el programa
sectoriales/
de CPS como un ciclo que pasa de un
- en
basados
un tema
inventario nacional o catálogo general
de actividades de CPS en curso a la
Figura 6: Ciclo del Programa Nacional de CPS
integración del CPS en un gran marco de
políticas nacionales como, por ejemplo,
una estrategia nacional de desarrollo
sustentable (ENDS), un plan de acción ambiental nacional (PAAN) o un plan de desarrollo
nacional que incluya documentos de estrategias para la reducción de la pobreza (DERP). Los
marcos de programas tienden a incluir una perspectiva general estratégica del CPS y resaltan las
áreas prioritarias para seguir trabajando. Con frecuencia, esto lleva al desarrollo de planes de acción
sectoriales o basados en un asunto que tratan temas como compras gubernamentales sustentables,
eficiencia energética y educación para el CPS y que, a veces, también están vinculados con otros
planes o estrategias nacionales. Un plan de acción integral o una estrategia integral trata más
detenidamente el tema del CPS y, por lo general, incluye objetivos, metas y mecanismos de
monitoreo. Sin embargo, debido a discrepancias relacionadas con la traducción idiomática y al modo
en que algunas regiones aplican la terminología, ni siquiera se puede confiar completamente en estas
definiciones básicas.
Las presentes Guías están diseñadas para ser lo suficientemente flexibles a fin de que sirvan de
ayuda a los expertos, sea cual fuera el enfoque que elijan en relación con el CPS. Los países que ya
32
cuentan con un programa de CPS pueden utilizar las Guías para probar, mejorar y mantener el
programa. Un enfoque definido o "esquematizado” de los programas nacionales de CPS no es
posible ni deseable. Lo que sí es importante es la aplicación continua de los principios y elementos
subyacentes de los programas de CPS (ver la próxima sección). De hecho, en muchos casos, eso dará
como resultado la progresión a través del ciclo del programa de CPS tal como se describió
anteriormente.
Tomando un enfoque estratégico para el CPS
Los programas de CPS tienen la capacidad de provocar cambios positivos. Por ejemplo, puede
lograrse la mitigación del calentamiento global mediante patrones de consumo y producción más
sustentables. Pero es necesario contar con soluciones integrales. En el Capítulo 2 se analizaron
algunas de las razones principales para el desarrollo
de un programa nacional de CPS. Entre ellas se “El CPS es la base para el desarrollo
incluyen: el hecho de que el CPS ya está sustentable: la mejor forma de hacer que la
relativamente abordado y, por lo tanto, es fácil de gente entienda la sostenibilidad, es
comunicar y de ejecutar; el hecho de que los acercarse y convencerla a través del
programas de CPS intentan lograr resultados consumo y la producción" (Ministerio de
beneficiosos para todos mediante un marco que Medioambiente y Agua, Hungría)
permite la participación de múltiples partes
interesadas; y el hecho de que el CPS está dirigido a las empresas y a la industria – actores clave
para lograr el desarrollo sustentable.
Un enfoque estratégico puede ayudar a lograr un equilibrio en las intervenciones necesarias para el
consumo y la producción de bienes y servicios, y para la demanda de esos bienes y servicios. Los
programas nacionales de CPS deben utilizarse como una herramienta para la toma de decisiones bien
fundadas que brinden un marco para el pensamiento sistémico en todos los sectores. Deben vincular
la visión a largo plazo con las metas a mediano plazo y las acciones a corto plazo. Si se implementa
conjuntamente con otras estrategias sectoriales y socio-económicas, el programa de CPS puede
contribuir a institucionalizar elementos y procesos de sostenibilidad para la negociación y la
creación de consenso sobre cuestiones sociales prioritarias donde discrepen los intereses.36 Sin
embargo, también es un enfoque sumamente flexible. Un programa de CPS puede comenzar
centrándose en una prioridad nacional inmediata, como la eficiencia energética, y luego
transformarse en un programa más avanzado en el futuro. Por ejemplo, hoy en día, muchos países de
América Latina están ampliando su estrategia de producción sustentable (producción limpia) para
incluir los elementos relacionados con el consumo sustentable. Es necesario que el programa de CPS
se adhiera a los objetivos más generales de reducción de la pobreza y desarrollo sustentable.37
Vínculos con estrategias de desarrollo sustentable y planes nacionales de
desarrollo
El CPS es un objetivo fundamental del desarrollo
sustentable. Por lo tanto, siempre que sea posible,
resulta prudente incluir el CPS como un asunto
prioritario en la estrategia nacional de desarrollo
sustentable (ENDS) o en el plan nacional de
desarrollo como, por ejemplo, el documento de
estrategias para la reducción de la pobreza (DERP).
Alrededor de 70 países han elaborado un DERP38 ,
ya sea provisorio o definitivo, y más de 60 países
cuentan con una ENDS. 39 Es importante destacar
que una ENDS puede ser un DERP y viceversa. Sin
embargo, los países que no poseen un plan nacional
de desarrollo, como un DERP o una ENDS, no
El proceso de desarrollo del programa de
CPS nos permitió identificar la importancia
de separar el crecimiento económico de la
degradación ambiental, utilizando el
análisis del ciclo de vida para identificar
recursos/productos
prioritarios
y
la
necesidad de integrar el CPS en el
desarrollo y la implementación de todas las
políticas.”
(Departamento de Medio
Ambiente,
Alimentación
y
Asuntos
Agrarios, Reino Unido)
33
deben disuadirse con respecto al desarrollo de un programa de CPS. Algunos países que no cuentan
con una ENDS han desarrollado un programa de CPS, en muchos casos, mediante la inclusión del
programa en planes nacionales ambientales ya
existentes.
“Para alcanzar el objetivo final del
Los países con ENDS pero sin programas de desarrollo sustentable, se necesitan
CPS pueden optar por incluir el CPS como un estrategias específicas, mapas de ruta y
área prioritaria en las futuras actualizaciones de planes de trabajo. Tailandia ha desarrollado
la estrategia. En ese caso, las directrices su Estrategia de CPS en forma conjunta
brindadas por el Departamento de Asuntos con otras estrategias nacionales para
Económicos y Sociales de las Naciones Unidas garantizar el éxito del 10º Plan Nacional de
(UNDESA) y la OCDE40 sobre ENDS y estas Desarrollo Económico y Social, 2006guías pueden utilizarse simultáneamente. Es 2011.” (Consejo Nacional de Desarrollo
Económico y Social, Tailandia)
evidente que el programa de CPS y la ENDS
tienen una relación particularmente importante.
La Figura 7 (abajo) ilustra una muestra de las políticas y estrategias preponderantes en algunos
países. La mayoría de las estrategias y políticas se apoyan mutuamente e incluyen elementos de
sostenibilidad. En muchos países, las estrategias nacionales de desarrollo sustentable y los planes
nacionales de desarrollo, como las estrategias de reducción de la pobreza, son documentos
importantes y, a menudo, son un único documento. Por lo general, los planes nacionales de
crecimiento/desarrollo y las estrategias orientadas a las convenciones, no incluyen fuertes
componentes ambientales y, como ya se mencionó anteriormente, en muchos países no existe
ninguna estrategia de desarrollo sustentable. Por otra parte, los planes de acción ambientales
nacionales (PAAN) no incluyen muchas consideraciones económicas y sociales. El diagrama
muestra que el proceso del programa de CPS brinda una oportunidad para fortalecer los elementos
de sostenibilidad de las estrategias nacionales existentes y tiene la potencialidad de desarrollar
sinergias entre ellas. Eso también implica institucionalizar el CPS a través de las actividades
existentes en áreas como la educación y la construcción. La naturaleza intersectorial del CPS – lo
cual significa que tiene la capacidad de tratar múltiples problemas de manera coordinada – aumenta
su atractivo.
Figura 7: Integración con las estrategias existentes en el ámbito nacional
Política agrícola /
industrial
Política integrada de
productos
Estrategia Nacional de
Biodiversidad y Plan de
Acción (ENBPA)
Plan de Acción Ambiental
Nacional (PAAN)
Estrategia
Nacional de
Desarrollo
Sustentable
Plan de Acción Nacional
(PAN) para combatir la
desertificación
Programa
Nacional sobre
CPS
Política de población
Política del agua
Política Forestal
Estrategia de
Producción Limpia
Agenda /
Capacidad 21
Política de energía
Política de salud
Estrategia de
Cambio Climático
Plan Nacional de
Desarrollo que
incluye los DERP
Política educativa
Política de transportes
34
Lecciones aprendidas de otros enfoques estratégicos
Como se observa anteriormente, la mayoría de los países han utilizado una gran cantidad de
estrategias para acercarse al concepto de desarrollo sustentable. Utilizando tiempo valioso y recursos
con frecuencia causan más daño que bienestar, particularmente cuando falta coordinación y
sostenibilidad. Las estrategias nacionales de desarrollo sustentable luchan para coordinar y enfocar
los puntos del desarrollo sustentable. No obstante, en un estudio de 2004 sobre 19 estrategias
nacionales de desarrollo sustentable titulado Desafíos, enfoques e innovación en la acción
estratégica y coordinada,41 los autores llegan a la conclusión de que: “pocos países actúan en forma
realmente estratégica. Continúan existiendo muchos desafíos en el ciclo continuo de la gestión
estratégica. Entre los desafíos clave se incluyen:
el mecanismo de retroalimentación, incluyendo el monitoreo, el aprendizaje y la
adaptación
coordinación de objetivos de estrategia e iniciativas con el proceso presupuestario
nacional
coordinación con la acción de desarrollo sustentable subnacional y local
implementación de una combinación de iniciativas políticas, y en particular, iniciativas
ambientales de reforma fiscal que generalmente no son reciben el apoyo suficiente”.
Las similitudes son evidentes en el proceso de preparar planes de desarrollo nacional que incluyan
Documentos Estratégicos para la Reducción de la Pobreza. Una revisión del año 2002 llegó a la
conclusión de que la “elaboración de Documentos Estratégicos para la Reducción de la Pobreza” es
uno de los mayores desafíos para los países de bajos ingresos, tanto en función de análisis como de
organización.”42 Indudablemente, las estrategias de reducción de la pobreza tienen la ventaja de estar
vinculadas a préstamos en condiciones favorables y emplean mecanismos de apoyo más importantes.
Los Países Pobres y Altamente Endeudados deben tener un Documento Estratégico para la
Reducción de la Pobreza antes de que puedan buscar nuevo apoyo en los programas del FMI o del
Banco Mundial. Los enfoques estratégicos exitosos comparten determinadas características. Fijan
prioridades y establecen una visión a largo plazo: buscan promover la convergencia entre marcos de
planificación existentes, promover el compromiso, pueden demostrar compromiso nacional y se
basan en una participación adecuada. Entre las estrategias comunes está el incluir el desarrollo de
una estrategia que instituya un esfuerzo excepcional para producir un documento con iniciativas
independientes.43 Se han incorporado estas lecciones a las guías, particularmente mediante el énfasis
en la importancia de la integración de los programas de CPS en las estrategias existentes a nivel
nacional.
Enfoques integrados para aplicar el CPS
Existe una cantidad de formas diferentes para "Muchas regiones de Etiopía actualmente,
abordar la implementación del CPS a nivel experimentan niveles de problemas que van
estratégico. Con frecuencia se piensa que el desde moderados hasta graves, a causa de la
consumo y la producción sustentables son una meta degradación y la contaminación medio
política predominante que se apoya en una gama de ambiental. El problema no es solo el consumo
herramientas e instrumentos aplicados. El nivel de la no sustentable y el uso irracional de recursos.
El objetivo general es el fomentar una capacidad
política incluiría un marco general de políticas de nacional que permita reducir, remodelar
CPS, de estrategias del sector y de enfoques permanentemente y detener la tendencia
específicos para temas genéricos tales como insostenible de la producción y el consumo,
instrumentos
económicos,
herramientas
de mejorando el desarrollo acelerado y sustentable
información y legislación. Es un enfoque para poner fin a la pobreza a partir de la menor
relativamente flexible ya que permite a los países unidad administrativa efectiva." (Programa
orientar la atención hacia diferentes sectores Nacional de SCP, Etiopía)
prioritarios (es decir, viviendas, alimentos,
movilidad y residuos) o herramientas y actividades políticas (por ejemplo, campañas de información,
35
tecnología sustentable).
existentes.
Esto constituye la base para muchos programas nacionales de CPS
La Figura 8 presenta otro modelo para el consumo y la producción sustentables,44 que hace que el
análisis del ciclo de vida sea esencial para el enfoque de CPS. El modelo sigue el ciclo de vida
completo de todos los bienes y los servicios desde la extracción de los recursos a través de la
producción y el consumo hasta el retoro nuevamente al ambiente en forma de residuos. Se supone
que el consumo y la producción sustentables están formados por varios elementos y se aborda en
términos de políticas mediante herramientas e instrumentos iguales o similares. En la parte superior
de la figura se ubican varios enfoques de gestión ambiental según su importancia en consumo y
producción. El espacio central refleja herramientas y recursos que se puede utilizar para influir en el
rendimiento de los tres principales componentes básicos que incluyen legislación, instrumentos
económicos, información al consumidor y proyectos de demostración. Aplicar las herramientas en
forma tal que se destaquen y fortalezcan los vínculos entre consumidores, los productores y la base
de recursos naturales / medio ambiente, ayuda a lograr las sinergias esenciales para el consumo y la
producción sustentables. También es posible ampliar el modelo para dar lugar a acciones a nivel del
mercado.
El enfoque del ciclo se trata de ir más allá del enfoque tradicional del sitio de producción y los
procesos de fabricación para incluir el impacto ambiental, social y económico de un bien o servicio a
lo largo de su ciclo de vida completo. Se incluye la extracción de materiales, la fabricación, el uso
del producto, la disposición y la distribución. La extensión de la responsabilidad del productor y las
políticas integradas de producto implican que los productores serán responsables de sus productos
durante toda su existencia y que, por lo tanto, deberán desarrollar productos que presenten una
mejora en el rendimiento en todas las etapas del ciclo de vida del producto. Los objetivos principales
del pensamiento del enfoque de ciclo de vida son reducir el uso de recursos de un producto y las
emisiones al medioambiente, así como también mejorar su rendimiento socio-económico a través de
su ciclo de vida.45
Figura 8: Un enfoque integrado de CPS
Ejemplos de Enfoques de Gestión Ambiental
Producción más limpia
Administración Corporativa
Sistemas de gestión ambiental
Producción
(Industria)
Política
Información de producto para el Consumidor
Enfoque del ciclo de vida
Ejemplos de herramientas y actividades de apoyo
Legislación
Instrumentos económicos
Pruebas comparativas
Campañas de concientización
Consumo
(Sociedad)
Información
Educación
Desarrollo de recursos humanos
Capacitación
Proyectos de demostración
Tecnología
Residuos y Recursos
(Medio ambiente)
Es fundamental considerar cuidadosamente las alternativas y aplicar el enfoque más compatible con
las circunstancias locales. De una forma u otra, no hay duda de que abarcar mucho de una vez,
aunque sea preferible desde la teoría, no será posible ni deseable para muchos países en desarrollo.
El enfoque en áreas prioritarias clave al principio, mientras se aspira a un programa más amplio de
acción en el futuro, es una forma de abordar el CPS.
36
Elementos de los programas nacionales de CPS
Existe muchísima bibliografía sobre el desarrollo de programas y estrategias a nivel nacional. Tanto
la OCDE como las Naciones Unidas han desarrollado principios para estrategias nacionales efectivas
de desarrollo sustentable. También se dispone de información sobre las deficiencias de recientes
enfoques estratégicos a nivel nacional. El siguiente análisis se basa en esos principios generales y
dificultades predominantes, así como en las experiencias de expertos de CPS en países desarrollados
y en desarrollo.
Existen determinados principios y elementos clave de
“EL Marco es necesario para afrontar el
los programas nacionales que deben tenerse en
consideración. Estos incluyen que el programa sea tema del CPS de una manera sistemática y
orientado por el país con un alto nivel de compromiso activa, en vista del consumo de recursos
político y basado en análisis comprensivos y naturales y la carga ambiental crecientes.
confiables. También implica construir sobre la El CPS es una precondición elemental del
sustentable”.
(Marco
de
capacidad participativa existente, dirigida con claras desarrollo
programas
sobre
CPS
de
la
República
prioridades presupuestarias, integradas con los
marcos nacionales existentes y monitoreada y Checa)
mejorada en forma periódica. Es cierto que poner en
práctica algunos de los principios relacionados con los procesos estratégicos de planificación e
implementación de políticas puede ser un verdadero desafío. Es así, incluso cuando representan
principalmente aspectos de buena gobernabilidad general.
Se podrán encontrar mayores
consideraciones de los principios generales para un programa de CPS en el Capítulo 6. Algunos
puntos clave incluyen:
Compromiso nacional y liderazgo
Para aumentar la posibilidad de éxito del programa, los países deben asumir un liderazgo activo y en
la mayoría de los casos iniciar acciones. El compromiso con el CPS a largo plazo es un principio
subyacente esencial. Los expertos nacionales sobre CPS consultados destacan la importancia de
solicitar apoyo político de alto nivel y elegir el ministerio o los ministerios que deben liderar la
iniciativa en marcha. Establecer un grupo asesor interministerial para gestionar el proceso es un buen
primer paso. Los mecanismos para estos grupos puede ser que ya existan en los comités y los grupos
de trabajo actuales sobre desarrollo sustentable o desarrollo/ crecimiento nacional. La vinculación
con programas de CPS internacionales y regionales también es fundamental.
Iniciar un proceso de múltiples sectores interesados
Es importante que el proceso de desarrollo e implementación del programa sea lo más participativo
posible. Esto incluye reorientar el CPS y alejarlo de su enfoque tradicional sobre el medio ambiente
para que también involucre temas económicas y sociales. Un diálogo de múltiples sectores
interesados, tal como se creó en el caso de Finlandia, por ejemplo, puede ayudar a comprometer a un
grupo de ministerios más amplio y a otros sectores interesados, incluso a la sociedad civil y a las
empresas.
Basado en un análisis completo y confiable
El contexto local, regional y global (es decir, amenazas y oportunidades) debe articularse
coherentemente en el proceso de desarrollo del programa de CPS. Los patrones de consumo y
producción causan impactos sociales, económicos y ecológicos. Y es necesario que sea debidamente
reconocido. El programa no debe completarse hasta que se lleve a cabo una revisión comprensiva de
problemas, necesidades, actividades existentes y acciones necesarias. La información e investigación
utilizada debe ser sólida.
Definir objetivos, metas e indicadores
La fijación de objetivos y metas es crucial para lograr el éxito del programa. Monitorear y evaluar el
avance hacia las metas del programa es otra consideración crítica. Permite la rendición de cuentas de
las partes involucradas y demuestra logros y méritos del programa en sí mismo. Japón y el Reino
Unido están entre los países que han establecido metas y que monitorean el avance hacia ellas.
37
Integrar con estrategias nacionales existentes
Un programa de CPS debe ser un proceso permanente, flexible y continuo, que no constituye una
iniciativa extraordinaria para producir un documento. Debe perseguir también un proceso de
sensibilización de todas las estrategias nacionales existentes respecto del consumo y la producción
sustentables e integrar los componentes pertinentes de dichas estrategias cuando sea posible. En
algunos casos puede igualar la integración completa del programa de CPS en una estrategia de
desarrollo sustentable, de reducción de la pobreza u otra estrategia existente. Por ejemplo Francia y
el Reino Unido han incluido el CPS como un área
prioritaria en sus estrategias nacionales de desarrollo “La integración de políticas e iniciativas es
sustentable y Etiopía, Jamaica e Isla Mauricio han uno de los desafíos que se deben superar”.
hecho lo mismo en sus planes nacionales de acción (Secretaría de Ambiente y Desarrollo
ambiental. No obstante, también existe la necesidad Sustentable, Argentina)
de integrar esos planes con las actividades
principales de otras áreas políticas que pueden impulsar objetivos relacionados con las políticas de
CPS, incluso vincular capacidades con educación y construcción con infraestructura. Ciertamente,
el programa nacional de producción más limpia es un buen punto de partida para muchos países. Un
programa de ese tipo se puede ampliar para incorporar elementos del consumo sustentable.
Elaborar planes sectoriales de acción sobre CPS
En la mayoría de los países existen al menos algunas políticas y acciones relacionadas con el
consumo y la producción sustentables en funcionamiento, particularmente aquellas relacionadas con
enfoques ambientales preventivos que afectan la eficiencia de la energía y del agua, y el reciclaje de
residuos. Muchas de esas actividades se llevan a cabo a través de estrategias y planes ya existentes.
Otros países, particularmente en América Latina, tienen estrategias de producción sustentable que
incluyen principalmente actividades enfocada a la parte de producción del CPS. Estas actividades en
curso y los resultados de una revisión conducirán a la identificación de las áreas prioritarias para el
programa de CPS del país. Un programa nacional de CPS generalmente se concentra en unas pocas
áreas prioritarias clave iniciales porque tratar de hacerlo todo a la vez no es práctico ni posible. Otra
forma de enfocar un programa de CPS es desarrollar uno o dos planes de acción basados en sectores
que se vinculen con un documento marco o con una estrategia existente. Y puede ser el medio más
eficiente para abordar el CPS para algunos países, al menos en el corto plazo.
Administrando los procesos clave
Poner en funcionamiento los principios arriba mencionados será una tarea desafiante. Para ayudar a
lograr ese objetivo, es posible que sea necesario captar y estimular una cantidad de procesos críticos.
Los mecanismos principales que contribuyen al desarrollo de un programa nacional de CPS en curso
son los procesos políticos, técnicos, participativos y de movilización de recursos. 46
Proceso político
Podría decirse que éste es el proceso más difícil de
manejar dentro del desarrollo de un programa de CPS “Un compromiso político profundo [es
exitoso. Muchos países que han logrado un programa importante] ya que ayuda con el proceso de
integración y la asignación de fondos”
de CPS han puesto de manifiesto la importancia de
(Ministerio de Medio Ambiente, Finlandia)
contar con un compromiso político fuerte por parte de
las más altas autoridades. Un país debe pensar
estratégicamente acerca del CPS y sus líderes deben estar convencidos de que dicho enfoque
nacional es necesario. Los responsables de dirigir el proceso deben estar absolutamente informados
sobre el CPS y continuar mejorando su imagen tanto ante los líderes del país como ante el público en
general.
Las consideraciones políticas son diversas y se comunicarán posteriormente a través de los pasos
ilustrativos del Capítulo 4, pero algunas de las variables clave son:
38
Identificar una persona influyente para dirigir la iniciativa, designar una institución líder
sólida o formar un grupo asesor para que supervise el proceso (en todos los niveles, se
debe incluir la coordinación y la participación interministerial).
Especificar los beneficios del CPS (y erradicar todo error conceptual) al inicio del
proceso
Comprender que un programa de CPS es un proceso de perfeccionamiento continuo a
largo plazo
Considerar la vinculación del programa de CPS con una estrategia nacional nueva o
existente con el fin de asegurar una imagen mejor para el CPS y obtener beneficios a
partir de procesos nacionales reconocidos
Comprometer a todos los niveles de la sociedad y solicitar el apoyo amplio tanto del
interior del país como del exterior
Proceso técnico
En términos estratégicos, no hay una respuesta prescriptiva para el CPS. Se requiere de la
implementación de un conjunto de políticas e instrumentos que trabajen en forma integrada. La
comprensión de los problemas locales, la identificación de políticas, así como el monitoreo y la
evaluación del programa implicará alguna forma de idoneidad técnica.
Hacer uso del know-how disponible, local, regional e internacionalmente, será un elemento vital para
un proceso eficiente. Un grupo asesor o un comité de múltiples sectores interesados debe incluir
expertos técnicos en CPS debidamente capacitados. En algunos casos, se solicitará el asesoramiento
de personas externas a la institución coordinadora (es decir, asesores que lleven a cabo la revisión
del diagnóstico y el análisis de oportunidades y evalúen los efectos de las diversas respuestas a las
políticas). En otros casos, se puede consultar a organismos regionales e internacionales, como el
PNUMA y el DAESNU con experiencia en CPS. Mejorar la capacidad de los funcionarios que
coordinan el proceso y de las entidades encargadas de la implementación del programa también será
una consideración importante. El desarrollo de indicadores para medir el avance hacia el CPS,
componente clave del programa, seguramente involucrará análisis integrales en los cuales debe
alentarse el apoyo, al menos parcial, en mecanismos disponibles (indicadores / datos) a nivel
nacional, regional e internacional.
Proceso participativo
El CPS constituye un tema transversal de la sociedad que exige respuestas integradas y holísticas. La
participación activa de todos los grupos pertinentes (gobierno, empresas, sociedad civil) es de
importancia crucial para el desarrollo de un programa de CPS integral. Por ejemplo, las pequeña y
medianas empresas (PYMES) son una fuente esencial para el desarrollo económico en muchos
países en desarrollo y, por ello, necesitan participar en el desarrollo del programa de CPS. Esto
implica el compromiso permanente de todos los sectores interesados: desde el desarrollo del
programa hasta su implementación, monitoreo y revisión. Desde el inicio del desarrollo del
programa es necesario decidir cuánta participación es posible y necesaria, y estructurar mecanismos
para la participación, por ejemplo: mesas redondas, talleres, consultas públicas y diálogos de todos
los múltiples sectores interesados.
Los recursos financieros limitados exigirán frecuentemente un enfoque dirigido al proceso de
participación. Por lo tanto, será importante elegir con cuidado los sectores interesados clave y el
alcance de las consultas al inicio del proceso. Esto puede implicar que solamente sea posible tener
un foro de múltiples sectores interesados. Sin embargo, puede complementarse mediante
cuestionarios y otras consultas dirigidas. El proceso de participación también debe ser transparente y
lo más inclusivo posible. Los medios e Internet pueden ser herramientas útiles para ampliar las
consultas y la participación permanente del público a un costo bajo. Una vez más, podría ser útil
beneficiarse de procesos en curso tales como los Consejos Nacionales sobre Desarrollo Sustentable
(CNDS). Por ejemplo, se puede crear un subcomité de un CNDS que se centre en el programa de
39
CPS. Los pasos del Capítulo 4 suministrarán más detalles respecto del empleo de técnicas
participativas.
Proceso de movilización de recursos
Con frecuencia, movilizar los recursos necesarios es el desafío más grande para los países que
desarrollan e implementan programas de CPS. Muchas políticas de CPS generan ingresos y ahorran
recursos. No obstante, implementar un programa ciertamente puede exigir algunos recursos
adicionales. La identificación de respuestas de mutuo beneficio (gana-gana), particularmente al
principio, será importante. Al igual que será importante agrupar las políticas y los instrumentos
existentes, tales como reciclaje de residuos y las actividades vinculadas con el uso eficiente de la
energía bajo los auspicios del programa de CPS. En los casos en que sea posible, la designación de
recursos específicos para acciones nuevas y en curso es esencial y también demuestra compromiso
político y liderazgo nacional sobre CPS.
Ciertamente, el desarrollo del programa de CPS en sí puede demandar algunos recursos adicionales,
tanto financieros como de otro tipo. La mayoría de los países desarrollados y algunos países en
desarrollo pueden encontrar dichos recursos en los presupuestos y las redes ministeriales existentes.
En algunos casos, los recursos para el proceso de desarrollo del programa necesitarán ser
movilizados de fuentes tanto nacionales como internacionales. Por ejemplo, el PNUMA
efectivamente tiene varios proyectos de demostración en curso que apoyan el desarrollo de
programas de CPS. Pero es esencial asegurar la disponibilidad del apoyo nacional adecuado para el
proceso. Un Programa de CPS no es un esfuerzo estático realizado una sola vez y, por ese motivo,
no puede depender solamente de la asistencia regional o internacional. Su sostenibilidad y éxito a
largo plazo, se apoya en la gestión permanente del gobierno nacional. Reiteramos que un método
para reducir los costos inherentes al desarrollo y a la implementación del programa debe vincular el
programa de CPS con una estrategia nacional nueva o existente, como por ejemplo, el plan de
desarrollo nacional y la estrategia nacional de desarrollo sustentable.
40
Los Pasos
Paso
Paso
Paso
Paso
Paso
Paso
Paso
Paso
Paso
Paso
– Crear un grupo asesor
– Realizar la determinación del alcance o scoping
– Definir el marco institucional
– Identificar áreas prioritarias
– Definir objetivos y establecer metas
– Seleccionar políticas e instrumentos
– Obtener aprobación oficial del programa
– Ejecutar el programa
– Documentar, monitorear y evaluar
– Mantener y mejorar el programa
4
44
45
47
49
51
52
55
56
58
61
4
4. Los pasos
Los siguientes pasos son las tareas básicas que normalmente suponen la elaboración de un programa
de CPS. Los 10 pasos se dividen en cuatro fases: Planificación, Desarrollo, Implementación y
Monitoreo del programa (ver Figura 9). Representan un proceso iterativo de mejora continua que
generalmente se inserta en los planes y estrategias existentes. El modelo se construyó tomando como
base elementos provenientes de metodologías anteriores para desarrollar planes de acción nacionales
en Asia47 y de consultas con diversos expertos en CPS que han participado en la formulación de
programas nacionales. Los pasos también suponen la adhesión a los principios y los elementos de los
programas nacionales de CPS analizados en el Capítulo 3.
No debe suponerse que los siguientes pasos deberán realizarse como una secuencia rígida. En la
práctica, en algunos países con un contexto específico, tal vez ciertos pasos no sean necesarios o se
combinen con otros pasos. Determinados países pueden optar por llevar a cabo varios pasos en
forma paralela. En otros casos, será necesario agregar pasos adicionales. Como se mencionó
anteriormente, éste es un enfoque flexible para el desarrollo de un programa de CPS y las
circunstancias locales serán las que dicten el proceso final que debe seguirse. Las Guías también
serán de utilidad para los países que ya cuentan con un programa de CPS pero desean mejorar y
mantener el proceso (ver Figura 6, Capítulo 3). Los ejemplos de buenas prácticas que se incluyen a
continuación ayudan a resaltar las distintas maneras en que los países abordan cada fase del proceso.
A pesar de la flexibilidad del enfoque, hay ciertos elementos generales que se consideran cruciales
para cualquier programa de CPS. Ellos incluyen un gran nivel de consulta y comunicación activas
(entre las múltiples partes interesadas) en todas las etapas del proceso y un compromiso continuo de
vincular el programa de CPS con otras estrategias nacionales. Por ejemplo, eso puede dar como
resultado la integración total del programa de CPS en una estrategia nueva o ya existente, como por
ejemplo, una estrategia nacional de desarrollo sustentable (ENDS), un plan de acción ambiental
nacional (PAAN) o una estrategia de reducción de la pobreza (ERP).
Paso transversal – vinculación con estrategias nacionales existentes
Existen diversas formas de encarar el desarrollo y la ejecución de un programa nacional de CPS.
El programa puede integrarse totalmente dentro de una estrategia nacional existente en materia
de desarrollo sustentable o desarrollo nacional / reducción de la pobreza, institucionalizarse a
través de estrategias nacionales existentes, o bien desarrollarse como un programa
“independiente”. Es útil considerar dónde debe incluirse el programa de CPS en el marco de las
políticas nacionales de manera temprana en el proceso. La decisión acerca de cómo se
desarrollará e integrará el programa de CPS depende en gran medida de las condiciones locales.
Cada uno de los diez pasos describe el modo en que pueden considerarse y/o realizarse la
integración y las conexiones entre las distintas fases del proceso de desarrollo e implementación
del programa. Entre ellos se incluye, por ejemplo, la revisión y conexión con las acciones de
CPS incluidas en las estrategias existentes (Paso 2) y la evaluación de áreas prioritarias en las
estrategias existentes a fin de contribuir a establecer prioridades para el programa de CPS ( Paso 4).
Buenas prácticas para la integración con estrategias nacionales existentes
Francia: Siguiendo la Estrategia de Desarrollo Sustentable de la Unión Europea, Francia incluye el
CPS como uno de los siete desafíos clave de su Estrategia Nacional de Desarrollo Sustentable. El
programa de CPS se ha integrado completamente en la ENDS.
Mauricio ha destacado que el CPS es uno de los nueve objetivos incluidos en la nueva versión
preliminar del Libro Blanco sobre Política Ambiental Nacional del país.
En Senegal, la Segunda Estrategia de Reducción de la Pobreza del país incluye referencias al
programa de consumo y producción sustentables.
Los países de América Latina y el Caribe, como Argentina, Brasil, Cuba, Colombia, Costa Rica y
Ecuador, cuentan con políticas nacionales de producción limpia que incluyen algunas actividades
basadas en el consumo. Algunos de esos programas están atravesando un proceso de re-desarrollo
para convertirse en programas de CPS.
42
Figura 9: El proceso de desarrollo del programa de CPS
Paso
Paso
Realizar la determinación del
alcance o scoping
Paso
Seleccionar áreas prioritarias
Paso
Definir objetivos y establecer metas
Paso
Paso
Obtener aprobación oficial
del programa
Paso
Ejecutar el programa
Documentar, monitorear y evaluar
Paso
Mantener y mejorar
MONITOREO
Paso
IMPLEMENTACIÓN
Seleccionar políticas e instrumentos
DESARROLLO
Comunicar y consultar
Paso
Integrar / vincular con estrategias
Definir el marco institucional
PLANIFICACIÓN
Crear un grupo asesor
43
Paso
Paso 1 - Crear un grupo asesor
Existen numerosos acontecimientos que pueden señalar el comienzo del proceso de
desarrollo de un programa nacional de CPS. En algunas circunstancias, la decisión
de iniciar el proceso proviene del gobierno (de arriba hacia abajo), mientras que en
otros casos la agenda de CPS está impulsada por un organismo gubernamental o un
grupo de individuos motivados (desde abajo hacia arriba). Los debates y las
negociaciones iniciales, con frecuencia, llevan a un contexto o visión preliminar y,
en algunas oportunidades, se establecen algunas prioridades y áreas de enfoque iniciales que brindan
una dirección aunque más no sea para algunos pocos pasos siguientes del proceso. Luego, esa visión
generalmente se revisa y puede modificarse una vez realizadas las rondas de consulta y análisis. El
país también debe observar cualquier marco regional de programas sobre CPS existente (como el
Marco de Programas de 10 Años en África) para obtener asesoramiento en cuanto a la visión y las
áreas prioritarias.
1
De ser posible, un buen comienzo es establecer un comité asesor o de coordinación para administrar
el proceso. Ese grupo puede ser responsable únicamente de los primeros pasos del proceso o de todo
el proceso, desde el desarrollo hasta la ejecución, el monitoreo y la evaluación. Es importante invitar
a que formen parte del grupo a tantos organismos gubernamentales y demás partes interesadas (tales
como la sociedad civil y las empresas) como resulte práctico. Es importante contar con la
participación de instituciones clave que cumplan una función en la innovación del país. El CPS tiene
que ver con la innovación – tecnológica y social – y es importante que las empresas y las
instituciones académicas participen en el proceso. En la mayoría de los casos, el grupo asesor está
formado por entre ocho y diez personas.
La coordinación del proceso, en especial el manejo de negociaciones relacionadas con la selección
de áreas prioritarias y políticas de CPS, es un desafío considerable. Por lo tanto, en ese sentido, es
importante designar un organismo de conducción o comité de coordinación sólido. El programa de
CPS también debe entenderse como un proceso a largo plazo de mejoramiento continuo en el que
deben fomentarse triunfos accesibles y "áreas exitosas", especialmente en el corto plazo.
En muchos casos, el “paladín” inicial del programa de CPS es el Ministerio de Medioambiente. Sin
embargo, también son muy comunes los acuerdos de trabajo conjunto entre varios ministerios y,
cuando sea apropiado, deben fomentarse. De hecho, a fin de garantizar la integración de un plan de
desarrollo nacional o una estrategia nacional de desarrollo sustentable, otras instituciones líderes
podrían ser la Oficina de Presidencia o del Primer Ministro, el Ministerio de Finanzas, el Ministerio
de Planificación o una comisión especial. Sea cual fuera su cometido, el comité asesor u organismo
de conducción debe darle participación a las distintas partes interesadas, coordinar los distintos
actores involucrados y garantizar el apoyo político y financiero para el desarrollo y la ejecución del
programa.
Buenas prácticas para establecer el contexto
En noviembre de 2003, el gobierno de Finlandia designó un grupo asesor formado por múltiples
partes interesadas (llamado el Comité KULTU) para desarrollar el programa de CPS. En junio de
2005, el Comité KULTU aprobó el programa por unanimidad y dicho programa entró en vigencia en
diciembre de 2006 como parte de la estrategia de desarrollo sustentable del país.
Tailandia: creó un comité asesor sobre CPS (SCPC) formado por representantes de diversos
organismos gubernamentales y no gubernamentales para supervisar el proceso de desarrollo. Se
revisó la declaración de visión y se seleccionaron las áreas prioritarias luego de realizado un ejercicio
de determinación del alcance. El programa de CPS de Tailandia fue aprobado por el Gabinete en
junio de 2007.
Reino Unido: El Marco Gubernamental del Reino Unido para el Consumo y la Producción
Sustentables (UK Government Framework for Sustainable Consumption and Production) fue uno los
primeros programas nacionales en materia de CPS. El documento marco fue el precursor de un plan
de acción integrado de CPS que se incluyó como parte de la Estrategia de Desarrollo Sustentable
2005 del Reino Unido.
44
Paso
Paso 2 - Realizar la determinación del alcance o scoping
Una vez pasado el punto de las discusiones contextuales preliminares, es casi
imposible avanzar sin que ocurra una revisión formal de los principales problemas,
necesidades y desafíos relacionados. Comprender el CPS en el contexto local,
catalogando las políticas y actividades de CPS existentes y estudiando los vínculos
potenciales con las estrategias existentes deben ser objetivos importantes de la
revisión. La revisión provee una línea base a partir de la cual se prosigue con otras
tareas.
Existen algunos objetivos primordiales que este ejercicio de determinación del alcance debe
considerar. Dichos objetivos incluyen, entre otros, los siguientes:
Evaluación de los impactos ecológicos, económicos y sociales de los patrones de
consumo y producción posiblemente relacionados con sectores clave (por ejemplo, agua,
energía y residuos).
Aclaración de los beneficios del CPS en el contexto local.
Perspectiva general de las políticas y actividades de CPS finalizadas recientemente y en
curso, especialmente de aquéllas a nivel internacional/regional (Marcos de Programas
Regionales a 10 Años) y de aquéllas incluidas en políticas y estrategias nacionales
existentes, como Políticas de Producción Limpia/Sustentable, PAAN, ENDS o ERP.
Revisión de esos marcos de políticas nacionales con vistas a posibles conexiones y/o
integración con el CPS.
Evaluación de compatibilidad de diversos instrumentos y políticas existentes (por
ejemplo, es posible que algunas acciones tengan un impacto negativo en los objetivos de
otras acciones y que distintos organismos repitan innecesariamente algunas acciones).
Presentación de posibles interesados que deberían participar en el proceso.
Estudio de buenas prácticas relacionadas con el desarrollo del programa y las respuestas
de políticas (por ejemplo, pautas y estudios de casos desarrollados por organismos
regionales e internacionales).
Identificación y discusión de posibles áreas prioritarias/de enfoque y respuestas de
políticas.
Examen de las condiciones propicias para la ejecución del CPS en el ámbito local y de
los posibles obstáculos que se deberán vencer en el desarrollo del programa y el proceso
de ejecución.
Es posible que algunos de los componentes mencionados previamente ya hayan sido estudiados,
pero no necesariamente se haya utilizado el término CPS. Antes de comenzar con la determinación
del alcance, los países pueden buscar orientación en las organizaciones regionales e internacionales y
posiblemente examinar ejemplos de buenas prácticas de los países vecinos. Existen cada vez más
ejemplos de ejercicios de determinación del alcance para los programas nacionales (ver, por
ejemplo, el informe de determinación del alcance para el desarrollo del programa de CPS de
Mauricio
en
el
centro
de
intercambio
de
información
de
PNUMA,
http://www.unep.fr/pc/sustain/initiatives/actionplans/clearinghouse.asp). Otra información de
referencia que puede analizarse como parte de la revisión incluye los documentos internacionales y
regionales del Proceso de Marrakech, especialmente las guías, los estudios de casos, estudios
sectoriales y programas regionales de CPS (ver Capítulo 2). Los programas regionales, como el de
África, incluyen información sobre las áreas prioritarias que deben tomarse en consideración y,
posiblemente, implementadas.
Siempre que sea posible, la determinación del alcance debe realizarla un organismo independiente,
grupo asesor o grupo formado por múltiples partes interesadas creado para coordinar el proceso. Es
indispensable contar con una metodología claramente definida. El examen puede considerar la
combinación tanto de los datos cuantitativos como cualitativos de los estudios documentales, los
45
sondeos y las entrevistas de expertos en CPS, expertos en políticas, partes interesadas (tanto
empresas como organismos no gubernamentales) y el público.
Buenas prácticas para realizar la determinación del alcance o scoping del programa
Argentina: La Unidad de CPS de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable ha realizado varios
estudios preparatorios que incluyen una revisión de las políticas y los instrumentos existentes, encuestas sobre
la actitud de los consumidores y una evaluación de los estudios de casos.
El Marco de Programas sobre CPS de la República Checa fue elaborado por un grupo de trabajo presidido
por el Ministro de Medio Ambiente y adoptado por el Consejo de Gobierno para el Desarrollo Sustentable
(GSD) en 2005. El grupo de trabajo llevó a cabo investigaciones y análisis para llegar al contenido del marco.
Etiopía: realizó una serie de estudios, incluso uno que estudiaba la creación de sinergia entre los instrumentos
nacionales e internacionales y otro que exploraba cuáles eran los elementos necesarios para cumplir con los
objetivos de CPS. El Programa Marco a 10 Años sobre CPS de África sirvió como un importante punto de
partida.
46
Paso
Paso 3 - Definir el marco institucional
En base a los resultados de los dos primeros pasos, en esta etapa es importante
formalizar el marco institucional del proceso. En muchos casos, se crea un marco
institucional preliminar desde el comienzo que, por lo general, incluye un grupo de
trabajo o comité asesor. Pero en esta instancia es importante establecer las
responsabilidades del grupo y los mecanismos que se requieren para el desarrollo,
la ejecución y el monitoreo del programa. La perspectiva general del Paso 2 puede señalar ciertos
cambios adicionales en el marco contextual del programa. Por ejemplo, podrían revisarse la visión y
los objetivos originales del programa de CPS o podría tomarse la decisión de basar el programa de
CPS en una política de producción limpia existente, como en el caso de los países de América
Latina.
3
Idealmente, el marco institucional debería incluir tres componentes:
Los mecanismos de coordinación para organismos gubernamentales y otras partes
interesadas a fin de que contribuyan y participen en el desarrollo, la ejecución y el
monitoreo del programa.
El mecanismo para garantizar la participación efectiva de las múltiples partes interesadas
en todo el proceso (incluso un mecanismo de comunicación y consulta público).
La base de políticas para el desarrollo del programa nacional.
Es posible que muchos de esos elementos ya se hayan implementado debido a una decisión anterior
de establecer un grupo asesor o una fuerza de trabajo formada por múltiples partes interesadas. En
ese caso, el punto actúa como un recordatorio de que antes de seguir adelante con el proceso, es
necesario implementar una plataforma convenida.
Algunos países eligen otorgarle la responsabilidad de desarrollar e implementar el programa a un
único organismo gubernamental. En algunos casos, el Ministerio de Medioambiente puede decidir
tomar el CPS como un objetivo estratégico o un área de trabajo prioritaria y, por lo tanto, se le da
más importancia al CPS dentro del ministerio y del gobierno en su conjunto. Eso debería ayudar a
mantener el interés del ministerio en el tema y a atraer a otras partes interesadas hacia la tarea de
ejecutar y monitorear el programa. Sin embargo, es necesario fomentar la cooperación
interministerial debido a la naturaleza intersectorial del CPS. La incorporación en las funciones del
Ministerio de Finanzas también es una buena opción, dada su capacidad para garantizar que se
asignen los recursos adecuados para las acciones propuestas. Si bien eso posee ciertas ventajas, las
discusiones entre las múltiples partes interesadas deben continuar a lo largo de todo el proceso.
Buenas prácticas para formalizar un marco institucional
Brasil: Como parte de los esfuerzos para desarrollar un programa nacional de CPS, se estableció una
red nacional y se llevaron a cabo ocho mesas redondas regionales sobre CPS en 2006.
Alemania: El Ministerio Federal de Medioambiente (BMU) inició un proceso nacional sobre CPS en
febrero de 2004. El proceso comenzó con una conferencia en Berlín que contó con 280 participantes
y en dicho proceso participaron todas las partes interesadas de relevancia.
Noruega: Los planes de acción nacionales en materia de sostenibilidad (incluso CPS) se integran
como parte del proceso presupuestario nacional en el Ministerio de Finanzas y se publican
anualmente. Se consideró que esa era la mejor forma de garantizar la coherencia entre las diversas
políticas seguidas por cada departamento del gobierno.
Tailandia: Se adoptó una metodología FODA para tomar decisiones en cuanto a las acciones y
prioridades clave para el programa nacional sobre CPS.
47
No debe subestimarse la importancia de una orientación de múltiples partes interesadas. Únicamente
logrando que las partes interesadas participen mediante un proceso formalizado es posible lograr que
sus perspectivas se vean reflejadas en el proceso de toma de decisiones. Ese proceso comúnmente
incluirá consultas públicas (reuniones de grupos de representantes de los interesados y sondeos),
fuerzas de tareas y grupos de trabajo compuestos por múltiples interesados, talleres y mesas
redondas nacionales, entre otros. En el Paso 2 se deben identificar los principales interesados a los
que se dará participación. Pero es necesario que participen los representantes clave del sector
empresarial (por ejemplo, empresas que han sido líderes en sostenibilidad), de los sectores no
gubernamentales y del gobierno. Además, también deben estar representados los subsectores como
los medios de comunicación, las asociaciones industriales y el sector académico. Si se espera seguir
un enfoque sectorial (es decir, un enfoque en uno o dos prioridades clave), entonces se debe invitar a
participar a todas las organizaciones relacionadas con esos sectores. La participación pública puede
ser más que un desafío en los países en desarrollo, pero existen diversas formas de solicitarla, como
los cuestionarios y los foros públicos.
Los procesos de múltiples partes interesadas pueden encargarse de otros objetivos, por ejemplo, en el
nivel de iniciativa. Es posible que los gobiernos prefieran iniciar nuevas actividades dirigidas por
partes interesadas empresariales y no gubernamentales. Por ejemplo, las actividades sobre PYMEs
pueden provenir de talleres y mesas redondas en los que participan múltiples partes interesadas. Un
enfoque de participación continua del CPS también traerá otros beneficios a mediano y largo plazo,
como una mejor coordinación de las actividades implementadas y un monitoreo más confiable.
A menudo, la coordinación eficaz en el ámbito gubernamental es uno de los mayores desafíos,
especialmente en lo que se refiere a la ejecución (Paso 8). Por consiguiente, es importante contar con
la participación de diversos ministerios desde los comienzos del proceso. Algunos de los
departamentos gubernamentales de relevancia podrían ser el Ministerio de Consumo, el Ministerio
de Comercio, el Ministerio de Agricultura, entre otros. Esta amplia participación gubernamental
también sirve de base para debatir posibles conflictos entre las distintas políticas y actividades
implementadas por distintos ministerios y en diferentes niveles del gobierno. En la determinación del
alcance se deben identificar los posibles conflictos y las superposiciones potenciales de las
principales políticas, actividades y estrategias. Sin embargo, para la toma de decisiones en cuanto a
qué políticas o áreas prioritarias se seleccionarán será necesaria la negociación. Un enfoque
participativo es la mejor forma de hacer que los resultados negociados funcionen en el largo plazo.
Un método para llegar a resultados mutuamente aceptables para el programa es establecer un análisis
de Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas (FODA).
Relacionado con otros pasos
Paso 2
Paso 8
48
Paso
Paso 4 – Identificar áreas prioritarias
4
Es necesario determinar cuáles son las áreas prioritarias específicas. Eso puede
incluir una diferenciación entre las prioridades a corto y largo plazo. Las áreas
prioritarias pueden variar a medida que se introduzcan mejoras continuas en el
programa a lo largo de los años (por ejemplo, 5 años). Ningún país en desarrollo
tiene la capacidad de implementar la totalidad de los instrumentos y las políticas de
CPS de una sola vez. Los países en desarrollo también prefieren limitar su enfoque
a una determinada cantidad de áreas clave inicialmente. Es importante seleccionar áreas prioritarias
que es muy probable que produzcan resultados beneficiosos para todos en el corto y mediano plazo.
Existe la posibilidad de que las partes interesadas pierdan su interés en las etapas iniciales del
proceso si no ven resultados tangibles. Es probable que el público también sienta una menor
inclinación a apoyar un programa o plan de acción complejo y excesivamente ambicioso. Sin
embargo, algunos países pueden considerar que es posible realizar acciones más ambiciosas en
determinadas circunstancias. Cada país debe construir sobre la base de sus fortalezas (ventaja
competitiva), su pericia, sus necesidades, intereses y actividades en curso.
4
Sin embargo, la selección de áreas prioritarias, ante todo, debe dar respuesta a las necesidades de
desarrollo y a las condiciones específicas de cada país. Eso podría incluir, por ejemplo, el anhelo del
país de reducir la cantidad de residuos, fomentar tecnologías sustentables, mejorar el acceso a la
energía, el agua, al saneamiento o a aliviar la pobreza. Investigaciones recientes sobre los impactos
ambientales de los productos sugieren que los sectores clave (considerados como grupos de
consumo) de un país son la vivienda, los alimentos y el transporte.48 La determinación del alcance
analizada en el Paso 2 debe poner de relieve las áreas prioritarias potenciales del país. Allí deben
haberse considerado las áreas prioritarias incluidas en un marco de programas regionales existentes
sobre CPS. Existen muchas otras herramientas posibles para aplicar aquí, tales como el análisis
FODA, el análisis de gestión de riesgos, los indicadores de costos de inacción del Banco Mundial y
los estudios sectoriales nacionales, regionales e internacionales. El siguiente conjunto de preguntas
aplicadas a los resultados de la determinación del alcance puede ayudar a seleccionar las áreas
prioritarias.
¿Qué áreas han sido cubiertas por las políticas, los instrumentos y las actividades
existentes? Pueden surgir determinados patrones de enfoque del análisis del Consumo y
la Producción Sustentables (CPS) existentes y de otras iniciativas relacionadas. Por
ejemplo, en muchos países de América Latina, las políticas nacionales de producción
limpia ya se centran en muchos temas específicos del CPS. También debe tomarse en
consideración la investigación basada en las evidencias para ayudar a determinar los
sectores y las prioridades clave sobre la base de los impactos ambientales y sociales.
Buenas prácticas para seleccionar áreas prioritarias
Austria: Mediante un trabajo conjunto interdepartamental, se está elaborando un Plan de Acción
Nacional de Eficiencia de los Recursos como un elemento principal que contribuye al logro del CPS.
Las secciones relacionadas con el CPS del Plan de Acción Nacional Ambiental 2006-2009 (National
Environmental Action Plan, JaNEAP) de Jamaica le dan prioridad a la promoción de sistemas de
gestión ambiental (SGA) e iniciativas de eficiencia energética.
El plan de acción para un consumo sustentable en el hogar de Suecia (denominado Think Twice
[Piénsalo dos veces] y actualmente bajo revisión) centra su atención en tres áreas prioritarias clave:
alimentos, vivienda y transporte.
49
Paso
¿Qué áreas han sido cubiertas por políticas descontinuadas o por actividades
terminadas?
Las actividades finalizadas recientemente no deben descartarse en el análisis. Las
lecciones importantes de esfuerzos previos para promover determinadas prioridades del
CPS pueden ser de utilidad.
¿Qué áreas prioritarias han utilizado otros países con características similares?
Es necesario tomar en consideración cuáles han sido las áreas prioritarias seleccionadas
por otros países con características económicas, sociales y ecológicas similares. También
es importante comprender por qué se han seleccionado ciertas áreas prioritarias.
¿Qué áreas podrían constituir un mayor desafío para su ejecución?
Probablemente, las áreas prioritarias más críticas no siempre puedan seleccionarse en la
primera fase del programa nacional (objetivo a corto plazo) debido a las complejidades
que supone su ejecución.
¿Qué áreas importantes aún no han sido cubiertas en absoluto?
Es posible que algunas áreas prioritarias del CPS hayan sido ignoradas por completo en
el trabajo realizado hasta el momento. Posiblemente, esas áreas prioritarias sean las
menos complejas de las áreas de enfoque (por ejemplo, en algunos casos, la
minimización de los residuos).
Estas y otras preguntas deberían ser debatidas dentro del entorno establecido en los Pasos 1-3
formado por múltiples interesados. Normalmente, para poder llegar a identificar el conjunto final de
áreas prioritarias, serán necesarios un análisis minucioso y largas negociaciones. En muchos casos,
el país sólo puede llegar a establecer una o dos áreas prioritarias de corto y mediano plazo. Eso
puede deberse a limitaciones relacionadas con la capacidad o a la alineación con las prioridades
nacionales. Esto nos lleva a un punto crucial. Incluso, algunos países pueden optar por adoptar un
enfoque basado en sectores para el programa de CPS. Por ejemplo, un país puede elegir la eficiencia
energética o las compras públicas sustentables como el tema clave y primordial para el programa,
que incluya varias actividades relacionadas.
50
Paso
Paso 5 – Definir objetivos y establecer metas
5
Éste es un paso fundamental del proceso de desarrollo. Si no se cuenta con
objetivos claramente definidos y establecidos, con metas a corto, mediano y largo
plazo, será difícil monitorear y evaluar el programa. Incluir metas de fácil
comprensión también ayudará a captar la participación de varios interesados, como
el público en general. Además, las metas deben ser verificables. De ese modo,
pueden servir de base para realizar monitoreos y evaluaciones futuras del programa
(ver Paso 9). Éste es un punto clave, ya que si el gobierno y el organismo coordinador del programa
de CPS no pueden hacer un seguimiento de las metas fácilmente, tampoco pueden comunicárselas
continuamente a las partes interesadas, como el público en general. El sector empresarial y el
público en particular necesitan comprender la importancia de un enfoque estratégico del CPS tan
pronto como sea posible durante el proceso.
5
Las metas deben ser lo más específicas y realistas posible. Deben estar relacionadas con los
objetivos y se deben buscar las áreas prioritarias en el plan. Las metas pueden constituir objetivos
preponderantes para el área prioritaria en particular (por ejemplo, abandonar totalmente el uso de
bolsas plásticas de manera paulatina dentro de un plazo de dos años). También pueden ser más
específicas. Por ejemplo, un país puede establecer como meta garantizar que, para el año 2010, el 25
por ciento de los envases plásticos de los bienes de consumo se fabricarán con materiales reciclados
o biodegradables. Cada área prioritaria puede requerir diversas metas en diferentes períodos de
tiempo (por ejemplo, metas a corto, mediano y largo plazo). Por lo general, las metas que impliquen
desafíos más grandes se fijarán en períodos de mediano a largo plazo.
Siempre resulta difícil determinar y acordar las metas. Por supuesto, pueden sufrir modificaciones a
lo largo del proceso de mejora continua del programa. Como ya se mencionó anteriormente, las
metas deben ser realistas pero también deben tener un alcance que desafíe a la sociedad a hacer los
esfuerzos necesarios relacionados con el CPS. El proceso de consulta con múltiples partes
interesadas también desempeñará un papel importante en esta etapa. Las metas deben encarar la
realidad política y económica del país, así como también el método preponderante para el diseño y la
comunicación de metas nacionales. Las metas deben estar vinculadas con cualquier meta relacionada
incluida en otras políticas y estrategias nacionales y no contradecir ni repetir los objetivos y metas
ya establecidos. Durante la etapa de determinación del alcance deben haber quedado al descubierto
todos los objetivos y las metas de CPS relacionados que estén incluidos en otros planes, de modo
que pueda realizarse un proceso eficiente y eficaz de integración de todas las metas complementarias
y en disputa.
Algunos de los programas nacionales de CPS no fijan metas. Ésa es una debilidad común de muchos
de los programas examinados para el desarrollo de estas guías. Ésa es un área que puede mejorarse
en muchos de los programas existentes y en desarrollo.
Buenas prácticas para definir objetivos y establecer metas
Francia: Las metas específicas están definidas dentro de los cinco objetivos clave del plan de acción
de CPS incorporado en la Estrategia Nacional de Desarrollo Sustentable (ENDS).
El programa de CPS de Etiopía, incluido como parte de la Visión de Desarrollo Ambientalmente
Seguro de Etiopía, establece varias metas detalladas dentro de cinco áreas de enfoque clave.
El programa de CPS de Japón titulado Plan Básico para el Establecimiento de una Sociedad Basada
en el Reciclaje incluye un número de metas cuantitativas para el año 2010. Las metas están
vinculadas con indicadores verificables.
Relacionado con otros
pasos
51
Paso
Paso 6 – Seleccionar políticas e instrumentos
En esta instancia, es importante lograr un acuerdo en cuanto a las acciones a
ejecutar. Las políticas e instrumentos deben seleccionarse sobre la base de su
apoyo a los objetivos y las metas acordadas en el Paso 5. También puede ser
importante priorizar las acciones (por ejemplo, seleccionar algunas actividades
piloto iniciales) y considerar la eficacia en función de los costos de las opciones
relativas (por ejemplo, cuáles cumplirán con los objetivos y las metas al precio más
efectivo). En este punto, también puede ser útil identificar a los actores apropiados junto con las
políticas y los instrumentos.
6
Sin duda, el mix de instrumentos y políticas para el programa de CPS será muy variado. Como ya se
analizó en el Capítulo 3, no existe un modelo estratégico estándar para el CPS, ni políticas
definitivas que se utilicen en general o en sectores específicos como el del agua y la energía. Sin
embargo, queda claro que sí existen muchos instrumentos y políticas del CPS (ver Capítulo 2) y que
es necesario usar una combinación o mix de los instrumentos disponibles. Esas políticas pueden
clasificarse en diversas áreas, incluso los instrumentos económicos como los impuestos y subsidios,
las campañas de información y comunicación y las intervenciones regulatorias para apoyar, por
ejemplo, tecnologías sustentables y compras sustentables. Las políticas en materia de CPS también
deben adoptar una perspectiva de ciclo de vida completo de los productos y servicios a los que están
dirigidas. Eso se hace para ayudar a prevenir que las acciones positivas en un sentido puedan
ocasionar resultados negativos en otro sentido. El valor agregado y el aspecto crucial de un programa
nacional de CPS es reunir todas esas políticas de manera integrada y coherente.
Existen algunas condiciones sine qua non para iniciar con el proceso de selección de políticas e
instrumentos. Entre ellas se incluyen una revisión de los artículos/ estudios sobre políticas de CPS
elaborados para el ejercicio preparatorio (ver Paso 2). En muchos casos, el organismo de
coordinación inicia un artículo por separado sobre las políticas existentes y recomendadas.
Comprender las fuerzas impulsoras, las condiciones propicias y los principales obstáculos es
fundamental para lograr una selección de herramientas eficaz. Es necesario aprovechar la
investigación basada en las evidencias para garantizar la elección de las actividades de CPS más
eficaces. Será necesario evaluar detenidamente las actividades relacionadas y en curso que se
realicen en otras estrategias nacionales, como las convenciones internacionales firmadas por el país.
Es posible que algunas acciones necesarias, como las campañas de información, ya existan pero
simplemente requieran algunas modificaciones para satisfacer las demandas de los objetivos fijados.
El organismo de coordinación no tolerará que se desperdicien recursos limitados en políticas
contradictorias, ineficaces o redundantes. Otra importante condición sine qua non para la selección
de políticas es el asesoramiento de expertos en políticas del ámbito nacional, regional e
internacional. Los programas regionales sobre CPS pueden incluir ejemplos de acciones para los
países en determinadas áreas y los estudios de casos nacionales son una fuente de información
adicional sobre las políticas exitosas disponibles en materia de CPS. Por lo tanto, será necesario
determinar cualquier asesoramiento externo tomando en consideración las condiciones locales.
La adopción del mix adecuado de políticas y actividades de CPS requerirá de un análisis minucioso
y, en muchos casos, de negociación. Algunas veces, seleccionar un conjunto de actividades piloto
analizadas detenidamente para las acciones a corto plazo, podría ayudar a mantener enfocado el
programa y a obtener los recursos necesarios para estas actividades. Las organizaciones para el
desarrollo pueden ser una buena fuente de financiación para esas actividades. Con frecuencia,
existirá conflicto con respecto a cuál es la mejor forma de cumplir con un determinado objetivo o
una determinada meta. El organismo de coordinación debe tener en mente, que el simple acto de
apaciguar las preocupaciones de todas las partes interesadas mediante la selección de políticas del
menor denominador común, puede no resultar exitoso para lograr los resultados deseados de
mediano y largo plazo. Es posible que algunos interesados tengan que irse de las discusiones sobre
políticas e instrumentos de CPS sin quedar muy satisfechos con los resultados. Sin embargo, es
importante lograr el mayor equilibrio posible entre las opiniones de todas las partes interesadas y
52
Paso
trabajar en pos de resultados compartidos. Esto pone de relieve la importancia de mantener el
enfoque de múltiples partes interesadas a lo largo de estos pasos.
Este paso no sólo se ocupa de la selección final de un mix de actividades e instrumentos de políticas.
Las acciones deben estar respaldadas con consideraciones prácticas de ejecución, tales como quién
ejecutará la acción (que parte interesada o partes interesadas), quién financiará la acción
(presupuesto interno / socios externos), cómo se ejecutará (se deben explicar en detalle las acciones
específicas, así como también las conexiones con otras acciones en curso) y cuándo se ejecutará
(marco temporal / metas) (ver Paso 8).49
Como se señaló en el Capítulo 2, existen varias publicaciones y otros materiales disponibles para
ayudar a identificar y ejecutar las políticas de CPS. Por ejemplo, el PNUMA cuenta con varios
recursos de información y capacitación sobre temas específicos de CPS, como edificación y
construcción sustentable, turismo sustentable, educación y consumo sustentable, eficiencia de los
recursos, ecodiseño y publicidad y comunicación sustentables. Para obtener más información, visite
el sitio web sobre CPS de PNUMA: http://www.unep.fr/pc/. La OCDE ha llevado a cabo
investigaciones sobre políticas de consumo sustentables en particular; ver, por ejemplo, Promoción
del Consumo Sustentable: Buenas prácticas en los países de la OCDE (OCDE, 2008).50
Junto con estas acciones seleccionadas y con los objetivos y las metas a las que responden, debe
incorporarse un programa de monitoreo y evaluación en el programa más amplio de CPS. Existen
muchas formas de abordar esa tarea. En muchos casos, los programas de CPS incluyen únicamente
información limitada o nula, sobre cómo se monitorea el programa. Esta es una fase crítica del
desarrollo del programa, ya que provee una base para realizar el monitoreo continuo del mismo (ver
Paso 9). La sección puede incluir información sobre lo siguiente: quién debe realizar el monitoreo;
qué nivel de monitoreo se realizará (del proceso, contenido /productos, resultados o impactos); qué
monitoreo nacional de relevancia ya se ha realizado; y qué indicadores y mecanismos podrían
emplearse para brindar la información necesaria.
Buenas prácticas para la selección de políticas e instrumentos
República Checa: El Marco de programas sobre CPS en la República Checa explica los principios
generales y las prioridades del programa. Los Planes de Acción sobre las diversas áreas prioritarias
incluyen actividades, metas, asignación de recursos y objetivos específicos.
El programa de CPS de Finlandia incluye la visión, los objetivos y los puntos de acción en once
áreas prioritarias. Existen 73 medidas propuestas, entre las que se incluyen la creación de un centro
de servicios de eficiencia de materiales y el desarrollo de modelos fáciles de usar para evaluar los
impactos ambientales del consumo.
Mauricio está analizando dos proyectos piloto en su programa de CPS, uno sobre análisis y
presentación de informes sobre huellas ecológicas y huellas del carbono, elaborado por el Ministerio
de Medioambiente, y otro sobre anuncios televisivos sobre consumo sustentable para concienciar y
educar.
La Política Nacional sobre Producción Limpia de Colombia incluye una gran variedad de acciones
complementarias relacionadas con el consumo y la producción, entre las que se incluyen esquemas
de etiquetado ecológico, políticas de eficiencia energética y actividades de gestión de los residuos.
53
8
Guía de Capacitación sobre Políticas de Consumo Sustentable (CS) del PNUMA y
Consumers International
La guía de capacitación Consumo Sustentable Práctico, desarrollada por el PNUMA
y Consumers International en 2005, brinda asesoramiento sobre cómo identificar,
desarrollar y ejecutar algunas políticas de producción limpia y consumo sustentable.
La guía de capacitación se centra en los aspectos clave de la formulación de políticas
identificados en la sección de consumo sustentable de las Directrices de las Naciones
Unidas para la Protección de los Consumidores. Por lo tanto, cada
capítulo trata de un tema clave incluido en las Directrices de la ONU y en el informe
de Seguimiento del Progreso del PNUMA. Los temas incluidos son: instrumentos
regulatorios, campañas de información a los consumidores, testeo de productos,
diseño de productos y servicios, programas de reciclaje, normas, adquisiciones
sustentables del gobierno e indicadores de CPS. Los capítulos de las guía de
capacitación no fueron diseñados para presentar un conjunto de soluciones
exhaustivo. En cambio, ofrecen herramientas que pueden utilizarse, sobre las base de
las necesidades específicas de cada país, para fortalecer sus esfuerzos tendientes a la
implementación del programa de CPS. La guía de capacitación está disponible en
inglés, francés y español en
http://www.consumersinternational.org/Templates/Publications.asp?N
odeID=89704 . Además, se pueden consultar otros informes sobre producción
limpia y consumo sustentable en el sitio web del PNUMA en
http://www.unep.fr/en/ .
Relacionado con otros pasos
Paso 2
Paso 5
Paso 8
Paso 9
54
Paso
Paso 7 – Obtener aprobación oficial del programa
Obtener la aprobación oficial del programa es un paso que presenta muchos
desafíos comunes pero que refleja totalmente las condiciones políticas locales.
Obviamente, obtener la ratificación de un plan o programa por parte del gobierno o
de otro organismo con poder de dicisión, puede llevar un tiempo. Pero ese tiempo
puede variar enormemente. En algunos países, este tipo de programas son
aprobados por el Ministro de Medioambiente, mientras que para otros programas
se requiere su presentación ante un funcionario u organismo de mayor jerarquía (por ejemplo, el
parlamento) para su aprobación. A veces, un programa puede ser aprobado por un grupo de
ministros o un comité en lugar de someterlo a la aprobación oficial del gobierno. Incluso es posible
que sea más fácil obtener la aprobación oficial cuando el programa de CPS esté vinculado con otro
mecanismo nacional, ya sea nuevo o existente, como por ejemplo un plan nacional de desarrollo o
una estrategia nacional de desarrollo sustentable. Eso también podría provocar que se le dé mayor
importancia al programa. Siempre que sea posible, también sería preferible que el programa se
encuentre aprobado por varios ministerios, como el Parlamento o el Gabinete. Eso ayudará a cumplir
con el objetivo de integrar los temas relacionados con el CPS en todas las políticas del gobierno.
7
Será importante demostrar al organismo con poder decisión, que se ha seguido un proceso
participativo y riguroso. Los objetivos, las metas y las acciones del programa deberán concordar con
las prioridades generales del país. Por consiguiente, será fundamental hacer hincapié en las
conexiones con estrategias relevantes existentes, ya sean a nivel sectorial o macro, y definir el
carácter complementario de las acciones del programa. El programa de CPS deberá definir
claramente sus objetivos a corto, mediano y largo plazo, además de los beneficios que aportará al
país.
Cabe destacar que si no se otorga la aprobación oficial en esta etapa, será necesario realizar
modificaciones adicionales al programa antes de volver a presentarlo al organismo con poder de
decisión que corresponda. Esto podría requerir que el organismo de coordinación vuelva al Paso 3 o
el Paso 4 y siga nuevamente los pasos como corresponda.
Buenas prácticas para obtener la aprobación oficial del programa
El Plan Nacional de Desarrollo 2006-2010 de Costa Rica incluye el CPS como un objetivo
estratégico. Actualmente, el país ha desarrollado un programa nacional de CPS.
Jamaica: El programa de CPS incluido en el Plan de Acción Nacional Ambiental (National
Environmental Action Plan, JaNEAP) 2006-2009 de Jamaica fue aprobado por el Gobierno en el año
2006.
La segunda Estrategia de Reducción de la Pobreza de Senegal, que incluye referencias al Plan de
Acción Nacional sobre CPS, fue aprobado por el Primer Ministro en abril de 2006.
Relacionado con otros pasos
Paso 3
Paso 4
55
Paso
Paso 8 – Ejecutar el programa
8
Una vez obtenida la aprobación oficial, puede comenzarse con la ejecución del
programa. Es posible que algunas actividades ya hayan comenzado mientras el
programa atravesaba el proceso de aprobación. Pero en la mayoría de los casos, las
acciones no se pondrán en marcha hasta tanto no se obtenga la aprobación.
El proceso de ejecución propiamente dicho dependerá del programa mismo, así
como también de las condiciones operativas del país local. Deben seguirse, dentro de lo posible, las
medidas y los pasos propuestos en el programa. Las agencias y organizaciones responsables de la
ejecución de las actividades necesitarán tomar las medidas adecuadas, como por ejemplo redactar la
legislación, desarrollar campañas de información y llevar a cabo trabajos de investigación. Quizá
también sean necesarias las asociaciones con grupos empresariales, industriales y de la sociedad
civil. Como en cualquier programa, cuando llega el momento de ejecutar realmente las acciones,
puede ser necesario realizar algunos ajustes. Deberán realizarse todos los ajustes en lo que respecta a
la visión, los objetivos y metas del programa.
Obtener los fondos para los instrumentos de políticas y actividades identificados en el programa será
otro desafío para muchos países. Puede solicitarse que el apoyo económico provenga de mecanismos
presupuestarios internos, de apoyos externos o de donantes bilaterales (por ejemplo, agencias de
ayuda/ desarrollo). Desarrollar un programa sólido que incluya buenas asociaciones e iniciativas
externas (por ejemplo, actividades piloto) desde el comienzo seguramente ayudará a movilizar los
recursos necesarios. Los donantes bilaterales y los organismos de financiación internacional sentirán
una mayor inclinación a apoyar las actividades piloto del programa una vez que se haya ejecutado un
programa integrado y medible.
En muchos casos, el programa de CPS puede utilizarse como un medio para explorar las
oportunidades potenciales. En otras palabras, desde el comienzo del proceso de ejecución, tanto los
programas nuevos como los existentes pueden garantizar una atención especial debido al grado de
impacto que causan en el CPS. Por ejemplo, una importante iniciativa tecnológica, de negocios o de
eficiencia de recursos podría modificarse o acoplarse de manera que incorpore mejor los elementos
de CPS en sus objetivos y mecanismos de ejecución. Ver el Capítulo 6 sobre estudios de casos
nacionales para obtener ejemplos de cómo ejecutan sus programas de CPS los países seleccionados;
también se incluyen algunos de los desafíos y oportunidades con los que se han encontrado.
Galería creativa sobre comunicaciones de sostenibilidad
La base de datos internacional de PNUMA sobre campañas publicitarias
públicas y corporativas relacionadas con temas de sostenibilidad se encuentra
en línea en:
http://www.unep.fr/pc/sustain/advertising/ads.htm
La Galería es el resultado de una rigurosa selección que comenzó con la
observación de más de 40.000 avisos publicitarios. Las campañas destacadas
en esta Galería tratan asuntos relacionados con la sostenibilidad a través de
diversos temas, tonos, tipos de medios y estrategias. Algunas reflejan el
compromiso público de las empresas con cuestiones sociales y ambientales.
Otras muestran campañas de concientización de las autoridades públicas.
Algunas tienen como meta favorecer la compra de productos y servicios
ecológicos, mientras otras luchan por cambiar la actitud de los ciudadanos y
consumidores. La Galería también compila estudios de casos tomados de
publicaciones existentes de PNUMA, como Comunicando la Sostenibilidad y
Talk the Walk.
56
Paso
Junto con los esfuerzos de ejecución del programa de CPS, también podría realizarse una campaña
para comunicar los objetivos y las metas del programa. En algunos casos, puede considerarse útil
hacer que las distintas partes interesadas conozcan el programa, incluso el público en general. Esto
puede contribuir a sostener el programa de CPS (ver Paso 10). Existen diversas formas de comunicar
el programa a todos los interesados, incluso mediante una gran variedad de medios de comunicación
como la prensa, Internet, la televisión y la radio. La campaña puede estar dirigida a partes
interesadas específicas sobre temas determinados, a brindar información general sobre el programa o
a una combinación de ambas opciones.
El organismo o comité de coordinación actual debe comenzar a monitorear y evaluar el programa
desde el primer momento (ver Paso 9). También debe catalizar el apoyo del programa por parte de
todas las partes interesadas y apoyar a los actores encargados de la ejecución siempre que sea
posible.
Buenas prácticas para la ejecución del programa
El enfoque de Economía Circular de China es un programa interdepartamental que incluye acciones
tendientes a mejorar la ecoeficiencia de la producción y de las actividades complementarias de
demanda múltiple.
El programa de CPS de Finlandia, denominado Obteniendo más por menos, ha publicado estudios
sobre los impactos ambientales de distintos flujos de materiales y sectores, ha comenzado a trabajar
en un plan de acción sobre compras públicas sustentables y abrirá un centro de servicios de eficiencia
de materiales en junio de 2007.
Reino Unido: Algunos ejemplos de las medidas de CPS que se están ejecutando incluyen el
programa BREW (Business Resource Efficiency and Waste, Residuos y Eficiencia en los Recursos
de las Empresas), el Fondo de Acción Ambiental, el Programa de Transformación del Mercado
(MTP, Market Transformation Programme) y el programa Envirowise.
Relacionado con otros pasos
Paso 3
Paso 6
Paso 10
57
Paso
Paso 9 – Documentar, monitorear y evaluar
En cada etapa del proceso de desarrollo del programa, es necesario elaborar
documentación para el monitoreo, conformidad, aprendizaje e intercambio de
información. Además, a veces será necesario repetir los pasos posteriormente.
En esos casos, será importante tener a disposición la documentación existente.
El organismo de coordinación debe crear y mantener una biblioteca de
documentación sobre el proceso de desarrollo y ejecución. La información también puede ser de
utilidad para otros países que deseen aprender de las experiencias de sus vecinos.
9
El monitoreo y la evaluación del programa nacional de CPS es un paso crítico. Brinda la
rendición de cuentas de las partes involucradas y demuestra los logros del programa y el valor
que tiene el programa en sí mismo. Es necesario establecer una diferenciación clara entre el
monitoreo continuo (generalmente basado en los indicadores) y la evaluación periódica del
programa. El Capítulo 5 se centra en el monitoreo continuo de los cambios en los patrones de
consumo y producción. Es necesario que el organismo de coordinación o supervisión siga los
principios y mecanismos de monitoreo descriptos en el programa propiamente dicho (ver Paso
6). Sin embargo, también puede agregar principios nuevos si se considera apropiado o posible
realizar un monitoreo más avanzado. En esencia, la organización o las organizaciones
encargadas de realizar el monitoreo necesitan medir la función y el impacto de las actividades de
CPS y el grado de éxito alcanzado en el cumplimiento de las metas definidas.
El programa puede y debe ser monitoreado en cuatro niveles. Ellos incluyen: el proceso, los
contenidos o productos, los resultados y los impactos.51 El proceso puede monitorearse a lo
largo de todas las fases de desarrollo, así como también luego de su inicio. Los otros tres
elementos generalmente se monitorean cuando comienza la ejecución. El monitoreo es un
proceso continuo. También debe evolucionar a medida que se dispone de mejores metodologías
o datos y debe actualizarse a medida que el programa mejora continuamente. Ya que el
programa de CPS generalmente está incluido en otra estrategia nacional, como el PAAN o la
ENDS, es posible que los mecanismos de monitoreo ya estén instaurados y sólo sea necesario
redefinirlos para que reflejen los objetivos y las metas del programa. Muchos indicadores
nacionales que miden los resultados y los impactos relacionados con el CPS, como la eficiencia
energética y los índices de reciclaje, ya existen y deben utilizarse y desarrollarse más cuando sea
necesario.
Es necesario comentar que el monitoreo de los programas de CPS, especialmente en términos de
los impactos de determinadas políticas e instrumentos y su relación con los objetivos y las
metas, no es tarea fácil. No existe ningún conjunto integral de indicadores de CPS, aunque se ha
intentado brindar un marco de indicadores básicos (ver Capítulo 5 para obtener más
información). Algunos países también han realizado algunos trabajos sobre los denominados
indicadores de desvinculación (decoupling indicators) que son fundamentales para evaluar el
progreso realizado en cuanto a romper el vínculo entre el crecimiento económico y el daño
ambiental. Los impactos en todo el ciclo de vida que causan determinadas políticas en las
condiciones económicas, sociales y ecológicas de un país son difíciles de cuantificar. El otro
problema es que la información relevante es difícil de establecer. Algunos datos relevantes, entre
los que se incluyen datos sobre el uso de la energía y la generación de residuos, están
disponibles con mayor frecuencia y, por lo tanto, se puede contar con indicadores en esas áreas.
Pero lo más común, especialmente en los países en desarrollo, es que la disponibilidad de
información sea un gran impedimento para el monitoreo eficaz. Constantemente se realizan
avances relacionados con lograr la disponibilidad de los datos y desarrollar estadísticas.
Además, existen otras formas de monitorear y evaluar el programa de CPS. Entre ellas se
incluyen las siguientes:
58
Paso
Revisiones por pares nacionales: Esta forma voluntaria de monitorear un programa de
CPS posee la ventaja de poder abordar los cuatro elementos del monitoreo (Proceso,
Contenido, Resultados e Impacto). También facilita el diálogo y el intercambio de
información, pero podría ser intensivo en cuanto a los recursos y, además, un tanto
improvisado.
Revisiones internas: Una revisión realizada por las agencias de ejecución o el
organismo de coordinación podría ocuparse del progreso en cuanto a los compromisos y
el cumplimiento de metas del CPS y promover acciones futuras si no se han alcanzado
las metas. Pero si está dirigido por funcionarios gubernamentales, carece del elemento de
independencia y, generalmente, sólo informa acerca del contenido y los resultados.
Auditoría externa: Este enfoque puede contribuir a la rendición de cuentas del gobierno
en cuanto a los objetivos y las metas relacionadas con el CPS. Si la entidad auditora es
verdaderamente independiente del proceso de CPS, entonces este enfoque podría
suministrar resultados útiles. Podría ocuparse del contenido, resultados e impacto.
Revisiones parlamentarias: Los comités permanentes para la evaluación del desempeño
de los departamentos de gobierno podrían aumentar la conciencia política en cuanto a los
objetivos y las metas del CPS si pudieran llegar a todas las ramas del gobierno e iniciar
el debate. Pero el debate generalmente se produce en casos aislados y se enfoca en el
corto plazo; rara vez se toman en consideración el proceso y los impactos.
Revisiones presupuestarias: Los departamentos gubernamentales podrían rendir
cuentas de su trabajo en materia de CPS, lo cual usualmente involucra al Ministerio de
Finanzas, uno de los ministerios más influyentes. Eso también ofrece la ventaja de poder
abogar por asignaciones de recursos adicionales para las acciones en materia de CPS, lo
cual es muy importante y generalmente hace que los ministerios tomen mayor conciencia
del CPS. Pero con este enfoque no siempre pueden tomarse en consideración otras partes
interesadas y rara vez se toman en consideración el proceso, los resultados y los
impactos. Además, en la actualidad, también es difícil lograr la participación de los
ministerios de finanzas en el CPS.
Monitoreo basado en indicadores: Como se mencionó anteriormente, el monitoreo
cuantitativo y basado en indicadores podría ser riguroso si los indicadores también
están vinculados con las metas (ver Paso 5). Este enfoque también podría permitir una
visión a largo plazo si se incluyen indicadores intergeneracionales. Por lo general, los
conjuntos de indicadores de CPS existentes toman en consideración los resultados y los
impactos. Los indicadores pueden ser herramientas poderosas de monitoreo y
elaboración de informes, especialmente en el ámbito público. Es difícil ponerse de
acuerdo en cuanto a los indicadores, aun cuando existen algunos conjuntos de
indicadores de CPS disponibles.52 Alguno elementos del CPS son difíciles de medir y,
generalmente, la confiabilidad y disponibilidad de los datos son una preocupación (ver
Capítulo 5 para obtener más información acerca de los indicadores de CPS).
Monitoreo público/local: También se emplean otras técnicas para el monitoreo del CPS,
como las huellas ecológicas y las medidas de sostenibilidad locales. Ese tipo de modelos
cualitativos y cuantitativos podrían suministrar información de todas las localidades y
regiones, lograr la participación de muchas partes interesadas y establecer vínculos entre
ellas, y fomentar un ambiente transparente y participativo. Pero usualmente, el enfoque
se centra en aspectos específicos del CPS y está localizado y, además, no está
relacionado específicamente con los objetivos y las metas del programa. Este enfoque
podría tomar en consideración el contenido, los resultados y los impactos.
59
Paso
Monitoreo internacional: Una organización internacional adecuada, con
responsabilidades en cuanto al CPS, u otra entidad independiente pueden llevar a cabo
un monitoreo a nivel regional o internacional. Por ejemplo, se podría solicitar a los
gobiernos que brinden información sobre su programa de CPS cada dos años. Este
enfoque crea presión entre pares, promueve los conceptos de CPS y, además, los
informes pueden utilizarse para apalancar las acciones en el ámbito nacional. Pero, con
frecuencia, el enfoque no es lo suficientemente riguroso, lo cual significa que debería ir
más allá del análisis de un simple cuestionario. Este enfoque podría tomar en
consideración el contenido, los resultados y, en algunos casos, los impactos.
Monitoreo de las ERP, las ENDS y otras estrategias existentes: Un tema común de
estas guías ha sido la vinculación con otros procesos ya existentes en el país. Lo mismo
sucede con el monitoreo. Generalmente, las estrategias nacionales como las PAAN,
ENDS y ERP que incluyen elementos de CPS también incluyen algunos enfoques
relacionados con el monitoreo. Éstos deben tomarse en cuenta cuando se realiza el
monitoreo del programa de CPS. Eso contribuirá al ahorro de tiempo y recursos. Pero, a
menudo, los informes no se centran en absoluto en las metas del programa de CPS y se
elaboran teniendo en cuenta objetivos específicos (por ejemplo, necesidades de los
donantes). Este enfoque podría tomar en consideración el contenido, los resultados y los
impactos. 53
Con una combinación de algunos de los enfoques mencionados anteriormente, probablemente se
lograrían los resultados más deseables. Es difícil determinar si un enfoque es mejor que otro. Lo que
sí es seguro es que resulta improbable que la utilización de un solo método sea lo adecuado.
También pueden existir otros enfoques que los países pueden encontrar útiles. En esencia, cada país
debe determinar por sí solo cuál es el marco de monitoreo preferido para su programa de CPS. Los
países deben realizar su propia evaluación en lo que respecta a la adecuación y efectividad de
realizar el monitoreo del programa como parte de los primeros pasos (ver Paso 5 y Paso 6).
Comunicar los resultados a todas las partes interesadas involucradas en el proceso y al público en
general es un tema clave y primordial. En la medida de lo posible, los resultados del monitoreo
continuo mediante el uso de los indicadores de CPS pueden publicarse en los sitios web
gubernamentales, o bien ponerse a disposición en folletos breves que tengan por objeto aumentar la
concienciación.
Buenas prácticas para la documentación, el monitoreo y la evaluación
Japón: El Plan Fundamental para el Establecimiento de una Sociedad Segura en cuanto al
Ciclo de los Materiales requiere que el Consejo Central de Medio Ambiente examine anualmente
el progreso de las medidas específicas y, de ser necesario, aconseje al gobierno garantizar la
implementación continua del plan. A esos efectos, el Gobierno suministra los datos necesarios al
Consejo Central de Medio Ambiente.
Noruega: El monitoreo del programa forma parte del proceso continuo que controla todos los gastos
del gobierno y la implementación de las políticas. Además del examen riguroso del Parlamento, la
oficina de auditoría independiente, Riksrevisjonen, tiene la capacidad de investigar si los fondos se
han utilizado adecuadamente y si las declaraciones de las políticas presupuestarias coinciden con el
uso real de los fondos asignados a tales efectos, y de hecho ejerce dicha capacidad.
Reino Unido: El monitoreo y la evaluación se llevan a cabo a través del Departamento de Medio
Ambiente, Alimentación y Asuntos Agrarios (DEFRA), que cuenta con un programa conjunto con el
Departamento de Negocios, Empresas y Reforma Normativa en materia de CPS. En la
documentación del programa se incluyen los mecanismos. Para contribuir a la evaluación del
progreso en materia de CPS, también se ha desarrollado un conjunto de indicadores de CPS para
evaluar el progreso realizado en cuanto a romper el vínculo entre el crecimiento económico y el daño
ambiental.
Relacionado con otros pasos
Paso 5
Paso 6
60
Paso
Paso 10 – Mantener y mejorar el programa
10
Desde el comienzo del proceso, se deben establecer mecanismos para garantizar
que el programa de CPS sea un proceso continuo y no un esfuerzo estático para
elaborar un plan. En la documentación original puede incluirse un cronograma
de actualización del programa. Pueden considerarse actualizaciones oficiales cada
dos a cinco años, con la introducción de mejoras regulares y continuas al programa
durante el período en el cual transcurra.
Sin embargo, para mantener el programa, el simple hecho de establecer un cronograma de
actualización del mismo no basta. Es necesario que el organismo de coordinación y las agencias de
ejecución fomenten constantemente el interés en el programa y en sus diversas acciones. Esto puede
lograrse de varias maneras. Entre ellas se incluyen las siguientes: reuniones continuas entre múltiples
interesados para informar acerca del progreso y debatir sobre posibles mejoras; campañas de
información y comunicación continuas dirigidas a todas las partes interesadas, incluso al público en
general; e intentos continuos por parte del organismo de coordinación para garantizar financiación
adicional y el apoyo político del programa por parte de otros interesados, incluso del gobierno. En
muchos países, la participación de las empresas e industrias resulta efectiva. También debe existir
una cultura de “capturar el momento” en el programa de CPS. Por ejemplo, si un importante
minorista muestra un repentino interés en el CPS, los gerentes del programa deben actuar y
maximizar el impacto de la iniciativa de la empresa en el país. Sin embargo, a fin de movilizar
eficazmente el apoyo de “la sala de juntas”, será necesario que el programa de CPS demuestre
resultados tangibles.
Por consiguiente, es esencial informar el progreso con transparencia. Si los interesados pueden ver
un cumplimiento continuo de las metas acordadas, resultará más simple conseguir apoyo para
continuar mejorando y ampliando el programa. Deben comunicarse correctamente indicadores
simples pero confiables para medir el progreso hacia el CPS, así como también otras herramientas de
monitoreo, y estos indicadores y herramientas deben estar claramente vinculados al programa de
CPS.
Siempre que se considere necesaria la actualización del programa, el organismo de coordinación
tendrá que repetir muchos de los pasos explicados anteriormente. Existen varias razones por las
cuales el programa necesitará una actualización a fondo. Entre ellas se incluyen: un cambio en el
liderazgo político del país, revisiones basadas en los mecanismos y marcos temporales identificados
en el programa en curso y cambios importantes en las condiciones sociales, económicas y
ambientales del país. Es posible que en alguna etapa, debido a las complejidades de la agenda de
CPS, las acciones de desarrollo del programa requieran el reinicio desde los Pasos 1-3. Pero es muy
probable que las iniciativas de actualización del programa comiencen desde el Paso 4 o el Paso 5
Buenas prácticas para mantener y mejorar el programa
.
Cuba: Al final de cada año, todos los ministerios involucrados en la ejecución de la Estrategia
Nacional de Producción Limpia, que incluye las actividades complementarias de consumo y
producción, informan el progreso realizado y el plan de acción para cumplir con los objetivos de la
estrategia, una vez que ha sido revisado.
Finlandia: Una red informal proveniente de distintos ministerios hace un seguimiento de la
ejecución del programa de CPS. La intención es realizar una evaluación que sirva de base para la
revisión del programa una vez trascurrido un período de cinco años (2010).
Japón: El Gobierno está en el proceso de revisar y modificar el Plan Fundamental. El nuevo
plan debería estar terminado para principios de 2008.
61
5
Indicadores de CPS
Introducción
¿Qué son los indicadores de CPS?
Principios para el desarrollo de indicadores de CPS
Perspectiva general de los grupos de indicadores de CPS
Conclusiones y recomendaciones
64
64
65
67
74
5
5. Indicadores de CPS
Introducción
El capítulo anterior describe la importancia de emplear técnicas de monitoreo y evaluación
apropiadas para programas de CPS. El monitoreo basado en indicadores es una de las formas
más efectivas de monitoreo y evaluación (ver el Paso 9).
Los indicadores son valiosas herramientas para el seguimiento del progreso en el
establecimiento de prioridades y metas. Los indicadores cuantitativos pueden ayudarnos a
evaluar si nos estamos acercando o alejando de los patrones de consumo y producción
sustentables. Los indicadores cuantitativos se pueden utilizar generalmente para monitorear los
resultados y los impactos, pero no el proceso ni el contenido del programa de CPS. También aportan
responsabilidad y transparencia pública para la implementación del programa.
Sin embargo, los indicadores efectivamente tienen ciertas desventajas. Medir algunas de las
dimensiones relacionadas con el CPS, particularmente los elementos sociales e internacionales,
es difícil; además, la confiabilidad y la disponibilidad de los datos es una preocupación
frecuente. A veces, también es difícil lograr un consenso respecto de los indicadores correctos
que se deben utilizar.
Este capítulo aborda algunas de estas preocupaciones detallando varios principios clave para la
elección de buenos indicadores. También destaca algunos grupos de indicadores de CPS como
ejemplo, con un debate sobre las fortalezas y las debilidades que conllevan. Este capítulo incluye
algunas recomendaciones para trabajos futuros sobre los indicadores de CPS. Se concentra en el
campo de indicadores cuantitativos de CPS. Los cálculos cualitativos de cambio son la vía
principal para evaluar nuestro progreso, y contar con indicadores cuantitativos se está tornando
cada vez más importante para la elaboración de políticas.
Este capítulo se ha inspirado en el trabajo continuado que lleva a cabo el Centro Temático para
la Gestión de Recursos y Residuos de la Agencia Europea de Medio Ambiente como
preparación para la elaboración de un nuevo grupo de indicadores de CPS para la UE.
¿Qué son los indicadores de CPS?
Un indicador es un número o proporción (un valor de una escala de medición) derivado de una
serie de hechos observados que pueden describir el estado de un fenómeno y/o revelar los
cambios relacionados como una función de tiempo.54 Los indicadores son totales de datos sin
procesar y procesados que nos ayudan a cuantificar y simplificar los fenómenos y a comprender
realidades complejas.55 También son una herramienta importante para estimular el debate y
centrar la atención, en este caso en el CPS. Frecuentemente se ignora aquello que no se mide.
Los indicadores de CPS pueden indicar el progreso o la falta de progreso respecto de objetivos
específicos del programa de CPS. También pueden indicar si los patrones de consumo y
producción de una sociedad se están tornando más sustentables y, por tanto, generando un
desarrollo más equitativo y sustentable. En tal sentido, los indicadores de CPS están
estrechamente ligados a grupos más amplios de indicadores de medio ambiente y desarrollo
sustentable, incluso a la reducción de la pobreza.
64
Principios para el desarrollo de indicadores de CPS
Como se observa en el Capítulo 4, el monitoreo del programa está en curso. El monitoreo del
programa debe avanzar en la medida que se encuentren disponibles mejores metodologías y
datos. Lo mismo sucede con el proceso de desarrollo de indicadores de CPS.
Los indicadores de CPS generalmente deben tener en cuenta temas sociales, económicos,
ambientales, internacionales y, en ocasiones, institucionales. Es importante considerar primero
quienes son los usuarios finales de los indicadores ya que esto afectará el marco definitivo (es
decir, funcionarios de gobierno y público en general). También debe tenerse en cuenta la
estrategia para comunicar los resultados de los indicadores al inicio del proceso de desarrollo.
Los programas de CPS incorporados dentro de otras estrategias nacionales tales como las
estrategias de desarrollo nacional sustentable y los planes de desarrollo nacionales generalmente
utilizarán los modelos de indicadores y los criterios de selección existentes. Se debe tener en
cuenta que los indicadores de CPS con frecuencia también se integrarán al plan de desarrollo
nacional o a la estrategia de desarrollo sustentable sin que exista un programa sobre CPS
totalmente desarrollado. Esos indicadores se pueden utilizar para ayudar a medir el avance hacia
diversos objetivos nacionales, incluso el alivio de la pobreza, el desarrollo sustentable y el CPS.
Algunos de los principios clave para el desarrollo de los indicadores de CPS incluyen:56
Enlace a los grupos existentes de indicadores
Los indicadores seleccionados para medir el avance hacia el CPS también deben estar alineados
con los marcos de indicadores nacionales existentes (el trabajo de enlace entre el CPS con las
iniciativas nacionales existentes es un principio preponderante de estas guías). Con frecuencia,
los indicadores para el CPS se incorporan a grupos más amplios de indicadores de desarrollo,
reducción de la pobreza, ambientales o de desarrollo sustentable. A veces los indicadores de
CPS serán un subgrupo de indicadores nacionales más amplios o estarán intercalados dentro de
ese marco. Si están totalmente integrados, deben ser al menos identificables como indicadores
de CPS de modo que se pueda efectuar el seguimiento del avance hacia los objetivos de CPS.
Los responsables de la elaboración de la política de CPS también deben utilizar los indicadores y
relacionarlos tanto como sea posible a (grupos de) políticas específicas de CPS.
Desarrollo de un marco integral
Es importante ocuparse de la forma en que los indicadores se organizarán dentro del marco. Se
dispone de muchas metodologías para clasificar los indicadores de CPS en categorías. Éstas
incluyen el uso del modelo Fuerza Motriz - Presión - Estado - Impacto - Respuesta (DPSIR,
Driving-Force-Pressure-State-Impact-Response) 57 o de la clasificación por área temática o tema
más importante. El modelo DPSIR es el marco general para organizar la información y preparar
los informes acerca del estado del medio ambiente cubriendo las fuerzas motrices, las presiones,
el estado del ambiente, los impactos y las respuestas. Diversas organizaciones como por
ejemplo la Agencia Europea de Medio Ambiente (EEA) y el PNUMA utilizan el modelo DPSIR
para preparar informes sobre el medio ambiente.58 Por ejemplo, los indicadores de la Perspectiva
del Medio Ambiente Mundial del PNUMA suministran una visión general de los principales
acontecimientos relacionados con el medio ambiente durante las tres décadas pasadas y la forma
en que los factores sociales, económicos y otros han contribuido a los cambios que han tenido
lugar.59 Sin embargo, el modelo DPSIR generalmente no se utiliza para grupos de indicadores de
desarrollo sustentable dado que los indicadores pueden describir, simultáneamente, fuerzas
motrices, presiones, estado, impactos o respuestas para las cambiante dimensión del desarrollo
sustentable.
Tomar una decisión respecto del nivel de adición de los diversos indicadores, es otra
consideración importante. Los indicadores adicionados pueden ofrecer un cuadro más claro
acerca de hacia donde va el país en conjunto respecto del CPS. Los indicadores desagregados
65
relacionados con determinados temas y sectores pueden llevar mayor peso metodológico. Sin
embargo, pueden haber resultados confusos cuando algunos indicadores se mueven en una
dirección y otros, en otra. Con frecuencia, la mejor opción es encontrar el equilibrio entre
indicadores agregados y desagregados.60
Los indicadores cuantitativos son solamente una herramienta para medir el avance hacia el CPS,
tal como se ha destacado anteriormente. Por lo tanto, no siempre se puede contar con que
representen la totalidad de los antecedentes del CPS. Una parte importante del desarrollo de
indicadores de CPS es ser franco y honesto sobre las limitaciones y las incertidumbres de los
diferentes indicadores.61 También es útil suministrar explicaciones detalladas de cada indicador
de forma tal que no sean comprendidos erróneamente ni utilizados en forma inadecuada.
Selección de los indicadores correctos
Que un indicador sea útil o no, depende muchísimo del contexto. Por ejemplo, el uso de
productos etiquetados como ecológicos es una medida importante para muchos países de
Europa, pero aún tiene una importancia limitada en África y en Asia. Es necesario un proceso de
selección cuidadoso para determinar qué es un indicador relevante en un contexto determinado.
Durante ese proceso se seleccionan los indicadores según las condiciones específicas del
contexto y los criterios de selección generales.62 Existen numerosas consideraciones que deben
tenerse en cuenta al acordar los criterios que ayudarán a seleccionar los indicadores apropiados.
Factores tales como audiencia meta, compatibilidad con la investigación científica y tolerancia
para las diferencias culturales y nacionales se cuentan entre los asuntos en cuestión.63 Como se
estableció en el Capítulo 4, los indicadores de resultados e impactos son generalmente más
difíciles de desarrollar, pero pueden ayudar a lograr resultados más tangibles.
Se han desarrollado varios grupos diferentes de criterios para seleccionar los indicadores de CPS
para un determinado marco64. Como regla general, los indicadores de CPS deben:
Estar bien fundados conceptualmente
No ser complicados y ser atractivos
Basarse en objetivos, si es posible
Concentrarse en principios de CPS aceptados internacionalmente
Ser limitados en cantidad y adaptables a los futuros cambios
Admitir la inclusión de todos los recursos clave y los grupos de consumo
Ser realistas respecto de la disponibilidad de datos y su calidad asociada.65
Definición de metas absolutas o direccionales
Definir la meta respecto de la cual el indicador debe medir el avance no es una tarea fácil. Eso
ocurre porque hay pocas metas concretas o absolutas relacionadas con el CPS que definan los
límites cuantificables o los plazos necesarios.66 Como medida alternativa, podrían utilizarse
metas direccionales o metas políticas que al menos apunten a medir si nos estamos acercando o
alejando de la sostenibilidad. Al establecer metas respecto de políticas específicas, los
indicadores pueden medir la efectividad de las políticas para alcanzar dichas metas.67 Las metas
políticas posibles incluyen aquéllas relacionadas con las emisiones de gases de efecto
invernadero (metas nacionales del Protocolo de Kyoto) y con el consumo de recursos (por
ejemplo, en países de la UE). Sin embargo, cumplir con esas metas políticas no garantiza que se
logrará un CPS pleno. De hecho, en los casos en que se mide la distancia a la meta respecto de la
política, solo será posible mostrar tendencias direccionales respecto del CPS.68 También, es la
razón por la cual es necesario el uso de una amplia gama de indicadores de CPS para mejorar la
información sobre el avance hacia el CPS. Los Objetivos de Desarrollo del Milenio de las
Naciones Unidas y otros compromisos políticos internacionales también pueden ofrecer una
base para algunos indicadores de CPS.
66
Perspectiva general de los grupos de indicadores de CPS
La encuesta Seguimiento del progreso del PNUMA-CI, 2002, sobre la implementación de
políticas nacionales de consumo sustentable, dio como resultado que más de la mitad de los
gobiernos encuestados no habían medido intencionalmente el avance hacia el consumo
sustentable. Fue una de las áreas de acciones más débiles revisada. Desde entonces, la
proliferación de programas nacionales integrados de CPS ha conllevado el aumento de los
esfuerzos para medir el avance hacia el consumo y la producción sustentables, lo cual ha llevado
al desarrollo de indicadores nacionales de CPS.
Varias organizaciones internacionales, así como también un grupo de gobiernos europeos, han
desarrollados grupos de indicadores de CPS, la mayoría como parte de grupos más amplios de
indicadores para el medio ambiente y el desarrollo sustentable. En estos casos, los indicadores
de CPS comprenden, frecuentemente, sólo aquellos indicadores que no tienen importancia
respecto a otros temas de desarrollo sustentable tales como agricultura, energía y transporte.
Esto da como resultado generalmente que el grupo de indicadores de CPS quede limitado en su
alcance a algunos indicadores de excedentes que comprenden flujos de materiales, indicadores
de ecoeficiencia específica de un sector e indicadores basados en el consumo (es decir, ventas de
bienes con ecoetiquetas). Sin embargo, algunos grupos se esfuerzan en enlazar todos los
indicadores relacionados con el CPS, a través de varios temas en grupos de indicadores
nacionales más amplios a fin de lograr conclusiones más completas respecto del avance hacia el
logro de CPS (por ejemplo, ver a continuación el grupo de indicadores de CPS del RU).
Varios países en desarrollo también utilizan algunos indicadores relacionados con el CPS en sus
planes de desarrollo o de medio ambiente nacionales, sin referirse a ellos necesariamente como
tales. Incluyen indicadores relacionados con la energía y la eficiencia relacionada con el agua y
la preparación de informes sobre sistemas de gestión ambiental. Las actividades piloto en varios
países como por ejemplo Mauricio e Indonesia incluirán la tarea de desarrollar grupos de
indicadores de CPS ligados al programa nacional en curso.
Los grupos existentes incluyen generalmente indicadores para medir resultados e impactos pero,
en general, no para monitorear procesos y contenidos de las estrategias (ver el Paso 9, Capítulo
4). Muchos de los grupos de indicadores, sin embargo, incluyen también indicadores de
desvinculación. Algunos ejemplos de los grupos existentes de indicadores de CPS se incluyen a
continuación:
Comisión sobre el Desarrollo Sustentable de las Naciones Unidas
El tercer grupo revisado de indicadores de la Comisión sobre el Desarrollo Sustentable, fue
finalizado en el año 2006 por un grupo de expertos en indicadores de países en desarrollo y
desarrollados y de organizaciones internacionales.69 Consiste en un grupo de 50 indicadores
básicos, que son parte de un grupo más grande de 96 indicadores de desarrollo sustentable. El
grupo incluye 13 temas importantes, incluyendo uno sobre el CPS. Los Objetivos de Desarrollo
del Milenio de las Naciones Unidas son la base para muchos de los demás temas.
El grupo de indicadores incluye 12 sobre CPS, dentro del marco del tema ‘patrones de consumo
y producción’. Otros 34 indicadores de otros temas se caracterizan por estar ligados al CPS.
Esencialmente, todos los indicadores de la Comisión sobre Desarrollo Sustentable, incluso
aquellos dedicados al CPS, están ‘direccionados’ (en el sentido de que los cambios en los
valores pueden considerarse positivos o negativos, según el tema que se evalúe y las
circunstancias en el ámbito nacional) y tienen el potencial de estar ligados a la política a nivel
nacional.
67
Subtema
Consumo de
materiales
Uso de la
energía
Patrones de consumo y producción (figura 10)
Indicador básico
Otro indicador
Intensidad de materiales de la
economía
Consumo doméstico de
materiales
Consumo de energía anual, total y
por categoría de usuario principal
Proporción de fuentes de
energía renovable en el uso
total de la energía
Intensidad del uso de la energía,
total y por actividad económica
Generación y
gestión
Generación de residuos peligrosos
Generación de residuos
de residuos
Tratamiento y disposición de
residuos
Gestión de residuos
radioactivos
Cuota modal* del transporte de
pasajeros
Cuota modal* del transporte
de carga
Transporte
Intensidad de energía de
transporte*
Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE)
La OCDE desarrolló un grupo de indicadores de consumo doméstico sustentable en 1999. 70 Se
enfatiza el consumo doméstico y gubernamental final en los países desarrollados (opuesto al
consumo y producción intermedios, que quedan a cargo de las empresas). También se concentra
en el pilar ambiental de la sostenibilidad.
Existen tres temas predominantes en este marco: i) tendencias y patrones sectoriales de
importancia ambiental; ii) interacciones con el medio ambiente; y iii) aspectos económicos y
políticos. Los temas sobre indicadores específicos incluyen tendencias económicas, uso de
recursos y aspectos comerciales. El marco incluye un total de 45 indicadores; se incluyen unos
pocos ejemplos a continuación. La OCDE está preparando actualmente un nuevo informe sobre
indicadores de consumo sustentable. El informe estará disponible hacia fines de 2007.
En el año 2002, la OCDE también desarrolló un marco detallado de 31 indicadores de
desvinculación que abarcan una amplia gama de asuntos ambientales.71
68
Tema
Patrones de consumo doméstico sustentable (Figura 11)
Tema del indicador
Tendencias y patrones de
consumo significativos desde
el punto de vista ambiental
Tendencias económicas
Por ejemplo: Nivel y tendencias del gasto en consumo final privado
Tendencias sociodemográficas
Por ejemplo: Población urbana versus rural en 1000 habitantes, y como
% de la población total
Las tendencias específicas del sector incluso, transporte,
turismo y consumo de bienes duraderos y no duraderos
Interacciones entre consumo
y medio ambiente
Por ejemplo: Duración promedio de la vida útil de un producto, por
grupos de producto seleccionados
Aire
Por ejemplo: Emisiones atmosféricas del transporte de pasajeros (como
proporción de las emisiones totales, y las intensidades relacionadas en kg
per cápita o km por pasajero y km por vehículo)
Residuos
Por ejemplo: Tasas de reciclaje de residuos (papel, vidrio, baterías,
botellas de PVC, metales, otras corrientes de residuos)
Agua
Por ejemplo: Las descargas de aguas residuales domésticas
Ruido
Por ejemplo: Población nacional expuesta a niveles de ruido de diversas
fuentes
Tierra y biodiversidad
Aspectos económicos y
políticos
Por ejemplo: Urbanización: Tierra cubierta por desarrollos urbanos en
km2 y como % del área total de tierra
Instrumentos reglamentarios
Sin indicadores propuestos en esta etapa
Instrumentos económicos
Por ejemplo: Tasas impositivas sobre el uso de recursos naturales
comparadas con las tasas impositivas sobre los servicios
Instrumentos informativos/sociales
Por ejemplo: Productos con ecoetiquetas: Proporción de compra de
productos con ecoetiquetas / compra total de bienes de consumo (%)
Aspectos comerciales
Por ejemplo: Proporción entre bienes importados y producidos localmente
en el consumo doméstico
Comisión Europea (CE)
Eurostat, la oficina de estadísticas de la Comisión Europea, ha desarrollado un grupo de
indicadores de desarrollo sustentable. Los indicadores están ligados a la Estrategia de Desarrollo
Sustentable de la UE. La estrategia, adoptada por el Consejo Europeo en Gotemburgo en junio
de 2001 y renovada en junio de 2006, apunta a conciliar el desarrollo económico, la cohesión
social y la protección del medio ambiente. Monitorear el progreso hacia esta meta predominante
es una parte esencial de la Estrategia.
El marco de indicadores incluye 10 temas que reflejan las prioridades más importantes del
desarrollo sustentable. El consumo y la producción sustentables son uno de esos temas. Otros
indicadores de CPS se incluyen en muchos de los otros temas.
69
Nivel 1
1. Productividad de los
recursos
Indicadores contextuales
Patrones de consumo y producción (Figura 12)
Nivel 2
Nivel 3
Subtema: Uso de recursos y residuos
2. Residuos municipales
3. Componentes del consumo
generados
doméstico de materiales
4. Consumo doméstico de
materiales por material
5. Tratamiento de residuos
municipales, por tipo de
método de tratamiento
6. Generación de residuos
peligrosos, por actividad
económica
7. Emisiones de substancias
acidificantes por sector fuente
8. Emisiones de precursores
del ozono por sector fuente
9. Emisiones de material
particulado por sector fuente
Subtema: Patrones de consumo
10. Consumo doméstico de
11. Consumo de energía final
electricidad
por sector
productos alimenticios por
habitante
13. Tasa de motorización
Subtema: Patrones de producción
14. Empresas con un sistema
15. Adjudicación de
de gestión ambiental
ecoetiquetas por productos
16. Área bajo compromiso
agroambiental
17. Área bajo régimen de
cultivo orgánico
18. Índice de densidad de
ganado
Cantidad de viviendas
Gasto doméstico por habitante,
por categoría
En Europa, existen algunas otras iniciativas de indicadores de CPS en curso, llevadas adelante
por varios institutos de investigación e instituciones públicas. El estudio preparado por
Spangenburg y Lorek (2001) propone un marco de indicadores que puede ser utilizado por los
hogares y los diseñadores de políticas.72 Presenta indicadores de construcción y vivienda,
alimentos y transporte. Los indicadores son para hogares de países desarrollados. Existen
también otras iniciativas de indicadoras fundadas por la Comisión Europea que son importantes
en la agenda de indicadores de CPS. Entre ellas, se incluyen iniciativas sobre indicadores
fundados en el ciclo de vida para el consumo y la producción sustentables en la Unión
Europea73 e indicadores de ecoinnovación para Europa74. Además, el Centro Temático para la
Gestión de Recursos y Residuos de la Agencia Europea de Medio Ambiente está trabajando
sobre un nuevo grupo de Indicadores de CPS para Europa.
Iniciativas a nivel nacional
Varios países han desarrollado y utilizado indicadores para CPS. Esa tarea incluye esfuerzos
para desarrollar marcos completos de indicadores de CPS e indicadores individuales
relacionados con el CPS como parte de marcos más amplios de indicadores para la economía y
el desarrollo sustentable.
Las organizaciones de investigación también han trabajado en
indicadores de CPS (por ejemplo: la Sociedad de Tecnología no Tradicional, Japón).75 A
continuación, analizaremos brevemente dos iniciativas como ejemplo.
Reino Unido
Se ha desarrollado y consultado un grupo de indicadores de desarrollo sustentable como parte de
la estrategia de desarrollo sustentable del Reino Unido.76 Representan las cuatro prioridades de
ese país, incluyendo el CPS. Actualmente existen 25 indicadores de CPS y el Gobierno está
llevando cabo el proceso de actualizar su grupo de indicadores de CPS.
70
Tema del indicador
Consumo y producción sustentables (Figura 13)
Tema del indicador
Emisiones de gases de efecto invernadero
Residuos
Emisiones de dióxido de carbono por parte
de los usuarios finales
Residuos domésticos por persona
Por ejemplo, meta conforme al Protocolo de Kioto y
emisiones de CO2, 1990 a 2012
Por ejemplo, emisiones de CO2 de los sectores
doméstico, de la industria y del transporte (excepto
la aviación y navegación internacional), 1990 a
2005.
Por ejemplo: Producción de residuos por sector, 1998-9 a
2002-3
Por ejemplo, Reciclaje o compostaje, 1991.2 a 2005-6
Emisiones de la aviación y de la
navegación
Sector agrícola
Uso doméstico de energía
Reciclaje del suelo
Transporte terrestre
Reservas pesqueras
Por ejemplo, gases de efecto invernadero
provenientes de los contenedores de combustible de
aviación y navegación, 1990 a 2005.
Por ejemplo, Emisiones domésticas de CO2,
consumo doméstico de energía y gasto doméstico,
1990 a 2005.
Por ejemplo, emisiones de CO2, NOx, PM10
proveniente del transporte terrestre y Producto
Interno Bruto, 1990 a 2005
Automóviles privados
Por ejemplo, insumos fertilizantes, población avícola en
zonas de labranza, emisiones y producción de amoníaco y
metano, 1974 a 2006.
Por ejemplo, Nuevas viviendas construidas en tierras
previamente urbanizadas o a través de conversiones, 1990
a 2006
Por ejemplo, sostenibilidad de las reservas pesqueras
alrededor del Reino Unido, 1998 a 2005
Emisiones de contaminantes del aire
Por ejemplo, Emisiones de CO2, de automóviles
privados, kilómetros-automóvil y gasto doméstico,
1990 a 2005.
Por ejemplo, Emisiones de NH3, NOx, PM10 y SO2 y PIB,
1990 a 2005
Por ejemplo, emisiones de CO2, de vehículos de
carga transportada y Producto Interno Bruto,
1990 a 2005
Por ejemplo, ríos de buena calidad biológica, 1990 a
2005
Carga terrestre
Calidad de los ríos
Sector manufacturero
Crecimiento económico
Sector de servicios
Productividad
Sector público
Inversiones
Por ejemplo, Emisiones y producción de CO2,,
NOx,, SO2 y, PM10 , 1990 a 2005
Por ejemplo, emisiones y producción de CO2, NOx,
1990 a 2005
Por ejemplo, emisiones y producción de CO2, NOx,
1990 a 2005
Uso de los recursos
Por ejemplo, Consumo Doméstico de Materiales y
Producto Interno Bruto, 1990 a 2005.
Uso de recursos hídricos
Por ejemplo, la abstracción( o extracción) total de
agua de superficie no afectada por la marea y de
aguas subterráneas, las pérdidas por fugas y
Producto Interno Bruto, 1990 a 2005
Por ejemplo, Producto Interno Bruto, 1990 a 2006
Por ejemplo, comparaciones internacionales del
crecimiento de la productividad, 1991 a 2005
Por ejemplo, inversiones totales e inversiones sociales
relacionadas con el PIB, 1990 a 2006
Demografía
Por ejemplo, población y población en edad de trabajar,
1970 a 2006
Hogares y viviendas
Por ejemplo, hogares, hogares unipersonales y cantidad
de unidades de viviendas existentes*, 1971 a 2004
Consumo doméstico de agua
Por ejemplo, Litros por persona por día, 1995 a
2005
Bélgica
En el año 2002, el Centro para el Desarrollo Sustentable (Universidad de Ghent, Bélgica),
desarrolló un grupo de indicadores para Bélgica. El estudio también analizó medidas para la
evaluación de políticas específicas de consumo y producción sustentables.77 La metodología
71
apunta a cubrir los cuatro pilares de la sostenibilidad. El pilar social está cubierto por
indicadores éticos, de igualdad y de participación. Sin embargo, no se incluyen metas, todos los
indicadores van en una sola dirección. El resultado final es un grupo de veinticinco indicadores.
Los indicadores en parte se usan en los Informes Federales sobre desarrollo sustentable y, en
particular, en el ‘Tableau d’indicateurs de développement durable’ publicado en 2005 como
complemento del tercer Informe Federal sobre Desarrollo Sustentable, 2000-2004.
Consumo y producción sustentables (Figura 14)
Indicador:
Cantidad de empresas con sistema certificado de auditoría de gestión ambiental y/o de gestión
social
Requerimientos totales de materiales por PIB
Cantidad total de material de empaque utilizado por las empresas por PIB
Uso total de energía en los sectores de la industria por PIB
Proporción de electricidad proveniente de recursos renovables (viento, agua, sol, calor de la
tierra y biomasa) en el mercado de la electricidad de Bélgica
Cantidad total de toneladas-kilómetros en las vías terrestres belgas por PIB
Consumo total de agua corriente y subterránea de las empresas por PIB
Producción total de residuos de las empresas por PIB
Emisiones de gases de efecto invernadero (CO2, CH4 en N2O) en equivalentes de CO2
provenientes de las empresas
Exceso en el balance de nutrientes
Proporción de la superficie agrícola total utilizada para agricultura orgánica
Superávit del sector agrícola belga
Empresas con 20 empleados o más sin representación sindical
Cantidad de casos de enfermedades ocupacionales y accidentes laborales
Cantidad de empleados con cargos directivos por 100 empleados
Cantidad de productos retirados de las góndolas
Cantidad de cargos relacionados con información errónea al consumidor
Participación en el mercado de productos etiquetados* (ISO tipo I)
Cantidad promedio de kilómetros por vehículo por año (cantidad total de kilómetros recorridos
por año, por tamaño de la flota de vehículos de Bélgica)
Proporción de alimentos importados comparada con los alimentos producidos localmente
Participación en inversiones éticas dentro de las inversiones totales
Cantidad de permisos de construcción otorgados para casas nuevas comparados con los
permisos otorgados para renovaciones
Consumo doméstico total de energía por habitante
Total del consumo de agua corriente o subterránea por habitante
Cantidad total de residuos domésticos por habitante
Indicadores de CPS integrados en otros grupos de indicadores
La mayoría de los planes de desarrollo nacionales que incluyen Documentos Estratégicos para la
Reducción de la Pobreza (DERP) y Estrategias Nacionales para el Desarrollo de Estadísticas
(ENDS) incorporan algunos indicadores de CPS. Con frecuencia, incluyen indicadores de
ecoeficiencia y separadores de países europeos e indicadores de gestión de recursos agrícolas o
naturales y a veces de ecoeficiencia de países en desarrollo. La tabla siguiente muestra una
visión global de los tipos de indicadores de CPS utilizados en algunos países seleccionados.
72
Ejemplos de indicadores de CPS incluidos en otros grupos de indicadores (Figura 15)
Temas
seleccionados
Producción más
limpia /
ecoeficiencia
Patrones de
consumo
Agricultura
Responsabilidad
corporativa
Otros
Argentina
Japón
Sudáfrica
Suecia
Tanzania
Vietnam
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
Nota: Esta tabla sólo muestra los tipos de indicadores de CPS utilizados en algunos países seleccionados.
Información recopilada en sitios web y publicaciones pertinentes gubernamentales tales como planes de desarrollo
nacional y estrategias nacionales de desarrollo sustentable.
Indicadores de desvinculación o decoupling
Los indicadores de desvinculación generalmente muestran la forma en que una variable de
presión ambiental (por ejemplo, emisiones de gases de efecto invernadero) está cambiando en
relación con una variable económica de fuerzas motrices (por ejemplo, un cambio en el PIB).
Los indicadores de separación son un tipo de indicador que se emplea frecuentemente para
medir el avance en un aspecto del CPS. Esos indicadores miden específicamente tendencias en
la ruptura del enlace entre crecimiento económico y degradación ambiental.78
Muchos de los grupos de indicadores presentados previamente incluyen también indicadores de
desvinculación. Por ejemplo, esos son indicadores que miden la separación entre el crecimiento
económico y presiones ambientales tales como el uso de recursos naturales, las emisiones de
gases de efecto invernadero o el uso de la energía o el agua. La OCDE y la Comisión Europea
han llevado a cabo estudios sobre indicadores de separación. Varios países individualmente,
como por ejemplo Australia, Canadá y Suecia, han presentado indicadores de desvinculación en
sus marcos de indicadores de desarrollo sustentable. Algunas metodologías más avanzadas de
indicadores de desvinculación incluyen indicadores relacionados con la contabilidad del flujo de
materiales (CFM) y el indicador del consumo de materiales ponderados desde el punto de vista
ambiental (EMC).79
Los indicadores de desvinculación, como los demás indicadores de resultados que se
comentaron anteriormente, presentan diversas limitaciones. Estas limitaciones las veremos a
continuación. Sin embargo, es importante saber que la desvinculación relativa de las dos
variables, aún puede representar una posición insustentable y que posiblemente sea preferible la
desvinculación absoluta.
73
Conclusiones y recomendaciones
Todos los esfuerzos nacionales para monitorear la política de CPS y programar la
implementación o medir en forma más general el avance hacia el CPS son incorrectos. Éste es
un problema que debilita en forma extrema la efectividad del programa de CPS. Sólo unos pocos
países, como por ejemplo el Reino Unido, incluyen un grupo detallado de indicadores de CPS
como parte de los esfuerzos más amplios para monitorear su programa nacional. Algunos países
incluyen un pequeño número de indicadores relacionados con el CPS como parte de las
estrategias nacionales de desarrollo sustentable y de los planes nacionales de desarrollo. Sin
embargo, esos indicadores no suministran un informe completo sobre el CPS. Otros países,
como por ejemplo Indonesia, Mauricio y Tailandia, están desarrollando actualmente marcos de
indicadores de CPS. Varios indicadores relacionados con el CPS se incluyen frecuentemente en
otros temas de desarrollo sustentable, como por ejemplo la energía y la salud.
Los grupos existentes de indicadores de CPS son bastantes similares en muchos aspectos.
Enfatizan las consideraciones ambientales y económicas (por ejemplo la eficiencia de los
recursos) prestando poca o ninguna atención a los temas sociales e internacionales pertinentes.
Por ejemplo, los problemas de salud relacionados con el consumo excesivo (por ejemplo,
enfermedades cardíacas, obesidad) rara vez se consideran. Las preocupaciones del desarrollo
(por ejemplo, la pobreza) derivada del subconsumo se tratan en forma separada en marcos de
indicadores más amplios sobre el desarrollo y no siempre están relacionados con los indicadores
de CPS. Son puntos que potencialmente pueden superarse mediante la incorporación apropiada
de indicadores de CPS en el marco de los indicadores de desarrollo sustentable, donde también
se incluyen ampliamente temas sociales e internacionales. Faltan también indicadores que
hagan un seguimiento del ciclo de vida completo de productos y servicios. También podría ser
importante considerar otros grupos de indicadores existentes sobre las huellas ecológicas, la
calidad de vida y el desarrollo humano cuando se mide el avance hacia el CPS. Están
proliferando medidas más sólidas e integrales del bienestar de la sociedad, tales como el
indicador de progreso genuino (IPG)80, el Índice de Desarrollo Humano (IDH) y el Índice de
Bienestar Humano (IBH)81. Estos se complementan con varios estudios nacionales y
comunitarios sobre el bienestar y la felicidad.
Los indicadores existentes no tratan debidamente los cambios que conlleva el crecimiento del
comercio internacional. Esto incluye los impactos sociales y ambientales potenciales importados
y exportados como resultado del aumento en el comercio entre los países. El grupo de
indicadores de consumo sustentable de la OCDE es uno de los pocos que abordan ese tema
importante al incluir "aspectos comerciales" como tema clave. Para resolver este problema, se
pueden efectuar ajustes a los indicadores existentes en lugar de desarrollar nuevos indicadores.
Además, los indicadores generalmente no tienen en cuenta los límites ambientales. En otras
palabras, un movimiento positivo relativo en un indicador en particular puede aún representar
una situación insustentable. Vincular los datos de la huella ecológica con los indicadores podría
ser una solución. Quizás sería particularmente relevante para el agotamiento de los recursos de
los países en desarrollo. Los indicadores de desvinculación, indicadores que destacan tendencias
en el vínculo entre el crecimiento económico y la degradación ambiental, presentan la debilidad
adicional de que la relación con el impulsor principal no siempre está bien definida.
También, los indicadores de CPS no siempre están bien ligados a políticas o iniciativas
específicas de CPS. En muchos casos los impactos de las políticas de CPS son sumamente
difíciles de medir. Y ocurre porque las políticas interactúan entre sí y funcionan en una sociedad
dinámica. Debe ser posible desarrollar medidas de resultados que reflejen los objetivos del CPS
a nivel internacional. Esto puede lograrse, por ejemplo, midiendo el cambio de comportamiento
en hogares e individuos y los cambios en el mercado a través de cambios en las prácticas de
74
compra. Sin embargo, obtener los datos apropiados mediante encuestas en empresas y hogares a
menudo exigirá recursos significativos.82 Algunos gobiernos han comenzado a llevar adelante
tareas para medir los impactos de determinadas políticas de CPS. Por ejemplo, la Sociedad de
Tecnología No Tradicional de Japón (Society of Non-Traditional Technology, SNTT) ha
estudiado los posibles impactos de determinadas intervenciones de CPS sobre el
comportamiento del consumidor individual.
Definir la meta respecto de cual grupo de indicadores es para medir el avance, es una tarea
difícil. No es fácil hallar metas absolutas para el CPS porque son escasas las pruebas
ampliamente aceptadas acerca de cuáles son los límites apropiados del consumo o la producción
o del plazo de ejecución relacionado. En cambio, es posible establecer metas direccionales o
metas políticas que apunten a medir si la ciudad o país se está acercando o alejando de la
sostenibilidad. Por ejemplo, los Objetivos de Desarrollo del Milenio de las Naciones Unidas
pueden suministrar una base para algunos indicadores de CPS. Tomar una decisión respecto al
nivel de inclusión de los diversos indicadores es otra consideración importante. Los indicadores
incluidos pueden ofrecer un cuadro más claro acerca de hacia donde apunta el país en conjunto.
Los indicadores desagregados relacionados con determinados temas y sectores pueden conllevar
un peso metodológico mayor. Sin embargo, pueden resultar confusos si algunos indicadores
muestran un resultado positivo y otros, un resultado negativo. Con frecuencia, es aconsejable un
equilibrio entre los indicadores incluidos y los desagregados. Otros elementos importantes de un
marco de indicadores incluyen la determinación acerca de los usuarios finales de los indicadores
y de la organización de estos últimos (es decir, básico - no básico, DPSIR, temas y sectores).
Obviamente, es necesario desarrollar y ampliar aún más el grupo de indicadores disponibles para
reflejar las dimensiones ecológicas, sociales, económicas e internacionales de los patrones de
consumo y producción que los países podrían seleccionar, en la medida en que sean apropiados,
y adaptar para crear sus propios grupos de indicadores. Sin duda, en la Tercera Reunión
Internacional de Expertos en CPS, celebrada en Estocolmo del 26 al 29 de junio de 2007, se
reconoció que no es necesario armonizar los indicadores de CPS ni un grupo de indicadores de
CPS globales, dadas las diferentes necesidades y circunstancias que se presentan en los países
desarrollados y en los países en desarrollo.
Existen iniciativas en marcha a nivel europeo y de la OCDE para desarrollar marcos más
integrales de indicadores de CPS. Estas incluyen el grupo del EEA/ETC/RWM de Indicadores
de CPS para Europa y el grupo actualizado de indicadores de consumo sustentable de la OCDE,
ambos en desarrollo actualmente. Para brindar soporte a los países en desarrollo, el PNUMA
intenta preparar un documento orientativo sobre estas Guías a fin de elaborar indicadores que
midan el progreso hacia patrones de consumo y producción más sustentables. Dicho documento
incluirá el desarrollo de un marco y una metodología para la selección de un grupo de
indicadores correspondientes a países en desarrollo, así como también un primer grupo concreto
de indicadores. Esas iniciativas deberán tener en cuenta, en los casos en que corresponda, el
establecer vínculos con los mecanismos y los marcos existentes, como la serie de indicadores de
las Perspectivas del Medio Ambiente Mundial del PNUMA y los indicadores de desarrollo
sustentable de la Comisión sobre el Desarrollo Sustentable de las Naciones Unidas.
La investigación también tendrá una función trascendental en la definición de indicadores
nuevos. Incluirá indicadores que reflejen los objetivos básicos de CPS, como por ejemplo la
necesidad de desvincular el crecimiento económico de la degradación ambiental. Se espera que
el Panel Internacional para la Gestión Sustentable de los Recursos del PNUMA contribuya con
el objetivo político global de “desvinculación” a través de definiciones, indicadores y
metodologías.
75
6
Estudios de caso
Introducción
Argentina
República Checa
Etiopía
Finlandia
Jamaica
Japón
Senegal
Tailandia
Reino Unido
Lecciones aprendidas
78
79
80
82
83
85
87
88
89
90
93
6
6. Estudios de casos por país
Introducción
Este capítulo presenta nueve estudios de casos de programas nacionales de CPS (consumo y
producción y sustentables) en distintos países. Consta de una reseña de los programas en
Argentina, República Checa, Etiopía, Finlandia, Jamaica, Japón, Senegal, Tailandia y el Reino
Unido. Los programas en Argentina y Etiopía aún no están concluidos pero se los incluyó para
brindar una imagen más representativa de las actividades regionales. En otros programas, se
están realizando trabajos adicionales como parte de un proceso de mejora continua. También se
incluyen los resultados preliminares de algunos proyectos de demostración sobre programas de
CPS patrocinados por el PNUMA.
El objetivo de los estudios de caso es destacar los elementos y principios clave de los programas
existentes en las diferentes regiones. Se analizan el proceso de desarrollo y los desafíos de la
implementación, así como las herramientas de políticas y las áreas prioritarias clave. También se
analizan los medios utilizados para el monitoreo y la evaluación del programa. Eso incluye si un
programa utiliza metas y/o indicadores para medir el progreso hacia el consumo y la producción
sustentables. Luego de la presentación de los estudios de casos, se detalla un análisis de las
lecciones clave aprendidas.
También es importante desarrollar capacidades en los países en desarrollo a través de
actividades piloto y alianzas. Para muchos países será posible llegar a la etapa de proponer un
grupo de indicadores de CPS, indicando sus nombres y una amplia descripción metodológica.
No obstante, el siguiente paso de encontrar datos apropiados para cuantificar los diversos
indicadores no será tan simple, particularmente para los países en desarrollo.
78
Argentina
En 2003, se aprobó la Política Nacional de Producción Más Limpia (PL) y, en 2005,
se inició el programa de PML. Se está desarrollando una Política de Consumo
Sustentable mediante un proceso de consulta con las diversas partes interesadas. Para
noviembre de 2007, el Programa combinado de Consumo y Producción Sustentables aún no
estaba concluido.
El Programa de CPS se diseñó para cambiar la percepción en el largo plazo de la industria hacia
el desarrollo sustentable y para crear mercados sustentables mediante la promoción de patrones
de consumo sustentables. Será un programa oficial que incluirá metas económicas y sociales. La
SAyDS (Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable), que depende del Gabinete
Ministerial, es responsable de desarrollar el programa nacional con el apoyo de un Consejo
Asesor conformado por múltiples partes interesadas, creado en 2004. La SAyDS administra el
programa. El programa tendrá una duración inicial de seis años.
Figura 16: Integración de las actividades de consumo y producción
PRODUCCIÓN
MERCADOS
SOSTENIBLES
EMPUJAR
-Legislación
-Producción más limpia
DEMANDA
OFERTA
-Ciclo de vida
-Certificaciones
-Responsabilidad social de
las empresas
- Educación de los consumidores
Estado
Organizaciones civiles
Industria
Hogares
Individuos
Proveedores
Productores
Minoristas
Recicladores
CONSUMO
-Contratación sostenible
-Buenas prácticas
-Acceso a la Información
-Compras sostenibles
-3R: Reciclado
Reducción y Reutilización
TIRAR
Fuente: SAyDS (Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable), Argentina, 2007
En el desarrollo del programa, se consulta a muchas de las partes interesadas, entre ellas,
universidades, organizaciones no gubernamentales, empresas y la sociedad civil. Los elementos
clave de la determinación de alcance o scoping que se lleva a cabo como parte del desarrollo del
programa son las encuestas, diversas rondas de consultas con grupos de múltiples partes
interesadas, así como también estudios de investigación sobre cuestiones específicas.
Puntos destacados del programa
El programa de CPS está vinculado con el Proceso de Marrakech y las iniciativas regionales del
MERCOSUR. El programa también está vinculado con la Estrategia Nacional de Desarrollo
Sustentable, que actualmente se encuentra en desarrollo, con la Estrategia de la Oficina Nacional
de Contrataciones y con las iniciativas en curso sobre gestión de residuos y desarrollo social.
El programa contempla la identificación del impacto ambiental y social de la industria y presta
especial atención a la cuantificación del ahorro generado a partir de la aplicación de mejores
prácticas y de las mejores tecnologías disponibles. Está orientado a promover el desarrollo
industrial con resultados de crecimiento económico y un menor daño ambiental y social.
79
También incluirá actividades en el sector de la demanda como adquisiciones sustentables e
iniciativas de reciclaje.
El programa presenta un enfoque específico geográfico y sectorial. Se ocupa de las prioridades
locales de ocho provincias que poseen el mayor potencial de crecimiento económico. Argentina
está dividida en veintitrés provincias y un distrito federal. En el ámbito nacional, se da prioridad
a los sectores con mayor potencial de impacto ambiental (papeleras, curtiembres, fábricas de
plásticos galvanizados, mataderos, industrias químicas y de cítricos e ingenios azucareros). Los
instrumentos basados en el mercado y en las finanzas tienen una atención especial. La Secretaría
difunde información sobre el programa a través de su sitio web, así como mediante
publicaciones locales y reuniones públicas.
Monitoreo y evaluación del programa
Las revisiones internas y el monitoreo basado en indicadores son parte del conjunto de
actividades actuales que se implementan, principalmente en el ámbito de la oferta. La SAyDS
supervisa la implementación y el monitoreo del programa está a cargo de autoridades y auditores
locales.
Los indicadores del programa se formulan específicamente para medir el progreso. También se
desarrollaron indicadores sectoriales. Los indicadores estarán conectados con el sistema nacional
de indicadores en un futuro cercano. También se considera la certificación como mecanismo
para asegurar la mejora continua.
República Checa
El Consejo Gubernamental para el Desarrollo Sustentable adoptó el Marco de
Programas sobre Consumo y Producción Sustentables en la República Checa en
junio de 2005. El documento marco tiene una validez de 10 años. También se
identificó el CPS como una de las prioridades de la Estrategia Checa para el Desarrollo
Sustentable, que se adoptará mediante una resolución gubernamental en 2008. El programa
también se refleja en otras estrategias nacionales, como el Programa Nacional de Reformas
(Estrategia de Lisboa) y la Estrategia de Crecimiento Económico. El Consejo Gubernamental
para el Desarrollo Sustentable adoptó el plan de acción relacionado para Ecoagricultura y
Alimentos Orgánicos el 10 de mayo de 2007. Dicho plan se elaboró bajo la dirección del
Ministerio de Agricultura, que también es responsable de la colaboración con otros ministerios
para su cumplimiento.
El programa de CPS se desarrolló con el fin de detener los crecientes patrones de consumo y
producción no sustentables. Eso puede lograrse, por ejemplo, mediante un aumento de la
eficacia energética y de los materiales y mediante un cambio en el comportamiento de los
consumidores. El Ministerio de Ambiente, en colaboración con un Grupo de Trabajo para CPS
(un grupo formado por múltiples partes interesadas creado como grupo de trabajo del Consejo
Gubernamental para el Desarrollo Sustentable) estuvo a cargo de la creación del marco. Es un
documento oficial adoptado mediante una resolución del Consejo Gubernamental. El Consejo
está encabezado por el Primer Ministro. El vicepresidente ejecutivo es el Ministro de Ambiente
y otros vicepresidentes son el Ministro de Comercio e Industria y el Ministro de Trabajo y
Asuntos Sociales.
Los recursos financieros disponibles para la creación del esquema de trabajo general eran
limitados. Los planes de acción específicos a desarrollarse dentro del programa estarán a cargo
80
de los miembros pertinentes del grupo de trabajo de CPS (que generalmente son los
representantes de los ministerios). Eso incluye generar la disponibilidad de recursos financieros
para la implementación. Por ejemplo, el plan de acción para el transporte sustentable estará a
cargo del Ministro de Transporte.
Se prepararon diversos estudios como artículos de referencia para el análisis de la situación en el
área de CPS de la República Checa (revisión de las estrategias y políticas existentes, encuestas
públicas, recopilaciones de datos existentes). Se consultó a las siguientes partes interesadas con
respecto al desarrollo del marco: Ministerios de Comercio e Industria; Agricultura; Educación;
Trabajo y Asuntos Sociales; Salud y Desarrollo Regional, así como a representantes de ONGs,
organizaciones de investigación y la Confederación de Industria y Transporte de la República
Checa.
Puntos destacados del programa
El Programa de CPS está vinculado con el Proceso de Marrakech y con actividades relevantes de
la UE como, por ejemplo, las estrategias temáticas. El programa tiene en cuenta temas
económicos, sociales y ambientales relevantes y también considera parcialmente el impacto en
las personas en otras regiones del mundo.
El documento marco definió la visión de largo plazo y los objetivos de mediano y corto plazo en
base a un análisis detallado de la situación actual en la República Checa. El documento marco
define las siguientes prioridades estratégicas:
Educación y transmisión de información
Integración de los objetivos de las políticas, las estrategias y los programas
Ecoeficiencia a lo largo de todo el ciclo de vida
Iniciativas locales de CPS
Administración pública sustentable
Condiciones del mercado
La educación y la transferencia de información son condiciones previas básicas para lograr un
consumo y una producción sustentables. El documento marco define las herramientas de
políticas necesarias a nivel general. Las herramientas de políticas específicas se definirán en los
planes de acción que se desarrollarán para las áreas prioritarias clave (en mayo de 2007, el
Consejo Gubernamental adoptó el primer plan de acción sobre ecoagricultura y alimentos
orgánicos, que debería estar seguido por el plan de acción sobre transporte).
Monitoreo y evaluación del programa
El documento marco define las prioridades y las metas en el nivel general. Algunas prioridades
presupuestarias específicas se definirán en los planes de acción que se desarrollarán para las
áreas prioritarias. Se llevará a cabo un monitoreo de las actividades del programa de CPS como
parte del informe anual de progreso sobre desarrollo sustentable. Además, el grupo de trabajo
sobre CPS debe informar al Consejo Gubernamental sobre sus actividades y los resultados
obtenidos. Se espera que el monitoreo y la evaluación sean dos elementos clave de los planes de
acción específicos.
En la actualidad, el documento marco no incluye un conjunto de indicadores definido (sólo un
indicio de los posibles indicadores). Existe una propuesta sobre un conjunto de indicadores que
formará parte de la actualización de la Estrategia de Desarrollo Sustentable de la República
Checa, y estos estarán vinculados con los indicadores sobre desarrollo sustentable.
81
Etiopía
Etiopía fue uno de los primeros países de África en comenzar a desarrollar un
programa nacional sobre CPS, integrándolo en su Visión de Desarrollo
Ambientalmente Seguro (Environmentally Sound Development Vision) (Plan de Acción). El
objetivo del Plan de Acción es aumentar la capacidad en todos los niveles para lograr un
medioambiente productivo, independencia, una mejor calidad de vida y equidad entre las
distintas generaciones. No obstante, en noviembre de 2007, el programa de CPS aún no había
recibido la aprobación oficial del gobierno.
Una vez que se estableció la visión nacional, se identificaron objetivos estratégicos y áreas
temáticas para intervención. La visión, los objetivos estratégicos y las áreas temáticas se
debatieron y se acordaron durante el foro nacional de expertos. Uno de los siete objetivos
estratégicos es revertir la tendencia de producción y consumo no sustentables. Dentro de ese
objetivo estratégico, se seleccionaron cinco metas iniciales. Esas metas se implementarán
durante los próximos cinco años.
El motivo principal para tomar medidas a fin de revertir la tendencia de producción y consumo
no sustentables se basa en la interpretación de que la degradación y el agotamiento del
medioambiente, y de aquellos recursos vinculados con éste, no han disminuido, y mucho menos
se han detenido. Los recursos renovables como los suelos, las áreas pesqueras, los bosques y las
aguas subterráneas fueron tratados como no renovables. Con frecuencia, las actividades
agrícolas tratan la tierra de la misma manera que cuando se extraen recursos minerales. Muchas
zonas de Etiopía experimentan problemas de moderados a graves que surgen de la degradación y
la contaminación ambiental.
Etiopía llevó a cabo una serie de estudios, entre los que se incluyen uno que consideró crear una
sinergia entre los instrumentos nacionales e internacionales y otro que investigó los requisitos
para cumplir con las metas de CPS. El Programa Marco Africano de 10 Años sobre CPS
funcionó como un punto de partida importante.
Puntos destacados del programa
El objetivo general del programa de CPS es crear una capacidad nacional que apunte a
disminuir, reestructurar y detener en forma permanente la tendencia hacia una producción y un
consumo no sustentables y, a su vez, fomentar el desarrollo sustentable para terminar con la
pobreza, comenzando desde la unidad administrativa menos eficaz. La misión general de la
iniciativa para la construcción de capacidades a fin de revertir la tendencia de producción y
consumo no sustentables en Etiopía es:
Mejorar la sostenibilidad ambiental mediante la eliminación de las limitaciones
que sufren los organismos gubernamentales, los individuos, la sociedad civil y el
sector privado para conocer, investigar y utilizar plenamente su propio potencial,
así como también aumentar sus elecciones para asumir sus respectivas funciones
de una manera compatible con el medioambiente.
Fomentar la difusión del conocimiento, las instituciones y las capacidades locales
para desempeñar funciones, resolver problemas y fijar y lograr, en los niveles
menos eficaces de administración rural y urbana, los objetivos relacionados con
revertir la tendencia de consumo y producción no sustentables para beneficiarse y
terminar con la pobreza mediante una estrategia de desarrollo acelerada en favor
de los pobres.
82
Las cinco áreas prioritarias o metas clave dentro del programa son:
Mejorar las aptitudes para la planificación ambiental de las comunidades rurales
Mejorar la capacidad de los ecosistemas para ofrecer bienes y servicios
Mejorar el equilibrio entre la naturaleza y el medioambiente creado
Fomentar la gestión de residuos municipal
Evaluar medidas ambientales para ahorrar costos industriales.
Además de las actividades específicas en esas áreas, se preparan y se envían a la legislatura
normas y reglamentaciones para que la ley contemple el cumplimiento de las medidas de CPS
por parte de las industrias. Se recurrirá a la educación y a la capacitación, así como a medidas de
incentivo para complementar las medidas reglamentarias.
Monitoreo y evaluación del programa
El programa de CPS de Etiopía fijará varias metas detalladas dentro de las cinco áreas de
enfoque clave. Uno de los objetivos de la iniciativa para la construcción de capacidades es la
formulación e implementación de herramientas de gestión para el desarrollo sustentable en
materia ambiental, tales como el desarrollo de: marcos regulatorios, normas, asociaciones
voluntarias, guías, la evaluación de declaraciones de impacto y la ejecución de medidas de
auditoría, monitoreo y cumplimiento ambiental. También es necesario monitorear y eliminar, o
por lo menos mitigar, cualquier desarrollo negativo.
Finlandia
Finlandia fue uno de los países que ejerció presión para la inclusión del consumo y la
producción sustentables en el Plan de Implementación de Johannesburgo. El
programa de CPS de Finlandia – Getting More from Less (Obtener más a partir de
menos) – fue aprobado por el Gobierno en diciembre de 2006. En diciembre de 2006, el
gobierno tomó la decisión de incluir el programa de CPS en la estrategia nacional de desarrollo
sustentable. El Plan Nacional de Residuos que está en desarrollo también se vincula con el
programa de CPS.
El programa de CPS tiene validez hasta el año 2025 y la mayoría de las actividades se
implementarán en los próximos diez años. Un comité de múltiples partes interesadas desarrolló
el programa de CPS. La administración del programa está a cargo del Ministerio de Ambiente y
del Ministerio de Comercio e Industria. Una red informal de diferentes ministerios sigue la
implementación del programa de CPS.
El comité para el desarrollo del programa está presidido por el Rector de la Universidad de
Helsinki y entre sus 31 miembros se incluyen funcionarios de diversos ministerios, así como
también representantes de empresas e industrias y organizaciones ambientales y de
consumidores. El comité sumó el aporte de 37 expertos y especialistas, principalmente de
Finlandia, pero también del Instituto Wuppertal83 y del Centro Internacional para los Estudios de
Integración (International Centre for Integrative Studies, ICIS).84 El programa se basó en tres
estudios de referencia sobre herramientas de políticas ambientales y su eficacia en la resolución
del desafío ambiental clave: la carga ambiental del consumo y el papel de Finlandia en el
entorno comercial internacional. Al inicio del proceso de desarrollo, el Ministerio de Ambiente
lanzó una consulta en Internet para promover el tema y recopilar ideas del público. Una vez
concluido el programa, el Ministerio organizó talleres y seminarios para continuar con el
desarrollo de diversos temas y acciones. Las diferentes partes interesadas también promovieron
el programa de CPS por medio de materiales para la concientización de los consumidores o
83
ciudadanos y de iniciativas nuevas y existentes (por ejemplo, la estrategia de alimentos
orgánicos de Finfood y la iniciativa de la cadena de valor sustentable de la Confederación de
Industrias Finlandesas).
Puntos destacados del programa
El programa considera los “impactos ocultos” de los productos importados y exportados. Uno de
los propósitos es aumentar los niveles de ecoeficiencia en la producción a través de las cadenas
de productos. La intención es que las empresas finlandesas en particular se esfuercen por
cumplir con sus responsabilidades sociales al adquirir materias primas y productos sin terminar
del extranjero. Con frecuencia, las innovaciones ambientales y sociales dan origen a nuevas
oportunidades de negocios y empleos. Otro objetivo es que los niveles de utilización de los
recursos naturales no excedan la capacidad del entorno natural. El programa resalta los
siguientes principios absolutos:
Los instrumentos económicos deben aplicarse de manera eficaz para promover la
producción y el consumo sustentables.
Deben fijarse objetivos cuantitativos y cualitativos para la eficacia de materiales
—y de energía— y para las emisiones específicas, teniendo en cuenta el debate
internacional sobre el objetivo internacional de mediano plazo de duplicar el
bienestar y reducir el índice de consumo de los recursos naturales.
Deben considerarse los impactos ambientales a lo largo del ciclo de vida de los
productos durante la planificación y el desarrollo de productos y servicios, a fin
de reducir la carga total sobre el medioambiente.
Es necesario ampliar la colaboración y los controles internacionales para mejorar
la situación del medioambiente y las condiciones de trabajo, y para garantizar que
las empresas puedan trabajar en los mercados internacionales en igualdad de
condiciones.
Las mejoras en la eficiencia energética y el ahorro de energía deben detener la
tendencia creciente del uso de energía en el plazo de una década. Con un mayor
uso de energía de fuentes renovables, de conformidad con la Estrategia Nacional
del Clima de Finlandia y el programa para promover la energía renovable.
El programa cuenta con 73 puntos de acción que se clasifican dentro de 11 campos de acción
principales: Los 11 campos o áreas de acción principales son los siguientes:
Formas de producción que ahorran materiales y energía
Menos bienes materiales, pero una mejor calidad de vida
Crear comunidades agradables y funcionales
Mejorar la calidad de la construcción
Llevar el transporte por buen camino
Producción de alimentos sustentable del campo a la mesa
Promover el bienestar en los lugares de trabajo y en las actividades recreativas
Establecer un ejemplo en el sector público
Aumentar la sostenibilidad a través de nuevas tecnologías e innovaciones
Valores, conocimiento y aptitudes
Un papel internacional activo para Finlandia.
El programa incluye una variedad de herramientas de políticas. La mayoría de ellas se clasifica
en las categorías de instrumentos basados en el mercado, actividades de información y acuerdos
voluntarios.
84
Monitoreo y evaluación del programa
El programa tiene objetivos y metas. Algunos de ellos son concretos y fáciles de seguir, otros
son más abstractos y generales. Algunas de las acciones están vinculadas con el presupuesto
nacional (fijación del centro para la eficiencia de materiales, programas para la conservación de
la energía e investigación sobre temas específicos).
Una red informal de diferentes ministerios sigue la implementación del programa. La intención
es llevar a cabo una evaluación, que fije las bases para la revisión del programa luego de un
período de cinco años (2010). La OCDE también realizó un estudio de país sobre Finlandia entre
el 2007 y el 2008. El CPS fue una de las áreas principales de ese estudio.
El programa no incluye indicadores cuantitativos para medir el progreso. No obstante, Finlandia
cuenta con indicadores nacionales sobre desarrollo sustentable y es probable que se los utilice
para medir el progreso en ámbitos específicos. Los indicadores para el CPS se analizarán en un
foro de seguimiento.
Jamaica
El Plan Nacional de Acción Ambiental de Jamaica (Jamaica National
Environmental Action Plan, JaNEAP) 2006-2009 incorpora los temas principales del
CPS que incluyen consumismo verde, gestión del sector de la demanda y sistemas de gestión
ambiental (SGA). El Gabinete aprobó el JaNEAP en 1995 y cada año se elaboran informes de
situación para seguir las acciones. En 1999 y 2006, se realizaron importantes revisiones del
JaNEAP. El JaNEAP 2006-09 es un plan de acción de tres años. Se espera que se realicen
trabajos adicionales sobre el programa de CPS.
La Agencia Nacional de Ambiente y Planificación (National Environment and Planning Agency,
NEPA) junto con el Ministerio de Gobierno Local y Ambiente, son los responsables de dirigir el
desarrollo del JaNEAP. Existen Planificadores Corporativos específicos en los respectivos
ministerios y organismos que son los responsables de seguir e informar a la NEPA sobre la
situación de las acciones relevantes.
Aunque el programa fue aprobado por el Gabinete, no es vinculante legalmente. No obstante, el
Ministerio de Gobierno Local y Ambiente aseguró que las acciones están aprobadas por el
ministerio/organismo pertinente y que se reflejan en los planes operativos del
ministerio/organismo y que, por consiguiente, cuentan con una asignación presupuestaria. En
realidad, no debería haber motivos para que la acción específica no se lleve a cabo.
El JaNEAP original (1995) se desarrolló con el apoyo del Banco Mundial. Sin embargo, el
JaNEAP actual se desarrolló mediante la utilización de recursos del gobierno. El JaNEAP 20062009 se preparó específicamente para tratar los compromisos de los ODM, la Estrategia de
Implementación de Mauricio de la conferencia PEID, el Plan de Implementación de
Johannesburgo de la CMDS y el Proceso de Marrakech. El JaNEAP 2006-2009 se benefició
con el amplio aporte de ministerios gubernamentales, el sector académico y, en menor medida,
el sector privado. Se organizó una serie de talleres con grupos de sectores clave para definir los
temas principales y las metas y obligaciones internacionales que el gobierno se compromete a
cumplir.
85
Puntos destacados del programa
La información sobre el JaNEAP se da dentro del contexto del Marco Socioeconómico de
Mediano Plazo de Jamaica (Jamaica’s Medium-Term Socio-economic Framework, MTSF) –
Metas ambientales. Se espera que el JaNEAP o la información sobre los resultados sean una
parte integral del Plan Nacional de Desarrollo Sustentable (National Sustainable Development
Plan, NSDP) que está desarrollando el Instituto de Planificación de Jamaica.
El JaNEAP se centra en la cuestión ambiental. En cierta forma, considera los impactos externos,
por ejemplo, las cuestiones de bioseguridad y el movimiento transfronterizo de los residuos
peligrosos. El JaNEAP articula una visión con objetivos claros y específicos y con indicadores
para medir el progreso. El proceso del NSDP está desarrollando una “visión sobre el desarrollo
sustentable" más amplia. Se debatió acerca de la inclusión de los objetivos del CPS dentro del
plan nacional de desarrollo sustentable.
El JaNEAP abarcó 16 áreas temáticas, muchas de las cuales están relacionadas con el CPS,
como el consumismo verde, la gestión del sector de la demanda y los sistemas de gestión
ambiental (SGA). Hay una sección específica del JaNEAP dedicada a los CPS, que incluye
varias iniciativas sobre políticas de mitigación. Los temas generales se basan en los temas de la
Política y Estrategia Nacional sobre Ambiente y Planificación (National Environment and
Planning Policy and Strategy, NEPPS), a la cual se arribó luego del debate entre las partes
interesadas. La estrategia sigue mayormente las áreas tratadas en la Estrategia de
Implementación de Mauricio de la conferencia PEID.
El programa cuenta con el apoyo de una gran cantidad de partes interesadas del gobierno y es un
documento de referencia que utilizan el sector privado, el sector académico y las organizaciones
no gubernamentales. El documento también se encuentra disponible en el sitio web de la NEPA.
Monitoreo y evaluación del programa
Con los años, el Ministerio de Gobierno Local y Ambiente comprendió la importancia de fijar
metas realistas. Los criterios que se establecían en gran parte se basaban en la cantidad de
recursos financieros disponibles y en la capacidad institucional. El más reciente JaNEAP 20062009 cuenta con un conjunto de indicadores que estarán sujetos a seguimiento. La NEPA
realizará el monitoreo, con el apoyo del comité asesor. Los informes de situación sobre las
acciones se realizarán en forma anual. El programa incluye indicadores cuantitativos. Esos
indicadores apoyan en gran medida los ODM, y también están vinculados con otros sistemas
regionales y nacionales de información.
86
Japón
El Plan Fundamental para el Establecimiento de una Sociedad Responsable en
cuanto al Ciclo de los Materiales se formuló conforme a la ley del mismo nombre,
que tiene como objetivo restringir el consumo de recursos naturales y minimizar la
carga ambiental. El Plan Fundamental se creó como un programa de 10 años para acelerar el
cambio de patrones de producción y consumo no sustentables, basado en el Plan de
Implementación de la Cumbre Mundial de Desarrollo Sustentable.
El Plan Fundamental, aprobado por el Gabinete en 2003, establece metas cuantitativas para el
ejercicio 2010. A fin de establecer las metas cuantitativas, investigadores del Instituto Nacional
de Estudios Ambientales (National Institute for Environmental Studies, NIES) llevaron a cabo
una amplia serie de simulaciones.
El Ministerio de Ambiente preparó el Plan Fundamental con la participación directa del Consejo
Central para el Medioambiente. El Consejo es un organismo asesor para el proceso de
formulación de políticas ambientales y, entre sus miembros, se incluyen abogados, economistas,
científicos, representantes de los gobiernos locales, del sector empresarial y de las ONGs. En
forma paralela, el Ministerio de Ambiente consultó con otros ministerios. El Ministerio de
Ambiente también administra y monitorea el Plan Fundamental junto con el Consejo Central
para el Medioambiente, mientras que varios ministerios, entre ellos el de medioambiente,
implementan las acciones basadas en el Plan. El gobierno se encuentra en el proceso de
evaluación y revisión del Plan Fundamental. El nuevo Plan Fundamental debe estar completo
para marzo de 2008.
Puntos destacados del programa
El objetivo del Plan Fundamental es implementar una Sociedad Responsable en cuanto al Ciclo
de los Materiales para el año 2010. El Plan Fundamental se centra en temas como el uso
eficiente de los recursos naturales y la gestión ambientalmente segura de los residuos. El Plan
Fundamental no considera totalmente los impactos en las personas de otras regiones del mundo.
El Plan fija metas en perspectiva. A fin de alcanzar las metas, se utiliza una serie de
herramientas de políticas, entre las que se incluyen reglamentación, instrumentos basados en el
mercado, ayuda financiera, mecanismos de información y acuerdos voluntarios.
Monitoreo y evaluación del programa
Cada año se realiza un seguimiento del Plan Fundamental y los resultados se ponen a
disposición del público. Cada cinco años, el Consejo Central para el Medioambiente realiza una
revisión del Plan.
El Plan Fundamental incluye dos tipos de metas cuantitativas, que son metas para indicadores
basados en las Cuentas de Flujos de Materiales y metas relacionadas con los índices de
esfuerzo. Los puntos de acción en el plan no están vinculados en forma directa con el
presupuesto nacional. Las metas cuantitativas se seleccionaron para hacer un seguimiento del
progreso hacia una Sociedad Responsable en cuanto al Ciclo de los Materiales.
Como ejemplo de las iniciativas no gubernamentales, la Sociedad Japonesa de Tecnología No
Tradicional (Japanese Society of Non-Traditional Technology, SNTT), también llevó a cabo
investigaciones sobre el desarrollo y la utilización de indicadores para el consumo sustentable.85
87
Senegal
El programa de CPS de Senegal está incluido dentro de varios marcos de políticas.
Existe un plan de acción nacional específico para el CPS denominado Plan d’Action National
décennal sur les Modes de Production et de Consommation Durables au Sénégal. Todos los
ministerios involucrados aprobaron ese plan en el primer trimestre de 2007. Además, se incluyen
elementos de CPS en el reciente Documento de Estrategia para la Reducción de la Pobreza
(DERP) que se publicó en junio de 2006. También se creó un documento operativo para
implementar el CPS de acuerdo con los objetivos delineados en el DERP.
El estudio para el plan de acción nacional fue realizado por un consultor bajo responsabilidad
del Ministerio de Ambiente, con cierta asistencia financiera del PNUMA. El estudio consideró el
contexto nacional e internacional de CPS, así como los sectores clave y los actores clave en
Senegal.
Cuando se publicó el programa nacional de CPS, se imprimieron comunicados en los medios
que señalaban que el programa de CPS era una de las mejores maneras de reducir la pobreza y
promover el desarrollo sustentable.
Puntos destacados del programa
El objetivo del programa de CPS de Senegal es revertir las prácticas no sustentables de gestión
ambiental que contribuyen a agravar la pobreza y la vulnerabilidad de la población.
El programa de CPS se basa en un marco institucional mejorado que trabaja para lograr una
mejor gestión ambiental y la promoción del CPS a fin de preservar los recursos naturales. En la
estrategia, se presta atención a muchos sectores, entre los que se incluyen: producción forestal de
recursos naturales, agricultura, agua, áreas pesqueras y minería, industria, energía y transporte y
turismo. El plan de acción propone medidas y programas clave que requerirán de financiación
para su implementación. Algunos ejemplos de medidas incluyen técnicas para el ahorro de agua
en los procesos de producción de determinadas tinturas y otros productos.
Monitoreo y evaluación del programa
Se desarrolló una amplia gama de indicadores cualitativos y cuantitativos para monitorear el
progreso. El proceso de evaluación del programa incluye varias fases clave, que incluyen la
“identificación de datos e información relevantes” y la “identificación de los diversos actores”.
El proceso de evaluación es instrumental en la determinación de políticas y acciones futuras para
el programa. También es muy importante que los resultados de la evaluación sean de fácil
acceso para todas las partes interesadas y para el público en general. El punto focal nacional para
el programa está a cargo de la coordinación estratégica entre las diferentes partes del mismo.
88
Tailandia
El programa de CPS para Tailandia se incluyó en el 10º Plan Nacional de Desarrollo
Económico y Social. El programa de CPS, desarrollado por la Junta Nacional de
Desarrollo Económico y Social (National Economic and Social Development Board, NESDB),
tiene vigencia entre 2006 y 2011. El programa recibió la aprobación del Gabinete en junio de
2007.
Se desarrolló dentro del presupuesto de la NESDB y se implementa por medio del presupuesto
nacional. La autoridad de implementación es el Consejo Nacional para el Desarrollo Sustentable
(National Sustainable Development Council, NSDC), presidido por el Primer Ministro.
Se consultó a las siguientes organizaciones sobre el desarrollo del programa: Ministerio de
Recursos Naturales y Ambiente; Ministerio de Industria; Ministerio de Finanzas, Fondo
Nacional para la Promoción de la Investigación y el Asesor Nacional para el Desarrollo
Económico y Social. El equipo de desarrollo examinó los programas de CPS de otros países,
realizó encuestas nacionales y llevó a cabo un análisis de fortalezas, debilidades, oportunidades
y amenazas (FODA) de la situación nacional del consumo y la producción.
Puntos destacados del programa
La estrategia de CPS es una de las cuatro estrategias nacionales del 10º Plan Nacional de
Desarrollo Económico y Social. El programa comunica el modo en que los consumidores y los
productores consumen los recursos naturales y devuelven los residuos al medioambiente. La
degradación del medioambiente reduce la competitividad económica y el bienestar social del
país. El programa no considera el impacto de los patrones de consumo y producción de
Tailandia en todo el mundo, sino el modo en que la demanda mundial de productos tailandeses
afecta su propio medioambiente.
Figura 17: Intervenciones de políticas para los sistemas de consumo y producción
Fuente: Junta Nacional de Desarrollo Económico y Social, Tailandia, 2007, e inspirado en B. Field y M. Field
(2002) Environmental Economics: An Introduction. (Economía ambiental: introducción) McGraw-Hill Publishers.
La visión a largo plazo del programa es mantener un nivel moderado de producción y consumo
que cubra las necesidades básicas y brinde calidad de vida. El objetivo es lograr una situación
equilibrada de felicidad, autosuficiencia y seguridad social para las generaciones actuales y las
89
posteriores mediante el reconocimiento de las limitaciones de los recursos naturales y de la
capacidad de absorción ecológica de contaminantes. Entre las áreas prioritarias del programa se
incluyeron las campañas de educación y concientización pública, que se identificaron mediante
una serie de seminarios públicos. Algunos de los temas de las políticas que se seleccionaron
incluyen:
Aumentar la proporción del ingreso nacional proveniente de los sectores de
servicios “verdes”
Reducir los subsidios y el apoyo del gobierno para los sectores de producción y
servicios “sucios”.
Aplicar más impuestos a los sectores “sucios” y menos impuestos sobre los
ingresos.
Promover las compras “verdes” por parte del gobierno
Monitoreo y evaluación del programa
El NSDC es responsable de la implementación general del programa. Por consiguiente, sus
tareas principales son monitorear a los organismos de implementación gubernamentales y
comunicarse con todas las partes interesadas a fin de que estén alineadas con las estrategias.
El programa cuenta con tres temas clave y siete subtemas. Cada subtema incluye entre 2 y 10
medidas sobre políticas que suman un total de 28 medidas sobre políticas. Hay 28
organizaciones responsables que deben desarrollar hojas de ruta y metas claras para todas estas
medidas sobre políticas. Las organizaciones de implementación utilizan una serie de indicadores
propuestos por la NESDB y aprobados por el Gabinete. El Plan Nacional para el Desarrollo
Económico y Social, que incluye el programa de CPS, se evalúa en forma anual y se actualiza
cada cinco años.
Reino Unido
El objetivo principal del Programa de Consumo y Producción Sustentables del Reino
Unido es abordar los crecientes impactos ambientales de los ciclos de vida de bienes,
servicios y materiales y, al mismo tiempo, lograr el crecimiento económico. El Departamento de
Medioambiente, Alimentación y Asuntos Agrarios (Department for Environment Food and
Rural Affairs, Defra) dirige el desarrollo y la implementación del programa en forma conjunta
con el Departamento de Negocios, Empresas y Reforma Normativa (Department for Business,
Enterprise and Regulatory Reform).
Durante varios años, el Reino Unido desarrolló un rango de actividades dirigidas a varios
elementos de un efoque de CPS. No obstante, el diseño conjunto formal de esta actividad bajo
el "paraguas" del CPS, comenzó cuando el Reino Unido asumió los compromisos en la Cumbre
Mundial de Desarrollo Sustentable (CMDS) en 2002. Posteriormente, el Reino Unido fijó
formalmente un marco que delineó la manera en que se llevarían adelante los compromisos
asumidos en la CMDS en la declaración Changing Patterns (Cambio de patrones) en 2003.
Para la creación de este marco en 2005, el Reino Unido adoptó formalmente el consumo y la
producción sustentables como una de las cuatro prioridades compartidas para las medidas del
Reino Unido relativas a la revisión de su estrategia de desarrollo sustentable. El documento “Un
futuro, caminos diferentes” (One Future Different Paths), que fija los objetivos comunes para el
Reino Unido y las regiones que dependen de él, se publicó junto con la Estrategia de Desarrollo
Sustentable del gobierno del Reino Unido, "Asegurar el futuro" (Securing the Future). El
desarrollo de la estrategia Asegurar el futuro estuvo sujeto a una amplia consulta y al
90
compromiso expreso de las partes interesadas. Como parte de ese proceso, surgieron
inquietudes y cuestiones sobre el enfoque para promover patrones de consumo y producción
sustentables.
Aunque el CPS es una prioridad compartida, las regiones que dependen del Reino Unido
desarrollan sus propias estrategias. El material del presente estudio de casos guarda relación con
el abordaje utilizado en Inglaterra.
Puntos destacados del programa
El objetivo del programa de CPS es desvincular el crecimiento económico de la degradación
ambiental. Un tema subyacente a toda actividad es reconocer que la reducción de los residuos y
del uso de recursos, como la energía y el agua, puede ayudar al medioambiente y puede
contribuir al crecimiento económico y la competitividad. Cuando se desarrolla una política, se
tienen en cuenta los aspectos sociales importantes.
La actividad del programa gira en torno a medidas para lograr lo siguiente:
Mejores productos y servicios, que reducen los impactos ambientales del uso de
energía, recursos (como el agua) o sustancias peligrosas.
Procesos de producción más limpios y eficaces, que fortalecen la competitividad
Cambios en el consumo orientados a bienes y servicios que provocan impactos
menores
Actualmente, está en marcha un programa de desarrollo de pruebas para respaldar el enfoque del
programa de CPS por parte del Gobierno del Reino Unido. Dentro de las áreas mencionadas
anteriormente, el Gobierno utilizó la base de las pruebas para identificar las prioridades de las
políticas. Se utiliza una serie de herramientas de políticas, cuya selección depende del problema
que se desea tratar. Las herramientas de políticas incluyen reglamentación, instrumentos fiscales,
acuerdos voluntarios, asesoramiento sobre mejores prácticas, programas de innovación,
programas de apoyo empresarial, normas sobre contrataciones, etiquetado ambiental,
colaboración internacional sobre productos negociados, sistemas e informes de gestión
ambiental y aumento de la concientización.
Trabajar en estrecha relación con las partes interesadas es una parte clave del programa y, en
general, se hace tema por tema, o producto por producto, mediante la utilización de métodos
estándar (talleres, reuniones, seminarios). No obstante, algunas áreas necesitan una coordinación
más regular y los líderes del programa intentan involucrar a las partes interesadas en el proceso
de desarrollo de las políticas para elaborar pruebas, acordar prioridades, opciones potenciales y
el camino a seguir. El Gobierno del Reino Unido cuenta con una serie de iniciativas de
comunicación que apuntan a aumentar la concientización, modificar actitudes y fomentar el
cambio de comportamiento para asegurarse de que los consumidores y las empresas elijan
opciones más sustentables. Esto incluye sitios web, campañas de comercialización, orientación
para los consumidores sobre estilos de vida más compatibles con el medioambiente y
orientación para las empresas sobre la eficiencia de los recursos.
Monitoreo y evaluación del programa
El progreso con respecto al objetivo general de desvinculación o decoupling se mide mediante
los indicadores de desarrollo sustentable del Gobierno. Se desarrolló un conjunto de indicadores
nacionales de desarrollo sustentable y se consultó acerca de ellos como parte de la estrategia de
desarrollo sustentable del Reino Unido. Ellos representan las cuatro prioridades del Reino
91
Unido, que incluyen el CPS. En la actualidad, existen 25 indicadores de consumo y producción
sustentables.
El trabajo de la Defra sobre CPS está vinculado con los presupuestos nacionales por medio del
sistema de Acuerdos de Servicios Públicos (Public Service Agreements, PSA) que cada
departamento del gobierno tiene con el Tesoro de Su Majestad. El trabajo dentro del programa
de CPS se incluye en la entrega de cinco metas de PSA para todo el gobierno. Cada
departamento debe preparar informes frecuentes sobre el progreso de ese trabajo.
También se monitorea el progreso a través de los mecanismos de gestión de los programas
internos de la Defra, que informan el progreso a los ministros del departamento y permiten
realizar ajustes para una planificación a más largo plazo.
Proyectos de demostración del PNUMA
El PNUMA patrocina una serie de proyectos de demostración diseñados para apoyar el desarrollo de
programas CPS en los países. Los proyectos tienen los siguientes objetivos clave:
1. Brindar apoyo al gobierno para desarrollar un programa de CPS nacional o municipal
2. Mejorar la comprensión y la noción de las partes clave interesadas acerca de la importancia
de promover el CPS
3. Poner a prueba las guías del PNUMA para desarrollar e implementer programas CPS e
introducir conocimientos y experiencias locales en el proceso
A continuación, se detalla un breve resumen del progreso hasta el momento
Programas por países
Argentina cuenta con un Programa y una Política de Producción Más Limpia en proceso de
reconversión dentro de un programa integrado de CPS; en la actualidad es posible que se inicie un
plan de acción sobre compras sustentables.
Ghana y Senegal integran elementos de CPS en sus Documentos de Estrategia para la Reducción
de la Pobreza. La Segunda Estrategia para la Reducción de la Pobreza de Senegal incluye
referencias al CPS y se desarrolló el plan de acción nacional para el CPS.
Indonesia creó un grupo asesor nacional para orientar el desarrollo del programa nacional. Un
consultor local está a cargo del proceso de preparación del programa y lleva a cabo consultas con las
partes clave interesadas.
Mauricio destacó el CPS como uno de los nueve objetivos de la primera versión del Libro Blanco
sobre Política Nacional Ambiental (White Paper on National Environmental Policy, 2007) del país.
En agosto de 2007 se creó un comité asesor para orientar, conducir y ejercer influencia sobre el
proceso completo. También se contrató un consultor local para trabajar en el programa. El 5 de
septiembre de 2007 se presentó un Documento Informativo sobre el proyecto CPS al Gabinete de
Ministros para informar a los ministros y a los miembros del parlamento sobre el programa de CPS.
El consultor local realizó entrevistas personales con las partes interesadas clave a fin de identificar
las 5 áreas prioritarias de CPS para Mauricio. Pronto se crearán Comités Técnicos formados por
partes interesadas clave para las cinco áreas prioritarias.
Tanzania comenzó a trabajar en su programa nacional mediante la creación de un grupo de expertos
y la contratación de un consultor para desarrollar el documento del programa.
Programas en ciudades
El Cairo, Egipto y Maputo, Mozambique son ciudades que en la actualidad desarrollan programas
CPS municipales.
92
Lecciones aprendidas
Los nueve estudios de casos de países, ejemplifican las miles de maneras en que los países
desarrollan programas integrales sobre CPS. No existe un único modelo para implementar un
programa nacional de CPS. Sin embargo, existen varios principios clave que deben tenerse en
cuenta. Muchos de ellos se manifiestan en los estudios de casos presentados.
Los países aquí incluidos mostraron un fuerte
usual compromiso para tratar las cuestiones
ambientales y también se manifestaron a favor
de la implementación de actividades dentro
del programa de CPS. Algunos países como
Argentina y República Checa basaron sus
programas en iniciativas anteriores de
producción más limpia. Algunos países
designan al Ministerio de Ambiente como la
organización principal, mientras que otros
cuentan con una combinación de dos o más
ministerios responsables. De hecho, en
muchos países, el trabajo de CPS estará
supervisado por comités asesores o consejos
nacionales que incluyen a una amplia gama de
expertos del gobierno, las empresas y
organizaciones no gubernamentales. En
general, esos organismos de múltiples partes
interesadas son extensiones de mecanismos
preexistentes que incluyen consejos de
desarrollo sustentable y medioambiente, como
los de Japón y Tailandia.
Consejos principales
Asegúrese de que las acciones estén
relacionadas con la función principal de la/s
entidad/es específicas; que exista un presupuesto
disponible antes de asumir el compromiso y que la
acción se relacione con un resultado realista.
La educación y las campañas de
concientización pública se seleccionaron como
acciones clave del programa. Es probable que
algunas medidas económicas como los impuestos,
los subsidios y la fijación de precios sean más
eficaces. Sin embargo, esas medidas no se
eligieron como prioridades, probablemente porque
es más difícil que los políticos las acepten.
La integración de políticas e iniciativas es uno
de los mayores desafíos que hay que superar.
La implementación real del programa
representa un desafío mucho mayor que el
desarrollo del marco. Dos de los problemas
principales son los recursos financieros y humanos
limitados y la falta de voluntad para asumir
compromisos.
Estos países consultan ampliamente con
partes interesadas clave sobre el desarrollo de
sus programas de CPS. Existe una tarea
Para el desarrollo de un programa es necesario
crítica, dada la naturaleza intersectorial de los incorporar la recopilación de pruebas a fin de
patrones de consumo y producción y la permitir que se desarrollen las prioridades y el
participación de tantos actores en los ciclos de abordaje de las políticas.
vida de los productos y servicios. La visión,
Para llevar adelante un programa, es necesario
los objetivos y las prioridades clave del
trabajar
de manera eficaz en conjunto con la
programa de CPS deben recibir un amplio
amplia
gama
de partes interesadas y actores
apoyo. También se considera a la
investigación como un elemento importante, involucrados a fin de desarrollar e implementar
particularmente en el proceso de desarrollo políticas.
del programa. La realización de estudios de
Algunos participantes forman parte del proceso
determinación de alcance, como en el caso de sólo para proteger sus intereses, por lo que su
Argentina, República Checa, Etiopía, aporte para desarrollar un futuro sustentable o su
Finlandia y Senegal, brindan datos esenciales compromiso con las diferentes acciones es
de línea base y una evaluación de las bastante poco preciso. Sería bueno invitar a otras
actividades anteriores y actuales en materia de partes interesadas, como por ejemplo, a
CPS. Con frecuencia, tomar decisiones sobre representantes de empresas (que no sean las
cuáles son los instrumentos de políticas organizaciones lobbistas), a organizaciones de
correctos sólo es posible luego de realizar un jóvenes y a los medios.
análisis costo-beneficio, (por ejemplo, un análisis FODA) y un estudio comparativo.
93
Otro elemento crucial del programa de CPS, es la creación de nuevos mecanismos y estrategias
y su integración con los existentes. Incorporar el programa dentro de mecanismos existentes
ayuda a capitalizar los recursos existentes y a garantizar que el programa de CPS reciba la
aprobación oficial del gobierno. La mayoría de los programas de CPS evaluados mostraron
alguna forma de integración con iniciativas nacionales existentes, entre ellas, planes nacionales
de desarrollo y estrategias nacionales de medioambiente y desarrollo sustentable. Por ejemplo,
los programas de CPS de Finlandia y el Reino Unido están incorporados en la estrategia
nacional de desarrollo sustentable, los programas de Etiopía y Japón, en la estrategia nacional de
medioambiente, y los programas de Senegal y Tailandia se incluyen en el plan nacional de
desarrollo. También existen numerosas interconexiones entre el programa de CPS y otros planes
y estrategias sectoriales. Con frecuencia, esos esfuerzos conectan los niveles locales con los
nacionales, lo cual es importante. El programa de CPS de la República Checa también se refleja
en otras estrategias nacionales como el Programa Nacional de Reformas (Estrategia de Lisboa) y
la Estrategia de Crecimiento Económico. En Finlandia, el Plan Nacional de Residuos que se está
desarrollando también incluye conexiones con el programa de CPS.
Ciertamente, una de las mayores debilidades identificadas en estos programas de CPS, es la falta
de metas definidas, con claras prioridades presupuestarias. Deben fijarse metas vinculadas con la
visión y los objetivos del programa y, si es adecuado, dichas metas deben recibir el respaldo del
presupuesto nacional (por ejemplo, se deben poner a disposición los recursos necesarios para las
acciones de CPS). Por ejemplo, Etiopía, Finlandia y Japón incluyen metas. Luego, debe
monitorearse el progreso hacia el cumplimiento de esas metas en forma periódica.
El uso de mecanismos de monitoreo avanzados, como los indicadores cuantitativos de CPS, está
limitado sólo a unos pocos casos. Japón y el Reino Unido parecen ser los países más avanzados
en esa área. Por ejemplo, el Reino Unido desarrolló un conjunto de indicadores de CPS como
parte de su marco de indicadores de desarrollo sustentable, y utiliza otros métodos para
monitorear la eficacia del programa. De hecho, la mayoría de los países dan fe de la importancia
fundamental que tienen los indicadores de CPS al mostrar que planean realizar trabajos
adicionales en esa área en el futuro inmediato. Además, la mayoría de los países, si no todos,
comprenden la importancia de actualizar y mejorar el programa en forma continua. Por ejemplo,
en la actualidad, la República Checa desarrolla una serie de planes de acción sectoriales y Japón
se encuentra en el proceso de examen y revisión de su programa de CPS.
94
Agricultura /
Alimentos
Producción más
limpia / Ecoeficiencia
Patrones de consumo
Educación /
Transmisión de
información
Energía
Iniciativas locales
Necesidades sociales
Agua
Reino
Unido
Tailandia
Senegal
Japón
Jamaica
Finlandia
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
Transporte
Residuos y reciclaje
Etiopía
+
Condiciones del
mercado
Compras públicas
República
Checa
Áreas prioritarias
Argentina
Áreas prioritarias clave para los Programas de CPS por países (Figura 18)
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
La visión y los objetivos de cada país para el programa de CPS serán diferentes, aunque algunas
veces, sólo levemente. Los países seleccionarán naturalmente las prioridades sobre la base de las
situaciones económicas, sociales y ambientales de cada uno. Algunos países tienen muchas áreas
prioritarias clave, mientras que otros sólo tienen unas pocas. Que un programa tenga poca
cantidad de prioridades clave no significa que el programa sea menos efictivo. Con frecuencia,
reducir el número de áreas prioritarias clave a sólo unas pocas puede hacer que el programa se
mantenga centrado y orientado a los objetivos, particularmente en el corto plazo.
La producción más limpia, la educación y las necesidades sociales son prioridades universales.
Son principios clave de CPS y no es extraño ver su inclusión sistemática. Aproximadamente la
mitad de los países incluyen como prioridades los siguientes puntos: residuos/reciclaje,
adquisiciones públicas y agricultura/alimentos. Solo República Checa, Finlandia y Senegal
incluyen prioridades específicas en cuanto al transporte y Jamaica, Senegal y el Reino Unido
incluyen prioridades con respecto al agua. El cambio en el comportamiento de los consumidores
es una prioridad en todos los países excepto en dos.
95
+
Finlandia
+
Reino Unido
+
Tailandia
Instrumentos informativos
(recopilación, procesamiento y
transmisión de información)
+
Senegal
+
Japón
Instrumentos económicos
(impuestos, aranceles, multas,
subsidios)
+
Jamaica
Instrumentos normativos
(compromisos, límites, normas,
prohibiciones e instrucciones)
Etiopía
República
Checa
Instrumento
seleccionado
Argentina
Resumen de los instrumentos de políticas para los Programas de CPS por país
(Figura 19)
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
Educación y capacitación
(público, empresas, escuelas)
+
+
+
+
+
+
+
+
+
Acuerdos institucionales
(contrataciones “verdes” por
parte del gobierno)
+
+
+
+
+
+
+
+
+
Acuerdos voluntarios (etiqueta
ecológica, diseño ecológico, SGA)
+
+
+
+
+
+
+
+
Claramente, la elección de instrumentos de políticas del programa depende en gran medida de
los objetivos fijados y de las prioridades clave. Algunos países tienden a usar más instrumentos
voluntarios y menos instrumentos de reglamentación. Los instrumentos voluntarios como las
etiquetas ecológicas, el diseño ecológico y los sistemas de gestión ambiental se utilizan en ocho
países. Los instrumentos normativos, como las normas de reglamentación, se utilizan sólo en
seis de los nueve casos. La educación y la capacitación, al igual que los acuerdos institucionales
como las compras públicas sustentables se utilizan de manera universal. Lo mismo sucede con
los instrumentos económicos como los impuestos y los subsidios. Queda claro que es un área de
políticas donde el gobierno puede provocar un efecto profundo y duradero. Algunos países
utilizan un paquete de instrumentos más orientado a alentar los cambios a través del mercado
(por ejemplo, República Checa, Finlandia, Japón y el Reino Unido). Con frecuencia, eso incluye
la recopilación, el procesamiento y la transmisión de información entre todos los instrumentos y
sectores (por ejemplo, investigaciones sobre tecnologías, productos y consumidores). Otros
países confían más en una combinación de acuerdos normativos y voluntarios.
96
Apéndices
Apéndice 1
Recursos por país y por región
Apéndice 2
Ejemplos de Instrumentos de Políticas para el Consumo y
Producción Sustentables
A
98
102
Apéndice 3
Guías de Naciones Unidas para la Protección del Consumidor. Sección G:
Promoviendo el Consumo Sustentable, 1999
103
Notas Finales
105
A Apéndices
Apéndice 1
Recursos por país y por región
A continuación, se detalla una lista de algunos recursos disponibles de los países que han
desarrollado o están desarrollando programas nacionales sobre CPS. Para obtener información
actualizada, consulte el centro de intercambio de información del PNUMA en:
http://www.unep.fr/pc/sustain/initiatives/actionplans/clearinghouse.asp
País
Alemania
Documentos del programa
Sustainable Consumption and Production:
Inventory of Relevant Policies, Activities and
Instruments in Germany
Ubicación del documento
Ver en Centro de
intercambio de información
del PNUMA
Austria
Sustainable Consumption and Production
Patterns (SCPP), 2005 [Inglés, Alemán]
http://www.nachhaltigkeit.at/bibli
othek/pdf/publikationen/SCPP05
_ENG.pdf
Brasil
Plano Nacional De Ação para a Produção e
Consumo Sustentável, fase 1, 2007 [Portugués]
China,
República
Popular
Activities Related to a Circular Economy in
China (Section 3.2) from Policy Reinforcement
for Environmentally Sound and Socially
Responsible Economic Development in China
(PRODEV), 2007 [Inglés]
Framework of Programmes on Sustainable
Consumption and Production in the Czech
Republic, 2005
National Strategy for Sustainable Development
of the Republic of Korea, 2006–2010
[Inglés, Coreano]
Getting more and better from less. Proposals
for Finland’s national programme to promote
sustainable consumption and production, 2005
Production et consommation durables (Section
IIC) from La Stratégie Nationale de
Développement Durable, 2003-2008 [Francés]
Panorama general de las actividades sobre CPS
[Francés]
National Sustainable Development Strategy,
2007 [Inglés, Húngaro]
Jamaica’s National Environmental Action Plan
(JaNEAP), 2006-2009
Ver en Centro de
intercambio de información
del PNUMA
Ver en Centro de
intercambio de información
del PNUMA
Checa,
República
Corea,
República
de
Finlandia
Francia
Hungría
Jamaica
Ver en Centro de
intercambio de información
del PNUMA
http://pcsd.go.kr/board_eng/read.
php?db=eng82&uid=11&page=1
&keyfield=&key=&skin=
http://www.ymparisto.fi/default.a
sp?contentid=62075&lan=en
http://www.ecologie.gouv.fr/IMG
/pdf/DEFIS-II-C.pdf
http://www.ecologie.gouv.fr/Production-et-consommation.html
http://www.ff3.hu/upload/NFFS_
20070629_en1.doc
Ver en Centro de
intercambio de información
del PNUMA
Japón
Fundamental Plan for Establishing a Sound
Material-Cycle Society, 2003 [Inglés, Japonés]
http://www.env.go.jp/en/recycle/
Mauricio
Draft White Paper on National Environment
Policy (NEP)
Ver en Centro de
intercambio de información
98
Noruega
Polonia
Reino
Unido
Senegal
Suecia
Tailandia
Región
África
Asia y el
Pacífico
América
Latina y el
Caribe
Unión
Europea
del PNUMA
Meeting Report, National Consultative
Workshop, Development of a National
Programme on SCP, Port Louis, Mauritius, 2526 October 2007
http://www.regjeringen.no/upload
National Strategy for Sustainable
/kilde/ud/bro/2003/0013/ddd/pdfv
Development, 2003 (En proceso de revisión)
Strategy of changing production and
consumption patterns to favour the
implementation of sustainable development
principles, 2004
Securing the Future (Chapter 3, “One Planet
Economy”, Sustainable Consumption and
Production), 2005
Changing Patterns: UK Government
Framework for Sustainable Consumption and
Production, 2003
Plan d’Action National Décennal sur les
Modes de Production et de Consommation
Durables au Sénégal, 2006 [Francés]
Document de Stratégie de Réduction de la
Pauvreté, 2006 [Francés]
National report on SCP for the integration of
SCP aspects into relevant policy areas and
issues.
Sweden’s National Strategy for Sustainable
Development, 2002
Thailand’s Strategies on Sustainable
Consumption and Production, 2007 [Inglés,
Tailandés]
Documentos del programa
African 10-Year Framework Programme
(10YFP) on Sustainable Consumption and
Production, 2005 [Inglés, Francés]
La región de Asia y el Pacífico no posee una
estrategia sobre CPS. Sin embargo, esta región
ha publicado el sitio web de su Mesa de
Ayuda sobre Consumo y Producción
Sustentables.
Política de Promoción y Cooperación en
materia de Producción y Consumo
Sustentables en el MERCOSUR: Plan de
Acción en Producción y Consumo Sustentable
en el MERCOSUR, 2007 [Español]
Política de Promoción y Cooperación en
Producción y Consumo Sustentables en el
MERCOSUR, 2007 [Español]
Latin America and the Caribbean Regional
Strategy on SCP, 2003 [Español]
National Sustainable Consumption and
Production Strategies (SCP) in the EU – A
comparative review of selected cases,
Background paper for the conference Time for
/171847-nsbu.pdf
Ver en Centro de
intercambio de información
del PNUMA
http://www.defra.gov.uk/Environ
ment/business/scp/
Ver en Centro de
intercambio de información
del PNUMA
www.sweden.gov.se/content/1/c6
/02/05/15/a64eb2d7.pdf
Ver en Centro de
intercambio de información
del PNUMA
Ubicación del documento
http://www.unep.org/roa/Projects
_Programmes/10YFP/index.asp
http://www.unep.fr/pc/sustain/10
year/regional.htm
http://www.unep.fr/pc/sustain/10
year/regional.htm
http://www.mop.gov.si/en/
99
Action - Towards Sustainable Consumption
and Production in Europe, ETC/RWM/EEA,
2007
Background document to the Consultation on
the Action Plans on Sustainable Consumption
and Production and Sustainable Industrial
Policy, 2006
Sustainable consumption and production in the
European Union, 2004
http://ec.europa.eu/environment/e
ussd/escp_en.htm
http://ec.europa.eu/environment/
wssd/documents/scp_eu.pdf
100
Apéndice 2
Herramientas sobre ejemplos de políticas sobre consumo y producción sustentables
Marco de políticas públicas
Enfoques de los programas
• Coherencia de las políticas
(integración y coordinación dentro
de las instituciones
gubernamentales y entre ellas)
• Mezcla de políticas y
combinación de herramientas
• Enfoques participativos y alianzas
para el diseño y la implementación
de políticas (participación pública
que incluye la participación de los
sectores interesados más relevantes)
• Determinación de objetivos y
prioridades
• Principios de las políticas (por
ejemplo: principio precautorio,
principio de “quien contamina
paga”)
• Evaluación, diseño y reforma de
políticas
• Políticas para sectores específicos
• Internalización de los costos
ambientales y sociales
• Aplicación de las leyes y
reglamentaciones y cumplimiento
• Estrategias nacionales de
desarrollo sustentable
Planes nacionales de desarrollo,
incluso estrategias para la reducción
de la pobreza
• Programas de consumo
sustentable a nivel nacional,
regional e internacional
• Compras públicas sustentables
• Estrategias por sector
• Responsabilidad social
corporativa
• Eliminación de sustancias y
materiales nocivos
• Política integrada de producto
• Responsabilidad extendida de los
productores
• Perfeccionamiento del diseño del
producto
• Desarrollo y difusión de
estrategias sustentables
• Protección del consumidor
• Programas de investigación y
desarrollo
Instrumentos de las
políticas y herramientas
analíticas
• Instrumentos regulatorios (por
ejemplo: estándares de tecnología,
rendimiento y producto)
• Instrumentos económicos (por
ejemplo: impuestos, permisos
negociables, reembolso de
depósitos)
• Retirar subsidios ambientalmente
nocivos y promover incentivos
ambientalmente aceptables
• Enfoques voluntarios
• Instrumentos sociales (por
ejemplo: educación, información)
• Monitoreo y evaluación (por
ejemplo: indicadores, ACV, ACB)
• Responsabilidad de la gestión
ambiental
• Información entre los gobiernos
• Certificación de productos y
servicios y reconocimiento mutuo
• Ecoetiquetado y etiquetado
energético
• Evaluación del riesgo
• Responsabilidad ecológica
• Descripción de los derechos de
propiedad de los recursos naturales
• Derechos de propiedad intelectual
y el conocimiento tradicional.
101
Apéndice 3
Directrices de las Naciones Unidas para la Protección del Consumidor, Sección G:
Promoción del Consumo Sustentable (Párrafos 42 al 55), 1999
Párrafo 42. Consumo sustentable incluye la satisfacción de la necesidad de bienes y servicios de las
generaciones presentes y futuras de modo tal que sean sustentables desde el punto de vista económico,
social y ambiental.
43. Puesto que la responsabilidad del consumo sustentable la comparten todos los miembros y las
organizaciones de la sociedad, los consumidores informados, los gobiernos, las empresas, los sindicatos,
las organizaciones ecologistas y de consumidores cumplen funciones particularmente importantes.
Corresponde a los consumidores informados una función esencial en la promoción de modalidades
de consumo que pueden sustentarse desde el punto de vista económico, social y ambiental, incluso
influyendo sobre los productores con sus decisiones. Los gobiernos deben promover la formulación
y la implementación de políticas de consumo sustentable y la integración de estas políticas con otras
políticas públicas. Las políticas públicas deben formularse en consulta con las empresas, las
organizaciones ecologistas y de consumidores, así como de otros grupos interesados. Las
empresas tienen la responsabilidad de promover el consumo sustentable, a través del diseño, la
producción y la distribución de bienes y servicios. Las organizaciones ecologistas y de
consumidores tienen la responsabilidad de promover la participación y el debate público sobre
consumo sustentable, informar a los consumidores y trabajar con los gobiernos y las empresas
con miras a promover modalidades sustentables de consumo.
44. Los gobiernos, en asociación con el comercio y las organizaciones pertinentes de la sociedad
civil, deben desarrollar e implementar políticas que contribuyan a promover modalidades
sustentables de consumo mediante la combinación de políticas que podrían abarcar reglamentos;
instrumentos económicos y sociales; políticas sectoriales como las que rigen el uso de la tierra,
el transporte, la energía y la vivienda; programas de información para sensibilizar al público
sobre el impacto de las distintas modalidades de consumo; la eliminación de subsidios que
promuevan patrones de consumo y producción no sustentables; y la promoción de mejores
prácticas de gestión ambiental en cada sector específico.
45. Los gobiernos deben promover el diseño, el desarrollo y el uso de productos y servicios que sean
seguros y eficientes en el consumo de energía y de recursos, considerando los impactos del ciclo de vida.
Los gobiernos deben promover programas de reciclaje que alienten a los consumidores tanto a reciclar
residuos como a comprar productos reciclados.
46. Los gobiernos deben promover el desarrollo y la aplicación de estándares nacionales e internacionales
sobre salud y seguridad ambiental para productos y servicios; tales estándares no deben dar lugar a
restricciones comerciales injustificadas.
47. Los gobiernos deben alentar el ensayo independiente de los efectos que producen los productos en el
medio ambiente.
48. Los gobiernos deben controlar, en condiciones de seguridad , los usos de sustancias nocivas y alentar
el desarrollo de alternativas ambientalmente aceptables para tales usos. Se debe evaluar científicamente
el impacto ambiental que puedan producir las nuevas sustancias potencialmente peligrosas en el largo
plazo.
49. Los gobiernos deben crear conciencia pública sobre los beneficios para la salud de las modalidades de
consumo y producción sustentables, teniendo en cuenta tanto los efectos directos sobre la salud
individual como los efectos colectivos a través de la protección del medio ambiente.
102
50. Los gobiernos, en asociación con el sector privado y otras organizaciones relevantes, deben alentar el
cambio de patrones de consumo no sustentable, a través del desarrollo y el uso de nuevos productos y
servicios ambientalmente aceptables y de nuevas tecnologías, incluso de tecnologías de información y de
comunicación, que puedan satisfacer las necesidades de los consumidores y a la vez contribuir con la
reducción de la contaminación y el agotamiento de los recursos naturales.
51. Se alienta a los gobiernos para que desarrollen o fortalezcan mecanismos regulatorios eficaces
destinados a la protección de los consumidores, incluso aspectos relativos al consumo sustentable.
52. Los gobiernos deben considerar la posibilidad de usar diversos instrumentos económicos, como
algunos instrumentos fiscales y la internalización de los costos ambientales, para promover el consumo
sustentable, tomando en cuenta las necesidades sociales, la necesidad de desalentar el empleo de
prácticas no sustentables y de alentar prácticas más sustentables y a la vez evitar los efectos negativos
potenciales para acceder al mercado, particularmente para los países en desarrollo.
53. Los gobiernos, en cooperación con las empresas y otros grupos relevantes, deben elaborar
indicadores, metodologías y bases de datos para medir el avance realizado hacia el consumo sustentable
en todos los niveles. Dicha información debe ser de dominio público.
54. Los gobiernos y los organismos internacionales deben tomar la iniciativa de incorporar prácticas
sustentables en su propio funcionamiento, particularmente mediante sus políticas de compras. Las
compras del sector gubernamental, siempre que corresponda, deben alentar el desarrollo y el uso de
productos y servicios ambientalmente aceptables.
55. Los gobiernos y otras organizaciones relevantes deben promover la investigación relacionada con el
comportamiento del consumidor vinculado al daño ambiental con el objeto de identificar las distintas
maneras de hacer que los patrones de consumo sean más sustentables.
La versión completa de las Directrices de las Naciones Unidas para la Protección del Consumidor pueden
consultarse en: http://www.un.org/esa/sustdev/sdissues/consumption/cpp1225.htm
103
Notas
1
UNEP (2005). Advancing Sustainable Consumption in Asia. Paris: UNEP.
UN-DESA (2002). “Guidance in Preparing a National Sustainable Development Strategy: Managing Sustainable
Development in the New Millennium, Background Paper No. 13”. New York: UN-DESA.
3
The Worldwatch Institute (2004). State of the World 2004. Washington D.C.: Norton.
4
UNEP (2006). “India Roundtable on SCP: Meeting Report, Mumbai, 29 September 2006”. Paris: UNEP.
5
Ver por ejemplo, UNEP (2007) Global Environment Outlook 3, http://www.grid.unep.ch/geo/
6
UNEP (2006). “Evolution of the global sustainable consumption and production policy and the United Nations
Environment Programme’s (UNEP) supporting activities” en Journal of Cleaner Production, 2007.
7
WWF (2006). Living Planet Report 2006. Geneva: WWF.
8
UNEP (2006). “Report of the Fourth African Roundtable on SCP, Addis Ababa, 29-31 May 2006”. Paris: UNEP.
9
Bentley, M. (2004). “Off to the Market” en The Diplomat, abril-mayo 2004.
10
Stern, N. (2006). The Economics of Climate Change: The Stern Review. London: Cambridge University Press.
11
UNEP Press Release, Climate Change 2007: Mitigation of Climate Change.
12 UNDP (1998). Human Development Report, 1998. New York: UNDP.
13
Bentley, M. (2003). “Sustainable Consumption: Ethics, National Indices and International Relations”. Ph.D.
Thesis. Paris: American Graduate School of International Relations and Diplomacy (AGSIRD).
14
UNEP (2003). “Forging New Paths to Sustainable Development,” Trabajo sobre antecedentes del PNUMA,
Reunión de Expertos de Asia del Pacífico sobre Promoción de Patrones de Consumo y Producción Sustentables,
Yogyakarta, Indonesia, del 21 al 23 de mayo de 2003.
15
UNICEF (1999). State of the World’s Children 1999. New York: UNICEF.
16
UN (2005). World Population Prospects: The 2004 Revision Population Database. UN Population Division.
17
UNEP (2005). Advancing Sustainable Consumption in Asia: A Guidance Manual. Paris: UNEP DTIE.
18
UN- ESCAP (2002). Organic Agriculture and Rural Poverty Alleviation, Potential and Best Practices in Asia,
2002. Bangkok: UN-ESCAP.
19
UNEP (2006). “Evolution of the global sustainable consumption and production policy and the United Nations
Environment Programme’s (UNEP) supporting activities” en Journal of Cleaner Production, 2007.
20
Ver http://www.un.org/esa/sustdev/sdissues/consumption/cpp1225.htm
21
Para obtener más información sobre el Proceso de Marrakech, ver:
http://www.unep.fr/pc/sustain/10year/home.htm
22
UNEP/Consumers International (2002, 2004). Tracking Progress: Implementing Sustainable Consumption
Policies. Paris: UNEP DTIE.
23
Las directrices sobre consumo sustentable de las Naciones Unidas que forman parte de directrices más amplias
sobre la protección del consumidor fueron adoptadas por la Asamblea General de la ONU en el año 1999. Tal
medida se adoptó como medio para fortalecer el vínculo entre los intereses de los consumidores y el consumo
sustentable y estimular los esfuerzos por implementar políticas nacionales sobre CPS. Ver
http://www.un.org/esa/sustdev/sdissues/consumption/cpp1225.htm
24
UNEP/PNUMA (2005) Segunda Reunión Internacional de Expertos del 10YFP sobre CPS, San José, Costa Rica,
5-8 de septiembre de 2005, Resumen de los Co-Presidentes de la reunión, París.
25
Para obtener más información de los programas sobre CPS de Europa ver ETC/RWM/EEA (2007) “National
Sustainable Consumption and Production Strategies (SCP) in the EU – A comparative review of selected cases Background paper for the conference Time for Action — Towards Sustainable Consumption and Production in
Europe”
26
UNEP (2005). “Report of the Third Meeting of Government Experts on SCP in Latin America and the Caribbean,
Managua, Nicaragua, 3-5 August 2005.” Paris: UNEP.
27
Ver por ejemplo OECD (2008), Promoting Sustainable Consumption: Good Practices in OECD Countries. Paris:
OECD; y OECD (2001) Policies to Promote Sustainable Consumption. Paris: OECD.
28
See http://www.consumersinternational.org/Templates/Publications.asp?NodeID=89704
29
La nueva publicación del proyecto “Sustainable Consumption Research Exchange” (SCORE)ofrece perspectivas
respecto de los cambios hacia patrones de CPS, que incluye destacar un marco de políticas para el corto, media y
largo plazo y qué representa para los diversos actores – ver Perspectives on Radical Changes to Sustainable
Consumption and Production, publicado por Arnold Tukker, Martin Charter, Carlo Vezzoli, Eivind Stø y Maj
Munch Andersen, 2007
30
UNEP (2004). “Report of the First African Expert Meeting on SCP, Casablanca, May 2004”. Paris: UNEP.
31
UNEP (2006). “How Development Agencies Make a Difference: Review of Development Agencies and SCPrelated Projects.” Paris: UNEP DTIE.
32
UNEP (2004). “European Stakeholder Meeting on SCP, Meeting Report and Co-Chair’s Summary, Ostend,
Belgium, 25-26 November 2004” Paris: UNEP / EC.
33
Ver por ejemplo las diversas campañas en http://www.consumersinternational.org/
34
UK SC Roundtable (2006). I will if you will: Towards sustainable consumption. London: UK SC Roundtable.
35
Para algunas partes del presente capítulo, se utilizaron como fuentes los materiales de UN-DESA y de la OCDE
sobre desarrollo de estrategias de desarrollo sustentable.
2
104
36
UN-DESA (2002). “Guidance in Preparing a National Sustainable Development Strategy: Managing Sustainable
Development in the New Millennium, Background Paper No. 13”. New York: UN-DESA.
37
El Plan de Implementación PoI) de la Cumbre de Johannesburgo (WSSD) convocó a los países a que también
consideren la integración del CPS en las estrategias de desarrollo sustentable y de reducción de la pobreza.
38
World Bank Guidelines for PRSPs: http://www.worldbank.org/
39
Información disponible en el sitio del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales (DESA) de la ONU:
http://www.un.org/esa/sustdev/natlinfo/nsds/nsds.htm (en idioma inglés)
40
Documento de Directrices de la OCDE : http://www.oecd.org/dataoecd/34/10/2669958.pdf y documento de
Directrices de UN-DESA: http://www.un.org/esa/sustdev/publications/nsds_guidance.pdf
41
IIDS (2004). National Strategies for Sustainable development – Challenges, Approaches and Innovations
in Strategic and Coordinated Action (Estrategias nacionales para el desarrollo sustentable: Desafíos, enfoques e
innovaciones en la acción estratégica y coordinada, http://www.iisd.org/pdf/2004/measure_nat_strategies_sd.pdf
42
FMI y Banco Mundial (2002). “Review of the Poverty Reduction Strategy Paper (PRSP) Approach: Main
Findings (Revisión de Documentos Estratégicos para la Reducción de la Pobreza): principales resultados,” 15 de
marzo de 2002.
43
OECD DAC (2001). The DAC Guidelines: Strategies for Sustainable Development: Guidance for
Development Cooperation. Development Cooperation Committee. Paris: OECD,
http://www.nssd.net/pdf/gsuse.pdf
44
Este modelo de CPS se ha derivado de un diagrama incluido en el PNUMA-Organización de Productividad de
Asia-Mesa Redonda de Asia Pacífico por un consumo y una producción sustentables (2004), Sustainable
Consumption and Production in Asia and the Pacific: A Review of Status and Trends. (El consumo y la producción
sustentable de Asia y el Pacífico: una revisión de estados y tendencias), PNUMA: París.
45
PNUMA (2007). Life Cycle Management: A Business Guide to Sustainability (Gestión del ciclo de vida: Guía
comercial hacia la sustentabilidad). París: PNUMA
46
Basado en la metodología del material orientativo de ENDS de UNDESA y la OCDE
47
UNEP (2005). Advancing Sustainable Consumption in Asia: A Guidance Manual. Paris: UNEP DTIE.
48
Tukker, A. y B. Jansen (2006). “Environmental Impacts of Products: A detailed review of studies” in Journal of
Industrial Ecology, MIT and Yale University
49
UNEP (2005). Advancing Sustainable Consumption in Asia: A Guidance Manual. Paris: UNEP DTIE.
50
Ver http://www.oecd.org/dataoecd/58/42/36655769.pdf
51
IIED (2006). “A Review of Monitoring Mechanisms for National Sustainable Development Strategies”. Paris:
IIED.
52
Ver, por ejemplo, http://www.un.org/esa/sustdev/natlinfo/indicators/isd.htm
53
IIED (2006). “A Review of Monitoring Mechanisms for National Sustainable Development Strategies”. IIED:
Paris.
54
Ver http://www.thefreedictionary.com/Indicators
55
Ver http://esl.jrc.it/envind/theory/handb_03.htm
56
Muchos de los puntos clave a continuación se han inspirado en el reciente trabajo del Centro Temático para la
Gestión de Recursos y Residuos de la Agencia Europea de Medio Ambiente* como preparativo para el desarrollo
de un nuevo conjunto de Indicadores de CPS para Europa.
57
Ver por ejemplo: http://maps.grida.no/go/graphic/the_dpsir_framework
58
Centro Temático para la Gestión de Recursos y Residuos de la Agencia Europea de Medio Ambiente (2007)
“Task Description for development of an EEA/ETC SCP indicator set” (Descripción de tareas para el desarrollo de
un grupo de indicadores de CPS para la EEA/ETC) Copenhague: EEA/ETC/RWM
59
Ver http://www.unep.org/geo/geo3/
60
Centro Temático para la Gestión de Recursos y Residuos de la Agencia Europea de Medio Ambiente (2007)
“Task Description for development of an EEA/ETC SCP indicator set” (Descripción de tareas para el desarrollo de
un conjunto de indicadores de CPS para la EEA/ETC) Copenhague: EEA/ETC/RWM
61
UNESCO EOLSS (2000) Encyclopaedia of life support systems (Enciclopedia de sistemas de soporte de la vida
(incluye el artículo del PNUMA ‘indicadores de consumo sustentable’) Paris: EOLSS
62
Ver http://esl.jrc.it/envind/theory/handb_03.htm
63
UNESCO EOLSS (2000) Encyclopedia of life support systems (Enciclopedia de sistemas de soporte de la vida
(incluye el artículo del PNUMA ‘Indicadores de consumo sustentable’) Paris: EOLSS
64
Por ejemplo el ETC/RWM de la EEA está desarrollando criterios para seleccionar indicadores de CPS y el
conjunto de indicadores de CPS de UNDESA comprendió un conjunto de diecisiete criterios.
65
Este conjunto se basa mayormente en el conjunto presentado en el UNDESA (1998) ‘’Measuring Changes in
Consumption and Production Patterns – a set of indicators’ (Medición de cambios en los patrones de consumo y
producción, un grupo de indicadores’ Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas,
Nueva York
66
Centro Temático para la Gestión de Recursos y Residuos de la Agencia Europea de Medio Ambiente (2007)
“Task Description for development of an EEA/ETC SCP indicator set” (Descripción de tareas para el desarrollo de
un conjunto de indicadores de CPS para la EEA/ETC) Copenhague: EEA/ETC/RWM
105
67
Ibid.
Ibid.
69
Ver http://www.un.org/esa/sustdev/natlinfo/indicators/isd.htm
70
Ver http://www.oecd.org/document/58/0,3343,en_2649_34289_2397498_1_1_1_1,00.html
71
OCDE (2002). Indicadores para medir la desvinculación de la presión ambiental del crecimiento económico.
París: OCDE.
72
Lorek, S y J.H. Spangenberg (2001), Consumo doméstico sustentable desde el punto de vista del medio ambiente
– desde la agregación de presiones ambientales a los indicadores para campos de acción prioritarios’ Instituto
Wuppertal para el clima, el medio ambiente y la energía, Wuppertal, Alemania.
73
Ver http://viso.jrc.it/lca-indicators/index.html
74
Ver http://www.eco-innovation.eu/wiki/index.php/Workshop
75
La Sociedad de Tecnología no Tradicional (SNTT) (2005). “Research on the Development and Utilisation of
Indicators for Sustainable Consumption” (Investigación del desarrollo y utilización de indicadores para el consumo
sustentable). Tokio: STNT. Ver http://www.sntt.or.jp/sntt/SC/top.html
76
Ver http://www.sustainable-development.gov.uk/progress/national/consumption-production.htm
77
Heyerick, A. y B. Mazijn (2005). ‘The Need for Indicators to Monitor and Evaluate (Un-) Sustainable Production
and Consumption Patterns’ (La necesidad de indicadores para monitorear y evaluar patrones de producción y
consumo (no) sustentables). Centro para el desarrollo sustentable, Universidad de Ghent, Bélgica
78
PNUMA (2007). “Introducing the concept of decoupling” (Introducción del concepto de desvinculación),
Documento de antecedentes para la Reunión Inaugural del Panel Internacional sobre Eficiencia de los Recursos y
Medio Ambiente, 9-10 de noviembre, 2007”
79
Van der Voet, E. et al. (2005). “Policy Review on Decoupling: Development of indicators to assess decoupling of
economic development and environmental pressure in the EU-25 and AC-3 countries” (Revisión de políticas sobre
desvinculación: desarrollo de indicadores para evaluar la desvinculación del desarrollo económico y la presión
ambiental en países UE-25 y CA-3.. Leiden: CML.
80
Se incluye más información en
http://www.rprogress.org/sustainability_indicators/genuine_progress_indicator.htm
68
81
82
Ver http://www.sustainability.ca/index.cfm?body=chunkout.cfm&k1=351
Departamento de asuntos ambientales, alimentarios y rurales (Defra), RU
83
Ver http://www.wupperinst.org/en/home/index.html
84
Ver http://www.icis.unimaas.nl/
85
Sociedad de Tecnología No Tradicional (2005). “Research on the Development and Utilisation of Indicators for
Sustainable Consumption”. (Investigación sobre el desarrollo y la utilización de indicadores para el desarrollo
sustentable) Tokio: SNTT. Ver http://www.sntt.or.jp/sntt/SC/top.html
106
Acerca de la División de Tecnología,
Industrias y Economía del PNUMA
La División de Tecnología, Industrias y Economía (DTIE) ayuda
a los gobiernos, autoridades locales y tomadores de decisiones
del comercio y la industria, a desarrollar e implementar políticas
y prácticas enfocándose en el desarrollo sustentable.
La División trabaja para promover:
> el consumo y la producción sustentables
>
> el uso adecuado de productos químicos
> la integración de los costos ambientales en las políticas de desarrollo
París
> El Centro Internacional de Tecnología Ambiental – IETC, por sus siglas en
inglés (Osaka, Shiga), el cual implementa programas de manejo integral
de residuos, agua y desastres, enfocándose particularmente en Asia.
> Producción y Consumo (París), que promueve patrones de consumo y
producción sustentables como una contribución al desarrollo humano a
través de mercados globales.
> Químicos (Ginebra), que cataliza acciones globales para lograr la buena
gestión y el mejoramiento de la seguridad de los productos químicos a nivel
mundial.
> Energía (París), fomenta las políticas energéticas y de transporte para el
desarrollo sustentable y promueve la inversión en energías renovables y
> Acción Ozono (París), apoya la eliminación de sustancias que agotan la capa
de ozono en países en desarrollo y en países con economías en transición,
para asegurar la implementación del Protocolo de Montreal.
> Economía y Comercio (Ginebra), que ayuda a los países a integrar consideraciones
ambientales dentro de sus políticas económicas y comerciales y trabaja con el
Las actividades de DTIE del PNUMA se enfocan en la sensibilización,
mejorar el traspaso de conocimiento e información, fomentar la
cooperación y las asociaciones tecnológicas e implementar convenios
y acuerdos internacionales.
Para mayor información,
visite www.unep.fr
Esta guía muestra como los gobiernos pueden
planear, desarrollar, implementar y monitorear
un programa nacional de consumo y producción
para el desarrollo de un programa de CPS el cual
será adaptado a circunstancias locales. Esta guía
es útil para los países que ya cuentan con un
programa de CPS pero que están dispuestos a
mejorarlo y a mantenerlo.
Obtener un compromiso y liderazgo nacional de
alto nivel es de crucial importancia. Establecer un
proceso de participación de múltiples partes
interesadas es también fundamental. Se deben
Programa de las Naciones Unidas para
el Medio Ambiente
P.O. Box 30552 Nairobi, 00100 Kenya
Tel: (254 20) 7621234
Fax: (254 20) 7623927
E-mail: [email protected]
web: www.unep.org
Para mayor información contactar a:
UNE P DT IE
S us ta ina ble C ons umption a nd
P roduc tion B ra nc h
15 rue de Milan
75441 P arís C edex 09
Francia
Tel: +33 1 44 37 14 50
Fax: +33 1 44 37 14 74
E mail: [email protected]
www.unep.fr/s cp/
preferiblemente integrados en estrategias
nacionales existentes sobre desarrollo
sustentable y reducción de la pobreza.
Esta guía contiene nueve estudios de casos y
varios otros ejemplos de buenas prácticas, que
ilustran cómo los gobiernos están implementando
programas de CPS alrededor del mundo. Son
una importante contribución al Proceso de
Marrakech de las Naciones Unidas.
IS B N: 9 7 8 -9 2 -8 0 7 -2 8 9 9 - 6
DT I/1 0 2 8 /PA
Fly UP